Está en la página 1de 13

Abril golpe adentro CICCUS.

indd 2 12/4/2022 15:24:36


ABRIL
GOLPE ADENTRO
Caída y regreso de Hugo Chávez en 2002

Abril golpe adentro CICCUS.indd 3 12/4/2022 15:24:36


Villegas Poljak, Ernesto
Abril, golpe adentro : caída y regreso de Hugo Chávez en 2002 / Ernesto Villegas
Poljak. - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires : Fundación CICCUS ;
Ediciones CTA ; Venezuela : Editorial Nosotros Mismos, 2022.
480 p. ; 23 x 16 cm.

ISBN 978-987-693-894-5

1. Golpes de Estado. 2. Venezuela. 3. Política. I. Título.


CDD 320.0987

Primera edición: Editorial Galac, 2009


Primera, segunda y tercera reimpresión
Segunda edición: Fundarte, 2012
Tercera edición: Editorial Metrópolis C.A., 2015
Cuarta edición: Editorial Nosotros Mismos C. A., 2019
Quinta edición (traducida al inglés): Editorial Nosotros Mismos C.A., 2021

© Ernesto Villegas Poljak


© Editorial Nosotros Mismos C. A. - 2022
© CTA Ediciones - 2022
© Ediciones CICCUS - 2022
Moreno 2640 (1094) CABA
ciccus@ciccus.org.ar
www.ciccus.org.ar

Imagen de portada: Ernesto Morgado


Soldado leal al proceso bolivariano en la retoma del Palacio Blanco
el 13 de abril de 2002
Corrección: Kattia Piñango Pinto
Diseño de tapa: Andrea Hamid
Diseño y diagramación: Carina Falcone
Coordinación: Alejandra Teijido
Producción editorial: Andrea Hamid
Hecho el depósito que marca la ley 11.723.
Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este libro en cualquier tipo de soporte o
formato sin la autorización previa del editor.

Impreso en Argentina
Printed in Argentina

Ediciones CICCUS recibió Ediciones CICCUS ha


el Diploma de Honor sido merecedora del reco-
Suramericano que otor- nocimiento Embajada de
ga la Fundación Democra- Paz, en el marco del Proyec-
cia desde su Programa de to-Campaña “Despertando
“Formación en Valores en Conciencia de Paz”, auspiciado por la Or-
el Mercosur y la Unasur”. ganización de las Naciones Unidas para la
Círculo de Legisladores, Ciencia y la Cultura (UNESCO).
Honorable Congreso de la Nación.

Abril golpe adentro CICCUS.indd 4 12/4/2022 15:24:36


ERNESTO VILLEGAS POLJAK

ABRIL
GOLPE ADENTRO
Caída y regreso de Hugo Chávez en 2002

Abril golpe adentro CICCUS.indd 5 12/4/2022 15:24:37


DEDICATORIA

Este libro va dedicado a Jorge Recio,


día a día haciendo honor al apellido.

Miriam Caripe,
buhonera con cojones, rostro femenino de este pueblo.

Y a la memoria de Maja Poljak y Cruz Villegas,


faros que iluminan con su amor y lucha revolucionaria.

Jesús Romero Anselmi,


comprensivo amigo, incansable periodista.

Hernán Mata Rodulfo,


lector pionero de estas páginas, inolvidable navegante
de la alegría.

Juan Vives Suriá,


expresión de auténtica santidad, siempre al lado de los débiles
y explotados.

Ana Rosa Cruz de Tortoza,


madre de todas las víctimas.

Abril golpe adentro CICCUS.indd 7 12/4/2022 15:24:37


AGRADECIMIENTOS

A toda mi familia, por el estímulo, la comprensión, los consejos.


Y por soportar meses de ausencia. A mi hijo Santiago y a Karen
Cortés, mi sobrina y autora del diseño original de la portada, los hago
emisarios de mi gratitud a toda la «Villeguera».

A Ligia Monagas y su hija, Carmen Eugenia, por organizar un


océano de documentos, periódicos y casettes.

A Mercedes Rizo, por su insistencia en que me sentara a escribir y por


kilómetros de entrevistas transcritas, que no habrían servido como fuentes
documentales sin el concurso de los trabajadores de VTV y otros canales
venezolanos, así como de un ejército —anónimo, como aquellos—
de transcriptores de TV Radio 2021, C.A., la empresa capitaneada por
Mercedes. A todos ellos, gracias también.

A los reporteros gráficos Orlando Ugueto, Egilda Gómez, Ernesto Morgado,


Wendys Olivo, Jesús Castillo y Enrique Hernández, por el tesoro de sus
fotografías de abril, que ilustran estas páginas.

A Felipe Saldivia, Giulio Santosuosso, Carlos Parra y Héctor


González Varela por la revisión de los originales y sus atinadas sugerencias.

A Editorial Galac, por su respaldo en la primera edición de este libro y su


desinteresado apoyo para la segunda edición. Tanto Giulio y Carlos como Eva
María Romero, Carmen Blanco y María Antonieta Catania se ganaron un
lugar especial entre las madrinas y padrinos de estas páginas.

A Elsie Rosales y Carmelo Borrego, por su amistad y orientación jurídica,


dentro y fuera de las aulas de clase.

A Olga Dragnic, por las enseñanzas en el periodismo y por un


decálogo de recomendaciones, de las cuales una resultó mágica: concatenar
los hechos según su orden cronológico. Tarea que, sola, iluminó rincones hasta
ahora oscuros del tema abordado.

A Angélica Méndez, Rigoberto López, Gustavo Suárez, Jorge Solé, Lilian


Blaser y Douglas Alzurutt por compartir conmigo, y con el pueblo
venezolano, los videos de una época irrepetible.

Abril golpe adentro CICCUS.indd 9 12/4/2022 15:24:37


A Jenny Russián, monja sin hábito, y al resto del equipo de Fundalatin,
por confiarme joyas documentales legadas por el padre Juan Vives Suriá.

A Alexis Rosas, por iniciarme en estas lides con El terrorista de los Bush
(Caracas, 2005), libro a cuatro manos sin el cual difícilmente habría
emprendido esta otra aventura. De Alexis es La noche de los generales, una
de las obras más completas y mejor escritas sobre abril de 2002.

A las productoras, productores, pasantes y demás compañeras y


compañeros que hicieron posible infinidad de entrevistas conducidas por mí
en radio y televisión a lo largo de la última década, y que fueron
alimentando mi visión de aquellos momentos históricos. Ahí estuvieron
Carlota Reyes, María Clara Carbajal, María Silva,
Josefina Bastardo, Kelly Mayor, Carlos Vásquez, Jorge Abreu,
Milagros Inojosa, Ysabel Baena, Keila Guillén, Vladimir Villegas Tovar,
Laurita García y una larga lista de afectos que no puedo
continuar por razones de espacio, no de mezquindad.

A Lenín Aquino, Frank Salcedo, Rubén Martínez, Gicela


Fuenmayor, Germán Saltrón, Ángel Bellorín, Carlos Subero,David
Paravisini, Mercedes Chacín, Jesús Zambrano Mata,Lelis Páez, Luigino
Bracci, Mariana Silvia, Ildegar Gil, Luis Lafratta, José Luis Pacheco,
Néstor Viloria y a todos los que, estando o no en esta lista —incompleta,
como todas—contribuyeron directa o indirectamente a alimentar
estas páginas.

A Mariana Hernández y a otros que, sin conocerlos en persona, me sirvieron


de apoyo con sus esfuerzos de reconstrucción de los sucesos de abril de 2002,
confinados hasta ahora al ciberespacio y que algún día deberán trascender a
la tinta y papel.

A Jorge Rodríguez y Freddy Ñáñez, por su empeño en dar vida a la segunda


edición de este libro.

Esta edición no habría sido posible sin la amorosa persistencia de mi esposa,


Klara Aguilar. A ella y a Humberto Castillo, hermano de la
vida, infinitas gracias. Reitero los agradecimientos recogidos en las ediciones
precedentes.

Abril golpe adentro CICCUS.indd 10 12/4/2022 15:24:37


Mi agradecimiento a Federico Giménez y a todo el equipo de
Ediciones ciccus, especialmente a mi sobrina Alejandra Teijido,
por su apuesta y dedicación a la aparición de la
edición argentina de este libro.

También a los compañeros de la Asociación Trabajadores del Estado por


coeditarla. Y a Atilio Borón y Hugo “Cachorro” Godoy por sus generosas
líneas de presentación.

Abril golpe adentro CICCUS.indd 11 12/4/2022 15:24:37


A MODO DE BREVE INTRODUCCIÓN

Es motivo de honda satisfacción poder escribir unas pocas líneas


–que no tienen aspiración alguna de convertirse en un exhaustivo
prólogo– de un libro como el actual, escrito por Ernesto Villegas
Poljak, y que narra, como ningún otro, las vicisitudes que rodearon
el golpe de Estado en contra del presidente Hugo Chávez Frías el 11
de abril del 2002 y su triunfante retorno al Palacio de Miraflores,
cuando todavía no se habían cumplido cuarenta y ocho horas de su
derrocamiento.
Satisfacción, decía, porque su publicación en la Argentina difícil-
mente podría haberse producido en un momento más oportuno. Me
explico: el libro que estamos comentando arroja múltiples lecciones,
y relevar a vuelo de pájaro algunas de ellas es el objeto de este breve
escrito. En su prolijo, minucioso recuento de esas jornadas, sobre-
salen la importancia de la voluntad política y la virtuosa terquedad
de Chávez negándose a renunciar, pese a las amenazas que se cernían
sobre su persona; de la comunicación, del “hacer saber al pueblo”
cuál es la situación real por la que estaba atravesando, cosa que fue
posible gracias a una estoy tentado a decir milagrosa oportunidad
que le ofrecieron de hacer un llamado a María Gabriela, su hija; del
consejo de Fidel, que el Comandante Eterno asume como propio, de
no inmolarse (ni permitir que sus compañeros lo hagan) y de prepa-
rarse para las próximas batallas; la importancia también, y sobre esto
quisiera extenderme, del protagonismo popular, capaz de arremeter
con fuerza incontenible sobre los baluartes del viejo orden, o sobre
las tentativas restauradoras, para culminar reinstalando a Chávez en
el Palacio de Miraflores.
Con el decurso de las así llamadas “transiciones democráticas”,
este último factor, el protagonismo popular, fue paulatinamente

13

Abril golpe adentro CICCUS.indd 13 12/4/2022 15:24:37


Abril, golpe adentro

desplazado en la literatura especializada de la ciencia política hacia


un lugar secundario. El pueblo fue removido de la primera fila y
discretamente convertido en un coro pasivo y silencioso, cuya gritería
o simple algarabía, en caso de haberlas, alteraría el supuestamente
aceitado juego de las instituciones del estado democrático y, sobre
todo, del mercado. Es bien sabido que a este le molesta “el ruido de
la política”, especialmente cuando quienes rompen el silencio son los
oprimidos y explotados. El auge de las corrientes institucionalistas,
de inspiración norteamericana, no por casualidad trasladó el centro
de gravedad del análisis y la práctica sociopolítica desde el campo de
las fuerzas sociales hacia el territorio más sosegado de las estructuras
institucionales del Estado. El libro que el lector, o la lectora, sostiene
ahora en sus manos es una contundente refutación de tan errónea
concepción. Porque, más allá del virtuoso empecinamiento de Chávez
y de lo acertado del consejo de Fidel, si no se hubiera puesto en movi-
miento ese “bravo pueblo bolivariano”, el desenlace del golpe del 11
de abril habría sido otro. Creo pisar terreno seguro si digo que sin esa
fenomenal movilización popular no hubiera habido un 13 de abril, y
la historia de Venezuela –y de toda Latinoamérica– habría sido muy
distinta a la que conocimos.
Esta lección, espléndidamente retratada y diseccionada con maes-
tría por Villegas Poljak, adquiere en nuestro tiempo una relevancia
excepcional. ¿Por qué? Porque si algo nos ha enseñado la historia
contemporánea es que si esa fuerza motriz de todos los cambios, la
movilización popular, no se pone en marcha, será muy poco lo que
hoy puedan hacer los gobiernos progresistas y de izquierda de Nuestra
América. En el caso que nos ocupa, fue un proceso espontáneo: la
sublevación del subsuelo profundo de la patria de Bolívar fue esti-
mulada por el formidable carisma de Chávez, capaz de encender los
espíritus más apáticos. Pero las luchas actuales no pueden descansar
sobre un proceso de ignición espontánea como el que tuviera lugar en

14

Abril golpe adentro CICCUS.indd 14 12/4/2022 15:24:37


aquellas jornadas de abril. Es preciso avanzar en la concientización,
en la batalla de ideas para remover las conciencias adormecidas por la
propaganda del capital y sus poderosos dispositivos de comunicación
de masas, que exaltan el individualismo, denigran la acción colectiva,
alientan la conservadora resignación de la “antipolítica”, con lo cual la
derecha y las clases dominantes tienen el campo libre para proseguir
con su saqueo porque son las únicas que, libres de aquellas creencias
suicidas, actúan casi sin rivales en el crucial terreno de la política.
Los gobiernos del segundo ciclo progresista, así como los sobrevi-
vientes del primero, Cuba, Venezuela y Nicaragua, hoy se enfrentan
a renovados desafíos. En estos últimos, el recrudecimiento de un
bloqueo cada vez más asfixiante y que, pese a constituir un crimen de
lesa humanidad, no ha conmovido a los organismos intergubernamen-
tales –del sistema de Naciones Unidas u otros de alcance regional– que
supuestamente deben custodiar el primado de la legalidad y el derecho
internacional. Los gobiernos de Alberto Fernández en Argentina,
Gabriel Boric en Chile, Pedro Castillo en el Perú (y, eventualmente, los
de Luiz Inacio “Lula” da Silva en Brasil y Gustavo Petro en Colombia)
no han sido víctimas de esa política criminal, pero, de todos modos, la
fenomenal concentración de recursos económico-financieros, mediá-
ticos y judiciales en manos de las oligarquías neocoloniales y sus amos
estadounidenses ha erigido formidables barreras para la adopción de
políticas encaminadas a remediar la lacerante injusticia que prevalece
en nuestras sociedades. No es un dato menor el que, luego de casi
cuarenta años de “transiciones democráticas”, países como Argentina,
Brasil, Chile y el mismo Perú sean hoy mucho más injustos que antes,
que la distribución del ingreso haya sufrido una escandalosa regresión
y que la riqueza se encuentre más concentrada que nunca.
¿Se puede revertir tan deplorable situación? Sí, a condición de
que las coaliciones progresistas comprendan que en la actualidad
el gobierno está cada vez más lejos del poder; que las estructuras

15

Abril golpe adentro CICCUS.indd 15 12/4/2022 15:24:37


Abril, golpe adentro

institucionales y legales de los estados contemporáneos son profun-


damente conservadoras y que el poder capitalista se ha solidificado y
expandido hasta límites inimaginables en el pasado reciente. Y que,
para doblegar estas limitantes, se requiere de la concientización, movi-
lización y organización popular, sin las cuales aquellos carecerán de la
dosis mínima de fuerza como para quebrar la férrea oposición de las
clases dominantes y la derecha, que se ha organizado a escala inter-
nacional y que cuenta con enormes recursos para frustrar cualquier
proyecto de reforma que intente ensayarse en nuestros países. Como
lo recordara Maquiavelo en sus Discursos sobre la Primera Década
de Tito Livio, la grandeza de la república romana reposaba en el equi-
librio entre el Senado, reducto inexpugnable de la aristocracia, y los
Tribunos de la Plebe, electos por los ciudadanos rasos para defender
sus intereses y poner límites a la voracidad del patriciado. Una vez que
los Tribunos fueron paulatinamente despojados de sus atribuciones,
la república fue languideciendo hasta que se derrumbó, dando paso
al imperio y a la dictadura de la aristocracia, legalizada y exaltada bajo
la figura del emperador. Hoy más que nunca, la posibilidad de evitar
un vaciamiento de la democracia pasa por el protagonismo del campo
popular y sus organizaciones, y no por el rodaje de las instituciones.
Sin ese activismo de los oprimidos y explotados, poco o nada podrá
cambiarse y, de a poco, nuestras frágiles democracias se degradarán
hasta convertirse en un ritual vacío de contenido y en el cual medren
y prevalezcan los intereses de las minorías ricas y poderosas. El peligro,
señalado no solo por autores de la tradición marxista, sino por algunos
lúcidos exponentes del pensamiento progresista en Estados Unidos,
como el profesor Sheldon Wolin en su libro Totalitarismo Sociedad
Anónima, es que en esta involución lo que siga denominándose como
democracia no sea otra cosa que una meticulosa y asfixiante dictadura
del capital, camuflada bajo las formas y los ropajes de la democracia.

16

Abril golpe adentro CICCUS.indd 16 12/4/2022 15:24:37


El libro de Villegas Poljak, con su atenta revisión de las jornadas
insurreccionales que reinstalaron a Chávez en el Palacio de Miraflores,
nos ofrece un ejemplo concreto en el cual los pueblos podrían inspi-
rarse para sortear tan desafortunado desenlace.

Atilio A. Borón
Buenos Aires, 8 de abril de 2022

17

Abril golpe adentro CICCUS.indd 17 12/4/2022 15:24:37

También podría gustarte