Está en la página 1de 10

"F.S.C.A.

- SU DENUNCIA S- ABUSO SEXUAL S/RECURSO DE QUEJA",


Expte. N° 5236.
_________________________________________________________________________
///C U E R D O:
En la ciudad de Paraná, Capital de la Provincia de Entre
Ríos, a los veintinueve días del mes de agosto de 2022, reunidos los
Miembros de la Sala Nº 1 en lo Penal del Excmo. Superior Tribunal de
Justicia, a saber: Presidenta Dra. CLAUDIA MÓNICA MIZAWAK, y Vocales,
Dres. DANIEL OMAR CARUBIA y MIGUEL ÁNGEL GIORGIO, asistidos por
la Secretaria autorizante, Dra. Melina L. Arduino, fue traída para resolver
la causa caratulada: "F.S.C.A. - SU DENUNCIA S- ABUSO SEXUAL
S/RECURSO DE QUEJA" N° 5236 .-
Practicado el sorteo de ley, resultó que la votación tendría
lugar en el siguiente orden: GIORGIO - CARUBIA - MIZAWAK.-
Estudiados los autos, la Excma. Sala planteó la siguiente
cuestión a resolver:
¿Qué corresponde resolver?

A LA CUESTIÓN PROPUESTA, EL SEÑOR VOCAL, DR.


GIORGIO, DIJO:
I.- Vienen estos obrados a conocimiento de la Sala Nº 1 en
lo Penal del Superior Tribunal de Justicia a fin de resolver acerca del Recurso
de Queja impetrado por el Dr. Hernán Luis Lell en su carácter de defensor
del imputado Jorge Luis Daichman, ante la denegación de concesión de la
Impugnación Extraordinaria.
El recurrente ataca la Resolución de fecha 15 de Junio de
2022 de la Cámara de Casación Penal, Sala I, que resolvió RECHAZAR la
Impugnación Extraordinaria interpuesta en fecha 06/04/2022, por el
Defensor técnico del imputado Jorge Luis Daichman, Dr. Hernán L. Lell,
contra la sentencia dictada por la Cámara de Casación Penal el 22/03/2022
que declaró inadmisible el Recurso de Casación oportunamente articulado
por esa defensa contra el pronunciamiento emitido por la Sra. Vocal de
Juicio y Apelaciones de esta ciudad, Dra. Carolina Castagno, en fecha
07/02/2022 que confirmó la resolución de fecha 20.12.2021 dictada por el
Sr. Juez de Garantías N° 4 de ésta capital, Dr. Mauricio MAYER, que no hizo
LUGAR a la solicitud de SOBRESEIMIENTO de JORGE LUIS DAICHMAN.
Luego de detallar los antecedentes de la causa, invocó los
agravios sostenidos al interponer la impugnación extraordinaria. En primer
lugar aludió a la extinción del ejercicio de la acción penal por parte del
Ministerio Público Fiscal por haber dejado vencer los plazos previstos en el
art. 223 del CPPER, expresando que ello ha sido avalado en las diversas
instancias judiciales.
Expuso que desde mayo del 2020 a diciembre del 2021 en
la Investigación Penal Preparatoria hubo baches de 8 meses sin ejercerse
activamente la acusación y sin solicitarse prórroga alguna, por lo que las
facultades persecutorias debieron caer irremediablemente y su
consecuencia es el sobreseimiento del imputado.
Criticó las resoluciones que trataron la cuestión aludida y
entendió configurado un caso de gravedad institucional por vulneración de
las más elementales garantías constitucionales, la defensa en juicio, el
debido proceso, el estado de inocencia, el de igualdad de armas y el
principio de plazo razonable.
Refirió al respeto de los tiempos procesales y a la
exigencia en un Estado de derecho de emitir sentencias que sean fundadas
y constituyan una derivación razonada del derecho vigente.
Consideró arbitraria la decisión de la Cámara de Casación,
citó el precedente Cozzi y transcribió parte del fallo denegatorio de la
Impugnación Extraordinaria.
Al fundamentar la procedencia de esta queja, refutó el
argumento vinculado a la ausencia de carácter definitivo del fallo recurrido y
a la inexistencia de gravamen por seguir sometido a proceso, sosteniendo
que la CSJN y esta misma Sala mantiene un criterio diferente respecto a la
suspensión del juicio a prueba y el efecto extintivo de la acción penal, ya
que la finalidad del peticionante es justamente el no seguir ligado al
proceso.
Reprodujo párrafos de la resolución casatoria que
contrastó con opiniones de la CSJN, insistió calificando de arbitraria la
decisión de la Cámara y circunscribió el planteo a la determinación de las
potestades del MPF para imprimir al proceso las velocidades: imperando su
arbitrio y voluntad o con un límite impuesto por el principio de inocencia,
debido proceso, derecho de defensa y plazo razonable.
Descartó que el debate incluya determinar si el art. 223 es
o no constitucional e interesó la interpretación sistemática de los arts. 192,
223, 395 y 397 inc. 6 con lo sostenido en el caso Cozzi en relación a la
extinción de la facultad del MPF de ejercer la acción penal.
Cuestionó que Casación se haya limitado a señalar que no
se aplica al caso el art. 223 porque no ha habido declaración de imputado,
sin atender las razones expuestas por el recurrente que en esta instancia
reproduce: Citando doctrina aludió a los plazos contemplados por el código
para el cumplimiento de las cargas procesales y refirió a las consecuencias
que correspondería aplicar frente a un alongamiento injustificado de un
proceso donde el acusado se encuentra debida y suficientemente
identificado.
Recordó la sentencia del Dr. Mayer y la referencia a la
conducta del MPF como poco transparente y perniciosa lo que ha sido
confirmado por el Tribunal de Juicio y Apelaciones configurándose un caso
de gravedad institucional al permitir y consentir que el MPF lleve adelante la
persecución penal del ciudadano sin el amparo legal del Código Procesal.
Aseveró que existe un vacío legal, plasmó las
posibilidades que se presentan en el marco de un proceso penal y resaltó
que la situación no prevista de una IPP con imputado individualizado y sin
declaración debe integrarse a partir de la explicitación de los principios que
regulan la materia y que son: el de inocencia, el del debido proceso -que
incluye en del plazo razonable- y el de oportunidad.
Concluyó que quien se encuentra en situación de
sospecha sin declaración de imputado y sometido a una práctica perniciosa
y poco transparente, violatoria del principio de objetividad y simulada bajo
un ropaje garantista, con plazos de IPP holgadamente vencidos, no puede
encontrarse en peor situación procesal que quien sí ha sido convocado a
declarar. Y si además, el vencimiento de los plazos implica la extinción de la
acción penal y si el sobreseimiento puede ser solicitado en cualquier estado
del proceso, corresponde entonces se declare extinguida la acción,
dictándose el sobreseimiento de su defendido.
Mantuvo la reserva del Caso Federal y solicitó finalmente
se declare mal denegado el recurso de impugnación oportunamente
interpuesto.
II.- Ingresando al examen de la cuestión planteada, debe
precisarse que la Sala 1 de la Cámara de Casación Penal, al denegar la
concesión de la impugnación extraordinaria interpuesta por la defensa
técnica del imputado, entendió que no se había demostrado
suficientemente la existencia de una resolución arbitraria, apta para
habilitar la limitada instancia de la impugnación extraordinaria, la que -
recordó- no está prevista como una ulterior instancia ordinaria para
"corregir" sentencias que se reputen equivocadas por los impugnantes.
Atendió los agravios del defensor y aseveró que no logra
demostrarse adecuadamente cómo en el caso concreto, el seguir sometido
a proceso conculca garantías del justiciable y destacó que no se realiza
ninguna crítica fundada respecto del argumento central del rechazo de su
pretensión, esto es, la inaplicabilidad al caso del precedente Cozzi, y la
sesgada interpretación que pretende del art. 223 CPPER.
III.- A fin de dar respuesta al remedio incoado por la
defensa, debo reiterar una vez más lo sostenido por esta Sala que integro
respecto a que el recurso de queja requiere la formulación de una crítica
razonada de los fundamentos de la denegación del recurso por el inferior,
poniendo de relieve el supuesto error en que hubiere incurrido el Tribunal
recurrido, precisando las razones por las que considera equivocada la
denegación impugnativa cuestionada (cfme.: S.T.J.E.R., Sala Penal, in rebus:
"SCUCCIMARRA, Gabriel A. - Defraudación a la Adm. Pública Prov. - RECURSO
DE QUEJA" -28/6/95-; "ETCHEVERRY, Marcos - Defraudación - RECURSO DE
QUEJA" -6/9/95-, entre muchos otros). Es por ello que la queja consiste en
una instancia fundamentada por la que se alega que el recurso ha sido
erróneamente desestimado y el escrito de interposición debe mantener la
fundamentación idónea para demostrar a la Alzada la sinrazón del auto
denegatorio del recurso que interpusiera, expresando los fundamentos que
demuestren que el remedio que intenta ha sido mal denegado; al decir de
Augusto M. Morello, “la fuerza específica de la queja debe concentrarse en
su aptitud para la demostración del error en la desestimación del recurso”
(cftr.: aut.cit., Prólogo a la 1ra. Edic. de Condoreli-Bermejo, "El Recurso de
Queja" -2da. edic.-, Ed. L.E.P., La Plata, 1996, pág. XIII).-
Por ello debe analizarse si se cumplimentan los requisitos
de procedencia contenidos en el art. 521 de nuestro Cod. Proc. Penal que
dispone que la impugnación extraordinaria procederá contra las sentencias
dictadas por la Cámara de Casación Penal, en los siguientes casos: 1) En los
supuestos que correspondiere la interposición del recurso extraordinario
federal -esto es: 1º Cuando en el pleito se haya puesto en cuestión la
validez de un Tratado, de una ley del Congreso, o de una autoridad ejercida
en nombre de la Nación y la decisión haya sido contra su validez; 2° Cuando
la validez de una ley, decreto o autoridad de Provincia se haya puesto en
cuestión bajo la pretensión de ser repugnante a la Constitución Nacional, a
los Tratados o leyes del Congreso, y la decisión haya sido en favor de la
validez de la ley o autoridad de provincia y 3° Cuando la inteligencia de
alguna cláusula de la Constitución, o de un Tratado o ley del Congreso, o
una comisión ejercida en nombre de la autoridad nacional haya sido
cuestionada y la decisión sea contra la validez del título, derecho; privilegio
o exención que se funda en dicha cláusula y sea materia de litigio-. y 2)
Cuando la Sentencia de la Cámara de Casación Penal resulte contradictoria
con la doctrina sentada en fallo anterior del mismo tribunal o del Tribunal
Superior de Justicia sobre la misma cuestión. A lo que se suma como
habilitante de la vía extraordinaria la doctrina de la arbitrariedad o el exceso
ritual manifiesto.
En relación al primer inciso, cabe recordar que, conforme
lo tiene dicho la CSJN, es requisito de procedencia del recurso extraordinario
que el pronunciamiento impugnado revista el carácter de sentencia
definitiva. Así, el máximo tribunal expresó: "...Se encuentra configurado el
carácter de sentencia definitiva, entendiendo por tal la que pone fin al
pleito o hace imposible su continuación y aquélla que causa un gravamen
de imposible o insuficiente reparación ulterior, si la resolución apelada
clausura toda posibilidad de acceso a la justicia..." (Fallo 327:4629).
Claro está que el rechazo del pedido de sobreseimiento no
constituye sentencia definitiva, no causa estado, no pone fin al pleito ni
causa un gravamen irreparable en opinión de la CSJN. El Máximo Tribunal ha
dejado establecido que "...las resoluciones cuya consecuencia sea la
obligación de seguir sometido a proceso, más allá de las restricciones
normales que derivan del sometimiento a juicio, no causan al justiciable un
perjuicio de imposible reparación ulterior..." ( FALLOS 298:408, 310:1486,
320:212; 329:491, entre otros); por lo que resulta palmariamente
inadmisible el tratamiento recursivo propuesto.-
De esta manera constato entonces que en la instancia
precedente se ha efectuado un correcto análisis de las circunstancias del
caso al denegarse el acceso a la vía extraordinaria por las cuestiones
formales descriptas supra. Sin embargo, ello no impidió que la Cámara
señalara con total acierto la ausencia de declaración de imputado como
punto de partida para el cómputo del plazo del art. 223 del CPP, lo que
invalida el planteo defensivo.
Respecto al segundo inciso habilitante de la vía
extraordinaria, esto es: cuando la sentencia de la Cámara de Casación Penal
resulte contradictoria con la doctrina sentada en fallo anterior del mismo
tribunal o del Tribunal Superior de Justicia sobre la misma cuestión,
necesariamente debe tratarse de dos causas iguales en cuanto a los
hechos, los fundamentos y las pretensiones; y tal como fuera precisamente
analizado en las instancias previas, ello no ocurre con el precedente que cita
el quejoso.
Aludió a la violación del plazo razonable en que debiera
sustanciarse la Investigación Penal Preparatoria, citando el precedente
"Cozzi, Carlos Gabriel s- su denuncia s/ Impugnación Extraordinaria", Expte.
Nº 5125 y pretendiendo ampararse en su contradicción para habilitar la vía
extraordinaria. Esta queja tuvo su tratamiento en la instancia anterior,
donde resultó evidente que no existe entre una causa y otra si quiera una
mínima identificación de presupuestos fácticos y jurídicos que posibiliten su
asimilación.
De todas maneras, es interesante traer aquí la conclusión
del abogado constitucionalista Alberto F. Garay, que al analizar los
precedentes de la Corte y la importancia de los hechos de cada caso
sostuvo: "...De aquí que cuando procuramos establecer qué resolvió la Corte
Suprema en un caso -y mucho más si se trata del primer caso en su tipo-,
debemos guardar apego a sus hechos y, en principio, ceñir
la solución estrictamente a sus hechos relevantes. De lo contrario, si en tren
de emplear el caso como precedente se generaliza excesivamente la
particular situación decidida en él y se piensa que con esa sentencia la
Corte habría resuelto todos los supuestos semejantes, definidos en niveles
de generalidad exagerados, estaría interpretándose la sentencia "como si"
fuera una ley o una suerte de declaración política, abstrayéndosela de las
específicas circunstancias que motivaron ese primer pronunciamiento y esa
primera norma individual contenida en ella. Esto sería un error grave. Pues,
como dice Genaro Carrió, los jueces no pueden desentenderse de los hechos
del caso que les toca juzgar. Y, si lo hicieran, se estarían atribuyendo una
jurisdicción de la que carecen."... (cfr. Garay, Alberto F. en: "LOS
PRECEDENTES DE LA CORTE Y LA IMPORTANCIA DE LOS HECHOS DE CADA
CASO" Publicado en: Jurisprudencia Argentina, Cita: TR LA LEY
0003/015517).
Concluyo entonces que en las instancias previas se ha
actuado conforme a la normativa vigente y que la Impugnación
Extraordinaria ha sido correctamente denegada, evidenciándose por parte
del quejoso el mero disentimiento con la resolución adoptada -propio de su
particular interés- mas sin desarrollar un supuesto habilitante de la vía
extraordinaria.
Queda recordar aquí, lo sostenido por la CSJN, en cuanto
reza: "...Para descalificar una sentencia por causa de arbitrariedad en el
razonamiento legal se debe efectuar un análisis de los defectos lógicos que
justifican tan excepcionalísima conclusión, lo que no tiene por objeto
convertir a la Corte en un tribunal de tercera instancia ordinaria, ni corregir
fallos equivocados o que se reputen tales, sino que atiende a cubrir casos
de carácter excepcional, en que deficiencias lógicas del razonamiento o una
total ausencia de fundamento normativo, impida considerar el
pronunciamiento de los jueces del proceso como la "sentencia fundada en
ley" a que hacen referencia los arts. 17 Y 18 de la Constitución Nacional ..."
(CSJ 78/2009 (45-G)/CS1 Gómez, 17/09/2013).
En definitiva, no queda más que coincidir con la postura
denegatoria del auto atacado, ya que no se vislumbran reunidos los
recaudos de procedencia del recurso articulado, por lo que propongo su
rechazo.
Así voto.-

A LA MISMA CUESTIÓN PROPUESTA, EL SEÑOR


VOCAL DR. CARUBIA, DIJO:
I. Los antecedentes relevantes del caso han sido
suficientemente resumidos por el señor Vocal ponente y, en honor a la
brevedad, a lo allí consignado sobre el particular por el doctor Miguel Ángel
Giorgio me remito.
II. Ingresando al examen de procedencia del planteo
formulado, corresponde liminarmente recordar una vez más que el recurso
de queja requiere la formulación de una crítica razonada de los
fundamentos de la denegación del recurso por el inferior, poniendo de
relieve el supuesto error en que hubiere incurrido el Tribunal recurrido,
precisando las razones por las que considera equivocada la desestimación
impugnativa cuestionada, consistiendo, por ello, en una instancia
fundamentada por la que se alega que el recurso ha sido mal denegado y su
escrito de interposición debe mantener la fundamentación idónea para
demostrar a la Alzada la sinrazón del auto denegatorio del recurso que
interpusiera, expresando los fundamentos que demuestren que el recurso
interpuesto ha sido mal denegado; al decir de Augusto M. Morello, "la fuerza
específica de la queja debe concentrarse en su aptitud para la demostración
del error en la desestimación del recurso" (v. aut.cit., Prólogo a la 1ra. Edic.
de Condoreli-Bermejo, El Recurso de Queja; -2da. edic.-, Ed. L.E.P., La Plata,
1996, pág. XIII).
En virtud de lo expuesto, es menester poner de relieve
que, tal extremo, evidentemente no resulta satisfecho por el quejoso en
tanto, conforme lo expuesto en los sucesivos escritos recursivos, reitera
agravios ya tratados en las anteriores instancias; mas, no expresa
fundamentos susceptibles de descalificar las razones que sustentan la
resolución denegatoria del acceso a la vía extraordinaria.
III. Por consiguiente, adhiero a la solución propuesta por el
doctor Giorgio, en tanto, deviene evidente la absoluta inidoneidad de la
queja bajo examen para demostrar que es errónea la denegatoria de la
impugnación extraordinaria articulada y la eventual viabilidad de ella, lo
cual conduce inexorablemente a concluir que el recurso no puede prosperar,
debiendo ser rechazado, con costas.
Así voto.-

A SU TURNO, LA SEÑORA VOCAL DRA. MIZAWAK,


DIJO
Adhiero al voto precedente por análogas consideraciones.-

Así voto.-

Con lo cual se dio por terminado el acto, quedando


acordada la siguiente:

SENTENCIA:
PARANÁ, 29 de agosto de 2022.-

Y VISTOS:
Por los fundamentos del acuerdo que antecede;

SE RESUELVE:

1º) RECHAZAR el recurso de queja articulado por el Dr.


Hernán Lell, como Defensor Técnico de Jorge Luis Daichman, contra la
Resolución de fecha 15 de Junio de 2022, dictada por la Sala I de la Cámara
de Casación Penal, que denegó la concesión de la impugnación
extraordinaria interpuesta, con costas.-
2º) COMUNICAR lo aquí resuelto a la Cámara de
Casación Penal Sala N° 1, remitiéndole copia íntegra de la presente.-
Protocolícese, notifíquese, cúmplase y, oportunamente,
archívese.-
Dejo constancia que la sentencia que antecede, ha sido dictada el día 29
días del mes de agosto de 2022 en los autos "F.S.C.A. - SU DENUNCIA S-
ABUSO SEXUAL S/ RECURSO DE QUEJA", Expte. N° 5236, por los
miembros de la Sala N°1 en lo Penal del Superior Tribunal de Justicia de
Entre Ríos, integrado al efecto por los Señores Vocales, Dr. Miguel Ángel
GIORGIO y Daniel Omar CARUBIA y la Señora Vocal, Dra. Claudia Mónica
MIZAWAK, quienes suscribieron la misma mediante firma electrónica,
conforme -Resolución Nº 28/20 del 12/04/2020, Anexo IV-, asimismo se
protocolizó y se notificó a las partes electrónicamente.
Secretaría, 29 de agosto de 2022.-

Melina L. Arduino
Sala N° 1 en lo Penal STJER
-Secretaria Suplente-

También podría gustarte