Está en la página 1de 6

Poder Judicial de la Nación

CAMARA FEDERAL DE MAR DEL PLATA

En la ciudad de Mar del Plata, a los días del mes de junio de dos mil
veintidos, reunidos los Sres. Jueces de la Excma. Cámara Federal de
Apelaciones de Mar del Plata al análisis de estos autos caratulados: “PUNTA
IGLESIA SA c/ AFIP DGI s/ VARIOS”, Expediente FMP 21104043/2013,
provenientes del Juzgado Federal N° 2, Secretaría N° 1 de esta ciudad. El orden
de votación es el siguiente: Dr. Alejandro O. Tazza, Dr. Eduardo P. Jiménez.

El Dr. Tazza dijo:


I. Llegan los autos a esta Alzada con motivo de los recursos de
apelación deducidos por la parte demandada en oposición a la sentencia obrante
que: 1º) hace lugar a la acción meramente declarativa promovida en autos por
PUNTA IGLESIA S.A. en contra de la AFIP- DGI y declara la inconstitucionalidad
del Título V de la ley 25.063; 2º) impone las costas del proceso a la demandada
vencida (art. 68 C.P.C.C.N.); 3º) regula los honorarios de los profesionales
intervinientes. En ese sentido, siendo que, debido a la naturaleza de la acción
entablada no existe valor económico a considerar como base a los fines
arancelarios, evaluando la actuación de los profesionales intervinientes, y
teniendo presente la calidad, eficacia, incidencia y trascendencia de la labor
profesional desarrollada por cada uno de ellos, así como también el modo en el
que culmina el pleito, regula: a) Los honorarios del Dr. Marcos R. Jaureguiberry
(letrado patrocinante de la parte actora), por las actuaciones cumplidas durante la
primera y segunda etapa del proceso, en la suma de veinticinco mil pesos
($25.000), conforme lo establecido por los arts. 6; 8; 10; 37; 38; 47 y ccdtes. de la
ley 21.839. Por las actuaciones correspondientes a la tercera etapa, se regulan a
favor del mismo abogado 9 UMAs, equivalentes a la suma de veintiocho mil
setecientos veintiocho pesos ($28.728) (arts. 16; 19; 29; 48 y ccdtes. de la ley
27.423 y Ac. 2/2020 CSJN). b) Los honorarios de las Dras. Mirta Susana Calvo y
Liliana Raquel Núñez (apoderadas de la accionada), por la primera y segunda
etapa de este juicio, en la suma de nueve mil pesos ($9.000) a cada una de ellas
Fecha de firma: 24/06/2022
Firmado por: WALTER DAVID PELLE, SECRETARIO DE CAMARA
Firmado por: ALEJANDRO OSVALDO TAZZA, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: EDUARDO PABLO JIMENEZ, JUEZ DE CÁMARA

#15554694#331360096#20220615105148756
(arts. 6; 8; 10; 13; 37; 38; 47 y ccdtes. de la ley 21.839). Por su labor en la tercera
etapa, se regulan a favor de cada una de las letradas mencionadas 3,5 UMAs,
equivalentes a la suma de once mil ciento setenta y dos pesos ($11.172) (arts. 16;
19; 29; 48 y ccdtes. de la ley 27.423 y Ac. 2/2020 CSJN). Se deja constancia de
que la tarifación estipendial a favor de los representantes de la parte demandada
se encuentra condicionada a que las profesionales no se encontraran en relación
de dependencia, ni percibieran retribución fija de su mandante (conf. arts. 2; 6; 7;
47 ley 21.839 y art. 2 ley 27.423). c) Los honorarios de la Perito Contadora
Rosana Mabel Azmat, en la suma de ocho mil pesos ($8.000), atendiendo al
mérito del trabajo presentado para la resolución de la controversia (art. 6, decreto
ley 16.638/57). Las tarifaciones indicadas, con más el 10% de aportes
previsionales a cargo de la parte, y conforme a lo normado por los Arts. 6, 36 y
concordantes de las leyes 21.839 y su modificatoria 24.432; arts. 2, 14, 16 y 48 de
la ley 27.423 y Ac. 28/2019 CSJN; y si los profesionales fueran responsable
inscripto con relación al IVA, con más el porcentaje correspondiente a dicho
impuesto.
Los agravios del demandando se dirigen a a cuestionar la sentencia que
hace lugar a la demanda. Al respecto, señala que el precedente “Hermitage”
citado por el magistrado de grado tiene más de 11 años, período en el cual ha
cambiado incluso la conformación de la Corte Suprema de Justicia de la Nación,
por lo que el Aquo pudo apartarse del mismo.
Agrega que el hecho imponible se configura con la tenencia de activos, y
no la existencia de ganancias, razón por la cual el contribuyente podrá eximirse
del impuesto en tanto acredite que no era titular de los activos que se le
enrostran.
Finalmente, se agravia de las costas y de la regulación de honorarios del
Dr. Marcos R. Jaureguiberry de la Perito Contadora Rosana Azmat por
considerarlos altos. Peticiona se revoque la resolución recurrida.

Fecha de firma: 24/06/2022


Firmado por: WALTER DAVID PELLE, SECRETARIO DE CAMARA
Firmado por: ALEJANDRO OSVALDO TAZZA, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: EDUARDO PABLO JIMENEZ, JUEZ DE CÁMARA

#15554694#331360096#20220615105148756
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE MAR DEL PLATA

II. Antes de comenzar a examinar los agravios manifestados por el


recurrente, debo recordar que los jueces no están obligados a considerar todos y
cada uno de los planteos de las partes, pues basta que lo hagan respecto de
aquellos considerados esenciales y decisivos para el fallo de la causa.
Nuestra Corte Suprema de Justicia ha sentado la doctrina según la cual los
jueces no están obligados a ponderar una por una y exhaustivamente todas las
pruebas agregadas a la causa sino sólo aquellas estimadas conducentes para
fundar sus conclusiones, ni a analizar todas las cuestiones y argumentos
utilizados que a su juicio no sean decisivos (ver LL 144 p. 611, 27.641-S; LL 145
p. 346; LL 148 p. 692, 29.625-S; Fallos 296:445; 297:333 entre otros).
Siguiendo los lineamientos dados por nuestro Tribunal Supremo analizaré
en este voto sólo las cuestiones que considero esenciales para arribar a la
solución de este pleito.
III. Al entrar a analizar los requisitos de procedencia formal del recurso
en cuestión, observo que las manifestaciones allí formuladas adolecen -en mi
criterio- de una marcada insuficiencia impugnativa, pues los arts. 265 y 266 del
Código Procesal Civil y Comercial de la Nación impone al recurrente la carga
procesal de fundar su postura efectuando una crítica concreta y razonada de las
partes de la sentencia que considera equivocadas, no bastando con disentir o
proponer meramente el desacuerdo con la sentencia.
En tal orden de ideas, debe distinguirse adecuadamente la diferencia
existente entre criticar y disentir. Lo primero implica un ataque directo y pertinente
de la fundamentación, formulando la demostración de los errores fácticos o
jurídicos que pudiese contener la sentencia recurrida, mientras que disentir es
proponer meramente el desacuerdo con la sentencia.
Y así, del análisis de los fundamentos del recurso, se aprecia que las
alegaciones del recurrente no cumplen con esa exigencia, en la medida en que
solo realiza argumentaciones dogmáticas respecto de la interpretación del
precedente “Hermitage” de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y la fecha
Fecha de firma: 24/06/2022
Firmado por: WALTER DAVID PELLE, SECRETARIO DE CAMARA
Firmado por: ALEJANDRO OSVALDO TAZZA, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: EDUARDO PABLO JIMENEZ, JUEZ DE CÁMARA

#15554694#331360096#20220615105148756
de la sentencia del mismo, pero sin refutar el principal argumento del Magistrado
para decidir del modo en que lo hizo, esto es, que debe demostrarse que esa
renta no existió (cfrme. “Diario Perfil S.A. c/ AFIP - DGI s/ Dirección General
Impositiva”, Fallos: 337:62), y que con la pericia contable de fs. 96/8 se demostró
que la utilidad neta de la explotación es negativa, lo que conlleva a tener un
resultado de ejercicio negativo en los ejercicios 2006/2007/2008/2009 y 2011.
En función de lo expuesto, ante la falta de debida fundamentación,
corresponde declarar desierto el agravio deducido por el demandado contra la
sentencia apelada (arts. 265 y 266 del CPCCN).
VI. Respecto de las costas impuestas por el Magistrado de grado, debemos
recordar que resulta un hecho irrefutable que la sustanciación de todo proceso
genera gastos. Nuestro ordenamiento jurídico los ha denominado “costas” y
constituyen las erogaciones que las partes del proceso deben afrontar como
consecuencia directa del trámite judicial. Como la sustanciación del proceso no es
gratuita, la condena en costas es siempre pertinente independientemente de la
calidad que invista la parte vencida en el pleito, de la índole de las cuestiones
debatidas o del modo en que se define el proceso.
En nuestro régimen ritual las costas son corolario del vencimiento (art. 68
CPCCN) y no se imponen como una sanción, sino simplemente para resarcir las
erogaciones que ha debido efectuar una de las partes, con el fin de lograr el
reconocimiento de su derecho. Se ha explicado al respecto que las costas “…
tienden a que las erogaciones que han sido necesarias con motivo del proceso no
graviten, en definitiva, en desmedro de la integridad del derecho reconocido” (cfr.
CNCiv., sala D, 31/08/79, “Aprile, Rosa, suc.”, ED, 85-306; 01/08/83, “V., L. R. c.
G., C. A.”, LL, 1983-D, 547; en igual sentido CNCom., sala A, 11/12/1998, “Banco
del Buen Ayre S.A. c. Veretilne, Mario G.”, LL, 1999-B, 850; entre muchos otros).
El principio general que impera en materia de costas de acuerdo con los
artículos 68 y 69 del Código de Procedimiento Civil y Comercial de la Nación es
que las mismas deben imponerse al perdedor. Sin embargo, dicho principio no es
Fecha de firma: 24/06/2022
Firmado por: WALTER DAVID PELLE, SECRETARIO DE CAMARA
Firmado por: ALEJANDRO OSVALDO TAZZA, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: EDUARDO PABLO JIMENEZ, JUEZ DE CÁMARA

#15554694#331360096#20220615105148756
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE MAR DEL PLATA

absoluto, pues cuando las cuestiones planteadas son complejas, de solución


dudosa, o han dado lugar a controversias doctrinarias y jurisprudenciales no
superadas, debe ceder (cfr. CNFed. Civ. y Com., sala 2, 22/10/98, “Barreto de
Vilarullo, Lía c. Estado Nacional”, LL, 1999-C, 797).
En estas actuaciones, considero que no han sucedido circunstancias
especiales que hagan aplicable la dispensa dispuesta por la segunda parte del
artículo 68 del Código. En suma, considero que las circunstancias que gravitaron
en la causa justifican la exención de aplicación del principio general en materia de
costas, por tal motivo considero que en el caso en examen cabe rechazar el
agravio aquí en tratamiento.
VII. Atendiendo a la apelación de los honorarios regulados al letrado y a la
perito en sentencia, por considerarlos altos, entiendo que no se ha alejado aquí el
Magistrado actuante en la instancia anterior de los parámetros legales vigentes en
la materia, por lo que estimo que el Juez de Grado ha ponderado con
discrecionalidad los distintos factores que influyen en su determinación,
obteniéndose una retribución razonable y ajustada a derecho; por lo cual
corresponde confirmar los emolumentos regulados por el Aquo.
VIII. Por todo lo expuesto precedentemente, propongo al Acuerdo: 1º)
declarar desierto el agravio relativo a la inconstitucionalidad del Título V de la ley
25.063; 2º) confirmar el resto de la sentencia, en cuanto fue materia de agravios y
apelación; 3º) imponer las costas de Alzada al apelante vencido.
Tal es mi voto.

El Dr. Jiménez dijo:


I): Que, por compartir sus fundamentos, he de adherir a la solución del
caso propuesta por el Magistrado Tazza en su voto.--

Fecha de firma: 24/06/2022


Firmado por: WALTER DAVID PELLE, SECRETARIO DE CAMARA
Firmado por: ALEJANDRO OSVALDO TAZZA, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: EDUARDO PABLO JIMENEZ, JUEZ DE CÁMARA

#15554694#331360096#20220615105148756
/// del Plata, de junio de 2022.

VISTOS:
Estos autos caratulados: “PUNTA IGLESIA SA c/ AFIP DGI s/VARIOS”,
Expediente FMP 21104043/2013, provenientes del Juzgado Federal N° 2,
Secretaría N° 1 de esta ciudad y lo que surge del Acuerdo que antecede;

SE RESUELVE:
1º) Declarar desierto el agravio relativo a la inconstitucionalidad del Título V
de la ley 25.063; 2º) confirmar el resto de la sentencia, en cuanto fue materia de
agravios y apelación; 3º) imponer las costas de Alzada al apelante vencido.
REGÍSTRESE. NOTIFÍQUESE. DEVUÉLVASE.

Se deja constancia que se encuentra vacante el cargo de tercer integrante de este


Tribunal (art. 109 RJN); que los jueces han firmado electrónicamente esta
sentencia desde sus respectivos despachos; y que en el día de la firma de esta
sentencia en el Sistema Lex 100 notifiqué electrónicamente la presente a las
partes con domicilio constituido.

Fecha de firma: 24/06/2022


Firmado por: WALTER DAVID PELLE, SECRETARIO DE CAMARA
Firmado por: ALEJANDRO OSVALDO TAZZA, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: EDUARDO PABLO JIMENEZ, JUEZ DE CÁMARA

#15554694#331360096#20220615105148756

También podría gustarte