Particularidades del acceso a Internet en hogares en Costa Rica del 2006 al 2010

Gabriel Castro Simón Avilés

1

Índice Tema Objetivos Justificación Relevancia Marco teórico-conceptual Metodología Distribución de acceso por zonas Distribución de acceso por quintiles Conclusiones Bibliografía 3 3 3 4 5 6 7 8 11 13

2

Tema: Particularidades del acceso a Internet en hogares en Costa Rica del 2006 al 2010 Objetivo general: Analizar las particularidades del acceso a Internet en hogares en Costa Rica del 2006 al 2010. Objetivos específicos: · Conocer las principales causas a nivel político y económico del comportamiento

del acceso a Internet en hogares costarricenses del 2006 al 20 09.

·

Estudiar la relación entre el concepto de derecho a la comunicación y el

comportamiento del acceso a Internet en hogares costarricenses del 2006 al 2009.

·

Identificar la relación entre el acceso a Internet en hogares costarricenses y la

condición socioeconómica de estos hogares en el periodo comprendido entre el 2006 y el 2009.

Justificación del tema El desarrollo tecnológico marca muchas veces la pauta de progreso en una nación. Se debe reconocer la tecnología como un concepto amplio que abarca desde maquinaria de producción agrícola hasta las telecomunicaciones y el ocio.

Kevin Kelly (2011) propone un paralelismo entre la vida y la tecnología al afirmar que ambas buscan incrementar los siguientes aspectos: Eficiencia, oportunidad, emergencia, complejidad, diversidad, especialización, ubiquidad, libertad,

mutualismo, belleza, percepción, estructura y capacidad de evolución (p 45).

Sin embargo, para efectos del presente estudio se propone n como delimitación de análisis las Tecnologías de Información y Comunicación (en adelante TICs), y específicamente el Internet, las repercusiones que este tenga en temas como la democratización de los medios, el abaratamiento de costes de producción, la inmediatez, la proliferación de medios alternativos y la aparición de nuevas voces en

3

las discusiones políticas nacionales.

Para Saffon (2007) las TICs impactan profundamente a la sociedad y su influencia
Se trata de transformaciones tan trascendentales en las relaciones humanas, la estructura socioeconómica, la interacción de las comunidades y el horizonte político, que algunos afirman que la entrada en la sociedad de la información implica un cambio de era comparable a aquél generado por la invención de la escritura y de la imprenta ( pp 1).

Al hablar de una sociedad de la información Saffon (2007, 1) propone que actualmente la información como tal pasó a convertirse en el centro de la

organización social, así como en la principal fuente de riqueza y poder . Ligada a esta
definición, la misma autora postula la cada vez mayor popularización de un nuevo concepto: El derecho a la comunicación. Si bien no es un concepto legal real, como la misma autora advierte, vale la pena analizar esta idea a la luz de la búsqueda de una mayor equidad y plantearse qué papel juega en todo esto la brecha digital. Según Monge y Chacón (2002)

El concepto de brecha digital se refiere a un término recientemente acuñado, el cual señala las diferencias en cuanto al acceso y uso de las aplicaciones de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs) entre individuos de un mismo país, o entre diferentes países o region es. Saffon (2007, 5) brinda una definición sobre la brecha digital de la cual se partió para la realización del presente estudio, la autora afirma que la brecha digital, en el caso particular de Internet hace referencia al número de ciudadanos por país que tienen conectividad a la red . A nivel conceptual es evidente que el derecho a la comunicación queda en conflicto directo con la brecha digital, pues en la medida que uno de los dos exista, el otro se verá debilitado.

Relevancia del tema desde lo político, la política y la gobernabilidad democrática Partiendo de que la política es conflicto, donde varias voces chocan para negociar buscando siempre la forma de imponer su ideología sobre las demás, es lógico suponer que una mayor cantidad de voces en representación de una mayor cantidad de sectores de la población significará un proceso democrático más completo. Lo que cabe preguntarse es en qué medida esto afecta realmente la gobernabilidad del

4

país y de qué forma lo hace. Se dice que la información es hoy en día uno de los bienes públicos si no el bien público de mayor importancia para garantizar el acceso a un gran número de bienes y servicios, para hacer posible la com unicación entre personas de manera rápida y fluida, para acceder al conocimiento, para participar en la toma de decisiones y, en últimas, para tener poder en las sociedades contemporáneas (Saffon, 2007, 2).

Se ha discutido el papel que las TICs pueden jugar en la gobernabilidad de las naciones y en las recientes revoluciones de Egipto y Libia . Se puede pensar que en el caso de estos dos países conflicto se pudo organizar sin la ayuda de estas herramientas, sin embargo no se puede ignorar las facilidades que aportan las TICs y las redes sociales, accesadas tanto desde telefonía móvil como desde computadores personales en los hogares. Pues en efecto, al permitir que la información se encuentre disponible en espacios que en principio están abiertos a todas las personas, estas tecnologías le han otorgado un inmenso valor al acceso a y al uso de esa información (Saffon, 2007, 2).

Marco teórico-conceptual Según Saffon (2007) el derecho a la comunicación ha comenzado a emerger en virtud de la necesidad de garantizar a todas las personas no sólo el acceso a la Información (sic), sino la posibilidad de producirla y convertirla en conocimiento (15). En una entrevista Alfonso (s.r.) hace referencia a la Conferencia sobre Políticas de la Comunicación en América Latina y el Caribe, realizada en Costa Rica en 1976 en la que se recomienda reconocer la existencia del derecho a la comunicación como institución que se deriva del derecho universal del libre expresión de pensamiento en sus aspectos de acceso y participación . Para este mismo autor el derecho a la comunicación dentro de una sociedad democrática y deliberativa debe implicar un acceso a la información pública y a sus fuentes, que lógicamente debe ser libre, oportuno, permanente, práctico, confiable y de calidad (Alfonso, s.r., 12).

Para que esto se cumpla Alfonso (s.r.) plantea 3 premisas:

5

Primera: que el derecho a la información pública es una de las bases de la democracia y su carencia o deficiencia incide en el funcionamiento, perfeccionamiento y desarrollo de ella. Segunda: que tal derecho debe implicar entre otros aspectos que las personas conozcan todos aquellos actos relevantes que motiven las decisiones que toman los organismos del Estado, particularmente la Administración así como la definición de sus programas y acciones u otras gestiones en el manejo de la cosa pública [ ]. Tercera: que el libre acceso a la información pública debe tenerse como un derecho que amplía el ejercicio de la ciudadanía, desde su sentido jurídico, hasta la dimensión política [ ]. Relacionado con esto Russell, Vanclay y Aslin (2010) postulan que: una comprensión más amplia de las dimensiones sociales del desarrollo tecnológico debe considerar los asuntos sociales, políticos, culturales, ambientales, éticos, económicos, de salud, de género y las dimensiones de la tecnología relacionadas con la edad (pp 112, Traducido por autor). El análisis del desarrollo tecnológico se debe realizar entonces, dentro de la realidad nacional desde la cantidad pertinente de estas dimensiones para lograr el mejor abordaje posible. Además, los autores señalan como estos impactos pueden ser causados directamente por la influencia de una tecnología definida o ser parte de una red compleja de cambios sociales. Estos cambios pueden ser incluso provocados por otros cambios que se llevan a cabo simultáneamente elevando la complejidad de la situación, por lo que los autores recomiendan procurar una comprensión de toda la estructura social en la que un desarrollo tecnológico particular ocurre (Russell, Vanclay y Aslin 2010, 12).

Vale la pena rescatar como las reacciones y los cambios al diseño, al uso o a la apropiación pueden realimentar y producir cambios en una tecnología. La tecnología esta pues, construida socialmente en relación al contexto, generando para cada contexto diferentes usos, efectos y formas de comprender una misma tecnología (Russell, Vanclay y Aslin 2010, 12). 6

Esto no es diferente en cuanto a la tecnología de comunicación, precisamente del uso y la apropiación de las TICs, haciendo énfasis en el acceso a Internet, se deriva el concepto de derecho a la comuni cación.

Metodología Para efectos de la presente investigación interesó conocer de que manera han coexistido en Costa Rica el derecho a la comunicación el acceso a Internet a partir de los datos arrojados por los informes del PROSIC en el periodo que comprende del año 2006 al año 2010, específicamente en su apartado de Acceso y uso de las TIC en la administración pública, las empresas y los hogares. El énfasis estará puesto, como se dijo anteriormente, en el comportamiento del uso de internet en los hogares. La investigación es de corte cuantitativo basada, como se dijo antes, en datos de informes del PROSIC. De estos informes se extrajo específicamente lo relacionado con el uso de internet en los hogares costarricenses a partir de dos categorías: zona de residencia y quintil de ingreso.

Distribución de acceso a Internet por zona de residencia La distribución de hogares por zona en el periodo estudiado mantiene un crecimiento estable, si bien en el informe del PROSIC del año 2007 no aparecen porcentajes exactos sobre el año 2006, en la totalidad de los informes estudiados se hace énfasis en la constante distribución porcentual que coloca aproximadamente a un 60% de los hogares costarricenses en la zo na urbana mientras que el 40% restante se ubica en la zona rural, esta distribución se mantiene hasta el 2010.

Del total de viviendas, tan solo un 9,8% tenía acceso a Internet en el 2006, este porcentaje estaba conformado por el 3,58% de los hogares ubicados en zonas rurales y el 13,93% de los hogares ubicados en zonas urbanas para una diferencia del 10, 35%. Todos estos porcentajes aumentaron con el paso de los años, el total de viviendas con acceso a internet para el 2010 era de un 24.1%, lo mismo sucede con los demás porcentajes, sube a un 10,9% el acceso desde zonas rurales, a un 31,9% en las zonas urbanas y a un 21,9% la diferencia entre ambas.

7

Si bien el acceso aumenta, es importante notar como ese aumento no logra cubrir ni a un cuarto del total de los hogares dentro del territorio nacional, por otro lado la diferencia cada vez mayor entre los hogares de la zona rural y los de la zona urbana es cada vez mayor, es decir que aproximadamente un 40% de los hogares costarricenses están cada vez en mayor desventaja en cuanto acceso a Internet.

35 30 25 20 15 10 5 0 Rural Urbano

2006

2007
2008 2009 2010

Fuente: Elaboración propia en base a datos de informes de PROSIC del 2006 al 2010.

Se puede apreciar también que para cada una de estas variables el porcentaje de aumento cada año es mayor en relación con el año anterior, para el caso de la zona rural en el 2007 fue de 0,62%, en el 2008 de 1,6% , en el 2009 de 1,7% y en el 2010 3,4%. En el caso de la zona urbana en el 2007 fue de 2,97%, en el 2008 de 4% , en el 2009 de 5,35% y en 2010 de 5,65%. Esto confirma una vez más como los porcentajes de crecimiento están a favor claramente de las zonas urbanas. Finalmente a nivel del total de viviendas en el 2007 el aumento fue de un 2%, en el 2008 de un 3% , en el 2009 de un 3,9% y en el 2010 un 3,4%.

Acceso a Internet en hogares según zona Total viviendas 2006 2007 2008 2009 2010 9,8% 11,8% 14,8% 18,7% 24.1% Rural 3,58% 4,2% 5,8% 7,5% 10,9% Urbano 13,93% 16,9% 20,9% 26,25% 31,9% Diferencia 10,35% 12,7% 15,1% 18,75% 21,9%

Fuente: Elaboración propia en base a datos de informes de PROSIC del 2006 al 2010.

8

Distribución de acceso a Internet en hogares costarricenses por quintiles de ingreso De manera similar a como sucede con la distribución por zona, la cobertura de Internet en hogares, separada por quintil de ingreso presenta profundas diferencias. Mientras para el 2006 tan solo el 0,19% de los hogares ubicados en el primer quintil contaban con acceso a Internet, el 32,77% del total de los hogares ubicados en el quinto quintil contaban con este acceso. Para el año 2010 esta diferencia será aún mayor pues mientras que tan solo el 5,8% de los hogares ubicados dentro del primer quintil contarán con acceso a internet, el 53,2% de los hogares ubicados en el quinto quintil contará con este acceso.
60 50 40 30 20 10
0
2006 2007 2008 2009 2010

1er quintil

2do quintil

3er quintil

4to quintil

5to quintil

Fuente: Elaboración propia en base a datos de informes de PROSIC del 2006 al 2009.

La tasa de crecimiento es bastante irregular para algunos los primeros tres quintiles, pues se experimentan inclusive descensos porcentuales; en el 2007 para el tercer quintil y en el 2008 para el primer y segundo quintil. Por su parte el cuarto y quinto quinti l experimentan un crecimiento constante. El cuarto quintil subió aproximadamente 4% cada año hasta el 2010, donde da un salto de más de 8% para llegar a un total de 31.9% de hogares con acceso a internet en este quintil. Por otro lado, el quinto quintil a umentó a un ritmo irregular: subió aproximadamente 5% el 2007, casi un 6% el 2008, menos de un 4% en el 2009 y casi un 6%, para una cobertura de 53,2% de hogares dentro de ese quintil. Queda claro que el 5 quintil es el más favorecido pues la diferencia entre este y el cuarto es mayor al doble de este último. Acceso a Internet en hogares según quintil de ingreso

9

1er quintil 2006 2007 2008 2009 2010 0,19% 1,5% 0,9% 3,1% 5,8%

2do quintil 1,37% 2,7% 2,3% 7,5% 11,4%

3er quintil 4,13% 3,8% 7,1% 12,7% 18,1%

4to quintil 7,69% 11,7% 15,6% 22% 31,9%

5to quintil 32,77% 37,6% 43,4% 47,7% 53,2%

Fuente: Elaboración propia en base a datos de informes de PROSIC del 2006 al 2010.

Para una mejor comprensión de esta información, se revisó el

Compendio

Estadístico de Vivienda y Desarrollo Social 2010, realizado por el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos (en adelante MIVAH). Los datos recopilados en este compendio ayudan a dimensionar a qué cantidad de hogares y a qué cantidad de personas hacen referencia los datos extraídos de los informes del PROSIC. Según estos el informe del MIVAH de los 4.551.553 habitantes del país tan solo 743.371 están en el quinto quintil, con un 53.2% de acceso a internet desde sus hogares, mientras que los demás 3.808.182 de costarricenses tienen un 31.9% o menos de cobertura. Quintil de ingreso per cápita del hogar II III IV

Indicadores Características de hogares Total de personas Total de hogares Miembros por hogar Porcentaje de acceso a Internet desde el hogar Número de personas con acceso a Internet desde el hogar

Total

I

V

4.551.553 1.289.716 3,53 24.1%

1.052.105 257.879 4,08 5,8%

959.510 258.035 3,72 11,4%

954.140 257.935 3,70 18,1%

842.427 257.731 3,27 31,9%

743.371 258.136 2,88 53,2%

1.096.924

61.022

109,384

172.699

266.966

395.474

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Compendio Estadístico de Vivienda y Desarrollo Social 2010 e informes de PROSIC del 2006 al 2010.

10

Cruzando la información tenemos que en el 2010, año de mayor cobertura estudiado habían 61.022 de 1.052.105 personas en 257.879 hogares para un 5,8% de acceso a Internet correspondiente al primer quintil, 109,384 de 959.510 personas en 258.035 hogares para un 11,4% de acceso a Internet correspondiente al segundo quintil, 172.699 de 954.140 personas en 257.935 hogares equivalente a 18,1% de acceso a Internet correspondiente al tercer quintil, 266.966 de 842.427 personas en 257.731 hogares para un 31,9% de acceso a Internet correspondiente al cuarto quintil y 395.474 de 743.371 personas en 258.136hogares para un 53,2%de acceso a Internet correspondiente al quinto quintil. Conclusiones Lo primero es el reconocimiento a la dificultad implicita al trabajar con datos recopilados por otras personas, sobre todo cuando se cruzan investigaciones o encuestas de organismos diversos. Al cruzar los datos del MIVAH con los del PROSIC, colocarlos en un cuadro y sacar los porcentajes se detectó un faltante de más o menos 80.000 personas, esto puede deberse a la forma de aplicación de los instrumentos que se utilizaron en la recolección de los datos en cada caso.

Al realizar este análisis se tenían ya ciertas sospechas sobre los resultados, pues como bien afirma Saffon (2007, 7) la brecha digital comprendida en términos del uso de las NTIC está aún más condicionada por las desigualdades socioeconómicas y tecnológicas que la brecha comprendida simplemente en términos de acceso . No es del todo sorpresivo entonces encontrar un mayor porcentaje de acceso a Internet en los hogares de las zonas urbanas y de los quintiles con mayor nivel de ingreso. La brecha sin embargo, más que considerable es abismal. Si el acceso a la información es el centro de la organización social, así como en la principal fuente de riqueza y poder (Saffon, 2007, 1) y el Internet es el medio que permite un mayor variedad, velocidad y personalización de acceso a la información, el hecho de que este acceso esté concentrado por las personas más favorecidas a nivel socioeconómico tendrá implicaciones en cuanto a la afectación que el uso de Internet tenga a nivel de gobernabilidad democrática y sus consecuentes consecuencias políticas.

11

Se habla de Internet como un instrumento democrático en la m edida en que potencialmente permite el encuentro de diferentes visiones de mundo, permeadas en la información producida y consumida por las personas que accesan a la red, de esta variedad de opiniones e interpretaciones es precisamente de donde puede venir el fortalecimiento de la democracia (Saffon, 2007, 8). Si por el contrario y como es el caso en Costa Rica, la capacidad de generación y acceso de contenidos, opiniones e interpretaciones está concentrado en un sector limitado de la población se tendrá una homogenización de contenidos que terminará por ocultar la variedad y riqueza de información en que se basa el derecho a la comunicación y se tendrá una dinámica poco democrática y viciada que favorecerá siempre a los mismos, excluyendo cada vez más a quienes quedan por fuera. Es necesario entonces, un aumento de acceso a Internet desde el hogar que sea más equitativo, que no discrimine según zona geográfica o nivel de ingreso y que permita una interacción de contenidos variados y representativos de la po blación como tal. Sin embargo, al observar como la brecha digital se reduce poco, nada o más bien crece, tanto desde la ubicación rural-urbana de los hogares como desde la posición en los quintiles de ingreso de las mismas, es evidente que la lucha por un derecho a la comunicación en lo que a acceso a Internet desde los hogares corresponde, se está perdiendo, el crecimiento está mal distribuido y es posible que continúe así, pues pareciera que no es más que otra consecuencia de la mala distribución de la riqueza que con efectos como este, no hace más que perpetuarse. Para contrarrestarlo sería necesario concientizar al gobierno y a la población en general de la importancia de un derecho a la comunicación que permita el acceso a información confiable y de calidad, así como la posibilidad de accesar a espacios donde las opiniones sean escuchadas. Internet es una herramienta que puede colaborar tanto a la libertad de expresión como al enriquecimiento de los procesos democráticos de toma de decisiones, consulta, rendición y petición de cuentas, todos puntos contemplados en mayor o menor medida dentro de lo planteado por el derecho a la comunicación.

12

Bibliografía

Bibliografía Alfonso, A. (s.f.). Derecho a la Comunicación: Contribuciones de UNESCO / ALAIC. (M. C. Gobbi, Entrevistador) Avilés, S. (8 de Junio de 2011). Igualdad de expresión. (G. Castro, Entrevistador)

Kelly, K. (2011). Understanding Technological Evolution and Diversity. Futurist, 45(2), 4448. Recuperado de EBSCOhost el 12 del 05 del 2011

MIVAH. (Marzo de 2010). Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos: Compendio Estadístico de Vivienda 2010. Recuperado el 12 de Junio de 2011, de MIVAH: http://www.mivah.go.cr/Documentos/estadisticas/Compendio_2010/Compe ndio_Estadistico_2010.xls Monge, R. Chacón, F. (2002). La brecha digital en Costa Rica. Acceso y uso de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs). Fundación CAATEC. Russell, A., Vanclay, F. M., & Aslin, H. J. (2010). Technology Assessment in Social Context: The case for a new framework for assessing and shaping technological developments. Impact Assessment & Project Appraisal, 28(2), 109-116. Recuperado de EBSCOhost el 12 del 05 del 2011 Saffon, M. P. (2007). Centro de Competencia en Comunicación para América Lati na. Recuperado el 8 de junio de 2011, de www.c3fes.net Petrescu, A. S. (2009). Science and Technology for Economic Growth. New Insights from when the Data Contradicts Desktop Models. Review of Policy Research, 26(6), Recuperado de EBSCOhost el 12 del 05 del 2011

13