Está en la página 1de 16

SÍNDROME DE

BURNOUT EN
DOCENTES
Medina, Sofía – Rodríguez, Celeste

11 DE NOVIEMBRE DE 2021
PROYECTO DE INVESTIGACIÓN DE CIENCIAS SOCIALES
Marina García KUntz
ÍNDICE

1. INTRODUCCIÓN...............................................................................................
2. MARCO TEÓRICO............................................................................................
3. DESARROLLO………………………………………………….…………………
3
4. CUESTIONARIO.……………………………………………………………….. 12
5. CONCLUSIÓN.................................................................................................13
6. BIBLIOGRAFÍA................................................................................................14

1
INTRODUCCIÓN
Nuestro trabajo tiene como finalidad recaudar información al respecto de los
niveles de estrés de los docentes durante la pandemia.

Las problemáticas que nos ayudaron a abordar este proyecto, y las cuales
queremos responder, son las siguientes: ¿cuáles son los principales síntomas
del Síndrome de Burnout? ¿se puede dar en cualquier tipo de profesión?
¿aumentaron los casos de personas que padecen dicho síndrome durante la
pandemia? ¿qué factores influyeron? ¿cómo se puede prevenir? ¿en qué
consiste el test de Burnout? ¿qué tipos de personas se ven mayormente
afectadas? ¿qué consecuencia puede tener a largo plazo? En el caso de los
docentes, ¿el uso de tecnología fue abrumador para ellos? 

El objetivo general consiste en informar e indagar sobre la prevalencia del


Síndrome de Burnout en los profesionales ya nombrados; midiendo los niveles
de estrés con un autocuestionario. Por otro lado, los objetivos específicos,
serán describir el Síndrome de Burnout, crear conciencia sobre sus riesgos,
relacionarlo con la pandemia (2020), y así analizar cómo dicha situación influyó
en los grados de estrés en los docentes encuestados. Por último, examinar los
resultados obtenidos del Test de Burnout (MBI).

Para finalizar, tenemos como hipótesis que los niveles de estrés en los
educadores aumentaron con la pandemia, produciendo en varios de ellos el
Síndrome de Burnout.

MARCO TEÓRICO

La pandemia del COVID 19 irrumpió en Argentina cuando una persona de 43


años de sexo masculino, que había estado entre el 19 y 29 de marzo en
distintas ciudades de Italia y España, ingresó al país el domingo 1 de marzo.

El 20 de marzo del 2020, el gobierno argentino decretó Aislamiento Social


Preventivo y Obligatorio para reducir la velocidad de propagación del virus. Las
escuelas fueron cerradas dos semanas después de iniciado ciclo lectivo y en la
mayor parte del país no vieron a reanudar sus actividades presenciales en todo
el año.

2
DESARROLLO

1. SINDROME DE BURNOUT: DEFINICIÓN, CAUSAS Y PREVENCIÓN.

El síndrome de burnout o "síndrome del trabajador quemado" hace


referencia a la cronificación del estrés laboral. Este se manifiesta a través de
un estado de agotamiento físico y mental que se prolonga en el tiempo y llega a
alterar la personalidad y autoestima del trabajador. Es un proceso en el que
progresivamente el trabajador sufre una pérdida del interés por sus tareas y va
desarrollando una reacción psicológica negativa hacia su ocupación laboral.

Los principales síntomas del síndrome de burnout son los siguientes:

Agotamiento físico y mental generalizado

El trabajador sufre una pérdida de energía en todos los niveles de salud:

Señales de agotamiento físico: fatiga crónica, aumento de peso o bien


pérdida de apetito. También puede reflejarse en la aparición de alteraciones
psicosomáticas como dolores musculares, migrañas, problemas
gastrointestinales y, en el caso de las mujeres, desregulación del ciclo
menstrual.

Señales de agotamiento mental: el estrés y la ansiedad son los principales


protagonistas que preceden al síndrome del trabajador quemado. Es más,
el burnout se alimenta de ambos, además de tener relación con la aparición de
trastornos adaptativos, relacionados con el estrés, la ansiedad, la depresión y
el insomnio.

Despersonalización y cinismo

El burnout produce un cambio en el comportamiento del trabajador que lo


sufre. Este adopta una actitud de indiferencia y desapego, reduciendo
claramente su compromiso hacia el trabajo. Esto se manifiesta también en sus
relaciones en el ámbito laboral, tanto con compañeros como con clientes.
La irritabilidad y el endurecimiento del trato se convierten en tónicas
habituales dentro de la forma de actuar de un trabajador quemado, los clientes,

3
usuarios o personas con las que interaccionan perciben este cambio de actitud,
pero también la familia y su entorno social.

Descenso en la productividad laboral y desmotivación

Los dos puntos anteriores derivan en una bajada de la productividad


laboral y en una desmotivación que genera frustración y evidencia
una ausencia de realización personal en el trabajo. Hay falta de atención
hacia las tareas, olvidos frecuentes y una desidia generalizada que nace de la
dificultad para concentrarse. Todo ello forma parte de un círculo vicioso que
se retroalimenta constantemente (nunca consigue ser el trabajador que era
antes de quemarse y ello el genera mayor sufrimiento), ya que la incapacidad
de cumplir con el trabajo, concentrarse, gestionar sus actividades, etc., no deja
avanzar en la cada vez mayor "pila de tareas pendientes".

El burnout es una condición multifactorial, por lo que puede tener muchas


causas, así como muchas formas de prevenirlo, algunas de ellas son:

Respetar el horario de trabajo. Entrar y salir puntualmente del trabajo es


recomendable. Solucionar gran parte de los problemas requiere mente
despejada y cuerpo descansado.

Capacitar y delegar funciones. Las personas que saben delegar funciones se


dan la oportunidad de confiar en otros, trabajan en equipo y reciben soluciones
inesperadas que los liberan de presiones. Un personal capacitado facilita la
retroalimentación y el enriquecimiento de las perspectivas del negocio.

Cuidar espacios familiares. Reservar tiempos de calidad con la familia y estar


con energía para participar en ellos. También implica tiempo con la pareja
donde se tengan conversaciones sobre metas personales, familiares, sueños y
expectativas.

Brindarse tiempo personal. Este punto comienza con darse tiempo para
comer saludablemente, dormir y tener un pasatiempo o hobby (puede ser
desde pasear a una mascota, una actividad cultural o leer). Asimismo, es
importante darse tiempo para formarse y capacitarse, el sentir que estamos
preparados para enfrentar las adversidades reduce significativamente el stress.

4
Comunicarse con el entorno. Desconectar celulares y dejar la computadora
para hablar y escuchar a las personas que nos rodean puede evitar el burnout.
Mirar y escuchar con atención a los compañeros de trabajo cuando nos
comentan algún punto es esencial para que las labores cotidianas sean
resueltas de la mejor forma posible. Pedir consejo o apoyo abre otras
perspectivas que quizás no habíamos considerado.

Darse tiempo para platicar con amistades. La amistad nos brinda un apoyo
emocional, fortalece la autoestima y la seguridad en uno mismo. El contar con
distintos círculos de amigos nos da la oportunidad de tener diversos puntos de
vista sobre temas laborales, familiares, de pareja, personales, entre otros.

2. PROFESIONES MÁS PROPENSAS A TENER SINDROME DE


BURNOUT.

Dicho síndrome se puede dar en cualquier tipo de profesión, pero suele ser
más frecuente en profesionales cuyo trabajo implica una relación de contacto
constante, directo y estrecho con los beneficiarios o receptores de su trabajo.
Es decir, en una empresa el estamento más en riesgo de burnout es el que
están en contacto o en relación con el "cliente".

Los colectivos profesionales más sensibles a padecer este tipo de trastorno son
los docentes, personal sanitario, cuerpos de seguridad del estado, personas
que trabajan en atención al cliente, trabajadores en tiendas varias, trabajadores
sociales, etc. En general, todas aquellas profesiones que implican una relación
interpersonal directa y continuada en el tiempo con el "cliente". También se
puede incluir el personal de administración y servicios de organizaciones o
instituciones públicas y privadas. En muchos casos, puede llegar a ser motivo
de baja laboral, dado que el empleado se encuentra física y mentalmente
incapacitado para desarrollar su trabajo.

Algunas profesiones, como los médicos, enfermeros y docentes, que presentan


ciertas características comunes que convierten a los trabajadores en
candidatos ideales frente a este síndrome.

5
En el caso de los médicos y enfermeros, la elevada burocratización de las
instituciones sanitarias puede ser uno de los principales causantes de estrés.
Esto se traduce en una baja flexibilidad laboral, lo que dificulta enormemente la
posibilidad de adoptar medidas orientadas a optimizar o redistribuir la carga
laboral entre los trabajadores.

Determinadas variables del entorno, sobre todo en el ámbito hospitalario,


pueden provocar un alto nivel de estrés. Factores como la sobrecarga laboral,
la presencia de ruidos molestos o el hacinamiento propio de algunos centros
sanitarios son buenos ejemplos de ello.

Uno de los aspectos clave del Síndrome de Burnout en médicos y enfermeros


es el hecho de tener que tratar con un gran número de pacientes a lo largo de
la jornada. Tratar con gente irritable y malhumorada, muchas veces puede
generar un "efecto contagio" en el propio trabajador.

El síndrome de Burnout es un mal muy frecuente en los profesionales de la


educación.

No es inusual ver profesores que siendo jóvenes mostraban una gran vitalidad
y pasión por su labor, pero que con el paso de los años han perdido toda
motivación, se muestran fácilmente irritables o muestran evidentes signos de
ansiedad y rechazo frente a cada nueva jornada de trabajo.

Al contrario de lo que mucha gente cree, el trabajo del docente no termina en el


aula; también deben corregir trabajos, exámenes, planificar clases, preparar
materiales para utilizar en clase o reunirse con el resto del equipo docente para
tratar diversos asuntos.

Por otra parte, el cambio en el modelo educativo, en el que el profesor ha


perdido la autoridad que tradicionalmente la sociedad le otorgaba puede ser un
factor de estrés.

3. PANDEMIA: ¿aumento o disminución de casos de estrés laboral?

Según un estudio, este año aumentaron los casos de estrés laboral,


también llamado "burnout". La pandemia de COVID-19 y los cambios en las
formas de trabajar incidieron en el incremento de este síndrome. Se incrementó

6
en el 5 % la cantidad de trabajadores que padecieron este año de síndrome de
estrés laboral crónico, de acuerdo al “Índice de Bienestar Emocional y Estrés
en los Trabajadores Argentinos”, elaborado por las Universidad Siglo 21.

Las personas más afectadas son mujeres en el rango etario comprendido entre
41 y 51 años. En cambio, las menos perjudicadas fueron las personas que
pudieron continuar con su actividad laboral en un horario flexible.

Muchos profesionales de la salud se encuentran expuestos a un ambiente y


una carga laboral, que son la causa de este síndrome. Varios autores resaltan
que este síndrome; afecta más a aquellas profesiones que requieren de un
contacto directo con las personas y dosis elevadas de entrega y dedicación.
Así, los profesionales sanitarios son un grupo que se puede encontrar
especialmente afectado por este síndrome. La situación actual que vivimos,
con la pandemia del COVID-19, cumple con factores que convierten el sistema
de salud en un contexto “ideal” para la proliferación del Burnout entre los
profesionales sanitarios, que se encuentran en primera línea de batalla
luchando contra esta enfermedad. El (elevadísimo) estrés, la sobrecarga de
trabajo, la falta de medios, la incapacidad para abarcar a todas las personas
enfermas que necesitan asistencia, la preocupación por propagar la infección
entre sus seres queridos y los turnos laborales interminables sin descansos,
dada la emergencia sanitaria ha causado un gran impacto entre muchos
profesionales.

4. FACTORES INFLUYENTES

Un número creciente de empleados de empresas de todo el mundo señala


que están agotados mentalmente en medio de un contexto de continuidad
de la pandemia. Quienes tienen el beneficio de cumplir tareas desde sus
casas sostienen que las jornadas laborales “se hacen eternas”, mientras que
aquellos que realizan tareas presenciales consideran que están más
expuestos a riesgos ya que deben interactuar constantemente con compañeros
de trabajo o clientes, a quienes suelen no conocer.

En el contexto de esta pandemia, muchos de los empleados que hoy


teletrabajan se muestran satisfechos con el tiempo de traslado que ahorran o
con pasar más momentos junto a sus seres queridos. Sin embargo, la

7
modalidad remota llegó también con mayor cantidad de reuniones por
videollamada, de complicaciones para conseguir información o acceso a
sistemas, y generalmente con jornadas laborales extendidas respecto de los
días transcurridos en la oficina.

A este riesgo general para la población se suma que es una situación en la


cual la capacidad mental y emocional de los trabajadores se vio sobre exigida,
los estados de ánimo más extremos (incluso las patologías) se potenciaron, y
pueden estar necesitando un descanso y desconexión para recuperarse.

Los trastornos relacionados con el estrés, la ansiedad y la depresión se pueden


ver como reacciones emocionales normales ante una pandemia. En este
sentido, es necesario entender el síndrome de Burnout como un problema
potencial.

Las enfermeras y los médicos están especialmente expuestos a los riesgos del
síndrome de Burnout porque usualmente trabajan con un alto nivel de
exposición laboral, con largas jornadas de trabajo, además de un alto nivel de
exigencia y sobrecarga de tareas.

Para asegurar una mejor atención a los ciudadanos durante la pandemia de la


COVID-19 varios gobiernos crearon hospitales de campaña en los principales
centros urbanos de sus países. Esta situación supuso un enorme esfuerzo
adaptativo por parte de los profesionales, que se vieron sometidos a duras
condiciones de trabajo en una situación extrema. En este contexto, son
múltiples los factores que interfieren en la calidad de la atención al paciente y
en las cargas de trabajo de los profesionales. Entre estos factores, se puede
destacar la inseguridad en el cuidado del paciente y el desconocimiento de los
aspectos fisiopatológicos de la enfermedad.

Otro factor que genera gran aprehensión entre enfermeras y médicos es el

número de muertes por COVID-19 entre los propios profesionales. Las


condiciones de trabajo desfavorables, la sobrecarga de trabajo, la sensación de
impotencia ante una enfermedad nueva y altamente contagiosa son los
principales factores que han contribuido al deterioro de la salud mental de los
profesionales sanitarios que trabajan en todo el mundo.

8
Entre otros factores desencadenante tenemos:

La personalidad, las personas perfeccionistas, competentes, vocacionales,


con grandes expectativas laborales, suelen ser personas con baja tolerancia a
la frustración.

La edad y el estado civil; se considera más frecuente en jóvenes y personas


solteras.

La mala formación, actualmente la preparación académica de cualquier


profesión se considera deficiente para una buena formación humanista.

Acceso prolongado al mundo laboral por el tiempo extenso en carreras


universitarias.

Las condiciones de trabajo, la rutina, las malas condiciones de trabajo (malos


olores, ruidos) horarios antifisiológicos (por lo que es menos frecuente en
trabajadores con tiempo o dedicación parcial y más frecuente en el personal de
salud), las relaciones interpersonales laborales conflictivas (compañeros,
jefe incompetente tóxico, o que no coincida en la misma persona el líder y el
jefe) por lo que en la actualidad se ha descrito como una nueva e importante
causa el mobbing (violencia psicológica sistemática) que ha conllevado
importantísimas repercusiones psicosociales, psicosomáticas, judiciales,
económicas y políticas.

Conflicto de valores, los valores forman parte de nuestra vida social y


cotidiana y dan sentido a nuestra conducta por lo que un conflicto de valores
entre el trabajador y la empresa puede provocar tensión emocional.

Falta de motivación, actualmente no existen incentivos económicos


adecuados en una carrera profesional, ni de ascenso profesional, elevándose
el sueldo solo después de años de trabajo, no hay reconocimiento a la labor
bien hecha (no hay premios ni castigos), un sistema que no atiende a las
necesidades del ser humano.

Falta de confianza en las relaciones laborales, muy evidente en Medicina


(una de las profesiones con más burnout) ya que actualmente existe una gran
fe en la Medicina, pero una gran desconfianza hacia los médicos y cada vez
son más frecuentes las agresiones físicas o verbales al personal de salud.
9
5. CONSECUENCIAS A LARGO PLAZO

Las consecuencias que ocasiona este síndrome en los profesionales son


múltiples, afectando no solo al trabajador sino también a la organización en la
que desempeña su actividad.

Físicas: manifestaciones generales (cansancio, pérdida de apetito, malestar


general), problemas osteomusculares (dolor de espalda, dolores cervicales,
contracturas musculares) alteraciones inmunológicas (aumento de infecciones
y alergias, problemas dermatológicos), problemas sexuales (impotencia parcial
o total, frigidez, ausencia de eyaculación), problemas cardíacos (taquicardia,
dolor precordial, hipertensión arterial), problemas respiratorios (catarros
frecuentes, taquipnea, crisis de asma), problemas digestivos (gastritis, úlcera
duodenal, náuseas, diarrea), alteraciones del sistema nervioso (jaquecas,
trastorno del sueño con predominio del sueño ligero e insomnio, sensación de
vértigo con inestabilidad locomotriz y sensación de vacío), alteraciones
hormonales (trastornos menstruales).

Emocionales: agotamiento, sentimiento de fracaso y vacío, baja tolerancia la


frustración, impotencia ante el problema, nerviosismo, inquietud, dificultad de
concentración, olvidos frecuentes, falta de atención y mala memoria, tristeza
con tendencia a la depresión, falta de compromiso laboral, escasa o nula
realización personal, baja autoestima, despersonalización).

Conductuales: conductas adictivas con abuso de sustancias tóxicas (tabaco,


alcohol, otras) irritabilidad, cambios de humor bruscos, hostilidad, aislamiento,
agresividad, falta de eficacia, disminución de la capacidad para tomar
decisiones, menor rendimiento laboral, absentismo laboral.

Familiares y sociales: problemas de pareja, deterioro del núcleo familiar en


general, aislamiento social. En la organización: conflictos con otros
profesionales, conflictos con pacientes y familiares (en el caso de profesionales
médicos), ineficacia en la actividad diaria, disminución de la calidad asistencial,
cambios repetidos de los puestos de trabajo, absentismo laboral, accidentes
laborales.

6. TEST DE BURNOUT (MBI)

10
El cuestionario Maslach Burnout Inventory (MBI) está constituido por 22 ítems
en forma de afirmaciones, sobre los sentimientos y actitudes del profesional en
su trabajo. Su función es medir el desgaste profesional. Este test pretende
medir la frecuencia y la intensidad con la que se sufre el Burnout.

Mide los 3 aspectos del síndrome de Burnout:

1. Subescala de agotamiento o cansancio emocional. Valora la vivencia de


estar exhausto emocionalmente por las demandas del trabajo. Consta
de 9 preguntas (1, 2, 3, 6, 8, 13, 14,16, 20). Puntuación máxima 54.
2. Subescala de despersonalización. Valora el grado en que cada uno
reconoce actitudes frialdad y distanciamiento. Está formada por 5 ítems
(5, 10, 11, 15, 22). Puntuación máxima 30.
3. Subescala de realización personal. Evalúa los sentimientos de auto
eficiencia y realización personal en el trabajo. Se compone de 8 ítems
(4, 7, 9, 12, 17, 18, 19, 21). Puntuación máxima 48.

RANGOS DE MEDIDA DE LA ESCALA


0 = Nunca.
1 = Pocas veces al año o menos.
2 = Una vez al mes o menos.
3 = Unas pocas veces al mes.
4 = Una vez a la semana.
5 = Unas pocas veces a la semana.
6 = Todos los días.

Luego, se suman las respuestas dadas a los ítems que se señalan.

ASPECTO EVALUADO PREGUNTAS A VALOR TOTAL INDICIOS DE


EVALUAR OBTENIDO BURNOUT
Cansancio emocional 1-2-3-6-8-13-14-16-20 0 Más de 26
Despersonalización 5-10-11-15-22 0 Más de 9
Realización personal 4-7-9-12-17-18-19-21 0 Más de 34

11
Altas puntuaciones en las dos primeras subescalas y bajas en la tercera de-
finen el síndrome de Burnout. Hay que analizar de manera detallada los
distintos aspectos para determinar el Grado del Síndrome de Burnout, que
puede ser más o menos severo dependiendo de si los indicios aparecen en
uno, dos o tres ámbitos; y de la mayor o menor diferencia de los resultados con
respecto a los valores de referencia que marcan los indicios del síndrome. Este
análisis de aspectos e ítems puede orientar sobre los puntos fuertes y débiles
de cada uno en su labor docente.

VALORES DE REFERENCIA:

BAJO MEDIO ALTO


Cansancio emocional 0-18 19-26 27-54
Despersonalización 0-5 6-9 10-30
Realización personal 0-33 34-39 40-56

CUESTIONARIO

Esta investigación fue realizada a docentes de seis instituciones educativas


pertenecientes a la Secretaria de Educación de Norte de Santander,
Colombia.

la edad media fue de 36,8 años, con una edad mínima de 20 años y una
edad máxima de 65 años, destacando que el 58,4% tienen entre 20 y 40
años. La proporción de género fue del 56,8% que corresponden al género
femenino y el resto al masculino. Respecto a los años de experiencia
docente, se pudo determinar que el promedio del grupo de encuestados es
de 19,3 años, destacando que el 75,2% de cuentan con menos de 20 años
de estar laborando como docentes. Finalmente, en cuanto al estado civil, se
identificó que el 73,6% están casados o tienen pareja estable.

En cuanto a las características relacionadas con el ejercicio laboral


durante el aislamiento por medio de la Tabla 3, se puede observar
que el 55,2% percibió una gran carga de trabajo, el 56,0% declaró

12
tener un conflicto trabajo-familia, el 48,8% no ha utilizado ni desarrollado
mucho sus competencias TIC y el 81,6% percibió un escaso apoyo
por parte de sus superiores, colegas e incluso familiares.

Con respecto al cuestionario MBI realizado a docentes, el cansancio


emocional alcanzó el nivel de alto en el 24,0% de los casos, mientras que
para la despersonalización el nivel alto se observó en el 9,6% de los
encuestados; finalmente, en lo que respecta a la dimensión de Realización
Personal se determinó que el 39,2% de los docentes encuestados
aseguran que con la declaratoria de pandemia han alcanzo nivel
de auto realización altos dado que han tenido que incursionar en la
utilización de recursos tecnológicos que para muchos eran
desconocidos

Asimismo, el método dicho anteriormente, reveló que 68 profesores


(equivalente al 54,4%) eran víctimas del Burnout, distribuidos de la
siguiente forma según el nivel de afectación: el 37,6% se ubican en el
nivel bajo, el 12,0% en nivel moderado y el 4,0% en el nivel severo. Cabe
aclarar que, la edad se asoció significativamente, especialmente los
docentes mayores de 40 años manifestaron estar más agotados. Los años
de experiencia docente también se asoció significativamente con el Burnout,
determinando que los profesores con más de 20 años de antigüedad fueron
los más agotados.

CONCLUSIÓN

El estudio realizado por Cesar Augusto Hernández Suárez, Audin Aloiso


Gamboa Suárez y Raúl Prada Núñez sobre el Síndrome de Burnout en
docentes de educación básica y media de revela que un porcentaje
importante de la muestra (55.2%) ha percibido una gran carga de trabajo en
el periodo de aislamiento causado por la pandemia de la Covid-19. Estos
resultados se contrastan con los estudios, de otros estudiantes, que
manifiestan que las afectaciones personales, en particular los excesos de carga
laboral están determinadas principalmente por el cambio de modalidad
presencial a virtual realizada en los hogares. Estas afectaciones se manifiestan

13
a través de constantes interrupciones laborales en sus espacios personales lo
que aumenta los sentimientos de estrés y frustración en los docentes (López et
al., 2021, p. 38). Otro elemento relevante que se logró identificar en la
investigación, es el conflicto trabajo–familia. Los participantes del estudio
reconocen que el trabajo en casa ha deteriorado el clima familiar debido a la no
compatibilidad de los dos escenarios y las diferencias en la responsabilidad
que ambos roles demandan. Por lo que, se demuestra que gran parte de los
conflictos de familia – trabajo se generan por la no conciliación entre los
miembros del grupo familiar para planificar, organizar tareas y administrar los
tiempos para el trabajo autónomo.

El uso de artefactos tecnológicos e internet, ha sido uno de los retos más


complejos que han tenido que superar los maestros en tiempos de pandemia
y en mayor medida lo relacionado con la creación de contenidos para
atender a la diversidad de los aprendizajes de los estudiantes durante la
emergencia.

Concluyendo este informe sobre Síndrome de Burnout en docentes (2021),


queremos decir que, lamentablemente, los niveles de estrés en los educadores
aumentaron con la pandemia, produciendo en varios de ellos el Síndrome de
Burnout. En otras palabras, nuestra hipótesis es verídica.

BIBLIOGRAFÍA

- Quironprevencion (09/11/2021). Síntomas del síndrome de ‘burnout’: ¿cómo


identificarlo? Disponible en:
https://www.quironprevencion.com/blogs/es/prevenidos/sintomas-sindrome-
burnout-identificarlo
- IProfesional (09/11/2021). Burnout. Disponible en:
https://www.iprofesional.com/health-tech/274181-es-tu-profesion-una-de-
las-mas-propensas-a-sufrir-sindrome-de-burnout
- Forbes (09/11/2021). Seis formas de evitar el burnout. Disponible en:
https://www.forbes.com.mx/seis-formas-de-evitar-el-burnout/
- Unidiversidad (09/11/2021). La pandemia hizo que aumentaran los casos
de estrés laboral. Disponible en: https://www.unidiversidad.com.ar/la-
pandemia-hizo-que-aumentaran-los-casos-de-estres-laboral

14
- Argentina.gob.ar (09/11/2021). Burnout en profesionales de la salud en
tiempos de pandemia de COVID-19. Disponible en:
https://repositoriosdigitales.mincyt.gob.ar/vufind/Record/RIBARCELO_8c573
8f5b0747a88a97f58b48dcc291d
- Erreius (09/11/2021). La pandemia y la salud mental de los trabajadores
ante riesgo de burnout. Disponible en:
https://www.erreius.com/actualidad/2/laboral-y-de-la-seguridad-social/Nota/
1358/la-pandemia-y-la-salud-mental-de-los-trabajadores-ante-riesgo-de-
burnout
- Elsevier (09/11/2021). Pandemia de la COVID-19: síndrome de Burnout en
profesionales sanitarios que trabajan en hospitales de campaña en Brasil.
Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-enfermeria-clinica-35-
avance-resumen-pandemia-covid-19-sindrome-burnout-profesionales-
S1130862120305088
- Cielolaboral (09/11/2021). Consecuencias del síndrome de burnout en el
trabajo y estrategias de prevención de riesgos para la seguridad y salud
laboral. Disponible en:
http://www.cielolaboral.com/wp-content/uploads/2020/03/molina_noticias_ci
elo_n3_2020.pdf
- OMINIT (09/11/2021). CUESTIONARIO – BURNOUT. Disponible en:
http://www.omint.com.ar/website2/Portals/0/images/news-prestadores/
CUESTIONARIO-BURNOUT-INTERACTIVO.PDF
- LA NACIÓN (09/11/2021). El avance de la pandemia en Buenos Aires.
Disponible en: https://www.lanacion.com.ar/sociedad/municipio-municipio-
mapa-del-coronavirus-provincia-buenos-nid2358970/
- Cesar Augusto Hernández Suárez y otros (19/11/2021). Síndrome de
Burnout en docentes de educación básica y media en tiempo de crisis.
Disponible en: https://revista.redipe.org/index.php/1/article/view/1455/1374

15

También podría gustarte