Está en la página 1de 24

Universidad popular autónoma de Veracruz

Alumna:
Johana Guadalupe Gongora Portilla
Lic. Derecho

Materia:
Proyecto de nación

Temas:
 culturas prehispánicas
 La colonia
 La independencia de México
 La revolución mexicana
 México posrevolucionario

Asesor:
Indice
Culturas prehispánicas de México...............................................................................................................3
Cultura olmeca (1500 – 100 a.C.).....................................................................................................4
Cultura Mixteca (1500 a.C. – 1521 d.C)...........................................................................................5
Cultura Zapoteca (1500 a.C – 1551 d.C).........................................................................................6
Cultura Maya (1000 a.C.-1697 d.C.).................................................................................................7
Cultura Teotihuacana (200 a.C. – 700 d.C.)...................................................................................8
Cultura Tolteca (700 d.C. – 1200 d.C.).............................................................................................9
Cultura Mexica-Azteca (1325 d.C. – 1521 d.C.)...........................................................................10
La Colonia o el Virreinato en México (1521-1810).........................................................................12
La independencia de México..............................................................................................................14
La revolución mexicana.......................................................................................................................18
México Postrevolucionario.................................................................................................................20
Política.................................................................................................................................................21
Álvaro Obregón (1880-1928).......................................................................................................21
Plutarco Elías Calles (1877-1945)..............................................................................................21
Lázaro Cárdenas (1895-1970).....................................................................................................22
Antecedentes del PRI...................................................................................................................23
Sociedad..............................................................................................................................................23
Culturas prehispánicas de México

El México prehispánico es un
período de la historia del país
anterior a la conquista y
colonización española a partir de
1521. Es necesario aclarar que
México es un Estado moderno
cuyas fronteras fueron fijadas a
mediados del siglo XlX. Por lo
tanto, la historia mexicana de la
época prehispánica, es la historia
de los pueblos que vivieron en ese
territorio, no la historia del estado mexicano en la época precolombina.
La región de México y Centro América denominada como Mesoamérica, fue cuna de las
más antiguas y desarrolladas civilizaciones del mundo occidental. Las riquezas
naturales generadas por la variedad de climas, la abundancia de agua y las tierras
fértiles, fueron la fuente de sustento que permitió el surgimiento de grandes
conglomerados de personas.
La domesticación de las plantas dio origen a la agricultura y con ello los hombres
dejaron la vida nómada para establecerse cerca a sus cultivos; así surgieron las
primeras aldeas formadas por pocas casas. Posteriormente los habitantes de aldeas y
pueblos comenzaron a construir los primeros templos para adorar a sus dioses. Esto
ocasionó la conformación de las primeras ciudades y junto con ello el desarrollo
cultural: surgieron la escritura jeroglífica, los mercados, los palacios, los ejércitos, la
administración pública y afloraron la religión y las artes.
La primera cultura en florecer fue la Olmeca, denominada “cultura madre”, cuyo
esplendor se fecha aproximadamente desde el año 1.500 a.C. hasta el 900 a.C. Ocupó
territorio de los actuales estados mexicanos de Veracruz y Tabasco y su influencia se
extendió hasta el valle de México y los actuales estados de Oaxaca y Guerrero,
influyendo en otras culturas posteriores como la mixteca y zapoteca.
Cultura olmeca (1500 – 100 a.C.)
El antiguo pueblo de los Olmecas del sur del golfo
de México, cuyo nombre significa "país del hule"
(del azteca ulli, hule o caucho), originó la más
antigua civilización en Mesoamérica, y cuyo
esplendor se fecha desde aproximadamente el 1500
hasta el 900 a.C.
Ubicación: Su área central ocupó unos 18.000
km2, en las pantanosas selvas de las cuencas
ribereñas de los actuales estados mexicanos de
Veracruz y Tabasco. Su influencia se extendió
gradualmente hasta las tierras altas de México, esto
es, el valle de México, conocido como el Anahuác, y los actuales estados de Oaxaca y
Guerrero, por lo que influyeron en otras culturas posteriores como la mixteca y
zapoteca.
Los olmecas iniciaron su andadura, durante el denominado período olmeca I (1500-
1200 a.C.), con pequeñas aldeas costeras que practicaban una agricultura incipiente y
mantenían el importante aporte de la caza y la recolección. Hacia el año 1200 a.C.,
algunas aldeas habían crecido hasta convertirse en pueblos con más de mil habitantes.
En estos pueblos surgieron los primeros especialistas, gente que se ocupaba
solamente en algunos oficios: unos hacían vasijas de barro o instrumentos de basalto y
obsidiana, otros hacían adornos de conchas y piedras finas que cambiaban por objetos
llevados de lejos, como el jade de Guatemala o la obsidiana de Hidalgo.
El período olmeca II (1200-400 a.C.) comprende San Lorenzo, su centro más antiguo
conocido, que fue destruido en torno al año 900 a.C. y sustituido por La Venta, una
ciudad creada según un esquema central que influyó en el desarrollo urbanístico de
Mesoamérica durante siglos. El período olmeca III (400-100 a.C.) se caracteriza por su
marcada decadencia, ubicado en los centros de Tres Zapotes y Cerro de las Mesas y
que reflejan ya las influencias de las culturas de Teotihuacán y maya, que comenzaron
su expansión en los primeros siglos de la era cristiana.

Entre las contribuciones que han llevado a considerar a la olmeca como la "cultura
madre" de Mesoamérica se encuentran:
 Los primeros edificios ceremoniales, construidos de acuerdo con un plan bien
determinado
 La estructura social, capaz de organizar grandes obras
 El primer y bien definido estilo artístico, plasmado lo mismo en pequeños objetos
que en colosales esculturas. Una pirámide de tierra apisonada de 30 m de altura,
una de las más antiguas de Mesoamérica, estaba situada en el centro de un
complejo de templos y patios abiertos.
 El dominio de la talla de piedras de gran dureza. Fueron los primeros en emplear
la piedra en la arquitectura y escultura, a pesar de tener que extraerla de los
montes de Tuxtla a gran distancia. En Tabasco y Veracruz esculpieron enormes
cabezas de piedra y tallaron exquisitas figurillas de jade y serpentina. En
Guerrero construyeron templos y tumbas de piedra adornados con esculturas; en
Oaxaca fabricaron espejos con cristales de hematita, y en el centro de México
hicieron piezas de cerámica de gran valor artístico.
 Un ritual fundamental: el juego de pelota
 El desarrollo de sistemas calendáricos y de escritura. Su sistema de escritura
fue el precursor de los jeroglíficos mayas, y es probable que el famoso
calendario maya se haya originado en la cultura olmeca.

Fuente:
Presidencia de la República - Viaje por la historia de México
Cultura Olmeca - Todo sobre los Olmecas (paratodomexico.com)

Cultura Mixteca (1500 a.C. – 1521 d.C)

El surgimiento de la cultura mixteca fue


contemporáneo con la de los Olmecas en la costa
del golfo de México y los Zapotecas en los valles
Centrales de Oaxaca
Ubicación: Los mixtecos habitaron una extensa
región que abarca la parte occidental del actual
estado de Oaxaca y parte de los estados de
Guerrero y Puebla.
Los primeros asentamientos mixtecos fueron
pequeñas aldeas agrícolas situadas cerca de las
tierras productivas que empezaron a surgir durante el periodo preclásico o formativo,
hacia el año 1.500 a.C. Entre los años 1.500 a 500 a.C., surgieron docenas de pueblos
en la Mixteca, entre estos Yucuita, Etlatongo, Tayata y Huamelulpan.
Los mixtecas se organizaron políticamente en reinos independientes (Ciudades-Estado)
gobernada por una elite hereditaria. El rey o cacique mixteca era el gobernador
supremo y jefe del ejército mixteca, era apoyado por los funcionarios y consejeros, que
eran de origen noble, en la recolección de tributos y de servicios de la población.
La cultura Mixteca floreció en el sur de México desde el siglo IX hasta principios del XVI
y sus miembros fueron los artesanos más famosos de México. Sus trabajos en piedra y
en diferentes metales nunca fueron superados. Entre sus especialidades se podían citar
los mosaicos de plumas, la alfarería polícroma decorada y el tejido y bordado de telas.
Las contribuciones más importantes de los mixtecos son los registros pictográficos en
códices hechos sobre piel de venado que narran aspectos del pensamiento religioso, de
los hechos históricos y de los registros genealógicos de su cultura; la orfebrería, cuyas
muestras como pectorales, narigueras, anillos o aretes, demuestran que manejaron con
maestría el oro trabajado con la técnica de la cera perdida, así como el labrado del
alabastro, el jade, la turquesa y la obsidiana, entre otros.
Al final del período posclásico, algunos reinos mixtecos fueron conquistados por los
aztecas, teniendo que pagar tributo al emperador azteca con sus obras de metal, de oro
y piedras preciosas. Sin embargo, Tututepec mantuvo su independencia y ayudó a los
zapotecos a resistir en el istmo de Tehuantepec. Cuando los españoles llegaron a La
Mixteca, muchos señoríos se sometieron voluntariamente como vasallos de España y
conservaron algunos privilegios. Otros señoríos intentaron resistir, pero fueron vencidos
militarmente.

Fuente:
historiacultural.com, "cultura mixteca"

Cultura Mixteca - Todo sobre los mixtecos (paratodomexico.com)

Cultura Zapoteca (1500 a.C – 1551 d.C)

La cultura Zapoteca o civilización Zapoteca fue uno de los


pueblos indígena precolombino que tuvieron un papel muy
importante en el desarrollo cultural de Mesoamérica. Son
pocos los datos que se tienen del origen de esta civilización
ya que ninguna historia sobre su formación fue dejada por
el pueblo zapoteca prehispánico; ellos se hacían llamar ben
´zaa que significa gente de las nubes en zapoteco.
Lo Zapotecas fueron junto con los Mayas los primeros
pueblos de Mesoamérica en desarrollar un sistema
completo de escritura
El tipo de gobierno de la cultura prehispánica zapoteca fue
teocrático es decir los sacerdotes y nobles dirigían el destino del pueblo, apoyados por
un ejército bajo su mando, a través de los designios que los dioses daban a conocer
mediante rituales religiosos
La organización social zapoteca estaba estratificada según el cargo o linaje de cada
individuo, los sacerdotes eran lo alto de la pirámide social, les seguían en importancia
los militares y por debajo de estos dos grupos se encontraban los campesinos y
artesanos que como deber tenían que pagar tributo a las clases superiores.
La cultura zapoteca basó su económica en la agricultura y en el intercambio artesanal
con otros pueblos. La siembra de frijol, maíz y cacao, junto con la caza y la pesca les
abastecía para cubrir el consumo interno.

Fuente:
historiademexico.info, "Cultura Zapoteca"
Cultura Zapoteca - Todo sobre los zapotecas (paratodomexico.com)

Cultura Maya (1000 a.C.-1697 d.C.)


El inicio de la cultura Maya se remonta al período formativo hacia el 1000 a.C. llamado
Período Agrícola. Durante este periodo se desarrolla el idioma maya, el pueblo
maya adquiere experiencia y algunas grandes ciudades aparecen. En él se va
desarrollando una religión sencilla con la creencia en una vida ultra terrena y el culto a
los muertos.
Organización social de la Cultura Maya
Los mayas formaban una sociedad muy jerarquizada.
Cada ciudad-estado estaba gobernada por un jefe
supremo denominado halach uinic (hombre verdadero),
cuya dignidad era hereditaria por línea masculina. Se le
consideraba casi como una divinidad.
En segundo lugar estaba la casta de sacerdotes, los ah
kin coob (los más altos del sol), quienes poseían los
conocimientos de la astronomía, las matemáticas, la
medicina, la arquitectura y todas las artes religiosas.
Seguía la nobleza, los almehenoob (los que tienen padres y madres), quienes
controlaban los principales cargos administrativos, militares y comerciales.
Seguían los plebeyos, denominados yalba uinikoob (hombres pequeños). Era la clase
social más numerosa y estaba conformada por campesinos y artesanos. La unidad
mínima de producción era la familia campesina, que cultivaba una "milpa" (parcela de
unas 4 a 5 hectáreas), para atender a sus necesidades y generar un excedente del que
se apropiaba la clase dirigente.
En último lugar estaban los esclavos(ppentoc, masculino y munach, femenino) ,
generalmente prisioneros de guerra, culpables de algún delito o empobrecidos que se
vendían como esclavos.
Escritura: Los pueblos mayas desarrollaron un método de notación jeroglífica y
registraron su mitología, historia y rituales en inscripciones grabadas y pintadas en
estelas. Los registros también se realizaban en códices de papel amate (corteza de
árbol) y pergaminos de piel de animales. Estos códices se utilizaban como almanaques
de predicción en temas como la agricultura, la meteorología, las enfermedades, la caza
y la astronomía.
La conquista de los Mayas
Los primeros contactos con tierras mexicanas por parte de los conquistadores
españoles fueron en la península de Yucatán en tierras de los Mayas, allí estos tuvieron
que enfrentar los primeros combates con la resistencia indígena. Luego de la conquista
de Mexico-Tenochtitlan la campaña de conquista española se extendió hacia los
territorios controlados por los Mayas.

Fuente:
Cultura Maya - Todo sobre los Mayas (paratodomexico.com)

Cultura Teotihuacana (200 a.C. – 700 d.C.)


Esta civilización tuvo su epicentro en la ciudad de Teotihuacan. En
su apogeo, Teotihuacan era una ciudad de mas de cien mil
personas. No solo fue la ciudad más grande de América, fue una
de las ciudades mas grandes del mundo antiguo
La ciudad de Teotihuacán se caracteriza por el enorme tamaño de
sus monumentos, cuidadosamente dispuestos en principios
geométricos y simbólicos. Teotihuacán contiene más templos que
cualquier sociedad prehispánica mesoamericana. Sus principales estructuras
monumentales son el Templo de Quetzalcóatl con magníficas cabezas de serpientes
emplumadas en las paredes, la Pirámide del Sol (la tercera pirámide más grande del
mundo) y la Pirámide de la Luna. Los primeros edificios Teotihuacanos están fechados
en los años 200 a.C. y la pirámide más grande, la Pirámide del Sol, fue completada en
el año 100 d.C.
Sociedad: La sociedad Teotihuacana estuvo organizada de forma jerarquizada. En la
cima social se encontraba el gobernador con sus familiares "los nobles"; luego se
hallaban los funcionarios administrativos y religiosos que apoyaban en el gobierno
(estos personajes también eran de origen noble). La mayoría de la población
teotihuacana estaba conformada por los agricultores, y en menor medida de artesanos
y comerciantes.
Organización Política El gobierno fue teocrático durante la mayor parte de su historia.
Los sacerdotes eran las personas que acumulaban el conocimiento científico-mágico
que eran importantes para la sobrevivencia de las culturas antiguas mesoamericanas.
Los sacerdotes junto a la clase guerrera mantenían bajo control a la población
teotihuacana.
a ciudad de Teotihuacán se redujo de una de las mayores ciudades metropolitanas del
México precolombino en los siglos V y VI d.C., a una virtual ciudad abandonada en el
siglo VII y VIII d.C. Hay pocas evidencias que permitan saber el motivo de su abandono
y se han formulado varias hipótesis: discrepancias internas, cambios climáticos, la
sobrepoblación y el agotamiento de los recursos naturales o invasiones de pueblos del
norte. Un aumento del militarismo en el arte y de artefactos de la época, sugiere un
incremento en las guerras y hay evidencia de rituales con quema de templos y de
documentos de la ciudad que se ha asociado con la pérdida del poder de la elite de
Teotihuacán y la decadencia de la ciudad.

Fuente:
Cultura Teotihuacana - Todo sobre los teotihuacanes (paratodomexico.com)

Cultura Tolteca (700 d.C. – 1200 d.C.)


Los toltecas (en nahuatl, "maestros constructores"), fueron un pueblo nativo de México
que emigró desde el norte de lo que ahora es México, tras la decadencia (en torno al
año 700 d.C.) de la gran ciudad de Teotihuacán. Los toltecas conquistaron la ciudad de
Teotihuacán en el año 750 d.C. aproximadamente, y luego asentaron su población y su
cultura.
Se establecieron en el centro de México, en la zona que ahora abarcan los Estados de
Hidalgo, México, Tlaxcala, Morelos y Puebla. Alcanzaron su máximo apogeo entre los
años 900 y 1200 d.C.
Durante el desarrollo de su sociedad, una casta militar reemplazaría a los religiosos en
la administración formándose un gobierno militarista. Las funciones militares iban
unidas con las religiosas y las prerrogativas de la casta sacerdotal pasaron a manos de
los líderes militares, agrupados en órdenes totémicas como el Jaguar, el Coyote y
Águila. Esta condición permitió la creación de un poderoso ejército y la consiguiente
expansión del imperio dominando las sociedades vecinas y marcó el inicio del
militarismo en América Central.
Influencia: El imperio tolteca creó una mística inigualable en la mente de la gente de
América Central. Los líderes toltecas eran considerados de origen divino. Más tarde,
otras culturas mesoamericanas, a menudo reverenciaron y tomaron sus leyendas, arte,
arquitectura y religión. Muchos futuros gobernantes de otras culturas, entre ellos los
mayas y los aztecas, afirmaban ser descendientes de los toltecas.
Religión: La religión en la cultura tolteca estaba dominada por dos grandes deidades.
El primero, Quetzalcóatl, se muestra como una serpiente emplumada. Esta deidad del
aprendizaje, la cultura, la filosofía, la fertilidad, la santidad y la bondad fue absorbida de
culturas anteriores en la zona. Su rival era Tezcatlipoca, espejo ahumado, conocido por
su naturaleza guerrera y su tiranía. Según la leyenda, Tezcatlipoca hizo que
Quetzalcóatl y sus seguidores abandonaran Tula en torno al año 1000 d.C.
La aparición de los chichimecas,
pueblo bárbaro que dio origen
posteriormente al Imperio Azteca,
provocó la caída del imperio tolteca.
Ellos Invadieron la ciudad de Tula en el
siglo XII, dominando por completo ese
territorio. En 1168, los toltecas
abandonaron Tula, que finalmente fue
destruida en las guerras y los
conflictos políticos. Los signos de las
guerras y los conflictos se pueden ver
en las ruinas de los monumentos y
edificios.
Algunos grupos toltecas emigraron a las zonas lacustres del Valle de México y fundaron
Culhuacan, otros ocuparon Cholula y otros se desplazaron al sur ocupando la ciudad
maya de Chichén Itzá. Los toltecas del sur fueron absorbidos por los mayas, a los que
habían conquistado anteriormente.
Hacia el siglo XIII la caída de Tula y del poder tolteca abrió el camino para la ascensión
de los aztecas.

Fuentes:
culturasmexicanas.com, "cultura tolteca"

Cultura Tolteca - Todo sobre los toltecas (paratodomexico.com)

Cultura Mexica-Azteca (1325 d.C. – 1521 d.C.)


Los aztecas o mexicas fueron un pueblo indígena que dominó la región central de
México entre los años 1325 d.C. y 1521 d.C. y que es famoso por haber establecido un
vasto imperio altamente organizado.
Los orígenes de la cultura mexica o llamada también cultura azteca se remontan al siglo
XIII.Procedían de las tribus chichimecas del norte de México que se asentaron en
tierras donde antes había florecido la antigua cultura
Tolteca. Tras la caída de la civilización tolteca oleadas de
inmigraciones inundaron la meseta central de México,
alrededor del lago de Texcoco.
El hecho de que, desde una base tan poco
esperanzadora, los aztecas fueran capaces de
consolidar un imperio poderoso en sólo dos siglos, se
debió en parte a su creencia en una leyenda, según la cual fundarían una gran
civilización en una zona pantanosa en la que vieran un nopal (cactus) sobre una roca y
sobre él un águila devorando una serpiente. Los sacerdotes afirmaron haber visto todo
eso al llegar a esta zona.
Los aztecas - mexicas establecieron alianzas militares con otros grupos, logrando un
imperio que se extendía desde México central hasta la actual frontera con Guatemala. A
principios del siglo XV Tenochtitlán gobernaba conjuntamente con las ciudades-estado
de Texcoco y Tlacopan bajo la denominación de la Triple Alianza. En un período de
unos 100 años los mexicas lograron el poder total y, aunque las demás ciudades-estado
continuaron llamándose reinos, se convirtieron en meros títulos honoríficos. Al final del
reinado de Moctezuma II, en 1520, se habían establecido 38 provincias tributarias; sin
embargo, algunos pueblos de la periferia del Imperio azteca luchaban
encarnizadamente por mantener su independencia.
La sociedad azteca estaba dividida en tres clases sociales: nobles, plebeyos y
esclavos. La nobleza estaba compuesta por los nobles de nacimiento, los sacerdotes y
los que se habían ganado el derecho a serlo (especialmente los guerreros). A los
plebeyos o macehualtin se les otorgaba la propiedad vitalicia de un terreno en el que
construían su casa. Sin embargo, a las capas más bajas de los plebeyos (tlalmaitl), no
se les permitía tener propiedades y eran campesinos en tierras arrendadas. El estado
de esclavo era similar al de un criado contratado. Aunque los hijos de los pobres podían
ser vendidos como esclavos, solía hacerse por un período determinado.
La educación era obligatoria, muy estricta y se impartía desde los primeros años. A las
mujeres se les enseñaban todas las modalidades de los quehaceres domésticos y a los
hombres se les inculcaba la vocación guerrera. En esta educación, la religión tenía un
papel importante, pero también se aprendía escritura, lectura, historia y música.
A fines del siglo XV, el imperio mexica ya se encontraba en su mayor esplendor cultural
y político a través de las guerras y alianzas militares. En ese momento, el imperio
azteca recibiría la visita de desconocidos navegantes: Los conquistadores españoles. El
fin del Imperio azteca ocurrió el 13 de agosto de 1521 cuando los españoles en alianza
con los tlaxcaltecas y totonacas, entre otros pueblos indígena, derrotaron la resistencia
mexica en Tenochtitlán. Además de los problemas internos que contribuyeron a su
caída, el emperador Moctezuma había dado una bienvenida pacífica a Cortés creyendo
que era el dios Quetzalcóatl que había sido exiliado y había prometido volver desde el
mar por el oriente.
Fuente:
Cultura Mexica o Imperio Azteca (paratodomexico.com)
La Colonia o el Virreinato en México (1521-1810)
Para la historia de México el periodo
conocido como la Colonia o el
Virreinato empieza en el siglo XVI,
cuando los españoles, al mando de
Hernán Cortés, conquistaron la antigua
México-Tenochtitlan. Así fundaron la
Nueva España, nombre que los
conquistadores le dieron a la actual
ciudad de México. También se conoce
esta etapa con el nombre de Virreinato porque el país, durante el tiempo que duró, fue
gobernado por un representante del rey de España que tenía el título de virrey.
La época colonial en nuestro país duraría alrededor de 300 años, de 1521 a 1821
cuando se consumara la independencia de México, en los primeros años de la colonia,
Cortés ordenó la destrucción de todos los monumentos aztecas para comenzar a
construir una nueva ciudad, además de secar las aguas del antiguo lago de Texcoco.
A nuestro país comenzaron a llegar más tropas y sobre todo varias órdenes religiosas,
franciscanos, dominicos, jesuitas y agustinos comenzaron la labor de cambiar la fe de
los pobladores indígenas y transformarlos al catolicismo, algunas de estas misiones
religiosas también abogaron por los derechos de los nativos y así evitar el exterminio
total que tenían planeado los conquistadores.
Poco a poco fue conformándose el territorio de la Nueva España, distintas expediciones
fueron formándose para reclamar más territorios y frenar los intereses expansionistas
de naciones como Francia, Inglaterra y Portugal, luego de varias peleas, la Nueva
España conformaría de California hasta Centroamérica, incluyendo el territorio de la
Florida.
La buena posición geografía de nuestro país les permitió a los españoles poner rumbo
a nuevos territorios como Filipinas y establecer relaciones comerciales con distintos
puertos de china, a esta ruta comercial se le conocería “La Nao de China”, ya
conformado el nuevo territorio, la corona española designaría a un virrey para que
estableciera la nueva forma de gobernar.
El primer virrey de la época colonial de la Nueva España fue Antonio de Mendoza y
Pacheco, el cual fue nombrado el 14 de noviembre de 1535 y el último virrey fue Juan
José Ruíz de Apodaca, quien gobernó hasta 1821, año en el que se consumó la
independencia de México, a lo largo de los 300 años de vida colonial hubo 61 virreyes.
A lo largo de la época colonial, la distinción de clases fue uno de los elementos más
característicos de esta época, por un lado, teníamos a los peninsulares los cuales eran
los españoles nacidos en España, luego estaban los criollos que eran españoles
nacidos en América, después estaban las castas las cuales eran todas las mezclas de
todas las razas y al final estaban los esclavos africanos junto a los indígenas.
Debido al esfuerzo que representó imponer la fe católica en algunas regiones del país y
a la negativa de algunos pueblos indígenas de abandonar sus costumbres, durante la
época colonial llegó la santa inquisición, esta era una organización eclesiástica que se
encargaba de perseguir y castigar a todos los que considerará herejes o que
representaran un peligro para la iglesia.
A pesar de ser considerada una época de progreso, la esclavitud, el maltrato a los
indígenas y los tratos que recibían los trabajadores fueron elementos que se
presentaron a lo largo de toda la época colonial, no importando que los frailes abogaran
por sus derechos, sucedieron varias revueltas para exigir un mejor trato, algunas de
ellas fueron las de Gaspar Yanga y Jacinto Canek.
Las principales actividades económicas de la época colonial eran la agricultura, el
comercio, la extracción de metales preciosos, el tráfico de esclavos y la fabricación de
artesanías, el choque de los dos mundos enriqueció a ambas culturas, se conocieron
productos que no existían y se favoreció el mestizaje para fomentar el tener una nueva
vida en las nuevas tierras.
La decadencia del virreinato comenzó con el fortalecimiento del imperio británico, las
distintas reformas de la corona que provenían desde España, el surgimiento de la
ilustración en Europa y la aparición de distintos movimientos sociales como lo fue la
revolución francesa y la independencia de las 13 colonias de Norteamérica, comenzaba
a surgir el espíritu independentista.
Para 1808, el nuevo imperio francés comandado por Napoleón Bonaparte decide
expandir sus fronteras y decide invadir España, el rey Fernando VII es retirado de la
corona y la noticia se esparce por todas las colonias españolas, conscientes de lo que
ocurría en Europa, los conspiradores deciden levantarse en armas y el 16 de
septiembre de 1810 comienza la guerra de Independencia.

Fuente:
 México Desconocido, Portal Académico UNAM, UAEH y Gobierno de México.
Historia de México: La época colonial | Valor a Nuestras Raíces (karaniart.com.mx)
La independencia de México
(1810-1821)
Se conoce como Independencia de México al proceso de liberación del territorio
colonial de Nueva España.
Este proceso duró 11 años, ya que comenzó el 16 de septiembre de 1810, con el Grito
de Dolores, y finalizó en 1821, luego de que Agustín de Iturbide proclamara el Plan de
Iguala y el Ejército Trigarante entrase de manera triunfal en la Ciudad de México.
Durante esos 11 años, los independentistas debieron librar gran cantidad de combates
contra el ejército realista, que fue apoyado por muchos criollos, quienes temían que la
guerra por la Independencia se transformara en una guerra social.

Etapas de la Independencia de México


El proceso de Independencia de México puede ser dividido en 4 etapas: iniciación,
organización, resistencia y consumación.
1. Iniciación (1810-11): esta etapa
comenzó el 16 de septiembre de 1810,
con el Grito de Dolores, y culminó el 30
de julio de 1811 con el fusilamiento
de Miguel Hidalgo, el iniciador de la
lucha. El programa de Hidalgo
contemplaba la declaración de la
Independencia, la abolición de
la esclavitud y la devolución de la tierra a
los indígenas.
2. Organización (1811-15): durante esta fase el gran protagonista fue el sacerdote
José María Morelos, quien llegó a dominar gran parte del sur de Nueva España.
En 1813, Morelos convocó al Congreso de Chilpancingo, durante el cual se
declaró la Independencia y se sancionó la Constitución de Apatzingán. En 1815
Morelos fue capturado y ejecutado por los realistas.
3. Resistencia (1815-1820): esta etapa está marcada por la política de amnistía
que puso en práctica el virrey de Nueva España Juan José Ruiz de Apodaca.
Mientras que algunos insurgentes depusieron las armas, otros grupos
sostuvieron la lucha. Los principales líderes de la resistencia fueron Vicente
Guerrero y Guadalupe Victoria.
4. Consumación (1821): la consumación de la Independencia tuvo lugar en 1821,
cuando un antiguo realista, Agustín de Iturbide, pactó con los insurgentes y
proclamó el Plan de Iguala, documento que declaró a México como Estado
independiente. Poco después, patriotas y realistas firmaron los Tratados de
Córdoba, por el cual el capitán general de Nueva España, Juan O’Donojú,
reconoció a México como una nación soberana e independiente.
Causas y consecuencias de la Independencia de México
Causas
Las causas de la Independencia de México pueden ser divididas en internas y externas:
Causas externas
Entre las principales causas externas se destacan:
 La Independencia de los Estados Unidos, que fue un modelo a imitar por los
patriotas de Nueva España.
 La influencia de las ideas difundidas por la Revolución francesa, en especial las
de libertad, igualdad ante la ley y fraternidad entre los pueblos.
 Los problemas de la Corona española para mantener una comunicación fluida
con Nueva España luego de la destrucción de gran parte de su flota en la batalla
de Trafalgar, en 1805.
 La invasión napoleónica a España durante 1808. Este evento puso en crisis a la
monarquía española y que generó un vacío de poder en el Imperio colonial en
América.
 La revolución liberal que en 1820 encabezó el general Rafael de Riego contra
la restauración del absolutismo del rey Fernando VII. El temor a depender de un
gobierno metropolitano liberal llevó a los realistas mexicanos a pactar la
Independencia de México con los patriotas locales.
Causas internas
Entre las principales causas internas se destacan:
 La preferencia de la Corona española por los peninsulares para ocupar los
cargos más importantes de la administración colonial. Esta preferencia, que se
acentuó durante las Reformas borbónicas, provocó el resentimiento de los
criollos.
 La gran desigualdad social que afectaba a la mayoría de los habitantes de
Nueva España, en especial a indígenas y mestizos. Estos sectores fueron los
que acompañaron los movimientos encabezados por Hidalgo y Morelos.
 El descubrimiento de la conspiración de Querétaro, de la que participaron el
corregidor Miguel Domínguez, Ignacio Allende, Juan Aldama y Miguel Hidalgo. El
objetivo de la conspiración era formar una junta gubernativa que reemplazara al
virrey español. La detención de varios de los conspiradores impulsó a Hidalgo a
iniciar la insurrección contra las autoridades virreinales.
Consecuencias
Entre las principales consecuencias de la Independencia de México se destacan:
 El fin de la dominación colonial española, que quedó plasmada en los
Tratados de Córdoba, firmados el 24 de agosto de 1821. En 1822, el gobierno
español desconoció este reconocimiento.
 La redacción del Acta de Independencia de México, el 28 de septiembre de
1821.
 La proclamación del Primer Imperio mexicano, con Agustín de Iturbide como
emperador. Este tuvo apenas dos años de duración, ya que en 1823 fue
sustituido por la República de México.
 La firma del Tratado de Santa María-Calatrava, el 28 de diciembre de 1836, por
el cual España finalmente reconoció a México como país soberano e
independiente.
Protagonistas de la Independencia de México
Entre los protagonistas más destacados de la lucha por la Independencia de México, se
encuentran:
 Miguel Hidalgo y Costilla (1753-1811): iniciador del proceso independentista al
protagonizar el Grito de Dolores. Fue capturado por los realistas y fusilado en
1811.
 José María Morelos y Pavón (1765-1815): religioso mexicano que impulsó la
segunda etapa de la lucha por la Independencia. Fue capturado y fusilado por los
realistas en 1815.
 Ignacio Allende (1769-1811): militar español que adhirió al proyecto
independentista y luchó junto a Miguel Hidalgo. Fue capturado por los realistas y
pasado por las armas en 1811.
 Juan Aldama (1774-1811): patriota mexicano que secundó a Miguel Hidalgo en
la primera etapa de la guerra por la Independencia. Fue fusilado en 1811.
 Vicente Guerrero (1782-1830): político mexicano que sostuvo el proyecto
independentista durante la resistencia con la famosa frase «La Patria es
primero». Fue uno de los protagonistas del Abrazo de Acatempan, que selló la
reconciliación entre insurgentes y realistas.
 Agustín de Iturbide (1783-1824): militar que formó parte del ejército realista,
pero luego proclamó el Plan de Iguala y firmó los Tratados de Córdoba. Fue el
primer emperador de México.
 Guadalupe Victoria (1786-1843): político y militar independentista que fue elegido
primer presidente de la República de México para el período 1824-29.

Fuente:
Independencia de México - ¿Qué fue?, etapas y más (enciclopediadehistoria.com)
 Guerra, François-Xavier. Modernidad e independencias: ensayos sobre las revoluciones hispánicas. Madrid, MAPFRE.
1992.

 Hamnett, Brian. Historia de México. Madrid, Cambridge University Press. 2001.

 Florescano, Enrique. Historia de las historias de la nación mexicana. México, Taurus. 2002.

 Van Young, Eric. La crisis del orden colonial: estructura agraria y rebeliones populares en la Nueva España, 1750-1821.
México, Alianza Editorial. 1992.
La revolución mexicana
La Revolución Mexicana fue un conflicto
armado que inició en 1910, como
consecuencia del descontento popular
hacia la dictadura de Porfirio Díaz, y que
derivaría en una guerra civil que
transformaría radicalmente las
estructuras políticas y sociales del país.

La revolución comenzó con el


levantamiento liderado por Francisco I. Madero, que se oponía a la reelección del
general Porfirio Díaz a la presidencia, dictador que había gobernado el país por más de
treinta años.
El 20 de noviembre de 1910 iniciaron los primeros movimientos armados de la
Revolución mexicana respaldados por Pascual Orozco (jefe de las tropas irregulares del
estado de Chihuahua), Francisco Pancho Villa (líder los campesinos en el norte de
México) y Emiliano Zapata (quien representaba a los campesinos y demás líderes
populares del sur de México).
Dichos líderes luchaban en conjunto por su oposición a Díaz; sin embargo, no eran
aliados, ya que cada uno reclamaba las necesidades particulares de los pueblos que
representaban y por lo cuales se enfrentaban.
Tras la presión ejercida, el día 25 de mayo de 1911, Porfirio Díaz renunció a la
presidencia luego de haber firmado un pacto con Francisco I. Madero, quien
posteriormente fue electo presidente y ejerció la presidencia de México.
Madero restauró la constitución, prohibió la reelección y estableció el sufragio popular.
Sin embargo, estos cambios no fueron suficientes para mejorar la situación general del
país, ni para satisfacer las necesidades del pueblo mexicano.

Principales causas de la Revolución Mexicana


 La desigualdad social y la concentración de la riqueza. Durante el Porfiriato,
el país tuvo un crecimiento económico importante. Sin embargo, la riqueza
quedó repartida en unas cuantas manos nacionales y en otras pocas extranjeras.
 No existía la libertad política. El pueblo no podía elegir a ningún representante
dentro de los poderes estatales ni federales. Estos eran impuestos por Porfirio
Díaz, quien, pese a estar en contra de la reelección, permaneció en el poder más
de 30 años.
 Despojo de tierras a los campesinos. Díaz hizo una serie de reformas a la
legislación que facilitaban la entrada a compañías extranjeras para que se
adueñaran de “terrenos baldíos” los cuales pertenecían a indígenas, campesinos
o gente muy pobre que no tenía el dinero para trabajar sus tierras y eran
despojados de ellas.
 Creación de latifundios. Las haciendas de gran extensión pertenecían a unos
pocos propietarios mientras la mayoría de los mexicanos moría de hambre.
 Disminuyó la calidad de la enseñanza popular. El 80% de la población era
analfabeta.
 No había libertad de expresión. La prensa tenía prohibido emitir cualquier tipo
de opinión en contra del gobierno y las huelgas estaban prohibidas para todos
los sectores.
 Obreros y campesinos carecían de protección laboral por lo cual estaban
expuestos a la sobreexplotación. La mayoría de los trabajadores debían
cumplir con jornadas de más de 12 horas por un sueldo miserable de 75
centavos.
 Represión y uso de la fuerza. Las condiciones laborales eran pésimas, sin
embargo, cuando los trabajadores y campesinos trataban de manifestar su
inconformidad, fueron reprimidos brutalmente. Un ejemplo es el asesinato de
obreros durante la Huelga de Cananea (1906) y de Río Blanco (1907).

Consecuencias de la Revolución Mexicana


La Revolución Mexicana es una de las primeras revoluciones sociales del siglo
XX y fue la responsable de meter a México en el siglo XX. Entre sus logros y
consecuencias podemos mencionar los siguientes:
 Renuncia de Porfirio Díaz
 Promulgación de una nueva constitución en 1917
 Nacionalización del suelo y subsuelo
 Reforma agraria
 Reforma a la ley de educación pública
 Nacionalización del petróleo
 Mejora de la situación laboral de los trabajadores
 Creación del sindicalismo
 Repartición de los latifundios entre el campesinado El Porfiriato
Fuente:
Revolución Mexicana, 20 de noviembre de 1910 | Portal Ciudadano del Gobierno del Estado de México
(edomex.gob.mx)

México Postrevolucionario
El México posrevolucionario hace referencia al periodo comprendido entre 1920 y 1940
en la historia del país.
El México posrevolucionario dio comienzo luego de la promulgación de la Constitución
el 5 de febrero de 1917. La reconstrucción del país implicó la cimentación de un nuevo
régimen político que creó las bases para la configuración de un estado moderno y
democrático que proporcionó estabilidad política y social a la nación, que salía de una
gran revolución.
La reconstrucción nacional fue una prioridad entre 1917 y 1928, cuando el conflicto
político fue un síntoma de las dificultades surgidas al configurar un novedoso régimen
político.
La influencia de Calles degeneró en un periodo conocido como Maximato, luego del
asesinato de Obregón, en el que se creó una nueva institución: el Partido Nacional
Revolucionario, el partido del Estado, que se acompañó del «proceso de pérdida de
independencia de las cámaras legislativas federales». No obstante, se produjo una
ruptura con Lázaro Cárdenas del Río, en cuya presidencia se buscó impulsar el reparto
de tierras y la política nacionalista, que permitió la nacionalización del petróleo, fue un
periodo confuso y difícil para el logro de la estabilidad política que requería la
República.
Las condiciones brindadas por el sexenio cardenista (fundamental para la consolidación
del proyecto nacional) favorecieron que México transitara del periodo posrevolucionario
a la etapa de la modernidad política, que propició las condiciones indispensables para
el funcionamiento del Estado moderno a un ritmo histórico. Fue entonces cuando se
consolidó el Estado autoritario que condujo a una estabilidad social y llevó, a su vez, a
un desarrollo económico que insertó al país dentro del capitalismo mundial. Los
gobiernos de Manuel Ávila Camacho (1940-1946) y Miguel Alemán Valdés (1946-1952)
aprovecharon la coyuntura marcada por la Segunda Guerra Mundial, en la que México
estuvo del lado de los aliados. Los beneficios de esta circunstancia histórica
favorecieron el crecimiento económico del país, tanto en el ámbito agrícola como en el
industrial, manufacturero y rural.
El Estado benefactor y el desarrollismo económico dieron paso entonces a una
estabilidad social sin precedentes en la historia de México que sentó las bases para la
expansión demográfica y urbana que experimentó el país en las décadas posteriores. El
autoritarismo político fue una característica del llamado Milagro mexicano, fincado en
altas tasas de crecimiento económico, en una paz social forzada y controlada, y en una
población creciente que demandaba nuevos beneficios de las políticas públicas. La
modernidad capitalista vino aparejada de un autoritarismo revolucionario e institucional.
Sin embargo, durante los gobiernos de Adolfo Ruiz Cortines (1952-1958), Adolfo López
Mateos (1958-1964) y Gustavo Díaz Ordaz (1964-1970) (representantes genuinos del
autoritarismo posrevolucionario mexicano), comenzaron a ocurrir diversos
acontecimientos relacionados con la desigualdad social, el desequilibrio económico, el
conflicto político y la movilización opositora de la sociedad.
La oposición al autoritarismo comenzó a manifestarse cada vez con mayor fuerza y
frecuencia en la vida nacional, hasta que en 1968 detonó un cambio importante en el
curso de la historia nacional.

Política

Después de años de conflicto armado y, aunque no desaparecieron todos los


problemas, la situación mexicana viró hacia una mayor tranquilidad política y social.

Esto permitió a los gobernantes dedicar los recursos hacia la mejora económica, lo que
daba estabilidad a la nación.

Álvaro Obregón (1880-1928)

Obregón, presidente entre 1920-1924


Su antecesor, Adolfo de la Huerta, había logrado pacificar el país. Pancho Villa y otros
revolucionarios abandonaron las armas y los exiliados políticos regresaron. Uno de
ellos fue José Vasconcelos, quien jugó un importante papel en la educación pública.

En 1920, otro de los héroes de la Revolución, Álvaro Obregón, accedió a la presidencia.


Enseguida puso en marcha políticas destinadas a reorganizar el país y revitalizar una
economía arruinada.

Obregón, militar, tuvo al ejército como su principal apoyo. Aisló a los caudillos militares y
se alió con algunas organizaciones obreras y campesinas. Para ello, promulgó leyes
para restituir los ejidos.
Unos de sus principales logros políticos fue el reconocimiento de casi todos los países.
Los únicos que no quisieron reconocer su gobierno fueron Inglaterra, Francia, Bélgica,
Cuba y Estados Unidos.

Para lograr que el poderoso vecino del norte accediera a establecer relaciones, tuvo
que firmar los Tratados de Bucareli, que supusieron cambios favorables a los
estadounidenses en la política petrolera mexicana. Esto le valió ser tachado de
entreguista.

Plutarco Elías Calles (1877-1945)

Elías Calles, presidente entre 1924-1928


Elías Calles realizó una política continuista respecto a Obregón. Para consolidar el
poder se apoyó en numerosas organizaciones obreras, como la Confederación
Regional de Obreros Mexicanos (CROM).

En el ámbito económico, su presidencia supuso una mejora general, pero en el social


mantuvo fuertes enfrentamientos con el clero. Ese enfrentamiento llegó a provocar una
rebelión en varios estados que duró tres años, la cristera.

Ya en 1928, las elecciones llevaron de nuevo a Obregón a la presidencia. Sin embargo,


fue asesinado antes de asumir el cargo por un cristero. Políticamente, ese crimen inició
el periodo llamado maximato, que duró hasta 1934.

La característica principal del maximato fue la permanencia de Calles como figura


central. No podía ser presidente, pero se convirtió en el Jefe Máximo de la Nación.

Los mandatarios de ese periodo, Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo
Rodríguez, fueron manejados por Calles.

Lázaro Cárdenas (1895-1970)

Cárdenas, presidente entre 1934-1940


Lázaro Cárdenas está considerado como el último presidente posrevolucionario y quien
dio el paso a la siguiente etapa en la historia del país. Basó su gobierno en el ascenso
de los movimientos obreros y campesinos y desarrolló una política socializante.

Para liberarse de la sombra de Calles, Cárdenas decretó su expulsión del país en 1936,
acusándolo de conspirar contra el gobierno. Libre de su presencia, impulsó el
presidencialismo y creó las estructuras políticas que se mantendrían estables hasta
finales de los 80.
Su gobierno legalizó el derecho a huelga, benefició a los obreros, promulgó la igualdad
entre hombres y mujeres y legisló para garantizar derechos a los indígenas.

Igualmente, destacó su lucha contra los fascismos, que surgían en Europa y acabarían
provocando la Segunda Guerra Mundial.

Frente a su política se formó un frente opositor, liderado por el Partido de Acción


Nacional. Cárdenas, buscando reducir sus enemigos, trató de reconciliarse con la
Iglesia. La mantuvo apartada del Estado, pero no hizo ningún gesto hostil.

Antecedentes del PRI

La historia moderna de México no se entendería sin el PRI, el Partido Revolucionario


Institucional, que gobernó durante varias décadas. Este partido tuvo su origen en el
periodo posrevolucionario.

El primer embrión fue el Partido Nacional Revolucionario, creado por Elías Calles en
1928. La organización fue concebida como un partido de masas, defensor de los
trabajadores y partidario del reparto de la riqueza.

En 1938, Lázaro Cárdenas, después de romper con Calles, cambió el nombre del
partido, llamándolo Partido de la Revolución Mexicana. En su estructura se incluyeron
varias centrales obreras. Posteriormente, en 1946, fue rebautizado como PRI.

Fue durante la presidencia de Cárdenas cuando se instituyó el sistema de partidos en


México.

A partir de 1939, nuevas organizaciones pudieron presentarse a las elecciones. Sin


embargo, ninguno de ellos logró que su candidato venciera. Tuvieron que pasar varias
décadas, hasta el 2000, para que México viviera la alternancia política.

Sociedad

La Revolución mexicana, aparte de sus consecuencias políticas, supuso un cambio de


las estructuras sociales del país.

Hasta esa fecha, a pesar de los intentos de algunos mandatarios, existía una parte de
la población por debajo del umbral de la pobreza, sin educación y con pocos derechos.
Esta clase baja estaba formada, especialmente, por campesinos e indígenas. Frente a
ellos había una clase alta, dueña de las tierras, y que detentaban un gran poder
económico y político.

No en vano, uno de los grandes lemas de la Revolución fue el de pedir la reforma


agraria. En el sur, además, Emiliano Zapata defendió a las comunidades indígenas.

Fuentes:
Posrevolución y estabilidad Cronología (1917-1967) Elsa Aguilar Casas Pablo Serrano Álvarez

México posrevolucionario: qué es, cultura, política, sociedad (lifeder.com)

También podría gustarte