Está en la página 1de 132

L A I G L E S I A D E J E S U C R I S T O D E L O S S A N T O S D E L O S Ú LT I M O S D Í A S ■ JULIO DE 2002

LIAHONA
La milenaria Casa del León, por Grant Romney Clawson
La Casa del León, edificada en 1856 en Salt Lake City, lleva ese nombre debido al presidente Brigham Young, a quien afectuosamente
se le conoce como el León del Señor. Se le adjudicó ese título después de un discurso particularmente elocuente que pronunció en Nauvoo.
El élder Wilford Woodruff anotó en su diario: “El león volvió a rugir esta noche”.
L A I G L E S I A D E J E S U C R I S T O D E L O S S A N T O S D E L O S Ú LT I M O S D Í A S ■ JULIO DE 2002

2 Índice de la Conferencia General y de


LIAHONA
24 Informe del Departamento de 77 De la oscuridad a Su luz maravillosa
la Reunión General de las Mujeres Auditorías de la Iglesia Élder Robert D. Hales
Jóvenes de abril de 2002 Wesley L. Jones 80 Por fe andamos
25 Informe estadístico, 2001 Presidente Gordon B. Hinckley
SESIÓN DEL SÁBADO POR LA MAÑANA
F. Michael Watson
4 La Iglesia avanza SESIÓN DEL DOMINGO POR LA TARDE
26 Una conversión plena brinda
Presidente Gordon B. Hinckley 83 Qué firmes nuestros cimientos
felicidad
7 Los niños Élder Richard G. Scott Élder Russell M. Nelson
Presidente Boyd K. Packer 87 Vida eterna en Cristo Jesús
29 Amigos verdaderos
10 La ley del diezmo Élder Henry B. Eyring Élder John M. Madsen
Élder Earl C. Tingey 89 Algunas enseñanzas básicas de la his-
32 La obediencia de la fe
13 Cómo obtener fortaleza interior Élder R. Conrad Schultz toria de José Smith
Mary Ellen W. Smoot Élder Carlos H. Amado
34 Seamos enseñables
15 “Venid en pos de mí” Élder Robert R. Steuer 91 La caridad: amor perfecto y eterno
Élder Joseph B. Wirthlin Élder Gene R. Cook
36 El Evangelio en nuestra vida
19 Cuñas escondidas Élder Dallin H. Oaks 94 Sientan el amor del Señor
Presidente Thomas S. Monson Bonnie D. Parkin
39 “Consagr[ad] vuestra acción
Élder Neal A. Maxwell 95 La oportunidad de servir
SESIÓN DEL SÁBADO POR LA TARDE
Élder Gerald N. Lund
23 El sostenimiento de oficiales de la SESIÓN DEL SACERDOCIO 97 A donde me mandes iré
Iglesia
42 Lleguemos a ser hombres en quienes Élder William R. Walker
Presidente Thomas S. Monson
esté el espíritu de Dios 98 Las cosas apacibles del reino
Élder L. Tom Perry Élder M. Russell Ballard
46 Este sendero que llamamos vida 101 Miramos a Cristo
Élder Ben B. Banks Presidente Gordon B. Hinckley
48 Llegar a ser un gran beneficio para
nuestros semejantes REUNIÓN GENERAL DE LAS MUJERES
Élder Spencer J. Condie JÓVENES

51 No puede sucederme a mí 103 Permanecer en lugares santos


Presidente James E. Faust Sharon G. Larsen
54 Ellos oran y siguen adelante 105 Fortalecer el hogar y la familia
Presidente Thomas S. Monson Carol B. Thomas
58 La dignidad personal para ejercer el 108 Sostén la antorcha en alto
sacerdocio Margaret D. Nadauld
Presidente Gordon B. Hinckley 111 Caminos hacia la perfección
Presidente Thomas S. Monson
SESIÓN DEL DOMINGO POR LA MAÑANA
...........................
62 La cuerda de salvamento de la oración
64 Autoridades Generales de La Iglesia
Presidente James E. Faust
de Jesucristo de los Santos de los Últi-
69 El otro hijo pródigo mos Días
Élder Jeffrey R. Holland
115 Se dirigen a nosotros
72 Para tu bien
116 Presidencias Generales de las
Obispo Richard C. Edgley
Organizaciones Auxiliares
74 El idioma del amor
116 Fuentes de consulta para la instruc-
Gayle M. Clegg
ción
122 Noticias de la Iglesia
ÍNDICE DE TEMAS Normas 108
Abuso 58 Obediencia 10, 32, 34, 36
Adversidad 72 Obra del templo 83
Amistad 29 Obra misional 54
Amor 7, 29, 69, 74, 91 Oración 54, 62, 74, 80, 89, 105
Aprendizaje 111 Orgullo 32
Arrepentimiento 26 Oscuridad 77
Asistencia, a la Iglesia 36, 89 Paz 98
Autodisciplina 51 Perdón 19, 98
Bendiciones 10, 54 Plan de salvación 72, 83
Bondad 58 Potencial 51
Caridad 91 Preparación 48
Codicia 69 Profetas 42, 95
Consagración 39 Protección 7
Conversión 26 Reconciliación 19
Crecimiento, de la Iglesia 4 Rectitud 108
LOS DISCURSANTES DE LA Cuñas 19 Reverencia 103
CONFERENCIA POR ORDEN Dedicación 39, 97 Sacerdocio 42, 58
ALFABÉTICO Diezmo 10, 80 Sacrificio 15, 105
Amado, Carlos H. 89 Dignidad 58 Santidad 103
Ballard, M. Russell 98 Disciplina 111 Servicio 13, 36, 48, 69, 95
Banks, Ben B. 46 Discipulado 15, 111 Smith, José 89
Clegg, Gayle M. 74 Docilidad 34 Sociedad de Socorro 13, 94
Condie, Spencer J. 48 Ejemplo 29, 42, 108 Sumisión 39, 95
Cook, Gene R. 91 Elecciones 46 Tentación 15, 51
Edgley, Richard C. 72 Engaño 32 Testimonio 10, 87, 94, 97, 101
Eyring, Henry B. 29 Enseñanza 7 Trabajo 111
Faust, James E. 51, 62 Envidia 69 Unidad 13
Hales, Robert D. 77 Escrituras 89 Verdad 83, 89
Hinckley, Gordon B. 4, 58, 80, 101 Espíritu Santo 29, 34, 42, 46, 77, 103 Vida eterna 87
Holland, Jeffrey R. 69 Expiación 72, 83
Larsen, Sharon G. 103 Familia 62, 105
Lund, Gerald N. 95 Fe 26, 32, 48, 51, 54, 62, 72, 80, 101
Madsen, John M. 87 Felicidad 26, 46, 74, 111
Maxwell, Neal A. 39 Fondo Perpetuo para la Educación 4
Monson, Thomas S. 19, 23, 54, 111 Fortaleza 13
Nadauld, Margaret D. 108 Generosidad 69
Nelson, Russell M. 83 Gratitud 91, 94, 111
Oaks, Dallin H. 36 Historia, de la Iglesia 4
Packer, Boyd K. 7 Hogar 105
Parkin, Bonnie D. 94 Hospitalidad 4
Perry, L. Tom 42 Humildad 34
Schultz, R. Conrad 32 Jesucristo 15, 36, 62, 77, 87, 98, 101
Scott, Richard G. 26 Lugares santos 103
Smoot, Mary Ellen W. 13 Luz 77, 80
Steuer, Robert R. 34 Luz de Cristo 77, 98
Thomas, Carol B. 105 Meditación 89
Tingey, Earl C. 10 Metas 46
Walker, William R. 97 Modestia 108
Wirthlin, Joseph B. 15 Niños 7, 74

L I A H O N A
2
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
LIAHONA, julio de 2002
Vol. 26, Número 7 22987-002
Publicación oficial de La Iglesia de Jesucristo de los
Santos de los Últimos Días, en el idioma español.
La Primera Presidencia: Gordon B. Hinckley,
Thomas S. Monson, James E. Faust
El Quórum de los Doce Apóstoles:
Boyd K. Packer, L. Tom Perry, David B. Haight,
Neal A. Maxwell, Russell M. Nelson, Dallin H. Oaks,
M. Russell Ballard, Joseph B. Wirthlin, Richard G. Scott,
Robert D. Hales, Jeffrey R. Holland, Henry B. Eyring
Editor: Dennis B. Neuenschwander
Asesores: J. Kent Jolley, W. Rolfe Kerr, Stephen A. West
Administradores del Departamento de Cursos
de Estudio:
Director administrativo: Ronald L. Knighton
Director de redacción: Richard M. Romney
Director de artes gráficas: Allan R. Loyborg
Personal de redacción:
Editor administrativo: Marvin K. Gardner
Editora administrativa ayudante: Jenifer L. Greenwood
Editor asociado: Roger Terry
Editora ayudante: Lisa Ann Jackson
Redactora adjunta: Susan Barrett
Ayudante de publicaciones: Collette Nebeker Aune
Personal de diseño:
Gerente de artes gráficas: M. M. Kawasaki
Diseño artístico: Scott Van Kampen
Diseñadora principal: Sharri Cook
Diseñadores: Thomas S. Child, Randall J. Pixton
Gerente de producción: Jane Ann Peters
Producción: Reginald J. Christensen, Denise Kirby,
Kelli Pratt, Rolland F. Sparks, Kari A. Todd,
Claudia E. Warner
Preimpresión digital: Jeff Martin
Personal de subscripción:
Director de circulación: Kay W. Briggs
Gerente de distribución: Kris T Christensen
Coordinación de Liahona: Enrique Resek
Para saber el costo de la revista y cómo suscribirse a ella
fuera de Estados Unidos y Canadá, póngase en contacto
con el Centro de Distribución local o con el líder del
barrio o de la rama.
Las colaboraciones y los manuscritos deben enviarse a
Liahona, Floor 24, 50 East North Temple, Salt Lake City, LAS GRABACIONES DE LA MENSAJES DE ORIENTACIÓN FAMILIAR
UT 84150-3223, USA; o por correo electrónico a: CONFERENCIA A DISPOSICIÓN DEL Y DE LAS MAESTRAS VISITANTES
cur-liahona-imag@ldschurch.org
Liahona (un término del Libro de Mormón que significa PÚBLICO Para los mensajes de orientación fa-
“brújula” o “director”) se publica en albanés, alemán, En los centros de distribución se pue- miliar y de las maestras visitantes, tenga
armenio, búlgaro, camboyano, cebuano, coreano, croata,
checo, chino, danés, esloveno, español, estonio, fidji, den conseguir las grabaciones de las se- a bien seleccionar uno de los discursos
finlandés, francés, haitiano, hiligayanón, holandés,
húngaro, iloko, indonesio, inglés, islandés, italiano, siones de la conferencia, por lo general que mejor satisfaga las necesidades de
japonés, kiribati, letón, lituano, malgache, marshallés,
mongol, noruego, polaco, portugués, rumano, ruso,
menos de dos meses después de la confe- las personas a las que visite.
samoano, sueco, tagalo, tailandés, tahitiano, tamil, telugu, rencia. Véase la página 126 de este
tongano, ucraniano y vietnamita. (La frecuencia
de las publicaciones varía de acuerdo con el idioma.) ejemplar para obtener más información EN LA CUBIERTA
© 2002 por Intellectual Reserve, Inc. Todos los derechos en cuanto a los DVDs de la conferencia Frente: Fotografía por Craig Dimond.
reservados. Impreso en los Estados Unidos de América.
Para los lectores de México: Certificado de Licitud
general. Reverso: Fotografía por Jed Clark.
de título número 6988 y Licitud de contenido número
5199, expedidos por la Comisión Calificadora de
Publicaciones y revistas ilustradas el 15 de septiembre DISCURSOS DE LA CONFERENCIA FOTOGRAFÍAS DE LA CONFERENCIA
de 1993. “Liahona”© es nombre registrado en la
Dirección de Derechos de Autor con el número GENERAL EN INTERNET: Las fotografías fueron tomadas por
252093. Publicación registrada en la Dirección General Para tener acceso a los discursos de la Craig Dimond, Jed Clark, Kelly Larsen,
de Correos número 100. Registro del
S.P.M. 0340294 características 218141210. conferencia general en varios idiomas Ellie Carter, Robert Casey, Tamra
For readers in the United States and Canada: por medio del Internet, conéctese con Ratieta, Allexis Duce, Mark Hedengren,
July 2002 Vol. 26 No. 7. LIAHONA (USPS 311-480)
Spanish (ISSN 0885-3169) is published monthly by The www.lds.org. Richard Romney, Arnie Angle y Casey
Church of Jesus Christ of Latter-day Saints, 50 East North
Temple, Salt Lake City, UT 84150. USA subscription price McFarland.
is $10.00 per year; Canada, $15.50 plus applicable
taxes. Periodicals Postage Paid at Salt Lake City, Utah, and
at additional mailing offices. Sixty days’ notice required for
change of address. Include address label from a recent
issue; old and new address must be included. Send USA
and Canadian subscriptions to Salt Lake Distribution
Center at the address below. Subscription help line:
1-800-537-5971. Credit card orders (Visa, MasterCard,
American Express) may be taken by phone. (Canada Poste
Information: Publication Agreement #40017431)
POSTMASTER: Send address changes to Salt Lake
Distribution Center, Church Magazines, PO Box 26368,
Salt Lake City, UT 84126-0368.

J U L I O D E 2 0 0 2
3
Sesión del sábado por la mañana
6 de abril de 2002

La Iglesia avanza
Presidente Gordon B. Hinckley

“Ninguna otra iglesia que haya salido de los Estados Unidos ha


crecido tan rápido ni se ha expandido en forma tan extensa…
Es un fenómeno sin precedentes”.

glorioso. Hoy estamos sobre la cima


de los tiempos y observamos lo que
hemos logrado.
De los seis miembros originales,
ha brotado una vasta familia de fie-
les, cuyo número asciende a más de
11 millones de personas. De ese
tranquilo pueblecito ha nacido un
movimiento que hoy día se esparce
por unas 160 naciones de la tierra.
Ésta ha llegado a ser la quinta iglesia
más grande de los Estados Unidos, lo
que representa un desarrollo espec-
tacular. Más miembros de la Iglesia
viven fuera de los Estados Unidos
que dentro, y esto es también algo
sorprendente. Ninguna otra iglesia
que haya salido de los Estados
Unidos ha crecido tan rápido ni se

M is amados hermanos y
hermanas, es maravilloso
reunirme con ustedes nue-
vamente en una gran conferencia
mundial de la Iglesia.
ha expandido en forma tan extensa.
Dentro de esta amplia Iglesia hay
miembros de muchas naciones que
hablan muchos idiomas. Es un fenó-
meno sin precedentes. Al extenderse
XIX. Tomamos deliberadamente la
decisión de no usar la ocasión ni el
lugar para hacer proselitismo, pero
Se cumplen hoy 172 años desde el tapiz de su pasado, ha quedado al teníamos confianza en que algo ma-
que José Smith y sus compañeros se descubierto un hermoso diseño que ravilloso resultaría para la Iglesia de
reunieron en la modesta cabaña de encuentra su expresión en las vidas este acontecimiento. Los grandes
troncos en la granja de Peter de un pueblo feliz y maravilloso y edificios que tenemos: el Templo, el
Whitmer, en el tranquilo pueblecito que presagia cosas maravillosas toda- Tabernáculo, este magnífico Centro
de Fayette, Nueva York, y organiza- vía por suceder. de Conferencias, el Edificio
ron la Iglesia de Cristo. Cuando nuestra gente recién Conmemorativo José Smith, las ins-
Desde sus humildes comienzos, llegó a este valle hace 155 años, vie- talaciones de historia familiar, el
ha sucedido algo sumamente excep- ron con visión profética un gran fu- Edificio Administrativo de la Iglesia,
cional. Grande ha sido la historia de turo. Pero a veces me pregunto si el edificio de las Oficinas Generales
esta obra. Nuestro pueblo ha perse- verdaderamente se dieron cuenta de de la Iglesia, nuestras instalaciones
verado toda clase de sufrimientos; la magnitud de ese sueño que se de bienestar, junto con cantidad de
sus sacrificios han sido indescripti- haría realidad. capillas en este valle, no pudieron
bles; sus obras han sido increíble- La sede de la Iglesia está en esta pasar inadvertidos por aquellos que
mente inmensas. Pero de ese ciudad que recientemente recibió a caminaron por las calles de ésta y
ardiente crisol ha emanado algo las Olimpiadas de Invierno número otras ciudades vecinas. Como me lo

L I A H O N A
4
El Coro del Tabernáculo presenta la música en una de las sesiones abarrotadas de la Conferencia General Anual
número 172.

dijo en una oportunidad el presenta- indecisiones, con imágenes antiguas Pero de todo ello resultó algo mara-
dor de televisión Mike Wallace, y falsas que persistían en sus mentes. villoso para esta Iglesia. Los repre-
“Estas estructuras denotan algo sóli- Venían con el sentimiento de que sentantes de los medios de
damente establecido”. podían ser atrapados en alguna si- comunicación, muchas veces un
Y además de todo lo menciona- tuación indeseada por fanáticos reli- grupo frío e insensible, hablaron y
do, teníamos total confianza en giosos. Pero encontraron algo que escribieron con muy pocas excepcio-
nuestra gente, muchos miles de ellos no esperaban. Descubrieron no sólo nes en un idioma de felicitaciones y
que sirvieron como voluntarios en el paisaje maravilloso de esta región, en forma descriptiva y exacta sobre
esta gran competencia. Eran de con- con sus magníficas montañas y va- la cultura especial que encontraron
fianza; eran agradables; eran enten- lles, no sólo encontraron el espíritu aquí, sobre la gente que conocieron
didos; eran serviciales. La capacidad maravilloso de los juegos internacio- y con quien trataron, y del espíritu
especial y distintiva de nuestra nales en su mejor momento, sino de hospitalidad que sintieron.
gente que habla los idiomas del que encontraron belleza en esta ciu- La televisión llevó el panorama a
mundo demostró ser una gran ven- dad. Encontraron anfitriones ama- miles de millones a través de la tie-
taja, mayor que cualquiera en algu- bles y complacientes y ansiosos de rra. Los periódicos y las revistas lan-
na otra parte. ayudarles. No deseo insinuar que tal zaron artículo tras artículo.
Todo funcionó muy bien. Los visi- hospitalidad se limitó a nuestra Miles y decenas de millares de per-
tantes llegaron por cientos de miles. gente. La comunidad entera se unió sonas caminaron a través de la
Algunos llegaron con sospechas e en una expresión de hospitalidad. Manzana del Templo, admiraron la

J U L I O D E 2 0 0 2
5
majestuosa Casa del Señor y se senta- Utah es uno de los más bajos; sin el cumplimiento de esa profecía. Está
ron en el Tabernáculo a escuchar la embargo, se enorgullecen de sus de más que lo diga, pero yo estoy feliz
inigualable música del coro. Otros altas calificaciones. ‘Ha sido fasci- con lo que se ha llevado a cabo. Esos
miles más llenaron este gran Centro nante para mí aprender de esta cul- visitantes probaron la cultura particu-
de Conferencias para presenciar una tura’ ”. lar de esta comunidad. Consideramos
producción maravillosa que tenía que La señorita Geyer concluyó su his- que la cultura es algo que vale la pena
ver con la Iglesia y su misión a través toria al escribir: “Es simplemente una preservar. Felicito y agradezco a tan-
del mundo. Otros miles visitaron el mezcla de una religión seria y recta, tos de nuestros miembros que partici-
Centro de Historia Familiar. Los me- de familias que fomentan e insisten paron en forma tan generosa, y
dios de comunicación fueron recibi- en proporcionar el nivel más alto de felicito y agradezco a todos los demás
dos en el Edificio Conmemorativo cultura unida a la más avanzada tec- que se esforzaron para hacer de éste
José Smith. Se nos entrevistó por te- nología, y de una organización y una un maravilloso e importante aconte-
levisión, radio y la prensa por corres- forma de gobierno sensibles. En cimiento.
ponsales de muchas partes de este suma, es una mezcla moderna de la Ahora deseo hablar en forma
país y del mundo. Me han dicho que antigua nación de Estados Unidos de breve de uno o dos asuntos.
se escribieron casi 4.000 artículos América” (“Salt Lake City y el estado El mencionar a Brigham Young
sobre la Iglesia tan sólo en Alemania. de Utah se revelan al mundo”, Salt me hizo recordar el Fondo Perpetuo
Georgie Anne Geyer, prominente Lake Tribune, viernes, 15 de febrero para la Educación que hemos esta-
periodista de los Estados Unidos, de 2002, A15). blecido. Hace sólo un año que hablé
cuya columna aparece en muchos Si tuviera tiempo, les daría mu- por primera vez de esto en una con-
periódicos, escribió lo siguiente: chas citas de periodistas veteranos ferencia general. Las contribuciones
“¿Cómo se atreve un gran estado del mundo que escribieron en forma que han hecho generosos Santos de
mormón a hacer algo tan osado muy elogiosa. los Últimos Días han logrado asegu-
como ser anfitrión de una reunión ¿Hubo algo negativo? Por supues- rar que esta empresa esté ahora
de celebridades internacionales? ¿Va to; pero fue mínimo. Tuvimos entre- sobre un cimiento sólido.
a venir el mundo tranquilamente a vistas privadas con presidentes de Necesitaremos más aún, pero ya se
un estado cuya religión predominan- naciones, con embajadores, con lí- ha demostrado que de esta empresa
te pide a sus miembros que se abs- deres empresariales y con gente de se logrará un inmenso beneficio.
tengan del alcohol, del tabaco e otros campos. Jóvenes y señoritas en lugares menos
incluso de la cafeína, tres de las ne- En 1849, dos años después de que privilegiados del mundo, jóvenes y
cesidades básicas de toda reunión in- nuestra gente llegara aquí y se supie- señoritas que en su mayoría cumplie-
ternacional?” ra del descubrimiento de oro en ron misiones, tendrán la oportuni-
Y luego citó a Raymond T. Grant, California, muchos se sintieron desa- dad de lograr una buena educación
director del Festival Artístico de las lentados. Habían luchado por ganar- que los sacará de la desesperación de
Olimpiadas. Él habló de la ceremo- se la vida en la árida tierra. Los la pobreza en la cual han estado su-
nia de apertura y dijo: “ ‘Como sabe, grillos habían devorado sus cosechas. midos sus antepasados por genera-
el 98 por ciento del elenco eran vo- Los inviernos eran fríos. Muchos ciones. Se casarán y progresarán con
luntarios, y eso es extraordinario. pensaron en irse a California y ha- destrezas que los calificarán para
De hecho, a la mayoría no se le cerse ricos. El presidente Young se ganar bien, y ocuparán su lugar en la
pagó nada. Ésta es una historia ex- puso ante ellos y los alentó a quedar- sociedad donde harán una contribu-
traordinaria y la relaciono directa- se, y les prometió: “Dios atenuará el ción substancial. También crecerán
mente con la cultura mormona. Yo clima y construiremos una ciudad y en la Iglesia ocupando cargos de
soy un católico de Nueva York, y un templo para el Dios Altísimo.
encontré interesante que Brigham Extenderemos nuestras colonias
Young, el fundador de la coloniza- hacia el este y el oeste, hacia el norte
ción de los mormones de Utah, haya y el sur, y edificaremos cientos de
construido un teatro antes que otra pueblos y ciudades y miles de santos
cosa’. se congregarán desde las naciones de
“Empezó a hacer un recuento: El la tierra. Ésta llegará a ser la gran su-
estado tiene seis compañías de ba- percarretera de las naciones. Los
llet; se venden más pianos y arpas reyes y emperadores, los nobles y sa-
en Utah que en cualquier otra parte bios de la tierra nos visitarán aquí”
de los Estados Unidos; el Coro del (en Preston Nibley, Brigham Young:
Tabernáculo Mormón tiene 360 The Man and His Work, 1936, pág.
miembros; y la compañía represen- 128. Véase también Enseñanzas de
tante de los pianos Steinway más los presidentes de la Iglesia: Brigham
antigua de Utah… empezó en 1862. Young, pág. 109).
El gasto per cápita por estudiante en En estos recientes días hemos visto

L I A H O N A
6
responsabilidad y criando familias
que seguirán en la fe.
Tengo tiempo para leer sólo un
testimonio. Viene de un joven que
Los niños
ha sido bendecido por este programa. Presidente Boyd K. Packer
Él dice: “Es tan maravilloso que Presidente en Funciones del Quórum de los Doce Apóstoles
ya no tenga que soñar solamente de
mi educación y mi futuro. ¡El Señor
ha despejado el camino, y ya lo estoy
haciendo!
“En la actualidad asisto a un gran “En lo que creemos y en lo que enseñamos hay consejos,
instituto técnico en nuestro país,
donde estudio para ser técnico en mandamientos, incluso advertencias respecto a proteger, amar,
computación… Al ir a la escuela cuidar y ‘[enseñar a los niños] a andar por las vías de la verdad’ ”.
estoy descubriendo mis habilidades.
La disciplina que cultivé en la mi-
sión me ayuda a tener éxito… desvaneciera en la noche; yo gemí
Nunca antes un joven se ha sentido en mi interior.
más bendecido que yo. El Fondo El niño volvió más tarde; avanzó
Perpetuo para la Educación ha forta- lentamente a lo largo de la pared
lecido mi fe en el Señor Jesucristo. mirando el pan y mirándome a mí.
Ahora, más que nunca, siento la res- Estaba cerca del punto donde la
ponsabilidad que el Evangelio pone mujer iba a volver a verlo, así que
en mí de prepararme para ser un extendí los brazos, se vino corriendo
miembro mejor, un mejor líder y un hacia mí y lo senté en mi regazo.
mejor padre… Entonces, con cierto aire simbóli-
“Mi querida madre, que ha sacri- co, lo senté en la silla del élder
ficado tanto, se emociona tanto que Tuttle. Después de la última ora-
llora cuando ora en las noches por ción, y muy a mi pesar, el pequeño
su gratitud al Señor… se perdió rápidamente en la noche.
“Ahora imagino a mi pueblo Cuando volví a casa le hablé al
siendo bendecido debido a mí. presidente Kimball sobre el mucha-
Imagino a la Iglesia con líderes con cho, relato que le conmovió profun-
estabilidad financiera y que puedan damente y habló de ello en un
apoyar la obra del Señor con todo discurso de una conferencia. Se lo
su poder, mente y fuerza. Veo pros-
perar a la Iglesia. Me entusiasma
empezar mi propia familia y ense-
ñarle que podemos ser autosuficien-
tes, por lo que tengo que terminar
H ace muchos años, en
Cuzco, en lo alto de los
Andes del Perú, el élder A.
Theodore Tuttle y yo celebramos
una reunión sacramental en un
comentó a otras personas y me dijo
más de una vez: “Esa experiencia
tiene un significado mucho más am-
plio del que usted cree conocer”.
Nunca he olvidado a aquel huer-
mi educación. Entonces, pagaré mi cuarto largo y estrecho con una fanito de la calle. En muchas ocasio-
préstamo rápidamente para ayudar puerta que daba a la calle. Era de nes lo he buscado entre los rostros
a otras personas… Estoy agradecido noche y hacía mucho frío. de la gente de Sudamérica, y cuando
por la misericordia del Salvador. Mientras el élder Tuttle dirigía la me acuerdo de él, también me
Realmente Él nos apoya con Su palabra, un pequeño, de unos seis acuerdo de otros.
amor”. años quizás, apareció por la puerta. Tras la Segunda Guerra Mundial,
Y así avanzamos, mis hermanos y Estaba desnudo, a excepción de la una noche fría en una estación del
hermanas. Al extenderse esta gran camiseta hecha jirones que le llega- sur de Japón, oí un golpecito en la
obra a través de la tierra, estamos ba hasta las rodillas. ventanilla del tren. Allí estaba un
bendiciendo ahora a unos 2.400 jó- A nuestra izquierda se hallaba niño con idéntica camiseta hara-
venes, y otros también serán ben- una mesa pequeña con un plato de pienta, un trapo que le rodeaba la
decidos. pan para la Santa Cena. Este huér- hinchada mandíbula y la cabeza cu-
Que el Señor nos bendiga a cada fano de la calle vio el pan y avanzó bierta de sarna. Llevaba una lata
uno al regocijarnos por la oportunidad lentamente a lo largo de la pared oxidada y una cuchara, símbolos de
de formar parte de esta gran causa en hacia él. Estaba casi en la mesa un huérfano mendigo. Al intentar
esta extraordinaria época de la obra cuando una mujer sentada junto al abrir la puerta para darle algo de di-
del Señor, es mi humilde oración en el pasillo lo vio. Con un adusto movi- nero, el tren arrancó. Jamás olvidaré
nombre de Jesucristo. Amén.  miento de la cabeza le indicó que se a aquel niño hambriento de pie en

J U L I O D E 2 0 0 2
7
el frío, sosteniendo su lata vacía. Jenny trajo a la familia. “He aquí, hablo con valentía,
En el hospital de una escuela para Esos padres han aprendido que porque tengo autoridad de Dios”
indios americanos regentada por el “tras mucha tribulación… viene la (Moroni 8:14, 16).
gobierno había un pequeño de siete bendición” (D. y C. 103:12). Los vi Sólo cuando un niño llega a la
años que tenía fiebre y estaba consti- unidos gracias a la adversidad, y re- edad de responsabilidad, fijada por
pado. Le abrí un paquete enviado finados en verdaderos Santos de los el Señor en los ocho años (véase
por su madre, que estaba a cientos de Últimos Días de oro puro. D. y C. 68:27), es necesario el bau-
kilómetros, en la reserva. Envuelto Nos dijeron que Jenny adopta pa- tismo, pues antes de esa edad es
en una caja de cartón con una eti- dres, así que cuando le estreché la inocente.
queta de piezas de auto, que sin duda mano, le dije: “Soy un abuelo”. No se debe pasar por alto ni des-
había conseguido en la tienda de la Ella levantó la mirada, me vio, y cuidar a los niños, y rotundamente
reserva, había pan frito navajo y pe- exclamó: “¡Ya veo por qué!”. no se les debe maltratar ni abusar
dazos de carne, un regalo de Navidad No hay nada en las Escrituras, en de ellos. No se les debe abandonar
para su pequeño. lo que publicamos, en lo que cree- ni deben permanecer distanciados
Recientemente vi en las noticias mos ni en lo que enseñamos que au- por motivo del divorcio. Los padres
esas largas y conocidas hileras de re- torice a los padres ni a nadie son responsables de proveer para
fugiados. En ellas, como siempre, desatender, maltratar o abusar a sus hijos.
había niños llevando en brazos a nuestros propios hijos ni a los de El Señor dijo: “Todos los niños
otros niños. Había una niña sentada otra persona. tienen el derecho de recibir el sos-
en lo alto de un enorme fardo que En las Escrituras, en lo que publi- tén de sus padres hasta que sean
cargaba su madre. Mientras pasaban camos, en lo que creemos y en lo mayores de edad” (D. y C. 83:4).
en silencio y lentamente, la niña que enseñamos hay consejos, man- Debemos cuidar de sus necesida-
miró a la cámara y aquel rostro serio damientos, incluso advertencias res- des físicas, espirituales y emocionales.
y negro, con aquellos grandes ojos pecto a proteger, amar, cuidar y El Libro de Mormón enseña: “Ni
negros, parecía preguntar: ¿Por qué? “[enseñar a los niños] a andar por permitiréis que vuestros hijos anden
Los niños son el pasado, el pre- las vías de la verdad” (Mosíah 4:15). hambrientos ni desnudos, ni consen-
sente y el futuro, todo en uno. Son Traicionar a los niños es absoluta- tiréis que quebranten las leyes de
perfectos y preciosos. Cada vez que mente inimaginable. Dios, ni que contiendan y riñan unos
nace uno, el mundo renueva su ino- Entre las más duras advertencias y con otros y sirvan al diablo, que es el
cencia. los castigos más severos que hay en maestro del pecado, o sea, el espíritu
Pienso constantemente en los las revelaciones se encuentran aque- malo de quien nuestros padres han
niños, en los jóvenes y en sus pa- llas relacionadas con los niños. Jesús hablado, ya que él es el enemigo de
dres, y oro por ellos. dijo: “Y cualquiera que haga tropezar toda rectitud” (Mosíah 4:14).
Hace poco asistimos a una reu- a alguno de estos pequeños que creen Nada se puede comparar con un
nión sacramental en la que participa- en mí, mejor le fuera que se le colgase padre responsable que enseña res-
ron niños con necesidades especiales. al cuello una piedra de molino de ponsablemente a sus hijos. Nada
Cada uno tenía una discapacidad au- asno, y que se le hundiese en lo pro- hay comparable a una madre que
ditiva, visual o de desarrollo mental. fundo del mar” (Mateo 18:6). está con ellos para consolarles y dar-
Al lado de cada uno había un joven En los días del profeta Mormón, les seguridad en sí mismos. El amor,
al que se le había asignado como algunas personas que no entendían la protección y la ternura son ele-
compañero. Cantaron y tocaron mú- que los niños son “sin culpa ante mentos de valor incalculable.
sica para nosotros, y enfrente de la Dios” (Mosíah 3:21) y que “viven en El Señor dijo: “Yo os he mandado
primera fila, donde estábamos, una Cristo” (Moroni 8:12) querían bauti- criar a vuestros hijos en la luz y la
jovencita se puso en pie e interpretó zar a los niños pequeños. Mormón verdad” (D. y C. 93:40).
con señas para los que estaban detrás dijo de ellos que “[negaban] las mise- Con demasiada frecuencia, uno
de nosotros que no podían oír. ricordias de Cristo y [despreciaban] de los padres se queda solo para
Jenny compartió un breve testimo- su expiación y el poder de su reden- criar a los hijos. El Señor tiene Sus
nio y luego cada uno de sus padres ción” (Moroni 8:20). medios para fortalecer a ese padre o
habló sobre la gran agonía que habían Mormón los reprendió severa- a esa madre para que pueda realizar
padecido cuando supieron que su hija mente, diciendo: “…el que supone la responsabilidad de ambos padres.
jamás tendría una vida normal. que los niños pequeños tienen ne- Si un padre o una madre abandona
Hablaron de las incontables y cotidia- cesidad del bautismo se halla en la deliberadamente a sus hijos comete
nas pruebas que se sucedieron. hiel de la amargura y en las cade- un grave error.
Cuando los demás se la quedan mi- nas de la iniquidad, porque no Con frecuencia pienso en otro mu-
rando o se ríen de ella, los hermanos tiene fe, ni esperanza, ni caridad; chacho al que conocimos en una gra-
de Jenny extienden un brazo protec- por tanto, si fuere talado mientras duación de seminario en una remota
tor a su alrededor. Entonces su madre tenga tal pensamiento, tendrá que ciudad de Argentina. Iba bien vestido
nos habló del amor, del gran gozo que bajar al infierno… y estaba bien alimentado.

L I A H O N A
8
El presidente Thomas S. Monson, Primer Consejero de la Primera Presidencia (izquierda); el presidente
Gordon B. Hinckley y el presidente James E. Faust, Segundo Consejero de la Primera Presidencia, esperan el
inicio de una de las sesiones de la conferencia.

Los estudiantes descendieron por de leche, y no de alimento sólido… Cuando Sus discípulos pregunta-
el corredor hasta el estrado. Había “El alimento sólido es para los ron qué clase de hombres habían de
tres peldaños elevados y él no pudo que han alcanzado madurez, para ser, Jesús puso a un niño en medio
subir el primer escalón, ya que tenía los que por el uso tienen los sentidos de ellos (véase Mateo 18:2–3). A
las piernas demasiado cortas: era ejercitados en el discernimiento del menos que nos “[volvamos]como un
enano. bien y del mal” (Hebreos 5:12, 14). niño pequeñito… de ningún modo
Entonces vimos que detrás de él El apóstol Pablo escribió: “Os di a [heredaremos] el reino de Dios” (3
iban dos jóvenes fuertes que se pu- beber leche, y no vianda; porque Nefi 11:38).
sieron uno a cada lado, lo levanta- aún no erais capaces, ni sois capaces En mi mente, corazón y alma hay
ron y lo depositaron con gentileza todavía” (1 Corintios 3:2). una profunda preocupación por los
en el podio. Una vez terminado el En una revelación que se dio en niños y sus padres.
servicio, le ayudaron a descender y 1830, justo antes de la organización Con el paso de los años, he medi-
caminaron detrás de él; eran sus de la Iglesia, el Señor advirtió: tado en lo que el presidente Kimball
amigos y lo cuidaban. Ese joven no “Porque por ahora no pueden tole- quería decir cuando me recordaba a
pudo subir el primer peldaño sin la rar carne, sino que deben recibir aquel huérfano de la calle de Cuzco,
ayuda de sus amigos. leche; por tanto, no deben saber y repetía: “Esa experiencia tiene un
Los que vienen a la Iglesia son es- estas cosas, no sea que perezcan” significado mucho más amplio del
piritualmente como niños y necesi- (D. y C. 19:22). que usted cree conocer”. Un día
tan que alguien, algún amigo, los Debemos ser cuidadosos de no añadió: “Usted tuvo a una nación
levante. construir ese primer peldaño dema- en su regazo”.
Si los escalones que hay después siado elevado ni diseñarlo para los Ahora, con setenta y ocho años,
del bautismo los diseñamos para que de piernas robustas y largas, y dejar entiendo lo que el presidente
sólo los suban los que tienen piernas así a los demás sin un amigo que los Kimball estaba viendo; sé a lo que se
largas y robustas, estamos haciendo eleve. refería. Aquel niño de Cuzco, y el de
caso omiso a lo que el Señor ha Cuando algunos discípulos re- Japón, y todos los demás niños del
dicho en las revelaciones. Los profe- prendieron a los que le llevaban a mundo influyen enormemente en lo
tas nos han dicho que debemos ser los niños pequeños, “Jesús dijo: que pienso, en cómo me siento y en
“maestros [y] enseñar… los prime- Dejad a los niños venir a mí, y no se aquello por lo que oro con intensi-
ros rudimentos de las palabras de lo impidáis; porque de los tales es el dad. Pienso constantemente en los
Dios; [pues ellos tienen] necesidad reino de los cielos” (Mateo 19:14). niños y en los padres que luchan por

J U L I O D E 2 0 0 2
9
criarlos en esta época cada vez más
peligrosa.
Al igual que el resto de las
Autoridades Generales, he viajado
La ley del diezmo
por todo el mundo. Al igual que Élder Earl C. Tingey
ellos, he tenido posiciones de con- De la Presidencia de los Setenta
fianza en puestos educativos, empre-
sariales, gubernamentales y en la
Iglesia. He escrito libros. Al igual
que ellos, he recibido honores, títu-
los, certificados y placas; todos ellos “El Señor ha establecido la ley del diezmo como la ley financiera
fruto de los puestos y no porque yo
los haya merecido. de Su Iglesia… También es una ley mediante la cual mostramos
Tras calcular el valor de tales nuestra lealtad al Señor”.
cosas, considero que la que aprecio
por encima de las demás —más que
todas ellas juntas— es cómo nuestros padre si no me podía aumentar mi
hijos e hijas, junto con sus cónyuges, salario de 25 centavos la hora, pero
tratan a sus hijos, y cómo nuestros cuando pienso en que ir al cine cos-
nietos tratan a sus pequeños. taba 20 centavos y los caramelos
Cuando se trata de entender sólo 5 centavos, ahora reconozco
nuestra relación con nuestro Padre que seguramente se me pagaba de-
Celestial, las cosas que mi esposa y masiado.
yo hemos aprendido siendo padres y Mientras estudiaba ese diario de
abuelos, y que constituyen el conoci- más de 50 años, noté que, durante
miento de mayor valía, son las que los años 1944 y 1945, pagué mi diez-
hemos aprendido de nuestros hijos. mo del diez por ciento de mis ingre-
Esta bendición ha sido un don sos cada semana. En diciembre de
que yo he recibido de mi esposa. El 1944, anoté que había pagado
Señor ha dicho de tales mujeres: $12,35 en diezmos durante ese año,
“[Se da una esposa a un hombre] un diezmo íntegro.
para multiplicarse y henchir la tierra, Así es dónde y cómo aprendí a
de acuerdo con mi mandamiento, y pagar el diezmo.
para cumplir la promesa dada por mi Mi esposa y yo enseñamos a
Padre antes de la fundación del nuestros hijos la importancia de
mundo, y para su exaltación en los
mundos eternos, a fin de que engen-
dren las almas de los hombres; pues
en esto se perpetúa la obra de mi
Padre, a fin de que él sea glorificado”
L a Navidad pasada recibí un re-
galo especial de mi madre.
Durante todos estos años, ella
había guardado cuidadosamente en
su posesión un pequeño libro que yo
apartar el diezmo cada semana a
medida que recibían su asignación o
ganaban dinero cuidando niños o en
algunos trabajos especiales. Ponían
el diezmo en una pequeña caja y el
(D. y C. 132:63). recibí de mis padres en 1944, cuan- domingo de ayuno se lo entregaban
Con mujeres como éstas para ser do yo tenía 10 años de edad. al obispo. También aprendieron el
madres de los niños, entendemos por Éste es el libro. Es un diario en el valor del dinero al ahorrar una
qué el Señor reveló que “se [requie- que se me enseñó a registrar sema- buena parte del saldo de sus ingresos
ren] grandes cosas de las manos de nalmente mis ingresos y mis gastos. para una futura misión y para su
sus padres” (D. y C. 29:48). Por ejemplo, en mis anotaciones educación.
Doy testimonio de que el para la semana del 29 de julio de Nuestros nietos ahora siguen un
Evangelio es verdadero, y de que el 1944, se lee que empecé la semana modelo similar.
poder que tiene es para bendecir a con $24,05 dólares y gané $7,00 tra- Enseñemos este principio a nues-
los niños. Ruego fervientemente que bajando en nuestra granja familiar. tros hijos y asegurémonos de que
los niños, los jóvenes y sus padres re- En mis gastos tengo 5 centavos de ellos nos vean cuando pagamos los
ciban el don del Espíritu Santo, para caramelos, $3,45 de una compra, 20 diezmos. El presidente Joseph F.
que sea una guía y una protección centavos de cine y $2,37 de ropa. Smith dijo: “En cuanto nuestros
para ellos, para que lleve a sus cora- También invertí 20 dólares en un hijos lleguen a tener la edad sufi-
zones el testimonio de que Jesús es el bono de ahorro de la guerra y pagué ciente para ganar dinero, se les debe
Cristo, el Hijo de Dios, el Unigénito 70 centavos de diezmo. Terminé la enseñar a pagar sus diezmos, a fin de
del Padre. En el nombre de semana con un saldo de $4,28. que sus nombres queden inscritos en
Jesucristo. Amén.  Recuerdo haber preguntado a mi el libro de la ley del Señor”1.

L I A H O N A
10
En mi época en la Primaria,
aprendimos este pequeño versito:

¿Qué es el diezmo?
Te lo diré
Diez centavos de cada peso
Y un centavo de cada diez.

La doctrina del pago de los diez-


mos está entrelazada como un tapiz
a lo largo de las Escrituras.
Abraham pagó diezmos a
Melquisedec2. A los hijos de Israel
se les enseñó a llevar sus diezmos al
Señor3. Probablemente la cita de las
Escrituras del Antiguo Testamento
con respecto a este tema que se
menciona con más frecuencia se en-
cuentra en Malaquías:
“¿Robará el hombre a Dios? Pues
vosotros me habéis robado. Y dijis-
teis: ¿En qué te hemos robado? En
vuestros diezmos y ofrendas…
“Traed todos los diezmos al alfolí
y haya alimento en mi casa; y pro-
badme ahora en esto, dice Jehová de
los ejércitos, si no abriré las venta-
nas de los cielos, y derramaré sobre
vosotros bendición hasta que sobre- Miembros y visitantes llegan al Centro de Conferencias para una de las
abunde”4. sesiones de la conferencia general.
La cantidad que pagamos como
diezmo es el arreglo más equitativo y establecido la ley del diezmo como edificios. Sólo estaba el sitio del
perfecto que yo conozco. Es la déci- la ley financiera de Su Iglesia. Sin templo, un lugar pacífico y verde,
ma parte de nuestro ingreso. Todos, ella no podríamos llevar a cabo los que contenía las cuatro piedras an-
desde el más pobre hasta el más propósitos eternos del Señor. gulares y que estaba rodeado de un
rico, pagan el mismo porcentaje. También es una ley mediante la cual modesto cerco.
Cristo enseñó este principio en la mostramos nuestra lealtad al Señor En 1838, los santos fueron expul-
historia de la ofrenda de la viuda: y demostramos ser dignos de privile- sados de Far West y José Smith y
“Estando Jesús sentado delante gios, ordenanzas y bendiciones. otros fueron arrestados y llevados a
del arca de la ofrenda, miraba cómo Hace poco estuve en Indepen- la Cárcel de Liberty, que quedaba
el pueblo echaba dinero en el arca; y dence, Misuri, y sentí la necesidad cerca, donde languidecieron duran-
muchos ricos echaban mucho. de desviarme una hora hacia el te seis meses en las condiciones más
“Y vino una viuda pobre, y echó norte, hasta Far West. Los Santos horribles que se puedan imaginar.
dos blancas, o sea un cuadrante. de los Últimos Días establecieron Mis propios antepasados sufrieron
“Entonces llamando a sus discí- Far West en 1836 como un lugar terriblemente en Far West y casi
pulos, les dijo: De cierto os digo que de refugio lejos de la persecución. perdieron la vida.
esta viuda pobre echó más que Far West se convirtió en la cabece- Mientras estuve allí y me imaginé
todos los que han echado en el arca; ra del gobierno del condado con cómo habría sido en ese entonces,
“porque todos han echado de lo una población aproximada de abrí mis Escrituras y leí en la sección
que les sobra; pero ésta, de su po- 3.000 a 5.000 personas. Durante 119 de Doctrina y Convenios. Esa
breza echó todo lo que tenía, todo una temporada fue la sede de la revelación se le dio a José Smith en
su sustento”5. Iglesia. Mis propios antepasados vi- Far West el 8 de julio de 1838, en
Una blanca es una moneda muy vieron allí. medio de esas persecuciones:
pequeña; era la moneda de bronce Al llegar a Far West y mirar sus “Y esto será el principio del diez-
más pequeña usada por los judíos y alrededores, todo lo que pude ver mo de mi pueblo.
equivalía a una 64ava parte de un fueron hermosos terrenos agrícolas “Y después de esto, todos aque-
centavo de plata romano. que se extendían como alfombras. llos que hayan entregado este diez-
En esta dispensación, el Señor ha No había una ciudad, ni caminos ni mo pagarán la décima parte de todo

J U L I O D E 2 0 0 2
11
enteré de que tenía una numerosa
familia de siete u ocho hijos y estaba
sin trabajo. Le pregunté cómo ali-
mentaba a la familia. Dijo que tenía
un pequeño huerto y que criaba
gansos. Le pregunté: “¿Qué hacen
los gansos?”. Él contestó: “Ponen
huevos”. Yo respondí: ¿Qué sucede
si una mañana descubre 10 huevos
de ganso en los nidos?”. Una luz ilu-
minó su alma. “Podría tomar un
huevo y llevárselo a mi presidente
de rama”, me contestó. Él entendió
y pasó a ser un pagador de diezmo
íntegro.
Al pagar el diezmo y al enseñar a
nuestros hijos a pagarlo, formamos
una familia profundamente arraiga-
da en el principio de hacer y guardar
los convenios del templo. La bendi-
su interés anualmente; y ésta les Fue la viuda de Hyrum Smith, ción más gloriosa de todas las que
será por ley fija perpetuamente, para quien murió en el martirio junto al recibimos en esta vida y en la eter-
mi santo sacerdocio, dice el Señor”6. profeta José. En cierta oportunidad nidad es la que se logra al saber que
Pensé que los miembros de la reprendió al secretario encargado nuestras familias están selladas por
Iglesia no pudieron haber recibido la de los diezmos quien le dijo que, la eternidad. Hoy día, algunos se
ley del diez en un tiempo menos debido a su pobreza, ella no tenía darán cuenta de que se están negan-
oportuno. Pero la recibieron y em- que pagar su diezmo. Ella dijo: do a sí mismos esos privilegios por
pezaron a vivir esa nueva ley en un “¿Quiere usted negarme una bendi- no cumplir con el pago del diezmo.
tiempo en el que estaban perdiendo ción? Si no pagara mis diezmos, yo Mi consejo para los que se encuen-
sus posesiones y, en algunos casos, esperaría que el Señor me retuviera tren en esa situación es que ejerzan
sus vidas. Al visitar Far West, obtu- Sus bendiciones. Pago mis diezmos su fe, pongan a prueba al Señor en
ve un testimonio espiritual de la ley no sólo porque es la ley de Dios, esto y paguen su diezmo.
del diezmo, un testimonio más fuer- sino porque espero una bendición Al pagar un diezmo íntegro, uste-
te y más profundo como el que de ello. Al guardar ésta y otras des y sus familias sentirán esa paz
jamás había sentido. leyes, espero prosperar y poder sos- que sobrepasa todo entendimiento.
Quisiera ofrecer una palabra de tener a mi familia”7. Verán que todos los temores con
consejo a los muchos miles de ¿Prosperó ella? Su hijo y su nieto respecto a las finanzas, al sustento y
miembros que se unen a la Iglesia llegaron a ser Presidentes de la el cuidado de sus familias, disminui-
hoy día como resultado de los es- Iglesia y entre sus descendientes hoy rán. Llegarán a saber que su Padre
fuerzos diligentes de nuestros misio- día se cuenta un miembro del Celestial les ama.
neros. Ejerzan fe; paguen su diezmo. Quórum de los Doce Apóstoles y Estoy agradecido porque mis pa-
Esta ley puede ser diferente de muchos notables líderes de la dres me enseñaron a pagar el diez-
aquello a lo que estaban acostum- Iglesia. mo. Doy mi humilde testimonio de
brados antes de su bautismo. Pero Refiriéndose a su madre, Joseph que el pago de los diezmos es un
nada que ustedes hagan como nue- F. Smith dijo en una oportunidad principio verdadero del Evangelio
vos conversos les preparará más que ella pagaba “los diezmos de sus de Jesucristo. En el nombre de
completamente para disfrutar las ovejas y ganado, la décima parte de Jesucristo. Amén. 
maravillosas bendiciones que les es- su mantequilla, una gallina de cada
peran —incluso las bendiciones del diez, la décima parte de los huevos, NOTAS
templo— que el pago del diezmo. uno de cada diez cerdos, becerros 1. Doctrina del Evangelio, 1978,
Ahora deseo dar un breve conse- potrillos, la décima parte de cuanto pág. 225.
jo a los misioneros. Enseñen el diez- producía”8. 2. Véase Génesis 14:20.
mo a sus investigadores de manera En cierta ocasión yo enseñaba la 3. Véase Deuteronomio 12:6.
tal que ellos obtengan un testimonio ley del diezmo a un grupo de líderes 4. Malaquías 3:8, 10.
de ese principio maravilloso del de la Iglesia en África. Un hermano 5. Marcos 12:41–44.
Evangelio. dijo: “Élder Tingey, ¿cómo puedo 6. D. y C. 119:3–4.
La madre de Joseph F. Smith fue pagar mi diezmo si no tengo ingre- 7. Doctrina del Evangelio, pág. 222.
conocida como la “Viuda Smith”. sos?”. Hice algunas preguntas y me 8. Ibíd, pág. 223.

L I A H O N A
12
vendido su propio espejo a un indio

Cómo obtener a cambio de un trozo de carne de


búfalo, ella no había pasado el tiem-
po contemplándose; ahora ni si-

fortaleza interior quiera reconocía su propia imagen.


Era una persona diferente, tanto
por dentro como por fuera. Durante
el trayecto por cadenas montañosas
Mary Ellen Smoot y enormes privaciones, ella se había
Presidenta General de la Sociedad de Socorro recientemente relevada
forjado una profunda convicción;
su fe había sido probada y su con-
versión era firme; había sido refina-
da en aspectos que el mejor espejo
no podía reflejar. Susana había su-
“¿Cómo podemos, ustedes y yo, estar de tal manera convertidos plicado recibir fortaleza y la había
a la verdad, estar tan llenos de fe, depender de tal modo en Dios, encontrado: en lo profundo de su
alma.
que nos sea posible soportar las tribulaciones e incluso derivar Ésta es la clase de fortaleza inte-
fortaleza de ellas?” rior de la que quisiera hablar. ¿Cómo
podemos, ustedes y yo, estar de tal
manera convertidos a la verdad,
ayudar al pobre y al necesitado, de estar tan llenos de fe, depender de
llevar el proceso de la educación, tal modo en Dios, que nos sea posi-
del buen manejo del hogar y otras ble soportar las tribulaciones e in-
destrezas a la vida de las mujeres del cluso derivar fortaleza de ellas?
mundo”. No tenemos que vivir mucho
Contamos con la guía de la tiempo para descubrir que la vida
Declaración de la Sociedad de casi nunca resulta como la planea-
Socorro, de las reuniones de supera- mos. La adversidad y la aflicción lle-
ción personal, de la familia y del gan a todos. ¿Conocen a alguien a
hogar, y del programa de las maes- quien no le gustaría cambiar algo de
tras visitantes. Esas herramientas se sí mismo o de sus circunstancias? Y
han evaluado con gran detenimien- sin embargo, estoy segura de que co-
to y se han establecido con el fin de nocen a muchos que siguen adelan-
ayudar a las hermanas a ensanchar te con fe. Uno se siente atraído
su fortaleza interior mediante el ser- hacia esas personas, es inspirado por
vicio y la unidad. ellas e incluso fortalecido por sus
Para demostrar la clase de forta- ejemplos.
leza espiritual a la que me refiero, Durante los últimos cinco años,
quisiera compartir la historia de me he reunido con hermanas desde

D e parte de mis consejeras y


de la mesa general de la
Sociedad de Socorro, agra-
decemos a los miembros de la Iglesia
de todo el mundo, en especial a las
Susanna Stone Lloyd, quien, a los
26 años de edad, salió de Inglaterra
en 1856 y viajó sola hasta Utah.
Susana, que era el único miembro
de su familia que se unió a la
África hasta España, que son pione-
ras a su propia manera. Su fortaleza
interior me ha maravillado, y me he
sentido inspirada por la intensidad
de sus testimonios. Esas son herma-
mujeres, quienes, mediante su fideli- Iglesia, formó parte de la Compañía nas que viven las verdades que rati-
dad y devoción, sacrifican su tiempo de carros de mano Willie. Al igual fica la Declaración de la Sociedad
y talentos a fin de bendecir la vida que muchos otros pioneros, pasó de Socorro.
de las personas y familias del mundo hambre, enfermedad y fatiga ame- La declaración nos recuerda
entero. nazantes. quiénes somos en verdad y por qué
En la bendición que el presidente Al llegar al valle del Lago hacemos las cosas que hacemos.
Gordon B. Hinckley me dio cuando Salado, Susana pidió prestado un Cuanto más vivamos de acuerdo
fui apartada, mencionó el servicio espejo a fin de arreglarse y verse con sus preceptos, más fortaleza in-
que presta la Sociedad de Socorro. más presentable. A pesar de todos terior tendremos. Reflejaremos
Él dijo: “Ésta es una organización sus esfuerzos, relata lo siguiente: nuestras creencias. El ayuno, la ora-
enorme, quizás la más grande y más “Nunca olvidaré mi apariencia; al- ción y el estudio de las Escrituras
antigua de su clase en todo el gunas de mis amistades no me surten un efecto en la relación que
mundo. Su misión es hacer el bien y reconocían”1. Debido a que había tenemos con el Salvador. Quisiera

J U L I O D E 2 0 0 2
13
nuestros problemas y dependeremos
más en Dios.

UNIDAD
Otro medio para adquirir fortale-
za interior es esforzarnos por tener
unidad en nuestras familias, estacas,
barrios, y en nuestras presidencias.
El Señor mismo enseñó: “…si no
sois uno, no sois míos”2.
La unidad de propósito, de pen-
samientos y sentimientos son cuali-
dades exaltadoras. Cuando dejemos
de lado nuestras diferencias y valo-
remos nuestras fortalezas mutuas,
ocurrirán cosas maravillosas. El
profeta José Smith amonestó “a no
limitarse en cuanto a sus conceptos
de las virtudes de sus prójimos…
[ensanchen] sus almas, la una para
con la otra” 3 . Esa generosidad
de espíritu se presta a una mayor
unidad.
He visitado estacas y barrios que
son unidos; las presidencias de las
organizaciones auxiliares se apoyan
unas a otras y coordinan sus esfuer-
zos; apoyan a sus líderes del sacer-
docio y se esfuerzan juntos para
llevar familias a Cristo. A medida
que el reino de Dios avanza, debe-
mos unir nuestros esfuerzos para sal-
var almas.
destacar dos maneras más mediante del Área Europa Central. Dijo que En calidad de presidencia general
las cuales podemos obtener fortaleza los miembros y los misioneros de de la Sociedad de Socorro, agrade-
interior: Albania y Moldavia tenían mucho cemos el nuevo énfasis que se ha
frío, y preguntaba si la Sociedad de puesto en el programa de las maes-
SERVICIO Socorro tendría algunos acolchados tras visitantes4. En los nuevos men-
Cuando nuestra conversión es que pudieran enviarles. Imagínense sajes se invita a las hermanas a leer
verdadera, fijamos la atención en los el gusto que me dio cuando me puse sus Escrituras y las enseñanzas de la
demás en vez de en nosotros mis- en contacto con los Servicios Primera Presidencia y de otras
mos. Podemos encontrar fortaleza Humanitarios y descubrí que podía- Autoridades Generales en cuanto a
interior mediante el servicio. Nada mos donar mil acolchados. En cues- un principio del Evangelio. Luego,
le agradaría más al adversario que el tión de días se embalaron y se se insta a las hermanas a compartir
que nos ocupáramos con intereses y enviaron. El presidente de misión puntos de vista y experiencias en
apetitos egoístas. Pero nosotros sa- escribió: “Los miembros se sintieron cuanto a la forma en que el vivir ese
bemos lo que debemos hacer. El ser- conmovidos de que otros miembros principio haya sido una bendición
vicio nos ayudará a mantenernos en hubiesen pensado en ellos”. Gracias en su vida.
el sendero correcto. por su servicio desinteresado. Hermanas, si ustedes siguen ese
Me he sentido inspirada por los Hermanas, examinen los temas formato, sentirán más unidad con su
actos de servicio que han prestado sugeridos para las reuniones de su- compañera y con las personas a las
en las conferencias de mujeres, en peración personal, de la familia y del que enseñen; se sentirán fortaleci-
las reuniones de superación perso- hogar y busquen maneras de adqui- das espiritualmente.
nal, de la familia y del hogar, y prin- rir fortaleza espiritual, de desarrollar Pese a nuestras circunstancias,
cipalmente en nuestros propios destrezas personales, de fortalecer el ¿quién de nosotros puede darse el lujo
hogares. hogar y la familia y de proporcionar de desperdiciar su vida enfrente de
Hace unas semanas, recibí una servicio en el Evangelio. Al hacerlo, los espejos de la autoconmiseración y
llamada telefónica del presidente estaremos menos preocupadas con del desaliento? Sí, como amonestó el

L I A H O N A
14
apóstol Pablo, todos debemos “[pro-
barnos] cada uno a sí mismo”5 de vez
en cuando; todos debemos arrepen-
tirnos, reconocer las debilidades y
“Venid en pos de mí”
venir más plenamente a Cristo. Al Élder Joseph B. Wirthlin
igual que Susana, quizás tengamos Del Quórum de los Doce Apóstoles
que vender nuestro espejo para cru-
zar las praderas del dolor, del pesar y
del desaliento; pero al hacerlo, des-
cubriremos las fortalezas que Dios
nos ha dado y que de otro modo no “Los que, con fe, abandonan sus redes y siguen al Salvador,
habríamos reconocido.
El presidente Joseph F. Smith experimentarán un gozo más allá de su capacidad de
habló con elocuencia acerca de la comprensión”.
fortaleza interior de las mujeres pio-
neras. Él dijo: “La muerte les era in-
diferente. Las dificultades no tenían sería: “Si el Salvador les llamara
importancia. El frío, la lluvia y el hoy, ¿estarían igual de dispuestos a
calor les resultaban insignificantes. abandonar sus redes e ir en pos de
Todo lo que sentían, conocían y de- Él?”. Estoy seguro de que muchos
seaban era el triunfo del reino de lo harían.
Dios y de la verdad que el Señor les Sin embargo, quizás para algunos
había dado”. Y luego, con toda la ésta no sea una decisión tan fácil.
sinceridad de un profeta de Dios, su- Hay quienes han descubierto que,
plicó: “¡Oh! ¿Dónde hay mujeres por su naturaleza, muchas veces no
como aquéllas ahora?”6. es tan fácil salir de las redes.
Estoy aquí hoy para testificarles Existen redes de todos los tama-
que mujeres como esas se encuen- ños y formas. Aquéllas que Pedro,
tran en todo el mundo en las Andrés, Santiago y Juan dejaron
Sociedades de Socorro de la Iglesia. eran objetos tangibles, herramientas
Estoy infinitamente agradecida por de trabajo que les permitían ganarse
la oportunidad que he tenido de ver la vida.
a estas mujeres de nuestros tiempos A veces pensamos que estos cua-
que se han “fortalecido en el conoci- tro hombres eran pescadores humil-
miento de la verdad”7. Sé, con todo des y que no tuvieron que sacrificar
mi corazón, que el Señor puede
hacer “que las cosas débiles sean
fuertes”8. Sé que ésta es Su obra y Su
reino. Sé que cada uno de nosotros
puede imitar al Salvador por el
E ran pescadores antes de escu-
char el llamado. Echando las
redes en el mar de Galilea,
Pedro y Andrés se detuvieron cuan-
do Jesús de Nazaret se acercó, les
demasiado al dejar las redes para se-
guir al Salvador. Todo lo contrario,
como destaca el élder James E.
Talmage en Jesús el Cristo: Pedro,
Andrés, Santiago y Juan eran socios
modo que elijamos vivir nuestra miró a los ojos y pronunció las sen- en un negocio próspero. Eran “due-
vida. En el nombre de Jesucristo. cillas palabras: “Venid en pos de ños de sus propios barcos y emplea-
Amén.  mí”. Mateo escribe que los dos pes- ban a otros hombres”. Según el élder
cadores, “dejando al instante las Talmage, Simón Pedro “se hallaba
NOTAS redes, le siguieron”. en buena posición económica; y la
1. Journey to Zion: Voices from the Después el Hijo del Hombre se ocasión en que habló de haberlo de-
Mormon Trail, compilación de Carol dirigió a otros dos pescadores que se jado todo para seguir a Jesús, el
Cornwall Madsen, 1997, pág. 634. encontraban en un barco con su Señor no negó que el sacrificio de
2. D. y C. 38:27. padre, reparando las redes. Jesús les Pedro, en cuanto a sus bienes mate-
3. Enseñanzas del Profeta José Smith, llamó, “y [Santiago y Juan], dejando riales, había sido… grande”2.
pág. 278. al instante la barca y a su padre… Más tarde, la red de la riqueza
4. Véase “Para esta hora”, Liahona, siguieron [al Señor]”1. atrapó a un joven rico que declaró
febrero de 2002, pág. 18. ¿Alguna vez se han preguntado que había obedecido todos los man-
5. 1 Corintios 11:28. cómo hubiera sido vivir en los días damientos desde su juventud.
6. Enseñanzas de los Presidentes de la del Salvador? Si hubieran estado Cuando le preguntó al Salvador qué
Iglesia, Joseph F. Smith, pág. 203. allí, ¿habrían prestado oídos a su lla- más debía hacer para tener la vida
7. Alma 17:2. mado: “¡Venid en pos de mí!”? eterna, el Maestro dijo: “Si quieres ser
8. Éter 12:27. Quizás una pregunta más realista perfecto, anda, vende lo que tienes, y

J U L I O D E 2 0 0 2
15
dalo a los pobres, y tendrás tesoro de los aniversarios, desatendemos a incluso la mera sugerencia de rom-
en el cielo; y ven y sígueme”. nuestra familia, o pasamos por alto perlas puede resultarnos amenazan-
Cuando el joven escuchó aquello, la oportunidad de hacer obras de te o hasta aterradora.
“se fue triste, porque tenía muchas servicio cristiano, también las com- A veces pensamos que cuanto
posesiones”3. petencias deportivas pueden con- más ocupados estemos, más impor-
Las redes se definen en general vertirse en una red que nos atrapa. tantes somos; como si nuestra acti-
como utensilios diseñados para la Desde los días de Adán, toda la vidad definiera nuestro valor.
captura, pero en un sentido más es- humanidad ha comido el pan con el Hermanos y hermanas, podemos pa-
tricto, aunque más importante, po- sudor de su frente, pero cuando sarnos la vida entera dando vueltas
dríamos definirlas como algo que nuestro trabajo nos consume hasta a un ritmo frenético y llevando a
nos tienta o nos impide seguir el lla- el punto en que desatendemos las efecto listas y listas de cosas que a
mado de Jesucristo, el Hijo del Dios dimensiones espirituales de la vida, fin de cuentas no tienen verdadera
viviente. también se convierte en una red que importancia.
En ese contexto, algunas de esas nos enreda. El hacer mucho quizás no sea tan
redes podrían ser nuestro trabajo, Algunos han quedado atrapados importante. El que concentremos la
nuestras aficiones, nuestros place- en la red de las deudas excesivas. La energía de nuestra mente, corazón y
res, y por encima de todo lo demás, red del interés les atenaza, requirién- alma a aquellas cosas que tienen im-
nuestras tentaciones y pecados. En doles que vendan su tiempo y ener- portancia eterna, eso sí es esencial.
resumen, cualquier cosa que nos gías a fin de satisfacer las demandas Entre el bullicio y el ajetreo de la
aleja de nuestra relación con nues- de sus acreedores, con lo que renun- vida a nuestro alrededor escucha-
tro Padre Celestial y su Iglesia res- cian a su libertad y se hacen esclavos mos gritos de “ vengan aquí” y
taurada es una red. de su propio derroche. “vayan allá”; en medio de ese ruido
Permítanme darles un ejemplo Es imposible enumerar las mu- y de esas voces seductoras que com-
contemporáneo: una computadora chas redes que pueden atraparnos e piten por acaparar nuestro tiempo e
puede ser una herramienta útil e in- impedirnos seguir al Salvador; pero interés, una figura solitaria se alza
dispensable, pero si perdemos nues- si somos sinceros en nuestro deseo en las orillas del Mar de Galilea y
tro tiempo con ella en ocupaciones de ir en pos de Él, debemos dejarlas nos llama: “Venid en pos de mí”.
improductivas, vanas e incluso a inmediatamente y seguir Sus pasos. Es muy fácil perder el equilibrio
veces destructivas, se convierte en No conozco ningún otro periodo en nuestra vida. Recuerdo unos
una red que nos atrapa. de la historia del mundo donde se cuantos años que fueron particular-
A muchos de nosotros nos gusta haya acumulado tal variedad de mente exigentes para mí, cuando ya
ver competencias deportivas, pero si redes esclavizantes. La vida con fa- teníamos siete hijos. Yo había servi-
somos capaces de recitar de memo- cilidad se nos llena de citas, reunio- do como consejero en un obispado y
ria las estadísticas de nuestros juga- nes y tareas que debemos realizar. Es se me otorgó el llamamiento sagrado
dores favoritos y al mismo tiempo tan fácil quedar atrapado en una de ser obispo del barrio. Estaba es-
nos olvidamos de los cumpleaños o multitud de redes, que a veces forzándome por administrar nuestro
negocio, lo que requería muchas
horas al día. Rindo honor a mi fiel
esposa, quien siempre me permitió
servir al Señor.
Sencillamente, había demasiadas
cosas que hacer en el tiempo del
que disponía, pero en vez de sacrifi-
car cosas importantes, decidí levan-
tarme más temprano, encargarme de
mi negocio y después dedicar el
tiempo necesario para ser un buen
padre y esposo y un miembro fiel de
la Iglesia. No fue nada fácil.
Algunas mañanas comenzaba a
sonar el despertador, y yo abría un
ojo y me quedaba mirándolo fija-
mente, desafiándolo a que siguiera
sonando si se atrevía.
No obstante, el Señor fue miseri-
cordioso y me ayudó a hallar la
energía y el tiempo necesarios para
hacer todo aquello a lo que me

L I A H O N A
16
había comprometido. Aunque fue la remisión de nuestros pecados, re- grandes persecuciones y pruebas. El
difícil, nunca lamenté el haber to- cibiendo el don del Espíritu Santo y profeta José Smith no fue la excep-
mado la decisión de escuchar el lla- permitiendo que esa influencia nos ción, ni lo fueron el resto de los pri-
mado del Salvador y seguirle. inspire, instruya, guíe y consuele. meros Santos de esta última
Piensen en todo lo que le debe- ¿Cómo seguimos al Salvador? dispensación; y en la actualidad, las
mos. Jesús es la resurrección y la Obedeciéndole. Él y nuestro Padre cosas tampoco han cambiado.
vida. “El que cree en [Él], aunque Celestial nos han dado mandamien- Tuve una vez la oportunidad de
esté muerto, vivirá”4. Hay quienes tos, no para castigarnos o atormen- hablar con una mujer que escuchó
poseen una gran riqueza pero que tarnos, sino para ayudarnos a el llamado del Salvador cuando
aun así darían todo lo que poseen alcanzar una plenitud de gozo tanto tenía dieciocho años. Su padre, que
para alargar unos años, meses o in- en esta vida como en las eternidades era un ministro prominente de una
cluso días su vida mortal. ¿Qué darí- que están por venir, por los siglos de iglesia diferente, se enfadó con ella y
amos entonces nosotros por la vida los siglos. le prohibió bautizarse. Le dijo que si
eterna? Por el contrario, cuando nos afe- se hacía miembro de La Iglesia de
Hay quienes darían todo lo que rramos a nuestros pecados, a nues- Jesucristo de los Santos de los Últi-
tienen por sentir paz. “Venid a mí, tros placeres y a veces incluso a lo mos Días, quedaría apartada de la
todos los que estáis trabajados y que percibimos como nuestras obli- familia.
cansados”, enseñó el Salvador, “y yo gaciones, nos resistimos a la influen- Aunque el sacrificio fue grande,
os haré descansar”5. No obstante, es cia del Espíritu Santo y dejamos de esa joven escuchó el llamado del
algo más que paz lo que el Salvador lado las palabras de los profetas, en- Salvador y entró en las aguas del
promete a los que guardan Sus man- tonces nos quedamos en la orilla de bautismo.
damientos y perseveran hasta el fin; nuestra propia Galilea, bien atrapa- Sin embargo, su padre no podía
es la vida eterna, “que es el mayor dos en nuestras redes. Nos encon- aceptar su decisión e intentó obli-
de todos los dones de Dios”6. tramos incapaces de abandonarlas y garla a abandonar su nueva fe. Él y
Gracias al Salvador, viviremos seguir al Cristo Viviente. su esposa la vilipendiaron por su de-
para siempre. La inmortalidad signi- Pero el Pastor nos llama a todos cisión de unirse a la Iglesia y le exi-
fica que nunca moriremos; en cam- hoy. ¿Reconoceremos la voz del Hijo gieron que negara y abandonara su
bio, la vida eterna significa vivir de Dios? ¿Le seguiremos? nueva religión.
para siempre en esferas exaltadas en ¿Me permitirían darles una pala- Aun en medio de la ira, de la
compañía de nuestros seres queri- bra de advertencia? Hay quienes amargura y de la humillación, su fe
dos, envueltos en un amor profun- piensan que si seguimos al Salvador, se mantuvo fuerte y soportó el
do, en un gozo exquisito y en gloria. nuestra vida estará libre de preocu- abuso verbal y emocional, sabiendo
Ninguna cantidad de dinero paciones, de dolores y de miedos. que había escuchado el llamado del
puede comprar ese estado exaltado. ¡No es así! El Salvador mismo fue Salvador y que le seguiría, sean cua-
La vida eterna es un don de un descrito como un varón de dolores8. les fueren las consecuencias de ello.
Padre Celestial amoroso que se ofre- Aquellos primeros discípulos que si- Finalmente, esa joven pudo en-
ce de manera gratuita y libre a todos guieron al Cristo experimentaron contrar un cobijo seguro, un lugar
los que presten oídos al llamado del
Varón de Galilea. El Edificio Conmemorativo José Smith visto a través de la fuente reflectora
Lamentablemente, hay muchos del lado este del Templo de Salt Lake.
que están demasiado atrapados en
sus redes para escuchar el llamado.
El Salvador explicó que “no creéis,
porque no sois de mis ovejas… Mis
ovejas oyen mi voz, y yo las conoz-
co, y me siguen”7.
¿Cómo seguimos al Salvador?
Ejerciendo nuestra fe, creyendo en
Él, creyendo en nuestro Padre
Celestial, creyendo que Dios todavía
se comunica con el hombre en la
tierra.
Seguimos al Salvador arrepin-
tiéndonos de nuestros pecados, ex-
perimentando tristeza por ellos y
abandonándolos.
Seguimos al Salvador entrando en
las aguas del bautismo y recibiendo

J U L I O D E 2 0 0 2
17
El presidente Boyd K. Packer, Presidente en Funciones del Quórum de los Doce Apóstoles y los élderes L. Tom
Perry, Neal A. Maxwell, Russell M. Nelson, Dallin H. Oaks, M. Russell Ballard y Joseph B. Wirthlin, del Quórum de
los Doce Apóstoles, dan el frente a la congregación desde sus asientos en el estrado.

de refugio junto a una amable fami- siente; ella también sigue al Salvador. eterno. A su lado están sus nobles
lia miembros de la Iglesia, lejos de El niño que busca la comunión con el consejeros, el Quórum de los Doce
las amenazas y la crueldad de su Señor del universo a través de la ora- Apóstoles y otras Autoridades
padre. ción, también sigue al Salvador. El Generales, todos alzando la
Conoció a un joven fiel y los dos miembro acaudalado que da genero- voz para proclamar las gloriosas y
se casaron en el templo y recibieron samente a la Iglesia y a sus semejan- gozosas nuevas: ¡El Evangelio eter-
las inestimables bendiciones que tes, sigue al Salvador. no se ha restaurado otra vez al
acompañan al matrimonio en el Así como Jesús el Cristo estuvo hombre!
templo. en la orilla del Mar de Galilea hace Jesús el Cristo es “el camino, la
Hoy ya forma parte de los mu- 2.000 años, también hoy está ha- verdad y la vida: nadie viene al
chos que han sacrificado tanto para ciendo el mismo llamado que ex- Padre, sino por [Él]”9. Como testi-
seguir el llamado del Salvador. tendió a aquellos pescadores fieles, go especial de Él, les testifico en
En efecto, no insinúo que el ca- esta vez para todos los que quieran este día que llegará el tiempo en
mino vaya a ser fácil, pero les doy escuchar su voz: “¡Venid en pos de que todo hombre, mujer y niño
mi testimonio de que los que, con mí!”. podrá mirar los ojos llenos de amor
fe, abandonan sus redes y siguen al Tenemos redes por echar y redes del Salvador. Ese día sabremos con
Salvador, experimentarán una felici- por arreglar, pero cuando el Señor seguridad de lo valiosa que es
dad más allá de su capacidad de del océano, de la tierra y del cielo nuestra decisión de seguirle al ins-
comprensión. nos dice “venid en pos de mí”, debe- tante.
Cuando me reúno con los mara- mos abandonar los enredos munda- Que cada uno de nosotros escu-
villosos miembros de esta Iglesia — nos y seguir sus pasos. che el llamado del Maestro y aban-
tanto jóvenes como mayores— Hermanas y hermanos míos, pro- done al instante las redes de
cobro ánimo y me lleno de gratitud clamo con una voz llena de gozo esclavitud y le siga con gozo, es mi
por la fidelidad de los que han escu- que ¡el Evangelio ha sido restaurado ferviente oración, en el nombre de
chado el llamado del Salvador y le una vez más! Los cielos se abrieron Jesucristo. Amén. 
han seguido. al profeta José Smith y él vio y con-
Como ejemplo, un trabajador del versó con Dios, el Padre, y Su Hijo, NOTAS
sector siderúrgico sigue al Salvador Jesucristo. Bajo la dirección y la tu- 1. Mateo 4:18–22.
día tras día durante un periodo de tela divina de seres celestiales, ¡las 2. James E. Talmage, Jesús el Cristo,
más de treinta años, en los que saca- verdades eternas se han restaurado pág. 231.
ba las Escrituras para leer durante la otra vez al hombre! 3. Mateo 19:21–22.
hora de la comida, en medio de las En nuestros días vive otro gran 4. Juan 11:25.
burlas de sus compañeros. Y aquella profeta que día tras día aporta su 5. Mateo 11:28.
viuda de setenta años que, confinada testimonio de estas verdades sacro- 6. D. y C. 14:7.
a su silla de ruedas, alegra el ánimo a santas. El presidente Gordon B. 7. Juan 10:26–27.
cada persona que la visita, y nunca Hinckley desempeña su sagrado 8. Véanse Isaías 53:3 y Mosíah 14:3.
deja de decirles lo afortunada que se oficio como el portavoz del Dios 9. Juan 14:6.

L I A H O N A
18
allí cuando azotó la tormenta de

Cuñas escondidas granizo.


“En el helado silencio de aquella
noche de invierno… una de las tres
Presidente Thomas S. Monson ramas principales del nogal se que-
Primer Consejero de la Primera Presidencia bró y cayó a tierra. Eso causó que el
resto de la copa del árbol perdiera su
estabilidad y se desplomara también.
Después de la tormenta, no queda-
ban vestigios de lo que una vez
“No leguemos a las generaciones futuras los resentimientos y el había sido un hermoso árbol.
“Al día siguiente, bien temprano,
enojo de nuestra época. Quitemos todas las cuñas escondidas que el agricultor salió a lamentar su pér-
lo único que hacen es destruir”. dida…
“Entonces, sus ojos vieron algo
en medio de aquel desastre: ‘La
tuvo su origen varios años antes, cuña’, murmuró con tono de repro-
cuando el hoy canoso agricultor, che, ‘la cuña que encontré al sur de
[que ahora vivía en esa propiedad] la pradera’. Una rápida mirada le
era un jovencito que crecía en el hizo darse cuenta por qué se había
hogar de su padre. En aquel enton- caído el árbol. Incrustada en el tron-
ces, el aserradero había sido trasla- co, la cuña había impedido que las
dado recientemente del valle y los fibras de las ramas se entrelazaran
pobladores de la zona encontraban como era de esperar”1.
aún herramientas y piezas sueltas Mis queridos hermanos y herma-
del equipo tiradas por el lugar… nas, existen cuñas escondidas en la
“Ese día en particular, al sur de la vida de muchas personas que cono-
pradera… el muchacho había en- cemos; sí, quizás en nuestra propia
contrado una cuña de leñador, familia.
ancha, chata y pesada, de unos 30 Quisiera compartir con ustedes el
centímetros de largo y bastante gas- relato de un amigo de toda la vida,
tada por haber sido golpeada tanto. que ya ha partido de la vida terre-
[La cuña de leñador se utilizaba nal. Se llamaba Leonard y no era
para ayudar a derribar un árbol; ésta miembro de la Iglesia, aunque su es-
se colocaba en una hendidura hecha posa y sus hijos lo eran. Su esposa

E n abril de 1966, en la confe-


rencia general anual de la
Iglesia, el élder Spencer W.
Kimball dio un discurso memorable
en el que relató una historia escrita
por una sierra y después se le pegaba
con fuerza con un mazo de hierro
con el fin de ensanchar el corte.]…
Como se le había hecho tarde para
la cena, el joven colocó la cuña…
prestó servicio como presidenta de
la Primaria; su hijo sirvió en una mi-
sión honorable; y tanto su hija como
su hijo contrajeron matrimonio en
ceremonias solemnes y criaron sus
por Samuel T. Whitman titulada entre las ramas del tierno nogal que propias familias.
“Las cuñas olvidadas”. También yo su padre había plantado cerca del Como yo, todos los que conocían
quiero hoy citar a Samuel T. portón de entrada y pensó que lle- a Leonard lo apreciaban. Él apoyó a
Whitman, y después compartir varía la cuña al depósito después de su esposa y a sus hijos en las asigna-
ejemplos de mi propia vida. la cena o en algún otro momento ciones de la Iglesia y asistía con ellos
Whitman escribió: “[Ese invier- que pasara por ahí. a muchas actividades auspiciadas
no] la tormenta de hielo no había “En realidad, tuvo la intención por ésta. Vivió una vida buena y
sido muy destructiva. Cierto es que de hacer eso pero nunca lo hizo. [La limpia, sí, una vida de servicio y de
se habían caído algunas líneas telefó- cuña] estaba todavía allí, un poco bondad. Su familia, y en realidad
nicas y que había en la carretera más apretada por las ramas, cuando él se muchos otros, se preguntaban por
accidentes que de costumbre… En hizo hombre. Seguía allí, ahora fir- qué Leonard pasaba por esta vida
circunstancias normales, el enorme memente apretada, cuando él se terrenal sin las bendiciones que el
nogal habría podido sostener sin pro- casó y se hizo cargo de la granja de Evangelio brinda a sus miembros.
blemas el peso que se había creado su padre. Estaba casi incrustada Durante sus últimos años de
en sus ramas; fue la cuña de hierro aquel día en que los peones que tra- vida, la salud de Leonard deterioró y
incrustada en su corazón la que bajaban en la trilla comieron a la finalmente tuvo que ser hospitaliza-
causó el daño. sombra del árbol… Clavada y olvi- do; su vida se consumía poco a
“La historia de la cuña de hierro dada, la cuña todavía permanecía poco. En la que sería mi última

J U L I O D E 2 0 0 2
19
conversación con él, me dijo: “Tom, venta, el vecino vendió tanto su pro- ebanista, hizo un hermoso ataúd
te conozco desde que eras niño y pia granja como la que había com- para el cuerpo de su precioso hijo.
creo que debo explicarte por qué prado a la familia de Leonard, y lo El día del funeral fue sombrío, lo
nunca me uní a la Iglesia. Me contó hizo a modo de una sola propiedad, que reflejaba la tristeza que sus seres
entonces algo que les había sucedido lo que incrementó su valor y, como queridos sentían ante la pérdida su-
a sus padres, y que había tenido consecuencia, el precio de venta. La frida. Al caminar hasta la capilla, el
lugar muchos, pero muchos años antigua interrogante de por qué padre llevando el pequeño ataúd, se
antes. Muy a su pesar, la familia Leonard nunca se había unido a la había congregado un pequeño nú-
había llegado a un punto en el que Iglesia por fin había quedado contes- mero de amigos; sin embargo, la
se vio en la necesidad de vender su tada: siempre había pensado que ese puerta de la capilla estaba cerrada
granja; y entonces alguien les hizo vecino había engañado a su familia. con llave. El ocupado obispo se
una oferta que aceptaron; pero, des- Al terminar la conversación, me había olvidado del funeral, y los in-
pués, un vecino les pidió que le ven- contó que sentía que por fin se tentos que se hicieron para ponerse
dieran la granja a él —aunque a había librado de un gran peso al pre- en contacto con él fueron inútiles.
menos precio— y agregó: “Hemos pararse para encontrarse con su No sabiendo qué hacer, el padre se
sido tan amigos que si llego a ser Hacedor. La tragedia es que una colocó el ataúd bajo el brazo y, junto
dueño de la propiedad, podré cuidar- cuña escondida había impedido que con su familia, lo llevó a casa, an-
la bien”. Al final, los padres de Leonard se remontara a alturas más dando bajo una lluvia torrencial.
Leonard accedieron y vendieron la elevadas. Si los miembros de esa familia hu-
granja. El comprador —su vecino— Conozco a una familia que llegó a biesen tenido menos carácter, hubie-
poseía un cargo de responsabilidad los Estados Unidos de Alemania. El sen culpado al obispo y hubiesen
en la Iglesia, y la confianza que ese idioma inglés les resultaba difícil y albergado malos sentimientos.
hecho implicaba persuadió a la fami- no poseían muchos bienes materia- Cuando el obispo descubrió la trage-
lia a vendérsela a él, a pesar de no les, pero cada uno en la familia fue dia, visitó a la familia y se disculpó; y
recibir tanto dinero como hubiera bendecido con la voluntad para tra- con el dolor todavía evidente en su
sucedido si se la hubieran vendido al bajar y con amor por Dios. semblante, pero con lágrimas en los
primer comprador interesado. Poco El tercer hijo que nació vivió sólo ojos, el padre aceptó la disculpa y los
después de que se llevara a cabo la dos meses y murió. El padre, que era dos se abrazaron con espíritu de

L I A H O N A
20
comprensión. No quedó ninguna
cuña escondida que causara más
sentimientos de enojo. Prevalecieron
el amor y la tolerancia.
El espíritu debe quedar libre de
las fuertes cadenas y de los viejos
rencores a fin de que el entusiasmo
por la vida le dé optimismo al alma.
En muchas familias hay sentimien-
tos heridos y una renuencia a perdo-
nar. No importa cuál haya sido el
problema, no puede ni debe permi-
tirse que siga causando daño. El se-
guir culpando a los demás mantiene
abierta la herida; sólo el perdonar la
cicatriza. George Herbert, poeta de
principios del siglo 17, escribió:
“Quien no perdona a los demás des-
truye el puente por el cual debe
pasar si desea alcanzar el cielo, pues- El Templo de Salt Lake y la estatua de una madre y sus hijos simbolizan la
to que todos tenemos necesidad del importancia de las familias eternas.
perdón”.
Son hermosas las palabras del En momentos de peligro o de habían dirigido la palabra desde ese
Salvador cuando estaba a punto de prueba, ese conocimiento, esa espe- día, que había ocurrido 62 años
morir sobre la infame cruz. Él dijo: ranza y esa comprensión brindan antes”. ¡Qué cuña escondida tan
“…Padre, perdónalos, porque no consuelo a la mente alterada y al co- grande y destructiva!
saben lo que hacen”2. razón dolorido. Todo el mensaje del Como Alexander Pope escribió:
Hay personas que tienen dificul- Nuevo Testamento infunde un espí- “El errar es humano, el perdonar, di-
tad para perdonarse a sí mismas y se ritu de renacimiento para el alma vino”4.
concentran en lo que consideran sus humana. Las sombras de la desespe- En ocasiones nos ofendemos con
defectos. Me gusta el relato de un ración se disipan bajo los rayos de tanta facilidad; y otras veces somos
líder religioso que, junto al lecho de esperanza, el dolor sucumbe ante el demasiados tercos para aceptar una
muerte de una mujer, trataba en gozo, y el sentimiento de encontrar- disculpa sincera. Subordinemos el
vano de consolarla. “Estoy perdida”, se perdido entre la multitud de la amor propio, el orgullo y la ofensa y
dijo ella. “He arruinado mi vida y la vida se desvanece con el conoci- digamos: “¡Lo siento mucho!”.
vida de los que me rodeaban. No miento certero de que nuestro Padre Seamos lo que una vez fuimos: ami-
tengo esperanza”. Celestial es consciente de cada uno gos. No leguemos a las generaciones
El hombre advirtió que sobre el de nosotros. futuras los resentimientos y el enojo
tocador estaba la foto de una her- El Salvador confirma esa verdad de nuestra época. Quitemos todas
mosa joven. “¿Quién es?”, le pre- al enseñar que ni un pajarillo cae a las cuñas escondidas que lo único
guntó. tierra sin que pase inadvertido para que hacen es destruir.
El rostro de la mujer se iluminó: el Padre. Y después termina ese her- ¿Dónde se originan las cuñas es-
“Es mi hija; lo único hermoso de mi moso pensamiento diciendo: “Así condidas? Algunas provienen de las
vida”. que, no temáis; más valéis vosotros disputas sin resolver, las cuales lle-
“La ayudaría usted si ella tuviera que muchos pajarillos”3. van a malos sentimientos, seguidas
dificultades o hubiera cometido un Hace algún tiempo leí la siguien- de remordimiento y pesar. Otras tie-
error? ¿La perdonaría? ¿La seguiría te noticia de la “Associated Press” nen sus comienzos en las desilusio-
amando?” que apareció publicada en el perió- nes, la envidia, las discusiones y los
“¡Claro está que sí!”, exclamó la dico: “Un anciano relató en el fune- daños supuestos. Es necesario resol-
mujer. “Haría cualquier cosa por ral de su hermano, con el que había verlos, olvidarlos y no permitir que
ella. ¿Por qué me lo pregunta?” compartido desde su juventud una se conviertan en una llaga que se in-
“Porque quiero que sepa”, le dijo cabaña de un solo cuarto, cerca de fecte y que al final destruya.
el hombre, “que hablando en senti- Canisteo, en Nueva York, que des- Una enternecedora dama de más
do figurado, Dios tiene una fotogra- pués de una fuerte discusión que ha- de noventa años me fue a ver un día
fía de usted en Su tocador. Él la ama bían tenido, habían dividido la e inesperadamente comenzó a rela-
y la ayudará. Invoque Su nombre”. habitación por la mitad con una tar varias cosas que lamentaba. Me
Una cuña escondida que impedía línea trazada con tiza y que ninguno contó que hacía muchos años, un
su felicidad había sido quitada. de los dos la había cruzado ni se agricultor vecino, con el cual ella y

J U L I O D E 2 0 0 2
21
su esposo en ocasiones discrepaban,
le preguntó si podía tomar un atajo
por sus terrenos y así llegar al terre-
no de él. Ella detuvo su narración y
con voz temblorosa me dijo:
“Tommy, yo no le permitía que cru-
zara por nuestros campos sino que le
obligaba a que diera toda la vuelta,
aun a pie, para llegar a su propiedad.
Estuvo mal y lo lamento. Él ya no
vive, pero cómo quisiera decirle: ‘Lo
lamento mucho’. ¡Cómo desearía
tener una segunda oportunidad!”.
Al escucharla, las palabras que es-
cribió John Greenleaf Whittier me
vinieron a la mente: “De todas las
palabras, habladas o escritas, son
éstas las más tristes: ¡‘Podría haber
sido’!”5.
De 3 Nefi, en el Libro de Mormón,
recibimos este consejo inspirado:
“…no habrá disputas entre voso-
tros… Porque en verdad, en verdad
os digo que aquel que tiene el espíritu
de contención no es mío, sino es del Miembros y visitantes a la conferencia pasan por las puertas que
diablo, que es el padre de la conten- conducen a la galería del Centro de Conferencias.
ción, y él irrita los corazones de los
hombres, para que contiendan con comentario fue: “No nos podíamos gente del lugar que se había unido a
ira unos con otros. He aquí, ésta no ni ver”. ellos.
es mi doctrina, agitar con ira el cora- “Tiempo después”, continuó Roy, Roy Kohler murió y Grant
zón de los hombres, el uno contra el “yo había terminado de almacenar Remund está ya mayor. Los hijos de
otro; antes bien mi doctrina es ésta, la alfalfa para el invierno que se ave- ambos prestaron servicio en el obis-
que se acaben tales cosas”6. cinaba, cuando una noche, como re- pado del mismo barrio. Atesoro de
Quisiera terminar con un relato sultado de una combustión verdad la amistad de esas dos extra-
de dos hombres que fueron héroes espontánea, la alfalfa se incendió, ordinarias familias.
para mí. Sus actos de valentía no tu- quemándose completamente, así Ruego que seamos un ejemplo en
vieron lugar a nivel nacional, sino como el granero y todo lo que había nuestros hogares y seamos fieles en
en un pacífico valle conocido con el en él. Me sentía desolado”, dijo Roy. guardar todos los mandamientos para
nombre de Midway, Utah. “No sabía qué hacer. La noche era que, de esa forma, no guardemos
Hace muchos años, Roy Kohler y oscura, con excepción de las brasas cuñas escondidas sino que, en cam-
Grant Remund prestaron servicio que poco a poco se extinguían. bio, recordemos la admonición del
juntos en cargos de la Iglesia. Eran Entonces vi que se acercaban por la Salvador: “En esto conocerán todos
los mejores amigos; ambos agriculto- carretera, en dirección de la propie- que sois mis discípulos, si tuviereis
res y lecheros. Entonces surgió un dad de Grant Remund, las luces de amor los unos con los otros”7.
malentendido que causó un distan- tractores y de equipo pesado. Este es mi ruego y mi oración, en
ciamiento entre ellos. Cuando el ‘grupo de rescate’ ingresó el nombre de Jesucristo. Amén. 
Tiempo después, cuando Roy por la entrada de mi granja y me en-
Kohler cayó gravemente enfermo de contró hecho un mar de lágrimas, NOTAS
cáncer y le quedaba poco tiempo de Grant dijo: ‘Roy, es increíble el de- 1. En Conference Report, abril de
vida, mi esposa Frances y yo fuimos sastre que te ha quedado para lim- 1966, pág. 70.
a verlo, y le di una bendición. Más piar; pero no te preocupes, mis 2. Lucas 23:34.
tarde, mientras hablábamos, el her- muchachos y yo estamos aquí. 3. Mateo 10:31.
mano Kohler dijo: “Quisiera contar- Manos a la obra’ ”. Y juntos se ocu- 4. An Essay on Criticism (1711), parte
les una de las experiencias más paron del trabajo. La cuña escondi- 2, línea 525.
hermosas de mi vida”. Entonces nos da que los había separado por un 5. “Maud Muller,” The Complete
contó del malentendido ocurrido corto tiempo desapareció para siem- Poetical Works of Whittier, 1892, pág. 48.
con Grant Remund y del distancia- pre. Trabajaron toda la noche hasta 6. 3 Nefi 11:28–30.
miento que había tenido lugar. Su al día siguiente, junto con otra 7. Juan 13:35.

L I A H O N A
22
Sesión del sábado por la tarde Se propone que sostengamos a
6 de abril de 2002 los élderes Gerald N. Lund y
William R. Walker como nuevos

El sostenimiento de miembros del Segundo Quórum de


los Setenta. Los que estén a favor,
sírvanse manifestarlo. Contrarios, si

oficiales de la Iglesia los hubiera.


Se propone que relevemos a Kay
H. Christensen, Clayton S. Huber,
David López, Hyde M. Merrill,
Presidente Thomas S. Monson Adelson de Paula Parrella y R.
Primer Consejero de la Primera Presidencia Gordon Porter como Setenta
Autoridades de Área. Todos los que
estén a favor, sírvanse manifestarlo.
Se propone que sostengamos a los
Presidente del Quórum de los Doce siguientes hermanos como Setenta
Apóstoles; a Boyd Kenneth Packer Autoridades de Área: D. Allen
como Presidente en Funciones del Andersen, David S. Baxter, C. Elmer
Quórum de los Doce Apóstoles; y a Black Jr., G. Lynn Brenchley,
los siguientes como miembros de ese Ildefonso de Castro Deus Neto,
quórum: Boyd K. Packer, L. Tom Clayton M. Christensen, Ernesto A.
Perry, David B. Haight, Neal A. Da Silva, Hector A. Dávalos, James
Maxwell, Russell M. Nelson, Dallin Dunlop, James M. Dunn, I. Lee Ence,
H. Oaks, M. Russell Ballard, Joseph Carlos R. Fernández, John R. Gibson,
B. Wirthlin, Richard G. Scott, Stephen W. Hansen, Emmanuel A.
Robert D. Hales, Jeffrey R. Holland, Kissi, B. Renato Maldonado, Jeffrey J.
y Henry B. Eyring. Los que estén de Marchant, Gerald A. Mead, Hyae-
acuerdo, sírvanse manifestarlo. Kee Min, Rodrigo Myrrha, Masayuki
Contrarios, si los hubiera. Nakano, Yasuo Niiyama, Carlos L.
Se propone que sostengamos a los Pedraja, Carlos A. Pérez, D. Chad
Consejeros de la Primera Presidencia Richardson, Maury W. Schooff,
y a los Doce Apóstoles como M. Gonzalo Sepúlveda, T. LaMar
Profetas, Videntes y Reveladores. Sleight, John C. Taggart, Anthony R.
Los que estén de acuerdo, sírvanse Temple. Los que estén a favor, sírvan-

M is hermanos y hermanas,
el presidente Hinckley ha
pedido que yo, el hermano
Monson, ahora les presente a las
Autoridades Generales, a los
manifestarlo. Contrarios, si los hay,
con la misma señal.
se manifestarlo. Contrarios, con la
misma señal.

El organista Richard Elliott acompaña al Coro del Tabernáculo durante la


sesión de la conferencia del sábado por la mañana.
Setenta Autoridades de Área y a las
Presidencias Generales de las orga-
nizaciones auxiliares de la Iglesia
para su voto de sostenimiento.
Se propone que sostengamos a
Gordon Bitner Hinckley como
Profeta, Vidente y Revelador y
Presidente de La Iglesia de Jesucristo
de los Santos de los Últimos Días; a
Thomas Spencer Monson como
Primer Consejero de la Primera
Presidencia y a James Esdras Faust
como Segundo Consejero de la
Primera Presidencia. Los que estén
de acuerdo, sírvanse manifestarlo.
Los que estén en contra, si los hay,
sírvanse manifestarlo.
Se propone que sostengamos a
Thomas Spencer Monson como

J U L I O D E 2 0 0 2
23
Se propone que relevemos con un
voto de agradecimiento sincero a
Mary Ellen Wood Smoot, Virginia
Urry Jensen y Sheri L. Dew como
Informe del Departa-
Presidencia General de la Sociedad
de Socorro. También relevamos a
todos los integrantes de la mesa di-
rectiva general de la Sociedad de
mento de Auditorías
Socorro. Los que estén a favor, sír-
vanse manifestarlo.
Se propone que sostengamos a
de la Iglesia
Bonnie Rae Dansie Parkin como la Presentado por Wesley L. Jones
nueva Presidenta General de la Director Ejecutivo del Departamento de Auditorías de la Iglesia
Sociedad de Socorro, a Kathleen
Hurst Hughes como Primera
Consejera y a Anne Clark Pingree
como Segunda Consejera. Los que
estén a favor, sírvanse manifestarlo. Para la Primera Presidencia de La Iglesia de Jesucristo de los
Contrarios, con la misma señal.
Se propone que sostengamos a Santos de los Últimos Días
las demás Autoridades Generales, a
los Setenta Autoridades de Área y
a las presidencias generales de las
organizaciones auxiliares tal y
como se encuentran actualmente
constituidas. Los que estén de
acuerdo, sírvanse manifestarlo.
E stimados hermanos: La Iglesia
de Jesucristo de los Santos de
los Últimos Días mantiene en
funcionamiento el Departamento de
Auditorías que opera de forma inde-
está conformado por contadores acre-
ditados, auditores internos acredita-
dos y otros profesionales calificados y
acreditados.
Por mandato de la Primera
Contrarios, si los hay, pueden ma- pendiente de todos los demás depar- Presidencia, el Departamento de
nifestarlo. tamentos y operaciones de la Iglesia. Auditorías de la Iglesia tiene autori-
Todo parece indicar, presidente El director ejecutivo del Departa- dad para efectuar auditorías a todos
Hinckley, que el sostenimiento ha mento de Auditorías de la Iglesia in- los departamentos y operaciones de
sido afirmativo en forma unánime. forma directamente y con regularidad la Iglesia en todo el mundo. El
Gracias, hermanos y hermanas, a la Primera Presidencia. El De- Departamento de Auditorías tiene
por su fe y oraciones constantes.  partamento de Auditorías de la Iglesia acceso a todos los registros, personal,

El interior del Centro de Conferencias está lleno durante una de las sesiones de la conferencia.

L I A H O N A
24
propiedades y sistemas relevantes
para la realización de auditorías de
los donativos, gastos y recursos de la
Iglesia. El factor riesgo es el elemen-
Informe estadístico,
to principal que dicta la planifica-
ción y la realización de auditorías.
Los gastos de la Iglesia del año
2001 fueron autorizados por el
2001
Consejo Encargado de la Disposición Presentado por F. Michael Watson
Secretario de la Primera Presidencia
de Diezmos. El consejo está com-
puesto por la Primera Presidencia, el
Quórum de los Doce Apóstoles y el
Obispado Presidente, tal como se ha
prescrito por revelación. La adminis-
tración de los gastos se controla a
través del Departamento de
Presupuesto y Finanzas, bajo la direc-
ción de los comités de Apropiación y
de Presupuesto. Se auditó e informó
sobre los presupuestos aprobados.
H ermanos y hermanas, la
Primera Presidencia hace
público el siguiente informe
referente al crecimiento y al estado
de la Iglesia al 31 de diciembre de
(Montevideo, Uruguay; Winter
Quarters, Nebraska; Guadalajara,
México; Perth, Australia; Columbia
River, Washington)
Número de templos en
Basándonos en la realización de 2001. funcionamiento......................107
auditorías, el Comité de Auditorías
de la Iglesia es de la opinión que, en NÚMERO DE UNIDADES DE LA IGLESIA MIEMBROS PROMINENTES QUE HAN
todos los aspectos materiales, los do- Estacas .....................................2.607 FALLECIDO DESDE ABRIL DEL AÑO
nativos que se recibieron y los gastos Distritos ......................................618 PASADO:
que se efectuaron en el año que fina- Misiones......................................333 Élder Loren C. Dunn, Autoridad
lizó el 31 de diciembre de 2001, se Barrios y ramas ......................26.084 General Emérita y, en el momento
han administrado de acuerdo con las de su fallecimiento, Presidente del
normas presupuestarias aprobadas y MIEMBROS DE LA IGLESIA Templo de Boston, Massachusetts;
los procedimientos y las políticas es- Total de miembros ..........11.394.522 Élder Merlyn R. Lybbert, ex miem-
tablecidos por la Iglesia. Aumento de niños inscritos durante bro de los Setenta; Élder George R.
Las actividades financieras de las 2001 ..................................69.522 Hill III, ex miembro de los Setenta;
organizaciones afiliadas a la Iglesia, Conversos bautizados Phyllis Nielsen Reeve, esposa de Rex
que se operan de manera indepen- durante 2001...................292.612 C. Reeve, padre, Autoridad
diente de la Iglesia, no fueron audi- General Emérita; Avanelle Richards
tadas por el Departamento de MISIONEROS Osborn, esposa de Spencer H.
Auditorías de la Iglesia en el año Número de misioneros Osborn, ex miembro de los
2001. Dichas organizaciones inclu- regulares ............................60.850 Setenta; Naomi Ward Randall, ex
yen Deseret Management Cor- consejera de la Presidencia
poration, así como sus empresas TEMPLOS General de la Primaria y autora de
subsidiarias, y a la Universidad Templos dedicados en la letra del himno “Soy un hijo de
Brigham Young y otras instituciones el año 2001.................................5 Dios”. 
de enseñanza superior. Sin embargo,
las actividades financieras de estas
instituciones fueron auditadas por
firmas de contabilidad pública inde-
pendientes. Asimismo, el Departa-
mento de Auditorías de la Iglesia
verificó que se presentaran informes
precisos de las auditorías realizadas a
los comités de auditoría correspon-
dientes a cada organización.
Presentado respetuosamente,
DEPARTAMENTO DE
AUDITORÍAS
Wesley L. Jones
Director Ejecutivo
1 de abril de 2002 

J U L I O D E 2 0 0 2
25
esta noche; porque escrito está:

Una conversión plena Heriré al pastor, y las ovejas serán


dispersadas”. Pedro de nuevo res-
pondió: “Aunque todos se escandali-

brinda felicidad cen, yo no…” Entonces el Maestro


gravemente profetizó: “De cierto te
digo que tú, hoy, en esta noche,
antes que el gallo haya cantado dos
Élder Richard G. Scott veces, me negarás tres veces”. A lo
Del Quórum de los Doce Apóstoles
que Pedro respondió con más vehe-
mencia: “Si me fuere necesario
morir contigo, no te negaré”3.
Para mí, uno de los pasajes más
conmovedores de las Escrituras des-
“Tu felicidad ahora y siempre está condicionada a tu grado de cribe lo que ocurrió después. Un re-
conversión y a la transformación que ésta efectúe en tu vida”. cordatorio aleccionador para
nosotros de que el saber hacer lo co-
rrecto, e incluso el desear ardiente-
pronto vuelven a hacer aquello que mente hacerlo, no es suficiente.
habían resuelto abandonar. Muchas veces es más difícil hacer lo
¿Qué hace que la vida de esos dos que sabemos claramente que debe-
grupos sea diferente? ¿Cómo puedes mos hacer. Y leemos:
tomar siempre las decisiones correc- “Pero una criada, al verle [a
tas? Las Escrituras nos iluminan al Pedro]… dijo: También éste estaba
respecto. Piensa en el entusiasta e im- con él. Pero él lo negó, diciendo:
petuoso Pedro. Durante tres años sir- Mujer, no lo conozco… viéndole
vió junto al Maestro en calidad de otro, dijo: Tú también eres de ellos.
apóstol, y observó milagros y oyó en- Y Pedro dijo: Hombre, no lo soy…
señanzas transformadoras y la expli- otro afirmaba, diciendo: Verdadera-
cación privada de muchas parábolas. mente también éste estaba con él…
Pedro había sido ordenado apóstol. Y Pedro dijo: Hombre, no sé lo que
Había tenido gran éxito en la misión dices. Y en seguida, mientras él to-
de enseñar, sanar y dar testimonio del davía hablaba, el gallo cantó.
Salvador en las ciudades de Galilea. Entonces, vuelto el Señor, miró a
Junto con Santiago y Juan, Pedro pre- Pedro; y Pedro se acordó de la pala-
senció la gloriosa transfiguración de bra del Señor… Y… saliendo fuera,
Jesucristo, a la que le acompañaron lloró amargamente”4.

C ada uno de nosotros ha ob-


servado que algunas perso-
nas van por la vida haciendo
siempre lo correcto. Se ven felices e
incluso entusiasmadas de la vida.
las visitaciones de Moisés y Elías el
profeta1. Pero a pesar de todo eso, el
Salvador percibió que a Pedro le fal-
taba constancia. El Maestro lo cono-
cía tan bien, como nos conoce a cada
A pesar de lo dolorosa que debe
haber sido para Pedro la confirma-
ción de la profecía, su vida comenzó
a cambiar para siempre; se convirtió
en ese siervo inquebrantable y sóli-
Cuando tienen que tomar decisio- uno de nosotros. En la Biblia leemos: do como una roca, esencial para el
nes difíciles, parecería que invaria- “Dijo también el Señor: Simón, plan del Padre después de la crucifi-
blemente toman las correctas, aun Simón, he aquí Satanás os ha xión y resurrección del Salvador.
cuando haya opciones tentadoras a pedido… pero yo he rogado por ti, Ese conmovedor pasaje ilustra tam-
su alcance. Sabemos que están ex- que tu fe no falte; y tú, una vez bién cuánto amaba el Salvador a
puestas a la tentación, pero se com- [convertido], confirma a tus herma- Pedro. A pesar de encontrarse en
portan como si éstas no existieran. nos. El le dijo: Señor, dispuesto medio de un agobiante desafío a Su
Asimismo, hemos observado cómo estoy a ir contigo no sólo a la cárcel, propia vida, con todo el peso de lo
otras personas no son tan valientes sino también a la muerte”2. No cabe que iría a suceder sobre Sus hom-
en las decisiones que toman. En un duda de que, desde la perspectiva de bros, aún así se volvió a mirar a
ambiente de gran espiritualidad, Pedro, no eran palabras vanas. Él lo Pedro. El amor de un Maestro se
toman la resolución de ser mejores, decía con sincera intención; pero transmitió al alumno amado infun-
de cambiar el curso de su vida, de sin embargo, actuaría de otro modo. diéndole valentía e iluminándolo en
dejar a un lado los hábitos que debi- Más tarde, en el Monte de los momentos de necesidad. Después,
litan. Son sinceras en su determina- Olivos, Jesús profetizó a Sus discípu- Pedro alcanzó el máximo potencial
ción de cambiar; pero sin embargo, los: “Todos os escandalizaréis de mí de su llamamiento. Él enseñó con

L I A H O N A
26
poder y testimonio inquebrantables, característica precisión y claridad comprensión que la persona tiene
a pesar de las amenazas, los encar- doctrinal, el presidente Marion G. del significado de la vida y de la fi-
celamientos y las golpizas. Él se Romney explicó la conversión: delidad a Dios, en interés, pensa-
había convertido plenamente. “Conversión significa volverse de miento y conducta. Para uno que
En ocasiones, la palabra conver- una creencia o de una acción a otra. está realmente convertido, el deseo
tido, se emplea para describir el La conversión es un cambio tanto de hacer cosas contrarias al
momento en el que una persona espiritual como moral. La conversión Evangelio de Jesucristo muere, y en
sincera decide bautizarse. Sin em- implica no solamente la aceptación su lugar nace el amar a Dios con la
bargo, si se utiliza apropiadamente, intelectual de Jesús y Sus enseñan- firme e imperante determinación de
la conversión significa más que zas, sino también una fe motivadora guardar Sus mandamientos”.
eso, tanto para el nuevo converso en Él y en Su Evangelio; una fe Para convertirte, debes recordar
como para el que ha sido miembro que efectúa una transformación; aplicar diligentemente a tu vida las
desde hace mucho tiempo. Con su un cambio real en cuanto a la palabras clave: “el amar a Dios con
la firme e imperante determinación
de guardar Sus mandamientos”. Tu
felicidad ahora y siempre está condi-
cionada a tu grado de conversión y
a la transformación que ésta efectúe
en tu vida. ¿Cómo puedes entonces
llegar a ser un verdadero converso?
El presidente Romney describe los
pasos que debes seguir:
“El ser miembro de la Iglesia y el
estar convertido no son necesaria-
mente sinónimos; el estar converti-
dos y el tener un testimonio
tampoco es precisamente la misma
cosa. Un testimonio se recibe cuan-
do el Espíritu Santo testifica de la
verdad a aquel que la busca fervien-
temente. Un verdadero testimonio
vitaliza la fe, o sea, induce al arre-
pentimiento y a la obediencia a los
mandamientos. La conversión es el
fruto o la recompensa del arrepenti-
miento y de la obediencia”5.
Simplemente, la verdadera con-
versión es el fruto de la fe, el arre-
pentimiento y la obediencia constante.
La fe se recibe al oír la palabra de
Dios6 y responder a ella. Recibirás
del Espíritu Santo un testimonio de
las cosas que aceptes por medio de
la fe, al hacerlas de buena voluntad7.
Recibirás guía para arrepentirte de
los errores que cometas como resul-
tado de cosas equivocadas que
hayas hecho o de cosas correctas
que hayas dejado de hacer. Como
consecuencia, tu capacidad para
obedecer constantemente se fortalece-
rá. Ese ciclo de fe, arrepentimiento y
obediencia te llevará a una conver-
sión aún mayor y a sus correspon-
dientes bendiciones. La verdadera
conversión fortalecerá tu capacidad
de hacer lo que sabes que debes
hacer, en el momento en que debes

J U L I O D E 2 0 0 2
27
tenía dificultades: “No obstante,
ayunaron y oraron frecuentemente,
y se volvieron más y más fuertes en
su humildad, y más y más firmes en
la fe de Cristo, hasta henchir sus
almas de gozo y de consolación; sí,
hasta la purificación y santificación
de sus corazones, santificación que
viene de entregar el corazón a
Dios”9.
El presidente Hinckley ha decla-
rado que la verdadera conversión es
lo que marca la diferencia10.
Para recibir las bendiciones pro-
metidas gracias a la verdadera con-
versión, haz ahora los cambios que
tú sabes que son necesarios. El
hacerlo, a pesar de las circunstan- corta duración, porque cuando Salvador dijo: “…¿no os volveréis a
cias que te rodeen. viene… la persecución… luego tro- mí ahora, y os arrepentiréis de vues-
La parábola del sembrador, que piezan”. tros pecados, y os convertiréis para
enseñó Jesús, se utiliza por lo gene- ¿Te has encontrado alguna vez en que yo os sane? … si venís a mí,
ral para describir cómo reciben la una situación en la que alguien pro- tendréis vida eterna”11.
palabra del Señor las diferentes per- pone algo inapropiado y tú no haces Testifico que si oras pidiendo
sonas, al ser ésta predicada. Piensa nada para oponerte? guía, el Espíritu Santo te ayudará a
por un momento en cómo esa “[Algunas] fueron sembrad[a]s reconocer los cambios personales
misma parábola quizá se aplique a ti entre espinos: los que oyen la pala- que tienes que hacer para obtener
en las diferentes circunstancias de bra, pero los afanes de este siglo… y una verdadera conversión. El Señor
tu vida, al afrontar problemas o las codicias de otras cosas, entran y entonces te bendecirá más abun-
estar bajo fuertes influencias. La pa- ahogan la palabra, y se hace infruc- dantemente. Tu fe en Él se reafirma-
labra o las enseñanzas del Salvador tuosa”. rá, tu capacidad para arrepentirte
las recibes de muchos modos: al ob- ¿Ha habido momentos en que aumentará y tu poder para obedecer
servar a los demás, por medio de la quieres tanto algo que justificas una constantemente se fortalecerá. El
oración, al meditar las Escrituras o excepción a tus normas? Salvador vive. Él te ama. A medida
por medio de la guía del Espíritu “[Algunas] fueron sembrad[a]s que te esfuerces por hacer lo mejor,
Santo. A medida que repito la ex- en buena tierra: los que oyen la pa- Él te ayudará. En el nombre de
plicación que Jesús dio a Sus discí- labra y la reciben, y dan fruto a Jesucristo. Amén. 
pulos de esa parábola, examina treinta, a sesenta, y a ciento por
mentalmente tu vida. Observa si uno”8. NOTAS
hay momentos en los que las ense- Yo sé que esa es la forma en que 1. Véase Mateo 17:3, 1 Reyes 17:1,
ñanzas correctas encuentran en ti deseas vivir tu vida. La plenitud con D. y C. 110:13.
condiciones que no son propicias la que aceptes las enseñanzas del 2. Lucas 22:31–32; cursiva agregada.
para recibirlas y, como consecuen- Salvador, determinará cuánto fruto 3. Véase Marcos 14:27, 29–31.
cia, los frutos prometidos de felici- o bendiciones cosecharás en la vida. 4. Lucas 22:56–62.
dad, paz, contentamiento y progreso Esta parábola ilustra que el grado al 5. Conferencia de Área en Guatemala,
se pierden. que estés dispuesto a obedecer esas febrero de 1977; véase “El gozo de la
“El sembrador es el que siembra cosas que sabes que debes hacer, re- conversión”, Liahona, mayo y junio de
la palabra. [Algunas se sembraron] sistiéndote a justificarte a hacer lo 1977, pág. 70).
junto al camino… después que la contrario, determinará cuán verda- 6. Véase Romanos 10:17; Joseph F.
oyen, en seguida viene Satanás, y deramente convertido estés; y por lo Smith, Doctrina del Evangelio, pág. 96.
quita la palabra que se sembró en tanto, cuán plenamente el Señor te 7. Véase Éter 12:6.
sus corazones”. bendecirá. 8. Marcos 4:14–20.
¿Podría sucederte eso a ti, en un La verdadera conversión produce 9. Helamán 3:35.
ambiente inadecuado, con amigos frutos de felicidad perdurable que se 10. Seminario de Representantes
que no te convienen? puede disfrutar aún cuando haya Regionales, 6 de abril de 1984, citado por
“[Algunas] en pedregales: los que gran tumulto en el mundo y la ma- W. Mack Lawrence en “La conversión y
cuando han oído la palabra, al mo- yoría sea desdichado. El Libro de el compromiso”, Liahona, julio de 1996,
mento la reciben con gozo; pero no Mormón enseña lo siguiente en pág. 81.
tienen raíz en sí, sino que son de cuanto a un grupo de personas que 11. 3 Nefi 9:13–14.

L I A H O N A
28
buscó. Fuimos amigos del quinto al

Amigos verdaderos duodécimo año escolar, y después


[nos separamos] cuando asistimos a
distintas instituciones [académicas].
Élder Henry B. Eyring “Mbuti se bautizó en abril de
Del Quórum de los Doce Apóstoles 1999, y cuatro semanas más tarde me
fue a visitar a mi casa y me habló del
Evangelio. A pesar de los rumores
sobre la Iglesia, quedé impresionado
por los ‘conciudadanos de los santos’
“Todos seremos probados. Todos necesitamos amigos verdaderos que me dieron una afectuosa bienve-
nida la primera vez que los visité. Ese
que nos amen, nos escuchen, nos muestren el camino y nos mismo domingo, mi amigo me pre-
testifiquen de la verdad”. sentó a los misioneros; se hicieron
planes para que se me enseñara. Mi
amigo estuvo presente en cada char-
El Salvador nos advierte que si la y me continuaba invitando a las
entramos en la senda y avanzamos actividades. Realmente disfruté estar
lo suficiente y después fracasamos y rodeado de personas que tenían los
lo negamos, hubiera sido mejor que mismos valores, intereses, normas y
nunca hubiésemos entrado2. metas. Fue en esa época que comen-
Pienso en ello cada vez que hablo cé a asistir a Instituto [de Religión].
con miembros nuevos de la Iglesia, Todo parecía tener perfecta naturali-
oportunidad que tengo a menudo dad: los jueves [a las cinco y media
por todo el mundo. Veo que en sus de la tarde] recibía las charlas, segui-
rostros reflejan confianza, y a menu- das por instituto.
do me cuentan de alguna prueba de “Aprendí mucho en instituto, y
su fe y luego, con apremio en la voz, en especial disfruté la clase sobre
me susurran: “Por favor, ore por mí”. cómo lograr un matrimonio celes-
En esos momentos, siento nueva- tial. El primer semestre terminó en
mente el peso de la responsabilidad mayo, poco después de que comen-
que nos ha encargado el profeta vi- cé a asistir a clases, por lo que sentí
viente del Señor: guardar la prome- como que no había recibido lo sufi-
sa que hicimos en las aguas del ciente. Pero tuve la fortuna de asis-
bautismo de “llevar las cargas los tir a la clase del segundo semestre:

C ientos de miles de hijos de


nuestro Padre Celestial se
unen cada año a La Iglesia
de Jesucristo de los Santos de los
Últimos Días. Para la mayoría de
unos de los otros”3; la responsabili-
dad de ser un amigo.
Las siguientes palabras del presi-
dente Hinckley me vigorizan:
“Espero, oro, les ruego a cada
Enseñanzas de los profetas vivien-
tes. Mientras asistía a Instituto,
compré los cuatro libros canónicos y
seguí aprendiendo y creciendo en la
Iglesia línea por línea, precepto por
ellos, esto requiere que se efectúe uno de ustedes que acepten plena- precepto, un poco aquí y un poco
un gran cambio en su vida. Todos mente a cada miembro nuevo de la allí. El 17 de septiembre de 1999 me
han hecho un convenio sagrado con Iglesia. Hagan de él o ella un amigo. bautizó otro amigo que conocí al
grandes promesas y con el compro- Aférrense a ellos”4. asistir a instituto.
miso solemne de perseverar. Dicho El presidente Hinckley no puede “Me siento agradecido por el pro-
convenio es tan importante que estar junto a cada miembro nuevo grama de instituto. No sólo me ha
nuestro Padre Celestial describió al como amigo, pero ustedes pueden dado forma, sino que también me ha
profeta Nefi la bendición y el reto estar por lo menos junto a uno. ayudado a capacitarme para ser mi-
que esto supone: Todo lo que se requiere es sentir un sionero, para lo cual me empecé a
“Y oí la voz del Padre que decía: poco de lo que ellos sienten y un preparar cinco meses después de mi
Sí, las palabras de mi Amado son poco de lo que el Salvador siente bautismo. He sido bendecido con
verdaderas y fieles. Aquel que perse- por ellos. Traten de sentir lo que muchas oportunidades de servir y
vere hasta el fin, éste será salvo. siente el corazón de un joven en enseñar, aun antes de salir a la
“Y ahora bien, amados hermanos África, Nkosiyabo Eddie Lupahla, misión.
míos, por esto sé que a menos que el que escribe sobre su amigo. “Me siento agradecido por mi
hombre persevere hasta el fin, si- “Hace dos años y medio, antes de amigo. Espero que se dé cuenta de
guiendo el ejemplo del Hijo del Dios que me uniera a la Iglesia en 1999, lo que ha hecho por mí. Los dos
viviente, no puede ser salvo”1. mi buen amigo Mbuti Yona me hemos servido en misiones: yo en la

J U L I O D E 2 0 0 2
29
misión Sudáfrica Durban; él en la ejemplares de la Escrituras, lo cual Hay ciertas cosas que podemos
misión Sudáfrica Ciudad de El hizo. saber respecto a su vida privada.
Cabo. Todo lo que se requiere es Al bautizarse, el hermano Recordemos que escribió que siguió
tener un amigo para que se efectúe Lupahla recibió el don del Espíritu aprendiendo. Escribió que creció
tan potente cambio en la vida de Santo para que le sirviera como “en la Iglesia, línea por línea, pre-
uno”5. compañero constante siempre y cepto por precepto, un poco aquí y
Ahora bien, no parece haber cuando lo invitara y viviera una un poco allí”. Dijo que sus experien-
nada milagroso en ese relato, sin vida digna de Él. Eso le aseguró otra cias en el programa de instituto del
embargo hay un milagro de sabidu- promesa: “Porque he aquí, os digo Sistema Educativo de la Iglesia le
ría que va más allá de la capacidad otra vez, que si entráis por la senda dieron forma. Gracias a las
humana. y recibís el Espíritu Santo, él os mos- Escrituras, sabemos qué fue lo que
Tal vez porque Mbuti mismo trará todas las cosas que debéis dio origen a los cambios que en él se
había viajado por ese sendero o hacer”7. El Espíritu Santo le debe efectuaron. Tuvo que haber estado
quizá por revelación, él supo lo que haber dicho que empezara a prepa- orando con fe en el Salvador.
su amigo debía hacer para perseve- rarse para la misión, lo cual hizo. Mediante el Espíritu estuvo reci-
rar. Y de ese modo supo edificar y No sabemos qué amigos le acom- biendo testimonio y dirección. Y en-
ayudar. pañaron a las reuniones sacramenta- tonces no sólo estaba haciendo lo
Le presentó los misioneros a su les, tanto antes como después de su que se le inspiró a hacer, sino que le
amigo; se aseguró de que su amigo bautismo, pero algunos deben haber- estaba pidiendo a Dios que permi-
se bautizara y recibiera el don del le dado un saludo afectuoso, tal tiera que la Expiación obrara en su
Espíritu Santo. Aun antes del bau- como lo hicieron la primera vez que vida.
tismo, llevó a su amigo a un lugar los visitó. Allí renovaba el convenio Nefi, al describir ese milagroso
donde pudiera estudiar las de siempre recordar al Salvador, de cambio y lo que lo ocasiona, dijo lo
Escrituras y así ser nutrido por la guardar Sus mandamientos y de nue- siguiente:
buena palabra de Dios. Aun antes vamente recibir la promesa de la “Y ahora bien, amados herma-
del bautismo ayudó a su amigo a compañía del Espíritu Santo. No sa- nos míos, percibo que aún estáis
descubrir esta promesa: “Por tanto, bemos qué papel jugaron sus amigos meditando en vuestros corazones; y
os dije: Deleitaos en las palabras de en sus llamamientos a servir y discur- me duele tener que hablaros con-
Cristo; porque he aquí, las palabras sar, pero podemos estar seguros de cerniente a esto. Porque si escucha-
de Cristo os dirán todas las cosas que le dieron las gracias y le dijeron seis al Espíritu que enseña al
que debéis hacer”6. Las palabras le cuándo sintieron el Espíritu mientras hombre a orar, sabríais que os es
deben haber dicho que comprara prestaba servicio y enseñaba. menester orar; porque el espíritu

Los élderes Henry B. Eyring, Jeffrey R. Holland y Richard G. Scott, del Quórum de los Doce Apóstoles, miran hacia
la congregación, mientras los miembros de la Primera Presidencia se hacen una consulta antes de una sesión de
la conferencia.

L I A H O N A
30
malo no enseña al hombre a orar, El miembro debe tomar las deci- los dolores y las enfermedades de
sino le enseña que no debe orar. siones, pero el amigo verdadero es su pueblo.
“Mas he aquí, os digo que debéis esencial. Hay maneras importantes “Y tomará sobre sí la muerte,
orar siempre, y no desmayar; que en las que podemos llevar las cargas para soltar las ligaduras de la muerte
nada debéis hacer ante el Señor, sin de los miembros nuevos para que les que sujetan a su pueblo; y sus enfer-
que primero oréis al Padre en el sean soportables. Podemos amar, es- medades tomará él sobre sí, para
nombre de Cristo, para que él os cuchar, demostrar y testificar. que sus entrañas sean llenas de mi-
consagre vuestra acción, a fin de Primero, debemos amarlos. Es lo sericordia, según la carne, a fin de
que vuestra obra sea para el benefi- que el Salvador hace. Lo podemos que según la carne sepa cómo soco-
cio de vuestras almas”8. hacer junto a Él y por Él. Él nos in- rrer a los de su pueblo, de acuerdo
El Espíritu Santo es un consolador dicó el camino durante Su ministe- con las enfermedades de ellos”10.
y un guía, pero también es un agente rio terrenal. Enseñó mediante el Tercero, debemos ser un ejemplo
purificador. Por eso es que el prestar precepto y el ejemplo que debemos para el miembro nuevo. Podemos
servicio en el reino es tan crucial amar a Sus discípulos. deleitarnos en la palabra de Dios.
para poder perseverar. Cuando se nos “Este es mi mandamiento: Que Podemos pedir la compañía del
llama a servir, podemos orar y pedir os améis unos a otros, como yo os Espíritu Santo y vivir para recibirla.
que el Espíritu Santo sea nuestro he amado. Podemos ser obedientes por la fe
compañero, teniendo la certeza de “Nadie tiene mayor amor que que tenemos en Jesucristo. Y con el
que así será. Cuando pedimos con fe, este, que uno ponga su vida por sus tiempo podemos llegar a ser un
un cambio puede ocurrir en nuestra amigos. ejemplo de un discípulo que nace de
naturaleza, tanto para beneficio de “Vosotros sois mis amigos, si ha- nuevo mediante la Expiación. El
nuestras almas como para fortalecer- céis lo que yo os mando. proceso puede ser gradual. Puede
nos contra las pruebas que todos de- “Ya no os llamaré siervos, porque ser difícil para nosotros discernir el
bemos enfrentar. el siervo no sabe lo que hace su cambio en nosotros mismos, pero
Lo que los amigos pueden hacer señor; pero os he llamado amigos, será real y le dará esperanza al
para ayudar a quienes deben perse- porque todas las cosas que oí de mi miembro nuevo y a todos aquellos a
verar tiene limitaciones. Es el miem- Padre, os las he dado a conocer”9. quienes extendamos amistad en el
bro nuevo el que debe orar. Es el El Salvador cuida como a un sendero a la vida eterna.
miembro nuevo el que debe confiar amigo al miembro que trata de es- Cuarto, debemos testificar de la
en la fortaleza que recibirá como forzarse. Dio Su vida por todos no- verdad al miembro nuevo. Tal testi-
respuesta a su oración. Debe escoger sotros. Él nos ama y nos otorgará, si monio debe ser sincero, y es mejor
por sí mismo, con fe, recibir el bau- somos fieles, el don de sentir parte cuando es sencillo. Es más útil
tismo, depositando su confianza en de Su amor por él. En ocasiones he cuando es en cuanto a la realidad y
el amigo perfecto, el Salvador. recibido la bendición de sentir, por la misión del Salvador, el amor de
Teniendo fe en Él, debe escoger medio del Espíritu Santo, el amor nuestro Padre Celestial y los dones y
arrepentirse, ser humilde y contrito. que el Señor le tiene al miembro
Debe escoger recibir el don del nuevo que se esmera. Sé por mí
Espíritu Santo. Las palabras que se mismo que esto es posible.
pronuncian al confirmar a alguien Segundo, debemos escuchar al
como miembro de la Iglesia son una nuevo miembro con comprensión y
invitación: “Recibe el Espíritu empatía, lo que también requerirá
Santo”. Y esa elección no se debe dones espirituales ya que nuestras
hacer sólo una vez, sino cada día, propias experiencias rara vez serán
cada hora, cada minuto. Incluso iguales a las de ellos. El decir:
cuando el Espíritu Santo viene e in- “Entiendo, entiendo lo que sientes”
dica lo que se debe hacer, el hacerlo no bastará, a menos que sí entenda-
o no representa una elección. mos. Pero el Señor entiende. Si
Incluso cuando leen de forma regu- piden con fe, el Señor está dispuesto
lar, hay que elegir asistir al festín y a hacer de ustedes amigos compren-
“deleita[rse] en las palabras de sivos, incluso cuando recién cono-
Cristo”. Y ni siquiera el festín es nu- cen a la persona. Antes de que Él
tritivo a menos que se elija hacer lo naciera, los profetas sabían lo que
que las palabras de Cristo dicen. Al haría para ayudarles a ustedes a ser
practicar lo suficiente la fe y la obe- amigos por Él:
diencia, el Espíritu Santo se torna “Y él saldrá, sufriendo dolores,
en un compañero constante, nues- aflicciones y tentaciones de todas
tra naturaleza cambia y la perseve- clases; y esto para que se cumpla la
rancia se vuelve cierta. palabra que dice: Tomará sobre sí

J U L I O D E 2 0 0 2
31
el compañerismo del Espíritu Santo.
Y es siempre esencial testificar que el
Padre y el Hijo aparecieron al joven
José Smith y que el Evangelio en su
La obediencia de la fe
plenitud al igual que la Iglesia verda- Élder R. Conrad Schultz
dera han sido restaurados por men- De los Setenta
sajeros celestiales. El Espíritu Santo
confirmará que esas sencillas decla-
raciones son verdaderas.
El miembro nuevo necesitará
dicha confirmación una y otra vez, “ ‘La obediencia de la fe’ es un asunto de confianza. La pregunta
aun cuando no estemos presentes
para testificar. Si él o ella opta por re- es sencilla: ¿Confiamos en nuestro Padre Celestial? ¿Confiamos
chazar la compañía del Espíritu en nuestros profetas?”.
Santo, no ha de perseverar. Pero esto
se aplica a todos nosotros, sin impor-
tar dónde estemos y cuán fieles haya- embarcación. No sé cómo ésta se
mos sido. Todos seremos probados. mantuvo en su posición vertical,
Todos necesitamos amigos verdade- pero Gary, nuestro primo, salió dis-
ros que nos amen, nos escuchen, nos parado por la borda. Todos llevába-
muestren el camino y nos testifiquen mos puestos chalecos salvavidas y,
de la verdad para que no perdamos el con cierta dificultad, maniobramos
compañerismo del Espíritu Santo. el bote, que estaba medio lleno de
Ustedes deben ser ese tipo de amigos. agua, hasta donde se hallaba el
Todavía puedo recordar, como si primo flotando y lo subimos a bordo.
fuera hoy, a los amigos que hace tanto Nos había golpeado lo que lla-
tiempo impactaron mi vida para bien. man una ola furtiva. Esas olas impe-
Ya no están aquí, pero todavía me edi- tuosas no suelen surgir a menudo y
fica el recuerdo de su amor, ejemplo, no hay modo de presagiarlas. Más
fe y testimonio. Y la amistad que uste- tarde, nos enteramos de que, a lo
des le extiendan, aunque sea a un solo largo de la costa de los estados de
miembro nuevo, puede hacer que, Oregón y de Washington, se habían
tanto en esta vida como en la venide- ahogado cinco personas ese mismo
ra, cientos o tal vez miles de sus ante- día, en tres accidentes de embarca-
pasados y descendientes les llamen a ciones separados. Los tres los había
ustedes bienaventurados.
Ésta es la verdadera Iglesia de
Jesucristo. Él vive. Él los ama a uste-
des y ama a quienes ustedes deben
servir y que se convertirán en sus
E n este mundo en que vivimos,
las cosas no siempre son lo
que parecen ser. A veces no
somos conscientes de las fuerzas po-
derosas que ejercen su influencia
ocasionado la misma oleada furtiva,
la cual se había formado en la super-
ficie del mar sin razón evidente.
Cuando llegamos a la orilla de la
playa, el mar se veía llano y sereno,
amigos verdaderos por siempre. sobre nosotros. Las apariencias en- y no daba señal de peligro alguno.
En el sagrado nombre de gañan mucho. Sin embargo, el océano había resul-
Jesucristo. Amén.  Hace unos años tuve una expe- tado ser muy engañoso, pues no
riencia con apariencias engañosas había sido en absoluto lo que pare-
NOTAS en la que los resultados pudieron cía ser.
1. 2 Nefi 31:15–16. haber sido trágicos. Un primo de mi Al avanzar por la jornada de esta
2. Véanse 2 Nefi 31:14; D. y C. 40:1–3; esposa y su familia fueron a visitar- vida, debemos estar constantemente
41:5–6. nos desde Utah. Era un tranquilo de guardia y atentos a esas cosas que
3. Mosíah 18:8. día de verano en la costa del estado son engañosas, es decir, que no son
4. Reunión con los miembros de de Oregón y fuimos a pescar al océa- para nada lo que parecen ser. Si no
Edmonton, Alberta, Canadá, 2 de agosto no. La ocasión era agradable y lo es- tenemos cuidado, las olas furtivas de
de 1998. tábamos pasando muy bien la vida podrán resultarnos tan mor-
5. Correspondencia personal. pescando salmones cuando, de tales como las del mar.
6. 2 Nefi 32:3. pronto, al volverme, vi una enorme Uno de los ardides furtivos y sola-
7. 2 Nefi 32:5. ola de 2,5 m que se nos venía enci- pados del adversario es hacernos
8. 2 Nefi 32: 8–9. ma. Sólo tuve tiempo de dar un creer que la obediencia incondicio-
9. Juan 15:12–15. grito de advertencia antes de que la nal a los principios y a los manda-
10. Alma 7:11–12. oleada nos golpease de costado la mientos de Dios es obediencia ciega.

L I A H O N A
32
Dios, porque lo menosprecian, supo-
niendo que saben por sí mismos; por
tanto, su sabiduría es locura, y de
nada les sirve; y perecerán” (2 Nefi
9:28).
Jacob no dice que no debamos
adquirir instrucción, pues continúa
diciendo que bueno es ser instruido,
si se hace caso de los consejos de
Dios.
Hay quienes llegan a creer que se
puede escoger qué mandamientos
de Dios obedecer. De un modo muy
cómodo catalogan muchos manda-
mientos como cosas pequeñas que
se pueden dejar a un lado y que no
parecen ser una amenaza de muerte
ni son muy importantes, como por
ejemplo, el decir nuestras oraciones,
el santificar el día de reposo, el leer
las Escrituras, el pagar nuestro diez-
mo, el asistir a las reuniones de la
Iglesia y muchas otras cosas dema-
siado numerosas para nombrarlas.
Nuestro Padre Celestial se comu-
nica con Sus hijos de un modo muy
claro. En las enseñanzas del
Una familia se detiene ante la estatua el Christus en el Centro de Evangelio no hay sonido incierto del
Visitantes Norte de la Manzana del Templo. que hace mención el apóstol Pablo
(véase 1 Corintios 14:8). No hay
Su objetivo es hacernos creer que autocontrol”, Liahona, julio de 1983, duda con respecto al significado de
debemos seguir nuestras propias vías pág. 99). lo que se dice ni de los sentimientos
mundanas e ir en pos de nuestras Podríamos calificar eso de “la que infunde el Espíritu. No se nos
ambiciones egoístas, y lo hace al obediencia de la fe”. Con fe, ha dejado solos, sin guía: tenemos
persuadirnos de que el seguir “ciega- Abraham fue obediente al preparar las Escrituras, los profetas, padres
mente” a los profetas y el obedecer a Isaac para sacrificarlo; con fe, Nefi cariñosos y líderes.
los mandamientos equivale a no fue obediente al obtener las plan- ¿Por qué nos apartamos a veces
pensar por nosotros mismos; él ense- chas de bronce; con fe, se lanza el del buen camino? ¿Por qué nos deja-
ña que no es inteligente hacer algo niño pequeño obedientemente mos influir por los ardides engaño-
tan sólo porque así nos lo dicen el desde una altura a los fuertes brazos sos del adversario? La solución a sus
profeta viviente o los profetas que de su padre. “La obediencia de la fe” engaños es sencilla en su respuesta,
nos hablan desde las Escrituras. es un asunto de confianza. La pre- pero a veces es difícil en su aplica-
Nuestra obediencia incondicio- gunta es sencilla: ¿Confiamos en ción. El presidente Harold B. Lee,
nal a los mandamientos del Señor nuestro Padre Celestial? ¿Confiamos en la conferencia de octubre de
no es obediencia ciega. El presiden- en nuestros profetas?. 1970, habló del Señor, del adversa-
te Boyd K. Packer nos enseñó acer- Otra de las artimañas engañosas rio y de la solución al poder engaño-
ca de eso en la conferencia de abril del adversario es hacernos creer que so del adversario:
de 1983: “Los Santos de los Últimos la sabiduría y el aprendizaje del “Tenemos que pasar por pruebas
Días no son obedientes porque se mundo es la única fuente de conoci- difíciles antes de que el Señor haya
vean obligados a ser obedientes. Son miento a la que debemos acudir. llevado a cabo lo de esta Iglesia y
obedientes porque conocen ciertas Jacob, hermano del profeta Nefi, del mundo en esta dispensación…
verdades espirituales y han resuelto, comprendió el plan del adversario y El poder de Satanás aumentará; lo
como expresión de su propio albe- nos advirtió: vemos en todas partes… Debemos
drío individual, obedecer los manda- “¡Oh ese sutil plan del maligno! aprender a prestar oídos a las pala-
mientos de Dios… No somos ¡Oh las vanidades, y las flaquezas, y bras y a los mandamientos que el
obedientes porque seamos ciegos, las necedades de los hombres! Señor dará por medio de Su profe-
sino que somos obedientes porque Cuando son instruidos se creen sa- ta… Habrá algunas cosas que re-
vemos” (véase “El libre albedrío y el bios, y no escuchan el consejo de quieran paciencia y fe” (véase

J U L I O D E 2 0 0 2
33
“ Valientes en el testimonio de
Jesús”, Liahona, julio de 1982, págs.
122–123).
En seguida, el presidente Lee aña-
Seamos enseñables
dió una advertencia al indicar que Élder Robert R. Steuer
puede ser que no siempre nos guste De los Setenta
lo que provenga de las autoridades
de la Iglesia, por motivo de que ello
podría estar en conflicto con nues-
tras ideas personales o interferir en
algunos aspectos de nuestra vida so- “Al ser enseñables, ponemos en marcha toda la fuerza y las
cial. No obstante, si prestamos oídos
a ello y lo hacemos como si provinie- bendiciones de la Expiación en nuestra vida”.
se de la boca misma del Señor, no se-
remos engañados y recibiremos
grandes bendiciones. Young y le dio algunas instrucciones:
El hacer eso nos llevará de regre- “Diga a la gente que sea humilde y
so a la obediencia, y siempre será así. fiel y se asegure de conservar el espí-
Es parte del plan de felicidad eterna. ritu del Señor, el cual le guiará con
No sé de doctrina alguna que sea justicia. Que tengan cuidado y no se
más fundamentalmente importante alejen de la voz apacible; ésta les en-
para nuestro bienestar en esta vida y señará lo que deben hacer y adónde
en la venidera. Todas las Escrituras ir; les proveerá los frutos del
enseñan la obediencia y no ha vivido Reino…”3 .
apóstol o profeta que no haya ense- ¿Cómo podemos encender en
ñado el principio de la obediencia. nuestra vida este poder de instruc-
A veces es preciso ser obedientes ción divina? Primeramente, debemos
aun cuando no comprendamos la estar dispuestos a recibir instrucción.
razón de la ley. El ser obediente re- Si bien hay muchos que por natura-
quiere fe. El profeta José Smith, al leza tienen hambre y sed de justicia,
enseñar la obediencia, dijo: “Todo otros tal vez sean obligados a ser hu-
cuanto Dios requiere es justo… aun- mildes4. En vez de seguir instruccio-
que no podamos ver la razón [de] nes o de cambiar, algunos de
ello sino hasta mucho después…” nosotros sencillamente preferiríamos
(Enseñanzas del Profeta José Smith,
pág. 312).
Estoy agradecido por haber lleva-
do con mis acompañantes chalecos
salvavidas aquel día estival en el
A los verdaderos discípulos
del Maestro se les puede
enseñar con facilidad. En
breves palabras, Abraham nos da
una idea de la razón por la que
cambiar las reglas. Sin duda Naamán
quería deshacerse de su carne lepro-
sa, pero se alejó lleno de ira cuando
el mensajero del profeta le dijo que
simplemente se lavara siete veces en
océano. Me siento agradecido por fue tan inmensamente bendecido. el río Jordán. Era un inconveniente,
haber podido evitar la tragedia de Había vivido “…anhelando recibir algo trivial, y pensaba que los ríos de
que fueron víctimas otras personas instrucciones y guardar los manda- su país eran mejores que el Jordán.
por aquella oleada furtiva. Es mi mientos de Dios”1. El anhelar reci- Pero su lepra fue sanada al escuchar
oración que continuemos llevando bir instrucciones es más que estar a sus siervos; cambió su manera de
puesto el chaleco salvavidas de la dispuesto a escuchar, porque cuan- pensar e hizo “…conforme a la pala-
obediencia a fin de evitar la trage- do nuestro anhelo de recibir ins- bra del varón de Dios”5. De manera
dia de que indudablemente sería- trucciones es más poderoso que la espectacular se le mostró que había
mos víctimas si fuésemos engañados comodidad de permanecer en la un profeta y un Dios en Israel.
y cediéramos a las tentaciones del misma condición, llegamos a ser Nosotros, también, debemos darnos
adversario. enseñables. cuenta de que Dios tiene leyes6 que
Les testifico que nuestro Padre El presidente Brigham Young en- gobiernan y que Su sabiduría es más
Celestial vive, que Él nos ama y que, señó que nuestro “primer y primor- grande que la nuestra. Incluso
si somos incondicionalmente obe- dial deber [consiste en] buscar al Moisés, después de ver la majestad y
dientes a Sus mandamientos, podre- Señor hasta que podamos abrir una la obra de Dios, dijo: “…el hombre
mos volver a morar con Él y con vía de comunicación desde Dios a no es nada, cosa que yo nunca me
Su Hijo Jesucristo, nuestro Salvador nuestra propia alma”2. Poco después había imaginado”7.
y Redentor. En el nombre de de su muerte, el profeta José Smith Segundo, debemos cultivar una
Jesucristo. Amén.  se apareció en un sueño a Brigham actitud y un espíritu apropiados. Eso

L I A H O N A
34
se logra al meditar con espíritu de obró con confianza, yendo adelante obispo, en cuanto a una pequeña
oración y al esforzarse en el espíritu8. “sin saber de antemano” 13 lo que tarjeta que siempre llevaba en el
Esta obra requiere gran esfuerzo; en debía hacer o las consecuencias que bolsillo de la camisa. Respondió que
ella se incluyen los pasos sumamente resultarían. Pero ya que somos libres a veces acudían a él impresiones o
activos del buscar, dar oídos a las de tomar nuestras decisiones, la vida ideas; entonces sacaba la tarjeta y
Escrituras y estudiarlas. Nuestro co- a veces puede ser una jornada difícil anotaba esos sentimientos. Luego,
razón se enternece si nos humilla- en la que tenemos que aplicar nues- trataba de hacer algo en cuanto a
mos y dejamos de lado el orgullo, y tro corazón y nuestra mente a las ellos, lo más pronto posible. Produce
entonces podemos centrar la aten- verdades de Dios. No obstante, sentimientos de humildad el pensar
ción en los consejos y las instruccio- como dijo el presidente Thomas S. que la voz apacible y delicada siem-
nes celestiales. El padre de Lamoni, Monson: “El Señor espera nuestro pre está a nuestro alcance para en-
el poderoso rey lamanita, realizó pre- razonamiento; nuestra acción; nues- señarnos lo que debemos hacer y a
cisamente ese cambio en su foco de tro trabajo”14. dónde ir. El Señor nos dice que
atención, incluso postrándose hasta El llegar a ser enseñables es un cuando se hace caso a los susurros
el polvo a fin de demostrar su gran proceso en el que se aprende línea del Espíritu, a menudo se conceden
deseo de conocer a Dios. Él declaró: por línea. En este proceso, conver- más; si no los seguimos, con el tiem-
“…abandonaré todos mis pecados timos pensamientos y sentimientos po serán cada vez menos.
para conocerte, y para que sea le- en acciones. ¡Qué grande recom- Como resultado del ser dóciles
vantado de entre los muertos y sea pensa nos aguarda al ejercitar para la enseñanza, obtenemos un
salvo en el postrer día”9. nuestra fe cuando abrimos una vía testimonio aún mayor del interés
Tercero, debemos ser obedientes de comunicación con el Señor! El que nuestro Padre Celestial tiene
a las instrucciones que recibamos. Señor dijo: “…benditos son aque- por nosotros; obtenemos la seguri-
Alma dijo: “…[experimenta] con llos que escuchan mis preceptos y dad y la certeza de que nuestro
mis palabras, y [ejercita] un poco de prestan atención a mis consejos, curso en la vida está en armonía con
fe…”10. Nefi dijo sencillamente: “Iré porque aprenderán sabiduría”15. Y Su voluntad17; incluso tenemos razo-
y haré…”11. Qué maravillosa actitud también dijo: “Y todo aquel que nes para ser buenos, razones para ser
de sumisión y obediencia al aceptar escucha la voz del Espíritu, viene a morales y razones para cambiar
el consejo de su padre de obtener las Dios, sí, el Padre”16. nuestra conducta. Al ser enseñables,
planchas de bronce, cuando se le Hace algunos años, recuerdo ha- ponemos en marcha toda la fuerza y
dijo dónde debía cazar y cómo cons- berle preguntado a mi suegro, un las bendiciones de la Expiación en
truir un barco 12. En cada caso, él hombre de mucha experiencia como nuestra vida; nos volvemos sensibles

J U L I O D E 2 0 0 2
35
a la inspiración del Santo Espíritu a
fin de que los principios de rectitud
que han enseñado los profetas y las
verdades de la tierra puedan arrai-
El Evangelio en
gar a Cristo en nuestra vida18. Nos
convertimos en Sus verdaderos dis-
cípulos.
Si amamos esas verdades con
nuestra vida
todo nuestro corazón, se desarrolla- Élder Dallin H. Oaks
Del Quórum de los Doce Apóstoles
rá una afinidad entre nosotros y la
Fuente misma de la verdad:
“Porque la inteligencia se allega a
la inteligencia; la sabiduría recibe a
la sabiduría; la verdad abraza a la
verdad; [y] la virtud ama a la vir- “Él nos ha dado Su Expiación, Su Evangelio y Su Iglesia, una
tud…” 19. Por consiguiente, descu- combinación sagrada que nos da la seguridad de la inmortalidad y
briremos que las cosas que más
valoramos y apreciamos son aque- la oportunidad de obtener la vida eterna”.
llas que personalmente hayamos
aprendido del Señor.
Testifico que por medio del profe- viene de entregar el corazón a Dios.
ta José Smith hemos recibido innu- Ambos tipos de personas se privan
merables revelaciones de verdad que de algunas bendiciones especiales en
dan testimonio del sacrificio expiato- esta vida, y ambos están en peligro
rio de Jesucristo. Al ser enseñables de privarse de las bendiciones más
podremos ver y oír con más claridad gloriosas de la vida venidera.
y cumplir con esas revelaciones que Pablo enseñó que el Señor dio
continúan incluso hoy día mediante profetas y apóstoles para “perfeccio-
nuestros apóstoles, profetas, videntes nar a los santos… la obra del minis-
y reveladores vivientes. En el nom- terio… [y] la edificación del cuerpo
bre de Jesucristo. Amén.  de Cristo” (Efesios 4:12). Las perso-
nas que no estén participando ple-
NOTAS namente en La Iglesia de Jesucristo
1. Abraham 1:2. de los Santos de los Últimos Días y
2. Véase Enseñanzas de los Presidentes de que no estén buscando también una
la Iglesia: Brigham Young, pág. 45. conversión espiritual personal se
3. Citado por Brigham Young en están privando de experiencias que
Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: son esenciales bajo el gran plan de
Brigham Young, pág. 45. felicidad divinamente establecido.
4. Véase Mateo 5:6 y Alma 32:13.
5. Véase 2 Reyes 5:1–14.
6. Véase D. y C. 93:30.
7. Moisés 1:10.
8. Véase Alma 17:5.
H ace unos años vi una diverti-
da caricatura en el periódico
en la que aparecía un clérigo
conversando con una pareja de
“hippys” montada en una motocicle-
Las enseñanzas y la obra de la Iglesia
son esenciales para llevar a cabo la
inmortalidad y la vida eterna del
hombre (véase Moisés 1:39).
Ruego que muchas de las personas
9. Alma 22:17–18. ta. “Nosotros vamos a la iglesia”, que me estén escuchando tengan
10. Alma 32:27. decía uno de ellos al clérigo. “Hemos una confirmación espiritual de la im-
11. 1 Nefi 3:7. estado yendo por años… pero aún no portancia de la misión de la Iglesia de
12. Véase 1 Nefi 3:4, 16:23–32, hemos podido llegar hasta allí”1. edificar y exaltar a los hijos de Dios.
17:8–11. Muchos de nuestros familiares y Ruego en especial que aquellos que
13. 1 Nefi 4:6. amigos aún no han llegado a la igle- no estén disfrutando aún las bendi-
14. Véase Thomas S. Monson, “Al sia tampoco; tal vez asistan de vez en ciones de la plena participación y de-
rescate”, Liahona, julio de 2001, pág. 58. cuando, pero todavía no están dis- dicación busquen esa confirmación,
15. 2 Nefi 28:30. frutando de todas las bendiciones de la obtengan y hagan algo al respecto.
16. D. y C. 84:47. la participación y del prestar servicio Hace más o menos diez años,
17. Véase Joseph Smith, compilación, en la iglesia. Es posible que otros sí mientras estaba en una conferencia
Lectures on Faith, 1985, pág. 38. asistan con regularidad, pero se abs- de estaca en los Estados Unidos, me
18. Véase Moisés 7:62. tienen de obligaciones y del buscar el presentaron a un miembro que por
19. D. y C. 88:40. renacimiento espiritual personal que muchos años no había participado en

L I A H O N A
36
la Iglesia. “¿Por qué razón habría de hacen experimentan la conversión conversión personal, son la cosecha
regresar a la actividad de la Iglesia?”, descrita por el profeta que nos supli- especial de esa renovación semanal
me preguntó ese miembro. có “venid a Cristo, y perfeccionaos de nuestros convenios. Yo he disfru-
Considerando todo lo que el Salvador en él” (Moroni 10:32). tado del cumplimiento de esa pro-
ha hecho por nosotros, respondí que A lo largo de mi vida he sido mesa en las decisiones cotidianas de
sería fácil ofrecer algo en servicio a Él bendecido por pertenecer a La la vida, así como en mi progreso es-
y a nuestro prójimo. Mi interrogador Iglesia de Jesucristo de los Santos de piritual personal.
consideró esa idea por un momento y los Últimos Días y participar en ella. Me entristece cuando un Santo
luego hizo esta asombrosa respuesta: Es imposible describir las formas en de los Últimos Días no entiende la
“¿Y qué ha hecho Él por mí?”. las que la Iglesia ha sido una bendi- valiosa bendición que reciben
Esta increíble respuesta me hizo ción en mi vida y en la de mis seres aquellos que observan el manda-
pensar en lo que la gente espera reci- queridos, pero menciono unos ejem- miento de ofrecer sus sacramentos
bir de Jesucristo, de Su Evangelio y de plos con la esperanza de que eso cada día de reposo. ¿Qué hay en la
su participación en Su Iglesia. Pensé añada la persuasión personal a los vida —en los lagos o arroyos, en los
en otros que han dicho que dejaron principios descritos. lugares de recreo comercial o el
de asistir a la Iglesia porque la Iglesia La asistencia a la Iglesia cada se- quedarse en el hogar para leer el
“no satisfacía sus necesidades”. ¿Qué mana proporciona la oportunidad diario dominical— que brinde algo
necesidades esperarían que la Iglesia de participar de la Santa Cena, que se le compare a esas bendicio-
satisficiera? Si las personas simple- como el Señor nos lo ha mandado nes? Ningún placer recreativo
mente buscan una experiencia social (véase D. y C. 59:9). Si actuamos puede igualar la renovación purifi-
satisfactoria, tal vez se decepcionen con la debida preparación y actitud, cadora y la guía y el progreso espiri-
en un barrio o en una rama particular el participar de la Santa Cena re- tuales que Dios ha prometido a
y busquen otras relaciones. Hay expe- nueva el efecto purificador de nues- aquellos que participan fielmente
riencias sociales satisfactorias en mu- tro bautismo y nos hace acreedores de la Santa Cena y le rinden tribu-
chas organizaciones. Si esas personas de la promesa de que siempre ten- to cada día de reposo. Doy gracias
simplemente buscan ayuda para dremos Su Espíritu con nosotros. por el cumplimiento de esas prome-
aprender el Evangelio, podrían lograr Una de las misiones de ese Espíritu, sas en mi vida, y reitero que están
esa meta mediante la literatura que el Espíritu Santo, es el testificar del al alcance de todos.
está a su alcance. Pero, ¿son esos los Padre y del Hijo y de llevarnos hacia Al llegar a la edad de responsabili-
objetivos primordiales de la Iglesia? la verdad (véase Juan 14:26; 2 Nefi dad y comprender y experimentar el
¿Es eso todo lo que esperamos recibir 31:18). El testimonio y la verdad, efecto del pecado personal, las ense-
del Evangelio de Jesucristo? que son esenciales para nuestra ñanzas del Evangelio de Jesucristo
Alguien ha dicho que según lo
que busquemos, eso obtendremos.
Las personas que asisten a la Iglesia
con el único propósito de obtener
algo de naturaleza temporal tal vez
se desilusionen. El apóstol Pablo es-
cribió desfavorablemente en cuanto
a las personas que “no sirven a nues-
tro Señor Jesucristo, sino a sus pro-
pios vientres” (Romanos 16:18). Las
personas que asisten a la Iglesia con
el fin de dar a su prójimo y servir al
Señor raras veces saldrán desilusio-
nadas. El Salvador prometió que “el
que pierde su vida por causa de mí,
la hallará” (Mateo 10:39).
La Iglesia nos brinda oportunida-
des para servir al Señor y a nuestro
prójimo. Si se dan de la manera co-
rrecta y por las razones correctas, ese
servicio nos compensará más que
cualquier otra cosa que se nos haya
dado. Millones de personas sirven de
manera desinteresada y eficaz como
oficiales o maestros en las organiza-
ciones de la Iglesia y aquellos que lo

J U L I O D E 2 0 0 2
37
me dieron la paz y el valor para salir que tienen las posesiones, el orgullo, para todo niño y para todo adulto.
adelante con el conocimiento de que la prominencia y el poder de este A través de los años, mi activa
mis pecados podrían ser perdonados mundo en comparación con la eter- participación en la Iglesia me ha
y de que siempre hay esperanza y la nidad. ¡Cuán agradecido estoy por el dado acceso al consejo y a la inspi-
posibilidad de recibir misericordia enfoque y la paz que provienen de un ración de los líderes de la Iglesia en
para los que son deficientes. entendimiento basado en el Evan- cuanto a lo que debía hacer como
Al pasar por la muerte de seres gelio en cuanto al propósito de la esposo y padre, y como líder de mi
queridos, entre ellos mi padre, mi vida y su relación con la eternidad! familia. Una y otra vez, en confe-
madre y mi esposa, las revelaciones Desde mis primeros años, a tra- rencias de estaca y generales, en
consoladoras del Espíritu Santo me vés de mi educación, casamiento, quórumes del sacerdocio y en clases
dieron la fortaleza para seguir ade- hasta la madurez y más allá, la de la Escuela Dominical, he recibi-
lante. El Espíritu afirma que hay Iglesia me ha proporcionado relacio- do enseñanzas y la inspiración de
propósito en las adversidades terre- nes personales con las mejores padres, madres y abuelos maravillo-
nales y brinda la seguridad de la re- personas del mundo. Maestros y sos y con experiencia. Me he esfor-
surrección y la realidad de las compañeros en la Escuela Do- zado por seguir esas enseñanzas a
relaciones familiares que han sido minical y la Primaria, en escultismo fin de mejorar mi participación en
selladas por la eternidad. y otras actividades para los jóvenes, esos vínculos que perdurarán en la
La doctrina y las enseñanzas del en actividades de quórum, barrio y eternidad. Para citar un ejemplo, se
Evangelio de Jesucristo han sido una estaca me han brindado los mejores me ha enseñado el poder de una
bendición a través de mi vida. Tal ejemplos y amistades posibles. bendición del sacerdocio, no tan
como lo enseñan las Escrituras y los Naturalmente, en nuestra Iglesia no sólo de una bendición para sanar,
líderes y maestros de esta Iglesia, el es el único lugar donde se encuen- sino una de bendición de consuelo
Evangelio ha sido una lumbrera en tran buenas personas, pero conta- y guía que un padre que posee el
mi camino y el ímpetu de mi progre- mos con una extraordinaria Sacerdocio de Melquisedec tiene el
so temporal y espiritual. Como ense- concentración de ellos. Mi asocia- privilegio de dar a los miembros de
ñó Brigham Young, las leyes del ción en la organización de La Iglesia su familia. El aprender ese principio
Evangelio “enseñan a los hombres a de Jesucristo de los Santos de los y llevarlo a la práctica me ha ben-
ser verídicos, honrados, castos, sen- Últimos Días me ha dado la base decido a mí y a mis seres queridos
satos, trabajadores, ahorrativos y a para reconocer, valorar y ensanchar con la dulzura y la unidad que úni-
amar y practicar toda buena palabra mi relación con personas de calidad camente se logra al percibir el signi-
y obra… elevan y ennoblecen al de otras iglesias y organizaciones. ficado que tiene el sacerdocio de
hombre… [y] si se obedecen total- Debido a que mi padre falleció Dios en una familia eterna.
mente, traen salud y fortaleza al cuando yo tenía ocho años de edad, Estoy también agradecido por las
cuerpo, claridad a las ideas, poder a a temprana edad tuve razón para amonestaciones de las Escrituras y
las facultades del raciocinio así dudar en cuanto a los propósitos del de los líderes de la Iglesia en cuanto
como salvación para el alma”2. Señor al haberme privado de una re- a lo que debemos evitar. Al seguir
Entre las muchas bendiciones lación que otros muchachos disfruta- ese consejo, he podido evitar los pe-
que he recibido de las enseñanzas ban y que pasaban por alto. Como ligros que de otro modo me atraparí-
del Evangelio se encuentran las que sucede con muchos otros desafíos an y me esclavizarían. El alcohol, el
se han prometido por observar la mortales, la perspectiva del tabaco, las drogas, la pornografía,
Palabra de Sabiduría. Para mí, han Evangelio de Jesucristo llenó ese los juegos de azar son sólo unos
sido salud y conocimiento y la capa- vacío. Cuán agradecido estoy de que cuantos ejemplos de las sustancias
cidad para “[correr] sin fatigarse y mi hermano, mi hermana y yo fuimos peligrosas y las prácticas adictivas
[andar] sin desmayar”, y el cumpli- criados por una madre viuda que se que se nos ha instado evitar. Ruego
miento de la promesa de que “el valió de su fe y del casamiento en el a todos, en especial a la juventud,
ángel destructor pasará de ellos, templo de mis padres para que nues- que oigan y presten atención a las
como de los hijos de Israel, y no los tro padre desaparecido fuese una pre- palabras de los hombres y de las mu-
matará” (D. y C. 89:18–21). sencia cotidiana en nuestras vidas. jeres que Dios ha llamado como sus
El Evangelio nos enseña a pagar Nunca tuvimos razón para sentir que líderes y maestros. Ustedes serán
nuestros diezmos y ofrendas, y nos no teníamos padre; teníamos un bendecidos si se abstienen de poner
asegura bendiciones si lo hacemos. padre, pero estaba ausente por un en primer plano su propia sabiduría
Testifico en cuanto al cumplimiento tiempo. Pocas cosas son más impor- o deseos antes que los mandamien-
de esas promesas en mi vida. He tantes en esta vida que el saber el tos de su Creador y las amonestacio-
visto abrirse las ventanas de los cielos lugar que ocupamos en la mortalidad nes de Sus siervos.
en mi propio beneficio para conce- y el potencial que tenemos en la En las Escrituras se nos exhorta a
derme innumerables bendiciones. eternidad. Los matrimonios sellados tomar sobre nosotros “toda [la] ar-
Entre ellas, está la capacidad de ver por la eternidad en un templo del madura” de Dios a fin de que poda-
la importancia relativamente ínfima Señor proporcionan esa posibilidad mos “ resistir el día malo”. Nos

L I A H O N A
38
prometen que “la coraza de la recti-
tud” y “el escudo de la fe” “[apaga-
rán] todos los dardos encendidos de
los malvados” (D. y C. 27:15–17).
“Consagr[ad] vuestra
Les exhorto a que obedezcan esas en-
señanzas y obtengan esas bendicio-
nes, las cuales incluyen la conversión
espiritual personal —“un potente
acción”
cambio… en nuestros corazones” Élder Neal A. Maxwell
Del Quórum de los Doce Apóstoles
(Mosíah 5:2)— que nos ayudará a
llegar a ser lo que nuestro Padre
Celestial desea que lleguemos a ser.
Los líderes de esta Iglesia dicen,
como dijo el Salvador: “Mi doctrina
no es mía, sino de aquel que me “Al meditar en la consagración y procurarla, es comprensible que
envió. El que quiera hacer la volun- temblemos por dentro ante lo que se nos pueda requerir, mas el
tad de Dios, conocerá si la doctrina
es de Dios, o si yo hablo por mi pro- Señor ha dicho en forma consoladora: ‘Mi gracia os es suficiente’
pia cuenta” (Juan 7:16–17). (D. y C. 17:8)”.
Al igual que el rey Benjamín, sus
líderes dicen: “…quisiera que consi-
deraseis el bendito y feliz estado de nuestras acciones se tornarán, como
aquellos que guardan los mandamien- resultado, en una consagración total
tos de Dios. Porque he aquí, ellos son para el beneficio perdurable de
bendecidos en todas las cosas, tanto nuestra alma (véase 2 Nefi 32:9).
temporales como espirituales; y si Dicha totalidad comprende la
continúan fieles hasta el fin, son reci- convergencia sumisa de sentimien-
bidos en el cielo, para que así moren tos, pensamientos, palabras y he-
con Dios en un estado de intermina- chos, que es justamente lo opuesto
ble felicidad” (Mosíah 2:41). del distanciamiento. “Porque ¿cómo
En la revelación moderna el conoce un hombre al amo a quien
Señor ha declarado: “Yo, el Señor, no ha servido, que es un extraño
estoy obligado cuando hacéis lo que para él, y se halla lejos de los pensa-
os digo; mas cuando no hacéis lo mientos y de las intenciones de su
que os digo, ninguna promesa te- corazón?” (Mosíah 5:13).
néis” (D. y C. 82:10). Muchos hacen caso omiso de la
¿Qué ha hecho nuestro Salvador consagración puesto que parece de-
por nosotros? Nos ha dado Su masiado abstracta o de enormes pro-
Expiación, Su Evangelio y Su Iglesia, porciones; sin embargo, los que son
una combinación sagrada que nos da conscientes de entre nosotros expe-
la seguridad de la inmortalidad y la
oportunidad de obtener la vida eter-
na. Testifico que esto es verdadero, y
testifico de Dios el Padre, el Autor
del Plan, y de Su Hijo Jesucristo, el
E stas palabras están dirigidas a
los que son imperfectos, pero
que, a pesar de ello, se esfuer-
zan en la familia de la fe. Como
siempre, soy yo el primero que debe
rimentan el descontento divino de-
bido al progreso mezclado con
dilación. Por lo tanto, me permito
dar consejo amoroso para seguir en
ese progreso, ofrecer aliento para
Expiador, Quien lo ha hecho todo prestar oídos. continuar la jornada y consuelo para
posible, en el nombre de Jesucristo. Tendemos a pensar en la consa- cuando experimentemos los diferen-
Amén.  gración únicamente como el ceder tes grados inherentes de dificultad.
nuestras posesiones materiales cuan- La sumisión espiritual no se logra
NOTAS do se nos solicite en forma divina; en un instante, sino con mejoras
1. Calvin Grondahl, Ogden, UTA, pero la verdadera consagración con- graduales y mediante el uso de pel-
Standard Examiner, 26 de mayo de 1990. siste en entregarse uno mismo a daños sucesivos que, de todos
2. Carta al editor de Religio- Dios. Cristo utilizó las palabras in- modos, se deben ascender uno a la
Philosophical Journal, 7 de enero de 1869, clusivas corazón, alma y mente para vez. Nuestra voluntad finalmente
citada en Jed Woodworth, “Brigham Young describir el primer mandamiento, el puede ser “absorbida en la voluntad
and the Mission of Mormonism”, Brigham cual siempre está vigente de manera del Padre” a medida que estemos
Young University Studies, tomo 40, No. 2, constante y no periódica (véase “dispuesto[s] a someter[nos]… tal
pág. 11. Mateo 22:37). Si éste se observa, como un niño se somete a su padre”

J U L I O D E 2 0 0 2
39
(véase Mosíah 15:7; Mosíah 3:19). porque, como el joven rico, no esta- dardo pulido y terso en la aljaba del
De lo contrario, a pesar de esforzar- mos dispuestos a admitir lo que aún Todopoderoso” (Enseñanzas del
nos, continuaremos sintiendo las carecemos (véase Marcos 10:21). Profeta José Smith, pág. 370).
sacudidas del mundo y nos desviare- Queda expuesto, entonces, un orgu- Puesto que las rodillas con fre-
mos parcialmente. llo residual. cuencia ceden mucho antes que la
Un ejemplo sobre la consagración El no consagrarse completamente mente, el retener una “parte” oca-
económica es significativo. Cuando ocurre de muchas maneras: el reino siona que la obra de Dios se vea pri-
Ananías y Safira vendieron sus po- terrestre, por ejemplo, incluirá a los vada de algunos de los mejores
sesiones, “sustraj[eron] del precio” “honorables”, quienes obviamente intelectos de la humanidad. Es
(véase Hechos 5:1–11). Muchos de no dan falso testimonio; sin embar- mucho mejor ser manso como
nosotros nos aferramos obstinada- go, aún así, no son “valientes en el Moisés, quien aprendió cosas que
mente a una “parte” en particular, e testimonio de Jesús” (D. y C. “nunca… había imaginado” (Moisés
incluso tratamos nuestras obsesiones 76:79). La mejor manera de testifi- 1:10). Sin embargo, con tristeza,
como posesiones; por tanto, sin im- car con valentía de Jesús es llegar a hermanos y hermanas, hay tanta va-
portar lo que hayamos dado con an- ser continuamente más como Él y es cilación en la imperceptible interac-
terioridad, la última porción es la esa consagración la que esculpe el ción entre el albedrío y la identidad.
más difícil de ceder. Cierto es que la carácter emulador (véase 3 Nefi La entrega total de la mente es en
entrega parcial es todavía digna de 27:27). realidad una victoria, ¡puesto que
elogio, pero se asemeja bastante a la Al afrontar los desafíos descritos, nos introduce a los caminos ensan-
excusa: “Ya he colaborado con esa es afortunado contar con sumisión chados y “más altos” de Dios! (véase
ofrenda hace tiempo” (véase tam- espiritual y es útil puesto que a Isaías 55:9).
bién Santiago 1:7–8). veces nos ayuda a “renunciar” a Irónicamente, la atención desme-
Podríamos, por ejemplo, tener cosas, incluso la vida terrenal; otras dida, incluso a las cosas buenas,
aptitudes específicas, las cuales con- veces, nos ayuda a “asirnos” y otras, puede disminuir nuestra devoción a
sideremos erróneamente que de a hacer uso del próximo peldaño Dios. Por ejemplo, uno podría estar
algún modo nos pertenecen. Si se- (véase 1 Nefi 8:30). totalmente absorto en los deportes y
guimos aferrándonos a ellas más que Si carecemos de perspectiva, los en las formas de veneración del
a Dios, disminuiremos nuestra obe- próximos metros pueden parecer cuerpo que vemos entre nosotros;
diencia total al primer mandamien- muy difíciles. Aun cuando los mio- podría reverenciar la naturaleza
to consagratorio. Puesto que Dios pes Lamán y Lemuel sabían cómo pero descuidar al Dios de la natura-
nos da “aliento… momento tras Dios había bendecido al antiguo leza; podría estimar la buena música
momento”, ¡no es recomendable Israel para escapar del poderoso en forma excluyente y, de manera si-
acongojarnos con dichas distraccio- Faraón y de sus ejércitos, carecían milar, una noble profesión. En tales
nes! (Mosíah 2:21.) de fe en la capacidad que Dios tenía circunstancias, “lo más importante”
Otra piedra de tropiezo se pre- para ayudarlos con Labán, un insig- a menudo se omite (Mateo 23:23;
senta cuando servimos a Dios gene- nificante líder local. véase también 1 Corintios 2:16;).
rosamente con tiempo y cheques, También podemos desviarnos si Sólo el Ser Supremo puede guiarnos
pero retenemos parte de nuestro estamos demasiado ansiosos por plenamente para lograr el mayor
fuero interno, ¡queriendo decir que complacer a nuestros superiores en bien que ustedes y yo podamos
todavía no somos completamente de el campo profesional o en nuestros hacer.
Él! pasatiempos. El complacer a “otros Al referirse a los dos grandes
Para algunos es difícil cuando hay dioses”, en vez de complacer al Dios mandamientos, Jesús declaró enfáti-
tareas en particular que les arruinan verdadero, todavía es una violación camente que de ellos depende todo
la puesta del sol. Sin embargo, Juan del primer mandamiento (Éxodo lo demás y no viceversa (véase
el Bautista es un modelo, cuando re- 20:3). Mateo 22:40). El primer manda-
firiéndose al rebaño cada vez más A veces, incluso defendemos miento no se deja de lado sólo por-
grande de Jesús, dijo: “Es necesario nuestras idiosincrasias, como si estas que procuramos en forma vigorosa
que él crezca, pero que yo mengüe” protuberancias de alguna manera algo bueno de menor valor, porque
(Juan 3:30). El considerar errónea- constituyeran nuestra personalidad. no adoramos a un dios menor.
mente nuestras asignaciones como En cierta manera, el discipulado es Antes de gozar la cosecha de los
indicadoras únicas de cuánto nos un “deporte de contacto”, tal como esfuerzos rectos, reconozcamos pri-
ama Dios contribuye a nuestra re- el profeta José Smith testificó: mero la mano de Dios. De lo con-
nuencia a renunciar a ellas. “Soy como una enorme piedra ás- trario, aparecen las excusas, entre
Hermanos y hermanas, nuestro pera… y la única manera en que ellas: “Mi poder y la fuerza de mi
valor individual ya ha sido divina- puedo pulirme es cuando una de mano me han traído esta riqueza”
mente establecido como “grande” y las orillas de la piedra se alisa al fro- (Deuteronomio 8:17); o bien, nos
no fluctúa como la bolsa de valores. tarse con otra cosa, como cuando “jactamos” como lo habría hecho
Quedan otros peldaños sin usar pega fuertemente… así llegaré a ser el antiguo Israel (excepto por el

L I A H O N A
40
deliberadamente pequeño ejército
de Gedeón), vanagloriándonos y di-
ciendo: “Mi mano me ha salvado”
(Jueces 7:2). El jactarse de nuestra
propia “mano” hace doblemente di-
fícil el confesar la mano de Dios en
todas las cosas (véase Alma 14:11;
D. y C. 59:21).
En un lugar llamado Meriba,
Moisés, uno de los más grandes, es-
taba fatigado ante el clamor de la
gente por agua. Por un momento,
Moisés “habló precipitadamente”
diciendo: “¿Os hemos de hacer salir
aguas?” (Salmos 106:33, Números
20:10; véase también Deuteronomio
4:21). El Señor enseñó al excepcio-
nal Moisés en cuanto al problema
del pronombre [“os hemos” en vez
de “os he”] y lo magnificó aún más.
Nosotros haríamos bien en ser man-
sos como Moisés (véase Números
12:3).
¡Jesús nunca, nunca perdió de
vista Su objetivo! A pesar de que
anduvo haciendo tanto bien, Él
siempre supo que le aguardaba la
Expiación, y suplicó con perspecti-
va: “[Padre, sálvame de esta hora.]
Mas para esto he llegado a esta
hora” (Juan 12:27; véase también
5:30; 6:38).
Al cultivar ustedes y yo más Dios. Los dones comunes y sus deri- pueblo de convenios, y ha hecho
amor, paciencia y mansedumbre, vativos que le damos a Él podrían hincapié en los convenios de la
tendremos más de esas virtudes para franquearse de manera justificada Santa Cena, de los diezmos y del
brindar a Dios y a la humanidad; con el título: “Devolver al templo, citando al sacrificio como la
además, no se coloca a nadie exac- Remitente” con R mayúscula. Aun “esencia misma de la Expiación”
tamente en el mismo lugar en el que cuando Dios reciba este solo don a (Teachings of Gordon B. Hinckley,
estamos nosotros en nuestras opor- cambio, el verdadero fiel recibirá 1997, p. 147).
tunas órbitas humanas. “todo lo que [Él] tiene” (D. y C. El Salvador alcanzó una sumisión
Cierto es que los peldaños nos 84:38). ¡Qué gran tasa de cambio! impresionante al enfrentar la angus-
llevan a un territorio nuevo que tal Mientras tanto, la realidad es tia y la agonía de la Expiación y
vez estemos renuentes a explorar; que: Dios nos ha dado nuestra vida, “dese[ó] no tener que beber la amar-
por ende, los que usan con éxito los nuestro albedrío, nuestros talentos y ga copa y desmayar” (D. y C. 19:18).
peldaños son motivadores poderosos nuestras oportunidades; Él nos ha En nuestra pequeña e imperfecta es-
para el resto de nosotros. Por lo ge- dado nuestras posesiones; Él nos ha cala, nos enfrentamos a pruebas que
neral, solemos prestar más atención señalado la duración de nuestra vida hay que superar y deseamos que éstas
a aquellos que admiramos callada- terrenal junto con el aliento necesa- de alguna manera se eliminaran.
mente. El hambriento hijo pródigo rio (véase D. y C. 64:32). Consideremos lo siguiente: ¿Qué
recordó el menú de su hogar, pero Orientados con tal perspectiva, evi- habría sido del ministerio de Jesús si
también se vio atraído por otros re- taremos los graves errores de una Él hubiera hecho más milagros sin
cuerdos, por lo que declaró: “Me le- perspectiva falsa. Algunos de estos llevar a cabo el milagro trascenden-
vantaré e iré a mi padre” (Lucas son mucho menos graciosos que ¡el tal de Getsemaní y del Calvario? Sus
15:18). escuchar un doble cuarteto y con- otros milagros otorgaron extensio-
Al esforzarnos por lograr la sumi- fundirlo con el Coro del nes benditas de vida y disminuyeron
sión máxima, de todos modos nues- Tabernáculo! el sufrimiento, para algunos; pero,
tra voluntad constituye todo lo que Con razón el presidente Hinckley ¿cómo podrían compararse esos mi-
en realidad tenemos para darle a ha puesto énfasis en que seamos un lagros con el más grande milagro de

J U L I O D E 2 0 0 2
41
la resurrección universal? (véase 1 Sesión del sacerdocio
Corintios 15:22). La multiplicación 6 de abril de 2002
de los panes y de los peces alimentó

Lleguemos a ser hom-


a una gran multitud; a pesar de eso,
los beneficiados pronto tuvieron
hambre otra vez, mas los que partici-
pan del Pan de Vida no volverán a
tener hambre (véase Juan 6:51, 58).
Al meditar en la consagración y
procurarla, es comprensible que
bres en quienes esté el
temblemos por dentro ante lo que
se nos pueda requerir, mas el Señor
ha dicho en forma consoladora: “Mi
gracia os es suficiente” (D. y C.
espíritu de Dios
17:8). ¿Creemos en Él realmente? Élder L. Tom Perry
Él también ha prometido que hará Del Quórum de los Doce Apóstoles
que las cosas débiles sean fuertes
(véase Éter 12:27). ¿Estamos real-
mente dispuestos a someternos a
ese proceso? Sin embargo, si desea-
mos la plenitud, ¡no podemos sus- “El Señor está obligado mediante un convenio solemne a
traer una parte!
El permitir que nuestra voluntad bendecirnos de acuerdo con nuestra fidelidad. Sólo Él puede
sea absorbida cada vez más en la vo- convertirnos en hombres en quienes esté el Espíritu de Dios, a
luntad del Padre en verdad represen-
ta una individualidad mejorada,
saber, el Espíritu Santo”.
extendida y más capaz de recibir
“todo lo que [Dios] tiene” (D. y C. Mi padre tuvo una experiencia
84:38). Además, ¿cómo se nos po- excepcional a la edad de un presbí-
dría confiar “todo” lo que Él tiene si tero. No había escuelas preuniversi-
nuestra voluntad no es como la de tarias donde él vivía, pero deseaba
Él? Ni tampoco sería posible que estudiar. Recibió permiso de su
“todo” lo de Él sea valorado cabal- padre para dejar la granja y buscar
mente por aquel que se comprometa instrucción en otra parte, pero tuvo
en forma parcial. que mantenerse económicamente él
Francamente, traicionamos nues- mismo. Tras llegar a Salt Lake City,
tro propio potencial cuando sustrae- oyó de un puesto de trabajo en la
mos cualesquiera que sea la “parte”. casa del presidente Joseph F. Smith,
Por lo tanto, no habrá necesidad de donde se le contrató para ordeñar
preguntar: “¿Soy yo, Señor?”; más las dos vacas del profeta. Cuando
bien, refiriéndonos a nuestras pro- efectuábamos la noche de hogar
pias piedras de tropiezo pregunte- siempre queríamos que papá nos
mos: “¿Es ésta, Señor?”(Mat. 26:22). contara sus experiencias de joven
Tal vez hayamos sabido la respuesta cuando vivía en la casa del profeta,
desde hace mucho tiempo, y quizá y él nos relataba cosas como la si-
necesitemos más bien tener la deter- guiente:
minación que Su respuesta.
La mayor felicidad que existe en el
generoso plan de Dios está finalmente
reservada para aquellos que estén
Q uiero dirigir mis palabras de
esta noche a ustedes, jóve-
nes magníficos que poseen
el santo Sacerdocio Aarónico. Qué
La hermana Smith instruía a mi
padre en sus deberes, explicándole
que las vacas “son como aristócra-
tas y debes tratarlas bien. Debes
dispuestos a esforzarse y pagar el costo bendición tan especial es tener el sa- mantenerlas tan limpias y entre-
de viajar a Su majestuoso reino. cerdocio de Dios, que no hace sino narlas de tal forma que si alguna
Hermanos y hermanas, “comencemos multiplicar nuestros poderes, capaci- vez decido trasladarlas a la sala,
de nuevo esta jornada” (“Come, Let dades y discernimiento. Para ilustrar estén lo suficientemente limpias
Us Anew”, Hymns, Nº 217). las bendiciones recibidas gracias a para poder entrar”. Mi padre decía
En el nombre del Señor del Brazo este privilegio, me gustaría hablar de que entendía por qué había que or-
Extendido (véase D. y C. 103:17; dos hombres de Dios que llevaron el deñar las vacas, pero no por qué
136:22.), a saber, Jesucristo. Amén.  nombre de José. bañarlas.

L I A H O N A
42
Antes de ser ordeñadas cada ma- centímetros a su grandeza. Para mí revelan cómo han cambiado los
ñana y cada noche, se las lavaba a era el profeta aun cuando se estu- tiempos desde principios del siglo
conciencia con agua caliente y viera lavando las manos o desatan- veinte. No creo que mi padre llegara
jabón, y se las secaba con toallas dis- do los zapatos”. a imaginar las computadoras de
puestas para ese propósito. Se las Las lecciones aprendidas nos in- nuestra época moderna que caben
alimentaba con el mejor heno y se culcaron gran agradecimiento y en pequeños escritorios y cuya capa-
las ordeñaba, exactamente a la amor por un profeta de Dios. cidad de cálculo se mide en gigaher-
misma hora, dos veces al día. La descripción que mi padre hace cios y su almacenamiento en
Además de sus deberes con la fa- del profeta Joseph F. Smith me re- gigabytes. Tampoco creo que pudie-
milia Smith y sus vacas “aristocráti- cuerda la frase de Faraón acerca de ra imaginar la maldad que Satanás
cas”, se pidió a mi padre que José de Egipto: “¿Acaso hallaremos a puede hacer con estas mismas y ma-
realizara algunas tareas domésticas. otro hombre como éste, en quien esté ravillosas tecnologías. Mediante sus
Él nos relataba historias como la si- el espíritu de Dios?” (Génesis 41:38). malignas artimañas, Satanás ha sido
guiente: “Una fría mañana lavé los Los relatos de mi padre nos ha- capaz de extender muchos virus
peldaños que conducen a la residen- blan del presidente Smith, de su nuevos y contagiosos que causan
cia oficial del Presidente de la familia y de sus vacas, y también gran daño a nuestro Espíritu si no
Iglesia, lo cual casi se convirtió en
una tragedia, pues dejé que el agua Un coro de hombres de la Universidad Brigham Young— Idaho canta
se helara antes de secarla. Así que durante la sesión del sacerdocio.
tuve que tomar agua hirviendo, de-
rretir el hielo y secar las piedras con
toallas. Los peldaños ya casi estaban
limpios, pero antes de haber termi-
nado yo mi tarea mis compañeros de
clase pasaron por allí rumbo a la es-
cuela. Fue una experiencia que me
ayudó a ser más humilde”.
Al contarles estos relatos, no
quiero que ustedes se queden con la
impresión de que mi padre era el
hermano gemelo de la Cenicienta.
La familia Smith acogió en su hogar
a este pobre muchacho granjero de
Idaho hasta que terminó sus estu-
dios preuniversitarios y asistió a la
Universidad de Utah. Lo incluían
en sus actividades familiares, se sen-
taba a la mesa con ellos y participa-
ba en la oración familiar. Mi padre
compartió con nosotros su testimo-
nio de que el profeta Joseph F.
Smith era en verdad un hombre de
Dios: “Cuando me arrodillaba con
el profeta durante la oración fami-
liar y escuchaba sus sinceras súplicas
por las bendiciones del Señor sobre su
familia, sus rebaños y sus manadas,
me daba cuenta de que aquellas
vacas que me causaban tanta humi-
llación eran objeto de las bendiciones
de ellos y nuevamente volvía a ver la
situación desde una perspectiva dife-
rente… La mayoría de los grandes
hombres que conozco no se han com-
portado como tales en la vida cotidia-
na, mas no fue así con el profeta
Joseph F. Smith. Cada pequeño acto
cotidiano contribuía con algunos

J U L I O D E 2 0 0 2
43
contamos con poderosas formas de cuando no tenía más que diez años le dio el encargo de su casa y de
defendernos de ellos. Todo esto me [véase D. y C. 107:48, 52]. No está todo lo que tenía, Jehová bendijo la
hace pensar en el mejor programa registrado cuántos años tenía José, casa del egipcio a causa de José, y la
antivirus de todos: el don del hijo de Israel, cuando recibió el sa- bendición de Jehová estaba sobre
Espíritu Santo. cerdocio, pero debe haber sido todo lo que tenía, así en casa como
Respecto a dicho don, el presi- cuando era todavía muy joven. Sus en el campo.
dente Joseph F. Smith dijo: “‘El hermanos lo vendieron a Egipto “ Y dejó todo lo que tenía en
don del Espíritu Santo’ es una ben- cuando sólo tenía diecisiete años y mano de José, y con él no se preocu-
dición especial que se sella sobre debió tener el sacerdocio desde paba de cosa alguna sino del pan
los creyentes en Jesucristo que se antes, puesto que lo ejerció en que comía. Y era José de hermoso
han arrepentido y bautizado, y es la tierra de Egipto [véase Génesis semblante y bella presencia”
un ‘testigo constante’. El Espíritu 37:2; 40:8–19; 41:14–36]” (Joseph (Génesis 39:2–6).
de Dios se puede tener como una Fielding Smith, hijo, compilador, Un día, cuando José estaba traba-
influencia temporaria por medio de 1957–1966, tomo 2, pág. 9). jando en la casa, se encontró en una
la cual la luz y el poder divinos lle- En el libro de Génesis, en el situación difícil. La esposa de Potifar
gan al género humano para propó- Antiguo Testamento, encontramos le hizo proposiciones deshonestas y
sitos y ocasiones especiales. Pero el relato de José que pertenecía a José supo de inmediato que estaba
el don del Espíritu Santo, que una familia de once hermanos, diez en el lugar equivocado. Él dijo:
fue recibido por los apóstoles en de los cuales eran mayores que él. “No hay otro mayor que yo en
el día de Pentecostés y que se con- Su padre parecía favorecerle más esta casa, y ninguna cosa me ha re-
fiere en la confirmación, es un tes- que al resto: le hizo una túnica de servado sino a ti, por cuanto tú eres
tigo permanente y una concesión diversos colores, le permitía quedar- su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este
más alta [James R. Clark, compila- se en casa y de vez en cuando le grande mal, y pecaría contra Dios?
dor, Messages of the First Presidency mandaba ir y ver cómo estaban sus “Y ella lo asió por su ropa, dicien-
of The Church of Jesus Christ of hermanos que cuidaban los rebaños. do: Duerme conmigo. Entonces él
Latter-day Saints, 1965–1975, tomo José también tenía sueños que pare- dejó su ropa en las manos de ella, y
5, pág. 4]. cían ponerle en un lugar de autori- huyó y salió (Génesis 39:9, 12).
Es importante que sus familias les dad por encima de sus hermanos. Aprendemos una gran lección de
ayuden a aprender acerca del Un día, cuando José se aseguraba José. Cuando se le presentó la tenta-
Evangelio de nuestro Señor y de que sus hermanos estuvieran ción, se alejó de inmediato hasta de
Salvador. Para ello, todos debemos bien mientras atendían los rebaños, la apariencia de maldad. Todos pa-
confiar en el don del Espíritu Santo éstos decidieron que ya estaban har- samos por momentos en la vida en
con el fin de que nos guíe en el dis- tos y quisieron deshacerse de él. que nos hallamos en situaciones
cernimiento del bien y del mal. Es Surgió la oportunidad de venderlo difíciles.
aquí donde el ejemplo de José de como esclavo a una compañía de is- Cuando nos enfrentemos a lo
Egipto nos instruye a cada uno de maelitas que se dirigían a Egipto. malvado y degradante— bien sea un
nosotros. Él era un hombre que con- De repente, José se encontró en estilo malo de música, un programa
fiaba tanto en el Espíritu del Señor, una tierra extraña, con costumbres televisivo o el Internet— que nos
que hasta un hombre como Faraón, diferentes, una religión también di- sitúe en un entorno inadecuado,
cegado por la práctica de la idola- ferente y, lo peor de todo, vendido cuán fortalecedor resulta acordarnos
tría, reconoció en él un carácter y como esclavo. Pero se presentó tan del relato de José: “y [él] huyó y
una fuerza fuera de lo común. dispuesto y capaz que fue comprado salió” (Génesis 39: 12).
Intentemos ver esta noche qué por “Potifar, oficial de Faraón, capi- Se alejó de la tentación.
grandes mensajes podemos recibir al tán de la guardia” (Génesis 37:36). Aun el tomar decisiones correc-
estudiar a los grandes líderes que “Mas Jehová estaba con José, [y tas no liberó a José de las dificulta-
encontramos en las Escrituras. el espíritu que llevaba consigo le des que enfrentaba en la vida.
Joseph F. Smith instruyó en su libro ayudó a convertirse en]… varón Cuando Potifar regresó a casa, su es-
Answers to Gospel Questions: próspero; y estaba en la casa de su posa se quejó de que José se había
“Existe amplia evidencia respecto amo el egipcio. mofado de ella. Potifar se enfadó
a que se llamó y ordenó a mucha- “Y vio su amo que Jehová estaba tanto que “tomó… a José, y lo puso
chos en la antigüedad. En la época con él, y que todo lo que él hacía, en la cárcel, donde estaban los pre-
anterior al diluvio, cuando se pro- Jehová lo hacía prosperar en su sos del rey, y estuvo allí en la cárcel.
longaba enormemente la vida de los mano. “[Y nuevamente] Jehová estaba
hombres, se llamó a algunos a ac- “Así halló José gracia en sus ojos, con José y le extendió su misericor-
tuar a una edad comparativamente y le servía; y [Potifar] le hizo mayor- dia, y le dio gracia en los ojos del
joven. Enoc no tenía más que vein- domo de su casa y entregó en su jefe de la cárcel.
ticinco años cuando Adán lo orde- poder todo lo que tenía. “Y [al poco tiempo] el jefe de la
nó;… y Noé recibió el sacerdocio “Y aconteció que desde cuando cárcel entregó en mano de José el

L I A H O N A
44
cuidado de todos los presos que siervos. El Señor estaba de nuevo Espíritu Santo les hará saber cuándo
había en aquella prisión; todo lo que con José. En poco tiempo alcanzó la se hallan en terreno prohibido.
se hacía allí, él lo hacía” (Génesis posición de ser el segundo después Les prometo que si dan oídos a la
39:20–22). de Faraón en toda la tierra de voz de advertencia del Espíritu
Pero el Señor estaba con José y Egipto. Había algo especial que dis- Santo y siguen su dirección, serán
nuevamente se le presentó una tinguía a José de los demás siervos, y bendecidos con la ministración de
oportunidad mientras servía en la Faraón mismo resaltó lo que le dife- ángeles, la cual les dará sabiduría,
prisión. Dos siervos de Faraón tam- renciaba de los demás cuando dijo: conocimiento, poder y gloria.
bién fueron encarcelados y cada uno “¿Acaso hallaremos a otro hombre Recuerden que el Señor está obliga-
tuvo un sueño que José pudo inter- como éste, en quien esté el espíritu do mediante un convenio solemne a
pretar. Uno iba a perder la vida en la de Dios?” (Génesis 41:38). bendecirnos de acuerdo con nuestra
prisión, y el otro volvería en tres Se darán cuenta de que el Señor fidelidad. Sólo Él puede convertir-
días a su puesto de jefe de coperos estuvo con José en cada situación nos en hombres en quienes esté el
de Faraón. Ambos sueños se cum- en la que se encontró. Fue fácil re- espíritu de Dios, a saber, el Espíritu
plieron. El jefe de coperos recuperó conocer el espíritu especial que Santo.
su alto cargo ante Faraón, y se olvi- había en él por la forma en que vivía Qué gran bendición es tener el
dó por completo de José hasta pasa- y daba oídos a la voz del Señor para santo sacerdocio del Señor y dispo-
dos dos años. dirigirle. ner de ese poder y de esa fortaleza
Entonces Faraón tuvo un sueño Eso mismo se reconocerá en cada en nuestro interior. Ruego que el
que nadie fue capaz de interpretar, y uno de nosotros a medida que Su Señor nos inspire y nos guíe a estu-
el jefe de coperos finalmente se Santo Espíritu nos guíe y dirija. diar los relatos de los grandes profe-
acordó de José y le habló a Faraón Presten atención a la voz suave y tas que han vivido en la tierra y que
de la habilidad de éste para inter- apacible cuando enfrenten un mo- tomemos de sus vidas aquello que
pretar sueños. “Entonces Faraón mento decisivo. Ciertamente será nos acerque más a nuestro Hacedor
envió y llamó a José. Y lo sacaron una voz fuerte de advertencia la que y nos ayude a disfrutar de las bendi-
apresuradamente de la cárcel, y se les diga que apaguen la música pro- ciones y los frutos que proceden del
afeitó, y mudó sus vestidos, y vino a vocativa, que huyan de los progra- Evangelio de nuestro Señor y
Faraón” (Génesis 41:14). mas televisivos degradantes o que Salvador. Ruego que seamos inspira-
José pudo interpretar el sueño de escapen de la página web que no dos a seguir Su camino, es mi humil-
Faraón, y éste quedó tan impresio- hace más que introducir en la de oración, en el nombre de
nado que lo nombró uno de sus mente pensamientos malignos. El Jesucristo. Amén. 

J U L I O D E 2 0 0 2
45
Unidos. El viaje de 360 kilómetros

Este sendero que nos llevaría tres días y nos haría


atravesar en tres ocasiones la línea
divisoria de aguas. Decidimos que

llamamos vida viajar cuando hiciera buen tiempo


por los pasos de montaña sería una
experiencia maravillosa que nos
ayudaría a apreciar las creaciones de
Élder Ben B. Banks Dios.
De la Presidencia de los Setenta
Tras minuciosos planes y prepara-
ción, me encaminé junto con mis
dos hijos y mi única hija rumbo a
Big Sky, Montana, lugar donde pa-
saríamos la primera noche. Era una
“Al mantenerse en el camino correcto, la recompensa que espera mañana perfecta y anticipábamos
al final de la jornada de la vida hace que valgan la pena los un viaje muy agradable. A medida
que íbamos en camino, sin embargo,
momentos de adversidad que se experimentan en el camino”. asomaron una nubes oscuras que
trajeron una lluvia que llegó a con-
vertirse en aguanieve y granizo, ha-
felices y desea llevarlos de nuevo a ciendo que nos mojáramos y que
Su presencia. Las decisiones que tuviéramos muchísimo frío y que
tomen hoy determinarán mucho de nos sintiéramos abatidos. Al finali-
lo que habrá de venir durante su zar el primer día de nuestro viaje y
vida y la eternidad” (Para la fortaleza llegar a nuestro destino donde pasa-
de la juventud, bajo “Mensaje de la ríamos la noche, recordé que la vida
Primera Presidencia”). puede ser igual que ese día. Por for-
Espero que esta tarde, en alguna tuna, estábamos preparados para
manera pequeña, ustedes puedan toda condición climatológica; de no
aprender de mis casi setenta años de ser así, hubiera sido difícil concluir
travesía por este sendero que llama- el primer día del viaje. Debemos
mos vida. Sus padres o abuelos tal emprender cada etapa de la jornada
vez ya les hayan dicho: “Cuanto más de la vida llenos de esperanza y opti-
entrado en años se vuelve uno, más mismo, pero aun así debemos estar
rápido pasa el tiempo”. Es como si preparados para enfrentar, en algún
en un momento determinado uno momento, oposición o dificultades.
tiene doce años de edad y está junto Los patrones de comportamiento
a su familia y un minuto después que ustedes establezcan en su juven-
uno tiene casi setenta años y carga tud pueden acompañarles durante el

H ermanos, me complace
estar con ustedes esta
noche. Yo también quiero
dirigir la palabra específicamente a
los hombres jóvenes del Sacerdocio
unos cuantos kilos de más.
Es difícil creer que la última vez
que hablé en la reunión general del
sacerdocio fue hace casi trece años.
En aquella ocasión le conté a los
resto de la vida terrenal. El tomar
las decisiones correctas ahora les
permitirá seguir el camino que les
ayudará a soportar los momentos
fríos y grises que vendrán después.
Aarónico. Los quiero y me preocupo hermanos de un viaje en bicicleta Por ejemplo, si tienen el hábito
mucho por ustedes. que hice con mis hijos, y utilicé esa de usar lenguaje vulgar, cuanto más
En el nuevo cuadernillo intitula- experiencia para recalcar la impor- lo usen, más difícil se vuelve cam-
do Para la fortaleza de la juventud, la tancia de prepararse bien para la biar y abandonarlo. Es mejor optar
Primera Presidencia les dice: jornada de la vida. por seguir desde ahora un camino
“Nuestros amados jóvenes… tene- Hoy quiero contarles de otras jor- diferente, un camino que lleve a
mos plena confianza en ustedes. nadas que he hecho y compartir con pensamientos y palabras y acciones
Ustedes son espíritus escogidos que ustedes las lecciones que de ellas he limpios, para que ustedes puedan
han nacido en esta época en que las aprendido. disfrutar de la compañía del Espíritu
responsabilidades y las oportunida- Hace poco, algunos integrantes Santo. Imagínense lo difícil que debe
des, al igual que las tentaciones, son de mi familia decidieron que sería ser servir en una misión y que les
sumamente intensas. Están inician- divertido viajar en bicicleta desde vengan malas palabras a la mente
do su jornada por esta vida terrenal; Bozeman, Montana hasta Jackson cuando necesiten tener el Espíritu
su Padre Celestial desea que vivan Hole, Wyoming, en los Estados como compañero constante. Si usan

L I A H O N A
46
El Templo de Salt Lake visto desde la plaza del Edificio de las Oficinas de la Iglesia.

lenguaje vulgar, éste es el momento los nefitas de la antigüedad. Apóstoles, y yo tuvimos la oportuni-
de cambiar. Siempre recuerden la verdadera dad de hacer un viaje en canoa por
En el segundo día de nuestro fuente de sus bendiciones. Quetico, una zona despoblada de
viaje partimos rumbo a West Durante el tercer día de nuestro Ontario, Canadá. Cargábamos las ca-
Yellowstone, Montana. Todo estaba viaje aprendí que, aunque tengamos noas y las provisiones por tierra entre
en orden al avanzar hacia nuestro que luchar cuesta arriba en la vida, un lago y otro. Cuando llegamos más
segundo destino: las bicicletas anda- nuestra actitud determinará cómo o menos a la mitad de uno de los
ban sin complicaciones y teníamos enfrentaremos las dificultades. Ese lagos más grandes, el tiempo empeo-
las piernas descansadas. En ese mo- día cruzamos tres veces la línea divi- ró, y las aguas que hasta hacía poco
mento me di cuenta de que si no nos soria de aguas, subiendo de 1.400 a habían estado tranquilas se tornaron
cuidamos cuando todo va bien en la 2.500 metros de altura. Subir en bici- violentas y peligrosas, sacudiendo
vida, podemos enfrentar la tentación cleta pasos de montaña empinados nuestra canoa de aquí para allá.
de olvidarnos de nuestro Padre requiere la actitud correcta si uno Teníamos que tomar una decisión:
Celestial y creer que nosotros somos desea llegar a la altura correcta, y lo intentar llegar al destino que tenía-
los responsables de nuestro estado mismo ocurre en la vida. Aprenderán mos planeado o dirigirnos a la isla
de felicidad. No cometan ese error. autodisciplina y lograrán mucho al más cercana para esperar que pasara
El profeta José Smith enseñó: “La establecer metas que valgan la pena y la tormenta. La respuesta es bastante
felicidad es el objeto y propósito de fijar la vista en ellas. Es cierto, hubo clara ahora, pero en ese momento, el
nuestra existencia; y también será el momentos en los que el subir por las tomar la decisión no fue fácil. Si se-
fin de ella, si seguimos el camino cuestas empinadas de la montaña me guíamos, tal vez llegáramos al lugar
que nos conduce a la felicidad; y resultaba casi inaguantable, pero donde planeábamos acampar. Si de-
este camino es virtud, justicia, fide- como había fijado la vista en mi pro- morábamos nuestra jornada, llegaría-
lidad, santidad y obediencia a todos pósito, no me di por vencido. mos muy tarde y tal vez tuviéramos
los mandamientos de Dios Jóvenes del Sacerdocio Aarónico, que viajar en la oscuridad. Al consi-
(Enseñanzas del Profeta José Smith, les insto a fijarse metas tales como derar concienzudamente las opcio-
pág. 312). completar seminario, cumplir una nes, recibimos la impresión de que
El Libro de Mormón está repleto misión honorable, recibirse de la debíamos dirigirnos rápidamente a la
de relatos sobre personas que fue- universidad y ser dignos de casarse isla más cercana. Lo hicimos y se de-
ron bendecidas por el Señor y des- en el templo. A la edad de ustedes, sató una tormenta mucho peor de lo
pués se jactaron de sus logros. éstas pueden parecer metas muy que anticipábamos. De haber elegido
Finalmente, ensalzadas en el orgu- grandes, pero si comienzan a subir la seguir en canoa, hubiésemos puesto
llo, se apartaron del sendero co- colina ahora, estarán en una posi- nuestras vidas en grave peligro.
rrecto y, al alejarse de la verdad, ción mucho mejor de lograrlas. En esta vida terrenal se nos
perdieron todo lo que tenían. Hace dos años, el élder Richard G. manda tomar decisiones muy serias,
Asegúrense de no volverse como Scott, del Quórum de los Doce las cuales pueden tener resultados

J U L I O D E 2 0 0 2
47
que afectarán de forma duradera
nuestro futuro espiritual. Les insto a
ser dignos siempre de buscar el
Espíritu para que les ayude a tomar
Llegar a ser un gran
las decisiones correctas.
En el Libro de Mormón, Nefi nos
dice: “Entonces os halláis en este es-
trecho y angosto camino que condu-
beneficio para
ce a la vida eterna; sí, habéis entrado
por la puerta; habéis obrado de
acuerdo con los mandamientos del
nuestros semejantes
Padre y del Hijo; y habéis recibido el Élder Spencer J. Condie
Espíritu Santo” (2 Nefi 31:18). De los Setenta
A medida que el viaje de 360 ki-
lómetros en bicicleta que emprendió
nuestra familia llegó a su fin, apren-
dimos que no importa cuán difíciles
se vuelvan las cosas en este sendero “Ruego que ustedes, maravillosos jóvenes, no sean sólo dignos de
que llamamos vida, grande es la feli-
cidad que está a la espera de aque- recibir el ministerio de ángeles, sino que… lleguen a ser ángeles
llos que obedecen los mandamientos ministrantes en la vida de los demás”.
y perseveran hasta el fin.
Jóvenes del Sacerdocio Aarónico,
ustedes tienen la responsabilidad llegaron a la casa de un hombre
de mantenerse firmemente concen- que resultó ser uno de los miembros
trados en su destino eterno. Es del populacho de Misuri. El herma-
cierto, el sendero de la vida puede no Woodruff dijo: “La familia se iba
tener muchas bajadas y subidas. Es a sentar a la mesa para desayunar
cierto, habrá días en que el camino cuando llegamos. En esos días, era
les parecerá tortuoso, pero al man- costumbre entre los de Misuri invi-
tenerse en el camino correcto, la tar a comer inclusive a los que con-
recompensa que espera al final de sideraran sus enemigos, por lo que
la jornada de la vida hace que val- nos invitaron a tomar desayuno y
gan la pena los momentos de ad- nosotros estuvimos muy complaci-
versidad que se experimentan en el dos con la invitación. Él sabía que
camino. éramos mormones y tan pronto
Volviendo al cuadernillo Para la como empezamos a comer, empezó
fortaleza de la juventud, la Primera a blasfemar contra los mormones;
Presidencia escribe: “Que puedan había un gran plato de huevos con
guardar sus mentes y cuerpos lim- tocino y bastante pan en la mesa,
pios de los pecados del mundo para pero sus blasfemias no impedían
que lleven a cabo la gran obra que que nosotros siguiéramos comien-
tienen por delante. Rogamos que
sean dignos de continuar las res-
ponsabilidades de edificar el reino
de Dios y de prepararse para la
segunda venida del Salvador ”
C uando Wilford Woodruff era
joven, de 27 años, fue orde-
nado al oficio de presbítero
el 5 de noviembre de 1834. Ocho
días más tarde, empezó una misión
do: cuanto más maldecía, más co-
míamos, y así lo hicimos hasta
llenar nuestros estómagos; luego
nos levantamos, tomamos nuestros
sombreros y le agradecimos el desa-
(Para la fortaleza de la juventud, de dos años en la Misión de los yuno. Lo último que supimos de él
bajo “Mensaje de la Primera Estados del Sur1. Una noche, él y su era que seguía con sus blasfemias.
Presidencia”). compañero encontraron alojamiento Confío en que el Señor lo recom-
Mis jóvenes amigos, por favor, en casa de una familia que les pro- pensará por ese desayuno”3.
dense cuenta de la importancia del porcionó el piso de una habitación Al final del primer año en esa mi-
ser sabios y seguir el consejo de como cama, lo que él describió sión, cuenta que había “viajado
nuestros profetas, lo cual hará que la como “muy dura después de haber 5.228 kilómetros, celebrado ciento
felicidad les acompañe durante la caminado más de 95 kilómetros sin setenta reuniones [y] bautizado a 43
jornada de la vida. nada que comer”2. personas4”.
De ello testifico en el nombre de El próximo día caminaron 19 A su primera misión en los
Jesucristo. Amén.  kilómetros bajo la lluvia hasta que Estados del Sur le siguieron dos

L I A H O N A
48
en competencias atléticas sanas y
amigables caracterizadas por un
buen espíritu deportivo. Crecerán
en gracia para con Dios al dedicarse
a la investigación de historia fami-
liar, al efectuar bautismos en el tem-
plo por antepasados fallecidos, al
convertirse en maestros orientado-
res fieles, al limpiar la capilla con
frecuencia, al visitar los asilos de an-
cianos y al ayudar a mantener her-
mosas sus comunidades. Al hacerlo,
demostrarán el consejo del rey
Benjamín de que “cuando os halláis
al servicio de vuestros semejantes,
sólo estáis al servicio de vuestro
Dios”12. El líder sabio pondrá menos
énfasis en las actividades para re-
caudar fondos y mucho más énfasis
en prestar servicio desinteresado a
los demás.
Ustedes, jóvenes hermanos, cre-
cerán en gracia para con los hom-
bres y estarán mejor preparados para
la misión, el matrimonio y los futu-
Los visitantes suben por la rampa para ver la estatua el Christus ubicada ros empleos a medida que aprendan
en el Centro de Visitantes Norte. más sobre sus carreras y desarrollen
la confianza en ustedes mismos al
misiones breves en las Islas Fox, la perfección implique ser más dar discursos, participar en actua-
cerca de la costa de Maine5 y dos como el Salvador, entonces tam- ciones teatrales originales y en las
misiones subsiguientes en Ingla- bién nosotros debemos crecer en actividades de talentos.
terra6. Durante su última misión en sabiduría y en estatura, y en gracia Las actividades para la juventud
Inglaterra, en 1840, reconoció que para con Dios y los hombres. deben reflejar nuestra creencia de
“por medio de las bendiciones de Las actividades del quórum del que “existen los hombres para que
Dios”, había sido un instrumento sacerdocio y de la Mutual con las tengan gozo”13 y nosotros debemos
para llevar a más de mil ochocientas jovencitas, cuando se preparan con estar ansiosos de compartir ese
almas a la Iglesia en un período de esmero y oración, y se analizan en gozo con los demás. No hace
ocho meses7. el Comité del Obispado para la mucho conocí a una mujer del este
Wilford Woodruff comprobó la Juventud10, ayudarán a cada joven y de los Estados Unidos que ahora
promesa del Libro de Mormón de a cada jovencita a crecer en sabi- vive en el Valle de Salt Lake. Es un
que “Dios ha dispuesto un medio duría a medida que logren un miembro devoto de otra Iglesia
para que el hombre, por la fe, pueda mayor aprecio por las Escrituras y cristiana, por lo que le pregunté si
efectuar grandes milagros; por las palabras de los profetas vivien- le gustaba vivir entre Santos de los
tanto, llega a ser un gran beneficio tes, y participen en las actividades Últimos Días. Dijo: “Mi esposo y
para sus semejantes”8. Mis queridos de la Mutual que implique todo lo yo nos llevamos bastante bien con
jóvenes hermanos del Sacerdocio que es “ virtuoso, o bello, o de la gente, pero nos preocupa nues-
Aarónico, me gustaría recordarles buena reputación, o digno de ala- tra hija adolescente. Cada miérco-
que nuestro Padre Celestial no sólo banza”11. les por la tarde, como a las siete,
desea que sean buenos, sino que El deliberar en consejo en el varias jovencitas de nuestro vecin-
sean buenos para algo, para servir y Comité del Obispado para la dario pasan juntas por nuestra casa
bendecir la vida de otras personas y Juventud proporciona una capacita- en camino a alguna parte y jamás
llegar a ser un beneficio para sus se- ción de gran valor para toda una ge- se han detenido a invitar a nuestra
mejantes. neración de futuros líderes que hija de 14 años a que vaya con
Leemos en el Evangelio de aprenderán a trabajar juntos en ellas”.
Lucas que “Jesús crecía en sabidu- forma eficaz en los consejos. Yo le dije: “Éste es su día de suer-
ría y en estatura, y en gracia para Ustedes, jóvenes, crecerán en es- te; creo que puedo solucionar ese
con Dios y los hombres”9. En tanto tatura y en fortaleza física al partici- problema”. De inmediato me dio el
que nuestra búsqueda terrenal por par en bailes folclóricos, deportes y nombre de su hija y la dirección y

J U L I O D E 2 0 0 2
49
nos pusimos en contacto con el pre- como se ha prometido, el Espíritu sea presbítero o apóstol, si magnifica
sidente de la estaca y con el director Santo “os mostrará todas las cosas su llamamiento. Un presbítero posee
de seminario. que debéis hacer”17. las llaves de la ministración de ánge-
Nuestros amigos y vecinos son Satanás desea que cedan su albe- les. Nunca en mi vida como apóstol,
hijos de un Padre Celestial amoroso drío moral a los diferentes compor- setenta o élder, he sentido más la
que desea que todos ellos regresen a tamientos adictivos, pero un Padre protección del Señor que cuando
Su presencia. ¿Podemos quedarnos Celestial amoroso les ha prometido desempeñaba el oficio de presbítero.
satisfechos cuando no asisten a las por medio de Su profeta Isaías, que El Señor me reveló por medio de vi-
reuniones todos los miembros de por medio de un ayuno sincero, al siones, de revelaciones y del Espíritu
nuestro quórum el domingo por la atenuar sus apetitos físicos, Él Santo muchas cosas que había en
mañana? Estoy seguro de que pode- les ayudará a “desatar las ligaduras mi futuro”23.
mos acercarnos a los menos activos de impiedad” y a “[romper] todo Mis queridos jóvenes hermanos,
y a los de otras religiones e invitarlos yugo”18. Reclamen esa promesa por ruego que cada uno de nosotros, por
en forma amable a las actividades de medio del ayuno. Ese vacío que sen- medio de nuestra fe, utilice el poder
los Hombres Jóvenes y de las timos en el cuerpo proporcionará del sacerdocio para efectuar grandes
Mujeres Jóvenes, a seminario, a las más espacio para la plenitud del milagros al compartir el Evangelio y
clases de la Escuela Dominical y a Evangelio. El vacío precede a lo servir al prójimo y así llegar a ser un
las reuniones sacramentales. sagrado. gran beneficio para nuestros seme-
Cuando José Smith y Oliver El estudio de las Escrituras y el jantes, en el nombre de Jesucristo.
Cowdery recibieron el Sacerdocio ayuno, precedidos y seguidos de la Amén. 
Aarónico bajo las manos de Juan el oración, pueden cambiar la noche
Bautista resucitado, recibieron “las en día 19. Toda la vida del profeta NOTAS
llaves del ministerio de ángeles”14, y José Smith demuestra el poder de la 1. Matthias F. Cowley, Wilford
lo mismo sucede con ustedes cuan- oración y el cumplimiento de la pro- Woodruff: History of His Life and Labors,
do son ordenados. Ruego que uste- mesa del Señor de que “si pides, re- Salt Lake City: Deseret News, 1909,
des, maravillosos jóvenes, no sean cibirás revelación tras revelación”20. pág. 47.
sólo dignos de recibir el ministerio Una revelación importante que reci- 2. Ibíd, pág. 50.
de ángeles, sino que, al igual que el birán será el llegar a comprender 3. Ibíd, pág. 50.
joven Wilford Woodruff, lleguen a ser cómo acercarse a las vidas de los 4. Ibíd, pág. 58.
ángeles ministrantes en la vida de que hayan perdido el sendero. 5. Ibíd, págs. 70–86.
los demás a medida que ejerzan su fe Al hacerlo, es conveniente recordar 6. Ibíd, págs. 99–113; 114–28; 129–46.
para efectuar “grandes milagros”, y el sabio consejo del presidente 7. Ibíd, pág. 119.
así llegar “a ser un gran beneficio” Hinckley: “El Espíritu Santo es el 8. Mosíah 8:18.
para sus semejantes. Testificador de la verdad, que puede 9. Lucas 2:52.
Satanás quiere que la fe de uste- enseñar a los seres humanos lo que 10. Manual de Instrucciones de la Iglesia,
des diminuya y que sea menos el ellos no pueden enseñarse el uno al Libro 2, Líderes del sacerdocio y de las orga-
poder del sacerdocio que tienen otro”21. nizaciones auxiliares, 1998, pág. 384.
para efectuar grandes milagros, pero El presidente Gordon B. 11. Artículo de Fe Nº 13.
un Padre Celestial amoroso les ha Hinckley considera que los amigos 12. Mosíah 2:17.
concedido una protección providen- son uno de los ingredientes clave en 13. 2 Nefi 2:25.
cial: el don del Espíritu Santo. En el la retención de nuevos conversos y 14. D. y C. 13:1.
primer capítulo del Libro de en la recuperación de los menos ac- 15. 1 Nefi 1:8–12.
Mormón aprendemos que a medida tivos, y el poeta Robert Browning 16. 2 Nefi 32:3.
que Lehi leía las Escrituras, “fue describe con elocuencia cómo se 17. 2 Nefi 32:5.
lleno del Espíritu del Señor”15. Más hace esto: 18. Isaías 58:6.
adelante, Nefi nos promete que a 19. Véase “¿Pensaste orar?, Himnos,
medida que nos deleitemos “en las …Si fuese bendecido como ustedes, Nº 81.
palabras de Cristo… las palabras de me rodearía de amor y me 20. D. y C. 42:61.
Cristo [nos] dirán todas las cosas fortificaría 21. Véase Gordon B. Hinckley, “El
que [debemos] hacer”16. en el compañerismo de mi prójimo; Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”,
Puede que enfrenten decisiones sería imposible mi fracaso, Liahona, marzo de 1998, pág. 8.
con respecto a la misión, su futura protegido por 22. “Paracelsus”, en The Poetical Works
carrera y, finalmente, el matrimonio. mis tiernos amigos que han hecho of Robert Browning, 2 tomos, 1902, tomo I,
Al leer las Escrituras y orar en busca de mi causa la suya22. pág. 25.
de guía, tal vez no vean la respuesta 23. “Discourse”, Millennial Star, 5 de oc-
en forma impresa en una página, Como Presidente de la Iglesia, tubre de 1891, págs. 628–629. En “Deberes
sino que mientras lean, recibirán Wilford Woodruff declaró que “no y bendiciones del sacerdocio”, Parte A
impresiones nítidas, y susurros y, hay diferencia alguna en un hombre, (31111 002), pág. 56.

L I A H O N A
50
parte de la masa de un témpano de

No puede sucederme hielo flotante se halla fuera del


agua, ya que el hielo de su interior
es tan compacto que mantiene su-

a mí mergido a las siete octavas partes


del mismo. Tal y como el Titanic se
encontró con el témpano, así sucede
con nosotros: a menudo sólo vemos
Presidente James E. Faust parte del peligro que nos aguarda.
Segundo Consejero de la Primera Presidencia
La historia está repleta de ejem-
plos de hombres talentosos y hábiles
que, en un momento de debilidad,
tiraron por la borda sus prometedo-
ras vidas. El rey David es un trágico
“Puede que el futuro no les depare fama ni fortuna, pero puede ejemplo de ello. De joven era
brindarles algo más duradero y satisfactorio. Recuerden que lo que apuesto, valiente y lleno de fe; mató
al temible gigante Goliat; llegó a ser
hacemos en la vida tiene eco en la eternidad”. rey y tenía todo lo que un hombre
podía desear; mas al ver a Betsabé,
deseó tenerla, aun cuando era la es-
cosas pueden salir mal en cualquier posa de otro hombre. Hizo que en-
momento”1. Hermanos, sí puede su- viaran a su esposo, Urías heteo, a la
cedernos a cualquiera de nosotros en línea más encarnizada del frente
cualquier momento. Gran parte del para que lo mataran. Urías murió
rumbo de nuestra vida recibe la in- en la batalla y David se casó con
fluencia de fuerzas que percibimos Betsabé. Como resultado de su
sólo de manera parcial. mala acción, David perdió su he-
El presidente Charles W. Penrose rencia espiritual3. A pesar de todo
solía contar el relato de un oficial lo bueno que David había logrado,
del Titanic que declaró no tener gran parte de ello le fue invalidado
miedo “de Dios, del hombre ni del porque se permitió sucumbir a una
diablo”, porque el Titanic era de seria debilidad personal.
construcción tan robusta que fácil- Una vez oí a un hombre decirle a
mente podía soportar la colisión con sus hijos: “Puedo manejar el auto
otras embarcaciones o el contacto más cerca del borde que ustedes
con cualquier otra fuerza, incluso porque tengo más experiencia”.
los témpanos de hielo2. El Titanic, de Creía estar al mando, pero en reali-
hecho, tenía una longitud de más o dad era un inconsciente. “El proble-
menos tres campos de fútbol, una ma de emplear la experiencia como

M is amados hermanos del


sacerdocio de Dios, la res-
ponsabilidad de hablarles
esta noche es abrumadora. He
orado en busca de inspiración y
altura de doce pisos y estaba cons-
truido con un acero de primerísima
calidad. Aquella fatídica noche del
14 de abril de 1912, otros barcos le
advirtieron del hielo que había más
guía es que a menudo el examen
final viene primero y luego viene la
lección 4. Algunos piensan que la
edad y la experiencia les hace más
capaces de soportar la tentación.
guía, y anhelo que me entiendan. adelante, pero el Titanic siguió au- Esto es una falsedad.
Uno de los grandes mitos de la mentando la velocidad, surcando Recuerdo oír al presidente
vida se produce cuando los hombres raudo el frío Océano Atlántico. Para J. Reuben Clark, hijo, hablar de una
se creen invencibles. Hay demasia- cuando los vigías avistaron el tém- ocasión en la que una de sus hijas
dos que piensan que son de acero, lo pano, ya era demasiado tarde; el iba a salir con un chico. Le pidió
bastante fuertes para resistir cual- Titanic no pudo cambiar de rumbo y que regresara a casa a una hora de-
quier tentación, y se engañan a sí el témpano desgarró el lado de estri- terminada, pero “irritada por el
mismos al pensar: “No puede suce- bor del barco, originando una suce- constante y urgente recordatorio, la
derme a mí”. Tomo prestado un pen- sión de boquetes. Dos horas y [adolescente] dijo: ‘Papito, ¿qué
samiento de Bertrand Russell: cuarenta minutos más tarde, el re- pasa? ¿Acaso no confías en mí?’.
“Todos somos como el pavo que se cién estrenado Titanic descendió “La respuesta debe haber sido es-
despierta la mañana [del Día de hasta lo más hondo del océano, y se tremecedora, pues le dijo: ‘No [hiji-
Acción de Gracias] y espera que, ahogaron más de 1.500 personas. ta], no confío en ti. Ni siquiera
como siempre, se le dé de comer. Las Por lo general, sólo una octava confío en mí mismo’ ”5.

J U L I O D E 2 0 0 2
51
entretenimiento inapropiado. No
obstante, el hacerlo suele volvernos
insensibles a la violencia, a las rela-
ciones sexuales impropias, al lengua-
je soez, al tomar el nombre del
Señor en vano y a otros males rela-
cionados con éstos.
He dedicado tiempo a hablar de
las cosas que ustedes no quieren que
les sucedan. Consideremos ahora al-
gunas de las cosas buenas que sí de-
sean que les sucedan. Si están
dispuestos a pagar el precio del
éxito, ¡pueden sucederles cosas bue-
nas, e incluso cosas excelentes, más
allá de sus preciados sueños y expec-
tativas! Con frecuencia no capta-
mos ni un ápice de nuestro
potencial para ser felices y para al-
canzar logros en esta vida y en la
eternidad porque, tal y como dijo el
apóstol Pablo, “ahora vemos por es-
pejo, oscuramente”11. Pero se puede
abrillantar el lente y volverlo traspa-
rente como un cristal mediante la
influencia del Espíritu Santo. El
Salvador nos prometió que el
Para que algunas cosas no nos su- “Sólo una lata de cerveza”. Consolador, que es el Espíritu
cedan, sugiero que aprendamos del Desconocemos nuestro potencial Santo, “[nos] enseñará todas las
consejo del presidente Spencer W. para la adicción al alcohol, pero un cosas”, “[nos] recordará todo” 12 y
Kimball: “Desarrollen el autodomi- trago, por lo general, conduce a “[nos] guiará a toda la verdad”13.
nio de manera que, al enfrentarse otro. Es mucho mejor no tomar Debemos reconocer que nuestros
repetidamente con una misma ten- nunca el primer trago; así sabrán dones y capacidades naturales son
tación, no tengan que tomar cada que no tomarán más. limitados, mas cuando son incre-
vez una decisión al respecto. “La compra de un único billete mentados por la inspiración y la guía
Algunas decisiones tienen que to- de lotería.” Esa adicción es más sutil del Espíritu Santo, nuestro potencial
marse sólo una vez. Y es una gran que las demás. Puede que crean que se multiplica. Precisan ayuda de un
bendición no tener que estar angus- el juego no es una adicción porque poder más allá del propio para hacer
tiándose reiteradamente con respec- no se trata de una sustancia que se algo extraordinariamente útil.
to a una tentación; eso nos hace introduce en el cuerpo, pero como Ustedes, jovencitos, pueden tener
perder tiempo y es muy peligroso”6. alguien escribió recientemente: “Los oportunidades y recibir bendiciones
Alguien puede racionalizar: que participan en juegos de azar mucho más grandes de lo que jamás
“Tomar drogas una vez no me hará arriesgan más que el dinero en sí. soñaron o esperaron. Puede que el
daño”. Puede parecer inofensivo Sus vidas y sus familias también futuro no les depare fama ni fortu-
pero, por favor, sean conscientes de están en peligro”10. na, pero puede brindarles algo más
cuán poderosas son las drogas. Cito “Una sola mirada a un sitio por- duradero y satisfactorio. Recuerden
a un drogadicto: “No hay forma de nográfico en Internet o un rápido que lo que hacemos en la vida tiene
controlar las drogas; ellas le contro- vistazo al póster de una revista pro- eco en la eternidad.
lan a uno. Por lo general la primera vocativa.” Parece muy inofensivo, Puede que algunos de ustedes, jo-
vez no sientes nada, pero es ahí pero es más difícil librarnos de lo vencitos, todavía no tengan un tes-
cuando te atrapa”7. que vemos que deshacernos de lo timonio del origen divino de esta
“Sólo un cigarrillo, para ver qué que introducimos en nuestro orga- Iglesia como el que tienen sus pa-
se siente”. Cuidado con el peligro nismo. Muchos delincuentes habi- dres. Puede que deseen estar más
que nos acecha: la nicotina es suma- tuales admiten que dieron sus seguros de que José Smith realmen-
mente adictiva8. Tan sólo cuatro ci- primeros pasos en el crimen al ver te vio a Dios el Padre y a Su Hijo,
garrillos pueden bastar para poner a fotografías obscenas. Jesucristo, en una visión, y que el
alguien en el camino a convertirse Algunos pueden decir que está Libro de Mormón se tradujo real-
en un fumador habitual9. bien participar de vez en cuando en mente de planchas de oro. Puede

L I A H O N A
52
que tengan ciertas dudas sobre la ley ustedes son herederos de grandes automática. Tendrán que ejercer la
del diezmo o la ley de castidad o la promesas. Tienen la oportunidad fe. La única manera de adquirir co-
Palabra de Sabiduría. Esto no es de llegar a ser más que “leñadores nocimiento espiritual y mantener la
inusual para algunos jóvenes de su y aguadores”17. llama encendida es ser humildes y
edad. Puede que su fe no haya sido Yo no afirmo tener una compren- dedicados a la oración y luchar dili-
probada por completo o que aún no sión absoluta de todos los principios gentemente por guardar todos los
hayan tenido que defender sus cre- del Evangelio, pero he llegado a co- mandamientos.
encias ni su forma de vida. Les ase- nocer con certeza la divinidad y au- En las ceremonias inaugurales de
guro que les pueden suceder toridad de esta Iglesia. Es algo que los recientemente concluidos Juegos
grandes cosas, que pueden recibir recibí gradualmente, línea por línea Olímpicos de Invierno de Salt Lake
un testimonio indudable de que y precepto por precepto. Ahora yo City de 2002, el Coro del
ésta es La Iglesia de Jesucristo de sé que lo sé, del mismo modo que Tabernáculo Mormón y la Orquesta
los Santos de los Últimos Días, y ustedes pueden llegar a saber que lo Sinfónica de Utah ejecutaron una
que el Evangelio fue restaurado a la saben. Les puede suceder a ustedes. majestuosa pieza musical escrita es-
tierra en toda su plenitud por medio El conocimiento viene por pecialmente por John Williams para
de José Smith. Pero quizás no reci- medio de la fe. Hoy en día debemos ser el tema musical oficial de los
ban ese testimonio hasta que su fe llegar a conocer la veracidad de lo Juegos. Se llamaba Call for the
haya sido probada14. que estaba en las planchas de oro Champions [Un llamado a los
Hace muchos años, dos sin verlas puesto que no están a campeones]. Esta noche yo deseo
Autoridades Generales llamaron a nuestro alcance para que las vea- hacer un llamado a los campeones.
un hombre muy joven para ser un mos o las palpemos, como sucedió Las estremecedoras primeras pala-
nuevo presidente de estaca. A modo con los Tres Testigos y los Ocho bras de la pieza son: citius (más
de respuesta, el nuevo presidente de Testigos. Algunos de los que las veloz), altius (más alto) y fortius
estaca dijo que se dedicaría por vieron y palparon no permanecie- (más fuerte), que componen el lema
completo a su llamamiento y que no ron fieles a la Iglesia. El ver a un olímpico oficial desde 1924.
pediría a ninguno de los miembros ángel podría ser una gran experien- Hermanos del sacerdocio, vivi-
de la estaca que fueran más devotos cia, pero es más importante llegar mos en una época maravillosa.
que él. Entonces dio testimonio de al conocimiento de la divinidad del Jamás en la historia de la Iglesia
que creía en el Evangelio de todo Salvador mediante la fe y el testi- hemos tenido más testimonios de la
corazón y que estaba comprometido monio del espíritu18. veracidad de esta santa obra.
a vivirlo. También pueden llegar a saber lo Tenemos detractores y críticos,
Más tarde, durante el almuerzo, que sabían cuando eran unos valien- como siempre ha sucedido; mas
las Autoridades Generales pregunta- tes hijos de Dios en la existencia nunca antes la Iglesia había ascendi-
ron a este presidente de estaca si preterrenal. Les puede suceder a do más alto, avanzado más rápido,
sabía con certeza que el Evangelio ustedes, pero no ocurrirá de forma ni sido más fuerte para lograr su
es verdadero, a lo que respondió que
no. El apóstol mayor dijo a su com- Una vista del lado suroeste del auditorio del Centro de Conferencias
pañero en el apostolado: “Lo sabe muestra el palco, la platea y la galería.
tan bien como usted o como yo. Lo
único que no sabe es que lo sabe. No
pasará mucho hasta que lo descu-
bra… No hay de qué preocuparse”.
Poco tiempo después, el nuevo
presidente de estaca testificó tras
una experiencia espiritual: “Derra-
mé lágrimas de gratitud al Señor por
el testimonio perdurable, perfecto y
absoluto que recibí en mi vida sobre
la divinidad de esta obra”15.
Muchos de nosotros no somos
plenamente conscientes de lo que
en realidad sabemos. Aunque se
nos ha enseñado el Evangelio,
puede que no seamos plenamente
conscientes de lo que el Señor ha
puesto en nuestra “mente” y escri-
to en “[nuestro] corazón”16. Como
hombres jóvenes del convenio,

J U L I O D E 2 0 0 2
53
misión. Éste es el momento en el
que debemos erguirnos y avanzar.
También en la obra de Dios debemos
ser más veloces, trabajando con
Ellos oran y siguen
mayor urgencia; llegar más alto, es-
forzándonos por alcanzar metas espi-
rituales elevadas; y ser más fuertes,
confiando en la fuerza de Dios. Les
adelante
puede suceder a ustedes. Presidente Thomas S. Monson
Segundo Consejero de la Primera Presidencia
La senda segura para recibir el
gozo y las bendiciones de la vida re-
side en seguir a nuestro profeta vi-
viente, el presidente Gordon B.
Hinckley. Hemos recibido muchas
cosas buenas de los profetas ante- “Siendo el potente grupo del sacerdocio que somos, seamos
riores, pero la voz que necesitamos hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores. Oremos,
oír hoy día es la del presidente
Hinckley; es su consejo el que pre- y después vayamos y hagamos”.
cisamos seguir para que nos suce-
dan las mejores cosas. De esto Baudin, que habla francés y tahitia-
testifico en el nombre de Jesucristo. no, pero poco inglés, trató de des-
Amén.  cribirme el secreto del éxito de los
capitanes de barco tahitianos. Me
NOTAS dijo: “Son asombrosos. Aunque el
1. The Oxford Companion to Philosophy, clima sea terrible, aunque las naves
editado por Ted Honderich, 1995, pág. 610. estén agujeradas y quizás no tengan
2. Joseph Fielding Smith, Church History ningún aparato de navegación apar-
& Modern Revelation, Tomo 1, pág. 22. te de sus sentimientos interiores y
3. D. y C. 132:39. las estrellas, ellos oran y siguen ade-
4. 1,911 Best Things Anybody Ever Said, lante”. Repitió esa frase tres veces.
recopilado por Robert Byrne, 1988, pág. 386. Esa declaración contiene una lec-
5. Citado por Harold B. Lee, The ción: debemos orar y después ac-
Teachings of Harold B. Lee, editado por tuar. Las dos acciones son
Clyde J. Williams, 1996, pág. 629. importantes.
6. President Kimball Speaks Out, 1981, La promesa del libro de Proverbios
pág. 94. nos infunde valor: “Fíate de Jehová
7. Guillermo D. Jalil, “Teen Addiction,” de todo tu corazón, y no te apoyes en
in Street-Wise Drug Prevention: A Realistic tu propia prudencia. Reconócelo en
Approach to Prevent and Intervene in
Adolescent Drug Use, 1996, Internet,
www.nodrugs.com.
8. Véase U.S. Department of
Education, “Growing Up Drug Free: A
M is hermanos, me siento
honrado por el privilegio
de hablarles esta noche.
¡Qué alegría ver este magnífico
Centro de Conferencias lleno de
todos tus caminos, y él enderezará
tus veredas”1.
Sólo tenemos que leer el relato de
Primer Reyes para apreciar de nuevo
el principio de que al seguir el consejo
Parent’s Guide to Prevention, Part 2,” hombres jóvenes y mayores que del Señor, al orar y después actuar, el
KidSourceOnline, www.kidsource.com. poseen el sacerdocio de Dios. El resultado beneficia a todos. Allí lee-
9. Véase Janet Brigham, “Tobacco: saber que grupos similares están mos que había una sequía severa en
Quitting for Good,” Ensign, febrero de congregados por todo el mundo la tierra, seguida de hambruna. Elías
2002, pág. 52. me infunde un tremendo sentido el Profeta recibió del Señor lo que le
10. Shanna Ghaznavi, “Don’t Bet Your de responsabilidad. Ruego que debe haber parecido una instrucción
Life,” New Era, febrero de 2002, pág.26. la inspiración del Señor guíe asombrosa: “Vete a Sarepta… he aquí
11. 1 Corintios 13:12. mis pensamientos e inspire mis yo he dado orden allí a una mujer
12. Juan 14:26. palabras. viuda que te sustente”. Cuando hubo
13. Juan 16:13. Hace muchos años, cuando cum- encontrado a la viuda, Elías declaró:
14. Véase Éter 12:6. plía una asignación en Tahití, conver- “Te ruego que me traigas un poco de
15. Gospel Standards, págs. 192–193. sé con el presidente de misión agua en un vaso, para que beba.
16. Véase Jeremías 31:33. Raymond Baudin acerca del pueblo “Y yendo ella para traérsela, él la
17. Josué 9:21. tahitiano, conocido como el pueblo volvió a llamar, y le dijo: Te ruego
18. Véase Juan 20:29. más marinero del mundo. El hermano que me traigas también un bocado

L I A H O N A
54
de pan en tu mano”. Si yo les preguntara cuál es el pa- contaré el relato conmovedor de
La respuesta de ella describió su saje del Libro de Mormón que más una buena familia que vivía en la
lastimosa situación, ya que le explicó se lee, pienso que sería el relato hermosa ciudad de Perth, Australia.
que estaba preparando una última de Primer Nefi acerca de Nefi, sus En 1957, cuatro meses antes de la
mísera comida para ella y su hijo, y hermanos, su padre y el mandato de dedicación del Templo de Nueva
que después morirían. obtener de Labán las planchas de Zelanda, Donald Cummings, el
Qué inverosímil debe haberle pa- bronce. Quizás la razón sea que la padre, era presidente del distrito de
recido la respuesta de Elías: “No mayoría de nosotros, de cuando en Perth. Aunque contaban con pocos
tengas temor; vé, haz como has cuando, prometemos leer de nuevo recursos económicos, él, su esposa y
dicho; pero hazme a mí primero de el Libro de Mormón, y usualmente su familia estaban decididos a asistir
ello una pequeña torta cocida deba- comenzamos con Primer Nefi. En a la dedicación del templo.
jo de la ceniza, y tráemela; y después realidad, esos pasajes ilustran en Comenzaron a orar, a trabajar y a
harás para ti y para tu hijo. forma hermosa la necesidad de orar y ahorrar. Vendieron el único auto
“Porque Jehová Dios de Israel ha después ir y hacer. Dijo Nefi: “Iré y que tenían y juntaron todos sus pe-
dicho así: La harina de la tinaja no haré lo que el Señor ha mandado, niques, pero una semana antes del
escaseará, ni el aceite de la vasija porque sé que él nunca da manda- viaje, todavía les faltaban 200 libras
disminuirá, hasta el día en que mientos a los hijos de los hombres sin más. Recibieron dos regalos inespe-
Jehová haga llover sobre la faz de la prepararles la vía para que cumplan rados de 100 libras cada uno, y ape-
tierra. lo que les ha mandado”3. nas alcanzaron juntar el monto
“Entonces ella fue e hizo como le Recordamos el mandamiento; re- requerido. Puesto que al hermano
dijo Elías; y comió él, y ella, y su cordamos la respuesta de Nefi y re- Cummings no le dieron permiso de
casa, muchos días. cordamos el resultado. faltar al trabajo, decidió renunciar.
“Y la harina de la tinaja no esca- En nuestra época, hay muchos Por tren cruzaron el amplio con-
seó, ni el aceite de la vasija men- ejemplos de las experiencias de los tinente australiano y llegaron a
guó”2. que oran y después van y hacen. Les Sydney, en donde se unieron a otros

J U L I O D E 2 0 0 2
55
miembros que también viajaban a Estaré a vuestra diestra y a vuestra “Sí”, fue la respuesta.
Nueva Zelanda. El hermano siniestra, y mi Espíritu estará en El guardabosque dijo: “Entonces
Cummings y su familia fueron de los vuestro corazón, y mis ángeles alre- vengan a ver sus huellas”. El campo
primeros australianos que se bauti- dedor de vosotros, para sosteneros”6. grande y plano por el que había ca-
zaron por los muertos en el Templo Es inspirador el servicio misional minado el hermano Krause era en
de Nueva Zelanda. También fueron que dio Walter Krause, que vive en realidad un lago congelado, y poco
de los primeros miembros del lejano Prenzlau, Alemania. El hermano antes el guardabosque había hecho
Perth, Australia en recibir su inves- Krause, cuya dedicación al Señor es un agujero grande en medio del lago
tidura en ese templo. Oraron, se legendaria, tiene ahora 92 años de para pescar. El viento había cubierto
prepararon y después fueron. edad. Como patriarca, ha dado más el agujero con nieve de tal forma
Cuando la familia Cummings re- de mil bendiciones patriarcales a que el hermano Krause no podía ver
gresó a Perth, el hermano miembros que viven en muchas par- el peligro. Sus huellas indicaban
Cummings consiguió un nuevo y tes de Europa. que, sin que se hubiera dado cuenta,
mejor empleo. Aún servía como Habiendo quedado sin hogar des- había pasado a la orilla del agujero y
presidente de distrito nueve años pués de la Segunda Guerra Mundial, se había dirigido directamente a la
después cuando tuve el privilegio de como fue el caso de muchos, el her- casa del miembro. Con el peso de la
llamarle a ser el primer presidente mano Krause y su familia vivieron mochila y de sus botas de hule, cier-
de la Estaca Perth Australia4. Creo en un campamento de refugiados en tamente se habría ahogado de haber
importante mencionar que ahora es Cottbus y comenzaron a asistir a la dado un solo paso en dirección a ese
el primer presidente del Templo de Iglesia en ese lugar. Inmediatamente agujero que no alcanzaba a ver.
Perth, Australia. fue llamado a dirigir la Rama Después comentó que ese aconteci-
En la película Shenandoah hay Cottbus. Cuatro meses después, en miento había causado una gran con-
una frase que inspira: “Si no lo in- noviembre de 1945, con el país aún moción en el pueblo.7
tentamos, no lo haremos; y si no lo en ruinas, Richard Ranglack, el pre- El hermano Krause ha dedicado
hacemos ¿para qué estamos aquí?” sidente del distrito acudió al herma- su vida entera a orar y después a ir y
Ahora contamos con más de no Krause y le preguntó qué hacer.
60.000 misioneros regulares que sir- pensaba de ir a la misión. La res- Si alguno de nosotros nos senti-
ven al Señor en todo el mundo. puesta del hermano Krause refleja mos ineptos o dudamos de nuestra
Muchos de ellos están escuchando su dedicación a la Iglesia. Él dijo: habilidad de responder al llamado
esta noche y viendo esta sesión del “No lo tengo que pensar. Si el Señor de servir, recordemos esta verdad di-
sacerdocio de la conferencia gene- me necesita, iré”. vina: “Para Dios todo es posible”8.
ral. Ellos oran y después hacen, con- Salió el 1° de diciembre de 1945 Hace poco me enteré del falleci-
fiando en el Señor respecto al lugar con veinte marcos alemanes en el miento de James Womack, el pa-
al que se les envía y confiando en su bolsillo y con un trozo de pan seco. triarca de la Estaca Shreveport,
presidente de misión respecto al Uno de los miembros de la rama le Louisiana. Sirvió por largo tiempo y
lugar donde sirven dentro de la mi- había dado el abrigo de su hijo que bendijo a muchas personas. Años
sión. Entre las muchas revelaciones había fallecido en la guerra. Otro atrás, el presidente Spencer W.
referentes a su sagrado llamamiento miembro que era zapatero le regaló Kimball nos relató al presidente
hay dos pasajes que son mis favori- un par de zapatos. Con ello y con Gordon B. Hinckley, al élder Bruce
tos. Ambos se encuentran en dos camisas, dos pañuelos y dos R. McConkie y a mí una experien-
Doctrina y Convenios. pares de calcetines, salió a la misión. cia que tuvo al nombrar a un pa-
El primero está en la sección 100. Una vez, a mediados del invier- triarca para la Estaca Shreveport,
Recordarán que José Smith y Sidney no, caminó desde Prenzlau hasta Louisiana. El presidente Kimball
Rigdon habían estado lejos de sus Kammin, un pequeño pueblo de describió cómo había entrevistado,
familias por un tiempo y estaban Mecklenberg, donde cuarenta y seis buscado y orado para conocer la vo-
preocupados por ellas. El Señor les personas asistieron a las reuniones. luntad del Señor respecto a la selec-
reveló esta confirmación, la cual Llegó esa noche después de caminar ción. Por alguna razón, ninguna de
consuela a los misioneros en toda la seis horas por caminos, por senderos las personas sugeridas era la indica-
Iglesia: “De cierto, así os dice el y finalmente por campos arados. da para la asignación.
Señor a vosotros, mis amigos… Poco antes de llegar al pueblo, llegó Avanzó el día y comenzaron las
vuestras familias están bien; están a un lugar muy grande, blanco y reuniones vespertinas. De repente,
en mis manos y haré con ellas como plano, por lo que pudo caminar más el presidente Kimball se volvió
me parezca bien, porque en mí se fácilmente, y al poco tiempo llegó a hacia el presidente de estaca y le
halla todo poder”5. la casa de un miembro a pasar la pidió que nombrara a cierto herma-
El segundo es la sección 84 de noche. no sentado hacia el fondo de la ca-
Doctrina y Convenios: “Y quienes A la mañana siguiente, el guarda- pilla. El presidente de estaca
os reciban, allí estaré yo también, bosque tocó a la puerta del miembro respondió que era James Womack, y
porque iré delante de vuestra faz. y preguntó: “¿Tienen un invitado?” el presidente Kimball dijo: “El

L I A H O N A
56
cualquier persona a la que bendiga.
Probablemente sea yo la persona
más baja que se siente delante de
usted”.
El presidente Kimball nos infor-
mó que cuando se presentó el nom-
bre de James Womack a la
congregación, “las manos de los
miembros se levantaron con ánimo
con un voto de aprobación lleno de
entusiasmo”.
Se recordaron las palabras del
Señor al profeta Samuel cuando
David fue señalado para ser el futu-
ro rey de Israel: “…el hombre mira
lo que está delante de sus ojos, pero
Jehová mira el corazón”9.
Hermanos, no importa qué lla-
mamiento tengamos, no importa
qué temores o ansiedades tenga-
mos, oremos y después vayamos y
hagamos, recordando las palabras
del Maestro, a saber Jesucristo, que
prometió: “Yo estoy con vosotros
todos los días, hasta el fin del
mundo”10.
En la Epístola de Santiago se nos
aconseja: “…sed hacedores de la pa-
labra, y no tan solamente oidores,
engañándoos a vosotros mismos”11.
Siendo el potente grupo del sa-
cerdocio que somos, seamos hace-
dores de la palabra, y no tan
solamente oidores. Oremos, y des-
pués vayamos y hagamos.
En el nombre de Jesucristo.
Señor lo ha elegido a él para ser el hubo un largo silencio en la sala, y Amén. 
patriarca de la estaca. Por favor pí- después el hermano Womack dijo:
dale que se reúna conmigo en la “Hermano Kimball, entiendo que NOTAS
sala del sumo consejo después de un patriarca tiene que colocar las 1. Proverbios 3:5, 6.
esta reunión”. manos sobre la cabeza de la persona 2. 1 Reyes 17:9–11, 13–16. Véase
El presidente de estaca Charles a la que bendice. Como puede ver, también el versículo 12.
Cagle se sorprendió, porque la apa- no tengo manos para colocar en la 3. 1 Nefi 3:7.
riencia física de James Womack era cabeza de nadie”. 4. Véase Richard J. Marshall, “Saga of
inusual: había sufrido terribles lesio- El hermano Kimball, con su bon- Sacrifice”, Ensign, agosto de 1974, págs.
nes de combate durante la Segunda dad y paciencia, invitó al hermano 66–67.
Guerra Mundial, había perdido Womack a ponerse de pie detrás de la 5. D. y C. 100:1.
ambas manos y parte de un brazo, silla donde estaba sentado el herma- 6. D. y C. 84:88.
así como la mayor parte de la vista y no Kimball y le dijo: “Ahora, herma- 6. Véase Garold N. Davis y Norma S.
el oído. Cuando regresó, nadie quiso no Womack, inclínese hacia adelante Davis, “Behind the Iron Curtain:
admitirlo en la facultad de Derecho, y vea si alcanza mi cabeza con los Recollections of Latter-day Saints in East
aunque terminó en tercer lugar de muñones”. Para deleite del hermano Germany, 1945–1989”, Brigham Young
su clase en la Universidad del Womack, pudo tocar la cabeza del Univeresity Studies, Tomo 35, Núm.
Estado de Louisiana. hermano Kimball, y exclamó: “¡Lo 1–1995, págs. 54–55.
Esa noche, cuando el presidente puedo alcanzar! ¡Lo puedo alcanzar!” 8. Mateo 19:26.
Kimball se reunió con el hermano “Claro que me puede alcanzar”, 9. 1 Samuel 16:7.
Womack y le informó que el Señor lo respondió el hermano Kimball. “Y 10. Mateo 28:20.
había designado para ser el patriarca, si me alcanza a mí, alcanzará a 11. Santiago 1:22.

J U L I O D E 2 0 0 2
57
Nuestra conducta en público debe

La dignidad personal ser intachable; nuestra conducta en


privado es aún más importante; debe
aprobar la norma establecida por el

para ejercer el Señor. No podemos ceder al pecado,


y mucho menos tratar de encubrir
nuestros pecados; no podemos satis-
facer nuestro orgullo; no podemos

sacerdocio ser partícipes de la vana ambición;


no podemos ejercer mando, dominio
ni compulsión sobre nuestras esposas
Presidente Gordon B. Hinckley e hijos, ni en otras personas, en cual-
quier grado de injusticia.
Si hacemos cualquiera de esas
cosas, los poderes del cielo se reti-
ran; el espíritu del Señor es ofendi-
do y el poder mismo de nuestro
“Nuestra conducta en público debe ser intachable; nuestra sacerdocio queda nulo; se pierde su
conducta en privado es aún más importante; debe aprobar la autoridad.
Nuestro modo de vivir, las pala-
norma establecida por el Señor”. bras que enunciemos, y nuestra con-
ducta cotidiana, afectan nuestra
La norma para tener derecho a eficiencia como hombres y jóvenes
recibir y ejercer este poder sagrado que poseen el sacerdocio.
es la dignidad personal. Es sobre eso Nuestro quinto Artículo de Fe
de lo que quisiera hablar esta noche. dice: “Creemos que el hombre debe
Empiezo por leerles de Doctrina y ser llamado por Dios, por profecía y
Convenios, sección 121. la imposición de manos, por aque-
“…los derechos del sacerdocio llos que tienen la autoridad, a fin de
están inseparablemente unidos a los que pueda predicar el evangelio y
poderes del cielo, y… éstos no pue- administrar sus ordenanzas”.
den ser gobernados ni manejados Aunque aquellos que tienen la
sino conforme a los principios de la autoridad pongan las manos sobre
rectitud. nuestra cabeza y seamos ordenados,
“Es cierto que se nos pueden es posible que debido a nuestro
conferir; pero cuando intentamos comportamiento invalidemos y per-
encubrir nuestros pecados, o satisfa- damos cualquier derecho a ejercer
cer nuestro orgullo, nuestra vana esa autoridad divina.
ambición, o ejercer mando, dominio En la Sección 121 dice también:
o compulsión sobre las almas de los “Ningún poder o influencia se
hijos de los hombres, en cualquier puede ni se debe mantener en vir-

M is queridos hermanos, qui-


siera hablar de manera
muy franca esta noche en
cuanto a un asunto por el cual me
siento sumamente preocupado.
grado de injusticia, he aquí, los cie-
los se retiran, el Espíritu del Señor
es ofendido, y cuando se aparta, se
acabó el sacerdocio o autoridad de
tal hombre” (D. y C. 121:36–37).
tud del sacerdocio, sino por persua-
sión, por longanimidad, benignidad,
mansedumbre y por amor sincero;
“por bondad y por conocimiento
puro, lo cual ennoblecerá grande-
Qué gran placer y qué desafío tan Esa es la palabra inequívoca del mente el alma sin hipocresía y sin
grande es el dirigirme a ustedes. Señor en cuanto a Su divina auto- malicia” (D. y C. 121:41–42).
Qué formidable hermandad consti- ridad. ¡Qué enorme obligación im- Ahora bien, mis hermanos, esos
tuimos los que poseemos el precioso pone esto en cada uno de son los límites dentro de los cuales
y maravilloso sacerdocio. Éste pro- nosotros! Los que poseemos el sa- se debe ejercer este sacerdocio; no
viene de Dios nuestro Padre Eterno cerdocio de Dios debemos seguir es como un manto que nos ponemos
quien, en esta gloriosa dispensación normas más elevadas que las del y nos quitamos a nuestro antojo.
y con Su Hijo Amado, ha hablado mundo. Debemos disciplinarnos; Cuando se ejerce en rectitud, es
de nuevo desde los cielos. Ellos han no debemos considerarnos mejores como el tejido mismo de nuestro
enviado a Sus siervos autorizados a que los demás, pero podemos y de- cuerpo, una parte de nosotros, en
conferir esta autoridad divina sobre bemos ser hombres decentes y ho- todo momento y en todas circuns-
los hombres. norables. tancias.

L I A H O N A
58
De modo que a ustedes, jovenci-
tos que poseen el Sacerdocio
Aarónico, se les ha conferido ese
poder que posee las llaves de la mi-
nistración de ángeles. Piensen en
ello por un momento.
Ustedes no se pueden dar el lujo
de hacer nada que se interponga
entre ustedes y la ministración de
ángeles en beneficio suyo.
Ustedes no pueden ser inmorales
en ningún sentido; no pueden ser
deshonestos; no pueden engañar ni
mentir; no pueden tomar el nombre
de Dios en vano ni usar un lenguaje
obsceno y aún así tener derecho a la
ministración de ángeles.
No quiero que se den aires de pu-
reza; quiero que sean varoniles, que
sean vigorosos, fuertes y felices. A
los que tengan inclinaciones atléti-
cas, quiero que sean buenos atletas
y se esfuercen por salir vencedores;
pero al hacerlo, no tienen que ceder
a un comportamiento indecoroso ni
a un lenguaje profano ni indecente.
A ustedes, jóvenes que piensan
salir en misiones, no empañen su
vida con nada que pudiese poner en
tela de juicio su dignidad para salir
como siervos del Dios viviente.
Ustedes no pueden, bajo ninguna
circunstancia, poner en peligro el
poder divino que llevan en su inte-
rior como ministros ordenados del
Evangelio.
Por vía de amonestación y adver-
tencia, la Primera Presidencia y el
Quórum de los Doce Apóstoles han
emitido la siguiente declaración di-
rigida a ustedes:
“Como misioneros, se espera que
mantengan las más altas normas de
conducta, entre ellas la observancia
estricta de la ley de castidad,… Los miembros de los Setenta cantan durante una de las sesiones de la
“Nunca deben estar solos con conferencia.
ninguna otra persona, sea hombre o
mujer, adulto o menor [a no ser su Primera Presidencia en cuanto a la Al volver a casa, nunca olviden
compañero asignado]. conducta de los misioneros, 22 de que aún son élderes de La Iglesia de
“Incluso las acusaciones falsas en marzo de 2002). Jesucristo de los Santos de los Últi-
contra de un misionero inocente Ustedes no tienen por qué preo- mos Días.
pueden tomar muchos meses para cuparse de esas cosas si en todo mo- Se ocuparán en la búsqueda de
investigarse y pueden resultar en la mento observan las reglas del una compañera eterna; desearán ca-
interrupción o en la terminación del servicio misional. Si lo hacen , ten- sarse en la casa del Señor. Para uste-
servicio misional. Protéjanse de tales drán una maravillosa experiencia y des, no deberá haber otra manera de
acusaciones no separándose nunca volverán con honor a sus seres que- hacerlo. Tengan cuidado, no sea que
de su compañero(a), incluso en las ridos sin mancha, sospecha ni re- destruyan el derecho que tienen a
casas que visiten” (Declaración de la mordimiento. casarse de esa manera. Diviértanse,

J U L I O D E 2 0 0 2
59
pero mantengan su cortejo dentro Señor que les perdone; suplíquenle hijo o de una hija que se esfuerza
de los límites de una estricta disci- que les dé el poder para controlar su por ayudar con ternura, bondad y
plina. El Señor ha dado un mandato lengua y su mano pesada; pidan el amor a sus padres envejecidos.
y una promesa; Él ha dicho: “…deja perdón de su esposa y de sus hijos. Quisiera ahora mencionar otra
que la virtud engalane tus pensa- El presidente McKay solía decir. forma de abuso que ha recibido
mientos incesantemente”. Entonces “Ningún otro éxito puede compen- mucha publicidad: es el abuso sór-
a eso sigue la promesa de que “tu sar el fracaso en el hogar” (citando a dido y malvado de los niños por
confianza se fortalecerá en la pre- J. E. McCulloch, Home: The Savior parte de adultos, por lo general
sencia de Dios; y… El Espíritu of Civilization, pág. 42; en Conference hombres. Ese tipo de abuso no es
Santo será tu compañero constante” Report, abril de 1935, pág. 116). Y el nuevo; hay evidencia que indica
(D. y C. 121:45–46). presidente Lee dijo: “Lo más impor- que se remonta a través de las eda-
La esposa que elijan será su igual. tante de la obra del Señor que uste- des. Es una de las cosas más infa-
Pablo declaró: “…en el Señor, ni el des y yo hagamos jamás será dentro mes, trágicas y terribles. Lamento
varón es sin la mujer, ni la mujer sin de las paredes de nuestro propio decir que esa horripilante maldad
el varón” (1 Corintios 11:11). hogar” (Harold B. Lee, Doing the se ha manifestado en niveles muy
En el compañerismo del matri- Right Things for the Right Reasons, limitados entre nuestra gente; es
monio no hay inferioridad ni supe- Brigham Young University Speeches algo que no se puede aceptar ni to-
rioridad; la mujer no camina delante of the Year, 1961, pág. 5). lerar. El Señor mismo dijo: “Y cual-
del marido, ni el marido camina de- Tengo la plena confianza de que quiera que haga tropezar a alguno
lante de la esposa; ambos caminan cuando estemos ante el tribunal de de estos pequeños que creen en mí,
lado a lado, como un hijo y una hija Dios no se dirá mucho sobre cuánta mejor le fuera que se le colgase al
de Dios en una jornada eterna. riqueza hayamos acumulado en la cuello una piedra de molino de
Ella no es su sirviente, su propie- vida, ni de los honores que hayamos asno, y que se le hundiese en lo
dad, ni nada por el estilo. logrado, pero se harán preguntas es- profundo del mar” (Mateo 18:6).
Qué fenómeno tan trágico y ab- pecíficas en cuanto a nuestras rela- Ésas son palabras sumamente
solutamente repugnante es el abuso ciones en el hogar. Y estoy seguro de fuertes del Príncipe de Paz, el Hijo
de la esposa. Cualquier hombre de que únicamente aquellos que a lo de Dios.
esta Iglesia que abuse a su esposa, la largo de la vida hayan tenido amor, De nuestro Manual de Instrucciones
degrade, la insulte, que ejerza injus- respeto y aprecio por su compañera cito lo siguiente: “La posición de la
to dominio sobre ella, es indigno de e hijos recibirán de nuestro juez Iglesia es que el abuso no puede tole-
poseer el sacerdocio. A pesar de que eterno las palabras: “Bien, buen sier- rarse en ninguna de sus formas. Los
haya sido ordenado, los cielos se re- vo y fiel… entra en el gozo de tu que abusan … quedan sujetos a la
tirarán, el Espíritu del Señor será señor” (Mateo 25:21). disciplina de la Iglesia. No se les debe
ofendido y se acabará la autoridad Menciono otro tipo de abuso: es dar llamamientos ni deben tener re-
del sacerdocio de ese hombre. el de los ancianos. No creo que sea comendación para el templo. Una
Cualquier hombre que toma común entre nosotros, y espero que persona que haya abusado de un
parte en esa práctica es indigno de no lo sea; ruego que no lo sea. menor sexual o físicamente y haya
poseer una recomendación para el Creo que nuestra gente, casi la sido disciplinada por la Iglesia, aun
templo. mayoría, observa el antiguo manda- cuando más tarde se le restauren
Lamento decir que veo demasia- miento: “Honra a tu padre y a tu todos los derechos o se le readmita
do de este horrible fenómeno; hay madre, para que tus días se alarguen por medio del bautismo, no debe ser
hombres que asaltan a su esposa, en la tierra que Jehová tu Dios te llamada por los líderes a un cargo en
tanto verbal como físicamente. da” (Éxodo 20:12), el que trabaje con niños o jóvenes, a
¡Qué tragedia tan grande cuando un Pero cuán trágico, cuán absoluta- menos que la Primera Presidencia
hombre degrada a la madre de sus mente repugnante es el abuso de los autorice que se quite de su cédula de
hijos! ancianos. miembro la anotación que se haya
Es cierto que hay algunas mujeres Cada vez más, vivimos más tiem- hecho al respecto.
que abusan de sus maridos, pero po, gracias al milagro de la ciencia “En casos de abuso, la primera
esta noche no les estoy hablando a moderna y la práctica médica; pero responsabilidad de la Iglesia es ayu-
ellas; me dirijo a los hombres de esta con el envejecimiento viene un de- dar a los que lo hayan sufrido y pro-
Iglesia, hombres sobre quienes el terioro de la capacidad física y a teger a los que puedan ser
Todopoderoso ha conferido Su santo veces mental. Como he dicho antes, vulnerables a él en el futuro” (Libro
sacerdocio. he descubierto que en los famosos 1: Presidencias de estaca y obispados,
Mis hermanos, si entre los que “años de oro” hay grandes vetas de pág. 187.)
me están escuchando hay aquellos plomo. Estoy profundamente agra- Durante mucho tiempo hemos
que sean culpables de ese tipo de decido por el amor y el cuidado de dado atención a este problema;
conducta, les pido que se arrepien- nuestros hijos hacia su madre y su hemos instado a los obispos, presi-
tan. Pónganse de rodillas y pidan al padre. Qué bella es la imagen de un dentes de estaca y otros que den

L I A H O N A
60
una mano de ayuda a las víctimas, punto que quiero recalcar. Es una amonestación al sacerdocio de esta
que los consuelen, los fortalezcan y obra de salvar almas. Deseamos ayu- Iglesia por todo el mundo.
les hagan saber que lo que ocurrió dar tanto a la víctima como al trans- Dios ha conferido sobre nosotros
fue inapropiado, que no tuvieron la gresor. Sentimos compasión por la uno de los dones más preciosos y
culpa de lo ocurrido y que no tiene víctima, y debemos actuar para ayu- maravillosos; lleva consigo la autori-
por qué volver a suceder jamás. darla; sentimos compasión hacia el dad para gobernar la Iglesia, admi-
Hemos emitido publicaciones, es- transgresor, pero no podemos tolerar nistrar sus asuntos, hablar con
tablecido una línea telefónica donde el pecado del cual es culpable. autoridad en el nombre del Señor
los oficiales de la Iglesia pueden re- Cuando se ha cometido una ofensa, Jesucristo, actuar en calidad de Sus
cibir consejo para atender esos hay un castigo. El proceso de la ley siervos dedicados, bendecir a los en-
casos, y hemos ofrecido ayuda profe- civil tomará las medidas necesarias; fermos, bendecir a nuestras familias
sional a través de LDS Family lo mismo sucederá con el proceso y muchas otras personas; nos sirve
Services (Servicios Familiares Santos eclesiástico, lo que a menudo resulta de guía para nuestra vida; en su ple-
de los Últimos Días). en la excomunión. Éste es un asunto nitud, su autoridad va más allá del
Por su naturaleza, esos actos son muy delicado y grave. velo de la muerte hacia las eternida-
a menudo delictivos, penados de No obstante, reconocemos, y des venideras.
acuerdo con la ley. Por medio de esa siempre debemos reconocer, que No hay nada que se le compare
línea telefónica se dispone de conse- cuando se haya pagado el castigo y en todo el mundo; protéjanlo, atesó-
jeros profesionales, incluso de abo- se hayan satisfecho las demandas renlo, ámenlo y vivan de modo que
gados y trabajadores sociales, de la justicia, habrá una mano sean dignos de él.
quienes aconsejan a los obispos y a bondadosa dispuesta a prestar “Así alumbre vuestra luz delante
los presidentes de estaca en cuanto ayuda. Es posible que las restriccio- de los hombres, para que vean vues-
a las obligaciones que tienen en esas nes continúen, pero a la vez habrá tras buenas obras, y glorifiquen a
circunstancias. Las personas de bondad. vuestro Padre que está en los cielos”
otros países deberán llamar a sus Hermanos, supongo que he sona- (Mateo 5:16), es mi humilde ora-
presidentes de área respectivos. do negativo al dirigirme a ustedes ción, al dejar mi bendición sobre us-
Ahora bien, la obra de la Iglesia esta noche; esa no es mi intención, tedes y extenderles mi amor, en el
es una obra de salvación; es un pero sí quiero levantar una voz de nombre de Jesucristo. Amén. 

J U L I O D E 2 0 0 2
61
Sesión del domingo por la mañana ¿Qué es la oración? El Salvador
7 de abril de 2002 nos dio un ejemplo al decirnos cómo
orar cuando Él oró: “Padre nuestro

La cuerda de
que estás en los cielos, santificado
sea tu nombre.
“Venga tu reino. Hágase tu vo-
luntad, como en el cielo, así tam-

salvamento de la bién en la tierra.


“El pan nuestro de cada día, dá-
noslo hoy.

oración “Y perdónanos nuestras deudas,


como también nosotros perdonamos
a nuestros deudores.
“Y no nos metas en tentación,
Presidente James E. Faust mas líbranos del mal; porque tuyo es
Segundo Consejero de la Primera Presidencia el reino, y el poder, y la gloria, por
todos los siglos. Amén”3.
Primero, la oración es un humil-
de reconocimiento de que Dios es
nuestro Padre y de que el Señor
“Cada uno de nosotros tiene problemas que no puede resolver y Jesucristo es nuestro Salvador y
Redentor. Segundo, es una sincera
debilidades que no puede conquistar sin llegar, por conducto de la confesión de pecado y transgresión,
oración, a una fuente de fortaleza superior”. y una petición de perdón. Tercero,
es el reconocimiento de que necesi-
tamos una ayuda que excede a nues-
oramos. No hay límite para el nú- tra propia capacidad. Cuarto, es una
mero de veces en que oremos al día oportunidad de expresar acción de
ni para la duración de las oracio- gracias y gratitud a nuestro Creador.
nes. No hay una cantidad fija de Es importante que digamos con fre-
asuntos por los que deseemos rogar cuencia: “Te damos gracias…”, “re-
en cada oración. No tenemos que conocemos ante Ti…”, “Te estamos
pasar por secretarios ni tenemos agradecidos por…”. Quinto, es un
que pedir hora para acercarnos al privilegio pedir a Dios bendiciones
trono de la gracia. Podemos llegar a específicas.
Él en cualquier momento y en cual- Decimos muchas oraciones cuan-
quier lugar. do estamos arrodillados. El Salvador
Cuando Dios puso al hombre se arrodilló al orar al Padre en el
sobre la tierra, la oración llegó a ser huerto de Getsemaní 4 . Pero las
la cuerda de salvamento entre el gé- oraciones silenciosas que salen del
nero humano y Dios. De ese modo, corazón también llegan al cielo.
en la generación de Adán, los hom- Cantamos: “La oración del alma es
bres comenzaron “a invocar el nom- el medio de solaz”5. Las oraciones
bre de Jehová”1. A lo largo de todas sinceras salen del corazón. En efecto,
las generaciones desde aquella la sinceridad supone el que saque-

E sta mañana doy testimonio de


la importancia de la oración.
El tener acceso a nuestro
Creador por medio de nuestro
Salvador es sin duda uno de los
época, la oración ha satisfecho una
necesidad humana muy importante.
Cada uno de nosotros tiene proble-
mas que no puede resolver y debili-
dades que no puede conquistar sin
mos los sentimientos más fervientes
de nuestro corazón cuando oramos
en lugar de emplear vanas repeticio-
nes u ostentosa afectación como la
que condenó el Salvador en la pará-
grandes privilegios y bendiciones de llegar, por conducto de la oración, a bola del fariseo y el publicano 6 .
nuestras vidas. He aprendido por in- una fuente de fortaleza superior. Esa Entonces nuestras oraciones en ver-
numerables experiencias personales fuente es el Dios del cielo a quien dad son “el canto del corazón” y
que grande es el poder de la oración. oramos en el nombre de Jesucristo2. “una oración”7, y llegan no sólo a
Ninguna autoridad terrenal puede Al orar debemos pensar en nuestro Dios, sino que también conmueven
separarnos del acceso directo a nues- Padre Celestial que posee todo co- el corazón de las demás personas.
tro Creador. Nunca surgen fallas me- nocimiento, entendimiento, amor y Jeremías nos aconseja orar de
cánicas ni electrónicas cuando compasión. todo nuestro corazón y con toda el

L I A H O N A
62
El Templo de Salt Lake visto desde el Edificio de las Oficinas de la Iglesia.
Autoridades Generales de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
LA PRIMERA PRESIDENCIA Abril 2002

Presidente Thomas S. Monson Presidente Gordon B. Hinckley Presidente James E. Faust


Primer Consejero Segundo Consejero
EL QUÓRUM DE LOS DOCE APÓSTOLES

Boyd K. Packer L. Tom Perry David B. Haight Neal A. Maxwell Russell M. Nelson Dallin H. Oaks

M. Russell Ballard Joseph B. Wirthlin Richard G. Scott Robert D. Hales Jeffrey R. Holland Henry B. Eyring

LA PRESIDENCIA DE LOS SETENTA

Earl C. Tingey D. Todd Christofferson David E. Sorensen Ben B. Banks Dennis B. Neuenschwander Charles Didier Cecil O. Samuelson Jr.
EL PRIMER QUÓRUM DE LOS SETENTA EL SEGUNDO QUÓRUM DE LOS SETENTA

Angel Abrea Carlos H. Amado Neil L. Andersen Merrill J. Bateman William R. Bradford Monte J. Brough Sheldon F. Child Richard D. Allred Athos M. Amorim E. Ray Bateman L. Edward Brown Douglas L. Callister Val R. Christensen Darwin B. Christenson

L. Whitney Clayton Gary J. Coleman Spencer J. Condie Gene R. Cook Quentin L. Cook Claudio R. M. Costa Robert K. Dellenbach Keith Crockett Adhemar Damiani Duane B. Gerrard H. Aldridge Gillespie Ronald T. Halverson Keith K. Hilbig J. Kent Jolley

John B. Dickson Christoffel Golden Jr. Walter F. González John H. Groberg Bruce C. Hafen Donald L. Hallstrom F. Melvin Hammond Gerald N. Lund Dale E. Miller Earl M. Monson Merrill C. Oaks Robert C. Oaks Robert F. Orton Stephen B. Oveson

Harold G. Hillam F. Burton Howard Jay E. Jensen Marlin K. Jensen Kenneth Johnson W. Rolfe Kerr Yoshihiko Kikuchi Wayne S. Peterson Bruce D. Porter H. Bryan Richards Ned B. Roueché R. Conrad Schultz Dennis E. Simmons Donald L. Staheli

Cree-L Kofford John M. Madsen Richard J. Maynes Lynn A. Mickelsen Glenn L. Pace Carl B. Pratt Ronald A. Rasband Robert R. Steuer David R. Stone H. Bruce Stucki Jerald L. Taylor D. Lee Tobler William R. Walker Gordon T. Watts

Lynn G. Robbins Steven E. Snow Dieter F. Uchtdorf Francisco J. Viñas Lance B. Wickman W. Craig Zwick Stephen A. West Robert J. Whetten Richard H. Winkel Robert S. Wood H. Ross Workman

EL OBISPADO PRESIDENTE

Richard C. Edgley H. David Burton Keith B. McMullin


Primer Consejero Obispo Presidente Segundo Consejero
El sol del atardecer proyecta largas sombras en el espacioso vestíbulo de las entradas del nivel del
palco del Centro de Conferencias.

Una vista angular muestra el Centro de Conferencias desde la esquina suroeste de su plaza exterior.
alma 8 . Enós cuenta que su alma
tuvo hambre y que oró todo el día9.
Las oraciones varían en su intensi-
dad. Aun el Salvador “oró más in-
tensamente” en Su hora de agonía10.
Algunas son sencillas expresiones de
agradecimiento y peticiones de la
continuación de bendiciones tanto
para nuestros seres queridos como
para nosotros. Sin embargo, en las
ocasiones de gran sufrimiento o ne-
cesidad personales, puede ser preci-
so hacer algo más que tan sólo pedir.
El Señor dijo: “…has supuesto que
yo te lo concedería cuando no pen-
saste sino en pedirme”11. Las bendi-
ciones que se solicitan mediante la
oración a veces requieren trabajo,
esfuerzo y diligencia de nuestra
parte.
Por ejemplo, a veces, el ayuno es
apropiado como una evidencia efi-
caz de nuestra sinceridad. Como
Alma testificó al pueblo de
Zarahemla: “he ayunado y orado
muchos días para poder saber estas
cosas por mí mismo. Y ahora sé por
mí mismo que son verdaderas; por-
que el Señor Dios me las ha mani-
festado por su Santo Espíritu” 12.
Cuando ayunamos, humillamos
nuestra alma13, lo cual nos pone en
mejor armonía con Dios y Sus san-
tos propósitos. ruego que bendigas a mi querida Francisco, California, hasta Suez,
Tenemos el privilegio de orar a Jane para que tome decisiones acer- Egipto. Estuve a bordo de ese barco
diario por las pequeñas y por las tadas”. La oración de un padre: durante ochenta y tres días conse-
grandes inquietudes de nuestra vida. “Padre Celestial, te suplico que ben- cutivos con excepción de una breve
Reflexionemos en las palabras de digas a Johnny en su obra misional, estadía en Auckland, Nueva
Amulek, que nos amonesta a orar para que se le abran puertas y halle Zelanda. Yo era el único miembro de
en nuestros campos por nuestros re- a los sinceros de corazón”. La senci- nuestra fe que había a bordo. El do-
baños; en nuestras casas, por todos lla oración de un pequeño: “Que mingo me iba solo a la proa del
los de nuestra casa, tanto por la ma- hoy no me porte mal” o “que todos barco con mi pequeña colección de
ñana, como al mediodía y al atarde- tengan mucho que comer”, o “que Escrituras para militares y un him-
cer; a orar contra el poder de mamá se mejore pronto”. Ésas son nario. En medio del viento que bra-
nuestros enemigos y del diablo; a oraciones sublimes que resuenan en maba, leía las Escrituras, oraba y
orar a Dios por nuestras cosechas; a las moradas eternas del cielo. Dios cantaba yo solo. No intentaba rega-
derramar nuestra alma en secreto y sabe de qué cosas tenemos necesi- tear con el Señor, pero rogaba fer-
en el yermo. Y a que, cuando no es- dad mejor de lo que podemos expre- vientemente que si sobrevivía a la
temos clamando directamente a sarlas 15 , pero Él desea que nos guerra y volvía a casa junto a mi es-
Dios, dejemos que nuestros corazo- acerquemos a Él con fe para pedir posa y mi familia, procuraría con
nes se entreguen continuamente en bendiciones, seguridad y consuelo. ahínco mantenerme fiel a los sagra-
oración a Él14. He mencionado anteriormente dos convenios que había hecho al
El consejo de Amulek en nuestra un episodio que viví durante la se- bautizarme, al juramento y el conve-
época podría ser la ferviente oración gunda guerra mundial. Me apresuro nio del sacerdocio, y a mis promesas
de una esposa: “Bendice a Jason y a afirmar que no fui un héroe. Pero del templo.
guárdalo de todo peligro mientras cumplí con mi deber. Resistí y sobre- Como parte de nuestro periodo
sirve al país en este tiempo de gue- viví. Me destinaron a una nave bri- de servicio, nuestro pequeño barco
rra”. La oración de una madre: “Te tánica que navegaría desde San de carga recibió órdenes de remolcar

J U L I O D E 2 0 0 2
67
un buque petrolero grande y averia- criaba a sus cinco hijos. En aquel dando la cara a la pared. Supongo
do hasta Auckland, Nueva Zelanda. angustioso momento, reunió a éstos que hizo eso para ocultar su dolor y
El petrolero no tenía potencia y an- para elevar una oración familiar. sus lágrimas.
daba a la deriva por el mar. Aun “Todos oraron… fervientemente y, “Yo había oído orar a hombres y a
cuando nunca los avistamos, sabía- cuando hubieron terminado de orar, mujeres, sobre todo a hombres,
mos que submarinos enemigos nos los niños dijeron: ‘Papá, vamos a desde el más ignorante en cuanto a
acechaban de cerca. Mientras re- estar bien. Estaremos bien en casa conocimiento y alcance intelectual
molcábamos aquel buque, nos en- esta noche’. hasta el más instruido y elocuente,
volvió una violenta tempestad, la “Y, de ese modo, se fueron a dor- pero nunca, hasta entonces, había
cual, supimos posteriormente, hun- mir; imagínense, con aquella aterra- oído a hombre alguno dirigirse a su
dió muchos barcos. Debido a la dora bomba inmediatamente fuera Hacedor como si Él hubiese estado
carga que remolcábamos, no contá- de la puerta de entrada medio sepul- presente escuchándole como un
bamos con suficiente potencia para tada en la tierra. Si hubiese hecho padre bondadoso escucharía los pe-
avanzar de frente entre las gigantes- explosión, habría destruido proba- sares expresados por un hijo obe-
cas olas, y nuestro barco era lanzado blemente de cuarenta a cincuenta diente. José era en aquel tiempo un
de un lado al otro en el embraveci- casas y habría matado de doscientas hombre sin instrucción, pero en
do mar, crujiendo, rechinando y a trescientas personas… aquella oración, que en gran parte
bamboleándose casi hasta darse “A la mañana siguiente… saca- estuvo dedicada a favor de los que
vuelta de campana con cada oscila- ron a todo el vecindario durante le acusaban de haberse extraviado y
ción. Naturalmente, oré, y supongo cuarenta y ocho horas hasta que por de haber caído en pecado, suplicó al
que otros lo hicieron también. Más fin extrajeron la bomba… Señor que los perdonase y les abrie-
adelante, la tempestad se alejó de “Al regresar, el hermano Patey ra los ojos para que vieran la reali-
nosotros. Me siento agradecido por preguntó al supervisor del grupo de dad. Aquella oración, afirmo, para
la influencia sustentadora y el con- desactivación de explosivos (el mi humilde intelecto, estuvo im-
suelo que me dieron mis oraciones A.R.P. Squad): ‘Y bien, ¿qué averi- pregnada de la sabiduría y la elo-
tanto en aquella ocasión como en guaron?’ cuencia propias de los cielos. En ella
otros momentos de peligro en que “ ‘Señor Patey, cuando llegamos a no hubo ostentación ni tono subido
me he encontrado. la bomba que estaba semienterrada en la voz como por vehemencia,
El Salvador nos ha dicho: “Orad a la puerta de su casa, la hallamos sino un tono de conversación como
al Padre en vuestras familias, siempre lista para estallar en cualquier mo- el de un hombre que habla a un
en mi nombre, para que sean bende- mento. No tenía ninguna falla. No amigo que está allí con él. A mí me
cidos vuestras esposas y vuestros logramos entender por qué no hizo pareció que, si se descorría el velo,
hijos”16. En la actualidad, la Iglesia explosión’ ” 18 . Ocurren milagros yo vería que el Señor estaba allí, de
nos insta a orar en familia todas las cuando la familia ora junta. frente al más humilde de Sus siervos
noches y todas las mañanas. El Salvador nos aconsejó orar por que yo hubiese visto. Ésa ha sido la
Una vez oí de una maestra de la los que nos ultrajan19. Solemos pasar más grandiosa de todas las oraciones
Primaria que preguntó a un niñito si por alto ese principio en nuestras que he oído”20.
decía sus oraciones todas las noches. oraciones. El profeta José Smith lo Al acercarse la hora de la muerte
“Sí, hermana”, le contestó el pe- comprendió claramente. Sus peti- y la resurrección del Salvador, Él
queño. ciones eran fervientes, sus motivos, ofreció Su gran oración intercesora.
“¿Y siempre las dices también por puros, y recibía las bendiciones del Después de encomendar Sus apósto-
la mañana?”, le preguntó la maestra. cielo con regularidad. les al Padre y de orar por ellos, Él
“No”, le contestó el niño, “por- Daniel Tyler, colaborador del oró por todos los que habían de
que de día no me da nada de Profeta, recordó una ocasión impor- creer en Él por la palabra de ellos, y
miedo”17. tante: “Cuando William Smith y rogó al Padre por todos nosotros.
El temor a la oscuridad no debe otros se rebelaron en contra del Suplicó que todos fuésemos uno
ser nuestra única motivación para Profeta [en Kirtland]… fui a una como Él es uno con el Padre, y que
orar por la mañana o por la noche. reunión… en la que ‘José’ presidía. el mundo creyera que Él había sido
La oración familiar es una in- Al entrar en la escuela un poco enviado por el Padre21.
fluencia poderosa y sustentadora. antes de que comenzara [la] reu- No se ha pronunciado oración
Durante los tenebrosos días de la se- nión y mirar al hombre de Dios, per- más conmovedora que la que dijo el
gunda guerra mundial, cayó una cibí tristeza en su rostro y vi que las Salvador mismo en el huerto de
bomba de unos 230 kilos inmediata- lágrimas le corrían por las mejillas… Getsemaní. Se apartó de Sus apósto-
mente fuera de la pequeña vivienda Poco después, cantamos un himno y les y, puesto de rodillas, oró: “Padre,
del hermano Patey, un joven padre él dio comienzo a la reunión con si quieres, pasa de mí esta copa; pero
de familia, en Liverpool, Inglaterra, una oración; pero, en lugar de colo- no se haga mi voluntad, sino la
pero la bomba no estalló. Su esposa carse de frente a los concurrentes, tuya”22. Un elemento importante de
había fallecido, por lo que él solo se puso de espaldas y se arrodilló, todas las oraciones que elevemos

L I A H O N A
68
bien podría ser el seguir el modelo
de esa oración pronunciada en
Getsemaní: “pero no se haga mi vo-
luntad, sino la tuya”. De ese modo,
El otro hijo pródigo
reconocemos nuestra devoción y su- Élder Jeffrey R. Holland
misión a los preponderantes propósi- Del Quórum de los Doce Apóstoles
tos del Señor en nuestras vidas.
Como dijo Él: “Si permanecéis en mí,
y mis palabras permanecen en voso-
tros, pedid todo lo que queréis, y os
será hecho”23. Maravilloso será el día “Ninguno de nosotros es menos preciado o menos valorado por
para todos y cada uno de nosotros
cuando oremos con confianza, sa- Dios que otro. Testifico que Él ama a cada uno de nosotros: a cada
biendo que “si pedimos alguna cosa cual con sus inseguridades, afanes, imagen de sí mismo y todo”.
conforme a su voluntad, él nos oye”24.
Espero sinceramente que, al decir
nuestras oraciones diarias, recorde- con la esperanza de ser aceptado en
mos pedir al Señor que Sus bendi- ella al menos como jornalero. La
ciones continúen acompañando a emotiva imagen del angustiado y fiel
nuestro amado líder, el presidente padre de ese muchacho que corrió al
Gordon B. Hinckley. Nadie sabe ple- encuentro de éste, se echó sobre su
namente, ni siquiera sus consejeros, cuello y le llenó de besos es una de
cuán pesadas son sus cargas ni cuán las escenas más conmovedoras y
grande es su responsabilidad. De más compasivas de todas las Santas
esto testifico en el nombre de Escrituras. Indica a todo hijo de
Jesucristo. Amén.  Dios, descarriado o no, cuánto desea
Dios tenernos de nuevo en la pro-
NOTAS tección de Sus brazos.
1. Génesis 4:26. Pero, al estar absortos en el relato
2. Véase 2 Nefi 32:9; 3 Nefi 20:31. de ese hijo menor, podemos pasar
3. Mateo 6:9–13. por alto, si no prestamos atención,
4. Véase Lucas 22:41. lo que ocurrió al hijo mayor, puesto
5. Himnos, Nº 79. que, en la primera línea del relato
6. Véase Lucas 18:10–14. del Salvador, dice: “Un hombre
7. D. y C. 25:12. tenía dos hijos”, y Él pudo haber
8. Véase Jeremías 29:13.
9. Véase Enós 1:4.
10. Lucas 22:44.
11. D. y C. 9:7.
12. Alma 5:46.
E ntre las parábolas más memo-
rables que dijo el Salvador se
encuentra la del insensato
hermano menor que fue a su padre,
le pidió su parte de la herencia y se
añadido: “los cuales se habían perdi-
do y tenían necesidad de volver a
casa”.
El hijo menor ha vuelto, le han
puesto ropa sobre los hombros y un
13. Véase Salmos 35:13. fue lejos a desperdiciar sus bienes, anillo en el dedo cuando el hijo
14. Véase Alma 34:20–27. dice la Escritura, “viviendo perdida- mayor entra en escena. Este último
15. Véase Mateo 6:8. mente”1. Tanto su dinero como sus ha estado trabajando con diligencia
16. 3 Nefi 18:21. amigos desaparecieron mucho antes y lealtad en el campo, y viene de re-
17. Adaptado de Tal D. Bonham, The de lo que pudo imaginar —siempre greso. La imagen que pinta el relato
Treasury of Clean Church Jokes, como se ocurre así—, y después de eso, llegó de los hermanos que regresan para-
encuentra citado en Cal y Rose Samra, la terrible hora de la verdad —que lelamente a casa, aunque prove-
editores, Holy Humor, 1997, pág. 23. siempre llega—. En el camino cues- nientes de lugares muy diferentes, es
18. Andre K. Anastasiou, en ta abajo de todo eso, llegó a ser apa- primordial en esta historia.
Conference Report, octubre de 1946, centador de cerdos y se vio tan Al llegar cerca de la casa, oye la
pág. 26. hambriento, tan desposeído de sus- música y las risas.
19. Mateo 5:44. tento y de señorío que “deseaba lle- “Y llamando a uno de los criados,
20. Juvenile Instructor, febrero de 1892, nar su vientre de las algarrobas que [fíjense en que tiene criados] le pre-
págs. 127–128. comían los cerdos”. Pero ni siquiera guntó qué era aquello.
21. Juan 17:21. tenía ese consuelo. “El [criado] le dijo: Tu hermano
22. Lucas 22:42. En seguida, la Escritura dice de ha venido; y tu padre ha hecho
23. Juan 15:7. modo alentador que, “volviendo en matar el becerro gordo, por haberle
24. 1 Juan 5:14. sí”, resolvió volver a la casa paterna recibido bueno y sano.

J U L I O D E 2 0 0 2
69
“Entonces [el hermano mayor] se haya vuelto a casa como lo está por- No, a él, que tiene prácticamente
enojó, y no quería entrar. Salió por que sus padres están tan felices por todo y que, con su diligencia y parti-
tanto su padre, y le rogaba que en- ello. Pensando que no le valoran a cular obediencia lo ha ganado, le
trase”. él y sintiendo quizás más que un falta una cosa que podría hacerle el
Ustedes saben la conversación poco de compasión por sí mismo, hombre completo del Señor que casi
que entonces tuvieron. Sin duda, el ese hijo obediente —y es sumamente es. Él todavía tiene que llegar a
dolor de ese padre por el hijo desca- obediente— olvida por un momen- tener la compasión, la misericordia y
rriado que, tras haberse ido lejos, es- to que él nunca ha tenido que cono- la caritativa amplitud de visión para
tuvo en el lodo con los cerdos, se cer la inmundicia ni la ver que no es un rival el que regresa,
intensifica ahora al ver que ese her- desesperación, ni el temor ni el abo- sino su hermano. Como su padre le
mano mayor y más entendido, el rrecimiento de sí mismo. Olvida por suplicó que viese, [el muchacho
héroe de la infancia del niño menor un momento que todo becerro de su menor] es el que era muerto, y ha
que siempre es el hermano mayor, se padre ya es suyo, lo mismo que toda revivido; el que se había perdido, y
ha enojado porque ese hermano la ropa y todos los anillos de su pro- es hallado.
suyo ha vuelto a casa. genitor. Olvida por un momento Sin duda, ese hermano menor
No, debo rectificarme. Ese hijo que su fidelidad siempre ha sido y había estado prisionero, vale decir,
no está tan enojado porque el otro siempre será recompensada. prisionero del pecado, de la estupi-
dez y del chiquero. Pero el hermano
mayor también vive en una especie
de prisión, pues hasta ahora no ha
podido salir de la cárcel de sus dañi-
nos conceptos; está obsesionado por
los celos de ojos verdes2. Piensa que
su padre no sabe valorarle y que su
hermano le ha privado de sus dere-
chos cuando en realidad no es así.
Ha caído víctima de una afrenta
imaginaria y como tal es como
Tántalo, de la mitología griega, pues
aunque está sumergido en el agua
hasta el mentón sigue atormentado
por la sed. Él, que hasta ahora ha es-
tado presuntamente muy feliz con
su vida y contento con su buena
suerte, de pronto, se siente muy des-
dichado tan sólo porque a otro tam-
bién le ha sonreído la buena suerte.
¿Quién susurra tan sutilmente a
nuestro oído que un obsequio que se
hace a otra persona disminuye en
cierta forma las bendiciones que
hemos recibido nosotros? ¿Quién
nos hace pensar que si Dios sonríe a
otra persona sin duda nos frunce el
ceño a nosotros? Ustedes y yo sabe-
mos quién hace eso: es el padre de
todas las mentiras3. Es Lucifer, nues-
tro enemigo común, quien, a lo
largo de los pasillos del tiempo,
siempre ha dicho, y lo ha dicho a
todos: “Dame, pues, tu honra”4.
Se ha dicho que la envidia es el
pecado que nadie confiesa fácilmen-
te, pero lo generalizado de esa ten-
dencia se indica en un antiguo
proverbio danés, que dice: “Si la en-
vidia fuese fiebre, todo el mundo es-
taría enfermo”. El párroco de la obra

L I A H O N A
70
Canterbury Tales, del poeta inglés personas, catalogándolas de ser más “salgan” a recibirnos y a abrazarnos,
Chaucer, la lamenta por el gran al- inteligentes o menos inteligentes y nos lleven a la fiesta que Ellos han
cance que tiene: siente celos de cual- que otras, más atractivas o menos preparado.
quier cosa, incluso de toda virtud y atractivas que las otras, de más éxito ¡Ellos lo harán! En las Escrituras
talento, y todo la ofende, incluso toda o de menos éxito que los demás, no abunda la promesa de que la gracia
bondad y dicha5. Cuando otras perso- es fácil creer en un amor [divino] de Dios es suficiente9. Ésta es una
nas parecen crecer más a nuestra que no haga lo mismo. Cuando oigo arena en la que nadie tiene que lu-
vista, pensamos que, por consiguien- que alaban a alguien”, dice ese ob- char ni competir. Nefi dice que el
te, nosotros debemos empequeñecer servador, “me resulta difícil no pen- Señor “ama [a todo el] mundo” y
y, lamentablemente, de vez en cuan- sar que yo soy menos digno de que ha dado la salvación gratuita-
do actuamos con pequeñez. alabanza; cuando leo de la bondad y mente.
¿Por qué ocurre eso, sobre todo la amabilidad de otras personas, me “¿Ha mandado el Señor a alguien
cuando deseamos tanto que no sea es trabajoso no preguntarme si no que no participe de su bondad?”,
así? Pienso que una de las razones seré yo tan bondadoso y amable pregunta Nefi. ¡No!, “sino que [toda
de ello es que a diario nos encontra- como ellas; y cuando veo que se en- persona] tiene tanto privilegio como
mos con estímulos de un tipo o de tregan trofeos, recompensas y pre- cualquier [otra], y nadie es excluido
otro que nos hacen pensar que lo mios a personas especiales, no [de Su mano]”.
que tenemos no es suficiente. puedo evitar preguntarme por qué “Venid a mí, vosotros, todos los
Alguien o algo nos está diciendo de eso no me ha ocurrido a mí”8. Si no extremos de la tierra”, suplica Él, y
continuo que tenemos que ser más oponemos resistencia a esa inclina- comprad leche y miel sin dinero y
apuestos o más acaudalados, más ción tan adornada por el mundo, sin precio10. Toda persona tiene tanto
aplaudidos o más admirados que lo veremos que, a la larga, nos llevará privilegio como cualquier otra. Vivan
que nos parece que somos. Se nos a formarnos un concepto rencoroso pacíficamente. Vivan con confianza.
dice que no hemos acumulado sufi- y degradado de Dios y una opinión Vivan sin temor y sin envidia.
cientes posesiones y que no hemos espantosamente destructiva de no- Siempre tengan confianza en la
ido a suficientes sitios de diversión. sotros mismos. La mayoría de los abundancia de nuestro Padre
Se nos bombardea con el mensaje mandamientos que empiezan con Celestial hacia ustedes.
de que se nos ha pesado en la balan- “no harás…” tienen por objeto im- Al hacer eso, podremos ayudar a
za del mundo y que hemos sido halla- pedirnos hacer daño a los demás, los demás, invocando bendiciones
dos faltos6. Algunos días es como si pero estoy convencido de que el sobre ellos como ellos oran por no-
nos hubiesen encerrado bajo llave mandamiento de no codiciar tiene sotros. Podremos aclamar todo ta-
en un cubículo del vasto y espacioso por objeto impedirnos hacernos lento y habilidad, a quienquiera que
edificio donde lo único que se ve en daño a nosotros mismos. se otorgue, haciendo de ese modo la
la televisión es una telenovela inter- ¿Cómo podemos superar esa ten- vida aquí más parecida a como es en
minable titulada Vanas ilusiones7. dencia tan común en casi todos? En el cielo.
Pero Dios no actúa de ese modo. primer lugar, podemos hacer lo que Nos servirá recordar siempre el
El padre del relato no atormenta a hicieron esos dos hijos y emprender sucinto orden de prioridades en que
sus hijos. No los compara sin piedad el camino de regreso al Padre. Pablo puso las virtudes: “Y ahora
con sus semejantes. Ni siquiera Debemos hacerlo con toda la pres- permanecen la fe, la esperanza y el
compara al uno con el otro. Sus ex- teza y toda la humildad que poda- amor, estos tres; pero el mayor de
presiones de compasión hacia uno mos reunir. Por el camino, podemos ellos es el amor”11. Él nos recuerda
no requieren que retire ni que nie- contar nuestras muchas bendiciones que todos somos el cuerpo de Cristo
gue su amor al otro. Es divinamente y celebrar los logros de los demás. y que todos los miembros, ya sean
generoso con esos dos hijos. Hace Lo mejor de todo es que podemos bonitos o débiles, son adorados,
llegar su caridad a sus dos hijos. servir a nuestros semejantes, que es esenciales e importantes. Percibimos
Creo que Dios es con nosotros como el ejercicio más eficaz que se haya la profundidad de su súplica de que
mi amada esposa, Pat, es con respec- recetado para la caridad del cora- “no haya desavenencia en el cuerpo,
to a mi canto. Es una talentosa mú- zón. Pero, por último, eso no será sino que los miembros todos se pre-
sica, una especie de genio musical, suficiente. Cuando estamos perdi- ocupen los unos por los otros. De
pero yo no logro apresar una nota dos, cada cual puede “volver en sí”, manera que si un miembro padece,
musical ni con un matamoscas. Y, pero puede que no siempre podamos todos los miembros se [duelan] con
no obstante, ella me ama de un “encontrarnos a nosotros mismos”, él, y si un miembro recibe honra,
modo muy especial cuando intento y, por los siglos de los siglos, no po- todos los miembros con él se
cantar. Lo sé porque lo veo en sus demos “salvarnos a nosotros mis- [gocen]…”12. Ese incomparable con-
ojos, de los que sale la mirada del mos”. Sólo el Padre y Su Hijo sejo nos ayuda a recordar que la pa-
amor. Unigénito pueden hacer eso. Sólo labra generosity, que es generosidad
Un observador escribió: “En un en Ellos hay salvación. Por eso roga- en el idioma inglés, tiene el mismo
mundo que sin cesar compara a las mos que Ellos nos ayuden, que origen que la palabra genealogy, que

J U L I O D E 2 0 0 2
71
es genealogía en inglés, y que las dos
provienen del latín genus, que signi-
fica del mismo nacimiento o tipo, de
la misma familia o género13. Siempre
Para tu bien
hallaremos más fácil ser generosos si Obispo Richard C. Edgley
recordamos que la persona que esté Primer Consejero del Obispado Presidente
siendo favorecida es en verdad
miembro de nuestra propia familia.
Hermanos y hermanas, testifico
que ninguno de nosotros es menos
preciado o menos valorado por Dios “De nuestra adversidad podríamos buscar nuestros mayores
que otro. Testifico que Él ama a cada
uno de nosotros: a cada cual con sus éxitos, y bien podría llegar el día en que, debido a nuestras
inseguridades, afanes, imagen de sí dificultades, lleguemos a entender las familiares palabras:
mismo y todo. Él no mide nuestros
talentos ni nuestro aspecto; Él no ‘para tu bien’ ”.
mide nuestra profesión ni nuestras
posesiones. Él aclama a cada corre-
dor y hace saber que la carrera es en recordatorio, pero aún así será otro
contra del pecado y no de unos con- testimonio de lo que usted ya sabe.
tra otros. Sé que si somos fieles, Cuando el profeta José Smith, al
habrá ropas de rectitud hechas per- padecer lo que sería uno de sus peo-
fectamente a la medida, listas y en res momentos, mientras se hallaba
espera de cada uno14, “ropas… em- encerrado en una mazmorra, con el
blanquecid[as] en la sangre del nombre de cárcel de Liberty, clamó:
Cordero”15. Que nos animemos unos “Oh Dios, ¿en dónde estás?” (D. y C.
a otros en nuestro esfuerzo por ganar 121:1), el Señor le consoló con las
ese premio es mi ferviente oración siguientes palabras: “Entiende, hijo
en el nombre de Jesucristo. Amén.  mío, que todas estas cosas te servi-
rán de experiencia, y serán para tu
NOTAS bien” (D. y C. 122:7). Qué difícil es,
1. Véase Lucas 15:11–32. y qué dolorosamente extraño puede
2. Véase William Shakespeare, Obras parecer encontrar lo bueno en la
completas, “El Mercader de Venecia”, Acto tragedia y el sufrimiento personal.
III, escena II, Aguilar, S. A. de Ediciones, Cuán contradictorias pueden pare-
Madrid, 1967, pág. 1069. cer las palabras “para tu bien”.
3. Véase 2 Nefi 2:18. Sin embargo, el entender el plan
4. Moisés 4:1.
5. Véase Geoffrey Chaucer, The
Canterbury Tales, editado por Walter W.
Skeat, 1929, págs. 534–535.
6. Véase Daniel 5:27. (Deseo recalcar
H ace algún tiempo, recibí
una carta anónima de una
madre que tenía el corazón
quebrantado, en la que expresaba
sufrimiento y dolor por un hijo que
de redención de Cristo nos sirve para
poner todo en su verdadera perspec-
tiva. En nuestro estado premortal,
nuestro Padre Celestial presentó Su
plan para la vida terrenal, el cual
especialmente el significado de esa frase.) había cometido gravísimas transgre- Alma describió como “el plan de feli-
7. Véase 1 Nefi 12:18. siones, que hicieron sufrir intensa- cidad” (Alma 42:8). Creo que todos
8. Henri J. M. Nouwen, The Return of mente a seres queridos inocentes. entendimos que al venir a la tierra
the Prodigal Son, 1992, pág. 103. Desde que recibí su anónima quedaríamos expuestos a todas las
9. Véase Éter 12:26; Moroni 10:32; carta y me di cuenta de su desespe- experiencias de esta vida, entre las
D. y C. 17:8. ración, he tenido el gran deseo de que se encontraban las no tan agra-
10. Véase 2 Nefi 26:24–28; cursiva expresar mi amor por ella y por otras dables pruebas del dolor, el sufri-
agregada. personas que se encuentran en cir- miento, la desesperanza, el pecado y
11. 1 Corintios 13:13. cunstancias similares, con el fin de la muerte. Habría oposición y adver-
12. Véase 1 Corintios 12:25–26. intentar dar algún consuelo y espe- sidad. Si eso fuera todo lo que supié-
13. Quedo agradecido a Henri ranza a los que de manera anónima ramos del plan, dudo que ninguno
Nouwen por haberme indicado ese enlace y privada llevan pesadas cargas, que de nosotros lo hubiera aceptado, ex-
etimológico. con frecuencia sólo ellos y un amo- clamando con gozo: “Eso es lo que
14. Véase Isaías 61:10; 2 Nefi 4:33; roso Padre Celestial conocen. siempre había deseado: dolor, sufri-
9:14. Hermana Anónima, sé que miento, desesperanza, pecado y
15. Apocalipsis 7:14. lo que voy a decirle sólo será un muerte”. Pero todo se fue aclarando,

L I A H O N A
72
se convirtió en aceptable, hasta en luchan por proporcionar la seguridad esperanza. Esa clase de fe que brin-
algo deseable, cuando nuestro económica y la consoladora influen- da el conocimiento y la certeza de
Hermano Mayor se adelantó y se cia del Evangelio en sus hogares; que todo por lo que pasamos forma
ofreció para descender y arreglar las pero puede que lo más difícil de parte del plan del Evangelio y que,
cosas. Del dolor y el sufrimiento Él todo, sea el dolor que se experimen- para los justos, todo lo que parece ir
nos brindaría la paz. De la desespe- ta al presenciar con impotencia el mal, con el tiempo se tornará en
ranza nos brindaría la esperanza. De sufrimiento de un ser amado por algo bueno. Esa paz y comprensión
nuestra transgresión, Él nos brinda- culpa del pecado y la transgresión. para perseverar con dignidad y clari-
ría el arrepentimiento y el perdón. De entre nosotros hay muy dad de propósito pueden ser la dulce
De la muerte, el nos brindaría la re- pocos, si es que en realidad los hay, recompensa. Esa clase de fe puede
surrección de vidas. Con esa explica- que no caminemos por el fuego pu- ayudarnos a ver lo bueno, aun cuan-
ción y esa oferta de lo más generosa, rificador de la adversidad y la deses- do los senderos de la vida parezcan
todos y cada uno concluimos: peración que en ocasiones conocen estar sólo cubiertos de espinos, car-
“Puedo hacerlo. Ese riesgo merece la otras personas, pero que muchas las dos y rocas escarpadas.
pena”. Y así escogimos. ocultan en silencio y las soportan en Al pasar Jesús y Sus discípulos
Amulek explica en el capítulo 34 privado. Ahora, quizás no escogería- ante un hombre ciego de nacimien-
de Alma, en el Libro de Mormón, el mos gran parte del quebranto, del to, éstos le preguntaron: “Rabí,
profundo alcance de la misericordia dolor y del sufrimiento, pero en ¿quién pecó, éste o sus padres, para
de Cristo y de Su Expiación. Dice aquel momento lo hicimos. que haya nacido ciego? Respondió
que debe haber “un gran y postrer Escogimos cuando podíamos ver el Jesús: No es que pecó éste, ni sus
sacrificio” (Alma 34:10), y luego plan entero, al tener una clara vi- padres, sino para que las obras de
aclara que no podía ser un sacrificio sión del rescate del Salvador. Y si Dios se manifiesten en él” (Juan
de bestia ni de ave, semejante a nuestra fe y entendimiento fueran 9:2–3).
aquellos que conocían los hombres. tan claros hoy día como lo fueron la Yo no creo que nuestro Padre
Tenía que ser el sacrificio de un Dios primera vez que tomamos la deci- Celestial sea la causa de las trage-
—Jesucristo— pues debía de tratarse sión, creo que volveríamos a hacer dias y la desolación de nuestras
de un sacrificio infinito y eterno. Y la misma elección. Por tanto, quizá el vidas, pero así como “las obras de
de ese modo se llevó a cabo el sacri- reto consiste en tener durante los Dios” se manifestaron en la cura-
ficio, y por la fe nos hallamos embar- momentos difíciles la clase de fe que ción del hombre ciego, del mismo
cados en esta jornada que llamamos tuvimos cuando escogimos por vez modo, la forma en que enfrentemos
vida terrenal. Como resultado, nues- primera. Esa clase de fe que convierte las vicisitudes personales manifesta-
tros corazones se entristecen por la la faceta inquisitiva e incluso la ira en rá “las obras de Dios”.
inexplicable pérdida de un hijo, o el reconocimiento del poder, las ben- De nuestro pesar debemos extraer
por la repentina enfermedad o disca- diciones y la esperanza que sólo pue- la dulzura y lo bueno que con fre-
pacidad de un ser querido. Los pa- den proceder de Aquel que es la cuencia se relaciona con los proble-
dres que crían solos a sus hijos fuente de todo poder, bendiciones y mas que afrontamos y que es propio
de ellos. Podemos buscar esos mo-
mentos memorables que frecuente-
mente están ocultos debido al dolor y
a la agonía. Podemos hallar paz al
tender una mano a los demás y em-
plear nuestras experiencias personales
para facilitar consuelo y esperanza.
Siempre podemos recordar con gran
solemnidad y gratitud a Aquel que
más sufrió para arreglar las cosas para
nuestro bien. Al obrar así, podemos
vernos fortalecidos al llevar nuestras
cargas en paz, y de ese modo, “las
obras de Dios” se harán manifiestas.
Referente a la Expiación de Cristo,
me gustan las definiciones que el dic-
cionario da de infinito y eterno, porque
creo que explican exactamente la in-
tención de Dios. Infinito: “Que no
tiene ni puede tener fin ni término”; y
la definición de eterno: “Que no tiene
principio ni fin” [Diccionario de la

J U L I O D E 2 0 0 2
73
Lengua Española, edición electrónica,
versión 21.2.0]. ¿Se da cuenta herma-
na Anónima? Eso quiere decir que la
Expiación fue por usted en su sufri-
El idioma del amor
miento. Es personal, ya que Él está ín- Gayle M. Clegg
timamente familiarizado con sus Segunda Consejera de la Presidencia General de la Primaria
pruebas y padecimientos, puesto que
Él ya los ha padecido. Quiere decir
que siempre puede haber un nuevo
comienzo para cada uno de nosotros;
aun para un hijo que ha cometido se- “Todo niño necesita informes regulares que afirmen: ‘Te
rias transgresiones. Significa que al se-
guir adelante a través de las pruebas y conocemos. Te valoramos. Tienes potencial. Eres bueno’ ”.
las tribulaciones de la vida,
llenos de sentimientos de desespera-
ción, no nos concentramos en dónde Un día, unos niños fueron parti-
hemos estado, sino en hacia dónde cularmente crueles con ella; algunos
vamos. No nos concentramos en lo incluso le tiraron piedras y la acosa-
que ha sido, sino en lo que puede lle- ron, riéndose de ella groseramente
gar a ser. durante la hora de recreo. Ella se
Hay que reconocer que la mayoría sintió asustada y herida y decidió
de nosotros preferiría aprender las que no volvería al salón de clase.
duras lecciones de la vida en la segura Quedándose sola en el campo de re-
comodidad de la Escuela Dominical o creo mientras los niños se iban, ella
ante la radiante calidez de la chime- recordó lo que le habíamos enseñado
nea durante la noche de hogar. Pero en cuanto a la soledad. Recordó que
permítame señalar que fue desde los nuestro Padre Celestial siempre está
fríos rincones de la cárcel de Liberty cerca de Sus hijos y que ella podía
de donde procedieron algunos de los dirigirse a Él en cualquier momento
pasajes de Escritura más hermosos y y no sólo antes de acostarse. Él com-
consoladores que ha recibido el hom- prendería las palabras de su corazón.
bre y que concluyen con estas pala- En una esquina del campo de recreo
bras: “todas estas cosas te servirán de ella inclinó la cabeza e hizo una ora-
experiencia, y serán para tu bien”. De ción. No sabía por qué orar, de modo
igual manera, de nuestra adversidad
podríamos buscar nuestros mayores
éxitos, y bien podría llegar el día en
que, debido a nuestras dificultades,
lleguemos a entender las familiares
C uando era una joven madre,
mi esposo y yo nos vimos en
la necesidad de llevar a
cinco niños menores de ocho años a
vivir a Sudamérica. Aunque ningu-
que pidió que su papá y su mamá es-
tuvieran con ella para protegerla. Al
volver al salón de clases, acudió a su
mente una canción de la Primaria.

palabras: “para tu bien”. no de nosotros hablaba el idioma, Por campos de trébol paseo a
De las Escrituras aprendemos que nuestra hija de seis años fue la que menudo,
cuando el Salvador fue al Jardín de más dificultad tuvo para aprender y suelo manojos de flores juntar.
Getsemaní a pagar el precio supremo un nuevo idioma. Decidimos poner- Recojo capullos por todo el prado,
por nuestras transgresiones y nuestro la en el jardín de infantes con los y madre, las flores en ti hacen
sufrimiento, sangró por cada poro niños de cuatro años, aunque debía pensar.
(véase D. y C. 19). Creo, hermana empezar en primer grado. Teníamos (“Por campos de trébol paseo”,
Anónima, que en medio de Su es- la esperanza de que al relacionarse Canciones para los Niños, pág. 109)
pantoso dolor Él derramó una gota con niños menores fuera menos inti-
de sangre por usted, una gota de midante para ella y le facilitara co- Al abrir los ojos, vio una florcita
sangre por su hijo y una gota de san- municarse en portugués. que crecía entre las grietas del ce-
gre por mí. Pero la realidad es que mi hija era mento; la cortó y se la echó al bolsi-
Creo en la oración, creo en la fe, tan extraña para los niños como llo. Sus problemas con los demás
creo en el arrepentimiento, creo en ellos lo eran para ella. Cada día era niños no desaparecieron, pero vol-
el poder de la redención. Y, sí, her- una lucha y yo me sentía angustiada vió a la escuela sintiendo que sus
mana Anónima, yo creo en usted, por ella cada mañana cuando cami- padres estaban con ella.
como así también lo hace un amoro- nábamos a la escuela y luego espera- Todos nosotros, tal como mi hija
so Padre Celestial. En el nombre de ba a que regresara, desanimada, al de seis años, nos hemos sentido perdi-
Jesucristo. Amén.  final del día. dos o solos en tierra extraña. Tal vez

L I A H O N A
74
la tierra extraña para ustedes haya universal. Las palabras “y madre, las pequeños, uno por uno, y los bendi-
sido aprender el idioma del álgebra o flores en ti hacen pensar” encontra- jo… y habló a la multitud, y les dijo:
de la química. Tal vez pensaron que ron significado en el corazón de una Mirad a vuestros pequeñitos. Y he
habían llegado a tierra extraña cuan- niña. Una canción de la Primaria y aquí, al levantar la vista para ver…
do se unieron a la Iglesia, aunque lo una flor silvestre fueron el idioma vieron ángeles que descendían del
hayan hecho en su propio país. familiar de una oración que fue con- cielo cual si fuera en medio de fuego;
Pónganse en el lugar de un nuevo testada. y bajaron y cercaron a aquellos pe-
converso; palabras como “llamamien- Después de que Jesús había esta- queñitos… y los ángeles les ministra-
to”, “Obispado Presidente” y hasta do enseñando por un tiempo en el ron” (3 Nefi 17:5–21, 23–24).
“Autoridad General” son parte de un templo de la tierra de abundancia, El “cercar” con el fuego de nues-
nuevo vocabulario. percibió que tal vez la gente no tro testimonio es un idioma que
Y nuestros misioneros, que han había comprendido todas las pala- todos nosotros debemos aprender a
comprendido y respondido a los su- bras que les habló. Les pidió que hablar y comprender.
surros del Espíritu Santo de que la volvieran a sus hogares y que medi- La primera lección que se le en-
Iglesia es verdadera, pero luego en- taran y oraran con su familia, y que seña a todo niño del mundo que va
frentan el desafío de aprender tanto se prepararan para cuando Él vol- a la Primaria es “Soy un Hijo de
el Evangelio como un idioma ex- viera al día siguiente. Dios”. Niños desde los 18 meses de
tranjero a la vez. Su valentía me Pero cuando “de nuevo dirigió la edad se señalan a sí mismos con el
maravilla. vista alrededor hacia la multitud, y dedo y dicen:
Nuestra vida está repleta de vio que estaban llorando, y lo mira-
casos de frustración en el aprendiza- ban fijamente, como si le quisieran “Mi Padre Celestial me conoce,
je de un idioma extranjero. Sin em- pedir que permaneciese un poco sabe lo que me gusta hacer.
bargo, hay una lengua que es más con ellos… tomó a sus niños Mi nombre sabe y donde vivo.
Yo sé que me ama Él”
(Primaria 1, 2).

Hace varios años, cuando enseña-


ba sexto grado, un muchacho de 14
años, vestido como pandillero, entró
a mi sala de clases. Era dos años
mayor y físicamente parecía ser cua-
tro años más grande que los otros 30
estudiantes. Pronto descubrí que
Brian no sabía leer, que no había asis-
tido a la escuela con regularidad y
que había vivido con diversos guar-
dianes legales en varias ciudades.
Se acercaba el tiempo de prepa-
rar las calificaciones y en mi día
libre fui a la escuela para terminar
de calificar el trabajo de los niños y
anotar las notas en las boletas de ca-
lificaciones. Cuando entré en el
salón para buscar los registros, vi
que Brian estaba causando gran de-
sorden en la clase. Le dije a mi agra-
decida colega que yo llevaría a Brian
conmigo. Tomamos unos libros ilus-
trados para niños de primer año y
nos dirigimos a la biblioteca, mien-
tras hablábamos sobre fútbol en el
camino.
Nos ubicamos en la mesa en la
que yo estaba preparando las califi-
caciones y le pregunté si alguna vez
le habían dado una boleta de califi-
caciones.
Movió la cabeza y dijo que “No”.

J U L I O D E 2 0 0 2
75
Le pregunté si le gustaría tener una. todavía tuvo que recorrer penosa- de ser como Jesús; desean ser como
Me miró de frente y me dijo: mente la gran distancia para llegar a la persona que sonríe; desean estar
“Sólo si dice que me he portado la seguridad del valle. con alguien que les responda con
bien”. Agnes, de nueve años de edad, gozo.
Le hice una libreta especial en la estaba demasiado cansada para dar El presidente Hinckley ha dicho:
que recalcaba sus buenas cualida- un paso más. El conductor se dio “Los niños necesitan la luz del sol;
des. Escribí su nombre completo y cuenta del esfuerzo que ella hacía necesitan felicidad; necesitan amor
su habilidad de incluir a todas las para mantenerse a la par con el ca- y cuidado; necesitan bondad,
personas y hacerlas reír. Mencioné rromato y le preguntó si quería que alimento y cariño” (“Salvemos a los
específicamente su amor por los de- la llevaran. Ella cuenta en sus pro- niños”, Liahona, enero de 1995,
portes. No era una calificación pias palabras lo que sucedió des- pág. 64).
común, pero pareció complacerlo. pués: Ese debe ser el idioma de la ins-
Poco después, Brian desapareció de “Él se agachó y me tomó de la trucción del Evangelio para nuestros
nuestra escuela y lo último que supe mano, arreando los caballos para ha- hijos. Cualquiera sea su lengua
de él fue que estaba viviendo en cerme correr con aquellas piernas que natal, aprendan a enseñar y a hablar
otro estado. Yo abrigaba la esperan- no podían dar un paso más. Y así fui- en el idioma de las oraciones fer-
za de que dondequiera que él estu- mos, por lo que parecieron ser millas. vientes y del testimonio gozoso para
viera, llevara en el bolsillo la boleta En esos momentos, lo que me pasó que los ángeles, tanto terrenales
de calificaciones en la que decía que por la mente fue que era el hombre como celestiales, nos rodeen y nos
era un buen niño. más malo que jamás había vivido o ministren. Necesitamos mentores en
Algún día todos recibiremos una del que jamás había oído. Al llegar al el Evangelio que hablen la lengua
boleta de calificaciones final. Tal vez punto en que pensé que no podría de alabanza y amistad. Debemos dar
se nos juzgue de acuerdo con la continuar, se detuvo [y me subió al con regularidad libretas espirituales
forma en que hayamos informado de carromato]. Tomó una frazada y me de calificaciones en las que ratifi-
las cosas buenas de otras personas. envolvió en ella… para estar calenti- quemos mutuamente nuestra bon-
Todo niño necesita informes regula- ta y cómoda. En ese lugar, tuve tiem- dad. Es una bendición permitir que
res que afirmen: “Te conocemos. Te po para cambiar mi modo de pensar, y los niños corran lo más lejos que
valoramos. Tienes potencial. Eres así lo hice, sabiendo que al haberme puedan por sí solos para que desa-
bueno”. hecho correr, me había salvado de rrollen fortaleza para sus propios tes-
Me encantan las historias de los congelarme cuando me subió al ca- timonios, y debemos sonreírles y
niños pioneros. Siempre se nos rromato” (I Walked To Zion, [Caminé abrigarlos con el manto de nuestro
habla de sus padres que caminaron a Sión], 1994, pág. 59). afecto a lo largo de la gran jornada
hasta el valle del Lago Salado. Pero, El conductor de ese carromato de en el idioma universal del amor.
según las palabras de una canción socorro hizo que la niña corriera lo Doy gracias por la gran bendición
de la Primaria: más lejos y lo más rápido que pudie- de “[mirar] a [nuestros] pequeñi-
ra para que la sangre le volviera a tos”. “Me gusta pensar que los niños
“Cuando pienso en los pioneros, circular por las piernas y los pies también vinieron”, en el nombre de
Pienso en lo valiente que fueron. congelados. Él le salvó las piernas y Jesucristo. Amén. 
Me gusta pensar que los niños tal vez hasta la vida haciendo que se
también vinieron; ayudara a sí misma. Un hombre en camino a una de
Un niño pionero me habría Hoy día, nuestros hijos tienen las sesiones baja apresurado los
gustado ser”. trayectos tan terribles y difíciles escalones hacia el palco del
(Traducción libre de “Whenever como la emigración hacia el oeste; Centro de Conferencias.
I Think about Pioneers,” (Cuando hacen frente a todo tipo de calami-
pienso en los pioneros) Children’s dades a lo largo del camino.
Songbook, 222) Debemos hacerles fuertes para que
puedan soportar las cargas, y tam-
Susan Madsen cuenta la historia bién enseñarles a encontrar gozo en
de Agnes Caldwell de la compañía esta vida. A veces es necesario co-
de carros de mano Willie. Quedaron rrer para mantenernos a la par con
atrapados en medio de fuertes tor- la fe de nuestros hijos.
mentas y sufrieron hambre y frío te- En otra época, en tercer Nefi,
rribles. Llegaron carromatos de cuando Cristo bendecía a Sus discí-
socorro para llevarles comida y fra- pulos, “…la sonrisa de su faz fue
zadas, pero no había suficientes ca- sobre ellos, y los iluminó la luz de su
rromatos para transportar a todas las semblante” (3 Nefi 19:25).
personas enfermas. Aun después del El semblante sonriente denota
rescate, la mayoría de las personas que uno es bueno. Los niños tratan

L I A H O N A
76
Esta mañana les hablo a aquellos

De la oscuridad a que preguntaron “¿Qué fue esa luz


que vi y sentí? ¿De dónde vino? ¿Y
cómo puedo tenerla siempre para mí

Su luz maravillosa y para mis seres queridos?”

LA LUZ DE CRISTO Y EL DON DEL


ESPÍRITU SANTO
Élder Robert D. Hales Cada uno de nosotros trae una
Del Quórum de los Doce Apóstoles
luz al mundo, la Luz de Cristo. “Yo
soy la luz verdadera que ilumina a
todo hombre que viene al mundo”6,
dijo el Salvador.
“La luz que existe en todas las
“Los emblemas de la expiación del Salvador nos recuerdan que no cosas, que da vida a todas las cosas”7.
tenemos que tropezar en la oscuridad; podemos tener la compañía Esa luz que “invita e induce a
hacer lo bueno continuamente”8, a
constante de Su luz”. “todo hombre se da… para que sepa
discernir el bien del mal”9.
Al usar la Luz de Cristo para dis-
visto el cumplimiento de muchas cernir y elegir lo que es correcto, po-
profecías. Han venido las naciones demos ser guiados a una luz aún más
de la tierra y muchos de sus líderes. brillante: el don del Espíritu Santo.
Nos han visto servir al lado de nues- Testifico que por medio de la restau-
tros amigos y vecinos de otras religio- ración del Evangelio y del sagrado
nes. Han visto la luz en nuestros ojos sacerdocio de Dios, los discípulos de
y han sentido el apretón de nuestras Jesucristo en estos últimos días tie-
manos. Tres mil quinientos millones nen el poder de conferir el don del
de personas alrededor del mundo Espíritu Santo. Se otorga por la im-
han visto “El monte de la casa de posición de manos por aquellos que
Jehová”3, con sus resplandecientes tienen la autoridad del sacerdocio y
agujas de luces. Las naciones han es- lo reciben aquellos que han seguido
cuchado el glorioso canto del Coro los principios de fe y arrepentimien-
del Tabernáculo. Cientos de miles to, y que han recibido la ordenanza
han asistido a la producción en vivo del bautismo por inmersión para la
en este auditorio titulada La Luz del remisión de los pecados.
Mundo: Una celebración de la vida— El Espíritu Santo es el tercer
El espíritu del hombre, la gloria de Dios, miembro de la Trinidad, un perso-
que incluía una declaración de nues- naje de espíritu10. Es el Consolador,

I saías, un gran profeta del


Antiguo Testamento, profetizó:
“Acontecerá en lo postrero de los
tiempos, que será confirmado el
monte de la casa de Jehová como ca-
tra creencia en Jesucristo. Expreso
humildemente mi agradecimiento a
esos y a muchos otros medios por los
cuales La Iglesia de Jesucristo de los
Santos de los Últimos Días continúa
el Espíritu de Dios, el Santo
Espíritu de la Promesa. Testifica de
Jesucristo, de Su obra y de la obra
de Sus siervos sobre la tierra. Actúa
como un agente limpiador para pu-
beza de los montes,… y correrán a él “saliendo de la oscuridad y de las ti- rificarnos y santificarnos del
todas las naciones”1. En referencia a nieblas”4. pecado 11. Él consuela y da paz a
los ciudadanos de todas esas nacio- Durante todas las Olimpiadas, ha nuestra alma. El derecho a tener Su
nes, el presidente John Taylor dijo: habido muchas expresiones de luz, compañía constante es uno de los
“Vendrán diciendo: No sabemos como la llama olímpica; el niño de dones más grandes que podemos
nada de los principios de su religión, luz; y el tema, “Enciende la Luz recibir en la vida mortal, porque
pero nos damos cuenta de que son Interior”5. Quizás la luz más memora- por medio de la luz de Sus susurros
una comunidad honrada; adminis- ble fue la que se encontró en los ojos y de Su poder purificador, podemos
tran la justicia y la rectitud”2. de los propios competidores. Pero lo ser guiados de regreso a la presen-
que nos conmovió más, no fue la cia de Dios12.
HACERLA SALIR “DE LA OSCURIDAD” competencia ni el espectáculo, sino
Al ser Salt Lake City la sede de las la profunda verdad que esas cosas OSCURIDAD Y LUZ
Olimpiadas de Invierno y de los simbolizan, la fuente de la luz que De niños aprendimos cómo alejar
Juegos Paralímpicos de 2002, hemos hay dentro de cada uno de nosotros. la oscuridad al encender la luz. A

J U L I O D E 2 0 0 2
77
veces, cuando oscurecía y nuestros aliento tras aliento, se nos da y se fuerza”20— no pueden generar la luz
padres habían salido, ¡encendíamos nos renueva la vida. Igual sucede espiritual suficiente para hacer re-
todas las luces de la casa! con la luz espiritual; se debe renovar troceder la oscuridad.
Entendíamos la ley física que tam- en nosotros en forma regular. Y en este mundo, la oscuridad
bién es espiritual: La luz y la oscuri- Debemos generarla día tras día, nunca está lejos; de hecho, siempre
dad no pueden ocupar el mismo pensamiento tras pensamiento y con está a la vuelta de la esquina, a la
espacio al mismo tiempo. actos rectos a diario si vamos a espera de una oportunidad para en-
La luz hace desvanecer la oscuri- mantener alejada la oscuridad del trar. “Si no hicieres bien” dijo el
dad. Cuando está presente, la oscu- adversario. Señor, “el pecado está a la puerta”21.
ridad es derrotada y debe retirarse. Cuando yo era un muchacho, Es tan predecible como cualquier
Y lo que es más, la oscuridad no acostumbraba regresar a casa de ley física: Si dejamos parpadear o
puede conquistar la luz a menos que noche en bicicleta, después de mi disminuir la luz del Espíritu, al dejar
ésta disminuya o desaparezca. entrenamiento de básquetbol. de cumplir los mandamientos o al
Cuando está presente la luz del Conectaba un pequeño dinamo en no participar de la Santa Cena, orar
Espíritu Santo, la oscuridad de forma de pera al neumático de la bi- y estudiar las Escrituras, la oscuri-
Satanás se aleja. cicleta y mientras pedaleaba, y la dad del adversario entrará con toda
Amados jóvenes y jovencitas de rueda daba vueltas, hacía funcionar seguridad. “Y aquel inicuo viene y
la Iglesia, estamos embarcados en el rotor que producía electricidad despoja a los hijos de los hombres de
una batalla entre las fuerzas de la luz que encendía una simple y bienveni- la luz y la verdad, por medio de la
y de las tinieblas. Si no fuera por la da luz. Era un mecanismo simple desobediencia”22.
Luz de Jesucristo y de Su Evangelio, pero eficaz, ¡pero yo tenía que Leemos en las Escrituras que al-
estaríamos destinados a la destruc- pedalear para que funcionara! gunas personas “van a tientas, como
ción. Pero el Señor dijo: “Yo, la luz, Rápidamente aprendí que si dejaba en tinieblas y sin luz” y “[yerran]
he venido al mundo”13. “El que me de pedalear mi bicicleta, la luz se como borrachos”23. Andando a tro-
sigue, no andará en tinieblas, sino apagaba. También aprendí que pezones, podemos llegar a acostum-
que tendrá la luz de la vida”14. cuando estaba “anhelosamente con- brarnos a la penumbra de nuestro
El Señor es nuestra luz, y es lite- sagrado”17 a pedalear, la luz se ponía entorno y olvidar cuán glorioso es
ralmente nuestra salvación 15. Al más brillante y la oscuridad enfrente caminar en la luz.
igual que el fuego sagrado que rodeó de mí desparecía.
a los niños en 3 Nefi16, Su luz forma El generar luz espiritual es el re- EL CAMINO A LA LUZ
un escudo protector entre ustedes y sultado de pedalear espiritualmen- Hay una forma de salir de los
la oscuridad del adversario a medida te a diario. Es el resultado de orar, “vapores de tinieblas”24 hacia el sen-
que vivan dignos de ella. Ustedes de estudiar las Escrituras, de ayu- dero que lleva a la felicidad en esta
necesitan esa luz; nosotros necesita- nar y servir, de vivir el Evangelio y vida y a la vida eterna en el mundo
mos esa luz. Estudien cuidadosa- de obedecer los mandamientos. “El venidero. El Señor le dijo a Isaías:
mente las Escrituras y Para la que guarda sus mandamientos reci- “Guiaré a los ciegos por camino que
fortaleza de la juventud y presten be verdad y luz”18, dijo el Señor, “y no sabían, les haré andar por sendas
atención a las enseñanzas de sus pa- el que recibe luz y persevera en que no habían conocido; delante de
dres y líderes. Luego, al ser obedien- Dios, recibe más luz, y esa luz se ellos cambiaré las tinieblas en luz”25.
tes a los consejos prudentes, hace más y más resplandeciente El profeta Nefi indicó el sendero:
aprendan a tener el derecho a la luz hasta el día perfecto”19. Mis herma- “Por tanto, amados hermanos míos,
protectora del Evangelio en sus pro- nos y hermanas, ese día perfecto sé que si seguís al Hijo con íntegro
pias vidas. será cuando estemos en la presen- propósito de corazón, sin acción hi-
Quizás se pregunten: “¿Cómo cia de Dios el Padre y de pócrita y sin engaño ante Dios, sino
puedo hacerlo?” Hay solamente una Jesucristo. con verdadera intención, arrepin-
manera: deben aprender a generar A veces la gente se pregunta: tiéndoos de vuestros pecados, testi-
esa luz, cada día, al creer en Jesucristo “¿Por qué tengo que ir a la reunión ficando al Padre que estáis
y seguir Sus mandamientos. sacramental?” o, “¿Por qué tengo dispuestos a tomar sobre vosotros el
que vivir la Palabra de Sabiduría nombre de Cristo por medio del
EL GENERAR LA LUZ y pagar diezmos?” “¿Por qué no bautismo… he aquí, entonces reci-
Este invierno pasado tuve la puedo tener un pie en Babilonia?” biréis el Espíritu Santo; sí, entonces
oportunidad de aprender más acerca Permítanme decirles por qué. viene el bautismo de fuego y del
de mis pulmones. Pude saber a cien- ¡Porque para pedalear espiritual- Espíritu Santo”26.
cia cierta que no podemos almace- mente se requieren ambos pies! A El convenio que hacemos en el
nar oxígeno. No importa con cuánto menos que ustedes estén anhelosa- bautismo y que renovamos al partici-
ahínco lo intentemos, no podemos mente consagrados a vivir el par de la Santa Cena —tomar sobre
guardar el aire que necesitamos para Evangelio —vivirlo con todo “vues- nosotros el nombre de Cristo, recor-
respirar. Momento a momento, tro corazón, alma, mente y darle siempre y guardar Sus manda-

L I A H O N A
78
mientos— trae consigo la promesa como dijo el Salvador, no sabemos se manifestó en el Espíritu como
de que siempre tendremos Su espíri- “si tal vez vuelvan, y se arrepientan, una paloma que descendía.
tu con nosotros27. Los emblemas de y vengan a mí con íntegro propósito Él es la Luz en quien Su Padre
la expiación del Salvador nos re- de corazón, y yo los sane; y vosotros tenía complacencia.
cuerdan que no tenemos que trope- seréis el medio de traerles la salva- Él es la Luz a la cabeza de la anti-
zar en la oscuridad; podemos tener ción”29. gua Iglesia, organizada con Doce
la compañía constante de Su luz. Apóstoles, profetas y setentas.
TESTIGO ESPECIAL DE SU LUZ Él es la Luz de la Expiación, que
“ASÍ ALUMBRE VUESTRA LUZ” Ahora bien, hermanos y herma- se cumplió en el Jardín de
Yo crecí en Long Island, Nueva nas, en éste, el último gran conflicto Getsemaní y del Gólgota, y que
York, donde entendí cuán vital es la entre la luz y la oscuridad, estoy tomó sobre Sí los pecados del mundo
luz para aquellos que viajan mar agradecido por la oportunidad de para que todo el género humano pu-
abierto en la oscuridad. ¡Cuán peli- sufrir “penalidades como… [discí- diera obtener la salvación eterna.
groso es un faro que falla! ¡Cuán de- pulo] de Jesucristo” 30. Con Pablo, Él es la Luz del sepulcro vacío, el
vastador es un faro cuya luz no declaro: “La noche está avanzada y Señor resucitado con un cuerpo glo-
funciona! se acerca el día. Desechemos, pues, rificado de carne y huesos, que rom-
Nosotros que tenemos el don del las obras de las tinieblas, y vistámo- pió las ataduras de la muerte y logró
Espíritu Santo debemos ser fieles a nos las armas de la luz”31. una victoria eterna sobre el sepulcro.
Sus susurros para que seamos una Doy mi testimonio especial de Él es la Luz que ascendió al cielo
luz a los demás. que Jesucristo “es la luz y la vida del ante la vista de Sus discípulos, con
“Así alumbre vuestra luz delante mundo; sí, una luz que es infinita, la promesa de que de igual manera
de los hombres”, dijo el Señor, “para que nunca se puede extinguir”32. regresaría.
que vean vuestras buenas obras, y Él es la Luz de Belén, nacido de Él es la Luz que se apareció con
glorifiquen a vuestro Padre que está María, Su madre mortal, y de Su Su Padre y que, por medio del profe-
en los cielos”28. Padre, el Dios Todopoderoso. ta José Smith, restauró la misma
Nunca sabemos quiénes puedan Él es la Luz que Juan el Bautista Iglesia que había establecido duran-
estar dependiendo de nosotros, y, bautizó y a quien el Espíritu Santo te Su ministerio en la tierra.

J U L I O D E 2 0 0 2
79
Él es la Luz que guía y dirige esta
Iglesia hoy día por medio de la reve-
lación a un profeta, a sus consejeros
y a los Doce Apóstoles.
Por fe andamos
Él es mi Luz, mi Redentor, mi Presidente Gordon B. Hinckley
Salvador, y el de ustedes.
Sé que Dios vive. Sé que nos ha
llamado “de las tinieblas a su luz ad-
mirable”33. Ruego que la luz de Su
Evangelio restaurado continúe espar-
ciéndose por todo el mundo para que “Avanzamos hacia lo desconocido, pero la fe nos ilumina el
todos tengan la oportunidad de escu- camino. Si cultivamos esa fe, nunca andaremos en las tinieblas”.
char y elegir, y para que Su Iglesia
“salga del desierto de las tinieblas, y
resplandezca hermosa como la luna, En el proceso de la conversión, el
esclarecida como el sol”, para que Su investigador de la Iglesia aprende un
“gloria llene la tierra”34. poco de ésta y puede que lea un
En el nombre de Jesucristo. poco acerca de ella; pero no com-
Amén.  prende, no puede comprender, la
prodigiosa plenitud del Evangelio.
NOTAS Sin embargo, si investiga de verdad,
1. Isaías 2:2. si está dispuesto a arrodillarse y a
2. John Taylor, Deseret News: Semi- orar en cuanto a ello, el Espíritu le
Weekly, 27 de enero de 1880, pág. 1. conmueve el corazón aunque sea
3. Miqueas 4:1. tan sólo un poco, le señala la direc-
4. D. y C. 1:30. ción correcta, y él ve un poco de lo
5. Salt Lake Olympic CommitteeMR. que nunca había visto. Y con fe, ya
6. D. y C. 93:2. sea que la reconozca o no, da unos
7. D. y C. 88:12–13. pocos pasos con cuidado. Entonces
8. Moroni 7:13. se despliega ante él un panorama
9. Moroni 7:16. mucho más radiante.
10. Véase Artículos de Fe 1:1; D. y C. Hace muchos años, trabajé para
130:22. una compañía ferroviaria cuyos tre-
11. Véase Guía para el Estudio de las
Escrituras, “Espíritu Santo” y “Santo
Espíritu de la promesa”.
12. Véase Juan 14:16–18, 26–27.
13. Juan 12:46.
A quí, desde donde les habla-
mos, es hermosa la mañana
de este abrileño día de repo-
so. Los tulipanes ya se asoman bas-
tante sobre el terreno y pronto
nes corrían por todo el oeste de este
país. Yo viajaba en tren con frecuen-
cia. Era la época de las locomotoras
de vapor. Aquellos trenes gigantes
eran enormes, rápidos y peligrosos.
14. Juan 8:12. florecerán en toda su belleza. Tras A menudo me preguntaba cómo
15. Véase Salmos 27:1. un largo invierno, ha llegado por fin tenía valor el maquinista para hacer
16. Véase 3 Nefi 17:24. la primavera. Sabíamos que vendría. el largo viaje de noche. Entonces
17. D. y C. 58:27. Ésa era nuestra fe, basada en la ex- llegué a darme cuenta de que no era
18. D. y C. 93:28. periencia de los años anteriores. un solo viaje largo, sino una serie
19. D. y C. 50:24. Y así es con los asuntos del espíri- constante de viajes cortos. La loco-
20. D. y C. 4:2. tu y del alma. Al recorrer cada hom- motora tenía un foco potente que
21. Génesis 4:7. bre y cada mujer el camino de la iluminaba el camino a una distancia
22. D. y C. 93:39. vida, llegan temporadas tenebrosas de 350 a 450 metros. El maquinista
23. Job 12:25. de duda, de desaliento y de desilu- veía sólo esa distancia, lo cual era
24. 1 Nefi 12:17. sión. En esas circunstancias, unos suficiente, debido a que la tenía
25. Isaías 42:16. pocos ven el porvenir con la luz de la constantemente delante de él du-
26. 2 Nefi 31:13. fe, pero muchos tropiezan en la os- rante toda la noche hasta que raya-
27. Véase D. y C. 20:37, 77, 79. curidad y aun pierden la esperanza. ba el nuevo día.
28. Mateo 5:15–16. La llamada que les hago esta ma- El Señor ha hablado de ese pro-
29. 3 Nefi 18:32. ñana es una llamada a la fe, esa fe ceso. Él ha dicho: “Y lo que no edifi-
30. 2 Timoteo 2:3. que es “la certeza de lo que se espe- ca no es de Dios, y es tinieblas.
31. Romanos 13:12. ra, la convicción de lo que no se ve” “Lo que es de Dios es luz; y el que
32. Mosíah 16:9. (Hebreos 11:1), como la describió recibe luz y persevera en Dios, reci-
33. 1 Pedro 2:9. Pablo. be más luz, y esa luz se hace más y

L I A H O N A
80
más resplandeciente hasta el día
perfecto” (D. y C. 50:23–24).
Y así es con nuestra jornada eter-
na. Damos un paso a la vez. Al ha-
cerlo, avanzamos hacia lo
desconocido, pero la fe nos ilumina
el camino. Si cultivamos esa fe,
nunca andaremos en las tinieblas.
Permítanme hablarles de un
hombre que conozco. No menciona-
ré su nombre para que no se sienta
incómodo. A su esposa le parecía
que faltaba algo en sus vidas y un
día habló con un pariente que era
miembro de la Iglesia, quien le sugi-
rió que llamase a los misioneros. Ella
así lo hizo, pero su marido fue des-
cortés con ellos y les dijo que no
volvieran.
Pasaron los meses y un buen día
otro misionero, que halló el registro
de esa visita, decidió que él y su
compañero harían otro intento. Era
un élder alto de estatura, de
California, y muy sonriente.
Llamaron a la puerta y el caballe-
ro les abrió. Le preguntaron si respondiendo a medida que su fe se universitarios al mismo tiempo, a fin
podían pasar unos minutos, y él iba convirtiendo en una tenue luz de proveer para su familia. Emplearé
consintió. de entendimiento. Amigos de su las palabras de ella al contar esta
El misionero de hecho le dijo: rama se acercaron a él para asegu- historia. Dice:
“Quisiera saber si sabe usted orar”. Él rarle que todo estaba bien y contes- “La universidad en la que estu-
le contestó que sabía el Padre- tar a sus preguntas. Los varones le diaba tenía un reglamento que
nuestro. El misionero especificó: “Eso llevaron a jugar al tenis, y él y su fa- prohibía a los alumnos dar examen
está bien, pero permítame explicarle milia fueron invitados a sus casas a si debían los derechos o cuotas. Por
cómo hacer una oración personal”. cenar. esa razón, cada vez que cobraba mi
Prosiguió indicándole que nos arrodi- Se bautizó y eso fue un paso gi- sueldo, separaba primero el dinero
llamos en actitud de humildad ante gante de fe. El presidente de la rama del diezmo y las ofrendas y repartía
el Dios del cielo. El hombre hizo eso. le pidió que fuese el maestro Scout el resto para los pagos de la universi-
El misionero siguió diciéndole: “Nos de cuatro muchachos. Eso le llevó a dad y otros gastos.
dirigimos a Dios como nuestro Padre otras responsabilidades, y la luz de la “Recuerdo la ocasión en que…
Celestial. Entonces le damos gracias fe se fortaleció en él con cada nueva me encontré en serios aprietos eco-
por Sus bendiciones, como por ejem- oportunidad y experiencia. nómicos. Era jueves cuando cobré
plo, la salud, los amigos y los alimen- El progreso ha continuado. Hoy mi sueldo. Al calcular el presupues-
tos que tenemos. A continuación, día él es un competente y amado to del mes, me di cuenta de que no
pedimos Sus bendiciones. Le expre- presidente de estaca, un líder de tendría dinero suficiente para pagar
samos nuestras esperanzas y deseos gran sabiduría y comprensión y, mi diezmo y la universidad. Tendría
más íntimos. Le pedimos que bendiga sobre todo, un hombre de gran fe. que escoger uno de los dos. Los exá-
a los necesitados. Lo hacemos todo El desafío con que se enfrenta menes bimestrales comenzarían la
en el nombre de Su Hijo Amado, el cada miembro de esta Iglesia es dar semana siguiente y, si no los daba,
Señor Jesucristo, y para terminar, de- el siguiente paso, aceptar la respon- me iba a arriesgar a perder todo el
cimos ‘amén’ ”. sabilidad que se le llame a cumplir año escolar. Sentí una angustia te-
Aquélla fue una experiencia aunque no se sienta capaz de ello y rrible… Me dolía el corazón. Tenía
agradable para ese hombre. Había hacerlo con fe, con la esperanza ab- que tomar una decisión dolorosa y
recibido un poco de luz y entendi- soluta de que el Señor iluminará el no sabía qué decidir. Sopesé las dos
miento, un toque de fe. Estaba listo camino delante de él. posibilidades: pagar el diezmo y
para intentar dar otro paso. Quisiera contarles una historia de arriesgar la probabilidad de no obte-
Línea sobre línea, los misioneros una hermana de São Paulo, Brasil. ner los créditos necesarios para ser
le enseñaron con paciencia. Él iba Ella trabajaba y cursaba estudios aprobada en la universidad.

J U L I O D E 2 0 0 2
81
“Ese sentimiento me consumía el me arrodillé en el mismo lugar en el secretos de mi voluntad; sí, cosas
alma y seguí experimentándolo que me encontraba y le di gracias al que ojo no vio, ni oído oyó, ni han
hasta el sábado. Entonces recordé Señor por Su generosidad… Le dije llegado siquiera al corazón del hom-
que, cuando me bauticé, acepté a nuestro Padre Celestial que no bre” (D. y C. 76:5–10).
cumplir la ley del diezmo. Había tenía que bendecirme tanto, que yo ¿Cómo podría persona alguna
asumido una obligación, no con los sólo tenía que hacer el pago de un pedir más? Cuán magnífica es esta
misioneros, sino con mi Padre mes, ¡y el diezmo que yo había paga- obra a la que estamos consagrados.
Celestial. En aquel momento, la an- do el domingo era muy pequeño Cuán maravillosas son las vías del
gustia comenzó a desaparecer y em- comparado con la cantidad que iba a Todopoderoso cuando andamos con
pezó a ocupar su lugar una recibir! Durante esa oración, acudie- fe ante Él.
agradable sensación de tranquilidad ron a mi mente las palabras registra- La fe de un investigador es como
y determinación… das en Malaquías: “Traed todos los un trozo de leña verde que se lanza
“Aquella noche, al orar, le pedí al diezmos al alfolí y haya alimento en a un fuego abrasador. Con el calor
Señor que me perdonase por mi in- mi casa; y probadme ahora en esto, de las llamas, se seca y comienza a
decisión. El domingo, antes de que dice Jehová de los ejércitos, si no os arder. Pero si se lo retira, no puede
comenzara la reunión sacramental, abriré las ventanas de los cielos, y seguir ardiendo solo, pues sus parpa-
me puse en contacto con el obispo y derramaré sobre vosotros bendición deantes llamitas se apagan. En cam-
con gran placer pagué mi diezmo y hasta que sobreabunde” (Malaquías bio, si se lo deja en el fuego,
ofrendas. Aquél fue un día especial. 3:10). Hasta aquel momento, yo gradualmente va ardiendo cada vez
Me sentía feliz y en paz dentro de mí nunca había comprendido la magni- con mayor fulgor. Dentro de poco,
misma y con mi Padre Celestial. tud de la promesa de esa Escritura, ya forma parte del llameante fuego y
“Al día siguiente, en la oficina, ni que ese mandamiento es en efecto comienza a encender a otros leños
intenté buscar la forma de poder dar una atestiguación del amor que más verdes.
los exámenes que comenzarían el Dios, nuestro Padre Celestial, da a Y así avanza, mis hermanos y
miércoles. Cuanto más pensaba Sus hijos aquí en la tierra”. hermanas, esta gran obra de fe, ele-
tanto más lejos me sentía de hallar La fe es el elemento básico que vando a las personas por toda la
una solución. En aquel tiempo, yo da fortaleza a esta obra. Don- vasta tierra a un mayor entendi-
trabajaba en la oficina de un aboga- dequiera que está establecida esta miento de las vías del Señor y a una
do, y mi empleador era la persona Iglesia, por todo este ancho mundo, mayor felicidad al seguir Su ejemplo.
más estricta y más austera que había es evidente. No está limitada a un Que Dios, nuestro Padre Eterno,
conocido. país, ni a una nación, ni a un idioma continúe aprobando éste, Su Reino,
“La jornada de trabajo iba llegan- ni a un pueblo. Se encuentra en y lo haga prosperar al andar por fe
do a su fin cuando mi jefe fue a todas partes. Somos un pueblo de fe. nosotros, Sus hijos, es mi humilde
darme las últimas órdenes del día. Por fe andamos. Seguimos adelante oración en el nombre del Señor
Una vez que lo hubo hecho, con su en nuestra jornada eterna, dando un Jesucristo. Amén. 
maletín en la mano, se despidió de paso a la vez.
mí… De pronto, se detuvo y volvién- Grande es la promesa del Señor a
dose a mirarme, me preguntó: los fieles de todas partes. Él ha dicho:
‘¿Cómo le va en la universidad?’. Eso “Yo, el Señor, soy misericordioso
me sorprendió y me costó dar crédito y benigno para con los que me
a mis oídos. Lo único que pude con- temen, y me deleito en honrar a los
testar con voz temblorosa fue: ‘¡Todo que me sirven en rectitud y en ver-
marcha bien!’. Él me miró pensativa- dad hasta el fin.
mente y se despidió de nuevo… “Grande será su galardón y eter-
“Inesperadamente, la secretaria na será su gloria.
entró en la habitación y me dijo que “Y a ellos les revelaré todos los
era yo una persona muy afortunada. misterios, sí, todos los misterios
Cuando le pregunté por qué me ocultos de mi reino desde los días
decía eso, me respondió sencilla- antiguos, y por siglos futuros…
mente: ‘El jefe acaba de decir que a “Sí, aun las maravillas de la eter-
partir de hoy la empresa le pagará nidad sabrán ellos…
todos los gastos de la universidad y “Y su sabiduría será grande, y su
los textos de estudio. Antes de que conocimiento llegará hasta el cielo;
se vaya, pase por mi escritorio a de- y ante ellos perecerá la sabiduría de
cirme a cuánto asciende la cantidad los sabios y se desvanecerá el enten-
y mañana le daré el cheque’. dimiento del prudente.
“Después que ella se hubo ido, llo- “Porque por mi Espíritu los ilumi-
rando y sintiendo una gran humildad, naré, y por mi poder les revelaré los

L I A H O N A
82
Sesión del domingo por la tarde preocupen, no las citaré todas, sino
7 de abril de 2002 que incluiré algunas de esas referen-
cias en el texto publicado de este

Qué firmes nuestros


mensaje. Esas verdades invisibles y
eternas constituyen “pilares prete-
rrenales” que dan apoyo a los ci-
mientos de esta Iglesia.

cimientos El plan de redención y la posibi-


lidad de lograr una herencia en el
reino de Dios
El plan de salvación se preparó
Élder Russell M. Nelson
Del Quórum de los Doce Apóstoles
antes de la fundación de la tierra3;
contenía la gloriosa posibilidad de
obtener una herencia divina en el
reino de Dios4.
La expiación de Jesucristo
La parte central de ese plan era
“El cimiento de nuestra fe individual, si está asegurado firmemente la expiación de Jesucristo. En los
a la verdad eterna, nos permite acudir a lo alto con una consejos preterrenales, Él fue preor-
denado por Su Padre para expiar
perspectiva eterna”. nuestros pecados y romper las liga-
duras de la muerte física y de la es-
que se puede ajustar si es necesario piritual5. Jesús declaró: “…yo soy el
a fin de mantener el edificio nivela- que fue preparado desde la funda-
do2. Con esos cimientos invisibles, ción del mundo para redimir a mi
pero seguros, ese templo permanece pueblo… En mí todo el género hu-
hoy día firme y derecho. mano tendrá vida, y la tendrá eter-
Para que cualquier edificio, insti- namente, sí, aun cuantos crean en
tución o persona permanezca firme, mi nombre”6. Más tarde, Pablo agre-
necesita un cimiento seguro. gó que la Iglesia está edificada
Teniendo eso presente, considere- “sobre el fundamento de los apósto-
mos el cimiento de La Iglesia de les y profetas, siendo la principal
Jesucristo de los Santos de los Últi- piedra del ángulo Jesucristo
mos Días; veamos cómo el sólido ci- mismo”7.
miento de la Iglesia da apoyo a La oposición del Adversario
nuestro cimiento de fe como miem- Incluso antes de que se formase
bros individuales de la Iglesia. el mundo, Satanás se opuso al
Señor8. Él y sus seguidores siempre
I. EL CIMIENTO DE LA IGLESIA DE han luchado contra la obra sagrada
JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS del Salvador y continuarán hacién-
ÚLTIMOS DÍAS dolo.

H ace dos décadas, cuando


estaba por construirse un
templo en la ciudad de
México, los arquitectos enfrentaron
un gran desafío. Debido a que la
Esta Iglesia descansa en un ci-
miento singular, asegurado firme-
mente a un lecho de verdades
eternas. Hermanos y hermanas, la
santa causa en la que estamos em-
La preordenación para recibir y
conferir el sacerdocio
Antes de la fundación del
mundo, todos existimos como hijos
espirituales con nuestro Padre
ciudad de México está ubicada barcados no se inició en 1820 en el Celestial. Entre nosotros había hom-
sobre una meseta que está asentada estado de Nueva York; no comenzó bres nobles y grandes que fueron
en agua, con el paso del tiempo al- en Belén; no empezó en el Jardín de preordenados para ser portadores
gunos de sus edificios se hunden o Edén. Los cimientos del Evangelio del sacerdocio 9 . Abraham 10 ,
se ladean. La construcción de un sempiterno ya estaban establecidos Jeremías11, José Smith12 y otros13, fue-
templo requirió cimientos especia- incluso antes de que el mundo ron destinados para llegar a ser pro-
les. Se clavaron en la tierra, a más fuese. fetas de Dios. También se previó que
de treinta metros de profundidad, Esta verdad se recalca repetida- la sangre de los profetas se derrama-
doscientos veintiún pilares enormes1 mente en las Santas Escrituras. He ría en esta santa causa14. La manera
de cemento reforzado. ‘A esos pila- estudiado las Escrituras en cuanto a de conferir el sacerdocio habría de
res se aseguraron abrazaderas de esa porción de la eternidad antes de venir de los padres “desde que co-
acero que se sujetaron a una unidad que se formase la tierra; pero no se menzó el tiempo… aun… antes de

J U L I O D E 2 0 0 2
83
la fundación de la tierra”15. con la revelación reservada para los por la fe en Su palabra de amor!”33.
Se da poder a las hermanas para últimos días. Por mucho tiempo, el Cuando recibimos esa palabra de
glorificar a Dios Señor tenía pensado revelar “cosas Dios que nutre, nos deleitamos en
Las hermanas reciben dones es- escondidas desde la fundación del Su amor34.
peciales; a ellas, según el Señor, se mundo”20. Entre ellas se incluían las Recordemos: “…es sobre la roca
les dio el poder “para multiplicarse y revelaciones que están registradas en de nuestro Redentor, el cual es
henchir la tierra, de acuerdo con mi el Libro de Mormón21. El Señor dijo Cristo, el Hijo de Dios, donde de-
mandamiento, y para cumplir la al profeta José Smith: “…me pro- béis establecer vuestro fundamento,
promesa dada por mi Padre antes de pongo revelar a mi iglesia cosas que para que cuando el diablo lance sus
la fundación del mundo… para su han estado escondidas desde antes impetuosos vientos… cuando todo
exaltación en los mundos eternos, a de la fundación del mundo, cosas su granizo y furiosa tormenta os azo-
fin de que engendren las almas de que pertenecen a la dispensación del ten, esto no tenga poder para arras-
los hombres… en esto se perpetúa la cumplimiento de los tiempos”23. traros al abismo de miseria y
obra de mi Padre, a fin de que él sea La redención de los muertos angustia sin fin, a causa de la roca
glorificado”16. Piensen en ello: cuan- El Señor reveló que “la ordenan- sobre la cual estáis edificados, que es
do una madre da a luz un hijo y lo za del bautismo por los muertos… se un fundamento seguro”35.
cuida, no sólo ayuda a que la tierra instituyó desde antes de la funda- Incluso los cimientos firmes no
cumpla el objeto de su creación17, ción del mundo”24. De este modo, la pueden prevenir las dificultades de la
¡sino que glorifica a Dios! salvación se puso al alcance “de los vida. Los hijos descarriados llevan an-
Los hijos del convenio muertos que fallecieran sin el cono- gustias a los padres; algunas familias
Los hijos del convenio fueron cimiento del evangelio”25. Se pro- divididas nunca se vuelven a unir; los
apartados en el reino premortal. porcionó un eslabón conexivo entre asuntos relacionados con la identidad
Pablo enseñó que el Señor “nos es- las generaciones, a fin de que se lle- sexual se mal interpretan; por alguna
cogió en él antes de la fundación del vara a cabo una unión entera, com- razón, hay matrimonios que no son
mundo”18. pleta y perfecta de dispensaciones, bendecidos con hijos. Incluso hoy en
Las bendiciones se basan en la llaves, poderes y glorias26. día, se dejan “ir impunes al culpable y
obediencia a la ley Hermanos y hermanas, esos pila- al malvado por causa de su dinero”36.
Posteriormente se establecieron res invisibles pero seguros estaban en Parecería que algunas cosas simple-
condiciones que nos permitieron re- su lugar antes de que el mundo mente no son justas37.
cibir las bendiciones de Dios, basadas fuese; dan apoyo al Evangelio sempi- Sin embargo, con cimientos fuer-
en la obediencia a las leyes sobre las terno, que ha sido restaurado en su tes, estamos en mejores condiciones
cuales esas bendiciones se basaban19. plenitud27. Con cimientos como esos, de buscar la ayuda del Señor, aun al
En los últimos días se habrán esta Iglesia no será movida de su enfrentar interrogantes que no se
de revelar cosas sagradas lugar28, incluso a través del milenio29. pueden resolver fácilmente. El poeta
Otro de los pilares tiene que ver escribió:
II. LOS CIMIENTOS DE LOS MIEMBROS
La luz del sol proyecta la silueta de INDIVIDUALES DE LA IGLESIA Quién eres Tú, no lo sé,
un par de puertas del lado oeste Así como los edificios e institu- pero de algo estoy seguro:
del Centro de Conferencias. ciones tienen cimientos, nosotros las estrellas de Tus cielos
como personas también tenemos ci- como plata brillan en lo oscuro.
mientos que dan apoyo a nuestra fe;
algunos son débiles, otros fuertes; Viento sin huellas has mandado,
podemos flaquear “semejante a la que va sin rumbo ni armonía;
onda del mar, que es arrastrada por un muro de color has levantado,
el viento y echada de una parte a entre la noche y el día.
otra”30 o podemos encontrarnos en
un firme cimiento y asegurarnos con Has hecho florecer la flor
abrazaderas de acero espiritual, y las estrellas brillar;
arraigadas y cimentadas a los pilares joyas de inmenso valor
eternos del Evangelio31. de la mina arrebatar.
El presidente Gordon B.
Hinckley ha pedido que a los nue- Pero de Tu más grandioso arte,
vos conversos a la Iglesia se les for- de Tu plan, el más supremo,
talezca mediante un amigo, un has puesto el anhelo de buscarte
llamamiento a servir y al ser nutri- en el corazón del hombre bueno38.
dos por la buena palabra de Dios32.
A menudo cantamos “¡Qué firmes Aunque no sabemos todas las
cimientos, oh santos de Dios, tenéis cosas39, sabemos que Dios vive y que

L I A H O N A
84
El templo y los edificios del centro de Salt Lake City se elevan más allá del Centro de Conferencias.

nos ama40. Al encontrarnos en un años y días pasados, ella se maravilla debido a la quimioterapia o del
cimiento firme, podemos mirar al reconocer habilidades y experien- dolor de otra operación… No hay
hacia lo alto y encontrar la fortaleza cias específicas que le fueron dadas día que no piense en los días que
para soportar las pesadas cargas de por un amoroso Padre, cosas que por pasé estudiando las Escrituras, en
la vida. el momento habrían parecido nor- especial el Libro de Mormón, y que
Por ejemplo, rindo honor a esas males, pero que la han preparado es- recuerde los enormes sentimientos
almas especiales que enfrentan los pecíficamente para soportar esta de consuelo y paz que sentí. Muchas
desafíos de la paternidad con fe in- trágica pérdida. En vez de sentirse veces pienso en las noches en que
quebrantable en su Hacedor. A una abandonada y amargada, se siente me iba a acostar y oraba con fervor
familia muy querida para la hermana consolada y protegida… Ella me a mi Padre Celestial y le daba las
Nelson y yo, recientemente les nació dijo: ‘Cuando veo la forma tan preci- gracias por preservarme la vida”.
un hijo, el cual padecía de varias ano- sa en que mi Padre Celestial me ha Luego, el élder prosiguió a compar-
malías que afectaban casi todos los preparado para esta situación, ¿cómo tir estas maravillosas noticias: “Esta
sistemas de su cuerpecito. En su pri- puedo temerle al futuro? De seguro semana fui a ver al doctor y… no ha
mera semana de vida fue necesario Él está disponiendo hoy mismo todo encontrado ninguna evidencia de
hacerle dos operaciones, y se le ten- lo que necesitaré para hacer frente a enfermedad en mi cuerpo”42. ¡Amo
drán que hacer más. Al hablar con los momentos de incertidumbre que a esos fieles misioneros!
los padres del niño, ellos no pregunta- están por venir’ ”41. ¿Cuán firme es nuestro cimiento?
ron: “¿Por qué nos sucedió esto?”. En He recibido una carta inolvidable El cimiento de esta Iglesia se forjó
vez de ello, dijeron: “Sabemos que de un misionero que decía: “Todavía mucho antes de que el mundo fuese;
este niño es para nosotros; Dios nos no estoy seguro de la razón por la que es fuerte; es verdadero; es eterno. El
ha confiado esa criatura especial; lo [contraje cáncer], particularmente cimiento de nuestra fe individual, si
amaremos y lo cuidaremos lo mejor mientras servía al Señor en una mi- está asegurado firmemente a la ver-
que podamos”. ¡Gracias a Dios por sión, pero puedo decir con toda sin- dad eterna, nos permite acudir a lo
padres como esos! ceridad que estoy eternamente alto con una perspectiva eterna43.
Hace poco, falleció repentina- agradecido a un bondadoso Padre Esa fe brindará esperanza cuando no
mente y sin advertencia el esposo de Celestial por permitirme tener esa haya esperanza; nos dará gozo aquí y
una amiga nuestra. La hermana de experiencia… No hay día que pase”, vida eterna en el más allá. De ello
ella escribió estas palabras sobre su continuó, “en que no piense en los testifico, en el nombre de Jesucristo.
propia hermana: “Al contemplar los días que pasé en el hospital sufriendo Amén. 

J U L I O D E 2 0 0 2
85
NOTAS 28. Véase Daniel 2:28, 31–44; D. y C. nuestro Creador, sabemos relativamente
1. Cada pilar era de 45 cm. de diámetro. 65:2–6; 124:45. poco acerca de los dinosaurios o de los de-
2. Véase Pioneer in Guatemala, John 29. Véase Bruce R. McConkie, The talles de la Creación, por ejemplo. Pero
Forres O’Donnal, 1997, pág. 288. Millennial Messiah, 1982, pág. 672. una cosa sí sabemos: “Sí, en verdad te digo
3. Véase 1 Nefi 10:18; Mosíah 15:19; 30. Santiago 1:6. que el día en que el Señor venga, él reve-
Alma 12:25, 30; 18:39; 22:13–14; 42:26; 31. Véase Efesios 3:17–19; Colosenses lará todas las cosas: cosas que han pasado
D. y C. 76:12–13. 2:6–7. y cosas ocultas que ningún hombre cono-
4. A los habitantes del Viejo Mundo, el 32. Véase “Pensamientos sobre los ció; cosas de la tierra, mediante las cuales
Señor dijo: “Venid, benditos de mi Padre, templos, la retención de conversos y el fue hecha, y su propósito y estado final;
heredad el reino preparado para vosotros servicio misional”, Liahona, enero de cosas sumamente preciosas; cosas que
desde la fundación del mundo” (Mateo 1998, pág. 57; véase también Jacob 6:7; están arriba y cosas que están abajo; cosas
25:34). A los habitantes de la antigua Moroni 6:4. que están dentro de la tierra y sobre la tie-
América también se les enseñó que “aque- 33. Himnos, Nº 40; véase también 2 rra y en el cielo” (D. y C. 101:32–34;
llos que han creído en el Santo de Israel… Nefi 28:27–30. véase también 121:29–32).
heredarán el reino de Dios que fue prepa- 34. Véase Jacob 3:2. 40. Véase 1 Nefi 11:16–17.
rado para ellos desde la fundación del 35. Helamán 5:12. Recuerden que el 41. Virginia H. Pearce, en Why I
mundo” (2 Nefi 9:18; véase también Éter hombre sabio edifica su casa sobre la roca Believe, 2002, págs. 245–246.
4:19). y no sobre la arena (véase Mateo 42. Correspondencia personal, 15 de
5. Véase Juan 17:5, 24; 1 Pedro 7:24–27). enero de 2002.
1:19–20; Mosíah 4:6–7; 18:13; 3 Nefi 36. Helamán 7:5. 43. Nuestra probación terrenal se ha
26:3–5; D. y C. 93:7–9; Moisés 5:57; TJS 37. El que las cosas parezcan ser “justas” comparado al segundo acto de una escena
Génesis 5:43; TJS Génesis 14:30–31. se relacionan con los límites de la perspecti- de tres. Cuando se baja el telón en el se-
6. Éter 3:14. va de la persona. Pablo enseñó: “Si en esta gundo acto, la obra no ha terminado. Sin la
7. Efesios 2:20. vida solamente esperamos en Cristo, somos perspectiva que se obtiene del primero y
8. Véase TJS Apocalipsis 12:6–8. los más dignos de conmiseración de todos del tercer actos, el segundo podría parecer
9. Véase Alma 13:3, 5, 7; D. y C. los hombres” (1 Corintios 15:19). demasiado corto, demasiado largo, dema-
132:28; 138:55–56; Abraham 3:22–23. 38. Harry Kemp, “God the Architect”, siado difícil o demasiado confuso. Cuando
10. Véase Abraham 3:23. Masterpieces of Religious Verse, ed. James sabemos todo lo ocurrido en los tres actos,
11. Véase Jeremías 1:4–5. Dalton Morrison, 1948, págs. 46–47. el segundo cobra mayor significado; por eso
12.Véase 2 Nefi 3:5–15; D. y C. 127:2; 39. Comparada a la omnisciencia de es preciso tener una perspectiva eterna.
138:53–55.
13. Véase D. y C. 138:53.
14. Véase Lucas 11:49–51.
15. Abraham 1:3.
16. D. y C. 132:63.
17. Véase D. y C. 49:16–17.
18. Efesios 1:4; véase también el versícu-
lo 5. Pablo también enseñó que el poder de
Dios “quien nos salvó y llamó con llama-
miento santo… que nos fue da[do] en
Cristo Jesús antes de los tiempos de los si-
glos” (2 Timoteo 1:9; véase también D. y C.
38:1–4; Abraham 3:22–26). Es importante
notar que el Libro de Mormón sirve “para
mostrar al resto de la casa de Israel cuán
grandes cosas el Señor ha hecho por sus pa-
dres; y para que conozcan los convenios del
Señor” (portada del Libro de Mormón).
19. Véase D. y C. 130:20–21; 132:5,
11–12.
20. Mateo 13:35.
21. 2 Nefi 27:10.
22. Véase D. y C. 124:40–41.
23. D. y C. 124:41.
24. D. y C. 124:33.
25. D. y C. 128:5.
26. Véase D. y C. 128:18.
27. Véase Hechos 3:20–21.

L I A H O N A
86
pecados de todo el género huma-

Vida eterna en no…


“…Él fue el Primogénito del
Padre, el Hijo Unigénito en la

Cristo Jesús carne, el Redentor del mundo.


“Se levantó del sepulcro para ser
las ‘primicias de los que durmieron’
(1 Corintios 15:20). Como el Señor
Élder John M. Madsen Resucitado… ministró entre Sus
De los Setenta
‘otras ovejas’ (Juan 10:16) en la an-
tigua América… Él y Su Padre apa-
recieron al joven José Smith,
iniciando así la largamente prometi-
da ‘dispensación del cumplimiento
“Para conocer al Señor Jesucristo, nosotros y toda la humanidad de los tiempos’ (Efesios 1:10)…
debemos recibirlo. Y para recibirlo, debemos recibir a Sus siervos”. “…Su sacerdocio y Su Iglesia han
sido restaurados sobre la tierra, ‘edi-
ficados sobre el fundamento de…
En pocas palabras, la vida eterna es apóstoles y profetas, siendo la prin-
vivir para siempre como familias en cipal piedra del ángulo Jesucristo
la presencia de Dios (véase D. y C. mismo’ (Efesios 2:20).
132:19–20, 24, 55). “…algún día Él regresará a la tie-
En Su grandiosa oración interce- rra… [y] regirá como Rey de reyes y
sora, el Salvador da a la humanidad reinará como Señor de señores…
la clave para obtener la vida eterna: Todos nosotros compareceremos
“Y esta es la vida eterna: que te co- para ser juzgados por Él.
nozcan a ti, el único Dios verdade- “…Sus apóstoles debidamente
ro, y a Jesucristo, a quien has ordenados [testifican] que Jesús es
enviado” (Juan 17:3). el Cristo Viviente, el inmortal Hijo
Pero, ¿cómo puede el hombre lle- de Dios. Él es el gran Rey
gar a conocer al único Dios verda- Emanuel… Él es la luz, la vida y la
dero? esperanza del mundo” (“El Cristo
El Salvador responde: “Yo soy el Viviente”, Liahona, abril de 2000,
camino, y la verdad, y la vida; nadie pág. 2).
viene al Padre, sino por mí” (Juan Es algo maravilloso y absolu-
14:6). tamente esencial saber quién es el
Testifico que la única manera me- Señor Jesucristo.

H ace casi dos mil años, un


joven rico, hizo una pre-
gunta sumamente impor-
tante al Salvador: “Maestro bueno,
¿qué bien haré para tener la vida
diante la cual nosotros y toda la hu-
manidad podemos venir a nuestro
Padre Celestial y conocerlo, y de ese
modo obtener la vida eterna, es venir
al Señor Jesucristo y conocerlo.
Pero de nuevo, testifico que la
única manera mediante la cual
nosotros y toda la humanidad
podemos venir a nuestro Padre
Celestial y conocerlo, y de ese modo
eterna?” (Mateo 19:16). Pero, ¿quién es Jesucristo, para obtener la vida eterna, es venir al
“Oyendo” las instrucciones del que debamos ir a él y conocerlo? No Señor Jesucristo, y conocerlo.
Salvador y Su tierna invitación “ven creo que exista un resumen más ma- ¿Qué significa conocer al Señor
y sígueme” (Mateo 19:21), el joven ravilloso en cuanto a la identidad y Jesucristo, y cómo podemos llegar a
rico “se fue triste, porque tenía mu- el papel del Señor Jesucristo que la conocerlo?
chas posesiones” (Mateo 19:22). declaración que hizo la Primera El Salvador responde: “…estrecha
Trágicamente, millones de perso- Presidencia y el Quórum de los es la puerta y angosto el camino que
nas hoy en día aún valoran y prefie- Doce, intitulada “El Cristo Viviente: conduce a la exaltación y continua-
ren “las riquezas de la tierra”, en El Testimonio de los Apóstoles”, del ción de las vidas, y pocos son los que
vez de “las riquezas de la eternidad” cual cito lo siguiente: la hallan, porque no me recibís en el
(D. y C. 38:39), sin saber o com- “[Jesucristo] fue el Gran Jehová mundo ni tampoco me conocéis.
prender totalmente que “rico es el del Antiguo Testamento y el Mesías “Mas si me recibís en el mundo,
que tiene la vida eterna” (D. y C. 6:7; del Nuevo Testamento. Bajo la di- entonces me conoceréis…” (D. y C.
cursiva agregada), y que la vida eter- rección de Su Padre, Él fue el 132:22–23).
na es el don más grandioso que Dios Creador de la tierra… ¿Podemos verdadera y plenamen-
da al hombre (véase D. y C. 14:7). “…Él dio Su vida para expiar los te comprender Sus palabras? “…si

J U L I O D E 2 0 0 2
87
me recibís” a mí, al Gran Jehová, al
Mesías, al creador de la tierra, al
Salvador y al Redentor del mundo,
al Hijo inmortal de Dios; “…si
me recibís… entonces me conoceréis”
(D. y C. 132:23; cursiva agregada).
Para conocer al Señor Jesucristo,
nosotros y toda la humanidad debe-
mos recibirlo. Y para recibirlo, debe-
mos recibir a Sus siervos (véase
Mateo 10:40; D. y C. 1:38; 68:8–9;
84:36; 112:20).
Para recibirlo, debemos recibir la
plenitud de Su Evangelio, Su conve-
nio sempiterno, incluso todas esas
verdades o leyes, convenios y orde-
nanzas que la humanidad necesita
para entrar de nuevo en la presencia
de Dios (véase D. y C. 39:11; 45:9;
66:2; 76: 40–43; 132: 12; 133:57).
Para recibirlo, los fieles hijos de
Dios deben recibir Su sacerdocio y
magnificar sus llamamientos (D. y C.
84:33–35).
Pero, al final, para recibirlo y co-
nocerlo, nosotros, al igual que toda
la humanidad, debemos hacer lo que
nos exhorta Moroni: “…venid a
Cristo, y perfeccionaos en él” (Moroni
10:32; cursiva agregada). En otras
palabras, debemos venir a Cristo y
esforzarnos por “llegar a ser” como
Él es (véase Dallin H. Oaks, “El de-
safío de lo que debemos llegar a ser”,
Liahona, enero de 2001, pág. 40).
El Señor resucitado dijo: “¿qué
clase de hombres habéis de ser? En
verdad os digo, aun como yo soy”
(3 Nefi 27:27). El significado de la
palabra habéis como la utilizó en Su
pregunta: “…qué clase de hombres
habéis de ser” es de vital importancia
para entender Su respuesta: “…aun
Un grupo numeroso de visitantes a la conferencia pasa por las puertas
del lado norte de la Manzana del Templo.

como yo soy”. La palabra habéis signi- Ruego que pronto llegue “el día
fica “ha de ser necesario” o “tenéis el en que el conocimiento de un
deber o la obligación moral” (véase Salvador se [esparza] por toda na-
también Lucas 24:26); lo que sugiere, ción, tribu, lengua y pueblo”
como lo confirman las Santas (Mosíah 3:20; véase también Moisés
Escrituras, antiguas y modernas, que 7:62; Isaías 11:9), que todos los que
es “necesario” que estemos “obliga- tengan el deseo, lo reciban a Él, sí,
dos” como si fuese por convenio “a al Señor Jesucristo, y que le conoz-
ser” como Él declaró: “aun como yo can, para que puedan venir a nues-
soy” (3 Nefi 27:27; véase también tro Padre Celestial y conocerle, y así
3 Nefi 12:48; Mateo 5:48; 1 Juan obtener la vida eterna, en el nombre
3:2; Moroni 7:48). de Jesucristo. Amén. 

L I A H O N A
88
Algunas enseñanzas
PRINCIPIO 2: APRENDAN LA
IMPORTANCIA DE LEER LAS
ESCRITURAS
José Smith las conocía porque las

básicas de la historia estudiaba. Él nos dijo: “…un día


estaba leyendo la Epístola de
Santiago, primer capítulo y quinto
versículo, que dice: Y si alguno de vo-

de José Smith sotros tiene falta de sabiduría, pídala a


Dios, el cual da a todos abundante-
mente y sin reproche, y le será dada”
Élder Carlos H. Amado (JSH 1:11).
Del Quórum de los Setenta Durante su corto ministerio, José
Smith recibió, además, muchas
otras revelaciones importantes que
vinieron como resultado de leer y
escudriñar las Escrituras. Usted
“La conversión es un proceso espiritual y personal. Cada debe estudiarlas para llegar a cono-
cer a Dios, quien es la fuente de
individuo debe poner a prueba, por sí mismo, la veracidad de toda verdad.
esos principios”.
PRINCIPIO 3: CONOZCAN EL VALOR
DE LA ORACIÓN
misionero; y hasta el día de hoy, El joven José dijo:
me continúa llenando de gratitud y “Finalmente llegué a la conclu-
asombro. Desde que José Smith la sión de que tendría que permanecer
escribió permanece como una ben- en tinieblas y confusión, o de lo
dición y un legado de fe para el contrario, hacer lo que Santiago
creyente sincero; es una invitación aconsejaba, esto es, recurrir a Dios”
abierta para el que busca la verdad, (JSH 1:13).
y es un desafío permanente para el “…Era la primera vez en mi vida
incrédulo. que hacía tal intento, porque en
A los que aún no son miembros medio de toda mi ansiedad, hasta
de la Iglesia les sugiero que lean el ahora no había procurado orar vo-
testimonio de José Smith con verda- calmente” (JSH 1:14).
dera intención. Sentirán su sinceri- “…me arrodillé y empecé a ele-
dad y descubrirán el establecimiento var a Dios el deseo de mi cora-
de la Iglesia ¡restaurada en una zón…” (JSH 1:15).
forma milagrosa! “…Había descubierto que el tes-
Aunque el contenido espiritual timonio de Santiago era cierto; que
de este fascinante relato es amplio, si el hombre carece de sabiduría,
me limitaré a compartir cinco prin- puede pedirla a Dios y obtenerla sin

L a historia del profeta José


Smith fue escrita para com-
partir el origen de la restau-
ración de la Iglesia de Jesucristo en
estos últimos días. Su contenido es
cipios que, al igual que al joven
Profeta, les ayudará a conocer a
Dios.

PRINCIPIO 1: TENGAN UN
reproche” (JSH 1:26).
Nuestro Padre Celestial, como un
padre perfecto, sabe todas sus nece-
sidades espirituales y materiales,
está deseoso de bendecirlo a usted,
una prueba de confianza en las DESEO SINCERO DE APRENDER por eso le ha dado el mandamiento,
promesas de Dios, y una fuente de LA VERDAD de que lo busque y le pida.
gozo y convicción para todos los José Smith poseía un deseo José llegó a saber la verdad por-
que creemos en ella. intenso de conocer a Dios, y hacer que oró. Hoy día, millones de miem-
He podido leerla muchas veces Su voluntad. Usted también puede bros de esta Iglesia también
en tiempos y circunstancias dife- despertar ese mismo deseo porque testifican de la certeza de la restau-
rentes. Me impresionó cuando fui recibió de Dios mismo, antes ración porque, siguiendo este conse-
niño; fue una guía y fuente de for- de venir a la tierra, sus primeras jo, pidieron con fe; usted tiene el
taleza contra las tentaciones cuan- lecciones sobre la verdad. Cuando mismo derecho de obtener respuesta
do fui adolescente; la compartí con reconozca esa verdad, esfuércese a sus oraciones porque un testimonio
valor y entusiasmo como joven por vivir de acuerdo con ella. es un regalo que Dios da únicamente a

J U L I O D E 2 0 0 2
89
los que piden con verdadera intención.
Inténtelo y recibirá los beneficios
prometidos.

PRINCIPIO 4: DESCUBRAN LA
BENDICIÓN DE LA MEDITACIÓN
José Smith meditaba a menudo,
pensaba, analizaba, comparaba, se
esforzaba por encontrar respuestas
a lo que leía en las Escrituras. Él
dijo:
“Durante estos días de tanta agi-
tación, invadieron a mi mente una
seria reflexión y gran inquietud;… a
menudo me decía a mí mismo:
¿Cuál de todos esos grupos tiene la
razón; o están todos en error? Si uno
de ellos es verdadero, cuál es, y
como podré saberlo?” (JSH1: 8, 10).
“Ningún pasaje de las Escrituras
jamás penetró el corazón de un
hombre con más fuerza que este en
esta ocasión, al mío. Parecía intro-
ducirse con inmenso poder en cada
fibra de mi corazón. Lo medité repe-
tidas veces…” (JSH1:12)
La meditación es pensar en ver-
dades eternas y preguntarse una y
mil veces, ¿cómo puedo saber?
¿Cómo han llegado a saber otros?
¿Cómo llegará usted a saber de
esto? Por favor, medítelo seriamente.

PRINCIPIO 5: OBTENGAN EL GOZO DE


ASISTIR A LA IGLESIA
En su lucha por encontrar la ver-
dad, José Smith asistió a varias de-
nominaciones de su comunidad. De
su entrevista con el Padre y el Hijo
él describió claramente las instruc-
ciones que recibió concerniente a
las otras sectas:
“pregunté a los Personajes que es-
taban en la luz arriba de mi, cuál de
todas las sectas era la verdadera
(porque hasta ese momento nunca
se me había ocurrido pensar que
todas estuvieran en error), y a cuál renovar convenios, recibir las orde- de dudas, desconfianza o temor.
debía unirme” (JSH 1:18). nanzas de salvación y exaltación para Dios nos promete, a causa de su mi-
“mi deber era no unirme a ningu- volver a la presencia de Dios con sericordia, que dará respuesta a
no de ellos, sino permanecer como nuestra familia. Usted está cordial- nuestras peticiones de acuerdo con
estaba hasta que se me dieran más mente invitado a venir a la Iglesia y nuestra capacidad; sólo los que lo
instrucciones” (JSH 1:26). ver por sí mismo todas estas cosas. obedecen con verdadera intención
Todos necesitamos conocer el La conversión es un proceso espi- recibirán su respuesta a través del
Reino de Dios en la tierra y obtener ritual y personal. Cada individuo Espíritu Santo, lo cual llega a ser un
un testimonio de su realidad. debe poner a prueba, por sí mismo, la verdadero regalo de Dios.
Asistimos a la Iglesia para sentir veracidad de esos principios. No El Espíritu Santo es también
el Espíritu, conocer Su doctrina, basta un aislado intento acompañado llamado el Consolador y el

L I A H O N A
90
Testificador. A Él le debemos nues-
tro conocimiento y testimonio de
Cristo como el Hijo de Dios.
Después de su bautismo, si se
La caridad: amor
mantiene digno y fiel a sus conve-
nios, tendrá la guía constante del
Espíritu Santo, a través de susurros,
impresiones, sentimientos, sueños y
perfecto y eterno
amonestaciones. Élder Gene R. Cook
De los Setenta
Las Escrituras y la historia descri-
ben a personas que oyeron, conver-
saron o de alguna forma tuvieron
evidencias palpables de la existencia
de Dios y Su plan para salvarnos. Sin
embargo, no se mantuvieron fieles a “A medida que pensemos y actuemos más y más como Él, los
sus convicciones. atributos del hombre natural se irán desvaneciendo y en su lugar
Aprendemos de ello que no es lo
que se percibe a través de los sentidos surgirán el corazón y la mente de Cristo”.
físicos, sino lo que se siente bajo la in-
fluencia del Espíritu Santo, lo que nos
permitirá entender a Dios y seguirle. “de mayor gozo para el alma”2, “el
Cuando una persona ha aprendi- más grande de todos los dones de
do estos principios elementales y Dios”3, “perfecto” y “eterno”4.
deja de practicarlos, pierde la luz y la A pesar de ser tan difícil de descri-
guía para entender a Dios y a Sus bir, la caridad se reconoce con facili-
profetas. La señal externa es apartar- dad en la vida de quienes la poseen.
se, inactivarse o aun contender con- ■ Se reconoce en una abuela an-
tra la Iglesia; la señal interna es que ciana y lisiada que se subscribe al
dejaron de hacer una o más de estas periódico de la tarde porque sabe
cinco cosas; que su nieto repartidor de diarios lo
1. Dejaron de amar la verdad y de trae todos los días a su casa, donde
buscarla. él se sienta junto a ella y ella le en-
2. Dejaron de leer las Escrituras. seña a orar.
3. Dejaron de orar a Dios. ■ Se reconoce en una madre que
4. Dejaron de meditar en las durante una época de dificultades
cosas eternas. económicas deja los mejores alimen-
5. Dejaron de asistir a la Iglesia. tos a su familia y, para sorpresa de
Es admirable que con menos de todos, disfruta de lo que queda.
15 años de edad en una época de ■ Se reconoce en un hombre que
gran confusión religiosa, en medio
de mucha oposición y aun persecu-
ción, José Smith paciente y diligen-
temente obedeció y nos enseñó el
proceso simple, pero eficaz, para
M is queridos hermanos y
hermanas, deseo en este
momento, más que cual-
quier otra cosa, dar testimonio, un
testimonio personal, del amor que
recibe una reprimenda pública sin
merecerla, pero con humildad la re-
cibe de todos modos.
¿No es acaso caridad lo que tie-
nen en común todos estos ejemplos,
acercarnos a Dios. Dios tiene por mí, por ustedes y por ese desinterés, el no procurar recibir
Este proceso requiere que apren- toda la humanidad. ¿Qué hombre es algo a cambio? Todos nuestros atri-
damos precepto por precepto, un competente de tal manera que butos divinos parecen surgir y ser
poco aquí y un poco allí, hasta desa- pueda expresar la inmensidad de su parte de éste 5. Todos los hombres
rrollar fe y un entendimiento claro gratitud en reconocimiento al amor pueden tener el don del amor, pero
de nuestro potencial divino. (Véase de Dios? ¡Cuán bendecido he sido al la caridad se otorga sólo a los que
2 Nefi 28:30.) estar con ustedes por tantos años y son discípulos verdaderos de Cristo6.
Es nuestra responsabilidad de for- encontrar el amor puro de Cristo El poder mismo de Dios se en-
talecer día a día las impresiones que que de ustedes emana! Grande es mi cuentra en Sus atributos divinos7. El
se sienten a través del Espíritu, prac- deuda con ustedes y con Dios. poder del sacerdocio se mantiene
ticando estos cinco principios cons- mediante dichos atributos 8 .
tantemente. LA DEFINICIÓN DE LA CARIDAD Procuramos desarrollar esos atribu-
Ruego que así sea, en el nombre El Señor dijo que la caridad es “el tos, en particular la caridad, el amor
de Jesucristo. Amén.  amor puro de Cristo”1, la cosa que es puro de Cristo9.

J U L I O D E 2 0 0 2
91
DESTRUCTORES DEL AMOR Y DE LA PAZ
No obstante, el diablo, el des-
tructor de este amor, intenta substi-
tuirlo con ira y hostilidad 10 . Mi
amigo William se sentía de esa ma-
nera: hostil. A su modo de ver, sin
importar lo que ocurriese —una en-
fermedad, una muerte, un hijo re-
belde, una debilidad personal, una
oración “sin contestar”— la culpa
era del Señor, lo que le endureció el
corazón. Su ira interior, que por la
más mínima razón salía a la superfi-
cie, estaba dirigida a Dios, al próji-
mo y a sí mismo. De su corazón
emanaban la falta de fe, la obstina-
ción, el orgullo, la contención, la
pérdida de esperanza, de amor y de
dirección. ¡Se sentía abatido!
Esos destructores de la paz11 no le
permitieron sentir a William los sen-
timientos que Dios tiene por él; no
podía ni descubrir ni sentir el amor de
Dios. No se dio cuenta, especialmen-
te en esos momentos difíciles, que
Dios lo bendecía y que aún lo bendi-
ce abundantemente. Por el contrario, que ella tenía de sí misma se convir- dones majestuosos: la gloria de toda
correspondió al amor con ira. ¿No tió en la imagen que Él tenía de ella. la creación18, la tierra, los cielos; los
nos hemos sentido todos así a veces? sentimientos de amor y gozo que ex-
Aun cuando no nos merecimos amor, RECONOCER, RECIBIR Y COMUNICAR perimentan; Sus respuestas de mise-
Él nos amó más que nadie. Cierta- EL AMOR DE DIOS ricordia y perdón, y las innumerables
mente, Él nos ama primero12. Entonces, ¿cómo podemos vestir- contestaciones a las oraciones; el
nos más plenamente “con el vínculo don de los seres queridos; y, final-
SUFRIR CON UN PROPÓSITO: de la caridad… de la perfección y de mente, el don más grande de todos:
LA CARIDAD DA PODER la paz”?15. Permítanme darles tres su- el don que el Padre nos dio en Su
Ahora bien, mi amiga cristiana gerencias: Hijo Expiador, el Perfecto en cari-
Betty era todo lo contrario. Ella en- 1. Reconocer Su amor. Pidan, “con dad, sí, el Dios de amor.19
frentó muchas de las mismas dificul- toda la energía de [sus] corazones”16, 2. Recibir Su amor con humildad.
tades que enfrentó William, pero recibir este don. Háganlo con man- Sean agradecidos por el don y, en
debido a que ella sintió el amor de sedumbre, con un corazón quebran- especial, por el Dador del don20. La
Dios, padeció las tribulaciones en el tado, y serán llenos de la esperanza y gratitud verdadera es la capacidad
nombre del Salvador13, participó de del amor del Espíritu Santo mismo. de ver, sentir e incluso recibir el
Su naturaleza divina14, y así obtuvo Él les revelará a Cristo17. amor con humildad21. La gratitud es
una mayor fe en Dios y un amor Parte del don de la caridad es una manera de devolver amor a
mayor por Él, así como la fortaleza poder reconocer la mano del Señor Dios. Reconozcan Su mano, dígan-
para lidiar con lo que tuviera que y sentir Su amor en todo lo que nos selo, exprésenle el amor que le tie-
afrontar. rodea. En ocasiones, no nos resulta- nen 22 . A medida que realmente
Su amor por los demás aumentó; rá fácil descubrir en todo lo que ex- lleguen a conocer al Señor, desarro-
parecía incluso perdonar a las perso- perimentemos el amor del Señor por llarán una relación íntima y sagrada
nas de antemano. Aprendió a hacer nosotros, porque Él es un dador per- que se basa en la confianza.
que sintieran su amor; aprendió que el fecto y anónimo. Durante toda la Llegarán a saber que Él entiende sus
amor que se comparte, se multiplica. vida procurarán descubrir Su mano aflicciones23 y que siempre les res-
Finalmente, aprendió a amarse y los dones que ha conferido sobre ponderá, mediante la compasión,
más a sí misma, mostrando más ama- ustedes debido a la forma íntima, con amor.
bilidad, dulzura y longanimidad. modesta y humilde que tiene de Recíbanlo. Siéntanlo. No basta
Dejó de tener poca autoestima y co- otorgar esos maravillosos dones. con simplemente saber que Dios los
menzó a amarse a sí misma de la ma- Por un momento, reflexionen ama. El don se debe sentir de forma
nera en que Dios la ama. La imagen conmigo en cuanto a los siguientes continua cada día24. Entonces, les

L I A H O N A
92
servirá de motivación divina a lo Generales aquí presentes. Que el juzgar, el fomentar sentimientos heridos, el
largo de su vida. Arrepiéntanse. Señor nos bendiga para que en todo orgullo, la contención, el murmurar, el bus-
Aparten de su vida las cosas del momento “los afectos de [nuestros car honores, la competencia, el mentir.
mundo 25 , entre ellas el enojo. corazones] se funden en [Él] para Todos éstos son propios del hombre natu-
Reciban la continua remisión de sus siempre”34. “Que sean ligeras [nues- ral, pero no del hombre de Cristo.
pecados26 y refrenarán todas sus pa- tras] cargas mediante el gozo de su 12. Véase 1 Juan 4:19.
siones y estarán llenos de amor27. Hijo”35, es mi ruego en el nombre de 13. Véase D. y C. 138:13. Mi amiga
3. Comunicar Su amor. La res- Jesucristo. Amén.  sabía que el sufrimiento la ayudaría a pro-
puesta que el Señor nos da siempre barse a sí misma (véase Abraham 3:24–25;
está llena de amor. ¿No debemos, NOTAS D. y C. 98:13–14); aprender a escoger entre
acaso, responder al Señor del mismo 1. Moroni 7:47. el bien y el mal (véase 2 Nefi 2:18); apren-
modo, con sentimientos reales de 2. Véase 1 Nefi 11:22–23; 8:10–12. der que tras la tribulación vienen las bendi-
amor? Él otorga gracia (o bondad) 3. 1 Nefi 15:36. ciones (véase D. y C. 58:2–4); aprender la
sobre gracia, atributo sobre atributo. 4. Moroni 8:17. obediencia, la paciencia y la fe (D. y C.
A medida que nuestra obediencia 5. “He aquí una virtud, atributo o prin- 105:6; Mosíah 23:21; Romanos 5:3–5); ob-
aumenta, recibimos más gracia (o cipio que, si los Santos de los Últimos Días tener el perdón de los pecados (véase
bondad) por la gracia que le devol- la valoran y la practican, resultará en la sal- Helamán 15:3; D. y C. 132:50, 60; 95:1).
vemos a Él28. Ofrézcanle el refina- vación de miles de millares. Me refiero a la 14. Véase 2 Pedro 1:1–8.
miento de sus atributos, para que caridad o el amor de donde proceden el 15. D. y C. 88:125.
cuando él se manifieste, sean seme- perdón, la mansedumbre, la benevolencia y 16. Moroni 7:48.
jantes a Él29. la paciencia” (Enseñanzas de los Presidentes 17. Véase Moroni 8:25–26; Romanos
Cuando la persona sumerge en de la Iglesia: Brigham Young, pág. 230). 5:5; 2 Nefi 26:13.
amor sus pensamientos por primera 6. Véase Moroni 7:48. ¿Existe diferen- 18. Véase Moisés 6:63; Alma 30:44.
vez y comunica esos sentimientos a cia entre el amor y la caridad? El Señor se 19. Véase 1 Juan 4:8.
Dios, al hombre o a sí mismo, el ha referido a ellos como atributos diferen- 20. Véase D. y C. 88:33.
Espíritu ciertamente otorgará una tes en varias ocasiones, como por ejemplo 21. Véase Alma 5:26.
porción magnificada de ese atributo. en D. y C. 4:5. Hay quienes han dicho que 22. Véase Alma 26:16; Moroni 10:3.
Eso es verdad con respecto a todos la caridad es amor más sacrificio, un amor 23. Véase D. y C. 133:52–53.
los atributos divinos. Los sentimien- perfeccionado con el tiempo. Tal vez la ca- 24. Véase Alma 34:38.
tos rectos que una persona genera ridad es para el amor lo que la fe es para la 25. Véase 1 Juan 2:15–17.
parecen preceder a un incremento creencia. Tanto la fe como la caridad re- 26. Véase Mosíah 4:12.
de esos sentimientos por el Espíritu. quieren acción, obra y sacrificio. La caridad 27. Véase Alma 38:12.
A menos que se sienta amor, no se abarca Su amor por nosotros, nuestro amor 28. Véase D. y C. 93:12–13, 20.
puede comunicar amor verdadero a por Él y el amor cristiano por los demás. 29. Véase 1 Juan 3:1–3.
los demás. El Señor nos ha dicho 7. D. y C. 84:19–24. 30. Véase Juan 13:34; D. y C. 112:11.
que debemos amarnos unos a otros 8. D. y C. 121:41–46. 31. “Deben guardarse del orgullo y
como Él nos ha amado30, por lo que 9. “El hombre que se siente lleno del de querer superar el uno al otro; más bien
recuerden: para ser amado, hay que amor de Dios no se conforma con bende- deben obrar para el bien de cada cual”
amar realmente31. cir solamente a su familia, sino que va por (Enseñanzas del Profeta José Smith,
todo el mundo, con el deseo de bendecir a pág. 180).
LOS FRUTOS DEL DON DE LA CARIDAD toda la raza humana” (Enseñanzas del 32. Véase 1 Corintios 2:16; 2 Corintios
Hermanos y hermanas, como tes- Profeta José Smith, pág. 208) 10:5.
tigo especial de Cristo, una vez más 10. Alma 62:41. Cuando realmente se 33. “El hombre que es verdaderamente
les doy testimonio del amor asombro- sufre en la vida, el diablo siempre se hace grande es el que se parece a Cristo. Lo que
so que Dios tiene por cada uno en presente para llenar de ira los corazones ustedes con sinceridad piensen en su cora-
forma individual. El magnificar ese de los hombres, mientras que el Señor zón acerca de Cristo determinará en gran
don de Dios resultará en un corazón emana amor continuamente. Enfrentando parte lo que son y definirá ampliamente
nuevo, un corazón puro, y un amor y el mismo sufrimiento, “…muchos se habí- cuál ha de ser su comportamiento… Al
una paz que siempre estarán en au- an vuelto insensibles… y muchos se escogerlo a Él como el ideal a seguir, in-
mento. A medida que pensemos y ablandaron a causa de sus aflicciones… fundimos en nosotros mismos el deseo de
actuemos más y más como Él, los (Alma 62:41)”. ¡Qué hermoso ejemplo de ser semejantes a Él, de tener comunión
atributos del hombre natural se irán cómo responder a las aflicciones! con Él” (David O. McKay en Conference
desvaneciendo y, en su lugar, surgirán 11. Los siguientes figuran entre los des- Report, abril de 1951, págs. 93, 98). Si
el corazón y la mente de Cristo32. Nos tructores del amor y la paz del hombre, piensan en Él lo suficiente, comenzarán a
volveremos semejantes a Él y, enton- aunque no son los únicos: el miedo, el per- actuar como Él. Si actúan como Él lo sufi-
ces, verdaderamente le recibiremos33. feccionismo, la envidia, la falta de sumi- ciente, ciertamente se volverán como Él.
El profeta del Señor los ama, al sión, la duda, el enojo, los celos, el control 34. Alma 37:36.
igual que todas las Autoridades injusto, la incredulidad, la impaciencia, el 35. Alma 33:23.

J U L I O D E 2 0 0 2
93
Sientan el amor
del Señor
Bonnie D. Parkin
Presidenta General de la Sociedad de Socorro

“Si yo pudiera hacer que ocurriera una cosa por las mujeres de
esta Iglesia, sería que cada una de ellas pudiera sentir a diario el
amor del Señor en su vida”. vengo sintiendo desde hace varias
semanas.
Ayer, al llegar a casa, me encon-
Estoy agradecida por mi esposo, Jim, tré con un fax que me habían man-
un compañero maravilloso a quien dado desde Bélgica nuestro hijo
amo; y agradezco el apoyo que me David y su esposa, Jennifer. David
da. Él es un hombre de integridad. decía: “Madre, sé que puedes hacer-
Estoy agradecida por mis hijos y por lo. Tal vez no recuerdes, pero tenías
sus respectivas esposas que los han un pasaje de las Escrituras pegado
ayudado a convertirse en mejores en el refrigerador, que decía: ‘Yo y
hombres. Siento agradecimiento por mi casa serviremos a Jehová’ (Josué
mis nietos. La otra noche fuimos a 24:15)”. Agregaba: “Yo me pasaba
la casa de uno de nuestros cuatro abriendo el refrigerador, y sabía que
hijos para contarle de este llama- tú y papá se tomaban muy en serio
miento. Ya habían acostado a sus lo que dice esa Escritura”. Estoy
hijos. Les dije a Brett y Angie: “Me muy agradecida por nuestros hijos.
han llamado a ser la Presidenta Estoy agradecida a las mujeres de
General de la Sociedad de Socorro”. la Iglesia que me han servido de
Y Brett dijo: “¿A ti? ¿Presidenta de guía, que me han brindado afecto,
la Sociedad de Socorro de toda la que me han enseñado y que han
Iglesia?”. ¿Acaso no son maravillo- creído en mí. Estoy agradecida por
sos los hijos? Él expresó lo que yo los misioneros de la Misión

H ermanos y hermanas, existe


un dicho que dice: “Si de-
seas progresar, acepta la
oportunidad que te haga superar tu
ser banal”. Y estoy segura de que he
de progresar. Permítanme expresar
nuestro agradecimiento a la herma-
na Smoot, a la hermana Dew y a la
hermana Jensen por el gran servicio
que nos han brindado a todos los
miembros de la Iglesia. Expreso mi
gratitud a mis consejeras, Kathy y
Anne, por estar dispuestas a servir:
son ellas mujeres de fe.
En este día me siento sumamente
agradecida por mi madre y mi padre,
por las enseñanzas que me inculca-
ron, por su amor y por haberme en-
señado a trabajar, y yo sí sé trabajar.

L I A H O N A
94
Inglaterra Londres Sur, por su bon-
dad y por la forma en que guardan
sus convenios. Estoy agradecida por
los santos británicos que me brinda-
La oportunidad de
ron cariño y me ayudaron a ser parte
de ese gran país.
Ahora bien, hermanos y
hermanas, no sé por qué fui llamada,
servir
mas sé que fui llamada. Les entrego Élder Gerald N. Lund
De los Setenta
mi amor y mi apoyo, y les pido que
tengan paciencia conmigo a medida
que aprenda mi nueva función.
Invito a las mujeres jóvenes adul-
tas de la Iglesia, dondequiera que
estén, a considerar la Sociedad de “Sé cuán intensamente nos ama Dios y cuán perfectamente
Socorro y saber que allí se les necesi- preciso es Su amor por nosotros”.
ta, que las amamos y que juntas po-
demos tener una gran experiencia.
Por favor, vengan y formen parte de libro de Alma en el cual Alma anhe-
nosotros. la tener la voz de un ángel.
Como dijo (el autor estadouni- Entonces, Alma se arrepiente de in-
dense) Wallace Stegner al escribir mediato de esos sentimientos, y en el
sobre los mormones: “Sus mujeres versículo cuatro hace una declara-
eran increíbles”1. ¡Y lo son hoy en ción impresionante. Sugiere que de-
día! Yo sé que el Señor ama a las bemos tener cuidado con lo que
mujeres de la Iglesia. Si yo pudiera deseamos, puesto que el Señor nos
hacer que ocurriera una cosa por las concede según los deseos de nuestro
mujeres de esta Iglesia, sería que corazón, y luego agrega lo que, para
cada una de ellas pudiera sentir a mí, es una declaración impactante:
diario el amor del Señor en su vida. “…ya sea para salvación o destruc-
He sentido el amor del Señor en mi ción”. Dios nos concederá, según
vida, y estoy tan agradecida por ello. nuestra voluntad, las cosas que de-
Estoy agradecida por la paz que he seemos (véase Alma 29:1–5).
experimentado. Me fui a casa ese día, y aunque no
Testifico de mi Salvador me parecía que ninguno de mis dese-
Jesucristo. Sé que Él vive. He senti- os fuese injusto, me di cuenta en ese
do Su amor. He sentido Su perdón. momento de que esos deseos eran
Recuerdo a una misionera que ter-
minaba su misión y que en su último
testimonio dijo: “Vine a la misión
para hacer saber a nuestro Padre
Celestial cuánto lo amo, para expre-
H ace unos tres años, tras tra-
bajar treinta y cuatro años
para el Sistema Educativo
de la Iglesia, mi esposa y yo decidi-
mos jubilarnos y encaminar nuestra
míos. Ese día comencé a intentar in-
formarle al Señor de que lo que yo
quería hacer era cumplir Sus deseos.
Aun cuando en ese momento pensé
que realmente lo deseaba así, llegué
sarle agradecimiento y para pagarle vida por un rumbo diferente, así que a darme cuenta que se trata de algo
lo debido”, y añadió: “Me voy más comenzamos en esa época a hacer fácil de decir pero difícil de hacer.
en deuda con Él de lo que haya esta- planes. Cambiamos de residencia Tal como explicó el élder Maxwell
do antes de venir”. para vivir más cerca de nuestros hijos ayer, solamente cuando en verdad
Doy mi testimonio del poder del y nietos. Inicié lo que a mi parecer entregamos nuestro corazón a Dios,
profeta de Dios, el presidente eran maravillosos proyectos. Pensé puede Él comenzar a acelerar el pro-
Gordon B. Hinckley, y me siento que algunos de ellos eran simplemen- ceso de purificación, de santificación
agradecida por él y por su amor y por te geniales. Y entonces llegó uno de y de perfeccionamiento (véase
todos los profetas que han deposita- esos momentos que cambian la vida. Helamán 3:35). Hemos descubierto
do confianza en mí. De estas cosas En esa época teníamos el privile- en los tres años que han transcurrido
testifico en el nombre de Jesucristo. gio de vivir enfrente del élder F. desde entonces que el Señor ha en-
Amén.  Enzio Busche, que ahora es un caminado nuestras vidas por rumbos
Setenta emérito, y su esposa. Un día, diferentes de los que esperábamos, y
NOTA el élder Busche enseñó la lección de éste es el más reciente.
1. The Gathering of Zion: The Story of nuestro quórum de sumo sacerdotes, Precisamente el otro día, después
the Mormon Trail , 1964, pág. 13. y citó un pasaje de las Escrituras del de que el presidente Hinckley me

J U L I O D E 2 0 0 2
95
quienes lo conocían y amaban, y he
llegado a saber que él fue un profeta
de profetas, un hombre digno de lle-
var a cabo la Restauración de esta úl-
tima y gran dispensación. He llegado
a saber con gran poder que las llaves
que él restauró han sido transferidas
sin interrupción hasta este día y que
residen ahora en nuestro profeta vi-
viente, sí, Gordon B. Hinckley.
Repito una vez más que nos rego-
cijamos con esta oportunidad de
servir. De manera profunda nos da
humildad y es un gran honor, y les
dejo ese testimonio en el nombre de
Jesucristo. Amén. 

Abajo: Interior de los vestíbulos del


Centro de Conferencias.

llamó a mí y a mi esposa, me encon- el Espíritu me conmovió de modo


traba leyendo el libro de Deu- tal que me di cuenta de lo impor-
teronomio y hallé un versículo en el tante que es la mujer con que uno
capítulo doce que se ha vuelto muy se casa. A partir de entonces co-
significativo para mí. Está en forma mencé a orar para que el Señor me
de mandamiento. El Señor dice: encontrara a la mujer que habría de
“…te alegrarás delante de Jehová tu ser mi compañera eterna. Esas ora-
Dios de toda la obra de tus manos” ciones fueron contestadas, y todo lo
(Deuteronomio 12:18). Nos senti- que ahora disfrutamos en nuestra fa-
mos agradecidos por este privilegio milia con hijos y nietos es en gran
de regocijarnos delante del Señor en parte debido a ella.
esta nueva oportunidad. He llegado a saber que Jesús es
Desde que emprendimos esos ca- nuestro Cristo, que las misericordias
minos, hemos llegado a saber cuán de Él y del Padre son infinitas y sem-
verdaderamente misericordioso es piternas, aun cuando no las merece-
Dios, cuán intensamente nos ama y mos. Siempre he amado al profeta
cuán perfectamente preciso es Su José Smith, y tuve el privilegio de
amor por nosotros. Cuando yo tenía pasar unos diez años dedicado a un
dieciséis años y no era lo suficiente- estudio intenso y extenso de su vida,
mente listo para saber nada de nada, de sus escritos, de sus enseñanzas y de

L I A H O N A
96
ciertamente son profetas, videntes y

A donde me reveladores.
Amo al Señor. Amo a esta
Iglesia. Amo a los santos fieles y ma-

mandes iré ravillosos de todo el mundo que


hacen todo lo que les es posible por
cumplir sus responsabilidades y vivir
de acuerdo con su religión. Doy tes-
Élder William R. Walker timonio de que Dios vive y de que
De los Setenta
Jesucristo, Su Hijo, es nuestro
Salvador y Redentor. Lo amo. Deseo
hacer todo lo que esté a mi alcance
para servirle como Él desea que le
sirva, y digo estas palabras, dejándo-
“Amo [al Señor]. Deseo hacer todo lo que esté a mi alcance para les mi testimonio de la veracidad de
servirle como Él desea que le sirva”. estas cosas, en el nombre de
Jesucristo. Amén. 

M is amados hermanos y her-


manas, con gran humildad
y agradecimiento vengo
ante ustedes en este lugar santo. De
niño me crié en Raymond, Alberta,
Canadá, y me gustaba cantar “A
donde me mandes iré, Señor” (véase
Himnos, No. 175). Cada vez que
cantábamos esas palabras en la reu-
nión sacramental o en la Escuela
Dominical, ellas infundían en mi co-
razón y en mi alma un cometido, de
modo tal que siempre deseaba ir a
donde el Señor me mandase ir, decir
lo que Él me mandase decir y ser “lo
que Tú quieras” que sea, Señor.
Hoy, me parece adecuado reafirmar Gordon B. Hinckley y a sus conseje- La gente que asiste a la conferen-
una vez más ese cometido. ros, el presidente Monson y el presi- cia se reúne afuera de una de las
Estoy agradecido por el voto de dente Faust, y al presidente Packer y entradas del Centro de
sostenimiento recibido ayer y, junto a los Doce como profetas, videntes y Conferencias.
con ustedes, sostengo al presidente reveladores. Doy testimonio de que

J U L I O D E 2 0 0 2
97
“Y levantándose, reprendió al

Las cosas apacibles viento, y dijo al mar: Calla, enmu-


dece. Y cesó el viento, y se hizo
grande bonanza” (Marcos 4:37–39).

del reino ¿Pueden imaginarse lo que deben


haber pensado los apóstoles al ver
los elementos mismos —el viento, la
lluvia y el mar— obedecer el man-
Élder M. Russell Ballard dato tranquilo de su Maestro?
Del Quórum de los Doce Apóstoles
Aunque recién se les había llamado
al santo apostolado, conocían y
amaban a su Maestro; y en Él creí-
an. Habían abandonado sus ocupa-
ciones y sus familias para seguirlo.
“La paz —la paz verdadera que se siente hasta lo más profundo En un período relativamente corto,
del alma— sólo se recibe con y por medio de la fe en el Señor le habían escuchado enseñar cosas
increíbles y lo habían visto obrar
Jesucristo”. grandes milagros. Pero lo que ahora
presenciaban iba más allá de su en-
buenas nuevas del Evangelio. tendimiento, lo cual seguramente se
Por muchas razones, ésos fueron reflejó en sus rostros.
días desalentadores para los hijos de “Y les dijo: ¿Por qué estáis así
Israel. Subyugados bajo el dominio amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?
del Imperio Romano, añoraban la li- “Entonces temieron con gran
bertad y la paz. Esperaban al Mesías, temor, y se decían el uno al otro:
seguros de que Él vendría para li- ¿Quién es éste, que aun el viento y
brarlos de la opresión física y políti- el mar le obedecen?” (Marcos
ca. Y algunos respondieron al 4:40–41).
Evangelio de felicidad y paz que el En épocas turbulentas y a veces
Salvador trajo, aunque en un princi- alarmantes, la promesa que el
pio no apreciaron plenamente todas Salvador nos hace de paz infinita y
sus implicaciones espirituales. eterna resuena en nosotros con es-
Un cierto día, a principios del mi- pecial fuerza, del mismo modo que
nisterio terrenal del Señor, una gran su habilidad de calmar las olas
multitud lo siguió hasta el Mar de enfurecidas debe haber afectado
Galilea, y se reunieron alrededor de profundamente a quienes le acom-
Él en la orilla. “…tanto que entrando pañaron en el Mar de Galilea
en una barca, se sentó en ella en el aquella noche tormentosa, hace ya

M is hermanos y hermanas,
quisiera, en nombre de
todos nosotros, expresar
nuestro agradecimiento a la
Presidencia de la Sociedad de
mar; y toda la gente estaba en tierra
junto al mar. Y les enseñaba por pará-
bolas muchas cosas” (Marcos 4:1–2).
Fueron grandes y maravillosas las
cosas que se enseñaron ese día,
tanto tiempo.
Al igual que las personas que vi-
vieron durante Su ministerio terre-
nal, hay entre nosotros quienes
buscan la paz y la prosperidad físicas
Socorro y a su mesa directiva, que entre ellas la parábola del sembrador como señales del extraordinario
han prestado tan buen servicio y (véase Marcos 4:3–20). Al finalizar poder del Salvador. A veces no nos
que recientemente han sido releva- un día entero de enseñanza e ins- damos cuenta que la paz eterna que
das. Una vez más, nos acercamos a trucción, el Señor sugirió a sus discí- Jesús promete es una paz interior,
la conclusión de una conferencia pulos que atravesaran el Mar de nacida de la fe, anclada en el testi-
general edificante e inspiradora. Galilea para llegar al otro lado. monio, nutrida por el amor y expre-
Durante estos días de enseñanza y Mientras navegaban por la sada mediante la obediencia y el
testimonio, me siento siempre vigo- noche, “se levantó una gran tempes- arrepentimiento continuos. Es una
rizado e iluminado; y sé que la ma- tad de viento, y echaba las olas en la paz espiritual que resuena en el cora-
yoría de ustedes siente lo mismo. Tal barca, de tal manera que ya se ane- zón y en el alma. Si uno verdadera-
vez lo que sentimos durante la con- gaba. mente conoce y experimenta esa paz
ferencia se asemeja a lo que sintie- “Y él estaba en la popa, durmien- interior, no temerá a la discordia del
ron los primeros discípulos del do sobre un cabezal; y le desperta- mundo. Uno sabrá muy dentro de sí
Salvador al seguirlo de un lugar a ron, y le dijeron: Maestro, ¿no mismo, que está todo bien en cuanto
otro para escucharlo enseñar las tienes cuidado que perecemos? a las cosas que realmente importan.

L I A H O N A
98
Pero, tal como les dijo el presi- Jesucristo hizo la siguiente promesa aplican los principios del Evangelio,
dente Hinckley a los hermanos ano- significativa a Sus apóstoles: “La paz puede derramarse una gran paz
che, en el pecado no hay paz. Puede os dejo, mi paz os doy” (Juan 14:27). sobre los corazones y las almas de
haber comodidad, popularidad, ¿Les estaba prometiendo a Sus los hijos de nuestro Padre Celestial.
fama e incluso prosperidad, pero no amados compañeros el tipo de paz Por medio de José Smith, el
hay paz. “…la maldad nunca fue fe- que el mundo reconoce: seguridad y Salvador dijo: “…el que hiciere
licidad” (Alma 41:10). No se puede falta de contención o de tribula- obras justas recibirá su galardón, sí,
sentir paz si se vive de una manera ción? Ciertamente las páginas de la la paz en este mundo y la vida eter-
que no concuerde con la verdad res- historia indican lo contrario. na en el mundo venidero” (D. y C.
taurada. No hay paz en ser de espíri- Aquellos apóstoles originales experi- 59:23).
tu cruel o contencioso. No hay paz mentaron muchas pruebas y perse- A veces es impresionante ver la
en la vulgaridad, la promiscuidad o cuciones durante el resto de sus diferencia que esta paz trae a las
el libertinaje. No hay paz en la adic- vidas, razón probable por la cual el vidas de quienes la aceptan. Hace
ción a las drogas, al alcohol ni a la Señor agregó la siguiente aclaración muchos años, mientras presidía la
pornografía. No hay paz en maltra- a Su promesa: “…yo no os la doy Misión de Toronto, Canadá, nues-
tar a los demás en cualquier forma, como el mundo la da. No se turbe tros misioneros comenzaron a ense-
ya sea emocional, física o sexual; los vuestro corazón, ni tenga miedo” ñar a una familia que estaba en la
que practican el abuso permanece- (Juan 14:27). oscuridad espiritual. Tenían escasos
rán en agitación mental y espiritual “Estas cosas os he hablado para recursos y poca educación; y su apa-
hasta que vengan a Cristo con toda que en mí tengáis paz”, agregó. “En riencia personal reflejaba desinterés
humildad y busquen el perdón me- el mundo tendréis aflicción; pero por la higiene y el aseo personal.
diante el arrepentimiento completo. confiad, yo he vencido al mundo” Pero eran personas buenas y hono-
Yo creo que en algún momento (Juan 16:33; cursiva agregada). rables —que se hallaban entre los
determinado, todos añoran “la paz La paz —la paz verdadera que de corazón sincero por quienes
de Dios, que sobrepasa todo enten- se siente hasta lo más profundo siempre oramos a fin de que los mi-
dimiento” (Filipenses 4:7). Esa paz del alma— sólo se recibe con y sioneros los encuentren— y respon-
para nuestros corazones apesadum- por medio de la fe en el Señor dieron espiritualmente, al sentir por
brados sólo nos llega a medida que Jesucristo. Cuando se descubre esa primera vez en sus vidas el mensaje
seguimos la Luz de Cristo, la cual “a valiosa verdad, y se entienden y se de paz que el Evangelio ofrece.
todo hombre se da… para que sepa
discernir el bien del mal”(Moroni
7:16), y nos lleva a arrepentirnos de
los pecados y a buscar el perdón.
Todos tenemos hambre de saber “las
cosas apacibles del reino” (D. y C.
36:2) y de probar “el fruto de justi-
cia” que “se siembra en paz para
aquellos que hacen la paz”
(Santiago 3:18). En todo hogar, ve-
cindario y comunidad debemos es-
merarnos por obtener la paz, y por
nunca tomar parte en la creación de
contención o divisiones.
A lo largo de la historia conteni-
da en las Escrituras, el Señor ha pro-
metido paz a Sus seguidores. El
salmista escribió: “Jehová dará
poder a su pueblo; Jehová bendecirá
a su pueblo con paz” (Salmos
29:11). Isaías llamó “Príncipe de
paz” al Salvador (Isaías 9:6). Nefi
vio el día en que a sus descendientes
“el Hijo de Justicia se les aparecerá;
y él los sanará, y tendrán paz con él”
(2 Nefi 26:9).
Apenas unas pocas horas antes de
comenzar el glorioso aunque terrible
proceso de la Expiación, el Señor

J U L I O D E 2 0 0 2
99
Cuando nos enteramos que se pudieran ir a la reunión sacramental Cito las profecías de Isaías una
iban a bautizar, la hermana Ballard y vestidos de manera apropiada. vez más: “Y todos tus hijos serán en-
yo asistimos al servicio bautismal. Se sentaron junto a los misione- señados por Jehová; y se multiplica-
Cuando llegó la familia, yo justo es- ros, y la luz del Evangelio emanaba rá la paz de tus hijos” (Isaías 54:13).
taba de pie junto al obispo del ba- literalmente de ellos. Alma lo des- Una vez que hemos probado el
rrio. Francamente, fue interesante cribe como “[recibir la imagen de dulce fruto de la paz de Dios, tene-
verlos. Se los veía desarreglados, su- Dios] en vuestros rostros (Alma mos la inclinación natural de com-
cios y algo dejados. Debido a un 5:14). Me incliné nuevamente hacia partirlo con otros. San Francisco de
viaje que tuvo que hacer, el obispo el obispo y le dije: “¿Obispo, vio? Asís fue conocido como el “amante
todavía no conocía a los más recien- ¡Los convertiremos en santos!”. de toda la Creación”, que vivió la
tes miembros de su barrio, así que la Claro que la transformación física mayor parte de su vida ministrando
primera impresión que se llevó de ocurrida de un día para otro era a los pobres y necesitados que lo ro-
ellos fue, por decirlo así, no muy apenas superficial cuando se la com- deaban, incluso a los animales. La
buena; y cuando ellos se alejaron, para con el cambio espiritual muchí- paz que halló al prestar servicio lo
me di cuenta de que se sentía bas- simo más significativo que ocurrió vigorizó, y le dio el anhelo de com-
tante decepcionado. en esa familia a medida que el partir esa paz con los demás. Él es-
Le crucé el brazo por los hombros Evangelio entraba en sus corazones cribió lo siguiente:
a este buen obispo para darle mi y en sus vidas. Mediante las ense-
apoyo, tanto físico como espiritual. ñanzas de los misioneros y el herma- Señor, hazme un instrumento de
Sentí la inspiración de decirle: namiento posterior por parte del tu paz.
“Obispo, ¿no es esto maravilloso? buen obispo y los miembros del ba- Donde haya odio, siembre yo amor.
¡Vamos a convertirlos en buenos rrio, la familia entera salió de la os- Donde haya injuria, perdón;
Santos de los Últimos Días!” curidad espiritual para entrar en la Donde haya duda, fe;
Me miró y sonrió. No logré desci- luz y la verdad del Evangelio. Esa luz Donde haya desaliento, esperanza;
frar si me sonreía por estar de acuer- sirvió para reconfortar, alentar y Donde haya sombra, luz;
do conmigo o por pensar que yo era revitalizar a la familia por medio Donde haya tristeza, gozo;
otro misionero demasiado entusiasta. de la paz que proviene de saber que ¡Oh Divino Maestro! Concédeme
El servicio bautismal se llevó a el Señor Jesucristo vive. La luz de que no busque ser consolado sino
cabo y la familia se bautizó. Al día la verdad del Evangelio, restaurada consolar;
siguiente, decidimos asistir a ese en la tierra por conducto del profeta Que no busque ser comprendido,
barrio para asegurarnos de que la José Smith, comenzó a mostrar a sino comprender;
familia tuviera un buen recibi- esa familia el camino que lleva al Que no busque ser amado, sino
miento cuando asistieran a las reu- templo, en donde un año después amar;
niones como miembros nuevos de recibieron las bendiciones eternas. Porque al dar recibimos,
la Iglesia.
Yo estaba sentado en el estrado El presidente Hinckley saluda con su bastón a la congregación reunida
junto al obispo cuando la familia en el Centro de Conferencias, a medida que el presidente Monson,
entró al salón sacramental para la Primer Consejero de la Primera Presidencia, observa.
reunión. El padre llevaba una camisa
blanca y limpia. Le quedaba pequeña
por lo que no podía abrocharse el
botón del cuello, y llevaba una cor-
bata que recordé haber visto a uno
de mis élderes usar. Pero su rostro
irradiaba felicidad y paz. La madre y
las hijas parecían haberse transfor-
mado en comparación con el día an-
terior. Sus vestidos eran sencillos
pero limpios y bonitos. En ellas tam-
bién se reflejaba ese brillo especial
del Evangelio. Los varoncitos lleva-
ban camisas blancas de tallas muy
grandes para ellos, aun con las man-
gas arremangadas, y las corbatas les
llegaban casi hasta las rodillas.
Resultaba obvio que los misioneros
les habían puesto sus propias camisas
blancas y corbatas para que los niños

L I A H O N A
100
Al perdonar somos perdonados,
Y al morir nacemos a la vida eterna.
(Oración de San Francisco de
Asís, St. Anthony Messenger Press,
Miramos a Cristo
2002). Presidente Gordon B. Hinckley

En más de una oportunidad, el


Señor instó a Sus seguidores a ser
“pacificadores”, prometiéndoles que
“ellos serán llamados hijos de Dios”
(Mateo 5:9). Ese concepto está en- “Al igual que la estrella polar de los cielos… allí está el Redentor
tretejido en las Escrituras, creando del mundo, el Hijo de Dios, firme y seguro como el ancla de
así, mediante parábola y proclama-
ción, un diseño de paz:
nuestra vida inmortal”.
■ “Ponte de acuerdo con tu ad-
versario” (Mateo 5:25). caminos, a Su manera.
■ “Amad a vuestros enemigos” Cada uno de nosotros deberá ser
(Mateo 5:44). un poco mejor debido a esta rica ex-
■ “No juzguéis” (Mateo 7:1). periencia. De lo contrario, el haber-
■ “Amarás a tu prójimo como a ti nos reunido habrá sido mayormente
mismo” (Mateo 22:39). en vano.
■ “No condenéis” (Lucas 6:37). Cuando dé fin a mis palabras, el
■ “Perdonad” (Lucas 6:37). coro entonará:
■ “Am[ao]s unos a otros” (Juan
13:34). “Conmigo quédate, Señor;
Éstas son tan sólo unas pocas el día cesado ya.
instrucciones tomadas de las El manto de la noche cae
Escrituras, las cuales claramente in- y todo cubrirá.
dican que no se debe acaparar la paz Sé huésped de mi corazón;
de Dios. Por el contrario, se la debe posada te dará.
compartir abundantemente con Oh permanece, Salvador;
nuestras familias, amigos y comuni- la noche viene ya”
dades. Se la debe compartir con la (“Conmigo quédate, Señor”,
Iglesia y con los que no son miem- Himnos No. 98).
bros de ella. Puede que haya perso-
nas a nuestro alrededor que decidan
no probar de la dulzura y la paz que
brinda la plenitud del Evangelio res-
taurado, pero pueden ser bendecidas
M is queridos hermanos y
hermanas, yo también qui-
siera expresar mi profundo
agradecimiento por el gran servicio
que han prestado la hermana
Eso resume bien los sentimientos
de nuestros corazones al volver a
nuestros hogares.
Que el Espíritu del Señor nos
al verla en nuestras vidas y sentir la Smoot, la hermana Jensen, la her- acompañe y permanezca con noso-
paz del Evangelio en nuestra presen- mana Dew y su mesa directiva, quie- tros. No sabemos lo que yace más
cia. El mensaje de paz aumentará nes han servido de manera tan fiel y adelante; no sabemos lo que nos de-
y se esparcirá mediante nuestro eficiente en esta grandiosa y enorme pararán los días futuros. Vivimos en
ejemplo. organización de mujeres. Es una ma- un mundo de incertidumbre. Para al-
“Vivid en paz”, dijo el apóstol ravillosa sociedad, cuyo número as- gunos habrá grandes logros; para
Pablo, “y el Dios de paz y de amor es- ciende a 4.900.000 miembros. Creo otros, decepción. Para algunos,
tará con vosotros” (2 Corintios que no hay nada semejante en todo mucho regocijo y alegría, buena salud
13:11). el mundo, y afecta de manera suma- y un buen vivir; para otros, tal vez en-
Estoy agradecido por poder testi- mente benéfica la vida de las muje- fermedad y una porción de pesar. No
ficarles que Jesucristo es el Hijo de res de toda la tierra. Gracias, lo sabemos; pero una cosa sí es segu-
Dios, y que al seguirlo a Él, con fe y queridas hermanas, por lo que han ra: Al igual que la estrella polar de los
confianza, todos pueden encontrar hecho. Bienvenida, hermana Parkin, cielos, pese a lo que depare el futuro,
la dulce paz interior que el sus consejeras y la mesa directiva allí está el Redentor del mundo, el
Evangelio ofrece, tal como se nos que seleccionen. Hijo de Dios, firme y seguro como el
ha enseñado de manera tan hermo- Damos ahora por terminada esta ancla de nuestra vida inmortal. Él es
sa en esta conferencia. Lo testifico conferencia. Hemos disfrutado de la roca de nuestra salvación, nuestra
humildemente en el nombre de un maravilloso festín a la mesa del fortaleza, nuestro consuelo, el núcleo
Jesucristo. Amén.  Señor. Hemos sido instruidos en Sus mismo de nuestra fe.

J U L I O D E 2 0 0 2
101
profeta de esta dispensación que vio
ante él al gran Dios del universo y a
Su Amado Hijo, el Señor Jesucristo
resucitado. Ellos hablaron con él; él
habló con Ellos. Él testificó abierta-
mente, sin lugar a dudas, y de modo
seguro de esa gran visión. Era una
visión del Todopoderoso y del
Redentor del mundo, más gloriosa
de lo que podamos comprender,
pero cierta e inequívoca en el cono-
cimiento que trajo. Es debido a ese
conocimiento, arraigado en el pro-
fundo suelo de la revelación moder-
na que, en las palabras de Nefi,
“hablamos de Cristo, nos regocija-
mos en Cristo, predicamos de
Cristo, profetizamos de Cristo y es-
cribimos según nuestras profecías,
para que nuestros hijos sepan a qué
fuente han de acudir para la remi-
sión de sus pecados” (2 Nefi 25:26).
A la luz del sol, así como en las los cielos, Lucifer, el Hijo de la Así, mis hermanos y hermanas, al
sombras, acudimos a Él, y Él está allí Mañana, se presentó con un plan despedirnos hasta otra ocasión, re-
para darnos seguridad y sonreírnos. que fue rechazado. El Padre de petimos nuestro firme y perdurable
Él es el punto central de nuestra todos nosotros, con amor por Sus testimonio. Lo hacemos como per-
adoración; Él es el Hijo del Dios vi- hijos, ofreció un mejor plan bajo el sonas individuales que tienen un co-
viente, el Primogénito del Padre, el cual tendríamos la libertad de elegir nocimiento seguro y cierto. Como lo
Unigénito en la carne, que salió de el curso de nuestra vida. El hombre he dicho anteriormente en muchas
las cortes reales de los cielos para tendría su albedrío, y a ese albedrío ocasiones, y como lo digo ahora, sé
nacer como mortal en las más hu- le acompañaría la responsabilidad. que Dios nuestro Padre Eterno vive;
mildes condiciones. En cuanto a la El hombre andaría por los caminos Él es el gran Dios del universo; Él es
soledad de Su vida, Él dijo: “Las zo- del mundo y pecaría y tropezaría; el Padre de nuestros espíritus con
rras tienen guaridas, y las aves del pero el Hijo de Dios tomaría sobre Quien podemos hablar en oración.
cielo nidos; mas el Hijo del Hombre Sí la carne y se ofrecería como sacri- Sé que Jesucristo es Su Hijo
no tiene dónde recostar su cabeza” ficio para expiar los pecados de Unigénito, el Redentor del mundo,
(Mateo 8:20). Él “anduvo haciendo todos los hombres. A través de un que dio Su vida a fin de que pudié-
bienes” (Hechos 10:38). sufrimiento indescriptible, Él llega- semos tener vida eterna y Quien go-
Él era un hombre de milagros; ría a ser el gran Redentor, el bierna y reina con Su Padre. Sé que
tendió una mano de ayuda a los afli- Salvador de toda la humanidad. son seres individuales, separados y
gidos; sanó a los enfermos y levantó Con cierta comprensión de ese distintos el uno del otro, y al mismo
a los muertos. Sin embargo, por don incomparable, ese maravilloso tiempo semejantes en forma, sustan-
todo el amor que Él trajo al mundo, don de redención, nos inclinamos cia y propósito. Sé que la obra del
fue despreciado y desechado por los en amor reverente ante Él. Todopoderoso es llevar a cabo la in-
hombres; varón de dolores, experi- Como Iglesia, tenemos a quienes mortalidad y la vida eterna del hom-
mentado en quebranto: …fue me- nos critican, muchos de ellos; afir- bre (véase Moisés 1:39). Sé que José
nospreciado y no lo estimamos man que no creemos en el Cristo Smith fue un profeta, el gran profeta
(véase Isaías 53:3). tradicional del cristianismo. Hay de esta dispensación, mediante
Al contemplar Su vida iniguala- algo de verdad en lo que dicen. quien han venido estas verdades. Sé
ble, decimos, al igual que el profeta Nuestra fe, nuestro conocimiento, que esta Iglesia es la obra de Dios,
Isaías: “…llevó él nuestras enferme- no está basado en las tradiciones an- presidida y dirigida por Jesucristo,
dades, y sufrió nuestros dolores… tiguas, los credos que provienen de cuyo nombre lleva.
“Más él herido fue por nuestras un conocimiento limitado y de las Testifico de estas cosas, con so-
rebeliones, molido por nuestros pe- innumerables deliberaciones de los lemnidad, al dejar con ustedes, mis
cados; el castigo de nuestra paz fue hombres que tratan de llegar a una amados compañeros, mi amor y
sobre él, y por su llaga fuimos noso- definición del Cristo resucitado. bendiciones, en el sagrado nombre
tros curados” (Isaías 53:4–5). Nuestra fe, nuestro conocimiento, de Jesucristo. Amén. Para siempre
Cuando se libró la gran guerra en provienen del testimonio de un Dios esté con ustedes. 

L I A H O N A
102
Sesión General de las Mujeres Jóvenes pusiera en su camino. Él, estando
30 de marzo de 2002 solo, permaneció escondido durante
casi veinte años. ¡Imaginen esa clase
de soledad! Sin embargo, su hermo-

Permanecer en so testimonio y consejo, en los últi-


mos capítulos del Libro de Mormón,
nos indican que él estaba en compa-

lugares santos ñía de ángeles y del Espíritu Santo;


no estaba solo. El Espíritu Santo
puede quitarnos el atormentador y
doloroso sentimiento de soledad,
Sharon G. Larsen aislamiento o rechazo y llenarnos de
Segunda Consejera de la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes
paz. A Él se le llama el Consolador,
¡y eso es lo que es!
Es posible que los tiempos de más
soledad sean aquellos en los que es-
temos rodeados de personas, incluso
“El permanecer en lugares santos significa estar en buena de amigos que estén tomando deci-
compañía, ya sea que estemos solas o acompañadas”. siones incorrectas, y tengamos que
permanecer solos. Hay lugares en
los que no se encontrarían seguras,
ya sea que estemos solas o acompa- ni aunque fuese para ayudar a al-
ñadas; significa estar donde el guien. El Señor dijo que permane-
Espíritu Santo sea nuestro compa- ciéramos en lugares santos. Hay
ñero, ya sea que estemos solas o en lugares que el Espíritu jamás fre-
una multitud. Cuando tomemos la cuentaría; ustedes saben dónde
determinación de que controlare- están esos lugares; manténganse ale-
mos nuestros pensamientos y nues- jadas de ellos; no aviven una curio-
tras acciones, y que seremos lo sidad a la que deban poner un alto;
mejor que sea posible, podremos re- presten atención a lo que sientan,
cibir lo mejor de la vida. de modo que sepan cuándo se estén
Un lugar santo es donde nos sen- sintiendo inseguras o incómodas.
timos protegidos, seguros, amados y Heather nos contó de una oca-
consolados; así lo era en nuestro sión en la que había sido invitada a
hogar celestial. El permanecer en lu- una fiesta con las personas más “po-
gares santos y estar en buena com- pulares” de la escuela. Al entrar, la
pañía trae sentimientos de cómo música que se oía a todo volumen la
habrá sido en ese hogar del que sali- estremeció y la hizo sentir enferma
mos, el hogar que a veces parece por dentro. Sus amigas empezaron a
estar tan lejano. desaparecer en habitaciones a oscu-

E ra el jueves por la noche,


tiempo en que por lo regular
mamá y papá trabajaban en el
Templo de Cardston. Yo era una jo-
vencita adolescente, como ustedes.
Dos años y medio después de que
se organizó la Iglesia, el Señor amo-
nestó a José Smith en cuanto a las
guerras, hambres y plagas que vendrí-
an a causa de la iniquidad. Luego el
ras. Ella dijo: “En la fiesta pronto
me di cuenta de que tenía que esco-
ger: o bien, esas personas o mis nor-
mas; no podía tener a ambas. Sabía
que no deseaba que las palabras que
Mi abuelita, quien vivía con noso- Señor nos dijo cómo podemos estar escuchaba ni las escenas de pelícu-
tros, no se encontraba en casa, de seguros en un mundo como ése: las contaminaran mis pensamientos,
modo que yo me quedaría sola. “…permaneced en lugares santos y pese a lo popular que eran esas per-
Cuando se fueron, papá me abrazó y no seáis movidos, hasta que venga el sonas. Sabía que no debía quedarme
me dijo: “Adiós, Sharon, quedas en día del Señor” (D. y C. 87:8). en ese lugar. Mientras esperaba que
buena compañía”. En los lugares santos se nos pro- mi madre me fuera a recoger, miré
Me dije a mí misma: “¿En qué tege de la conmoción, casi aplastan- por la ventana hacia la oscuridad de
está pensando? ¿Qué no sabe que te, del mundo; los ángeles pueden la noche, y ahí, brillando en la coli-
me quedaré sola?”. Luego me di ser nuestros compañeros y nuestro na como un faro, estaba el templo;
cuenta de que eso era exactamente sostén (véase D. y C. 84:88). El gran fue como si el Señor me estuviese
lo que él estaba pensando. profeta Moroni se vio rodeado de asegurando que estaba haciendo lo
El permanecer en lugares santos maldad, y los lamanitas acechaban correcto” (usado con permiso, nom-
significa estar en buena compañía, para matar a cualquier cosa que se bre ficticio).

J U L I O D E 2 0 0 2
103
El permanecer en lugares santos frente a la tentación. pequeños a fin de que una madre
nos ayuda a llegar a ser santos, pero Nuestra hija llevó a la reunión cansada descanse, cuando lavan los
es una virtud adquirida que requiere sacramental algunas golosinas y co- platos aunque sea el turno de su
práctica: práctica en escuchar al sitas para comer con el fin de apaci- hermano, cuando limpian la casa de
Espíritu y en ser obedientes; prácti- guar a sus tres pequeños. Cuando en una persona mayor; todas esas cosas
ca en ser moralmente puras; prácti- nuestra fila se repartía el sagrado proporcionan un sentimiento de ab-
ca en ser reverentes en cuanto a las emblema del pan, Jake, de tres años negación, sacrificio y santidad.
cosas sagradas. El Señor nos ha de edad, me susurró al oído: “Diles Habrá ocasiones en que el
dicho que vengamos a Él y que Él nos que no necesitamos pan, que traji- Espíritu les indicará que pueden me-
puede hacer santos (véase D. y C. mos nuestra propia comida”. Para jorar el lugar en el que se encuen-
60:7). Dejen que Él les rodee de un niño de tres años, todo lo que tran. La población de Omsk,
amor, perdón y paz. A pesar de lo vio fueron pedazos de pan y pensó Siberia, me pareció un tanto fría y
que esté sucediendo a su alrededor, que él tenía algo mejor. El determi- estéril, hasta que escuché a un
ustedes pueden poner en práctica la nar lo que es santo, y el educar grupo de jóvenes y jovencitas cantar
costumbre de crear un ambiente nuestros deseos para ello, es vital “¡Grande eres Tú!” (Himnos, Nº 41)
propio, lleno del Espíritu del Señor. para nuestra felicidad. Un espléndi- en su lengua nativa. De pronto,
En vez de preguntarle a otra per- do atardecer, un cielo cubierto de todo el mundo, o por lo menos el
sona lo corta, apretada, desnuda o estrellas, una rosa que destila el nuestro, se convirtió en un lugar cá-
atrevida que puede ser la ropa que rocío de la mañana o un gatito, lido, amoroso, dichoso y santo.
usen, ustedes son las responsables y todas son cosas que una vez más nos Tienen a su disposición una gran
deben preguntarse: “¿Qué ropa debo recuerdan que las cosas de Dios son abundancia de inteligencia, guía y
usar, cómo debo lucir y actuar a fin santas. seguridad a través de la oración re-
de que el Espíritu Santo esté conmi- Los lugares santos pueden ser gular y reflexiva y del estudio de las
go y mi Padre Celestial me pueda aquellos dondequiera que se en- Escrituras. Eso les da voluntad para
bendecir?”. cuentren ustedes: solas, en una mul- permanecer firmes e inquebranta-
Es difícil adiestrar los deseos a fin titud, con extraños, con amigas. El bles en lugares santos, al encontrar-
de querer lo bueno y hermoso cuan- camino a Jericó era peligroso y mo- se en la escuela, al ir de compras o
do constantemente hacemos frente numental; los ladrones se escondían al navegar en Internet. El presidente
a lo opuesto, que parece ser mucho entre arbustos y árboles para tender James E. Faust dijo: “Creo que la
más tentador, divertido y popular. una emboscada a cualquier viajero. lectura de las Escrituras es la mejor
Al ser bautizadas, hicieron con- Se requirió un samaritano bondado- manera de purificar los pensamien-
venios de guardar los mandamien- so y valiente para transformar ese tos impuros o desenfrenados” (“El
tos; esos convenios y la bendición camino de un lugar peligroso a poder del autodominio”, Liahona,
de siempre tener con ustedes el un lugar santo. Hay cosas que uste- julio de 2000, pág. 52).
Espíritu del Señor se renuevan cada des pueden hacer para llevar santi- La santidad es tranquila y suave,
vez que participan dignamente de la dad a lugares comunes y corrientes: y fácilmente se puede pasar por alto
Santa Cena; eso las fortalecerá cuando pasan una tarde con niños si no prestamos atención. El Señor
resucitado caminó a Emaús con dos
Los pendones dan la bienvenida a las jovencitas que llegan al Centro de hombres que estaban tan centrados
Conferencias para la reunión general de las Mujeres Jóvenes. en los acontecimientos de la
Crucifixión y Resurrección que no
se dieron cuenta de que su compa-
ñero de viaje era el Señor mismo.
Hace unos años me encontraba
cantando el “Mesías” de Handel con
un grupo de personas de diversas
confesiones religiones. A pesar de
que teníamos creencias diferentes,
todos cantábamos acerca del mismo
Mesías, nuestro propio Salvador
personal. Había cantado ese orato-
rio en muchas ocasiones, pero du-
rante una práctica particular, el
Espíritu me indicó que no sólo can-
taba notas, sino que cantaba mi tes-
timonio: “Ciertamente llevó él
nuestras enfermedades, y sufrió
nuestros dolores” (Isaías 53:4). Con

L I A H O N A
104
toda mi alma sabía lo que Él había
hecho por mí. Por un momento, las
otras 300 voces se convirtieron en
un murmullo y sentí como si estuvie-
Fortalecer el hogar
se sola con el Señor. Sentí Su amor y
la certeza de que Él había llevado las
enfermedades y los dolores de mi
joven corazón, y que, mediante mi
y la familia
obediencia, Él continuaría caminan- Carol B. Thomas
Primera Consejera de la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes
do conmigo durante el resto de mi
vida.
El sentir esa bendición, consuelo y
amor total del Señor vale cualquier
precio. Una vez que comprendan lo
que son los lugares santos, entonces “Tres principios que les ayudarán a fortalecer su hogar y la familia
sabrán dónde deben estar. Es posible son: nutrir con amor, sacrificio y oración”.
que requiera que sacrifiquemos nues-
tros gustos y popularidad mundanos;
quizás requiera humildad y perdón o estará allí para ayudarnos a lograr el
pleno arrepentimiento. Lo que sí re- éxito.
quiere son manos limpias y un cora- Como hijas de Dios, algunas de
zón puro (véase Salmos 24:3–4). ustedes quizás tengan grandes habi-
Hagan lo que tengan que hacer a fin lidades atléticas, pero todas han sido
de permanecer en lugares santos y no bendecidas con muchos talentos y
ser movidas, a fin de defender la ver- dones. Uno de los dones más impor-
dad y la rectitud, no obstante las ten- tantes es la habilidad que poseen
taciones frívolas y las maldades y los para “fortalecer [su] hogar y la fami-
designios de personas conspiradoras lia”, una nueva frase que se ha aña-
(véase D. y C. 89:4) y de los medios dido al lema de las Mujeres Jóvenes.
de comunicación. En las palabras del ¿La reconocen? Una de las asigna-
presidente Hinckley: “Seamos un ciones que se nos han dado como jo-
poco mejores y dejemos que la noble- vencitas y mujeres en el reino es
za del buen proceder irradie de noso- amar y fortalecer a nuestra familia.
tros” (“Una época de nuevos Esta noche, ruego que el Espíritu
comienzos”, Liahona, julio de 2000, arda en su interior, que tengan un
pág. 106). Mis queridas jovencitas, deseo más grande de fortalecer a su
inviten al Señor a andar con ustedes; familia ahora y de prepararse para su
permítanle ser su compañero de toda
la vida, de cada día de su vida, a fin
de que puedan volver a ese hogar que
añoran, el lugar más santo de todos.
Concluyo con un himno que ex-
A l presenciar la conclusión de
las Olimpíadas de Invierno
2002, recordamos a los ga-
nadores de medallas de oro. Un
grupo numeroso de atletas, con años
futura familia. Las Escrituras nos en-
señan de muchas maneras la forma
de fortalecer a nuestra familia. No
hay maestro más excelente que el
Salvador. Al estudiar Sus enseñan-
presa mi oración en beneficio de us- de preparación, se congregó para zas y seguir Su ejemplo, ustedes pue-
tedes y mío: competir, con la esperanza de ganar. den mejorar su vida familiar.
Ustedes, las jovencitas de la Iglesia, Hablemos acerca de tres principios
Más santidad dame, también se están preparando y están que les ayudarán a fortalecer su
más consagración;… compitiendo para obtener un meda- hogar y la familia:
más puro y limpio, llón, a medida que el Espíritu arde ■ Nutrir con amor
más pronto en amar, resplandeciente en su interior. ■ Sacrificio
más digno del reino, El programa de las Mujeres ■ Oración
más libre de error, Jóvenes proporciona un maravilloso
más justificado, campo de capacitación que le será NUTRIR CON AMOR
más como el Señor. útil a cada una de ustedes para al- ¿Quién no disfruta jugar con un
(“Más santidad dame”, Himnos, canzar sus metas, y el lema de las niño o tener a un recién nacido en
Nº 71). Mujeres Jóvenes es un recordatorio los brazos? Las mujeres nacimos con
constante de que no estamos solas la habilidad natural de amar y de nu-
En el nombre de Jesucristo. en la competición; formamos parte trir a los demás. Nutrir con amor sig-
Amén.  del equipo del Señor y Él siempre nifica apoyarse, alentarse, valorarse

J U L I O D E 2 0 0 2
105
Las jovencitas llegan a las puertas del Centro de Conferencias para la reunión general de las Mujeres Jóvenes
efectuada el 30 de marzo.

y amarse mutuamente. ¿Lo hacemos como si viniera del cielo… y no era sacrificios. El Salvador nos enseñó a
con nuestra familia? una voz áspera ni una voz fuerte… a sacrificar. Él sacrificó Su vida por
El Salvador mismo nos enseñó a pesar de ser una voz suave, penetró toda la humanidad.
nutrir con amor. Muchas veces Él hasta lo más profundo de los que la Después de que resucitó, lo pri-
dijo: “¡…cuántas veces os he junta- oyeron” (3 Nefi 11:3). mero que enseñó a los nefitas fue la
do como la gallina junta sus pollue- Esto puede ser un modelo de la forma en que se había sacrificado. Él
los bajo las alas, y os he nutrido!” forma en que debemos hablar a dijo: “…he bebido de la amarga
3 Nefi 10:4). nuestra familia en el hogar. Al ha- copa que el Padre me ha dado… me
Al congregar a su familia, ustedes blar a aquellos a quienes amamos, he sometido a la voluntad del Padre
pueden hacer mucho para que reine no utilicemos una voz fuerte, sino en todas las cosas” (3 Nefi 11:11).
allí un espíritu de unidad. ¿Cuándo una suave. De ese modo se dirige Había hecho lo que el Padre
fue la última vez que dieron un nuestro Padre Celestial a Sus hijos. Celestial deseaba que hiciese.
abrazo a su mamá o a su papá y les Nuestro Padre Celestial desea
dieron las gracias por todo lo que SACRIFICIO que creemos una familia recta. Es
hacen? Los padres son los que más El segundo principio es el sacrifi- posible que el llegar a ser esposa y
nutren con amor, pero ellos también cio. Como mujeres jóvenes, ustedes madre les limite las oportunidades
necesitan que se les nutra con amor. están aprendiendo a sacrificarse de tener una carrera, pero puede ser
Como mujeres, podemos juntar a cada día. Nos sentimos tan impre- una experiencia sumamente gratifi-
nuestros pequeños bajo nuestras sionadas por todo lo bueno que cante. Cuando era una joven
alas con amor y ternura. Hace poco están haciendo. madre, recuerdo que les tocaba esta
observé a una madre que le hablaba ■ Cuando sus madres tienen que canción a mis niñas mientras danza-
a su niña de dos años; ésta lloraba y trabajar, ustedes cuidan a sus her- ban en la habitación; quizás parezca
la mamá no entendía qué era lo que manitos después de la escuela; ayu- un poco ridícula, pero la letra expre-
quería. Le dijo: “No llores; usa tus dan a preparar la cena y a acostar a sa muy bien mis sentimientos:
palabras y dime qué te pasa”. Ella los pequeños.
había demostrado tal respeto por ■ Los fines de semana no salen a Cuando crezca, quiero ser una
esa pequeña de dos años, que ésta fiestas porque no desean ver pelícu- mamá y tener una familia:
dejó de llorar y empezó a expresar- las indecentes. Uno, dos, o tres hijitos míos
se. Esa madre está aprendiendo a ■ Miles de ustedes se levantan a solamente.
nutrir con amor. las cinco de la mañana todos los De todos los trabajos que hay,
Cuando nuestro Padre Celestial días para asistir a seminario matuti- no hay otro mejor.
presentó al Salvador ante el mundo, no antes de entrar a la escuela. Tendré una familia.
demostró cuidado amoroso al emple- El Salvador está tan orgulloso de Los querré todo el día y les daré
ar una voz suave. En las Escrituras ustedes; Él sabe por lo que pasan; Él galletitas, leche y globos
dice lo siguiente: “…oyeron una voz comprende lo difícil que es hacer amarillos.

L I A H O N A
106
Los consolaré cuando se hagan como compartir relatos y testimo- su familia (véase Lucy Mack Smith,
daño; les contaré cuentos y les nios en cuanto al poder de la ora- History of Joseph Smith, editado por
cantaré lindas cancioncitas. ción. Les prometo que sentirán el Preston Nibley, 1979, pág. 102).
(Janeen Brady, “I Want to Be a Espíritu del Señor y obtendrán un ¿De qué manera pueden utilizar
Mother”, en Beloved Songs, 1987, testimonio más grande de la oración. la oración para fortalecer a su fami-
págs. 10–13). Nuestros profetas han dicho que lia? Debido a que nuestro Padre
no se preocupan por los jóvenes que Celestial les ama tanto, Él desea que
Creo que se lo pueden imaginar. oran dos veces al día. Pues bien, si se dirijan a Él. A pesar de las aflic-
El ser madre es una gran bendición ellos no se preocupan por nosotros, ciones que puedan tener, ustedes
y no un sacrificio. entonces no tenemos que preocu- pueden orar acerca de cualquier
parnos de nosotras mismas, en tanto cosa.
ORACIÓN que oremos con sinceridad dos ■ Pueden orar a fin de recibir

Tercero, el Salvador nos enseña a veces al día. ayuda para cumplir con las reglas fa-
orar. Escuchen un relato maravilloso miliares, como por ejemplo, regresar
Al esforzarse por fortalecer a su de la madre del profeta José Smith a casa a tiempo.
familia, la oración debe formar parte acerca de la noche en que él fue a ■ Pueden orar para que su familia
constante y diaria de su vida; la ora- obtener las planchas de oro. Ella tenga el deseo de estudiar juntos las
ción las protegerá del adversario, les escribe lo siguiente: “[Esa noche] Escrituras.
dará paz y ayudará a su familia a me quedé despierta hasta muy ■ Pueden orar para tener una
amarse más los unos a los otros. noche… José llegó cerca de las mejor comunicación con sus padres.
Cuando visitó a los nefitas, el doce… y fue y me preguntó si tenía ■ Pueden orar para ser más pa-
Salvador tuvo sólo unos cuantos un baúl con cerrojo y llave… y al cientes con una hermana o un her-
días para enseñarles la plenitud del no tener uno me sentí sumamente mano, ayudándoles a resolver sus
Evangelio. Durante la mayor parte alarmada… Pero José… dijo: ‘No problemas.
del tiempo, fijó la atención en la importa; me las puedo arreglar muy ¡Oren en cuanto a las dificulta-
oración. ¿Sabían que desde el capí- bien… sin ello; tranquilízate, todo des que les preocupan! No se den
tulo 17 al 20 de Tercer Nefi, se men- saldrá bien’ ”. por vencidas. Nuestro Padre
ciona la oración unas 44 veces? Al poco rato, José y Emma se Celestial puede dar respuesta a sus
Muchas veces mandó a la gente que fueron, tomando un caballo y una oraciones, y lo hará. Muchas de
orara; Él se arrodilló en el suelo y carreta. (Ahora presten atención a mis oraciones han sido contesta-
oró por ellos; les enseñó a orar; ben- lo que dijo la madre de él). “Pasé la das, pero también hay muchas que
dijo a los niños y oró al Padre por noche en oración y súplica a Dios, aún no lo han sido. Nuestras ora-
ellos; les mandó tener siempre una ya que la inquietud de mi mente no ciones serán contestadas en el
oración en el corazón. me permitía dormir”. Las súplicas de tiempo del Señor, cuando estemos
Tal vez en una actividad de una madre, una recta hija de Dios, listas.
la Mutual podrían llevar sus dio consuelo al Profeta y protegió Esta noche he hablado en cuanto
Escrituras, leer en voz alta esos cua- las planchas de oro. A lo largo de a tres principios que les serán útiles
tro capítulos y subrayar las partes en los años, sus oraciones constantes para fortalecer su hogar y su familia:
las que se mencione la oración, así sirvieron para fortalecer su hogar y ■ Nutrir con amor
■ Sacrificio
■ Oración
El Salvador, nuestro Redentor y
Amigo, nos ha mostrado el cami-
no. Es posible que al poner en
práctica Sus enseñanzas nunca
ganen las medallas olímpicas de
plata y de oro, pero el obtener el
medallón a la Joven Virtuosa les
proporcionará una recompensa
mucho más grande y mantendrá
resplandeciente en el interior de
cada una el fuego del Espíritu
Santo. Al estudiar las Escrituras y
obtener un amor hacia ellas, ruego
que encuentren otras maneras sig-
nificativas de fortalecer su hogar y
su familia. En el nombre de
Jesucristo. Amén. 

J U L I O D E 2 0 0 2
107
El mundo tratará de convencerlas

Sostén la antorcha de que el ser buenas ya es anticuado


y está pasado de moda, y que la po-
pularidad se obtiene al quebrantar

en alto las reglas y rebajar las normas. No se


lo crean. Tal vez al mirar televisión o
leer revistas se les haga sentir como
personas anormales, cuando en rea-
Margaret D. Nadauld lidad ustedes son las que han sabido
Presidenta General de las Mujeres Jóvenes
escoger el buen camino.
Quizás sepan que tengo siente
hijos varones; yo conozco a los chi-
cos. ¡Por eso, la vida ha sido muy
emocionante en nuestro hogar! He
“Cultiven su divinidad interior; no opaquen el brillo del espíritu aprendido mucho de ellos y de sus
con el que vinieron de los cielos. El Señor necesita lo bueno de amigos, tanto jóvenes como jovenci-
tas. Podría decirles algunos de sus
ustedes, así como su influencia en este mundo”. secretos; quizás les cuente sólo uno
y espero no meterme en problemas.
Es éste: a los jóvenes no les gusta
El Salvador nos enseñó: “Así pasar vergüenzas. Recuerdo la vez
alumbre vuestra luz delante de los en que un jovencito al que conozco
hombres, para que vean vuestras había invitado a una chica a un
buenas obras, y glorifiquen a vues- baile del colegio. La llevó a nuestra
tro Padre que está en los cielos”1. La casa antes del baile para que tomá-
luz divina que llevan en su alma la ramos fotografías. Al llegar, él entró
han heredado de Dios porque son en la cocina donde yo buscaba la cá-
Sus hijas. Parte de la luz que hace mara, y dijo: “¡El vestido que ella
de ustedes algo tan sublime es la lleva es hermoso; se ve preciosa!”.
bendición del ser mujer. Qué mara- Él nunca había hecho ningún co-
villoso es que sepan que sus carac- mentario así, de modo que yo casi
terísticas femeninas son un don que no podía esperar para ver lo que
proviene de Dios. Nuestros profetas quiso decir.
de los últimos días enseñan que “el Al verla, pude comprender; lucía
ser hombre o mujer es una caracte- hermosa. El vestido que llevaba era
rística esencial de la identidad y el muy bonito; me enteré de que ella y
propósito eternos de los seres hu- su madre lo habían buscado en mu-
manos en la vida premortal, mortal, chas tiendas. Cuando por fin lo en-
y eterna”2. El nacer con las cualida- contraron, sabían que quedaría

E n el mes de febrero pasado,


esta antorcha llevó la llama
olímpica en un trecho de la
jornada desde Grecia hasta Salt
Lake City; es un símbolo de la exce-
des exquisitas de una hija de Dios
es una bendición sagrada. Las muje-
res de Dios, tanto maduras como
jóvenes, son espirituales y sensibles,
tiernas y delicadas; poseen una na-
perfecto con algunas añadiduras y
últimos toques que satisfarían sus
elevadas normas.
Todos sus esfuerzos se habían
visto compensados porque esa
lencia y la esperanza; se encendió turaleza bondadosa y acogedora. noche ella lucía absolutamente ra-
por primera vez en Grecia, al ini- Ésta es su herencia. Nunca menos- diante; pero lo que la hacía lucir de
ciarse los juegos olímpicos hace precien los dones que Dios les ha esa manera era algo más que el ves-
mucho tiempo. dado. Cultiven su divinidad inte- tido: era su serena confianza. Al
Ésta es la antorcha de las rior; no opaquen el brillo del espíri- verla, recordé la Escritura: “…deja
Mujeres Jóvenes; simboliza la luz tu con el que vinieron de los cielos. que la virtud engalane tus pensa-
del Evangelio que proviene de El Señor necesita lo bueno de uste- mientos incesantemente; entonces
nuestro Padre Celestial. Esta luz des, así como su influencia en este tu confianza se fortalecerá” 3. ¿De
tuvo su comienzo en el cielo antes mundo. dónde provenía la confianza de ella?
de que ustedes nacieran; allí, se les De modo que esta noche tan sólo Me di cuenta de que esa joven
enseñó el gran plan de felicidad, y quisiera hablarles con el corazón en podía concentrarse en los demás
debido a que aceptaron ese plan, la mano acerca del ser buenas y de porque no estaba preocupada por su
¡tienen el honor de ser portadoras las ventajas de serlo; se trata de sos- apariencia; ella se había ocupado de
de la antorcha! tener la antorcha en alto. ese detalle varias semanas antes. El

L I A H O N A
108
joven que la acompañaba se sentía decente y modesta y sin embargo es a Él le place y honrar Su amor por
cómodo, seguro y feliz al estar con divertido estar con ustedes; (2) su ustedes. Saben que incluso si come-
ella porque su vestido no era atrevi- vocabulario jamás es vulgar, sino ten errores, Él les ayudará si acuden
do, sino modesto en todo sentido, lo feliz e interesante; (3) su apariencia a Él.
cual hacía que ella se sintiera cómo- personal es pulcra y atractiva; (4) se Ustedes actúan como si hubiesen
da y feliz. Y eso tiene mucho atracti- concentran en cultivar sus talentos y memorizado el folleto Para la fortale-
vo; él no se sentía avergonzado a en alcanzar metas, no en exhibirse; za de la juventud. ¿Verdad que es una
causa de ella; se sentía orgulloso. (5) juegan deportes con entusiasmo, guía maravillosa? A veces la llamo
La clase de jovencita que reúne pero nunca pierden el control; (6) “sugerencias para la felicidad” por-
los requisitos para ser una excelente no parece importarles cómo se vista que el vivir esas normas puede ser
portadora de la antorcha posee ele- ni lo que haga la estrella musical del su arma secreta para atraer buenas
vadas normas en todo momento, no momento, ya que ustedes poseen su compañías y mantenerlas en el buen
sólo en el vestido para el baile, sino propio estilo. En una palabra, no camino. Ustedes mantienen la an-
todos los días y a toda hora. Muchas imitan las normas del mundo porque torcha en alto cuando día tras día
de ustedes son como ella y les felici- ustedes tienen una norma más ele- viven las elevadas normas de la
to esta noche. Ustedes han adoptado vada. Ustedes saben quiénes son y Iglesia.
la modestia como norma en su vida; eso les da una gran ventaja; saben Una jovencita, a la que llamaré
es más que la forma en que se visten; que en verdad son hijas del Padre Liz, es un ejemplo de lo que estoy
incluye por lo menos seis cosas que Celestial; saben que Él las conoce y diciendo. Ella estaba en la clase de
se me ocurren: (1) su conducta es las ama. Ustedes desean hacer lo que matemáticas de una joven a la que
llamaré Lindsay, quien, según ella lo
cuenta, se dio cuenta de que había
algo que hacía “ brillar” a Liz.
Lindsay reconoció que no pensaba
que Liz la conociera, pero de todos
modos la hacía sentir bien. Ésta
vivía de acuerdo con sus creencias y
hacía que los demás se sintieran
bien y aceptados. Lindsay observó a
Liz durante varias semanas; pero un
día, Liz faltó a la escuela; pasaron
varios días. Por fin, Lindsay se ente-
ró de que Liz estaba muy enferma de
la peligrosa meningitis.
Lindsay regresó a casa después
de la escuela y se sentó a llorar
frente a la mesa; no era como si ella
y Liz fuesen amigas íntimas, pero
ella le confió a su madre que tenían
que hacer algo para ayudarla.
Lindsay sugirió que tal vez toda la
familia ayunara y orara por Liz. Fue
una sorpresa para la madre oír eso
de una de sus propias hijas, ya que
en ese hogar no se había menciona-
do el ayuno ni la oración durante
años. Esa noche mientras cenaban,
cuando Lindsay y su madre habla-
ron con el resto de la familia, éstos
no aceptaron la idea de muy buena
gana, pero Lindsay les suplicó y al
final accedieron a ayunar y orar por
Liz, una extraña para ellos. Ocurrió
algo maravilloso; al poco tiempo Liz
regresó a la escuela, sintiéndose tan
saludable y feliz como siempre. Pero
aún más importante que eso, gra-
cias a esa experiencia, ahora reina

J U L I O D E 2 0 0 2
109
un espíritu maravilloso de esperanza presidente Snow le dijo: “Allie… llevar su Progreso Personal a su fin,
en el hogar de Lindsay, y debido a quiero decirte algo. Verás, fue en su luz brille de manera resplande-
ello, se han llevado a cabo cambios este mismo sitio donde se me mani- ciente a fin de que sea una influencia
importantes en la familia: ahora festó el Señor Jesucristo”. [El abue- para bien en las generaciones venide-
están teniendo juntos la oración fa- lo], “poniéndome su mano derecha ras. Por estas razones y más, la
miliar, algo que no hacían por algu- en la cabeza, me dijo: ‘Ahora, mi Primera Presidencia ha dicho:
nos años. nietecita, quiero que recuerdes que “Deseamos que todas las mujeres jó-
Liz irradiaba todo lo bueno y los éste es el testimonio de tu abuelo, venes se esfuercen por ganar el
demás lo podían percibir. Liz, si estás que él te dijo con sus propios labios Reconocimiento a la Mujer Virtuosa.
aquí esta noche, quisiera decirte que en realidad vio al Salvador aquí, Al esforzarse los jóvenes por alcanzar
“¡Gracias!”. Debido a lo bueno que en el templo, y que habló con Él esas metas, desarrollarán aptitudes y
hay en ti has bendecido por lo cara a cara’ ”4. atributos que los guiarán al templo y
menos a una familia entera a quien ¿Pueden imaginarse la reverencia los prepararán para una vida de ser-
tal vez ni siquiera conoces. Y quién que sentirían al andar por los mis- vicio a sus familias y al Señor”5. El
sabe cuántos más han recibido tu mos pasillos por los que caminó el nuevo y hermoso medallón a la
guía al llevar tu antorcha en alto. Salvador? ¿Se imaginan el estar allí, Mujer Virtuosa representa las agujas
El ser buenas nos hace sentir bien puras y limpias, como hijas de Dios, del templo a fin de recordarles que se
y hace sentir bien a los demás. Sólo preparadas para recibir Sus bendi- están preparando para recibir las or-
quisiera decirles que es mucho más ciones más sublimes? denanzas del templo, ya que es me-
fácil hacer lo bueno que hacer lo El Progreso Personal les ayudará diante él que vamos a Cristo.
malo. La vida es mucho menos com- en su preparación para entrar en el En esta víspera de la Pascua de re-
plicada cuando somos buenas. templo; es inspirado de los cielos. ¡Es surrección nuestros pensamientos se
El provecho más grande del ser un bello tesoro! Las acercará al vuelven a Cristo. Hace más de dos
buenas es que les conducirá al tem- Salvador y les servirá para magnificar mil años, cuando Su cuerpo se en-
plo, el más bello y sagrado de todos los dones divinos de la mujer de los contraba en la tumba, algunos pensa-
los lugares de esta tierra. El templo que hemos hablado. Es un programa ron que la luz se había disipado; pero
es el lugar que el Salvador puede vi- concebido especialmente para uste- sabemos que en la mañana del tercer
sitar porque es Su santa casa aquí en des en este periodo tan importante día, a la que llamamos Pascua de re-
la tierra. de preparación, ya que los modelos surrección, Él se levantó para ser
La nieta del presidente Lorenzo que establezcan y las decisiones que nuestra salvación, nuestro Salvador,
Snow se encontraba con él en el tomen ahora tendrán un efecto en el nuestra luz eterna que nunca nos de-
templo en una ocasión cuando el resto de su vida. Rogamos que al jará a oscuras. Testifico que Cristo es
la luz y la vida del mundo.
Estimadas jovencitas, dejen que
su luz brille intensamente delante
de toda su familia y amistades para
que vean sus buenas obras y glorifi-
quen a su Padre que está en los cie-
los. Es un privilegio portar la
antorcha. Es nuestra oración que Su
luz alumbre cada uno de sus pasos a
lo largo del sendero y que su bondad
las haga acreedoras de recibir algún
día las ordenanzas del templo, ya
que en ese lugar santo encontrarán
la luz más grande de todas, en el
nombre de Jesucristo. Amén. 

NOTAS
1. Mateo 5:16.
2. La Familia: Una proclamación para el
mundo, Liahona, octubre de 1998, pág. 24.
3. D. y C. 121:45.
4. “¡…Vive! Porque lo vimos”, Liahona,
abril de 1976, pág. 7.
5. Carta de la Primera Presidencia, 28
de septiembre de 2001, El fortalecimiento
de la juventud.

L I A H O N A
110
El presidente George Albert

Caminos hacia la Smith, octavo Presidente de la


Iglesia, exhortó: “Plantemos nues-
tros pies en el camino que conduce

perfección a la felicidad y al reino celestial, no


sólo de vez en cuando, sino todos
los días y a toda hora, porque si per-
manecemos en el lado de la línea
Presidente Thomas S. Monson del Señor, si permanecemos bajo la
Primer Consejero de la Primera Presidencia
influencia de nuestro Padre
Celestial, el adversario ni siquiera
podrá tentarnos. Pero si nos aden-
tramos en el territorio del diablo…
seremos desdichados, y esa desdicha
“Pongan en práctica en su vida cuatro virtudes específicas que han aumentará con el transcurso de los
probado tener éxito, y que son: una actitud de agradecimiento; un años, a menos que nos arrepintamos
de nuestros pecados y nos volvamos
deseo de aprender; devoción a la disciplina; y la disposición para al Señor”4.
trabajar”. Al dirigirme a los jóvenes del
Sacerdocio Aarónico, con frecuen-
cia he citado el consejo que un
ese camino y, lo que es más, cómo padre dio a su amado hijo: “Si algu-
podemos permanecer en ese camino na vez te encuentras donde no de-
que conduce a la perfección? bieras estar, ¡sal de inmediato!”. Esa
En el cuento clásico de Lewis misma verdad se aplica a ustedes jo-
Carroll, Alicia en el país de las mara- vencitas que se encuentran aquí en
villas, Alicia se encuentra ante un el Centro de Conferencias y a las
cruce de caminos, con dos senderos que están congregadas en centros de
por delante, cada uno de los cuales reuniones por todo el mundo.
se perdía en la distancia pero en di- Siempre he pensado que si habla-
recciones opuestas, y se ve acosada mos en términos generales, raras
por el gato Cheshire, a quien Alicia veces lograremos el éxito; pero si
le pregunta: “¿Qué camino he de hablamos en términos específicos,
tomar?”. raras veces fracasaremos. Por esa
El gato contesta: “Depende razón, las exhorto a que pongan en
mucho del punto adonde quieras ir. práctica en su vida cuatro virtudes
Si no sabes adónde quieres ir, no im- específicas que han probado tener
porta qué camino sigas”2. éxito, y que son:
A diferencia de Alicia, cada una 1. Una actitud de agradecimien-
de ustedes sabe adónde quiere ir. Sí to;

N uestra presidencia de las


Mujeres Jóvenes ha habla-
do muy bien, ¿no es así? Yo
apruebo y respaldo todo lo que uste-
des han escuchado de estas maravi-
importa el camino que sigan, porque
el sendero que sigan en esta vida
conducirá al sendero que seguirán
en la siguiente.
Una alegre tonada que fue popu-
2. Un deseo de aprender;
3. Devoción a la disciplina; y
4. La disposición para trabajar.
Primero, una actitud de agradeci-
miento. En el libro de Lucas, capítu-
llosas mujeres hoy; ellas son en lar hace muchos años contiene esta lo 17, leemos el relato de los diez
verdad siervas de nuestro Padre frase que suscita la reflexión: “Si el leprosos. Cuando viajaba hacia
Celestial y han presentado Su santa desearlo lo hace realidad, sigue de- Jerusalén, el Salvador pasó por
palabra. seando y las preocupaciones se esfu- Galilea y Samaria y entró en cierto
“La felicidad”, escribió el profeta marán”. Otra fórmula para el pueblo a orillas del cual le salieron
José Smith, “es el objeto y propósito fracaso proviene de la canción más al encuentro diez leprosos a quienes,
de nuestra existencia; y también reciente: “No importa; sé feliz”. debido a su condición, se les obliga-
será el fin de ella, si seguimos el ca- Nuestro tema para esta noche, ba a vivir apartados de los demás. Se
mino que nos conduce a la felicidad; “Permaneced en lugares santos”, es pararon “de lejos” y exclamaron:
y este camino es virtud, justicia, fi- más apropiado. También me gustan “¡Jesús, Maestro, ten misericordia
delidad, santidad y obediencia a las palabras que siguen: “Permane- de nosotros!”.
todos los mandamientos de Dios”1. ced en lugares santos y no seáis El Salvador, lleno de compasión y
Pero, ¿cómo podemos encontrar movidos”3. amor por ellos, dijo: “Id, mostraos a

J U L I O D E 2 0 0 2
111
los sacerdotes”, y mientras iban, Las conocemos como egoísmo, codi- Encontramos la verdad en las
descubrieron que habían sido sana- cia, desenfreno, crueldad y delitos, Escrituras, en las palabras de los
dos. Las Escrituras nos dicen: siendo éstas sólo unas pocas. profetas, en las instrucciones de
“…uno de ellos, viendo que había En una conferencia regional, el nuestros padres, y en la inspiración
sido sanado, volvió, glorificando a presidente Gordon B. Hinckley dijo: que recibimos al ponernos de rodi-
Dios a gran voz, y se postró rostro “Vivimos en un mundo de tanta su- llas y buscar la ayuda de Dios.
en tierra a [los] pies [del Maestro], ciedad; está en todas partes: en las Debemos ser fieles a nuestros
dándole gracias; y éste era samarita- calles, en la televisión, en libros y ideales, porque los ideales son como
no”. revistas. Es como un gran diluvio, las estrellas: no se alcanzan con las
El Salvador respondió: “…¿No horrible, sucio y cruel, en el que está manos, pero si se les toma como
son diez los que fueron limpiados? Y sumido el mundo. Es preciso que guía, nos llevarán a nuestro
los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo nos mantengamos por encima de destino9.
quien volviese y diese gloria a Dios él… El mundo está perdiendo sus Muchas de sus maestras están
sino este extranjero? Y le dijo: normas morales, lo cual únicamente acompañándolas esta noche. Confío
Levántate, vete; tu fe te ha traerá sufrimiento. El camino a la en que a cada maestra se le puede
salvado”5. felicidad yace en volver a una vida adjudicar la descripción que se hizo
Gracias a la intervención divina, familiar firme y a la observancia de de una de ellas: “Creó en el aula
aquellos leprosos se libraron de una las normas morales, cuyo valor se ha una atmósfera donde se tejían mági-
muerte lenta y cruel, recibiendo la probado a través de las eras del camente la amabilidad y la acepta-
dádiva de una nueva vida. La grati- tiempo”6. ción; donde se aseguraron el
tud expresada por uno de ellos sus- Si seguimos el consejo del presi- progreso y la enseñanza, la amplitud
citó la bendición del Maestro; la dente Hinckley, podremos hacer de la imaginación y el espíritu de los
ingratitud de los otros nueve le que el tiempo que vivamos aquí en jóvenes”10.
causó desilusión. la tierra sea una época maravillosa. Tercero, hablemos sobre Una de-
Las plagas de hoy son como la Tenemos oportunidades ilimitadas. voción a la disciplina.
lepra de antaño; consumen, debili- Hay tantas cosas que son buenas, Nuestro Padre Celestial ha dado
tan, destruyen; se hallan por todos como maestros que enseñan, amigos a cada uno de nosotros el poder
lados y su efecto no conoce límites. que ayudan, matrimonios que triun- para pensar, razonar y decidir. Con
fan y padres que se sacrifican. tal poder, se hace indispensable la
Estén agradecidas por su madre, autodisciplina.
por su padre, por su familia y amis- Cada uno de nosotros tiene la
tades. Expresen gratitud por sus ma- responsabilidad de elegir. Quizás us-
estras de las Mujeres Jóvenes; ellas tedes se pregunten: “¿Son las deci-
les aman, oran por ustedes y les siones algo tan importante?”. Les
prestan servicio. Ustedes son de afirmo que las decisiones determi-
gran valor a la vista de ellas y a la de nan el destino; ustedes no pueden
nuestro Padre Celestial. Él escucha tomar decisiones eternas sin que
sus oraciones; Él les brinda Su paz y tengan consecuencias eternas.
Su amor. Permanezcan cerca de Él y Quisiera darles una fórmula sen-
de Su Hijo, y nunca se encontrarán cilla mediante la cual pueden medir
solas. las decisiones que enfrentan. Es fácil
Segundo, Un deseo de aprender. de recordar: “No puedes hacer bien
El apóstol Pablo dijo a Timoteo: haciendo lo malo ni puedes hacer
“Ninguno tenga en poco tu juventud, mal haciendo lo bueno”. Nuestra
sino sé ejemplo de los creyentes”7. conciencia nos advierte como amiga
El presidente Stephen L Richards, antes de que nos castigue como
que hace muchos años fue juez.
Consejero de la Primera Presidencia, En una revelación que dio a tra-
era un profundo pensador. Él dijo: vés del profeta José Smith, el Señor
“La fe y la duda no pueden existir en aconseja: “…lo que no edifica no es
la misma mente al mismo tiempo, de Dios, y es tinieblas. Lo que es de
pues una disipa a la otra”. Mi conse- Dios es luz…”11.
jo es que busquen la fe y disipen la Algunas personas insensatas dan
duda. la espalda a la sabiduría de Dios y
El Señor aconsejó: “…buscad pa- van tras los encantos de las modas
labras de sabiduría de los mejores li- pasajeras, la atracción de la falsa po-
bros; buscad conocimiento, tanto pularidad y la emoción del momen-
por el estudio como por la fe”8. to. Se necesita valor para pensar lo

L I A H O N A
112
bueno y escoger lo bueno, porque demos cuenta de la importancia 3. Devoción a la disciplina; y
muy raras veces, ese camino será el del trabajo lo más pronto posible. 4. La disposición para trabajar.
más fácil de seguir. Para triunfar o para salir adelante, A la vida de toda persona llega-
La batalla en pos del autodomi- debemos trabajar; no hay otra ma- rán momentos de desesperanza y la
nio es posible que deje a la persona nera de hacerlo”13. necesidad de recibir dirección de
un tanto magullada y herida, pero “Pon tu hombro a la lid con fer- una fuente divina, incluso una calla-
siempre una persona mejor. El auto- vor”14 es más que una línea de un da súplica de ayuda. Con todo mi
dominio es en sí un proceso riguroso himno favorito; nos llama a trabajar. corazón y mi alma les testifico que
que muchos de nosotros quisiéramos Tal vez un ejemplo sería útil. La nuestro Padre Celestial las ama, las
que no requiriera esfuerzo y no nos desidia es en verdad la ladrona del tiene presentes y no las abandonará.
causara dolor. En caso de tener que tiempo, especialmente en lo que Permítanme ilustrar esto con
hacer frente a reveses pasajeros, una atañe al trabajo sumamente arduo. una atesorada experiencia perso-
parte muy importante de nuestra Me refiero a la necesidad de estu- nal. Durante muchos años, mis
lucha por lograr el autodominio es diar diligentemente a medida que se asignaciones me llevaron a esa
la determinación y el valor para vol- preparan para las pruebas escolares parte de Alemania que se encon-
ver a intentarlo. y, de hecho, para las pruebas de la traba detrás de lo que se llamaba la
Mis queridas hermanitas, no co- vida. Cortina de Hierro. Bajo el control
nozco otra descripción más acertada Conozco a una estudiante uni- comunista, las personas que vivían
acerca de ustedes que la que expre- versitaria que estaba tan ocupada en esa región de Alemania habían
só la Primera Presidencia el 6 de con las alegrías de la vida estudian- perdido casi todas sus libertades; se
abril de 1942: “Cuán gloriosa y til que pospuso la preparación para restringieron las actividades de los
cerca de los ángeles está la juventud un examen. La noche anterior, se jóvenes y se vigilaban todos sus
que es limpia; esta juventud posee dio cuenta de que era muy tarde y movimientos.
un gozo indescriptible aquí y una fe- que no se había preparado. Se em- Poco después de asumir mis res-
licidad eterna en el más allá”12. pezó a justificar: ¿Qué es más im- ponsabilidades en esa región, asistí a
La meta de ustedes es obtener la portante: mi salud, para la cual tengo una conferencia muy especial efec-
vida eterna en el reino de nuestro que dormir, o el trabajo tedioso del es- tuada en aquella parte de Alemania.
Padre, y si han de lograrla, cierta- tudio? Probablemente ustedes adi- Después de los himnos de inspira-
mente se requerirá la autodisciplina. vinen el resultado. El sueño salió ción y de la palabra hablada, sentí la
Por último, cultivemos todos la ganando, el estudio fracasó y la impresión de reunirme brevemente
disposición para trabajar. El presi- prueba resultó en desastre. afuera del viejo edificio con los esti-
dente J. Reuben Clark, que hace Debemos trabajar. mados jovencitos, quienes eran rela-
muchos años fue Consejero de la Ésta es, entonces, la fórmula que tivamente pocos, pero que
Primera Presidencia, dijo: “Creo se sugiere: escuchaban cada una de mis pala-
que estamos aquí para trabajar, y 1. Una actitud de agradecimien- bras; tenían hambre de recibir la pa-
no creo que podamos librarnos de to; labra y el aliento de un apóstol del
ello. Creo que es preciso que nos 2. Un deseo de aprender; Señor.

J U L I O D E 2 0 0 2
113
de que usted viniera a nuestra con-
ferencia hace tantos años, yo le
había suplicado a mi Padre Celestial
que me hiciera saber que Él de ver-
dad se preocupaba por mí. Guardé
ese obsequio a fin de que pudiese re-
cordar y enseñar a mi hija que nues-
tro Padre Celestial sí escucha
nuestras oraciones”.
Esta noche tengo ese obsequio
ante ustedes, que es un símbolo de
fe y de seguridad de la ayuda celes-
tial que nuestro Padre y Su Hijo
Jesucristo les brindarán.
En esta víspera de la Pascua de
resurrección, ruego que nuestros
pensamientos se vuelvan a Aquel
que expió nuestros pecados, que nos
mostró la manera de vivir, de orar, y
que demostró, mediante Sus propias
acciones, la forma en que podemos
hacerlo nosotros. Este Hijo de Dios,
nacido en un establo, acunado en
un pesebre, sí, Jesucristo el Señor,
nos invita a seguirle. “Gozoso, canto
con fervor: Yo sé que vive mi
Señor” 15 . En el nombre de
Jesucristo. Amén. 

NOTAS
1. Enseñanzas del Profeta José Smith,
pág. 312.
2. Adaptado de Lewis Carroll, Alice’s
Adventures in Wonderland, 1992, pág. 76).
Antes de asistir a la conferencia y de ustedes, y que hablaba algo de in- 3. D. y C. 87:8; cursiva agregada.
de partir de los Estados Unidos, glés, me dijo: “Presidente Monson, 4. En Conference Report, abril de
sentí la inspiración de comprar tres ¿recuerda que hace mucho se reunió 1944, págs. 31–32.
paquetes de goma de mascar; la unos momentos con unos jóvenes 5. Lucas 17:11–19.
compré de tres sabores: de menta, después de una conferencia de dis- 6. Conferencia Regional en Berlín,
de menta verde y de frutas. Al con- trito y que dio a cada uno dos barri- Alemania, 16 de junio de 1996.
cluir la reunión con los jóvenes, di tas de goma de mascar?”. 7. 1 Timoteo 4:12.
meticulosamente a cada uno de Respondí: “Sí; lo recuerdo muy 8. D. y C. 88:118.
ellos dos barritas de goma de mas- bien”. 9. Véase Carl Schurz en 1859, en John
car, algo que nunca habían probado Ella agregó: “Mi madre fue una Bartlett, compilación, Familiar Quotations,
y que recibieron con gozo. de las que recibió su regalo. Ella me 15 ed., 1980, pág. 602.
Pasaron los años. Regresé a contó que había dividido una de las 10. “Una actitud de agradecimiento”,
Dresde, el sitio de aquella conferen- barritas en varias partes; mencionó Liahona, mayo de 2000, pág. 2.
cia. Ya contaban con capillas; la su dulce sabor y cómo las atesoró”. 11. Doctrina y Convenios 50:23, 24.
gente era libre; tenían un templo. Luego, con la sonrisa de aprobación 12. James R. Clark, compilación,
Alemania ya no estaba separada por de su querida madre, me entregó Messages of the First Presidency of The
barreras políticas, sino que se había una cajita. Al abrirla, vi la otra ba- Church of Jesus Christ of Latter-Day Saints.
convertido en una sola nación. Esos rrita de goma de mascar, aún con el 13. J. Reuben Clark Jr., Work—Work
jóvenes ya eran adultos que tenían envoltorio, después de casi veinte Always! BYU Speeches of the Year, 25 de
sus propios hijos. años. Luego dijo: “Mi madre y yo mayo de 1960, pág. 4.
Tras una larga e inspiradora con- queremos regalarle esto”, dijo. 14. “Pon tu hombro a la lid”, Himnos,
ferencia, una madre y su hija me Se derramaron lágrimas, seguidas Nº 164.
buscaron para hablar conmigo. La de abrazos. 15. “Yo sé que vive mi Señor”, Himnos,
hija, que tenía más o menos la edad La madre se dirigió a mí: “Antes Nº 73.

L I A H O N A
114
hasta lo más profundo del alma—

Se dirigen a nosotros sólo se recibe con y por medio de la


fe en el Señor Jesucristo.

Élder Robert D. Hales, del Quórum


de los Doce Apóstoles: La luz hace
desvanecer la oscuridad. Cuando la
Informe de la Conferencia General Semestral número 172, luz está presente, la oscuridad…
debe retirarse. Y lo que es más, la
del 6 y 7 de abril de 2002, para los niños de la Iglesia oscuridad no puede conquistar a la
luz a menos que ésta disminuya o se
aleje. Cuando está presente la luz
Presidente Gordon B. Hinckley: Al nuestro Padre y de que el Señor espiritual del Espíritu Santo, la os-
igual que la estrella polar de los cie- Jesucristo es nuestro Salvador y curidad de Satanás se aleja.
los, pese a lo que depare el futuro, Redentor. Segundo, es una sincera
allí está el Redentor del mundo… A confesión de pecado y transgresión, Élder Jeffrey R. Holland, del
la luz del sol, así como en las som- y una petición de perdón. Tercero, Quórum de los Doce Apóstoles:
bras, acudimos a Él, y Él está allí es el reconocimiento de que necesi- Podemos… emprender el camino de
para darnos seguridad y sonreírnos. tamos una ayuda que excede a regreso al Padre. Debemos hacerlo
Él es el punto central de nuestra nuestra propia capacidad. Cuarto, con toda la presteza y toda la humil-
adoración. es una oportunidad de expresar ac- dad que podamos reunir. Por el ca-
ción de gracias y gratitud a nuestro mino, podemos contar nuestras
Presidente Thomas S. Monson, Creador. muchas bendiciones y celebrar los
Primer Consejero de la Primera logros de los demás. Lo mejor de
Presidencia: En muchas familias hay Presidente Boyd K. Packer, todo es que podemos servir a nues-
sentimientos heridos y una renuen- Presidente en Funciones del Quórum tros semejantes, que es el ejercicio
cia a perdonar. No importa cuál de los Doce Apóstoles: Nada se puede más eficaz que se haya recetado para
haya sido el problema, no puede ni comparar con un padre responsable la caridad del corazón.
debe permitirse que siga causando que enseña responsablemente a sus
daño. El seguir culpando a los hijos. Nada hay comparable a una Élder Henry B. Eyring, del
demás mantiene abierta la herida; madre que está con ellos para con- Quórum de los Doce Apóstoles: El
sólo el perdonar la cicatriza. solarles y darles seguridad en sí miembro nuevo… debe escoger por
mismos. sí mismo, con fe, recibir el bautismo,
Presidente James E. Faust, Segundo depositando su confianza en el
Consejero de la Primera Presidencia: Élder M. Russell Ballard, del amigo perfecto, el Salvador… Debe
Primero, la oración es un humilde Quórum de los Doce Apóstoles: La escoger recibir el don del Espíritu
reconocimiento de que Dios es paz —la paz verdadera que se siente Santo… Y esa elección no se debe
hacer sólo una vez, sino cada día,
cada hora, cada minuto. Incluso
cuando el Espíritu Santo viene e in-
dica lo que se debe hacer, el hacerlo
o no representa una elección.

Élder Earl C. Tingey, de la


Presidencia de los Setenta: Al pagar
un diezmo íntegro, ustedes y sus fa-
milias sentirán esa paz especial que
sobrepasa todo entendimiento…
Llegarán a saber que su Padre
Celestial les ama.

Hermana Gayle M. Clegg, Segunda


Consejera de la Presidencia General de
la Primaria: Es una bendición permi-
tir que los niños corran lo más lejos
que puedan por sí solos para que de-
sarrollen fortaleza para sus propios
testimonios. 

J U L I O D E 2 0 0 2
115
Presidencias Generales de las Organizaciones Auxiliares FUENTES DE CONSULTA PARA LA
INSTRUCCIÓN

ESCUELA DOMINICAL Enseñanzas para


nuestra época
2002
L as reuniones del Sacerdocio de
Melquisedec y de la Sociedad de
Socorro que se llevan a cabo el cuarto
domingo del mes se deben dedicar a
Élder John H. Groberg Élder Cecil O. Samuelson Jr. Élder Richard J. Maynes
“Enseñanzas para nuestra época”. Cada
Primer Consejero Presidente Segundo Consejero año, la Primera Presidencia asigna 10
temas con sus correspondientes mate-
HOMBRES JÓVENES riales de consulta para que se utilicen
en esas reuniones. A continuación se
proporcionan los temas y los materiales
de consulta para el año 2002. Las presi-
dencias de estaca o de distrito escoge-
rán los dos temas adicionales.
Los temas que se sometan a discu-
sión en las reuniones del cuarto domin-
go deben basarse en uno o quizás en
Élder Glenn L. Pace Élder F. Melvin Hammond Élder Spencer J. Condie dos de los materiales de consulta desig-
Primer Consejero Presidente Segundo Consejero
nados que mejor satisfagan las necesi-
SOCIEDAD DE SOCORRO dades de los miembros del quórum o de
la clase, y se adapten a sus circunstan-
cias. No es necesario que los maestros
utilicen todos los materiales de consul-
ta. Se alienta a los líderes y a los maes-
tros a no hacer de los temas un sermón
o una disertación, sino a ponerlos a dis-
cusión de clase; ellos deben pensar en
la forma de alentar a los miembros del
Hermana Kathleen H. Hughes Hermana Bonnie D. Parkin Hermana Anne C. Pingree quórum o de la clase a aplicar los prin-
Primera Consejera Presidenta Segunda Consejera cipios que se hayan analizado. En La
enseñanza: el llamamiento más importante
MUJERES JÓVENES [36123 002] y en la Guía para la ense-
ñanza [34595 002] se pueden encon-
trar sugerencias sobre cómo preparar y
realizar análisis de quórum o de clase.
1. Jesús de Nazaret, Salvador y Rey
Mateo 1:18–21; Hechos 4:8–12;
3 Nefi 11:7–17.
“Testigos especiales de Cristo”,
Hermana Carol B. Thomas Hermana Margaret D. Nadauld Hermana Sharon G. Larsen Liahona, abril de 2001, págs. 2–24
Primera Consejera Presidenta Segunda Consejera (video optativo, Testigos especiales de
PRIMARIA Cristo, artículo 53584 002).
Russell M. Nelson, “Jesús el Cristo:
Nuestro Maestro y más”, Liahona, abril
de 2000, págs. 4–19.

Enseñanzas para nuestra época, 2003


La lista de temas y fuentes de consulta
para “Enseñanzas para nuestra época”
Hermana Sydney S. Reynolds Hermana Coleen K. Menlove Hermana Gayle M. Clegg en 2003 aparecerán en muchos idiomas
Primera Consejera Presidenta Segunda Consejera en el sitio web de la Iglesia
(www.lds.org) en julio de 2002.

L I A H O N A
116
“Jesucristo, nuestro fundamento 6. Proporcionar a los hijos una 2000, págs. 12–21.
seguro”, lección 1 , La Mujer Santo herencia de fe Jeffrey R. Holland, “ ‘Me seréis
de los Últimos Días, Parte B Proverbios 22:6; Mateo 5:13–16; testigos’ ”, Liahona, julio de 2001,
[31114 002]. Tito 2:1–8; 1 Nefi 1:1; D. y C. págs. 15–17.
68:25–28. “La obra misional”, capítulo 33,
2. Convertirse verdaderamente
Gordon B. Hinckley, “El consejo y Principios del Evangelio.
como familia y en forma individual
la oración de un profeta en beneficio
Lucas 18:18–30; Mosíah 4:6–7; 9. Encontrar y alimentar a las ovejas
de la juventud”, Liahona, abril de
5:2; Alma 5:14–35. perdidas del Señor
2001, págs. 30–41.
Gordon B. Hinckley, “El milagro Lucas 10:25–37; Efesios 2:19;
David B. Haight, “Sean un eslabón
de la fe”, Liahona, julio de 2001, Alma 31:34–35; D. y C. 18:15–16.
fuerte”, Liahona, enero de 2001,
págs. 82–85. Thomas S. Monson, “Tu jornada
págs. 23–25.
L. Tom Perry, “Discipulado”, eterna”, Liahona, julio de 2000,
“La familia puede ser eterna”,
Liahona, enero de 2001, págs. 72–74. págs. 56–59.
capítulo 36, Principios del Evangelio.
Dallin H. Oaks, “El desafío de lo Henry B. Eyring, “ ‘Velad conmi-
que debemos llegar a ser”, Liahona, 7. Fortalecer al hogar y a la familia go’ ”, Liahona, julio de 2001, págs.
enero de 2001, págs. 40–43. en contra de la maldad 44–47.
“La caridad”, capítulo 30, Principios Isaías 52:11; Juan 15:1–4; Jacob “El hermanamiento es una respon-
del Evangelio [31110 002]. 3:10–12; D. y C. 121:45. sabilidad del sacerdocio”, lección 10,
Thomas S. Monson, “La pornogra- Deberes y bendiciones del sacerdocio,
3. Permanecer fieles a nuestros
fía: Ese propagador mortal”, Liahona, Parte B.
convenios bautismales
noviembre de 2001, págs. 2–6.
Mateo 3:13–17; 2 Nefi 31:5–20; 10. Recibir las bendiciones del
Neal A. Maxwell, “Los artificios y
Mosíah 18:7–10. templo
las tentaciones del mundo”, Liahona,
James E. Faust, “Nacer de nuevo”, Salmos 24:3–5; D. y C. 109:12–23;
enero de 2001, págs. 43–46.
Liahona, julio de 2001, págs. 68–71. 110:6–10.
“La pureza moral”, lección 34, De-
Robert D. Hales, “El convenio del Boyd K. Packer, “El santo templo”,
beres y bendiciones del sacerdocio, Parte A.
bautismo: Estar en el reino y ser del Liahona, junio de 1992, págs. 14–23.
reino”, Liahona, enero de 2001, 8. La participación en el servicio Russell M. Nelson, “La preparación
págs. 6–9. misional como familia y en forma personal para recibir las bendiciones
“El bautismo: Un convenio conti- individual del templo”, Liahona, julio de 2001,
nuo”, lección 29, Deberes y bendiciones Marcos 16:15; D. y C. 18:15–16; págs. 37–40.
del sacerdocio, Parte A [31111 002]. 34:4–6; 60:1–2; 88:81; 123:12. “La historia familiar y el llevar re-
M. Russell Ballard, “Los miembros gistros”, lección 8, Deberes y bendicio-
4. Encontrar gozo y paz por medio
son la clave”, Liahona, septiembre de nes del sacerdocio, Parte B. 
de la Expiación
Isaías 1:16–20; 2 Nefi 9:18–21;
Alma 34:14–16; 38:8–9; D. y C. La galería del Centro de Conferencias durante una sesión de la
18:10–13. conferencia.
Boyd K. Packer, “ ‘El toque de la
mano del Maestro’ ”, Liahona, julio de
2001, págs. 25–28.
Richard G. Scott, “El camino hacia
la paz y el gozo”, Liahona, enero de
2001, págs. 31–33.
“El arrepentimiento”, capítulo 19,
Principios del Evangelio.
5. Adquirir un testimonio de las
verdades del Evangelio
Juan 7:17; Alma 5:44–46;
32:27–28; Éter 12:6; Moroni 10:4–5;
D. y C. 6:20–23.
James E. Faust, “Un testimonio
cada vez mayor”, Liahona, enero de
2001, págs. 69–71.
Joseph B. Wirthlin, “Un testimonio
puro”, Liahona, enero de 2001,
págs. 27–30.
“Un testimonio del Evangelio de
Jesucristo”, lección 26, Deberes y
bendiciones del sacerdocio, Parte A.

J U L I O D E 2 0 0 2
117
Lección 29: Observancia del día de Kenneth Johnson, “ ‘Conocerás si
Guía de fuentes de reposo la doctrina es de Dios’ ”, Liahona,
consulta para usar James E. Faust, “El día del Señor”,
Liahona, enero de 1991, 37–40.
junio de 1999, 11–15.
Denalee Chapman, “Las 3 pregun-
con Sacerdocio Brian Lewis, “El propósito princi- tas”, Liahona, noviembre de 2000,
Aarónico, pal”, Liahona, febrero de 1999, 46–47.
D. Kelly Ogden, “Acuérdate del día
46–47.
“Siempre obedece los
manual 3 de reposo”, Liahona, mayo de 1998, mandamientos”, Himnos, Nº 197.
(Se usa para complementar las 16–23.
Lección 35: Fe en el Señor
lecciones 26–49, no para Lección 30: El poseedor del Jesucristo
reemplazarlas). Sacerdocio Aarónico respeta a la Gordon B. Hinckley, “No temáis;
mujer cree solamente”, Liahona, octubre de
S írvase usar las lecciones en el
orden en que aparecen impresas.
Nota: El manual no incluye una lec-
Thomas S. Monson, “ ‘He aquí tu
madre’ ”, Liahona, abril de 1998, 2–7.
Russell M. Nelson, “Nuestro deber
2000, 26–29.
“Fe en Jesucristo”, Liahona, marzo
de 2002, 42–43.
ción específica para Navidad. Si usted sagrado de honrar a la mujer”, “Creo en Cristo”, Himnos, Nº 72.
desea enseñar una lección especial Liahona, julio de 1999, 45–48.
sobre Navidad (22 de diciembre), Lección 36: La bendición patriarcal
“Oh mi Padre”, Himnos, Nº 187.
considere el uso de discursos de las James E. Faust, “Las bendiciones
conferencias, artículos e himnos que Lección 31: La elección de una del sacerdocio”, Liahona, enero de
se centren en el nacimiento, la expia- compañera eterna 1996, 70–73.
ción, la resurrección y la vida y misión Gordon B. Hinckley, “Las obliga- “¿Cómo puedo prepararme para re-
del Salvador. ciones de la vida”, Liahona, mayo de cibir mi bendición patriarcal?”,
1999, 2–7. Liahona, agosto de 2001, 22–24.
Lección 26: Las bendiciones de la Richard G. Scott, “Haz tú lo justo”, “Dios habla a Sus hijos mediante la
ley de castidad Liahona, marzo de 2001, 10–17. revelación personal”, Liahona, mayo
“Lo que enseñan los profetas en Alfonso Castro Vázquez, “ ‘Quiero de 1999, 25.
cuanto a la castidad y la fidelidad”, una familia eterna’ ”, Liahona, agosto
Liahona, octubre de 1999, 26–29. Lección 37: Los frutos y los dones
de 2000, 26–28.
Jeffrey R. Holland, “La pureza del Espíritu
personal”, Liahona, enero de 1999, Lección 32: Preparación para Thomas S. Monson, “ ‘El espíritu
89–92. recibir la investidura en el templo vivifica’ ”, Liahona, junio de 1997,
Robert Layton, “¿Y la abstinen- James E. Faust, “ ‘¿Quién subirá al 2–7.
cia?”, Liahona, noviembre de 1999, monte de Jehová?’ ”, Liahona, agosto John B. Dickson, “Los dones in-
42–43. de 2001, 2–5. comparables”, Liahona, octubre de
Terrance D. Olson, “Verdades Carlos E. Asay, “El gárment del 1999, 18–24.
sobre la pureza moral”, Liahona, templo”, Liahona, septiembre de 1999, “Un Dios de milagros”, Liahona,
octubre de 1999, 30–39. 32–39. noviembre de 1999, 8–11.
F. David Stanley, “El paso más im- Ronal Navarro Gutiérrez, “Guiado
Lección 27: El cuerpo es un templo portante”, Liahona, octubre de 2001, por el Espíritu”, Liahona, noviembre
Boyd K. Packer, “ ‘Sois templo de 34–37. de 1998, 8–9.
Dios’ ”, Liahona, enero de 2001, Carol B. Thomas, “Preparemos a
85–88. Lección 38: El amor puro de Cristo
nuestra familia para asistir al templo”,
Colleen Whitley, “ ‘No le hago Thomas S. Monson, “Los que
Liahona, julio de 1999, 13–15.
daño a nadie’ ”, Liahona, marzo de aman a Jesús”, Liahona, marzo de
2000, 40–42. Lección 33: El matrimonio 1999, 2–7.
celestial: una preparación para Todd Dunn, “ ‘Hola, José’ ”,
Lección 28: Cómo resistir las la eternidad Liahona, febrero de 2000, 43.
tentaciones Richard G. Scott, “Recibe las ben- Linda A. Peterson, “Mi heroína”,
Boyd K. Packer, “El espíritu de diciones del templo”, Liahona, julio de Liahona, diciembre de 1999, 34–35.
revelación”, Liahona, enero de 2000, 1999, 29–31. Jeanie McAllister, “ ‘La caridad
26–29. “El nutrir un amor que perdura”, nunca deja de ser’ ”, Liahona, febrero
Neal A. Maxwell, “Los artificios y Liahona, mayo de 2000, 25. de 1999, 26–31.
las tentaciones del mundo”, Liahona, Larry E. Dahl, “La ley mayor”,
enero de 2001, 43–46. Lección 39: Deleitaos en la palabra
Liahona, agosto de 1999, 16–24.
Darrin Lythgoe, “Para resistir la de Cristo
“Las familias pueden ser eternas”,
tentación”, Liahona, noviembre de Robert D. Hales, “La curación del
Himnos, Nº 195.
2001, 7. alma y del cuerpo”, Liahona, enero de
Brad Wilcox, “Una pregunta peli- Lección 34: La obediencia 1999, 16–19.
grosa”, Liahona, mayo de 2000, James E. Faust, “La obediencia: el Trisha Swanson Dayton, “Cómo
32–35. sendero hacia la libertad”, Liahona, gané la guerra”, Liahona, agosto de
julio de 1999, 53–56. 2001, 26–28.

L I A H O N A
118
George A. Horton Jr., “Apliquemos D. Todd Christofferson, “El quó- Liahona, julio de 1998, 46–49.
las Escrituras a nosotros mismos”, rum del sacerdocio”, Liahona, enero Gordon Swensen, “Brazo de
Liahona, agosto de 2000, 44–45. de 1999, 47–49. honor”, Liahona, marzo de 2001, 8–9.
“Al leer las Escrituras”, Himnos, Roger Terry, “ ‘Mis hermanos más Robert J. Matthews, “ ‘No hablarás
Nº 180. pequeños’ ”, Liahona, diciembre de contra tu prójimo falso testimonio’ ”,
2000, 18–24. Liahona, noviembre de 1998, 14–21.
Lección 40: La obra misional
“Tú me has dado muchas bendi- Richard D. Draper, “ ‘No hurta-
David B. Haight, “La misión: Una
ciones, Dios”, Himnos, Nº 137. rás’ ”, Liahona, octubre de 1998, 26–31.
aventura espiritual”, Liahona, octubre
de 2001, 12–16. Lección 45: Al compartirlo, fortale- Lección 48: La preparación para
M. Russell Ballard, “Ahora es el cemos nuestro testimonio servir mediante la educación
momento”, Liahona, enero de 2001, Gordon B. Hinckley, “Mi testimo- Gordon B. Hinckley, “El consejo y
88–91. nio”, Liahona, julio de 2000, 82–85. la oración de un profeta en beneficio
Barbara Jean Jones, “Es tu llama- James E. Faust, “Un testimonio de la juventud”, Liahona, abril de
miento”, Liahona, octubre de 2001, cada vez mayor”, Liahona, enero de 2001, 30–41.
20–23. 2001, 69–71. Anne Yelvington Lynch, “Alas”,
“Llamados a servir”, Himnos, Joseph B. Wirthlin, “Un testimonio Liahona, febrero de 2000, 26–29.
Nº 161. puro”, Liahona, enero de 2001, 27–30. Darrin Lythgoe, “Las recompensas
“Testimonio”, Himnos, Nº 75. del aprender”, Liahona, noviembre de
Lección 41: La manera de llegar a
1999, 48.
ser como nuestro Salvador Lección 46: La orientación familiar
Dallin H. Oaks, “El desafío de lo eficaz Lección 49: Poseemos un legado
que debemos llegar a ser”, Liahona, Russell M. Nelson, “Los pastores, maravilloso
enero de 2001, 40–43. los corderos y los maestros orienta- Jeffrey R. Holland, “Como palomas
Richard C. Edgley, “ ‘¡He aquí el dores”, Liahona, abril de 1999, en nuestra ventana”, Liahona, julio de
hombre!’ ”, Liahona, enero de 2000, 42–48. 2000, 90–93.
49–51. Malcolm W. Watson, “Orientación Stephen B. Oveson, “Nuestro lega-
Yessika Delfin Salinas, “ ‘Orad por familiar hasta el fin”, Liahona, sep- do”, Liahona, enero de 2000, 34–36.
vuestros enemigos’ ”, Liahona, tiembre de 2000, 43–44. “¿Tiene realmente importancia si
septiembre de 2000, 8–10. Kellene Ricks Adams, “Cómo ser se está emparentado con pioneros de
“Señor, yo te seguiré”, Himnos, Nº un maestro orientador o una maestra la Iglesia?”, Liahona, marzo de 1998,
138. visitante mejor”, Liahona, septiembre 30–32.
de 1998, 34–45. “A vencer”, Himnos, Nº 167.
Lección 42: Ser humilde y dócil
para aprender Lección 47: La honradez
James E. Faust, “En busca de la James E. Faust, “A esto aspiramos”,
vida abundante”, Liahona, noviembre
de 2000, 2–6.
Neal A. Maxwell,
“Arrepintámonos de nuestro egoísmo
(D. y C. 56:8)”, Liahona, julio de
1999, 26–28.
Sam y Christie Giles, “ ‘No te que-
remos aquí’ ”, Liahona, junio de 1999,
38–40.
“Sé humilde”, Himnos, Nº 70.
Lección 43: Los pensamientos y el
lenguaje
James E. Faust, “El poder del auto-
dominio”, Liahona, julio de 2000,
52–55.
Cree-L Kofford, “Su nombre está a
salvo en nuestra casa”, Liahona, julio
de 1999, 96–98.
H. David Burton, “Honremos el
sacerdocio”, Liahona, julio de 2000,
46–48.
Lección 44: El servicio al prójimo
Gordon B. Hinckley, “ ‘No tengáis
miedo… de hacer lo bueno’ ”,
Liahona, febrero de 2000, 2–5.

J U L I O D E 2 0 0 2
119
Spencer J. Condie, “La disposición Lección 34: Para evitar la falta de
Guía de Fuentes a hacer lo bueno continuamente”, honradez
de consulta para Liahona, junio de 2001, 14–21.
Robert L. Millet, “Despojémonos
James E. Faust, “La honradez, una
brújula de la moral”, Liahona, enero
usar con Mujeres del hombre natural”, Liahona, agosto de 1997, 45–48.
Jóvenes, Manual 3 de 2000, 6–10.
Juan Antonio Flores, “Un gran
Robert J. Matthews, “ ‘No hablarás
contra tu prójimo falso testimonio’ ”,
(Se usa para complementar las leccio- cambio en mi vida”, Liahona, mayo de Liahona, noviembre de 1998, 14–21.
nes 26–47, no para reemplazarlas). 1998, 40–41. Richard D. Draper, “ ‘No hurta-
rás’ ”, Liahona, octubre de 1998, 26–31.
Lección 30: El estudio de las
S írvase usar las lecciones en el
orden en que aparecen impresas.
Nota: El manual no incluye una lec-
Escrituras
L. Tom Perry, “Halle la palabra
Lección 35: Las decisiones que se
toman sobre el noviazgo
lugar en tu corazón”, Liahona, no- Richard G. Scott, “Haz tu lo justo”,
ción específica para Navidad. Si usted
viembre de 1996, SN2–3. Liahona, marzo de 2001, 10–17.
desea enseñar una lección especial
Trisha Swanson Dayton, “Cómo Tamara Leatham Bailey, “La clase
sobre Navidad (22 de diciembre), con-
gané la guerra”, Liahona, agosto de de persona que va al templo”,
sidere el uso de discursos de las confe-
2001, 26–28. Liahona, mayo de 1999, 46–48.
rencias, artículos e himnos que se
“ ‘Podréis conocer la verdad’ ”, “Las familias pueden ser eternas”,
centren en el nacimiento, la expiación,
Liahona, octubre de 2000, 22–24. Himnos, Nº 195.
la resurrección y la vida y misión del
George A. Horton Jr., “Apliquemos
Salvador. SN=Sección para los niños. Lección 36: Normas en el
las Escrituras a nosotros mismos”,
matrimonio
Lección 26: El arrepentimiento Liahona, agosto de 2000, 44–45.
“Lo que enseñan los profetas en
Richard G. Scott, “El camino hacia
Lección 31: El servicio que presta- cuanto a la castidad y la fidelidad”,
la paz y el gozo”, Liahona, enero de
mos en la Iglesia Liahona, octubre de 1999, 26–29.
2001, 31–33.
Thomas S. Monson, “¿Cómo Jeffrey R. Holland, “La pureza per-
Henry B. Eyring, “No demores”,
podemos demostrar amor?”, Liahona, sonal”, Liahona, enero de 1999,
Liahona, enero de 2000, 38–41.
febrero de 1998, 2–7. 89–92.
“Para hallar la paz interior”,
M. Russell Ballard, “Anclados en la Lola B. Walters, “El síndrome del
Liahona, junio de 2000, 32–33.
fe y la dedicación”, Liahona, agosto de pomelo”, Liahona, septiembre de
“Venid a Cristo”, Himnos, Nº 60.
2001, 30–40. 1999, 24.
Lección 27: Debemos perdonarnos Peter B. Gardner, “Entre bastido- “El matrimonio eterno”, Liahona,
a nosotros mismos res”, Liahona, febrero de 2000, 22–23. octubre de 1998, 25.
Gordon B. Hinckley, “¿Cómo “Pon tu hombro a la lid”, Himnos,
Lección 37: La palabra de Dios
puedo convertirme en la mujer en Nº 164.
como norma
quien sueño?”, Liahona, julio de 2001,
Lección 32: El servicio a la Richard G. Scott, “Preguntas se-
112–15.
comunidad rias, respuestas serias”, Liahona, sep-
“¿Cómo sé si he sido perdonado?”,
Thomas S. Monson, “ ‘Un ejemplo tiembre de 1997, 28–32.
Liahona, noviembre de 1999, 26–28.
de los creyentes’ ”, Liahona, enero de Larry E. Dahl, “La ley mayor”,
Patricia H. Morrell, “¿Me perdo-
1993, 109–111. Liahona, agosto de 1999, 16–24.
na?”, Liahona, septiembre de 1998, 7.
Roger Terry, “ ‘Mis hermanos más Zoltán Soltra, “¿Cuál es la carga
Roderick J. Linton, “El corazón
pequeños’ ”, Liahona, diciembre de más pesada?”, Liahona, abril de 1999,
que perdona”, Liahona, junio de 1998,
2000, 18–24. 29.
28–33.
“ ‘Al servicio de vuestros semejan- “Estudiad mi palabra” Liahona,
Lección 28: La consagración y el tes’ ”, Liahona, agosto de 1998, 14–15. marzo de 1998, 25.
sacrificio “Tú me has dado muchas bendi-
Lección 38: Los hábitos de la buena
James E. Faust, “El precio de ser ciones, Dios”, Himnos, Nº 137.
salud
discípulos de Cristo”, Liahona, abril de
Lección 33: Toda persona tiene una Gordon B. Hinckley, “El consejo y
1999, 2–6.
naturaleza divina y eterna la oración de un profeta en beneficio
M. Russell Ballard, “La ley de sacri-
Gordon B. Hinckley, “La luz inte- de la juventud”, Liahona, abril de
ficio”, Liahona, marzo de 2002, 10–20.
rior”, Liahona, julio de 1995, 114. 2001, 30–41.
Donald L. Enders, “Los fieles pri-
Ronald A. Rasband, “Uno por Neal A. Maxwell, “Prudencia y
meros creyentes”, Liahona, febrero de
uno”, Liahona, enero de 2001, 36–37. orden”, Liahona, diciembre de 2001,
2001, 38–45.
“ ‘Recuerda quién eres’ ”, Liahona, 18–23.
Laury Livsey, “Iré y haré”, Liahona,
junio de 2001, 46–47. Jennifer Parry, “Deseaba ser acep-
febrero de 1998, 8–11.
“Para vencer al mundo”, Liahona, tada”, Liahona, marzo de 2000, 11–12.
Lección 29: Un cambio de corazón septiembre de 2000, 26–27. Colleen Whitley, “ ‘No le hago
James E. Faust, “Nacer de nuevo”, daño a nadie’ ”, Liahona, marzo de
Liahona, julio de 2001, 68–71. 2000, 40–42.

L I A H O N A
120
Lección 39: Reconozcamos nuestro Lección 41: Seamos dignas de con- de la Iglesia”, Liahona, mayo de 2001,
valor individual fianza 2–7.
Russell M. Nelson, “Somos hijos Gordon B. Hinckley, “En pos de la Yessika Delfin Salinas, “ ‘Orad
de Dios”, Liahona, enero de 1999, excelencia,” Liahona, septiembre de por vuestros enemigos’ ”, Liahona,
101–4. 1999, 2–8. septiembre de 2000, 8–10.
Sam y Christie Giles, “ ‘No te que- Gordon B. Hinckley, “No dejemos Linda A. Peterson, “Mi heroína”,
remos aquí’ ”, Liahona, junio de 1999, caer la pelota”, Liahona, septiembre de Liahona, diciembre de 1999,
38–40. 1998, SN2–3. 34–35.
Jack Weyland, “La lista de buenas Denalee Chapman, “Las 3 pregun- Jeanette Waite Bennett, “¡No
cualidades”, Liahona, marzo de 1999, tas”, Liahona, noviembre de 2000, encajo!”, Liahona, junio de 1999, 41.
40–45. 46–47.
Lección 44: Es posible llevar una
“Triunfo”, Liahona, agosto de 1998,
Lección 42: Debemos prepararnos vida ordenada
40–41.
para aceptar los cambios Gordon B. Hinckley, “Madre, tu
Lección 40: Debemos amarnos a Gordon B. Hinckley, “No temas; más grande desafío”, Liahona, enero
nosotros mismos y a los demás cree solamente”, Liahona, octubre de de 2001, 113–16.
James E. Faust, “ ‘Honraré a los 2000, 26–29. Jeffrey R. Holland, “ ‘No perdáis,
que me honran’ ”, Liahona, julio de Lance B. Wickman, “El futuro tú”, pues, vuestra confianza’ ”, Liahona,
2001, 53–56. Liahona, noviembre de 2000, 22–24. junio de 2000, 34–42.
Stephen A. West, “ ‘De las cosas Anja Müller, “En preparación para Paula J. Lewis, “Cinco formas de
pequeñas’ ”, Liahona, julio de 1999, las tormentas de la vida”, Liahona, aliviar la tensión”, Liahona, septiem-
32–34. marzo de 2000, 12–13. bre de 2000, 24.
Anne Billings, “Popular”, Liahona,
Lección 43: Las amistades Lección 45: Para escoger una ocu-
febrero de 1999, 24.
Thomas S. Monson, “El faro del pación
“Amad a otros”, Himnos, Nº 203.
Señor: Un mensaje para la juventud Gordon B. Hinckley, “El consejo
y la oración de un profeta en beneficio
de la juventud”, Liahona, abril de
2001, 30–41.
Gordon B. Hinckley, “Las obliga-
ciones de la vida”, Liahona, mayo de
1999, 2–7.
Lección 46: La administración del
dinero
Gordon B. Hinckley, “A los jóvenes
y a los hombres”, Liahona, enero de
1999, 63–66.
Marvin J. Ashton, “Una guía para
la economía familiar”, Liahona, abril
de 2000, 42–47.
Joe J. Christensen, “La codicia, el
egoísmo y los excesos”, Liahona, julio
de 1999, 9–12.
“El vivir dentro de nuestras posibi-
lidades”, Liahona, mayo de 2001, 25.
Lección 47: Los mensajes de los
profetas Santos de los Últimos Días
M. Russell Ballard, “ ‘Recibiréis su
palabra’ ”, Liahona, julio de 2001,
79–82.
Dennis B. Neuenschwander,
“Profetas, videntes y reveladores vi-
vientes”, Liahona, enero de 2001,
49–51.
Neil L. Andersen, “Los profetas y
los grillos cebolleros espirituales”,
Liahona, enero de 2000, 18–20.
“Palabras de amor”, Himnos,
Nº 176. 

J U L I O D E 2 0 0 2
121
NOTICIAS DE LA IGLESIA

Élder Gerald N.
Lund
De los Setenta
Los miembros de la Iglesia levantan la mano para sostener a los nuevos
líderes durante la sesión de la conferencia del sábado por la tarde.
M
“‘ i padre siempre solía decir:
‘Dios no se burla de nadie, y
nadie se burla de Dios’. También nos
decía a menudo: ‘Dios es un pagador
Se llama a Autoridades Generales y generoso’ ”, dice el élder Gerald N.
Lund, un miembro de los Setenta re-
de Área, y a la Presidencia General de cién llamado.
la Sociedad de Socorro. “Nos criamos con esa filosofía”,
continúa, “y eso aún define lo que
siento en cuanto al servir. Cuanto

E l 6 de abril, durante la Con-


ferencia General Anual número
172, se sostuvo a nuevas Autori-
En las palabras de apertura que
pronunció durante la sesión del sá-
bado por la mañana, el presidente
más trato de agradecer a Dios, más
parece bendecirme, lo cual me pone
más en deuda con Él. Uno nunca
dades Generales, Setenta Autori- Gordon B. Hinckley habló del creci- puede terminar de pagarle”.
dades de Área, y a miembros de la miento constante de la Iglesia. Hizo Cuando regresó de prestar servicio
presidencia general de la Sociedad referencia a la impresión positiva en misional, Gerald Lund tomó la deter-
de Socorro. cuanto a la Iglesia que los cientos de minación de que prefería empezar a
Los élderes Gerald N. Lund y miles de visitantes, líderes guberna- trabajar en vez de ir a la universidad.
William R. Walker fueron llamados mentales y de los medios de comuni- “Empecé a trabajar en negocios de
a servir en el Segundo Quórum de cación recibieron cuando visitaron construcción”, explica. “Después de
los Setenta. Bonnie D. Parkin fue Salt Lake City durante los Juegos pasar una semana limpiando con un
llamada como presidenta general de Olímpicos de Invierno. Habló tam- cepillo los moldes para cemento, me
la Sociedad de Socorro, con bién en cuanto al éxito del creciente di cuenta de que esa no era la manera
Kathleen H. Hughes como primera Fondo Perpetuo para la Educación que quería pasar el resto de mi vida”.
consejera y Anne C. Pingree como que se anunció en abril del año pa- De inmediato se inscribió en la
segunda consejera. sado, el cual actualmente ayuda a Universidad Brigham Young, donde
También se llamó a treinta nue- cerca de 2.400 jóvenes Santos de los obtuvo su licenciatura y su maestría.
vos Setenta Autoridades de Área: Últimos Días de naciones en desa- La decisión que tomó de ir a la uni-
13 de los Estados Unidos, dos de rrollo a obtener una educación. versidad no sólo cambió su vida, sino
Brasil, dos de Japón y uno de cada Durante la sesión del sacerdocio, que resultó en que durante muchos
uno de los siguientes países: el presidente Hinckley censuró años enseñara el Evangelio a infini-
Argentina, Australia, Bolivia, Chile, enérgicamente el abuso del cónyuge, dad de Santos de los Últimos Días.
Ecuador, Inglaterra, Ghana, Hong de los ancianos y de los niños. “Es Gerald Lund empezó a enseñar
Kong, Corea, Nueva Zelanda, algo que no se puede aceptar ni to- seminario en Salt Lake City en 1965,
Paraguay, Perú y Uruguay. lerar”, dijo.  dando comienzo a una carrera de 34

L I A H O N A
122
años con el Sistema Educativo de la el 25 de mayo de 1944, hijo de J.
Iglesia. Además de aquellos prime- Harris y Beth Russell Walker.
ros años de enseñar seminario, ense- Después de cumplir una misión re-
ñó instituto, fue director de gular en Japón, asistió a la
instituto, trabajó como escritor de Universidad Brigham Young, donde
cursos de estudio y cumplió diversas conoció a su esposa, Vicki Van
asignaciones administrativas. Es Wagenen. Contrajeron matrimonio
también autor de muchos libros y en el Templo de Salt Lake Lake el
artículos de renombre. 10 de junio de 1968 y tienen cinco
El élder Lund nació el 12 de sep- hijos.
tiembre de 1939 en Fountain Green, Después de que él se graduó, se
condado de Sanpete, Utah, hijo de mudaron a Vancouver, Columbia
Jewell y Evelyn Lund. La familia se Británica, Canadá, donde inició su
mudó a Salt Lake City cuando él carrera en el negocio de inversiones
tenía un año de edad, y más tarde a como corredor de bolsa. Los Walker
Murray, Utah, donde pasó la mayor vivieron en Salt Lake City;
parte de sus años de crecimiento. Élder William R. Concord, California; Dunwoody,
En 1963 contrajo matrimonio con
Retta Lynn Stanard, de Great Falls,
Walker
De los Setenta
Georgia y Kenilworth, Illinois, antes
de regresar a Utah en 1988. Fue
Montana; tienen 7 hijos y 17 nietos. presidente de una empresa filial de
La hermana Lund es una destacada
música y ha publicado muchos de
sus arreglos. Los Lund han colabora-
D e niño, en la pequeña comuni-
dad de Santos de los Últimos
Días de Raymond, Alberta, Canadá,
American Express y más tarde
ocupó puestos ejecutivos en dos de
las instituciones bancarias más gran-
do en varias cantatas de Navidad y William Walker visitaba con fre- des del mundo: Citibank y Banco
de la Pascua de resurrección. cuencia el hogar cercano de sus Barclays.
El élder Lund ha sido presidente abuelos. Allí, colgada en la pared, Al élder Walker le gusta cultivar
de rama, obispo y consejero en un estaba una fotografía de la Primera las flores y árboles frutales de su jar-
obispado. En el momento en que re- Presidencia. “Aún recuerdo esa ima- dín. Él y su esposa también han te-
cibió su llamamiento para servir en gen; tuvo una profunda influencia nido muchas oportunidades de
el Segundo Quórum de los Setenta, en mi vida durante aquellos prime- cultivar los jardines del Señor. En
el élder Lund era presidente de la ros años. Crecí amando a los líderes 1990 fueron llamados a presidir la
Estaca 14, Universidad Brigham de la Iglesia”, dice. Misión Japón, Tokio Sur, y cuando
Young.  El élder William R. Walker nació recibió su llamamiento al Segundo
Quórum de los Setenta era presi-
Las personas que asisten a la conferencia pasean por el Tabernáculo de la dente de la Estaca Cottonwood
Manzana del Templo. Creek, Sandy, Utah. Ha sido obispo
en dos ocasiones, miembro de un
sumo consejo y agente regional de
bienestar.
“Una parte muy importante de
mi vida fue mi misión cuando era
joven”, dice el élder Walker. “El pre-
sidente Hinckley visitó Japón tres
veces mientras yo estuve allí. En
una de esas visitas a la casa de la mi-
sión, él nos dijo a mi compañero y a
mí que nos preparáramos para ser
obispos y presidentes de estaca; eso
nos sorprendió, pero he sido bende-
cido al ver el cumplimiento de esa
maravillosa amonestación de un
profeta de Dios”. 

J U L I O D E 2 0 0 2
123
Utah, al suroeste del valle de Lago de la Sociedad de Socorro cuando
Salado, que había sido colonizado era una de las madres más jóvenes
por el abuelo de su padre, de acuer- del barrio fue un gran desafío, pero
do con las instrucciones del presi- recibí una dulce paz cuando las her-
dente Brigham Young. Los padres de manas del barrio me aceptaron. Ese
su madre eran conversos suizos que llamamiento fue una bendición en
se habían establecido cerca de Idaho mi vida y me ayudó a progresar”.
Falls, Idaho. La hermana Parkin prestó servi-
En 1962, la hermana Parkin ob- cio en la mesa general de la
tuvo su licenciatura de la Sociedad de Socorro desde 1990
Universidad del Estado de Utah y al hasta 1994, cuando fue llamada a
poco tiempo empezó a enseñar ter- ser segunda consejera en la presi-
cer grado en Bountiful, Utah. En fe- dencia general de las Mujeres
brero de 1963 conoció a James L. Jóvenes. Luego, en 1997, su esposo
Parkin, que cursaba el primer año de fue llamado a servir durante tres
la facultad de medicina en la años como presidente de la Misión
Bonnie D. Parkin Universidad de Utah; contrajeron
matrimonio el 1º de julio de 1963
Inglaterra, Londres Sur.
“La bendición de servir una mi-
Presidenta General de la Sociedad
de Socorro en el Templo de Salt Lake. sión con mi esposo me fortaleció in-
La familia Parkin tiene 4 hijos y mensamente”, dice. “Amamos a los

M
“ ucho de lo bueno que me ha
ocurrido en la vida ha sido por
la Sociedad de Socorro”, afirma
14 nietos; disfrutan las vacaciones
en el Lago Powell o esquiar en las
montañas. A la hermana Parkin
santos británicos, así como a nues-
tros élderes y hermanas misioneras,
y aprendimos mucho de ellos”.
Bonnie D. Parkin. “Creo en la bon- también le gusta la jardinería, jugar La hermana Parkin, que está de-
dad de las mujeres de cuidarse unas tenis e ir en caminatas temprano seosa de alentar a las mujeres jóve-
a otras y de alentarse mutuamente”. por la mañana. nes a descubrir el gozo de la
La hermana Parkin, que nació el “Al reflexionar en mi vida, cada Sociedad de Socorro y de que las
4 de agosto de 1940 a Jesse H. y uno de los llamamientos que he te- hermanas de la Sociedad de Socorro
Ruth Butikofer Dansie, es la tercera nido me ha fortalecido”, afirma. “El tiendan una mano a las jovencitas,
de cinco hijos; se crió en Herriman, haber sido llamada como presidenta dice: “La Sociedad de Socorro es un
lugar que ayuda a todas las herma-
Un coro combinado de los institutos de Logan y Ogden, Utah, canta nas a venir a Cristo”. 
durante la sesión del sábado por la tarde.

Kathleen H.
Hughes
Primera Consejera de la Presidencia
General de la Sociedad de Socorro

N
“ uestro Padre Celestial ha
proporcionado a las mujeres

L I A H O N A
124
muchos dones, habilidades y cuali- en la Sociedad de Socorro, Primaria Utah, la hermana Pingree ha sido
dades maravillosas”, dice Kathleen y Escuela Dominical, y ha sido voluntaria para trabajar con los
H. Hughes, recientemente llamada miembro de la mesa general de las niños de edad escolar que hablan es-
como primera consejera de la presi- Mujeres Jóvenes. pañol en el “Programa puedo leer” y
dencia general de la Sociedad de “El objetivo de la Sociedad de actuar de tutora para inmigrantes
Socorro. “Con Su ayuda, y con la Socorro es ayudar a las hermanas y laosianos mediante una organiza-
ayuda de las unas a las otras, no fra- sus familias, con la ayuda del sacer- ción de voluntarios para la alfabeti-
casaremos”. docio, venir a Cristo”, afirma. zación.
La hermana Hughes afirma que “Siento mucha paz en cuanto a este “Creo que el Señor nos da la ex-
las palabras de las Escrituras, junto llamamiento y sé que será una periencia en la vida que nos prepara
con el conocimiento de que es una oportunidad maravillosa el trabajar para cosas que están por venir”, afir-
hija de Dios, la han servido de ancla en la presidencia con estas notables ma la hermana Pingree, quien adju-
y le han ayudado a encontrar paz, mujeres”.  dica a esas experiencias con la
incluso durante los periodos difíciles alfabetización el que estuviese pre-
de su vida. En una ocasión, cuando parada para su nuevo llamamiento.
pasaba por una depresión poco des- En calidad de segunda consejera en
pués del nacimiento de uno de sus la presidencia general de la
hijos, ella y su esposo visitaron la Sociedad de Socorro, tiene la espe-
Cárcel de Liberty, en Misuri; allí, ranza de continuar fomentando el
examinaron la experiencia que el alfabetismo como énfasis constante
profeta José Smith tuvo en ese lugar de la Sociedad de Socorro.
y leyeron la revelación que él reci- La hermana Pingree agrega que
bió, que se encuentra registrada en el trabajar con personas de otros pa-
Doctrina y Convenios 121. La her- íses también la ha preparado de ma-
mana Hughes se dio cuenta de que neras adicionales. “Mi perspectiva,
así como el Señor había dado apoyo mi punto de vista y mi entendimien-
a José Smith, Él la ayudaría a sopor- to de las mujeres de todo el mundo
tar sus propias tribulaciones. “Fue ha aumentado; ellas me han enseña-
uno de esos momentos que quedan do más acerca de la fe y del testimo-
en la memoria, un momento decisi- nio que lo que yo les haya
vo en el que percibí la presencia del enseñado”, afirma.
Señor en mi vida y en el que me di
cuenta de lo que las Escrituras pue-
Anne C. Pingree El servicio que ha prestado
como miembro de la mesa general
Segunda Consejera de la Presidencia
den hacer para brindar consuelo y General de la Sociedad de Socorro de la Sociedad de Socorro, como
paz”, afirma ella. presidenta de la Sociedad de
La hermana Hughes nació el 19
de octubre de 1944 en Tooele,
Utah, hija de William Daly y Emma
A Anne C. Pingree le encanta
leer; pero aún más, le encanta
ayudar a otras personas a aprender a
Socorro de estaca y de barrio,
como consejera en la presidencia
de las Mujeres Jóvenes de estaca y
Johanson Hurst; contrajo matrimo- leer. presidenta de la Primaria del barrio
nio con el escritor Dean T. Hughes Mientras servía con su esposo, han dado también a la hermana
el 23 de noviembre de 1966 en el George C. Pingree, cuando él presi- Pingree un gran amor y aprecio por
Templo de Salt Lake; tienen tres día la Misión Nigeria Port Harcourt, las mujeres de la Iglesia. “Espero
hijos y cinco nietos. la hermana Pingree concentró su tender una mano de ayuda a toda
La hermana Hughes obtuvo una labor en promover el alfabetismo, en mujer y ayudarle a sentirse impor-
licenciatura en 1966 del Colegio especial entre los líderes de las orga- tante ante los ojos del Señor. Los
Weber State en Inglés, y en 1974 nizaciones auxiliares. “Jamás olvida- profetas nos han dicho que, como
obtuvo un grado de maestría en ré lo feliz que se sentían las mujeres del convenio, tenemos una
educación especial de la hermanas cuando aprendían a leer. importante aportación que hacer
Universidad Central Missouri Cuando se ponían de pie en las reu- en la edificación del reino en estos
State. Durante muchos años fue niones de capacitación y leían frases últimos días. Nuestra influencia de
maestra de escuela y desde 1985 sencillas acerca de su responsabili- rectitud hará la diferencia en este
ha trabajado en calidad de admi- dad como líderes, las demás herma- mundo”, afirma.
nistradora en el distrito escolar de nas les aplaudían; se sentían tan La hermana Pingree nació el 11
Provo (Utah). felices”, dice la hermana Pingree. de junio de 1941 en Salt Lake City,
Más recientemente, la hermana “Les abría un mundo totalmente hija de Ezra T. y Maude Erickson
Hughes ha sido presidenta de las nuevo”. Clark. Ella y su esposo se casaron en
Mujeres Jóvenes de su barrio; tam- Habiendo obtenido una licencia- el Templo de Salt Lake en 1963; tie-
bién ha desempeñado llamamientos tura en Inglés de la Universidad de nen cinco hijos y cuatro nietos. 

J U L I O D E 2 0 0 2
125
miembros de la Iglesia en Filipinas
ha aumentado a casi medio millón,
habiendo ocurrido la mayor parte de
ese crecimiento en la última década.
En 1984, el número de miembros de
la Iglesia en Filipinas era 76.000, en
1990 era 237.000, y hoy día es apro-
ximadamente 496.000. En esa na-
ción existen actualmente más de
1.200 congregaciones, las cuales
están organizadas en 80 estacas y 13
misiones. El Templo de Manila,
Filipinas, fue dedicado en 1984.
Chile cuenta con más de
520.000 Santos de los Últimos
Días. Cuando se dedicó el Templo
de Santiago, Chile, en 1983, había
140.000 miembros de la Iglesia en
el país. En 1988 Chile se convirtió
en la cuarta nación en el mundo
que alcanzara a tener 50 estacas.
Élder Dallin H. Oaks Élder Jeffrey R. Holland Entre 1983 y 1993, el número de
miembros y de estacas de la Iglesia
chilenos se duplicó, llegando a ser
Chile el país sudamericano cuyo
El élder Oaks y el élder Holland número de miembros ascendía con
prestarán servicio entre miembros mayor rapidez. El crecimiento cons-
tante, que incluyó la creación de
de la Iglesia locales 26 estacas nuevas entre 1994 y
1996, llevó a la creación del Área
de Chile en 1996. 

A partir de agosto, el élder Dallin


H. Oaks y el élder Jeffrey R.
Holland, del Quórum de los Doce
Oaks y Holland como Presidentes
de Área tiene como fin el hacer
frente a un reto que la Iglesia ha te-
Apóstoles, tendrán asignaciones de nido durante años en los lugares en La conferencia de
servicio fuera de los Estados Unidos desarrollo: el rápido crecimiento. abril está disponi-
por un periodo de un año. El élder “Nuestro problema más grande ha
Oaks será Presidente de Área en sido el crecimiento”, afirmó el presi- ble en DVD
Filipinas, y el élder Holland en dente Gordon B. Hinckley en una
Chile.
Los llamamientos marcan la pri-
mera vez en décadas que un miem-
entrevista sostenida con el diario
Deseret News. “¡Y qué problema tan
maravilloso!”.
L a conferencia general de abril
está ya disponible en 16 idiomas
en un solo DVD. Con sólo hacer
bro del Quórum de los Doce En sus nuevas asignaciones, los clic, los miembros pueden ver la
Apóstoles haya vivido y presidido élderes Oaks y Holland prestarán conferencia y oírla en cantonés, ce-
fuera de los Estados Unidos. El ayuda en la capacitación de nuevos buano, inglés, francés, alemán, ita-
élder Ezra Taft Benson líderes de la Iglesia, así como en liano, japonés, coreano, mandarín,
(1899–1994) y el élder Mark E. ver que los miembros nuevos se in- portugués, ruso, samoano, español,
Petersen (1900–1984) presidieron tegren a la Iglesia y asistan al tem- tagalo, tahitiano o tongano.
en calidad de apóstoles la Misión plo. Por medio de esas nuevas Debido a que este DVD es com-
Europea y la Misión Europea asignaciones, los miembros del patible con los formatos NTSC,
Occidental, respectivamente. Quórum de los Doce Apóstoles po- PAL y SECAM, se puede ver si se
Asimismo, el élder David O. drán obtener experiencia adicional utilizan los “players” y las televisio-
McKay (1873–1970) fue presidente al hacer frente a necesidades de esa nes DVD por todo el mundo. El
de misión cuando integraba el índole. juego de DVDs (artículo Nº
Quórum de los Doce Apóstoles, En años recientes, tanto en 22057090; U.S. $14.25) se puso a
presidiendo la Misión Británica a Chile como en Filipinas, el creci- disposición del público en los cen-
principios de la década de 1920. miento de la Iglesia ha sido suma- tros de distribución de la Iglesia en
El llamamiento de los élderes mente rápido. El número de junio. 

L I A H O N A
126
Doce Apóstoles, alentó a los atribu-
lados santos a perseverar al mencio-
nar la posibilidad de que hubiera un
templo entre ellos. Las declaracio-
nes proféticas posteriores se atribu-
yen a los Presidentes de la Iglesia
John Taylor (1808–1887) y Joseph F.
Smith (1838–1918). Los fieles san-
tos se aferraron a esas promesas,
transmitiéndolas de generación en
generación.
“La historia y las leyendas de
FOTOGRAFÍA POR SCOTT P. ADAIR, CORTESÍA DE CHURCH NEWS.

Snowflake están repletas de esos re-


latos”, afirmó el presidente del tem-
plo Leon T. Ballard, originario de
Snowflake. “Me crié escuchando
esas cosas; es por esa razón que lo
considero un templo profético”.
“Este templo es la respuesta a
profecías que fueron hechas”, dijo
Dean Porter, coordinador del comité
del Templo de Snowflake, Arizona.
“Es un tributo, no tanto a nosotros,
sino a nuestros antepasados pione-
ros a quienes se les pidió abandonar
Ubicado en una colina, el Templo de Snowflake, Arizona, es el templo de sus hogares en Utah y forjarse una
la Iglesia número 108 en funcionamiento; simboliza el cumplimiento de nueva vida aquí”.
profecía y un tributo a los fieles pioneros. A la dedicación del templo asis-
tieron más de 11.000 miembros.
Aunque la región de Snowflake
El presidente Hinckley dedica el tiene una población de sólo 9.000
personas, más de 94.000 asistieron al
Templo de Snowflake, Arizona programa de puertas abiertas que se
llevó a cabo del 2 al 16 de febrero. El

E l 3 de marzo, el presidente
Gordon B. Hinckley dedicó en
cuatro sesiones el Templo de
del Quórum de los Doce Apóstoles
y el élder Dale E. Miller, de los
Setenta, Segundo Consejero de la
presidente Ballard dijo que muchos
de los visitantes habían ido debido a
los lazos que sus antepasados habían
Snowflake, el segundo del estado de Presidencia del Área Norteamérica tenido con ese lugar. “Y en su entu-
Arizona y el número 108 de la Suroeste. siasmo, trajeron a sus amigos”, dijo.
Iglesia. Al nuevo templo asistirán los El entusiasmo por el nuevo templo
“Estamos agradecidos por los que miembros de la Iglesia del noreste no ha disminuido desde que fue de-
establecieron los fundamentos de de Arizona y una pequeña parte del dicado. “Efectuamos 24 sesiones a la
ésta y de las demás comunidades oeste de Nuevo México. El distrito semana, y casi todas han estado to-
cercanas”, dijo el presidente del templo también incluye los talmente llenas”, afirmó el presiden-
Hinckley en su oración dedicatoria, miembros que viven en las reservas te Ballard. 
refiriéndose a los primeros coloniza- apache, hopi, navajo y zuni. El inte-
dores Santos de los Últimos Días rior del templo ha sido decorado
que llegaron a la región de con diseños y mobiliario típico de
Snowflake en 1878 a petición del los indios americanos, como tapetes,
presidente Brigham Young. “Ellos lu- cestos de mimbre y cerámica hechos
charon durante mucho tiempo en a mano.
contra de adversidades de toda Snowflake y la población aledaña
clase. Ahora, los de su posteridad de Taylor fueron colonizados en
disfrutan de los dulces frutos de sus 1878 como parte de la empresa de
esfuerzos, y todo lo corona este mag- colonización que inició el presidente
nífico y hermoso templo”. Brigham Young. En 1880, el élder
Acompañaron al presidente Wilford Woodruff, en aquel enton-
Hinckley el élder Neal A. Maxwell, ces miembro del Quórum de los

J U L I O D E 2 0 0 2
127
Los juegos
paralímpicos dan
el toque final a los
Juegos de Invierno
de Salt Lake.

FOTOGRAFÍA POR JEFFREY D. ALLRED, CORTESÍA DE CHURCH NEWS.


E l espíritu de la competencia atlé-
tica continuó en Salt Lake City
al ser la sede de los Juegos
Paralímpicos de Invierno 2002, que
se llevaron a cabo del 8 al 16 de
marzo. Más de 4.000 voluntarios y
miles de espectadores elogiaron los
esfuerzos de los atletas discapacita-
dos de todo el mundo a medida que
compitieron en esquí de descenso,
hockey sobre hielo y esquí a campo
traviesa.

EL TRASPASO DE LA LLAMA El presidente Gordon B. Hinckley recibe con un beso a la portadora de


El 7 de marzo, la Primera la antorcha de los juegos paralímpicos, Carrie Snoddy, mientras el
Presidencia y los miembros del presidente Thomas S. Monson y su esposa, Frances, observan.
Quórum de los Doce Apóstoles se
encontraban enfrente del Edificio de quien la transportó durante parte del en la división de esquí-sentado para
Administración de la Iglesia para camino. hombres; también forma parte del
traspasar la llama paralímpica. La equipo paralímpico ciclista de
Primera Presidencia, que se encon- ATLETAS PARTICIPANTES Estados Unidos.
traba en los escalones del edificio, re- Entre los 1.000 atletas originarios El hermano Barney perdió el uso
cibió la llama de manos de Carrie de 36 países que compitieron en los de sus piernas en un accidente que
Snoddy, de Park City, Utah, quien la juegos paralímpicos de invierno se sufrió cuando tenía 14 años de edad.
entregó al presidente James E. Faust, encontraban dos Santos de los Últi- Hoy día trabaja en el centro de reha-
Segundo Consejero de la Primera mos Días. Lacey Heward, de 22 bilitación del Centro Médico de la
Presidencia, quien, a su vez, la entre- años, miembro del Barrio Mount Universidad de Utah, donde enseña
gó al presidente Thomas S. Monson, Mahogany, Estaca Este Highland, a los recién discapacitados a vivir
Primer Consejero de la Primera Utah, esquió cuesta abajo el 11 y el vidas ricas y productivas.
Presidencia, quien luego la entregó al 14 de marzo, dejando atrás temores
presidente Gordon B. Hinckley. personales y a la mayoría de sus con- NOTA DE ÚLTIMA HORA DE LOS
El presidente Hinckley levantó la trincantes y ganando dos medallas JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO
llama para que la vieran los especta- de bronce en la división de mujeres Además de los atletas olímpicos
dores. “¡Bienvenidos, bienvenidos a con mono esquí. que aparecieron en la revista
los juegos paralímpicos, a estos gran- La hermana Heward tenía sólo 18 Liahona de junio de 2002, Quinn
des atletas que se han distinguido!”, meses de edad cuando quedó disca- Wheeler, de 28 años de edad, miem-
dijo. “¡Adelante! ¡A ganar la carre- pacitada debido a un accidente, pero bro del Barrio Taylorsville 39, Estaca
ra! ¡Ganen el premio! ¡Sean felices, la incapacidad física no la privó de Sur, Taylorsville, Utah, representó a
sean felices. Estamos con ustedes; les su empeño de “ser lo mejor que las Islas Vírgenes de Estados Unidos
deseamos buena suerte; queremos podía ser”. como miembro del equipo “bobs-
que triunfen, y esperamos que ésta “He trabajado mucho para llegar leigh” de sus Juegos Olímpicos de
sea una ocasión grandiosa, maravi- a este punto”, comentó. “Se siente Invierno. El hermano Wheeler se in-
llosa y estupenda para todo aquel tan bien estar por fin aquí, empezar teresó en ese deporte durante sus
que participe en ella. Salgan todos a sentir la adrenalina, de salir a com- años de universidad y se familiarizó
vencedores. Bravo!” petir y dar todo lo posible”. con los miembros del equipo de las
El presidente Hinckley entregó la Keith Barney, miembro del Islas Vírgenes mientras trabajaba en
antorcha a Margaret Stocks, del Barrio Alpine Once, Estaca Alpine, St. Thomas a mediados del año
Barrio Dos de Brigham City, Estaca Utah, compitió en la carrera de 2000. Se unió al equipo cuando de
Box Élder, Brigham City, Utah, cinco kilómetros a campo traviesa y repente hubo una vacante en él. 

L I A H O N A
128
Conmemoración, 14 de septiembre de 2001, por Anne Marie Oborn
Después de los ataques terroristas acaecidos el 11 de septiembre de 2001, el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush,
declaró el viernes, 14 de septiembre, día de conmemoración. Se suplicó que las personas encendieran una vela en memoria de las
víctimas de los ataques. En esta pintura figuran la artista y su hija conmemorando ese día.
G
rande ha sido la historia de esta obra. Nuestro
“ pueblo ha perseverado toda clase de sufrimientos; sus
sacrificios han sido indescriptibles; sus obras han
sido increíblemente inmensas. Pero de ese ardiente crisol ha
emanado algo glorioso. Hoy estamos sobre la cima de los
tiempos y observamos lo que hemos logrado”, dijo el presidente
Gordon B. Hinckley al dar apertura a la conferencia general.
“Al extenderse el tapiz de su pasado, ha quedado al descubierto
un hermoso diseño que encuentra su expresión en las vidas de
un pueblo feliz y maravilloso y que presagia cosas maravillosas
todavía por suceder”.
8
02229 87002

INFORME DE LA CONFERENCIA
GENERAL ANUAL
6–7 DE ABRIL DE 2002
SPANISH