Aumenta tu espiritualidad, los tiempos van a ser complicados...

Mientras la incertidumbre y el colapso mundial de la economía siguen abriéndose camino en nuestras vidas, cada vez son más las personas, incluidos algunos cristianos, que debido a la gran inquietud que genera lo que está sucediendo y se prevé por venir, invierten su tiempo y energías en acumular "seguridad futura basada en lo material”, dinero, posesiones, etc. Sin embargo, aunque en su justa medida es lógico intentar de una forma razonable acumular recursos en vista a lo que pueda suceder en el futuro (incluso algunos aprenden técnicas de supervivencia ante desastres, defensa personal para saber reaccionar en caso que peligre su integridad física a causa del aumento de la violencia y el delito, etc.), es todavía mucho más importante invertir en nuestra espiritualidad, en la edificación de nuestra fe. 1 Timoteo 6:19 dice: “...acumulando para sí el tesoro de un buen fundamento para el futuro, para que puedan echar mano de lo que en verdad es vida.” Los cristianos nunca debemos olvidar que la vida que “en verdad es vida” no es la que ahora mismo estamos disfrutando. La vida presente está muy alejada de lo que Dios se propuso en un principio y ha preparado para nosotros. Por más que nos afanemos en nuestro día a día, siempre habrá muchas cosas que mejorar para disfrutar de una vida realmente plena y feliz, y aun cuando pudiéramos conseguirlo, cualquier suceso imprevisto podría arruinar todo lo realizado, dejando en evidencia nuestra supuesta seguridad, que realmente es solo ficticia. Sin embargo la promesa de Dios es de una vida plena en felicidad completa, con la garantía segura de que estas condiciones existirán para siempre, ya que es el propio Señor Jesús la garantía de seguridad de la promesa. Por eso, qué importante es que hagamos lo posible por aumentar nuestra espiritualidad, conscientes de que los tiempos son y serán todavía más complicados, sabiendo que es necesario estar fuertes, unidos a nuestro Dios para soportar la dificultades. No por nada el Apóstol Pablo, después de mencionar el sacrificio de Jesús dijo en la carta a los Hebreos 12:3: “Consideren, pues, a Aquél que soportó tal hostilidad de los pecadores contra El mismo, para que no se cansen ni se desanimen en su corazón.”.

. en ayudarles a aumentar su seguridad. haremos bien y nos acercaremos más a nuestro Señor Jesús por medio de hacer su voluntad y dar a conocer su mensaje de esperanza. en suplir sus necesidades incluso materiales si es necesario y está en nuestra mano. perdiendo la perspectiva. porque el día de mañana traerá su propia preocupación. Basta a cada día su propio mal.Qué fácil puede ser cansarnos y desanimarnos en nuestro corazón en la búsqueda de tesoros en el Cielo. puede ser de gran valor esta: No se olviden de hacer el bien y de compartir con otros lo que tienen. perdiendo nuestra relación con Dios y esperanza de vida futura. Jesús dijo: “Así que no os angustiéis por el día de mañana. Si hacemos esto nuestra fe se fortalecerá. pero en este caso y dada las presiones a las que todos nos vemos sometidos y la necesidad que tenemos unos de los otros. será mucho más difícil que sin darnos cuenta nos centremos más de lo necesario en nuestras necesidades presentes y futuras. su felicidad. Podríamos mencionar muchas formas de conseguir el equilibrio. y quizás. Hebreos 13:16 Si nos centramos en las necesidades de los demás.” Mateo 6:34. y nos centremos en la búsqueda de la seguridad presente. estaremos invirtiendo en ella y aumentándola. porque ésos son los sacrificios que agradan a Dios. y sobre todo si nos esforzamos por edificar su fe. de seguridad y esperanza espiritual.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful