CUIDADO HUMANIZADO: UN RETO PARA ENFERMERÍA CONCEPTUALIZACIÓN DEL CUIDADO DE ENFERMERÍA Históricamente el cuidado nace con el primer hombre

: se remonta al inicio de las civilizaciones con las primeras acciones de protección y supervivencia. Desde su origen, la enfermería ha rodeado su que hacer desde la perspectiva de un cuidado maternal, intuitivo y amoroso. Cuidar es también una forma de amor, de expresión de sentimientos volcados en un hacer. El cuidado ayuda a otro a crecer, a realizarse, y a enfrentar dificultades y crisis propias de la vida. Cuidar es un arte y una ciencia. Exige conocimientos, actitudes y comportamientos. Las actitudes desempeñan un rol muy importante en la conducta social, con sus componentes afectivos y cognitivos; es decir, contienen sentimientos y emociones. Algunas actitudes están cargadas de componentes afectivos y no requieren más acción que la expresión de un sentimiento. Otras, por el contrario, contienen una mayor carga intelectual. Las actitudes pueden organizarse en estructuras coherentes que reciben el nombre de valores, o sistemas de valores. La realidad está determinada por la cultura, expresada en actitudes y valores personales. El valor es una disposición afectiva hacia una persona, un ideal, un objeto o una ilusi n. Estos se convierten en ó acciones cuando tienen un propósito y dan significado a la existencia. Surgen a través de la cultura y se retroalimentan en ella. El valor es un orientador de la conducta, se aprende a lo largo de la vida y la experiencia particular de cada ser, incorporando nuevos valores presentes en los entornos familiares, sociales y culturales. La expresión afectiva de acuerdo con María M. Montes ³es el plinto de llegada y de partida del cuidado´. Es colocarse en el lugar del otro, intentando descubrir sus sentimientos y emociones. El amor es cuidar con generosidad, desprendimiento, humildad, paciencia y delicadeza. Necesita del otro en una relación directa. dialógica e intencional. El tema de la relación interpersonal en la práctica de enfermería ha sido estudiado permanentemente, por ser éste el marco de referencia del quehacer profesional: el cuidado. La relación interpersonal posee una intencionalidad dirigida a la recuperación o mantenimiento de la salud. La comunicación interpersonal no s permite llegar al otro a través de una interrelación marcada por la empatía. La empatía es aquella condición básica de relación. Es la capacidad de mirar y descubrir al otro, de sumergirse en el mundo del otro y participar de su experiencia. El establecimiento de procesos de comunicación permite operacionalizar la acción de cuidar en un proceso dinámico y único. El hombre por naturaleza es un ser gregario, necesita del otro. En este sentido, la comunicación le permite llegar al otro e interactuar con él. Todas estas virtudes y actitudes han estado presentes en el acto del cuidado a través de la historia de la profesión, profesión que ha sido llamada ³la más bella de las artes´. La relación interpersonal es más que algo tácito o implícito. No es la información, el saludo y las acciones que permiten cuidar. Es fundamentalmente la transmisión del afecto, confianza y seguridad. En este orden de ideas, el contacto físico como abrazar, apretar la mano y acoger al otro amorosamente, se convierten en manifestaciones de afecto, intencionalidad y ternura. El contacto físico es una forma de comunicación amorosa. La persona recibe sentimientos de apoyo, seguridad y confianza que le hacen posible afrontar las crisis del momento. Los silencios, gestos y otras formas de le nguaje no verbal, trasmiten más que las palabras la acción concreta de hacer. La enfermería se preocupa por la persona como un ser total, holístico, no únicamente como un conjunto de partes o de procesos. Hablar de la totalidad del ser y del cuidado de la persona desde esta perspectiva promueve la integralidad. Es reconocer la condición de persona en el otro, como un ser único, dotado de características propias y particulares; un ser digno y libre. El cuidado de enfermería es el cuidado de la salud del otro Se sitúa en medio de la interacción de . costumbres, creencias, valores y actitudes heredados de un pasado, de una historia personal y particular, rodeado de símbolos. Este cuidado se hace posible cuando confluyen y se encuentran las personas que participan en la relación. Los valores están incorporados a la vida misma, conformando entre otros el concepto de cultura. Las creencias son una forma de conocimiento interiorizado, a partir de aquello que llamamos costumbres, que se traducen en la forma de mirar y sentir el mundo.

De este modo cuando se define enfermería se dice que esta es la ciencia y el arte del cuidado. tales corno el cuidado trascendental de Jean Watson. bienestar y la conservación de las culturas y de la civilización. las enfermeras han emprendido esfuerzos en el sentido de conceptualizar que es lo que caracteriza como propio. 1985. y son los cuidados de enfermería. cabe mencionar también la teoría de adaptación de Calista Roy. y pasando por varias gamas de profundidad y complejidad. se observa preocupación de las enfermeras principalmente de las estadounidenses. l988). una inglesa que como enfermera trabajó en la guerra de Crimea mediados del siglo XX.El campo del cuidado de la enfermería ha sido invadido y desplazado por el desarrollo de la ciencia y de la técnica. con un fin determinado y que refuerza o reafirma la dignidad humana (Watson. única. deseos y valores alrededor de una gran generosidad. Surgen ento nces las teorías de enfermería. o el cuidado cultural de Madelaine Leininger quien defendió la concepción de que el cuidado es una necesidad humana esencial. ternura. es ocupar la piel del otro´. proceso que implica un gran compromiso afectivo. Vivimos un presente cultural en el que palabras como afecto. entre otros. No obstante se sabe que el acto de cuidar es propio de la naturaleza humana. Este enfoque humanístico en el acto de cuidar requiere sentimientos. de carácter traspersonal. Desde entonces los profesionales influenciados por el pensamiento nightingeliano. influenciados por la tecnología y por el modelo biomédico de salud. Leininger. De forma genérica se puede decir que el cuidado de enfermería. que todos son cuidadores. ¿Resultan pertinentes estas palabras al interior de una realidad enmarcada fundamentalmente en un mundo multicultural y altamente tecnificado?. . que con base filosófica intentan explicar los diversos fenómenos que implica el cuidado profesional. ya que antes del descubrimie nto de la microbiología ya había preocupación por los factores ambientales y el rigor higiénico. hasta llegar a las verdaderas conceptualizaciones de lo que significa cuidado de enfermería. Virginia Henderson. Tal modernización surgió con Florence Nightingale. premisa que ha sido aceptada por los profesionales. principalmente en las ciencias de la naturaleza. como si fueran elementos en oposición. infundiendo fe y esperanza en la persona. pionera en incorporar una filosofía humanista y trascendental a los cuidados de enfermería. El análisis de la trayectoria de esta profesión permite considerar que el cuidado es el centro de las acciones de enfermería. una unidad dinámica del ser y el hacer. que sucede en un contexto cultural. han dado cientificidad a la enfermería buscando inicialmente el rigor de los procedimientos técnicos. dice que ³cuidar es ponerse en el lugar del otro. Cons iderando. cuando desarrolló su modelo de atención en enfermería. Se requiere un acuerdo mínimo sobre lo que es cuidar. es una interacción humana. Este rigor tecnológico avanzó a mediados del siglo XX hacia la necesidad de encontrar la realización de estos procedimientos en los principios de otras ciencias. lo que significa dar cuidado de enfermería. a partir de la época de los 60 a los 70. procurar fundamentos en te orías propias a lo que se denomina enfermería moderna. elementos excluyentes. intencional. y el cuidar es la esencia de enfermería y es un modo de lo grar la salud. El objetivo del trabajo de enfermería por tanto es el cuidado. De manera importante los modelos teóricos consideran el cuidado como el foco principal de la profesión y describen aspectos de esta práctica. Existen diversas interpretaciones del cuidado: se describe homologándolo con simples actividades sueltas y rutinarias. Así. La cultura occidental separa cuerpo y alma. amor y espiritualidad parecen desde distintas ópticas y planteamientos que nos llevan a una reflexión de nuestro ser y que hacer cotidiano. en el sentido de descubrir los fundamentos propios de la enfermería. revolucionó para aquella época. olvidan que la persona es una totalidad. los requisitos para el cuidado de enfermería y otras determinaciones de índole epistemológica y en últimas filosóficas. que aseguren que la concepción de cuidado es significativa y genera una homogeneidad de pensamiento. por tanto. respaldada inicialmente en el conocimiento de otras ciencias y más recientemente. dentro de las variaciones necesarias y determinantes que se requieren para el avance disciplinario. Geovanini (1995) recuerda que la práctica de cuidar de la enfermería nació como intuición femenina en el seno familiar para después trasformarse en una ciencia humanizada. de modo que todo ser humano es capaz de cuidar de sí y de otro.

amor. no podemos disgregarlo en partes. creada por el hombre para el hombre. con las que tenemos que interactuar en nuestro diario vivir o en nuestra profesión. se amplia el uso de la multimedia en casa. con trascendencia porque es portador de cultura y participa con sus diferencias en el ecosistema humano y ambiental. o de los demás como personas. Se crean equipos novedosos que van a ayudar en la labor de en fermeras (os). se vuelve mas complicada la relación con los otros y aumenta la insatisfacción frente a lo que significa la indiferencia por parte de las personas que laboran en los hospitales. dedicación. relacionado con nuestra profesión o con temáticas de interés particular según nuestras inquietudes. cuando por sus condiciones de salud se requiere. más que un simple encuentro con el otro. Esta trascendencia supera el tiempo. se define como una ciencia y un arte que exigen conocimiento y actitudes especiales. El mundo acelerado en el que vivimos ha hecho que estemos a la expectativa de lo nuevo. personal. entraña respeto. pero debemos estar preparados para asumirla sin olvidar a la persona. pero reclama imperiosamente un mayor conocimiento de lo que es el ser humano. La tecnología debeser aplicada al servicio de las personas. sus influencias psicosociales y culturales. ya que la formación continuada se hace necesaria en cantidad y calidad suficiente para dar un cuidado de enfermería auténtico. laboral y corporal. Igualmente. se puede dirigir cirugías de un continente a otro. La vida profesional de la enfermera se consagra a las personas que necesitan ser cuidadas. odontólogos y demás profesionales de la salud.LA TECNOLOGÍA Y EL CUIDADO DE ENFERMERÍA En este momento centremos la reflexión en la tecnología y el cuidado de enfermería. se busca información a través de Internet. nos facilita el trabajo. sobre to a medida que la do institución se hace más grande. El cuidado a las personas requiere la preparación técnica adecuada. la realidad virtual es cada día más utilizada. activo. En los momentos actuales de alta tecnología. médicos. si la prioridad para enfermería es la persona sujeto de nuestro cuidado o si las prioridades se tornan diferentes en nuestro contexto real. Para este crecimiento. en el colegio. La actitud de la enfermera debe ir más allá de la misma ciencia que cada vez es más compleja y exigente. porque de acuerdo con sus percepciones y experiencias sensibles influye en el medio. racionalizando su uso. Todo hace prever el anuncio de un verdadero prodigio en tecnología. . Existe evidencia de que profesionales diferentes a los del área de la salud participan en trabajos de investigación para mejorar las estrategias del abordaje a las personas que precisan del cuidado de los profesionales de la salud. en las universidades. La individualización del cuidado está implícita en la relación con la persona que necesita de nuestro cuidado. ya que la persona se tiene en cuenta con sus antecedentes. sujeto de nuestro cuidado. hay que impedir que la utilización de la tecnología en los hospitales y demás instituciones de salud nos desvirtúe la verdadera esencia de nuestro cuidado. Tiene una exigencia que arranca desde la técnica. de problemática política y económica difícil de resolver. En primera instancia. Muchos datos se obtienen por computador. en especial a los proc esos industriales. la historia y el espacio En conclusión. insertas en una historia familiar. pero no es la única ni la principal. de lo actual. La alta tecnología nos ayuda. la comunicación y la coordinación entre unos y otros se hace más compleja. parto de las definiciones de tecnología y cuidado de enfermería. con una historia propia. y ha de ser enmarcada en el principio de un ofrecimiento de servicio de calidad en su proceso de innovación. perteneciente a un contexto en el cual interactúa en su cotidianidad. es un ser total en cada momento. en procesos. quienes nos preparamos como profesionales de la salud debemos estar al día en avances. sin dejar que sobrepase ni la dimensión ni la importancia del ser humano. Es oportuno analizar si la tecnología debe estar al servicio del cuidado. además de ser afectado por él. Esta a veces nos conduce al olvido de nosotros mismos. no debe permitir que nos ciegue de tal forma que se desplace y reste importancia a la persona. Se debe recordar siempre que ésta es para beneficio de la persona a quien cuidarnos como son ³el ser holístico y trascendente´. La utilización de la tecnología como ayuda para el cuidado de las personas. El cuidado descrito como eje de estudio de la profesión de enfermería. también se aplica a la producción de servicios para las personas o en otros procesos. Por tanto debemos recordar que el cuidado de enfermería es más que un acto profesional. Se entiende como tecnología la sistematización de los conocimientos y prácticas aplicables a cualquier actividad. crecimiento mutuo.

la causa de muchos problemas human reside os sencillamente en la falta de contacto entre una persona y otra. que la diaria labor del personal de salud. paciencia y entusiasmo. un acercamiento más afectivo. afirma: El roce de una mano puede envolvemos en un ambiente de afecto y comprensión. acciones de cuidado y consecuencias´. Será posible comprender. el hecho se deba a autosugestión. conviene recordar la importancia de cambiar de actitud de afán por terminar procedimientos y técnicas preestablecidos por la institución de salud. Siguiendo estas pautas. social. en su obra ³Cómo ganar amigos´. ya lo enunciaban. el psiquiatra Smile Blanton. Afirma además que. en el momento que más lo necesita. y tal vez. no es un castigo. habla con mayor elocuencia que las palabras. Y ésta es la gran paradoja de nuestra época: podemos enviarnos mensajes haciéndolos rebotar en la luna. hizo que se practicara esta ceremonia en la Antigua Babilonia. cada día que pase. Es el impulso que ha dado origen a la civilización misma. Por lo tanto. Según Dale Carnegeri. Los libros sagrados del Hinduísmo. mil años atrás de esto. actitud. existirá un beneficio recíproco. hace tres mil años. en Grecia. Es tan viejo como la historia. Todo profesional de salud debe estar convencido de la importancia que tiene el trato humanizado a las personas que reciben sus cuidados. o un deseo bondadoso. por el respeto de su condición humana. sino la ocasión que se nos da para servir y mostrar todo lo que valemos. y aún se practica en la actualidad. con demostraciones de sincero interés por su salud. ha surgido solamente un precepto importante: No es nuevo. y sin afectar la calidad del cuidado por la diferencia económica. Zoroastro lo enseñó a sus discípulos en el culto. Cuidar es el ideal moral de enfermería. El trabajo hecho con amor nos ennoblece. Jesús lo enseñó entre las pétreas montañas de Judea hace veinte siglos. pero el alivio del dolor parece ser real y los datos existentes en tal sentido coinciden notablemente. aunque todo el equipo de salud sabe de la influencia que en la curación tiene el estado de ánimo del enfermo -. en Persia. podernos lanzar al espacio dispositivos para sondear Marte. no se trata propiamente de curas milagrosas. Ese impulso es lo que nos diferencia de los animales. El cuidado de enfermería implica. y cambiar el autoritarismo y la autosuficiencia frente al paciente. el fundador del Taoísmo. y lo resumió en el precepto quizá más importante del mundo: Haz al prójimo lo que quieras que el prójimo te haga a ti. En tales casos. en Egipto. . engrandecimiento y preservación de la dignidad humana: el cuidado humano implica valores. además de tener un cuerpo de conocimientos para intervenir con acierto. deseos y compromiso de cuidar. El deseo de ser importante es el impulso más profundo que anima al carácter humano. como lo expresa el padre Gonzalo Gallo. no hay que ahorrar esfuerzos en ofrecer la mejor calidad en la atención humanizada. y en cambio sí obtendremos muchos beneficios. y de raza u otra que ella tenga. Finalizaremos haciendo mención a la expresión de Jean Watson (1988): ³El cuidado humano en enfermería no es por tanto una simple emoción. pero cada día nos resulta más difícil comunicarnos con la mente y el corazón de los seres que nos rodean. aplicando esta regla de oro: Demos a los otros lo que queremos que ellos nos den. conocimiento. De esta manera. Al hacer nuestra labor con creatividad. La creencia de que la curación puede obtenerse a veces por la imposición de manos. por la satisfacción de haber cuidado de verdad. encontraremos en nuestro trabajo una oportunidad de crecer espiritualmente y finalizaremos nuestra jornada cotidiana como una vivencia placentera. tiene mayores probabilidades de sentirsebien después de la consulta y de llevar a la práctica las recomendaciones hechas por el profesional que la acaba de atender. Cuando la persona que recibe los cuidados de salud se siente importante y recibe un trato humanizado. Así mismo. Los filósofos vienen haciendo conjeturas acerca de las relaciones humanas desde hace miles de años. Buda lo predicó en las orill s del a Ganges quinientos años antes de Cristo. del fuego. Confuicio lo predicó en China hace veinticuatro siglos: Laotsé. dejamos el mundo mejor de lo que lo encontramos. preocupación. lo inculcó a sus discípulos en el Valle del Han. existe una ley en la conducta humana que si la obedecemos nunca nos veremos en aprietos. llevando alegría al p aciente. más dedicado y más centrado en el conocimiento individual del paciente. y de todas esas conjeturas. De esta manera. podrá participar activamente en el cuidado de su salud.HUMANIZACIÓN EN EL CUIDADO Al respecto. en donde el fin es protección. El enuncia esta ley de la siguiente manera: Trata siempre que la otra persona se sienta importante. en su artículo denominado ³La magia del contacto humano´.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful