Está en la página 1de 17
= ADMINISTRACION DE JUSTICIA TRIBUNAL MILITAR TERRITORIAL PRIMERO SUMARIO N° 11/04/21 PROPUESTA SOBRESEIMIENTO DEFINITIVO AUTORES DESCONOCIDOS DILIGENCIA DE _COMUNICACION Secretaria Relator Sra. Garcia Diaz-Tendero mn wadria, a 06 SEP 2022 Por la presente, se notifica al Letrado D. JUAN JESUS BLANCO MARTINEZ letrado del Ilustre Colegio de Abogados de C4diz, en representacién y defensa de los intereses de D. José MANUEL CANDON BALLESTEROS, D. RAUL GONZALEZ FERNANDEZ, D. HERMINIO ALVAREZ GOMEZ y de la viuda de D. JAVIER ZAMORA LETELIER, con entrega de la correspondiente copia, el Auto de este Tribunal de fecha 20 de junio de 2022, por el que se acuerda el sobreseimiento definitivo del presente procedimiento, significéndole que contra el mismo cabe RECURSO DE CASACION ante la Sala Quinta del Tribunal Supremo, que debera prepararse dentro del PLAZO DE LOS CINCO DIAS siguientes al de la notificacién y presentarse por conducto de este Tribunal. Remitase a través de los medios sefialados, uniéndose a las actuaciones los documentos acreditativos de la notificacién efectuada. Doy fe. La dfusion dal texto de esta resolucién a partes no Inleresadas en el proceso en el que ha sido Glotada sélo posta levarse a cabo previa disociacion de Ios datos de carscter personal que los mismos contuviran y con pleno respeto al derecho a la intimidad, alos derechos de las personas que requeran un especial deber de tutelar ala garantie del anonimeto dels victimes © petiudicados, cuando proceda. Los datos personales incuidos en esta resolucién no podrén ser cedidos, ni comunicads con fines contraros 8 las eyes. vt ADMINISTRACION DEUSTICIA ESET SUMARTO N° 11/04/21 PROPUESTA DE SOBRESEIMIENTO DEFINITIVO, TRIBUNAL MILITAR TERRITORIAL PRIMERO AUTO ILUSTRISIMOS SENORES/A AUDITOR PRESIDENTE En Madrid, a 20 de junio de 2022 Comandante Auditor D. Vicente Emilio Palazuelos Garcia (Ponente). Dada cuenta, y VOCALES TOGADOS Comandante Auditor Dia. Maria Teresa Garcia Martin. Comandante Auditor D. Juan Ignacio Navarro Torrecillas. HECHOS Primero.- La Juez Togado Instructor, en su Auto de fecha 9 de mayo pasado, propone el sobreseimiento definitivo de la presente causa, en virtud de lo dispuesto en los articulos 246.1° y 5° del Ley Procesal Militar, exponiendo lo siguiente: “Las presentes actuaciones fueron iniciadas en virtud de Auto de incoacién de Diligencias Previas n° 11/09/21 de fecha 24 de febrero de 2011, tras recibirse la noticia del fallecimiento de cinco militares y de lesiones en otros tres, cuando estaban desarrollando prdcticas de desactivacién de explosivos en el Campo de Maniobras y Tiro de "Bl Palancar" (CMT "51 Palancar"), sito en el término municipal de Hoyo de Manzanares (Madrid), préximo a la Academia de Ingenieros del Ejército de Tierra (ET). Los militares fallecidos resultaron ser el Sargento 1° D. Sergio Valdepefias Martin-Buitrago, el Sargento D. Mario Hernandez Mateo, y el Cabo D. Miguel Angel Diaz Ruiz, todos ellos pertenecientes al Ejército de Tierra; asi como el Sargento 1° D. Victor Manuel Zamora Letelier y el Cabo 1° D. Javier Muftoz Gomez, ambos del Cuerpo de Infanteria de Marina de la Armada (IM). Resultaron heridos el Teniente D. José Manuel Candén Ballesteros, el Sargento -hoy Brigada~ D. Ralil Alfonso Gonzdlez Fernandez, y el Cabo 1° D. José Herminio Alvarez Gémez, todos ellos miembros de Infanteria de Marina, siendo graves las lesiones de los dos primeros, y leves la del ultimo; resultando ileso el Cabo del ET D. Luis Angel Polo de la Fuente”. 1 ADMINISTRACION DEUSTICIA “en fecha de 19 de febrero de 2013, se dicté Auto de Archivo, sin declaracién de responsabilidad, tras la prdéctica de diligencias..En fecha 29 de noviembre de 2017, el representante de los intereses del Teniente D. José Candén y del Sargento 1° Gonzdlez Ferndndez, presenté un escrito, al que adjuntaba un informe pericial7 solicitando la reapertura de las actuaciones.. Mri* dicté Auto con fecha de 12 de abril de 201811 estimando pertinente el recurso de queja y revocé el Auto recurrido. A la vista de esta resolucién, el dia 16 de mayo de 2018, este Juzgado Togado dispuso por Auto la reapertura del Procedimiento..”. “Con fecha de 23 de febrero de 2021 se dicté Auto de elevacidn a Sumario, Procesamiento y Libertad Provisional al Teniente D. José Candén Ballesteros..el TMT 1°, con fecha 7 de mayo de 2021, confirmé el citado Auto, salvo el Procesamiento del Oficial, que revocs.. Con fecha de 17 de junio de 2021, se dicté un segundo Auto de procesamiento contra el Teniente D. José Manuel Candon, el cual también fue recurrido en apelacién y por Auto del TMT 1° de Madrid, de 15 de octubre de 2021, se revocé nuevamente el Auto de procesamiento y, acordé el sobreseimiento definitivo respecto del procesado D. José Manuel Candén Ballesteros y la continuacién de las actuaciones conforme a derecho..”. Explicitadas anteriormente y de forma somera las cuestiones de interin procesal desarrolladas en la citada resolucién, la Juez Togado llega a las conclusiones siguientes: - “El dia 24 de febrero de 2011, aproximadamente sobre las 10:00 horas, se produjo una detonacién durante la realizacién de una préctica de explosivos en el Campo de Maniobras de "El Palancar”, sito en el término municipal de Hoyo de Manzanares. El personal militar que estaba ejecutando 1a prdctica de explosivos se encontraba en la ‘fase de preparacién del contingente UH XIV (misién internacional en el Libano), halléndose personal de Infanteria de Marina entre os componentes del ejercicio, toda vez que entre los miembros del Grupo de Desactivacién de Explosivos (en adelante, GEDE) se incluye personal de la Armada. Esta circunstancia, es decir, la existencia de personal perteneciente a ejércitos distintos dentro de un mismo grupo, segtin ha demostrado la experiencia de anteriores misiones internacionales, _ conlleva —_ ciertas dificultades, ya que los componentes de Infanteria de Marina emplean materiales y procedimientos distintos a los del E.T., de ahi la necesidad de que en la fase de preparacién se unieran los miembros de los distintos ejércitos para practicar la desactivacién de explosivos, siguiendo un mismo criterio, doctrina y utilizando un mismo material”. - “El material que se empled en el ejercicio de desactivacidn de explosivos del dia 24 de febrero de 2011 fue el siguiente: dos 105 mm M-1 HE, dos granadas de mortero M-A-85 de 120 mm HE, ocho minas contra-carro EXPAL C-3B y una carga de desactivacién HL- 20053 (F. 822 T, 111 de las actuaciones). Si bien es cierto que el Tte. de Infanteria de Marina Candén Ballesteros solicité 2 -ADMINISTRACION DE JUSTICIA material explosivo distinto al concedido, 1a eleccién_ del naterial referido se debié a la propuesta que efectud el Sgto. 1° Valdepefias quien era Jefe del GEDE del Bon. De Zapadores y tenia un conocimiento amplio del escenario y las misiones que podian desarrollar en Zona de Qperaciones (Libano), en la cual, es habitual 1a destruccién de explosivos de todo tipo, incluyendo la destruccion en masa; asimismo, incluyé también en da eleccién que dichos explosives eran semejantes a los que se podian encontrar en zona de operaciones. El conjunto de explosivos empleados estaban en condiciones de ser utilizados para su destruccién, en concreto, las minas C-3B, las cuales fueron declaradas utiles y pasaron la revisién correspondiente el dia 21 de septiembre de 2010, por lo que tenian validez hasta el mes de marzo de 2011, todo ello a pesar de que en la pegatina de las cajas de las mencionadas minas se podia entender que éstas estaban caducadas, al igual que manifestd el EDEX de la Guardia Civil. La posibilidad de que las minas C-3B estuvieran caducadas y por ello fuesen no aptas o initiles para el ejercicio que se estaba desarrollando, ello no contribuyé a la detonacién de los explosivos”. - “El personal militar que estaba realizando la prdctica de desactivacién de explosivos eran todos ellos especialistas en desactivacion y reconocimiento de explosivos, procedentes del Tercio de la Armada de Infanteria de Marina (Cédiz) y del BaMZ MIT con base en el Goloso (Madrid). El EDE de Infanteria de Marina estaba formado por el Tte. Candén Ballesteros, Sgto. 1° Zamora Letelier, Sgto. Gonzdlez Ferndndez, Cabo 1° Mufloz Gomez, y Cabo 1° Alvarez Gémez. El EDE del £.T estaba compuesto por el Sgto. 1° Valdepefias Martin Buitrago, Sgto. Herndndez Mateo, Cabo Diaz Ruiz y Cabo Polo de la Fuente. £1 material explosivo que iba a destruirse fue trasladado el dia 21 de febrero de 2011 sin incidente alguno al Campo de Tiro de "El Palancar". El referido dia 24 de febrero de 2011, el Tte. Candén Ballesteros y el Sgto. 1° Valdepefas recogieron el material explosivo y los trasladaron al Campo P7, lugar donde se aprobé la practica de desactivacién de explosivos. Dicho lugar era el sitio dptimo y adecuado para efectuar el ejercicio de detonacién de explosivos, al reunir las caracteristicas necesarias al efecto. Posteriormente, el Tte. Candén Ballesteros y el Sgto. 1° Valdepefias descargaron el material, 1 cual estaba en buenas condiciones de embalaje y se inspeccionaron los hornillos por parte del Tte. Canciéi Ballesteros, Sgto. 1° Valdepefas, Sgto. 1° Letelier, Sgto. Fernandez y Sgto. Mateo, ya que habia Ilovido en dias anteriores y ello ocasioné que algunos estuvieran anegados de agua, por lo que fueron desechados. Los hornillos escogidos tenian una profundidad de entre 1,5 y 2 metros de profundidad y un didmetro de 4 y 6 metros, separados por 11 a 13 metros respectivamente. El EDE de Infanteria de Marina ocupé dos hornillos para la praéctica de la desactivacién de un proyectil de mortero de 120 mm y otra de un proyectil de artilleria de 105 mm. El EDE del E.T ocupé el tercer hornillo, a fin de destruir 8 minas C-3B EXPAL utilizando una carga HL-200. Antes de empezar el ejercicio se dieron las correspondientes instrucciones, se revisé el terreno y se reconocid el mismo a fin de detectar algtn resto de 3 ei ‘AnMinisTAACION DE JUSTICU explosivo; se significa que el dia anterior al 24 de febrero no hubo ningtin ejercicio de explosivos en el lugar de los hechos objeto de investigacién en autos. Una vez el EDE de Infanteria de Marina termind de preparar su ejercicio, sus miembros se acercaron, por curiosidad, a ver cémo trabajaban los componentes del EDE del £.T. en su hornillo de trabajo. Resulta preciso indiciar que el ejercicio que pretendia desarrollar el EDE del E.T. era mucho més complejo que el resto, al intentar destruirse 8 minas C-3B con una carga HL-200. En el hornillo del EDE del E.T. estaban trabajando el Sgto. 1° Valdepenas, el Sgto. Hernandez, Cabo Diaz y el Cabo Polo, siendo el mds antiguo de ellos el Sgto. 1° Valdepenas. E1 EDE del E.7. decidié cavar en su hornillo con més profundidad para poder realizar el ejercicio debidamente, todo ello con la cautela necesaria al tratarse de un campo dé explosivos. El Cabo Polo a requerimiento del Sgto. Hernandez llevé al hornillo de trabajo el tripode y la carga HL- 200, pudiendo observar que habian colocado diversas minas apiladas. Asimismo, el Sgto. 1° Valdepefias se quejd del tripode, el cual no lograba estabilizarse, por lo que ordené al Cabo Polo que acudiera a por sacos terreros para nivelarlo. En esta circunstancia el referido Cabo se fue del hornillo, hecho que determinéd que no resultase herido por el suceso investigado. las dificultades del terreno, el cual estaba hiimedo, la inestabilidad del tripode y el peso de la carga HL-200, ocasiond que en algiin momento dado durante el trabajo en el hornillo del EDE del £.T., y de manera accidental, la carga HL-200 se cayera sobre las minas, estando la primera de ellas espoletada. La caida se pudo ‘producir en torno a una altura de 70 om, circunstancia que determiné la activacién y detonacién de la citada primera mina espoletada, explotando el resto de minas en cadena y a la vez aunque no estuvieran espoletadas. A causa de a deflagracion fallecieron el Sgto. 1° de I.M. D. VECTOR ZAMORA LETELIER, el Sgto. 1° del E.T. D. SERGIO VALDEPENAS MARTIN- BUITRAGO, €1 Sgto. dol E.T. D. MARIO HERNANDEZ MATEO, el Cabo 1° de I.M. D. JAVIER MUNOZ GOMEZ y el Cabo del E.T. D. MIGUEL ANGEL DIAZ RUIZ, resultando herido el Tte. de I.M. D. JOSE MANUEL CANDON BALLESTEROS y el Sgto. de I.M. D. RAUL ALFONSO GONZALEZ FERNANDEZ”. - El Subteniente D. Carlos Godoy Herrera (entonces Sargento Primero), el 21 de septiembre de 2010 realizé un reconocimiento ordinario periéddico sobre mina organizada guerra C/C EXPAL C-3-B (Lote 1-4/74) y fue dicho material el que luego se entregé al Comandante D. Manuel Martin Ldépez para las prdcticas de explosién de minas de los EDE. Dicho reconocimiento ordinario periddico consistia en un mero reconocimiento visual y dio resultado con la calificacién de UTIL-1 56. - El hecho de que en la ficha técnica de la municién entregada a los equipos EDE el 21 de febrero de 2011 57 constase como calificacién final de las minas de PENDIENTE y, sin embargo en clasificacién pusiera UTIL-1, puede ser debido a que hay tres tipos de pruebas que tiene que pasar la municién; la primera es el reconocimiento ordinario (solo visual) que se pasé el 21 de septiembre de 2010, la segunda es la prueba de estabilidad quimica que es la prueba que solo se pasa si la municién tiene 4 [ADMINISTRACION De JUSTICIA pélvora pero, corno estas minas no tenian pélvora, no se tenian que pasar y, la tercera prueba, son las pruebas de vigilancia que son las pruebas de funcionamiento real y son las que se pasan una vez se supera la vida probable y a partir de ahi se pasan cada la mitad de aftos de la vida probable. Asi, "pendiente" en este caso pudiera ser que tenian que pasar las pruebas de vigilancia y que por faita de cantidad no las pasaron, ya que para pasar las pruebas de vigilancia hace falta una cantidad minima porque son muy caras, entonces lo que se hace, si no se llega a esa cantidad minima, es entregarla para hacer précticas en ejercicios de EDE para programar su destruccién para que se aproveche el material. Eso era lo que se hacia antes, sobre todo para précticas de personal que va a desplegar en misién, corno es io que ocurrié en el caso de los autos. Se trataba de una prdctica habitual en todos los Polvorines el entregar material atin con calificacién final de pendiente para précticas de los EDE de destruccién de minas. Al gparecer en la ficha técnica OTIL-1, a pesar de estar le calificacién pendiente, eso suponia que habian pasado sus pruebas de vigilancia oportunas hasta ese momento porque si no ‘se hubieran destruido y en la calificacién final no pondria pendiente, si no que pondria initil y la fecha del ultimo ‘informe del laboratorio. - El hecho de que las minas fueran declaredas estado util en el reconocimiento ordinario (solamente visual) si era suficiente para prolongar la vide util de ias mismas, y con ese ‘econocimiento ordinario era suficiente para entregarlas aun estando las pruebas de vigilancia pendientes porque no iban a ir destinadas para uso normal sino para hacer prdécticas por los SDE que podian ser tanto de desmilitarizacién como neutralizacién de dicho material. No es lo mismo realizar la accidén de desmilitarizar mediante destruccién del material explosivo que una préctica de desactivacién o neutralizacién, puesto que una prdctica de neutralizecién puede ser desactivacién o de destruceién y se puede realizar de manera individualizada, en cambio desmilitarizar un material se hace en masa con una gran cantidad de municién al mismo tiempo, cavando un agujero/hornillo y se detonan ahi, esto en el caso de las minas. - En el caso en que se encontraran alteraciones durante les pruebas de reconocimiento visual, no quedarian catalogadas en estado UTIL-1, sino que se declararian en estado 30 y asi se dejaria grabado en SIGLE para que no se pudieran municionar y, se les colocaria una ficha amarilla para evitar errores. En el ‘reconocimiento visual que realizé el 21 de septiembre de 2010, no detectd grietas en las carcasas de las espoletas. - Respecto a las pruebas de vigilancia que se realizaron entre el 26 de febrero y el 18 de marzo de 2020 a1 lote 1-4/74 de 8 minas, y en las que se apreciaron en cuatro de ellas grietas en la carcasa, por lo que se aconsejé el consumo preferente de las mismas58, manifesté el suboficial que no le acaba de cuadrar ya que podrian ser minas del mismo lote pero estar en otzo Polvorin, que no tenia sentido que se pasase esa prueba de vigilancia en febrero-marzo de 2010 con dicho resultado ya que 5 ADMINISTRACION ‘DE USTICIA de ser asi en el folio 945 en la columna de la derecha pondria la fecha en la que se pasé y poner consumo preferente y, sin embargo estaba en blanco, por eso entendid que esto se podia referir a municién de otro Polvorin. Adends, las pruebas de reconocimiento organoléptico (reconocimiento ordinario visual) se pasan con una tabla de ntimeros aleatorios, igual en un lote hay 2000 minas y solo se revisan 8, y se supone que con esas 8 esté cubierto el lote, por lo que se pueden pasar sin detectar minas defectuosas, pero para eso estén los otros reconocimientos de vigilancia que se pasan. -Segiin Informe Final del Mando de Ingenieros sobre el accidente EOD GEDE LH XIV, de fecha 22 de julio de 2011 59, el lote al cual pertenecian las minas (1-4/74) en el reconocimiento realizado con fecha 21 de septiembre, fue clasificado como UTIL- 1 y, aunque dicho reconocimiento tenia validez de 6 meses y por lo tanto le hubiera correspondido el siguiente reconocimiento el 21 de marzo de 2011, al ser las 8 minas C/C C-3B un lote muy pequefio para llevar a cabo pruebas de vigilancia, con fecha 31 de diciembre de 2010 se decidié declararlas ESTADO 40 para proceder Se trata de un procedimiento automdtico, cuando hay pocas minas para realizar las pruebas directamente el ‘laboratorio lo rechaza y autométicamente pasan a estar en estado 40 inutil. Es obligatorio cuando alguien retira municién del polvorin que se le entregue esta ficha pare que se sepa cuando tienen que pasar las pruebas por eso es incongruente que en la ficha técnica del folio 945 de fecha 21 de febrero de 2011 aparezca la calificacién de pendiente cuando supuestamente en diciembre del afio anterior sé supone (segin el folio 824), que se declararon estado 40 o initil, si esto es asi, deberia aparecer dicha circunstancia en la ficha técnica del folio 945. Aun asi, de haber sido declaradas estado 40 eso efectivamente posibilitaba su entrega a los equipos EDE porque lo normal era entregarles la municion més antigua porque iba a ser destruida, eso era hace 12 afios, cuando ocurrié el accidente. -Estado 40 significa inutil para el servicio, puede ser debido a que en un laboratorio se ha visto que estan mal, porque en el reconocimiento ordinario se aprecie algin defecto 0, como en este caso, porque sean pocas minas como para llegar a realizarles el reconocimiento y, aunque no estén en mal estado, al no pasarles las pruebas directamente se cataloga como estado 40, pero eso no impide gue puedan ser entregadas para casos coneretos como précticas de los BDE. Ademés asi viene autorizado en escrito de fecha 18 de enero de 2007 del DIRSAL (Cuartel General del Ejército de Tierra) 6°. -Segin el Manual MT 7-023 "los explosives y municiones catalogados como initil son los que no son aptos, en su estado, para ningin tipo de empleo, debido al riesgo que entrafia su utilizacién, por lo que deberia procederse a su desbarate o destruccién’ gestionado por las unidades de municionamiento", ello no solo no es incompatible con cederlo a los equipos EDE para ejercicios de desactivacién, si no que era la norma ya que iba a ser destruida, la finalidad era que no se utilizara para instruccién ni para ejercicios pero si para destruccién, asi los 6 i ADMINISTRACION DEJUSTICIA RN equipos EDE podian practicar mds. -Actualmente la municidn declarada inttil ya no se emplea para ningin propésito de jinstruccién y adiestramiento y para cuestiones de instruccién o ensefianza solo podria entregarse material UTIL 61 , esto puede haberse debido a que a raiz del accidente haya habido un cambio de criterio. Apreciado el tipo de material utilizado y el protocolo para su desactivacién, asi como todas las pruebas practicadas, la Juez Togado hace en sus xazonamientos juridicos las siguientes apreciaciones: - “El caso que nos ocupa debe encuadrarse en un acontecer, por desgracia, accidental, es decir, de la totalidad de las diligencias de investigacion practicadas no se ha acreditado que nadie de las personas implicadas en el suceso del dia 24 de febrero de 2011, u otras distintas, cometiesen algun comportamiento imprudente, mucho menos doloso. En este tipo de procedimientos penales resultan fundamental las pruebas periciales realizadas, toda vez que las mismas arrojan luz sobre ciertos hechos o circunstancias técnicas que desconocen los érganos judiciales, como es evidente. Dicho esto, en el presente Sumario “encontramos dos pruebas periciales, las cuales no se pronuncian taxativamente sobre los hechos que ocurrieron en realidad el fatidico dia 24 de febrero de 2011, todo lo contrario, plantean hipdtesis que quedan abiertas, tal y como reconocié el EDEX de la Guardia Civil en su declaracién; eso si, todas las hipétesis son compatibles entre si, pudiendo ser acertadas cualquiera de ellas. En todo caso, cabe afirmar que el conjunto. de informes periciales practicados consideran, interpretados de manera amplia, que en los hechos investigados no se aprecia responsabilidad penal alguna.” - “Podemos sostener que no hubo infraccién de norma de cuidado alguna, toda vez que se cumplieron los protocolos y normas de seguridad, el material era util y no tenia defecto alguno. Huelga destacar la peligrosidad de este tipo de ejercicios, los cuales, deben practicarse con material real a fin de adiestrar debidamente al personal que en el futuro los llevard a cabo en zona de operaciones o incluso, en territorio nacional. Asimismo, Jos componentes del EDE del £.T. y de Infanteria de Marina eran personas conocedoras de su trabajo, es decir, especialistas en Ja materia, circunstancia que acredita atin més la improbabilidad de un comportamiento negligente de alguno de ellos”. - “En cuanto a la cantidad de material explosivo utilizado, aunque parezca posible considerar que el mismo era excesivo, no es menos cierto que la cantidad tal y como se produjeron los hechos podria haber sido irrelevante, ya que la mera detonacion de dos 0 tres minas podria haber causado los mismos resultados”. - En conclusién; “El fatidico accidente se debid a circunstancias completamente imprevisibles, nadie podia esperar este suceso tal y como se produjo. Junto a lo anterior, del conjunto de diligencias de investigacién no se ha acreditado en 7 a ADMINISTRACION DE JUSTICIA lo més minimo la existencia de imprudencia alguna, bien por accién u omisién.. también hemos de precisar la ausencia total de cualquier tipo de comportamiento doloso, es decir, voluntario e intencionado, toda vez que de las actuaciones practicadas no se desprende en ningun momento gue ninguna de las personas que intervinieron o participaron, bien directa o indirectamente, en Jos hechos, actuasen de tal forma”. Segundo.- Al cobijo de los anteriores hechos y razonamientos de derecho, 1a Juez Togado propone, en aplicacién de lo preceptuado’ en los articulos 246.1° y 5° del Ley Procesal Militar, el Sobreseimiento Definitivo de la presente causa, al no constituir los hechos investigados ilicito penal alguno y, en todo caso, por haber prescrito el posible delito que hubiera podido existir. Tercero.- Con fecha 24 de mayo anterior, el Ministerio Fiscal emite informe en el que, tras exponer el cauce procesal y los incidentes acaecidos en el presente procedimiento, entiende que la propuesta deducida por la Juez Instructora debe tener favorable acogida, manifestando que: “Esta Fiscalia, habiéndosele dado traslado, de conformidad con el articulo 244 de la Ley procesal Militar, de la propuesta de sobreseimiento definitivo de los autos, y examinadas las actuaciones, con un andlisis exhaustivo de las diligencias de prueba tanto documental como pericial y testifical obrantes en el sumario, se ve compelido, conforme a los Principios de Imparcialidad, Objetividad y Legalidad que han de presidir su actuacién, y tal como fundamentaremos a continuacién, a informar favorablemente dicha propuesta de archivo de la causa. Mas aun, la fundamentacién juridica del auto en cuestidn no es sino reflejo o proyeccidn de la posicién que ha venido manteniendo esta parte a lo largo del procedimiento, como acreditan los recursos interpuestos en fase de instruccién contra ls resoluciones inculpatorias de la Juez Togado posteriormente aparatada, y los informes de adhesidn a los recursos interpuestos por el resto de partes personadas. Aeste respecto, y en lo que aqui interesa, creemos relevante reproducir literalmente los razonamientos que nos llevaban a solicitar el archivo de las entonces diligencias previas 11 /09/11 ~- posteriormente elevadas al sumario 11/04/21 y en los que nos reiteramos expresamente al objeto de fundamentar nuestra pretension de sobreseimiento. Asi, deciamos en nuestro informe de fecha 7 de julio de 2021 “.las causas de la explosidn ocurrida en el campo de maniobras se sustentan en conjeturas y presunciones no apoyadas por indicios de entidad relevantes que Justifiquen el procesamiento acordado, yendo la resolucién Impugnada més alld de lo que establecia el informe pericial del Grupo de especialistas en desactivacién de explosivos, que después de barajar dos hipétesis sobre las causas de la explosién, determinéd que "de las declaraciones de los testigos restos e indicios hallados en el lugar de los hechos no se ha podido llegar a una conclusidn certera de la causa de la explosién" (fol. 333); en la ratificacién judicial de dicho 8 ADMINISTRACION DDE JUSTICIA "SS informe, los peritos, a la pregunta del Ministerio Fiscal de cud] podria ser la accién externa que pudiera haber causado el incidente manifestaron que "no lo saben''. y cuestionados sobre si podria haber sido el fallo de una espoleta dijeron que "es lo més probable pero no saben cémo pudo actuar, todo son hipétesis, pudo ser la concurrencia de miltiples circunstancias ... "e ‘interrogados sobre si cabia la posibilidad de que al excaver antes de la explosién se pudiere haber encontrado algiin explosivo enterrado de una préctica anterior contestaron que "la posibilidad es remota pero factible" (fol. 631) hipétesis esta que también considera posible el perito de parte (fol. 1647 vto). Y también la conclusién del informe de la Comisién de investigacién del Ejército de Tierra se sustenta sobre hipstesis con frases como "suponiendo que ... " "en el caso de producirse una detonacidn " "probablemente el responsable del hornillo decidiera espoletar la mina superior ... " "de ser ciertos estos hechos ... " (fol. 775) Todas estas expresiones evidencian que el informe esté redactado en términos de presunciones y suposiciones, absolutamente insuficientes para fundamentar una resolucién de inculpacién formal por la comisién de un delito de resultado de cinco muertes, dos heridos graves y un delito leve Sigue argumentando el Ministerio Fiscal que: “gn nuestro informe de fecha 18 de marzo de 2021, de alegaciones al recurso de apelacién interpuesto por la representacién procesal del teniente CANDOM contra el auto de elevacidn de las diligencias previas a sumario y procesamiento, (obrante en 1a correspondiente pieze separada) justificdbamos nuestra peticién de archivo de las diligencias previas, luego reiterada en informe de 70 de julio de 202, en la forma en que se transcribe seguidamente: ™. La reapertura de las actuaciones, acordada por auto del TMT 1 ede fecha, 27 de diciembre de 2017, tenia su Base en un escrito, al que se adjuntaba un informe pericial de parte, en el que se sugerian varias lineas de investigacién cuya resolucién en autos no ha desvirtuado, en nuestra opinion, los argumentos que condujeron al Titular del Juzgado 21 archivo de las actuaciones por auto de 19 de febrero de 2013. Asi, se han sembrado dudas sobre el estado de las minas y su posible caducidad para ser utilizadas en los ejercicios pero esta alegacién no puede ser asumida pues se acredita en el procedimiento que segiin la NM-P, 2192EMAG 2 1a municién se le realizaban reconocimientos ordinarios periddicos de cardcter no destructivo, habiéndosele efectuado a las minas en septiembre de 2010 con el resultado de UTJL-1 y validez de 6 meses, por tanto con validez hasta marzo de 2011, dentro del espacio temporal en el que se produjo la explosidn. Extremo este acreditado documentalmente por el Instituto Técnico la Maraiiosa (ITM) ~ MINA ORGANIZADA DE GUERRA C/C CLASIFICACION UTIL-1 (fol. 913); ¥ que motiva que los testigos afirmen taxativamente que era material operativo y no initil (fol. 1697). Al respecto de lo anteriormente indicado y por si no fuera suficiente en relacién con esta cuestién, se dice en el inforne 9 -ADMINISTRACION. ‘DEJUSTICIA pericial realizado por los especialistas del GEDEX de la Guardia Civil folio 171 0 que “atendiendo a estas caracteristicas se puede determinar que los explosivos utilizados conservan sus caracteristicas més alld de la vida util tanto de Ja mina EXPAL 3-8 como de la carga hueca HL-200" afiadiéndose que "el Jote 1- 74 de las minas referidas pasd como UTIL-1 las pruebas del ITM "LA MARANOSA" en el informe de ensayos (realizado del 26 de febrero al 18 de marzo de 2010) asi como en el reconocimiento ordinario realizado el 21 de septiembre de 2010". Por otra parte, salvo error en la interpretacién de la documental por esta parte, la calificacién como estado INUTIL (ESTADO 40) de las municiones, misiles, cohetes, proyectiles y minas anticarro no impedia su utilizacién para la realizacidn de prdécticas, o mejor dicho resultaba autorizada, con EOD, tal cono ‘se desprende de los documentos obrantes a los folios 1065 a 1067, declaracién que resulta reforzada por, entre otras, la testifical del Teniente Coronel LAQUIDAIN HERGUETA (fol. 1659 y ss.) segin la cual si un explosivo estd catalogado como clase 40, ese material puede ser empleado por el equipo de desactivacién de explosivos para ejercicios de desactivacidn o destruccién Y respecto a la recogida del material explosivo y una posible rotura de la cadena de custodia, segundo elemento factico objeto de discusién y sobre el que se arrojan dudas por la defensa del Teniente, arguyéndose 1a falta dé datos sobre el lugar de almacenamiento de las minas desde el 21 de febrero hasta el 24 de febrero, y afiadiendo que se hubieran podido incumplir por negligencia u omisidn normas de seguridad, se desprende de los autos (folios 1695 y ss. y 1658 y ss.) que las minas estuvieron almacenadas en el polvorin del viso, que es un cuarto cerrado con alarmas, que esta vallado y que tiene alarmas, y que ese material se revisa por un artificiero con destino en el polvorin, que es el que realiza las inspecciones del material a@lmacenado, no deduciéndose de la diligencias de investigacion practicadas la existencia de alteracién alguna en el proceso de Tecogida y entrega de las minas que justificasen la adopcidn de nuevas lineas de investigacién. En definitiva, el recurrente se basa, para la solicitud de continuacién de la instruccidn, en conjeturas y suposiciones no justificadas, no acreditdndose, siquiera sea indiciariamente, relacién de causalidad entre la actuacién o conducta de militar alguno con la explosién ocurrida, cuya causa concrete, repetimos, no resulta aclarada". Cuarto,- Las representaciones letradas de las acusaciones particulares se oponen al sobreseimiento instado, cuyos escritos de oposicién damos por enteramente reproducido y que se residencia en los siguientes motivos que exponemos de forma sucinta: = No existe documento probatorio alguno que acredite que, desde 1984 hasta 2010 se haya realizado algin tipo de prueba de vigilancia para prolongar la vide util de dicho lote. Es decir, el iote causante del siniestro, en ningin momento le fueron 10 ADMINISTRACION DE JUSTICIR pasadas pruebas de vigilancia durante més de 25 afios, con lo cual, su vida en servicio culminé mucho antes de 2011, por no cumplir la normativa de los reconocimientos que se le debieron realizar desde 1984. En este mismo sentido Consta en los autos de forma fehaciente la existencia de grietas en las carcasas de 4 minas sin exudaciones visibles, no pudiendo descartar la existencia en otros elementos del mismo lote, recomendando el Consumo Preferente", lo cual desvirtua el parrafo primero del FD III, conforme al cual sefala SS* que las minas estaban utiles y sin desperfecto alguno. - Asimismo, en el Informe Técnico del BJército de Tierra Ad Hoc, folio 824 de las actuaciones, se hace constar que, al ser las 8 minas un lote muy pequefio para llevar a cabo las P.V., EN DICIEMBRE DE 2010 SE DECIDE DECLARARLAS INUTIL (ESTADO 40). Con lo cual, se disipan todas las dudas respecto del estado de las minas, que no era otro que el referido, INOTIL (ESTADO 40). = Del mismo modo, que fue observado por la primera Juez Instructora y que en su declaracién fue corroborado por las testificales del Suboficial Godoy y del Comandante Martin, ha quedado constatado que se solicité "Municién E40". - A mayor abundamiento, y segiin la ficha de seguridad obrante en la instruccién, la ‘catalogacién final era "PTE", 0 sea PENDIENTE, lo que significa segun la normativa que la municién que se encuentre en ese estado debe ser bloqueada automAticamente en las instalaciones hasta realizarles nuevas pruebas por su peligrosidad donde se encuentren depositadas, lo que no se hizo. = No puede ser prorrogada la vida en servicio sin la existencia de las Pruebas de Vigilancia tal y como hizo constar en su declaracién el suboficial destinado en su momento en el Polvorin del Viso, actualmente Subteniente Godoy. Respecto a esta cuestién, los reconocimientos Ordinarios, el Manual MT7-023 indica que deben ser principalmente visuales y de comprobacién de documentacién. Asimismo sefiala "Se aplicarén mientras no se haya superado la vida probable del material a examinar, siempre v cuando en las sucesivas revisiones de carécter organoléptico, dentro del plazo previsto, no se registren alteraciones de las pélvoras negras, explosivos detonantes, material pirotécnico © de sus envases (como asi se aprecié en la prueba del Informe JE/O 131201 0)", Estas disposiciones del Manual y la Norma, sorprendentemente, pasan desapercibidas por SS". ~ Existen directivas oficiales del Estado Mayor del Ejército de Tierra sobre la tajante prohibicién de emplear en prdcticas y ejercicios este tipo de material (directivas que se adjuntan al escrito de oposicién) . - Hasta la fecha del accidente, por encima de la norma o de las normas; € incluso de las 6rdenes superiores del Ejército de Tierra, regia el criterio del mando que, no sélo autorizeba, sino que ordenaba la entrega de material inutil para practicas ql /ADMINISTRACION DDE JUSTICIA de este tipo, como las causantes del luctuoso siniestro que nos ocupa. Y al efecto, cambian la forma irregular y prohibida de operat a raiz de los hechos fatidicos y del presente procedimiento. - Se evidencia de lo obrante en la causa los incumplimientos reiterados y sisteméticos de la cadena de mando del BZMZ XII, en connivencia con los responsables del Polvorin que facilité el material para dichas praécticas y desvirtta dejando sin sustento factico y juridico la tesis que SS* desarrolla en el Auto que se impugna. Lo que esta parte esté poniendo sobre la mesa, son escritos emanados del Estado Mayor del Ejército de Tierra. De la Direccién General de Armamento y Material, de la Jefatura de la Divisién de logistica del ejército de Tierra. ¥, por tanto, no cabe hacer m4s indagaciones en cuanto a la prohibicién de uso de material initil para practicas y ejercicios. = Respecto de la testifical del Subteniente Godoy, entonces Sargento Primero.- habré que tomarla con las debidas cautelas, en primer lugar porque, debido al tiempo transcurrido "no recuerda" o da ciertas evasivas a cuestiones que pudieran afectarle directamente, No obstante es claro y contundente en afirmar y dejar constancia de actuaciones que evidencian las palmarias irregularidades e incumplimiento de las normas, de la conducta negligente, temeraria y reprochable de quienes pusieron el material en manos de quienes iban a realizar una practica (nunca una destruccién) . = un sobreseimiento por posible prescripcién, incluso podria ser admitido, siempre y cuando quedara constancia suficiente de los hechos, las causas que los originaron y en lineas generales la actuacién manifiestamente negligente y reprochable de los autores de los hechos que derivaron en la luctuosa tragedia, calificada por $8* como "un acontecer accidental". - Al cobijo de lo anterior, exponen las acusaciones particulares una serie de conclusiones entre las que se encuentra que: El contenido del Auto, asumiendo llevar a efecto esa destruccién del material explosivo como préctica, no tiene consistencia alguna y denota un paimario desconocimiento por parte de la Juez Instructora de los principios bésicos en cuanto a la Norma a emplear para distinguir entre una destruccién de material entendida por desmilitarizacién y una destruccién final como objetivo de un ejercicio; y sobre todo, el de competencia y jerarquia de normas por encima de érdenes de autoridades de un determinado ejército, como es el E.T. conculcéndose el precepto constitucional contenido en el articulo 24.2 de la Constitucién y genera indefensién a mis mandantes. = Se ha producido un incumplimiento de las normas de prevencién de riesgos por parte de la Administracién Publica, haya o no un accidente de trabajo o enfermedad profesional o en acto de servicio, las posibles responsabilidades derivadas de ese incumplimiento serén las de tipo civil, penal, disciplinario y de imposicién de medidas correctoras. 12 ADMINISTRACION DDE JUSTICIA RAZONAMIENTOS JURIDICOS I Resulta necesario concretar, atendiendo al motivo en el que se incardina la peticién de sobreseimiento instada, que la Juez Togado en su propuesta, cuya parte expositiva y fundamentacién Juridica compartimos y damos por enteramente reproducida a estos efectos, desgrana los elementos tipicos de los delitos contra la eficacia del servicio, coligiendo que el fatal resultado objeto de investigacién se debié a un imprevisible accidente y excluyendo que existiese negligencia alguna por parte de los intervinientes en el ejercicio en el que acaecié. Este hecho resulta ya indubitado al no existir elemento alguno que permite considerar la existencia de indicios racionales de criminalidad en alguno/s de los intervinientes directos. Si fueron estos indicios apreciados por la Instructor respecto al Teniente Candén, pero, como se dijo en momento procesal anterior, esta Sala revocé, por dos veces, su procesamiento. Por tanto, de lo razonado por las acusaciones particulares, que son las que se oponen al sobreseimiento, la cuestién que nuclearmente se somete a debate versa: - Sobre el mal estado del material empleado, parte. del cual se alega era inutil y no debia haber sido utilizado en el ejercicio - ¥ el incumplimiento de la normativa existente sobre dicha materia y sobre la de prevencién de riesgos laborales. De lo predicado, las partes acusadoras que se oponen a lo propuesto por la Juez Togado, afirmando que la zesponsabilidad del hecho luctuoso debe ser atribuida a la cadena de mando que permitio que se realizara el ejercicic en condiciones irregulares, con incumplimiento de la normativa y poniendo en riesgo la integridad fisica y vida de los intervinientes, como asi fue. Lo alegado por las citadas partes no carece de sustrato légico y razonable, con visos de verosimilitud, m&xime cuando son expuestas con argumentaciones nada desdefiables, sino todo lo contrario. Sobre este particular, la propia Juez Togado, como se expuso, reconoce “La posibilidad de que las minas C-3B estuvieran caducadas y por ello fuesen no aptas o imitiles para el ejercicio que se estaba desarrollando, ello no contribuyé a a detonacién de los explosivos”. Sin embargo, del conjunto de todo lo actuado no se puede inferir que el fatal resultado tenga un nexo causal con dicha circunstaneia, ni con cualquier otra que concurra en el caso, ya que la calificacién final es de wn accidente de origen desconocido, por lo que pueden suscitarse y se han suscitado todo tipo de dudas y actuaciones encaminadas a despejarlas sin resultado positivo. a3 No puede obviarse que las acusaciones particulares establecen como posible nexo causal del luctuoso resultado una intervencién de la cadena de mando militar en lo atinente a faciliter material indebido para el ejercicio programado y ello, como dijimos no ha quedado probado en modo alguno, afirmandose por perito habilitado que aunque el material empleado no fuera el correcto éste no habia sido causa del resultado. Lo que no se ha contemplado, cuanto menos esta Sala no ha tenido conocimiento en actividad fiscalizadora de la instruccién, es que esa posible actuacién irregular del mando, incurso, tal como exponen las acusaciones particulares, en contravencién normativa, se haya tratado de manera particular, “per se”, como posible accion penal o disciplinaria 0 sancionadora administrativa. Empero a los invocados razonamientos, no es menos cierto que de los hechos probados se infiere que los resultados que se produjeron a causa del accidente: muertes y lesiones, no debieron acaecer y, en ningin modo, a nuestro entendez, tener los implicados deber de soportar dichas consecuencias, pudiendo ser calificadas de antijuridicas y atribuibles al funcionamiento normal o anormal de los servicios piblicos y, por tant pudieran estar dichos actos lesivos sujetos a la necesaria Feparacién patrimonial por 1a Administracién, por lo que debiera darse debida cuenta, mediante la oportuna deduccién de testimonio de particulares, a la Sra. Ministra de Defensa (Subdireccién General de Recursos e Informacién Administrativa- OCI-} a los efectos pertinentes. Independientemente de lo anterior, a mayor abundamiento, y con independencia o no de considerar el procedimiento debidamente diligenciado, cuestién puesta en duda por las acusaciones particulares, lo cierto es que no es juridicamente viable continuar con la instruccién de la causa y ello por lo que se explicitaré a continuacién. Ir Siguiendo con lo anterior, y procediendo a su desarrollo, la Juez plantea, ademas de la inexistencia de ilicito penal, la prescripcién del mismo en caso de que lo hubiera y ello debido al tiempo transcurrido desde que ocurrieron los hechos objeto de investigacién hasta este momento, argumentando que: “El Cédigo Penal establece en su articulo 130.6 que la responsabilidad criminal se extingue, entre otras causas, por la prescripcién del delito. Y en su articulo 131 dispone que los delitos prescriben 2 los diez afios, cuando la pena mdxina sefialada por la ley sea prisién o inhabilitacién por més de cinco afios y que no exceda de diez”. Dejado al margen, ya que no es cuestién sometida a debate, el cauce procesal del procedimiento desde su crigen, lo cierto es que los hechos investigados acaecieron en el afio 2011, 14 /ADMINISTRACION De JUSTICIA iniciandose las actuaciones procesales en fecha 24 de febrero de dicho afic. El procedimiento penal nunca se dirigié contra nadie, a excepcién del Teniente Candén que, reiteramos, fue procesado por dos veces y en ambas ocasiones fueron revocadas por esta misma Sala-. Asi, los hechos sucedieron bajo la vigencia del Cédigo Penal Castrense de 1985, cuyo articulo 159, en su segundo parrafo, castiga como autor de un delito contra la eficacia del servicio, al “militar que causare muerte o lesiones graves, por negligencia profesional o imprudencia en acto de servicio de armas con la pena de prisién de seis meses a seis afios. En el caso de imprudencia temeraria y de que se tuviera la condicién de militar profesional, la pena seré de tres a ocho afios de prision”. Sobre tal concepto juridico, por la Sala Segunda del Tribunal Supremo por Acuerdo General del Pleno, de fecha 29 de abril de 1997, se establecié, como principio, que los plazos sefialados para'la prescripcién de los delitos, en funcién de las penas que pudieran corresponderles, venian determinados por las penas sefaladas en abstracto, teniendo en cuenta las posibilidades punitivas que nos presenta cada caso concreto, criterio seguido, entre otras, en Sentencias de dicha Sala de 27 de marzo de 2002 y 3 de diciembre de 2004 y también, tal como se mantiene en 1 TS de 13 de junio de 2010, que “La pena en abstracto, asi delimitada debe estimarse en toda su extensidn, es decir pena en abstracto méxima posible legalmente”. Por ultimo, y en la STS de 3 de enero de 2013 se expresa que: “, bos términos empleados en esta redaccién legal son muy similares a los utilizados en el articulo 131 del Cédigo Penal al establecer los plazos de prescripcién, que se realiza con referencia a la "pena méxima seflalada al delito" o a la "pena néxima sefalada por la ley", lo cual esta Sala ha interpretado en el sentido de tomar como referencia la pena méxima sefialada al delito consumado, con independencia del grado de ejecucién.” A la luz de lo anterior, cabe concluir lo acertado de lo argumentado por la Juez Instructor respecto a esta cuestién y estimar que el delito, caso de que lo hubiera, estaria prescrito. PARTE DISPOSITIVA Aceptamos la propuesta de sobreseimiento instada por la Juez Instructor y ACORDAMOS: - El sobreseimiento definitivo del presente procedimiento, al no ser los hechos constitutivos de delito y, en todo caso, de haberlo habido, haberse extinguido la responsabilidad penal por su prescripcién. 35 Gi ‘ADMINISTRACION ‘DEUSTICIA PRETVAEE: - Tal y como se expuso en el fundamento juridico I del presente Auto, dedizcase testimonio de particulares que debera ser remitido a la Excma. Sefiora Ministra de Defensa (Subdireccién General de Recursos e Informacién Administrativa- OCI-) por si, a la vista de los hechos probados, considera pertinente iniciar los traémites legales pertinentes para la posible indemnizacién a las victimas por los dafios sufridos en el accidente investigado en la presente causa, por la via de la responsabilidad patrimonial de la Administracién. Notifiquese este Auto a las partes, haciéndoles saber que contra el mismo podran interponer recurso de casacién para ante la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo, que debera prepararse ante este Tribunal en el plazo de cinco dias. Asi lo acuerdan, mandan y firman los Sres/ anotados en el. encabezamiento. Doy fe. NAVARRO ssessesnvercnr TORREGILLA Ssiteigdcemmton SJUAN Eguectroero IGNACIO] — Sarseumi, 44621826D "sis aw 16

También podría gustarte