Está en la página 1de 2

17 de octubre de 2022

ACCIÓN DE AMPARO

EMPAQUETADO NEUTRO DE CIGARRILLOS

A continuación, se presentan parte de los fundamentos que surgieron durante la audiencia


del pasado viernes 14 de octubre.

La Sociedad Uruguaya de Tabacología teniendo presente lo dispuesto en el Código de la Niñez


y la Adolescencia (Ley 17.823) presenta una acción de Amparo contra el Decreto del Poder
Ejecutivo (282/022) que modificó el Empaquetado Neutro de productos de tabaco.

El artículo 195 del Código establece que: “La acción de amparo para la protección de los
derechos de los niños y adolescentes […] Podrá ser deducida también por el Ministerio Público,
cualquier interesado o las instituciones o asociaciones de interés social que, según la ley, o a
juicio del Tribunal, garanticen una adecuada defensa de los derechos comprometidos.”

En este marco de acción, la SUT plantea los siguientes fundamentos en cuanto a la vulneración
de derechos Constitucionales de la Niñez y la Adolescencia, incluidos en el artículo 15, literal E
del respectivo Código, que establece: El Estado tiene la obligación de proteger especialmente
a los niños y adolescentes respecto a toda forma de estímulo al consumo de tabaco.

Sumado a que el acto administrativo (Decreto) carece de motivación legítima, dado que un
decreto basado en derechos de industria y comercio no puede pretender reglamentar una
Ley de Salud Púbica. A su vez vulnera múltiples artículos del Convenio Marco para el Control
del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud, su protocolo adicional y la normativa de
control de tabaco nacional.

Un Decreto que debe reglamentar una Ley, pero termina dejando al libre albedrío de la
industria, cómo implementar la política, permitiendo cambios que significa una regresión en la
protección de la salud de la población. Entre otros, se permite la existencia de publicidad en el
interior del empaquetado e incluso en el propio cigarrillo, contradiciendo esto la Ley que
prohíbe toda publicidad, promoción y patrocinio de estos productos.

Las modificaciones establecidas estimulan el aumento del consumo de tabaco, lo que implica a
su vez una mayor exposición al humo de segunda mano (fumadores pasivos) pero además le
permite a la industria introducir diseños en los cigarrillos cuyo público objetivo son los jóvenes.

Estadísticas a nivel nacional, relevadas por estudios internacionales como el International


Tobacco Control Policy Evaluation Proyect muestran que el 76% de los fumadores inició antes
de los 17 años y en particular, un 22% lo hizo antes de los 13 años.

1
¿Cuál fue la postura del Poder Ejecutivo en la audiencia?

1. No presentó evidencia o fundamentos sobre los que se basó para elaborar el Decreto.
2. Consideró que el juicio debía dirimir cuestiones vinculadas al derecho a la protección
contra la competencia desleal, protección a la industria y comercio. En particular el Poder
Ejecutivo solicitó a la Jueza que se comunicara con Montepaz al respecto de este punto.
3. Alegó que la modificación ha obedecido a la preocupación de las tabacaleras por proteger
a la industria y comercio.
4. No se pronunció sobre el fondo del asunto: no discutió el incumplimiento a los artículos 7
y 8 de la Ley 18.256, art- 8 del Protocolo contra comercio ilícito, la regresividad de la
medida (art. 2.1 Pacto Derechos Económicos Sociales y Culturales), ni la motivación
ilegítima del acto administrativo (dado que un decreto basado en derechos de industria
y comercio pretende reglamentar una ley de salud púbica)
5. Tampoco pudo justificar, cómo contribuye a la trazabilidad del producto el permitir que el
interior de la cajilla pueda ser diseñado por la industria a su total y exclusivo arbitrio.
6. El Poder Ejecutivo basó su respuesta en que la prohibición de venta a jóvenes sigue
vigente, desconociendo que:
a) la venta a jóvenes es una realidad que supera la letra de la Ley. Esta población
accede al tabaco tanto por el comercio legal como el de contrabando. Muestra de
esto incluso es que las tabacaleras dirigen publicidades específicamente a dicho
público (ej. Tabaco saborizado, diseños en los cigarrillos, nuevos productos, etc.)
b) La venta al público joven, escapa al control del Estado, el cual no cuenta con
recursos humanos suficientes para realizar la fiscalización en todo el país y a
cualquier hora del día. El Ministerio de Salud Pública cuenta solo con 3
fiscalizadores dedicados al control del cumplimiento de estas políticas.
c) Los niños y adolescentes son consumidores activos y pasivos de tabaco. Un
aumento en las ventas de cigarrillos los perjudica indefectiblemente, y generará un
daño irreparable.

El Estado manifiesta preocupación por el combate al comercio ilícito, pero hasta la fecha NO
ha puesto en marcha el Protocolo para eliminar el Comercio Ilícito de Productos de Tabaco, el
cual incluye medidas específicas de trazabilidad y control de puntos de venta, que no coinciden
con lo establecido en el Decreto.

Por último, recordar que la industria ha basado su estrategia de captar consumidores en la


población joven. Los documentos internos desclasificados por orden judicial en EE.UU.,
muestra que las multinacionales del tabaco han trabajado durante años con las agencias de
publicidad para desarrollar campañas y estrategias de promoción diversas dirigidas a los
segmentos de población más jóvenes (Hastings & MacFadyen, 2000).

“El adolescente de hoy es el cliente regular potencial de mañana… Es durante los años de
adolescencia que se elige la marca inicial.” (Philip Morris, 1981)

También podría gustarte