EL ÁNFORA DE FELICIDAD

Los compartimientos estancos de vasos comunicantes

RICARDO MARÍN TÄLERO – COACH EJECUTIVO

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL
LA CLAVE PARA SER FELIZ

BARCELONA, 6 DE JULIO DE 2011 06/07/2011

Dad al hombre salud y metas a alcanzar y no se detendrá a pensar sobre si es o no feliz George Bernard Shaw

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

DÍA 0. Introducción. Emociones Inteligentes
16 mayo, 2011 por richimtg |

COMPARTIMIENTOS ESTANCOS DE VASOS COMUNICANTES “Emociones Inteligentes” [Lista reproducción].

Vivimos una transformación cíclica discontinua. Nuestro cerebro reptiliano sigue estando ahí, en su capa primaria bajo la límbica. Sobre la límbica, diferentes capas se han ido formando con la evolución de los tiempos. Hasta tal punto, que la información es absorbida mediante los sentidos para ser tamizada por nuestras emociones. Lo positivo del cerebro es que se puede ejercitar como si se tratase de un músculo más: aunque esto último es un tema apasionante que por cuestiones de espacio dejamos en otro lugar. Ahora bien, reconduciendo el tema, el control de gestión de cada información que procesamos cerebralmente, conlleva a la organización de cada información en compartimientos estancos de vasos comunicantes. En otros términos, como la información se transmite neuronalmente a modo de rayos cósmicos que avisan tormentas o lluvias, con registros y trayectorias en, por, desde y hacia diferentes puntos de nuestra corteza cerebral, bajo el sistema dendrita-cilindroeje, y no siempre los mismos ni en las mismas direcciones o trayectorias, los mismos orígenes y puntos de contacto, asimismo las neuronas de nuestro cerebro dejan huellas o registros en compartimientos estancos en cada conexión. Estos compartimientos estancos se comportan como estructuras que tienen mucho que ver, para entendernos, con la estructura de una casa. En principio, la estructura de una casa exteriormente está fortificada con barreras para intimidar a los intrusos. No obstante, si estudiamos un poco en detalle el exterior de la casa, notamos que tiene ventanas y puertas de acceso. En el interior de la vivienda hay vasos comunicantes como puertas que comunican las diferentes estancias y entre los distintos

compartimentos que conforman la totalidad de la casa hallamos habitaciones de distinto o semblante uso, según concierna su distribución. Pues bien, en cada uno de estos compartimientos estancos de los que se compone la casa, todo está en su sitio según los muebles asignados a cada estancia. Y los compartimientos estancos se asignan en función de su actividad. Es decir, por ejemplo, la sala contiene muebles de sala; el comedor, muebles de comedor; las habitaciones, muebles de habitaciones; la cocina, muebles de cocina: el baño, muebles de baño. Y así sucesivamente, con el resto de la casa. Además, dentro de cada mueble, en cada uno de los compartimientos estancos, guardamos nuestras cosas. Cosas que, cada una de ellas, tiene su propio fin, su propia finalidad y uso. Lo que sucede entonces con los vasos comunicantes, es que la información se conduce como por un panel de abejas y de ahí que, a veces, se pierda y decimos que tenemos “mala memoria”. La forma idónea de recuperar esa memoria “perdida” es volviendo sobre nuestros pasos, incluso físicamente si cabe como cuando olvidamos las llaves de nuestra casa, y recorriendo nuestro camino a la inversa de su trayectoria inicial las encontramos. En otros términos, la información contenida en la Unidad Central de Proceso de nuestro ordenador se recoge en cada byte y, cuando queremos acceder a la información contenida en un respectivo byte, accedemos directamente a ella para borrarla o recuperarla. Y sólo se pierde si la borramos o si lamentablemente “se nos cae” el ordenador por baja de tensión eléctrica o porque le perturba un virus malicioso o residente que borre todo el sistema: y es cuando no sabemos quienes somos. Es más, las emociones también se organizan y, en principio, notamos que las emociones tienen que ver con la comunicación no verbal, esto es, el 80% de la comunicación en cualquier ser humano. Curiosamente, se manejan los mismos parámetros estadísticos cuando hacemos referencia entre la relación inteligencia emocional (IE: 77%) y cociente intelectual (CI: 33%). Es conocido, además, que usamos un 20% de nuestras capacidades. Por lo demás, la Ley de Pareto también se mueve en tales ámbitos: empleamos un 20% para rendir un 80%. Lo cabe ahora cuestionarse: ¿Cuando hacemos test de Inteligencia Emocional, lo hacemos sobre su 77% de capacidad en vez de 100% que no tiene? Considero que una respuesta afirmativa en esa dirección es la correcta. Por lo que a nuestro tema concierne, centrándonos en el mismo, es que la información emocional que nos llega bien puede ser de felicidad, de tristeza, entre otras emociones; esto es, al fin y al cabo, que puede hablarse de clasificación u ordenación de las emociones. De hecho, las emociones bien pueden escindirse en dos grandes grupos: cuatro primarias (cólera, alegría, miedo y tristeza) y cuatro secundarias (amor, sorpresa, vergüenza y aversión), como aquellas cosas que guardamos en los compartimientos de la casa: juntas, pero no revueltas; sino más bien ordenados para su localización. No obstante, hay algunos autores que mezclan o combinan las emociones a modo de paleta de colores (la mezcla o fusiones de Izard) o a modo de una veleta que sopla el viento (la combinación del círculo de emociones de Plutchick).

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

Podría decirse entonces que las emociones son como piedras que al caer al agua forman círculos que, a su vez, se mezclan con otras emociones de otros individuos cuando mantenemos un diálogo o una discusión, por ejemplo. Aunque considero que si vamos por la vida como veleta que sopla el viento, no tenemos la suficiente entereza vital para marcar el rumbo de nuestras propias vidas. De ahí, que los compartimientos estancos, signifiquen que se pueden gestionar mejor las emociones cuando éstas están organizadas, cuando vuelve a su cauce el río turbulento, cuando el toro ha pasado, cuando se ve al toro desde la barrera, cuando en la perspectiva podemos abordar el problema con objetividad: como si no se tratase de nuestro propio problema, sino que está ahí para ser resuelto por personas inteligentes un viernes cultural, aunque en la semana hubiésemos tenido problemas o “encontronazos”, que más bien vale la pena postergar en el tiempo para abordarlos con mayor lucidez y claridad. ¿Por qué? Básicamente porque evitamos el estrés en caliente. Ahora lo expondremos muy sucintamente con un ejemplo, que se entiende mejor. Para empezar, nada mejor que un conciso resumen. Hasta aquí hemos visto que las emociones pueden equipararse al contenido de una casa. Ahora bien, si mezclamos todos los elementos de la casa, como pueden hacer los autores referenciados, nos encontramos entonces con el desorden neuronal psicosomático. Quiere decirse, que nuestra casa puede estar ordenada o desordenada. Pero es mejor salir de casa dejándola ordenada, porque cuando vuelves no sabes con quién vienes a casa. En otros términos, no sabes con quién te encuentres en la vida. En cualquier caso, una casa desordenada dice mucho de su propietario. Aunque para gustos, no hay nada escrito. Llegados a estas alturas, de momento, mi ánfora de felicidad, esa emoción dentro de la alegría, que hoy comienza vacía, se irá llenando a su tiempo, conforme avanza el curso de “Inteligencia Emocional” (el cual detallamos en la pestaña anexa ”Curso IE”); pero también, se satura conforme avanza la vida. Y dado que la vida es muy compleja, ponemos en esta ánfora todo aquello que atañe a mi felicidad; ya que hasta ahora he dedicado mis esfuerzos en hacer felices a los demás, a que obtengan y disfruten con sus éxitos: y era lo que me hacía feliz. Ahora busco mi propia felicidad y por el camino, en la medida que la vaya conociendo, también la podré dar a los demás.

¡Un cordialísimo saludo para todos y para todas! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, lunes 16 de mayo de 2011 – 19:53:59 horas.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

DÍA 1. FUNDAMENTOS DE INTELIGENCIA EMOCIONAL
17 mayo, 2011 por richimtg |

FUNDAMENTOS EMOCIONALES

Contemporáneo de Sócrates y Platón, Hipócrates es considerado padre de la Medicina. Nació en Cos en el Año 460 a.C. y falleció en Larissa en el 355 a.C. Sus “Aforismos” reflejan una concepción de la Medicina al margen de la egipcia, en el sentido que la enfermedad se debe al desequilibrio. Siguiendo los postulados de Demócrito y aunque su principal aportación es la consideración del cuerpo como un todo, la observación minuciosa de los síntomas y la toma en consideración del historial clínico de los enfermos, no deja de ser una síntesis de escuelas filosóficas, biológicas y médicas de su época que le llevan a establecer (en relación directa con los cuatro elementos: aire, tierra, agua, fuego), los cuatro humores fundamentales: sangre, flema, bilis amarilla o cólera y bilis negra o melancolía. Según Hipócrates, la armonía de estos elementos o humores líquidos del cuerpo se regula por la “vis naturae” (fuerza de la naturaleza). Para adquirir esta armonía, se recurre al cauterio o bisturí sin anestesia, el aire puro y las plantas medicinales, junto con una alimentación sana y equilibrada. Hipócrates tenía una forma de ver las cosas novísima para los griegos. Todo es predecible: “Qué maravilloso es el milagro de la vida y qué asombrosas son las cosas vivientes! La planta más
minúscula, el animal más ínfimo parece más complejo e interesante que la masa más grande de materia inerte que podamos imaginar. Porque, a fin de cuentas, la materia inerte no parece hacer nada la mayor parte del tiempo. O si hace algo, actúa de un modo mecánico y poco interesante. Pensemos en una piedra que yace en el camino. Si nada la molesta, seguirá allí por los siglos de los siglos. Si le damos una patada, se moverá y volverá a detenerse. Le damos más fuerte y se alejará un poco más. Si la tiramos al aire, describirá una curva de forma determinada y caerá. Y si la golpeamos con un martillo, se romperá. Con algo de experiencia es posible predecir exactamente lo que le ocurrirá a la piedra en cualquier circunstancia. Uno puede describir sus avatares en términos de causa y efecto. Si se hace tal cosa con la piedra (causa), le ocurrirá tal otra (efecto). La creencia de que iguales causas obran más o menos los mismos efectos en todas las ocasiones conduce a la visión del universo que llamamos «mecanicismo» “.

LA RELACIÓN CAUSA – EFECTO Para Hipócrates, la relación causa-efecto no siempre se cumple. Ejemplos de causaefecto, son:

1º fuego-quemar 2ºhielo-enfriar 3ºcola-pegar 4ºgravedad-atracción / pesar 5ºcomer-digestión 6ºelectricidad-luz 7ºlavar-limpieza 8ºinsultar-ofendido 9ºobservar-aprender 10ºsolidaridad-ayuda 11ºfuerza mecánica-tracción 12ºentrenamiento deportivo-medalla olímpica 13ºestudio-aprobar 14ºonomástica-felicitaciones 15ºchiste(gracioso)-risa 16ºcosquillas-risa 17ºdesgracia-llanto 18ºavería-reparación 19ºapendicitis-apendicectomía 20ºasesinato-cárcel Hipócrates sugiere que la ley natural se desvía de la Ley Causa-Efecto: “El filósofo griego
Tales y sus discípulos afirmaron hacia el año 600 a. C. que la «ley natural» de la causa y el efecto era todo cuanto hacía falta para comprender la naturaleza, y esa ley natural hacía innecesario suponer que el universo estaba regido por espíritus y demonios. Pero ¿y los seres vivos? ¿Era válida para ellos la ley natural? ¿Acaso no se regían por sí mismos, desviándose a menudo de la ley de la causa y el efecto? “.

Su testigo lo recogería Galeno. ¡Un cordialísimo saludo para todos y para todas! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

DÍA 2. LAS REMISIONES ESPONTÁNEAS DE LA CONCIENCIA

MODIFICACIONES DE CONDUCTA DEL LÓBULO FRONTAL

La conciencia es el conocimiento compartido. La toma de conciencia se lleva a cabo a modo de mensajes breves, parábolas, axiomas o aquellas frases cortas que, en un momento dado, son un flash en nuestras vidas: frases motivadoras. Se entiende mejor con un ejemplo: Albert Einstein decía algo así: “Si quieres cambiar, ¿por qué siempre haces lo mismo?”. Esta frase motivadora expresa una toma de conciencia en un momento vital dado por parte de quien lo dice, pero también por parte del que lo recibe. Ello significa el despertar de nuestra condición como personas. Es mirar la misma vida bajo otro prisma. A veces nos sentimos perdidos y entonces surge aquella idea, aquella frase motivadora, aquel flash que cambia el rumbo de nuestras existencias trasmitiendo sensaciones, emociones y sentimientos que logran una armonía, más o menos prolongable en el tiempo. A lo largo del tiempo, desde la Antigua Grecia, la “Educación Emocional” nació con Hipócrates (460-370 a.C.), considerado padre de la Medicina. Su soporte más inmediato es la “Inteligencia Social”, de Edward Thorndike (1847-1949). Más adelante, con nacería la “Inteligencia Inter e Intrapersonal”, con Howard Gardner (1943-?). Y finalmente, como sabemos, la “Inteligencia Emocional” da luz a raíz de los trabajos de Daniel Goleman (1947-?). Daniel Goleman demostró que nadie es eternamente feliz, como nadie es eternamente infeliz. Somos felices o infelices en la medida que deseamos serlo. El lóbulo frontal izquierdo, donde reside la felicidad, es la zona cerebral más tardía en descubrirse. Así, el cerebro primitivo, reptiliano (hipotálamo), dio paso al límbico (tálamo) y posteriormente al cortex (neocortex). Lo que se denomina científicamente “Cerebro Triuno”. Esto es, aquel formado por: Cerebro Reptil; Cerebro Mamífero; y Cerebro Humano. Los veremos, a continuación. A) El cerebro reptiliano El cerebro reptiliano es la base del edificio cerebral, que se conforma con el bulbo, cerebelo, ponte y mesencéfalo junto con el más antiguo núcleo en la base, el globo pálido (uno de los tres núcleos que forman los núcleos basales, esto es, caudado,

putamen y globo pálido) y bulbos olfatorios. El sistema sensorial es la parte del sistema nervioso central responsable de procesar la información sensorial mediante quimioreceptores, fotoreceptores y mecanoreceptores. En la base del cráneo (hueso etmoides), las células olfativas se prolongan y penetran en el bulbo olfatorio y, mediante el nervio olfatorio, enlazan con la zona cerebral para reconocimiento de las características olorosas del estímulo emitido, a modo como los nervios ópticos se comunican directamente con el cerebro para dar lugar al sentido de la vista (de la misma forma que puede manifestarse la señal de tv, pero más perfecto). Así, tenemos: - CEREBRO REPTIL (1. Funciones básicas para la supervivencia; 2. Actividad cardiaca y respiratoria; 3. Responsable de las reacciones ante peligros inminentes; 4. Conductas instintivas, programadas y poderosas; y 5. Altamente resistente al cambio). (.) Contiene 7 conductas primitivas: 1. La respuesta de pelear. 2. Huir. 3. Inmovilizarse. 4. La impulsividad. 5. La defensa del territorio. 6. El apareamiento sexual. 7. La falta de introspección o la pertenencia a la manada o grupo. B) El sistema límbico y la inteligencia emocional Las funciones principales del sistema límbico son: la emoción, el sexo, la atención, la memoria, la personalidad y la conducta. El sistema límbico se estructura así: amígdala cerebral, tálamo, hipotálamo, hipófisis, hipocampo, núcleo septal (fórnix, cuerpo calloso y fibras de asociación), corteza orbitofrontal y circunvolución del cíngulo. Así, tenemos: - CEREBRO LÍMBICO (Se integra por un conjunto de estructuras cuyas funciones se relacionan con las respuestas emocionales, el aprendizaje y la memoria). (.) Controla: 1. Los sentimientos. 2. La atracción sexual. 3. La regulación endocrina. 4. El “Dolor”.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
5. El “Placer”. (.) Responsable de: 1. La personalidad. 2. Los recuerdos. 3. La forma de ser de los individuos. C) El córtex cerebral El córtex cerebral está relacionado con las tareas intelectuales, así como el sistema límbico lo está con las emociones y el cerebro reptiliano con la supervivencia. Así, tenemos: - NEOCORTEXA (Posee la capacidad de: 1. Pensamiento; 2. Habla; 3. Imaginación; 4. Razonamiento; 5. Análisis; y 6. Regulación del comportamiento de los individuos civilizados). Responsable de: 1. Desarrollo del lenguaje simbólico. 2. Lectura. 3. Escritura. 4. Cálculo. 5. Recepción procesamiento de estímulos proveniente de los sentidos. Dada la complejidad de la sesión de hoy, dejamos un video del sistema nervioso central y periférico que espero os aclare un poco. En cualquier caso, retener aquí que la conciencia humana se genera en la parte posterior del córtex. La cortexa cerebral es el manto del tejido nervioso que cubre la superficie de redes neuronales. El cuerpo humano tiene redes neuronales que interpretan emociones. Hay emociones que, como la felicidad, hemos de saber gestionar. Quiere decirse, que buscar la felicidad puede ser una actividad frustrante saturada de obstáculos. Aunque lo positivo de los obstáculos es que engendran metas alcanzables. Si una de esas metas es la felicidad, a sabiendas que los científicos saben que hay una área izquierda del lóbulo frontal donde reside la felicidad, es necesario reconocer la existencia de dicha área para reconocer la felicidad que se activa por el repaso mental. Esto es, que si estimulamos el sistema límbico de nuestro cerebro (frontal izquierdo) con actividades que comporten felicidad, descubrimos la demostración científica de la influencia de los pensamientos sobre el cerebro y tomamos conciencia de cada pensamiento (emoción, sexo, atención, memoria, personalidad, conducta).

Aprendemos a escucharnos. Así, el poder del pensamiento es instantáneamente creativo: tal como piensas, así te haces. En búsqueda de la felicidad. ¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo para todos y para todas! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, miércoles 18 de mayo de 2011 – 15:08:15 horas.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

DÍA 3. DESPERTANDO EMOCIONES. EL PROCESO DE CAMBIO

NADA PERMANECE, NADA MUERE

En tres fases se apoya una decisión emocional: una, asumir responsabilidades emocionales; dos, gestionar emociones; y tres, conocimiento de los límites emocionales. Las veremos, una a una: FASE 1. Asumir responsabilidades emocionales Cuando somos niños, no aceptamos responsabilidades si la respuesta que obtiene es la crítica. No obstante, si la crítica es constructiva, está basada en una observación objetiva. Así, por ejemplo, si hacemos una crítica constructiva para ayudar a los demás, es una actitud madura, responsable y llena de respeto hacia los demás. Quiere decirse, que el valor de la crítica constructiva se fundamenta en el propósito de lograr un cambio favorable que beneficie a todas y cada una de las personas. FASE 2. Gestionar emociones En una segunda fase del aprendizaje, ya en la adolescencia, aprendemos a gestionar las emociones, que perdura en el tiempo en la edad juvenil, como asignatura pendiente para el individuo y también para la sociedad. Así, para gestionar el cambio es preciso prestar atención a las reacciones emocionales que suscita. Los cambios consisten en una serie de hechos objetivos. Gestionar bien las emociones, pues, es decisivo. Ser inteligente no supone equilibrio ni felicidad. Más aún, no se ha tomado la decisión que se posterga a la siguiente fase. Aquí, la inteligencia emocional todavía funde lo objetivo con lo subjetivo, hasta tal punto que se habla de hechos objetivos y experiencias subjetivas. Por otra parte, en cuanto al hecho objetivo, vuelve a suceder lo mismo aquí y siempre de forma cíclica y en feed-back, independientemente de que este sea positivo o negativo. Y esto es así, porque incluso el criterio popular presupone la existencia del hecho objetivo y sólido como generador de la dusosa experiencia subjetiva. Y viceversa. Esto es, que el hecho objetivo también puede ser dudosa, siempre que no expresemos nuestras emociones; es decir, las emociones internas nos pueden hacer daño cuando pensamos que podemos controlarlas y no las exteriorizamos. Y aquí entra la siguiente fase de la emoción a la hora de tomar una decisión que verdaderamente pase página de una vez por todas y ya no estemos anclados pudiendo salir a navegar con el viento a favor.

FASE 3. Conocimiento de los límites emocionales Uno de los límites esenciales de la emoción es ponerles límites en el tiempo, fundamentalmente. De otra forma, las emociones se hacen sentimientos que pueden ser perdurables en el tiempo, con todo lo que ello conlleva. Así, por ejemplo, si las emociones dan lugar a sentimientos positivos como la felicidad, bienvenidas sean. Que duren como las pilas duracelly. Sin más. Más, si las emociones dan paso a sentimientos negativos lo mejor es una toma de conciencia de los mismos, gestionarlos y conocer sus límites. Así pues, en cuanto al conocimiento de los límites emocionales, tenemos que, en principio, tienen que ver con la libertad de otras personas. Por ejemplo, todos tenemos derecho a decir “no”. Y debemos comprenderlo. Es un signo de madurez. Ahora bien, ¿cómo podemos saber cuándo alguien viola los límites de otra persona? Para responder a esta pregunta, cabe reconocer, en primer lugar, que hay límites físicos y límites emocionales. Los límites físicos los tenemos todos y es lo que nos diferencia entre unos y otros; pues los límites físicos son los que nos protegen de posibles ataques y poder poner tierra de por medio. Los límites emocionales, en su caso, incluye a quien deja claro hasta donde define sus límites para sentirse equitativamente tratado en las relaciones que participa. Esto es, del mismo modo que la verja de una casa o las paredes del apartamento definen el espacio donde habitas, los límites emocionales nos capacitan para protegernos y nos permiten conocernos mejor a nosotros mismos. Por tanto, nos ayudan a relacionarnos con los demás. Son como ideas propias que generan libertad de defender. Así, en situaciones de estrés, por ejemplo, hay síntomas y consecuencias postraumáticas. En suma, en este caso del estrés, por ejemplo, se ponen límites emocionales reconociendo el estrés, sus causas, síntomas y consecuencias; con lo cual, podemos eliminarlo y evitar el daño que nos causa. ¡Muchísimas gracias a todos y a todas! ¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo para todos y para todas! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, lunes 23 de mayo de 2011 – 15:46:12 horas.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

DÍA 4. DESPERTANDO SENSIBILIDADES HAMBRUNAS. EXPRESANDO SENTIMIENTOS Y EMOCIONES

EL QUIZ DEL PUZZLE

Muchas veces nos enfrascamos emocionalmente en la vida, como si no hubiese una situación de continuidad. Como los pensamientos son energía, cambiando tus emociones, cambias tus pensamientos. Como no puedes cambiar el mundo, la transformación comienza en ti. ¿Cómo puedes entonces transformar tus pensamientos negativos en positivos? Sustancialmente, hay tres formas de cambiar tu estado emocional: una, poniendo un nuevo chip en tu cerebro; dos, experimentando nuevas posibilidades con tu cuerpo físico; y tres, llevando a cabo objetivos alcanzables cambiando tu enfoque. Veámoslas, una a una: I. Poniendo nuevo chip en tu cerebro Quizá es la forma más difícil de enfocar el cambio emocional. Consiste en poner un nuevo chip a tu cerebro para cambiar tu estado emocional. ¿Cómo se consigue? Pues poniendo a tu cerebro a pensar en otra cosa. Como si tu estado anímico no fuese el tuyo. Esto es, como un observador. Es como si el chip de tu cerebro estuviese gastado y lo corrijas hasta que se corrija solo. Al extraer y poner un nuevo chip, ya nada es complejo y todo lo que sucede ya no da miedo. En otros términos, se trata de no echarle más leña al fuego, permitiendo que éste se consuma. Una vez consumido, se ven las cosas más objetivamente y desde otro prisma. Un ejemplo aclara este concepto. Imaginemos por un momento que somos “colegas” de nuestros hijos. Nuestra función paternalista envejece y cambiamos el chip. Al abordar el problema de nuestros hijos, nos enriquece doblemente: por un lado, tus hijos te tomarán como un amigo, obviamente; y de otro, el problema se resuelve sin culpas por parte de cada sujeto que interviene en su solución, y, más bien, como responsabilidad de cada sujeto por encontrar una solución común que beneficie a las partes. Es una forma de feed-back positivo y, al propio tiempo, tanto negociación ganar-ganar, como brainstorming. II. Experimentando nuevas posibilidades con tu cuerpo físico Dicen que los ojos son el espejo del alma. Pues mírate al espejo y hallarás tus emociones más ocultas. Y esto es así, porque tu cuerpo se organiza en función de la experiencia. Si eliges explorar este ámbito de posibilidades por tu cuenta, sobre tu

cuerpo físico y el entorno que te rodea, experimentarás nuevas sensaciones, perspectivas y aspectos de tu vida, que te hacen participar de un nuevo orden de cosas. En este sentido, el abrirte a nuevas experiencias, como comentar con tus compañeros las emociones que experimentas, por un lado te enriquece en el sentido que ahora tienes nuevas perpectivas para afrontar un viejo problema que ha llegado a ser acuciante; y de otro, al sacar fuera tus emociones creas un vínculo comunicativo con los demás en ambos sentidos, esto es, en feed-back. De otra forma, tus sentimientos llegan a tomar conciencia de tus actos y te controlan. Más, si por un solo momento sientes la libertad que otorga el poder de controlar tus sentimientos a través de tus emociones, comprenderás que los demás seres humanos a los que comunicas tus problemas te aportan soluciones objetivas que, desde tu punto de vista subjetivo, te has negado siempre a darles luz. En resumidas cuentas, tienes dos opciones; o bien experimentas subjetivamente con tu cuerpo tus experiencias cerrándote al mundo y vallando tu intimidad en tu zona de confort, lo cual es loable porque forja tu personalidad; o bien sales de tu zona de confort y das rienda suelta a tus emociones comunicándolas a los demás. Ésto último es lo más difícil; pero es lo difícil lo que forja tu carácter. Cabe añadir, simplemente ,que en cualquier caso y sea el que sea el camino que escojas para conocer tus emociones en un nivel consciente diario, estás experimentando a través de tu cuerpo físico tu propia experiencia emocional y tus futuras posibilidades. En este proceso de vivir consciente, el cuerpo físico es el vehículo principal por el que experimento sensaciones que capto a través de los sentidos. Con una mente y un corazón abiertos a nuevas ideas y nuevas posibilidades, das inicios a grandes descubrimientos. Es lo opuesto a darse por vencido. Afírmate en cuanto a persona sin límites practicando nuevas áreas de actividad. Esta es una estrategia que te permite experimentar la realidad cambiante antes de que acontezca. Y con ello, la realidad física toma formas nuevas, predecibles, hasta el punto que se tornan repetitivas y controlables. Y son las propias emociones las que controlas. Y controlas tu vida con posibilidades ilimitadas. El experimento parece insignificante, pero merece la pena probarlo al menos por sus resultados que puedan beneficiarte en un momento dado en tu ajetreado vivir cotidiano. Es un experimento que, en cualquier caso, ya sea que interiorices tus emociones o las exteriorices, tiene efectos en ti mismo. Y no tienen que ser positivos o negativos; simplemente diferentes. Quizá en un objetivo avances más que en otro. El camino a elegir es tuyo. III. Llevando a cabo objetivos alcanzables cambiando tu enfoque Una vez que hayas definido bien tu objetivo y la forma de llevarlo a cabo, interiorizando o exteriorizando tus emociones y sentimientos, debes tenerlo siempre presente que tenga que ver con tu proyecto, para llevarlo a término cada día. Y puede ser que tu proyecto cambie con el tiempo, al modificar los objetivos alcanzables como forma de madurez personal en todos los ámbitos: creativo, social, emocional, intelectual y personal. Ahora bien, si deseamos cambiar nuestra estrategia, llevando a cabo generalmente eventos extraordinarios en nuestras vidas, como por ejemplo, cambiar de trayectoria en una misma dirección no cogiendo siempre el mismo camino, a modo como las neuronas disparan su información, motivas a tu cerebro de tal forma que la mente se distrae del problema que estás llevando a cabo (del estrés, por ejemplo, que una pérdida de un ser querido significa, de un divorcio, del desempleo, de todo lo que implique una ruptura de tus emociones) y hace añicos las etiquetas presentándote una respuesta. Ve un nuevo enfoque y consigues resolver el problema.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
Si tu objetivo es establecer metas ambiciosas pero alcanzables, para mejorar el objeto del mismo, el razonamiento del córtex defiende que se puede cambiar el objeto de estudio mediante una planificación estratégica. Así, todo cambia rápidamente hacia una menor actividad y mejor productividad. Predomina la integración de tu “autoimagen”. “El enfoque crea ceguera”, y es cierto. Lo que has de cambiar son tus actitudes ante un mismo problema y diversificar sus soluciones. Dos cabezas piensan mejor que una. La comunicación correcta es hacia el exterior. Porque te brindan un enfoque para construir redes y alianzas donde antes no habían. El enfoque es de adentro hacia afuera. Si aprendes así a cambiar tu estado de ánimo, los beneficios serán inmediatos. De un modo similar, tu esfuerzo por establecer objetivos valiosos lleva a cabo un cambio positivo a tu ambiente cada día, de lo que piensas acerca de tener esta u otra tarea completada. Esto sólo es posible cuando conviertes los problemas en pequeños objetivos: “Divide y vencerás”. Has tus problemas lo bastante pequeños para gestionarlos uno a uno haciéndolos alcanzables. Márcate metas cortas y congratúlate con cada conquista: una cucharada de mermelada. ¡Muchísimas gracias a todos y a todas! ¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, 25 de mayo de 2011 – 22:20:59 horas.

DÍA 5. ASUMIENDO EMOCIONES

REEMPLAZANDO CHIPS

El primer paso para gestionar las emociones, es asumirlas. Tal y cual son. Sin embutes. Para asumir las emociones, nada mejor que el análisis introspectivo. Con esta herramienta nos adentramos a nuestro propio mundo: el nuestro, el interno. El propio hecho de asumir emociones, nos prepara para asumir el cambio. Como en todo período de cambios, se experimentan emociones nuevas algunas difíciles de gestionar. La emociones tienen tres niveles de expresión: uno, cognitivo; dos, psicofisiológico; y tres, conductual, que se expresan paralelamente. De hecho, en relación a los genes, la herencia biológica no es la que determina la inteligencia emocional; la almagraba de emociones es pura, en vivo y en directo, asumiendo que somos cazadores. De ahí, que el crecimiento personal, el manejo del estrés, las motivaciones y las emociones, son estrategias para elegir una actitud que te viene relacionada con la información de los cambios físicos, también faciales, emocionales y de asumir nuevos riesgos en un momento del aprendizaje sobre el entorno interior que permite asumir la responsabilidad total de nuestras vidas como paso indispensable para poder prestar atención a nuestras emociones. ¿Por qué es esencial prestar atención a nuestras emociones? Porque la reacción emocional y el comportamiento familiar asumido en los diversos años de estudio en que ha destacado la importancia, cada vez mayor, de asumir los sentimientos y las emociones dentro del ámbito en el proceso de afrontamiento con herramientas para asumir el control, donde las emociones pueden parecer una carga adicional, es el espejo entre la ilusión y la realidad. El universo de realidades e ilusiones se entrelazan en un mundo que consideramos nuestro, hasta tal punto, que las ocasiones nos parecen claras en cuanto a nuestra familia, amigos y trabajo. Pero ello, no son más que ejemplos de ocasiones que se suceden de generación en generación, donde la información puede ser verdad, en orden a nuestra postura ante el universo que nos rodea, sea este interno o externo. Todo ello representa para nuestro cerebro la estabilidad de la realidad. Es el comenzar de una nueva relación, un nuevo reto que nos hace pensar más allá de nosotros mismos y de nuestros condicionamientos sociales, psicológicos y, si me apuran, espirituales, en una continuidad de nuestra menta abolida entre

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
desconocimientos del entendimiento donde los lazos generacionales iniciales al descubrir nuestra presencia en el mundo, habitualmente es desconocimiento para lo que otros es conocido según su propia experiencia. Nuestro cuerpo asume la “location” de cada sensación que nos proporciona la nueva “plaza” que, por ejemplo, nos permite diferenciar, en un momento dado, lo bueno de lo malo. Aunque con el tiempo nos damos cuenta que lo bueno y lo malo son meramente paradigmas que se pueden cambiar a nuestro antojo y según nuestras experiencias que deseemos incorporar a la habitualidad de nuestras vidas. La experiencia es la emoción. De otro modo, las demás experiencias se interpretan según el sentimiento (feel) o “feeling” que tengamos con nuestro medio, donde podemos o no sincronizar con nuestros semejantes. Y quizá sea esto lo más difícil, pues esta interrelación no es siempre satisfactoria, pues todo depende del deseo que tengamos por la vida, por nuestras emociones, por la aparición de nuevos, largos y nuevos acontecimientos que nos permiten experimentar nuevas emociones, como el amor, el deseo o el encuentro sexual. De hecho, las emociones son racionales, del mismo modo que la razón es emocional. Por ejemplo, conocemos nuestro presente por las nuevas experiencias que el mismo nos aporta. Estas experiencias no pertenecen al pasado ni al futuro, sino que entendemos al universo en razón a su contacto con nuestras experiencias actuales. Y una vez catalagogada, asumida o etiquetada cada emoción que nos embarga en un determinado momento, corresponde entonces darnos cuenta que la realidad no es tal, pues el presente ya no es, puesto que pertenece al pasado cuando digo “presente”. ANÁLISIS INTROSPECTIVO Otro punto esencial para el autoconocimiento es el análisis introspectivo, donde todos somos uno, donde creemos estar a salvo de nosotros mismos. Quiere decirse, que cuando hablamos de nosotros mismos estamos distrayendo la atención hacia nuestro interior acerca de lo que hemos vivido en el pasado paso a paso, cronológicamente. Este “fairplay” sugiere un entretenimiento útil para el intelecto, nada más. Más para el observador representa un misterio inocente que permite pensar las posibles salidas al riesgo inminente que se presenta, haciendo indicaciones, manifestando emociones serias, planteamientos necesarios del problema, ejercicios de energía hasta el último momento. La clave de este antagonismo no es más que el espejo del alma, necesario para reconocer nuestros rasgos ocultos que nos dicen lo distraídos que hemos estado hasta el momento de expresarlos, viviendo desde entonces en ilusiones. La situación es conversacional, de diálogo, en un devenir de ponderaciones en juego que se disuelven tal cual se plantean; de ahí su liberación o la posible liberación que representa para el sujeto que emite sus emociones y, al propio tiempo, tomar conciencia del control que asegure aquella complicidad como instrumento. Entonces, las reacciones se viven en otro plano, ya interpersonal, dejando de ser introspectivo, lo que tanto daño te ha hecho de antaño hasta los presentes años. Si esto pasa con las emociones, ¿qué puede ocurrir con nuestro espíritu?

Pienso en la continuidad de los hechos. De hecho, normalmente, a través de los siglos, el hombre ha encontrado soluciones a sus problemas. De una forma u otra, de forma singular, con sencillez y desvelando un misterio que le ha acuciado. Especialmente en áreas psicológicas que definen el comportamiento humano. Y sobrevienen pérdidas de memorias, básicas para la subsistencia, pérdidas de energía, conflictos en el amanecer de los tiempos. Hoy, el problema es idéntico. Y se expresa en esa continuidad vital de la existencia que soporta todos los embistes, por más fuertes que éstos parezcan. Y mientras tanto, nos distraemos, distraemos nuestras mentes de los conflictos, del contenido de los mismos. Y por ello no llegamos a concluir nada, sino que nos atormentamos consecuentemente con problemas que, simplemente, se hubiesen resuelto con el diálogo. Estos acontecimientos producen la vida, el contacto, la “relationship” condicionada a la verdad resultante del análisis introspectivo al que sometemos nuestras almas que descubren emociones. Infortunadamente, la paz a nuestras almas, a nuestras vidas, no llega mediante el análisis introspectivo, aunque éste sea una disciplina que nos permite descubrirnos a nosotros mismos al margen de la gente, nos permiten un autoconocimiento. El análisis del cuerpo, no obstante, ese análisis introspectivo, esa investigación de conceptos, nos construye puentes hacia la realidad. Más el verdadero contenido de la realidad no está solamente en nosotros mismos. ¿Por qué? Súbitamente, cuando separamos lo interno de lo externo mediante un análisis introspectivo, nos crea confusión la toma de conciencia. Entonces, curiosamente, el proveernos de la comunicación y expresar nuestras emociones, dicho análisis introspectivo representa una desilusión ante el auditorio que representa a su vez otras mentes humanas que, de hecho, separan objetivamente conceptos y manifiestan su verdad, recurriendo o no a su realidad. De ahí, que el conflicto se disuelve con el roce social ocasionando posibilidades de entendimiento, de realidades, de hechos, de pintar nuestras emociones mostrando nuestro cuadro emocional, lo cual, en su conjunto, representa la posición psicológica del sentimiento, tanto por el que expone las emociones como por el que recibe la información. Sentimiento que representa, a su vez, una ruptura etérea, incorruptible, una oda a la psicología de conflictos, el retrotraer los efectos hasta la resolución satisfactoria objetiva de un problema. Toda resolución viene condicionada en si resulta o no satisfactoria para nuestros intereses vitales. Quiere decirse, que cualquier problema se resuelve mediante su planteamiento. Puede ser un concepto elitista, pero es conveniente separar los dos mundos, el interno del externo para la solución de nuestros problemas y de la vida en su conjunto. Muchos pensamientos se han acercado a estos límites que producen el quiebre de nuestra vida, la inconsciencia absoluta, la no continuidad vital y la vida sigue. Sigue, como un renacimiento, como una idea, como una concepción del mundo nuevo. Físicamente, el mundo espera solucionar sus problemas sobre petróleo, alimentos y todo lo que físicamente afecte al género humano. Eso físicamente; pero las relaciones (relationship) permiten un “feeling” que nunca se evade del problema, sino que lo afronta.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
Si contraemos los dos aspectos, los que viven los gobernantes que desean lo mejor para sus pueblos junto con el conocimiento del individuo acerca de su propia vida, fielmente nos damos cuenta de esa continuidad tú a tú, donde los problemas se afrontan día a día. En esta realidad, porque no se puede concebir de otro modo, seguramente asistimos a uno de los más hermosos acontecimientos del ser humano: su propia revolución. Ha habido revoluciones transcendentales en la vida del género humano, pero la revolución del propio individuo que ahora se presenta lo vive solo, en grupo, en comunidad, colectivamente en grupo, creyendo lo mismo, sintiendo seguridad ante la resolución satisfactoria de problemas concretos y separados en el restablecimiento. Este sentimiento de separación de cada individuo es fuerte, firme, completamente seguro. Cuando alguien explica sus emociones, los demás beben de la historia, la ilusión, el invento, la creatividad, creyendo en lo que escucha por sí mismo. Quiere decirse que cierras tu mente a la verdad, a tu propia verdad posible y no puedes visiblemente alcanzar tus metas; pues de otro modo la desesperación por la solución sólo ocasiona más tensión y más hambre de ansiedad convirtiéndose en un ciclo (buffer) en donde el pez se muerde la cola constantemente. La realidad de cada momento no es la realidad del momento, toda vez que familiarmente concebimos una realidad especial condicionada a hechos correctores de nuestra conciencia. Y eso, psicológicamente, nos permiten inconsistencias que hablan acerca de momentos perdidos en el tiempo que son posibles recuperarlos, pero ya no existen, ya no tienen vida propia. Seriosamente, la mañana de la civilización pasa por los misterios que nos presenta la vida al comer, al hablar, al tener interés hacia los demás. Otras ideas son posibles cuando contemplamos la realidad y la verdad de los otros, cuando nos damos cuenta que no pensamos solos, cuando nos asomamos a la ventana del mundo con curiosidad (Einstein), haciendo posible la generación del sentimiento (feeling) en la mejor mañana, la mejor verdad, la mayor seguridad, el mejor recuerdo, que nos hacen salir fuera hacia terrenos increíbles que proporciona la naturaleza, la cual calcula en rigor, su propio test cuántico de la materia, hacia una misma respuesta que recuerde a la humanidad que puede reinventarse a sí misma, sea cual sea la situación de la que parte física, emocional o espiritualmente. Los problemas no dejan de ser sentimientos que afectan nuestras vidas o crean la remembranza de una vida anterior en el tiempo (nuestro pasado que no existe al momento presente), para dar paso a la felicidad. Y no parar. Y recordar cada momento de felicidad y llenar nuestra ánfora con cada acontecimiento feliz de nuestras existencias. Desgraciadamente, la felicidad no es eterna y seguramente se vaya con el que haya dado tanta alegría al mundo, pero esa felicidad no se pierde sino que renace en la verdad de cada existencia, haciendo posible que mañana nos asomemos a ese mundo nuevo que tanto desea la humanidad: la paz es posible, cuando hallamos la paz en nosotros mismos. Sensatamente, el control de nuestra existencia está basada en recuerdos (recordemos el experimento con ratones que se volvieron locos por escindirles el cerebelo). Consecuentemente somos locos y nos comportamos como tales, toda vez que no mantenemos los recuerdos buenos de nuestra existencia. Nuestras vidas no pueden seguir por los mismos derroteros de maldades, violencias, amores robados, amores contraídos al momento, sino que el amor se puede prolongar en la humanidad de la

misma forma que podemos conservar pensamientos positivos que crean y desarrollan nuestra nueva vida en un nuevo concepto de verdad: todo está en tu mente. ¡Muchísimas gracias por tu atención! ¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL Barcelona, 30 de mayo de 2011 – 17:55:59 horas.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

DIA 6. LA HUELLA ESCULPIDA

LOS SURCOS VITALES

“Sé quien soy cuando entiendo lo que siento“. Coach Albert Condal

En los surcos que deja la vida a nuestro paso, siempre hay poros. Nuestra faz mantiene los estímulos que ha percibido a lo largo y ancho de su existencia: una sonrisa, un fruncido ceño… Estos surcos vitales pueden resultar alterados y las depresiones de los pliegues suelen estar más o menos pronunciadas en función del uso muscular que hayamos ejercitado. ¿Sabes cuántos músculos se mueven en tu cara cuando sonríes? Fisiológicamente, 300. El sonreir cambia tu cara y produce endorfinas que reducen el dolor físico y emocional. De ahí aquello que dice: “Quien canta, sus males espanta”. De hecho, la mera sonrisa produce una sensación de bienestar. Las sonrisas acumuladas con el tiempo dejan pliegues. CRISIS DE IDENTIDAD Lo anterior nos lleva a pensar en la identidad del sujeto y podemos denotar su amabilidad también por los surcos de su sonrisa. La amabilidad denota una actitud afable, complaciente y afectuosa. Ahora bien, la crisis de identidad sobreviene cuando nos hacemos reiteradamente preguntas transcendentales de nuestra vida. Más no todo el mundo puede presumir de crisis de identidad siendo joven, pero es ineludible que aparezca en algún otro momento en nuestras vidas. Psicológicamente, una crisis de identidad tiene su origen cuando intentas fingir quien no eres o haces algo que sabes que no va contigo y lo haces por obtener resultados. Por tanto, la mejor forma de afrontar la crisis de identidad es aceptarte tal como eres. La respuesta está en tu interior. SENSACIONES [EXTERIOR], EMOCIONES [INTERIOR] Y PENSAMIENTOS [CONCIENCIA] En tu interior están las emociones. Ahora bien: ¿Qué es la emoción? Hasta el trabajo de Wukmir (1967), “Emoción y Sufrimiento”, nadie ha sabido dar una respuesta coherente al fenómeno de la emoción: la emoción es una experiencia compleja que se expresa en variedad de términos, actitudes y gestos. Hay emociones positivas (alegría, afecto) y

negativas (ira, miedo, tristeza). Ahora bien, las emociones tienen diferente trato en función de si son interiores (emoción propiamente dicha) o exteriores (sensaciones). Las internas, son el profundo sentimiento o aprecio que sentimos hacia algo. Las emociones internas traen causa del autoconocimiento, de la inteligencia intrapersonal. Mientras que las externas traen causa de la lingüística. Las causas internas y externas activan las emociones. ¿Por qué? Porque carecer de habilidades emocionales tanto externas como internas hacen que no sepamos controlar nuestras emociones. De ahí que la autoobservación y el registro de las experiencias propias (conductas internas y externas) incrementan el nivel de alerta y nos desconectamos de las emociones internas, alcanzando pensamientos de temores, insatisfacciones, deseos reprimidos… En suma, las emociones, las sensaciones y los pensamientos posibilitan liberar al organismo de sustancias básicas producidas por emociones básicas negativas. Llegados a este punto, hemos de notar, en fin, que las emociones utilizan señales de comunicación faciales (33%), verbales (3%) y no verbales (63%). Por lo demás, los aminoácidos eliminan arrugas y la emoción es cerebral. ¡Muchísimas gracias a todos y a todas por vuestra atención! ¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, 1 de junio de 2011 – 20:18:27horas.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

DIA 7. SENTIDOS Y SENSIBILIDADES. ESENCIA HUMANA

Sed como niños. Coach Ricardo Marín Tälero

1. APRENDIENDO DE NIÑOS [5 AÑOS] La amistad es el más hermoso tesoro que se dinamiza con las personas que nos enseñan a vivir. Coach Ricardo Marín Tälero

Al iniciar el proceso de coaching con los niños en la escuela, tienen la capacidad cognitiva de entender que pueden ser exitosos. Muchas sabidurías antiguas, hablan de ser humano en cuatro dimensiones: a) cuerpo (el cuerpo, lo concreto); b) corazón (las emociones, los sentimientos); mente (mente o cognitivo); y espíritu (espiritual o sentido de la transcendencia). Estas sabidurías se basan en un método para que los niños puedan tener un entorno óptimo. El coaching educativo es suficiente para darse a respetar. Los niños viven con ánimo, aprenden la confianza, el respeto, la generosidad… Los padres vienen a ser los primeros coaches de los niños. Durante décadas los niños aprenden a relacionarse y comunicarse con niños. Son adultos en formación. El crecimiento no es precisamente el pensamiento de un adulto, sino el de un niño. Para comprender a los niños primero debemos sentirlos, verlos y creerlos capaces. Somos aprendices de nuestra propia vida. Para lo que para los adultos es un problema, para los niños significa un reto. Si aprendemos a vivir de reto en reto, en espacios divididos hacia una meta final, dándole el énfasis apropiado a cada entidad singularmente aceptada, es factible alcanzar pequeñas cumbres del éxito personal, profesional y empresarial. Nadie es nadie sin los demás y, no obstante, somos nosotros mismos. No se puede creer que andamos por la vida con nuestra propia entidad, sino que más bien somos la suma de entidades, de experiencias vitales compartidas. La vida es bella y hay que vivir lo mejor de ella. Coach Ricardo Marín Tälero 2. ENTRE EL DESEO Y LA ESENCIA [DINERO]

Todo nace con la curiosidad y muere por la costumbre. Coach Ricardo Marín Tälero El deseo es tener lo que no tenemos y evitar lo que no queremos. El deseo de transcendencia como esencia de la subjetividad es uno de los grandes obstáculos que encontramos en el camino hacia una vida mejor: la falta de motivación. Esto es un conflicto; no sabes qué hacer en determinado caso. A menudo sabemos lo que debemos hacer para lograr nuestro objetivo; sin embargo vacilamos y algo nos aparta del rumbo o simplemente no nos dan ganas de hacer lo que se requiere. La esencia es un discreto objeto del deseo. ¿Por qué entonces leer frases de motivación? Porque son inmensamente útiles para motivarte, para darte una sacudida, para arrancarte del letargo. Todos podemos beneficiarnos de pensamientos que inspiran. Las tres caras son: la esencia de la vida; la esencia del deseo; y la esencia del sufrimiento. Cada una es un jefe en sí misma. Descubrir la esencia de tu deseo significa concretar el propósito o la función que viene a cumplir ese deseo en tu vida. El deseo es la esencia misma del hombre en cuanto es concebida como determinada a hacer algo en virtud de una afección cualquiera. ¿Qué es la esencia humana? La esencia de la persona humana es aquella hipóstasis de lo sensible y constituye el verdadero mundo objetivo humano, en el que el pensamiento lo aplica a lo real. La esencia humana viene integrada por dos elementos: la materia o cuerpo y la forma o espíritu. La riqueza que vive en ti jamás perecerá. Coach Ricardo Marín Tälero 3. PERSONAJES EN BLANCO Y NEGRO [ARCOIRIS] Compramos cosas para tirarlas a la basura. Coach Ricardo Marín Tälero En la evolución transcendental del hombre, la esencia humana [lista reproducción] abarrota al cerebro con muchos interrogantes, cuyo punto de partida es la inteligencia, con áreas cognitivas, tareas complejas y delicadas que pueden evolucionar como optimización de sus procesos. El cerebro procura estar preparado, tener información suficiente y poder profundizar en el éxito de sus procesos para mejorar nuestras habilidades, ganar seguridad y generar autoconfianza; mediante el dominio de las técnicas contrastadas que se desarrollan, se pueden seguir para conseguir cualquier objetivo auténtico y único que deseemos de forma sencilla, amena y comprensible; y alcanza el éxito más rotundo, personal y social, partiendo de cero; lo que cualquier humano puede lograr. Estos interrogantes de la esencia humana llegan a su máxima expresión en la corteza cerebral (80% del cerebro, frente al 20% que corresponde a la sustancia blanca). Conocer la complejidad de las funciones cognitivas del cerebro y su esencia, implica conocer la esencia del ser humano en todo aquello en lo que la esencia humana no resida en la estructura cerebral; esto es, lo que es modificable. Así, podemos decir que la modificación cerebral es el resultado de las relaciones humanas. Esta plasticidad cerebral constituye y acentúa lo espiritual de la esencia humana: nuestras experiencias humanas dejan una huella en el cerebro mediante cambios adaptativos ordenados que vive el ser humano desde la concepción: no son más que mensajes neuronales.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
Llegar a la cumbre del éxito es fácil; lo difícil es mantenerse en ella. Coach Ricardo Marín Tälero Cualquier reto que se nos plantee es porque tenemos la capacidad de superarlo. Un edificio crece hacia arriba y, cuanto más profundas sean sus bases, más alto se levantará. ¡El éxito es un hábito que nos permite no rendirnos nunca! Busca una meta, un objetivo y verás que encontrarás motivación para alcanzarlos. Nunca nadie realizó tan notable esfuerzo como aquel que pensaba que no lo podía lograr. La capacidad del ser humano para remontar momentos de crisis como, por ejemplo, la pérdida de un ser querido o simplemente aumentar nuestros bolsillos sin más inversión que nosotros mismos, no deja de ser una aventura de mensajes neuronales. El cerebro está abierto a todas las personas que desean realizar sus sueños, conseguir sus metas y plasmarlos en realidad. Se puede ser feliz si lo deseas. Con humildad, ánimo de servicio y ganas de contribuir al crecimiento, hallando aquel éxito de optimización de procesos y saturando la esencia humana para siempre: no todo es emocional ni todo es cerebral, sino que ambos (cerebro y emoción) dejan ver la convicción de sus ideas con interés de prestar un servicio a los seres humanos, sobre algo que fervientemente desean comunicar, desarrollando entusiasmo y sintiendo pasión de verdad por sus temas. ¡Muchísimas gracias por vuestra inapreciable atención! ¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo para todos y para todas! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, lunes 06 de junio de 2011 – 18:38:59 horas.

DIA 8. ACONTECIMIENTOS LA CONCIENCIA

ENCADENADOS.

EL

DESPERTAR

DE

TEORÍA DE LOS SEIS GRADOS DE SEPARACIÓN

Los “Seis grados de separación” es una teoría expuesta inicialmente por Frigyes Karinthy (1930) que se basa en un cuento llamado “Chains”. Consiste en que cualquiera en el globo terráqueo puede estar conectado a cualquier otra persona del planeta mediante una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios interconectados con sólo seis enlaces cada uno: ”el mundo es un pañuelo”. Teniendo en cuenta que esta teoría fue expuesta cuando no había ordenadores ni internet (1930), se adelanta a la época y es de rabiosa actualidad. El concepto está basado en la idea que el número de conocidos crece exponencialmente con los números de enlace en la cadena y sólo un pequeño número de enlaces es necesario para que el conjunto de conocidos se convierta en la población humana entera. Un ejemplo actual de este sistema está en los “correos en cadena” donde cada persona conoce de media entre amigos y familiares y compañeros de trabajo o escuela a unas cien personas. Entonces cada uno de esos amigos o personas cercanas se relaciona con cien personas. Lo que significa que cualquier individuo puede pasar un mail a diez mil personas más con solo un click. Ahora bien, estas diez mil personas pertenecen a un segundo nivel de comunicación del mismo mensaje que pueden comunicarse cada una a su vez con cien personas más, lo que conformaría una red de un millón de personas conectadas en un tercer nivel, cien millones a un cuarto nivel, a diez mil millones a un quinto nivel, a un billón a un sexto nivel. En solo seis pasos y con la tecnología disponible cualquier individuo puede comunicarse con Barack Obama, el presidente de los Estados Unidos, en segmentos concretos de aficiones, como la fotografía por ejemplo. “El problema del pequeño mundo” (Stanley Milgram, 1967, Revista „Psychology Today‟) acuña la frase “seis grados de separación”: lo que Stanley demostró que cuando pensamos que una cadena funciona al menos con cientos de intermediarios, realmente sólo bastan entre cinco y siete intermediarios como promedio. Como muestra, un botón: la película “Seis grados de separación“, protagonizada por Will Smith, “el espíritu de una época” y su “addendum” para el “despertar de las conciencias” con tus cinco sentidos viviendo el presente en una época decadente en el que todos se “mueven hacia“, sin saber exactamente dónde queda y dónde se dirigen en una “transición del movimiento“. que meramente insufla sus adrenalinas (cyber theory). 1. AUTOCONOCIMIENTO

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

El autoconocimiento es el conocimiento de uno mismo. Inicialmente el niño no se diferencia de los demás ni diferencia entre otros. Estos dos momentos se producen simultáneamente y tienen que ver con la medida en que sus necesidades son atendidas. A los cinco meses comienza el desarrollo emocional; con la conciencia de sí mismo aparecen los sentimientos de ira y vergüenza. Esta autoconciencia tiene lugar de forma muy temprana. Empieza a intuirse una conducta intencional, esto es, aquella satisfacción que se obtiene cuando consigue algo que se proponía y frustración cuando no lo consigue. A los ocho meses se reconocen en ciertas imágenes “en vivo y en directo” (son espejo del alma). De los quince a los dieciocho meses hay autorreconocimiento en diferido y comienzo de utilización de vocablos que hacen referencia a sí mismos. A los dos años se autocategoriza en función de su comportamiento (orgullo, culpa) y manifiesta su identidad mediante sus posesiones. 1.1. Didáctica del Autoconocimiento “Justificar o condenar no significa comprender” (Samael Aun Weor). La sabiduría universal pasa por diferentes etapas: la autoobservación, la transformación de las impresiones y el autoconocimiento. En suma, es la transformación de uno mismo; el despertar de la conciencia. Una semilla es capaz de crecer hacia arriba, desde dentro; y capaz de expandir fuertes raíces que cimenten un árbol frondoso. Un edificio crece desde abajo hacia arriba; y cuanto más firmes sean sus cimentos más alto será. Desde antaño se habla de la transformación del plomo en oro. Hoy en día transformamos nuestro espíritu. Renacemos una y otra vez. Si observamos a nuestro alrededor, en todo existe transformación. La transformación de la mariposa, por ejemplo. ¿Qué realiza esa transformación dentro de nosotros mismos? Es realmente asombroso poder comprender la necesidad de pasar por una transformación. Una transformación que nace dentro de nosotros mismos hacia el exterior, buscando su luz. Es necesario tomar conciencia de nuestra existencia, a cada instante, con impresiones. La ventana de los sentidos nos lleva a la conclusión que lo que para nosotros son cosas reales, para otros no lo es; por tanto, tu información ha de provenir de dentro de tí mismo, de lo más profundo de tu ser.

Sólo así despiertas tu conciencia al aceptar y comprender la vida de una forma nueva. Un elemento de cambio en la entrada de tus impresiones. Como resultado del mismo, en el interior de nuestra Psiquis las señales son distribuidas por lugares inequívocos que evocan antiguas reacciones en la personalidad. Por ejemplo, nos llega la imagen de una mesa a la mente a través de los sentidos, pero no podemos decir que la mesa está en nuestro interior. Hay que percibir lo que dijo con justa razón Kant: “Lo exterior es lo interior“. El deseo cristaliza la posesión. Nos transformamos en ondas. Nadie puede ver la imagen del árbol en un momento dado, pero el árbol en sí existe. Necesitamos trasformar incesantemente las impresiones, tanto presentes como futuras. La comprensión, como base del amor; por ejemplo. La comprensión es la base del amor. Coach Ricardo Marín Tälero Cometemos errores, pero muchos son resultados de la incomprensión. No es todo tan exterior como normalmente se cree. No son más que impresiones internas. Lo que ocupa ”La Idea” son conceptos, preconceptos, opiniones y prejuicios; todos de baja calidad. Indubitablemente la vida de un hombre depende de su pensamiento. Por tanto, hemos de aprender a controlar nuestros pensamientos. Lo que transmitimos, en consecuencia, no deben ser preocupaciones. Cada uno cumple con su deber en su situación interior. Esto es demasiado importante, por lo que conviene imaginar lo que sucede a las personas en cuanto a que cada acción produce una reacción. Más esta relación de causa-efecto no es sustancial para determinar la esencia humana. Podemos conocernos a nosotros mismos en silencio, en la relajación del entendimiento. Aprender a dar como necesidad de cambiar la forma de pensar. Sin el conocimiento de tí mismo no sabrás si estás dormido o despierto; si escuchas a tu conciencia o no. Si deseas cambiar, cambia tu forma de pensar; pero la tuya propia, no la de los demás. El viento da un poco de luz sobre el despertar de la conciencia. El viento, en principio, se dirige de un punto a otro. No continúa con sus viejos hábitos, caducos y extemporáneos. Se mueve. La Humanidad, a través de la búsqueda de la felicidad, desea trasformar el plomo en oro del viejo alquimista. Mientras pienses, sientas y tengas las mismas costumbres, tu vida no se moverá. Debemos desprendernos de esta forma anticuada del pensamiento y movernos hacia las combinaciones múltiples, la lucha de los opuestos, el salmón nadando contracorriente… cualquier cosa que nos libre del movimiento mecánico de la Naturaleza. Con mayor razón ahora que conocemos el quantum. Si cambiamos nuestra forma de pensar con la técnica de la meditación, tendremos un valor agregado que permite soslayar los apegos humanos. El resorte del sonido interno crea estados de conciencia dentro de nosotros mismos y somos nosotros los que, en un momento dado, tenemos que decidir cuál camino tomar; o lo que es lo mismo, qué grado de conciencia debemos adquirir. El “Animal Intelectual” es desordenado y vacío, subimos a una torre para ver la luz, cada una de las partes del Ser puede surgir en la existencia comprendiendo, estudiando, observando todos los niveles de subconsciencia de la Mente.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
Cristalizar el Alma significa la disolución radical de nuestros horrores internos. No tenemos la verdad de la libertad. Quien es libre asiste a un drama sin actores. Para cambiarnos a nosotros mismos y desintegrar los elementos indeseables que llevamos dentro, aquellos que nos quitan el sueño, nos manifiestan pesadillas reales, hemos de llevar al gimnasio psicológico aquel ambiente de horror. Liberar esa desintegración, reducirla a cenizas, a polvareda cósmica, sólo se puede descubrir apelando al sentimiento. Lo que nos conduce al autodescubrimiento. Las ideas acechan nuestras propias palabras, nuestros propios pensamientos, nuestras propias emociones. Quedan gérmenes en la pantalla del conocimiento. Estos gérmenes también pueden ser desintegrados y reducidos a ceniza. Y con naturalidad y de forma espontánea, tu lucha consiste, precisamente, en mostrarte tal cual es. Te ves a ti mismo, en tu crudo realismo. La memoria mecánica da paso al entendimiento. Obviamente en este tercer paso, el autoconocimiento, rompes con el ejercicio autoretrospectivo. Es un escalón más hacia el desarrollo de nuestra Conciencia. La creatividad positiva. Este ejercicio sólo es una representación de la Mente que podemos practicar diez minutos al amanecer y diez al atardecer, para controlarla y que no vaya como caballo desbocado: no eres tu Mente ni tu Espíritu; eres Tú. La voz del silencio. Limpiar tu Mente de toda basura, de todas las formas mentales, como una representación de una figura en la pantalla, crea la necesidad de controlar los sentidos heredados y organizar la Psiquis mediante procesos cognitivos subjetivos de percepciones sensoriales que nos hacen asomar al mundo como un niño que no ha perdido su capacidad de asombro. ¡Muchísimas gracias por vuestra atención! ¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo para todos y para todas! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, miércoles 08 de junio de 2011 – 17:58:59 horas.

DIA 9. LOS SENTIDOS Y LA FELICIDAD. LA CONQUISTA DE LA FELICIDAD

LA AVENTURA DEL PENSAMIENTO

[Lista de reproducción]

1. LA FILOSOFÍA ANALÍTICA DE LA INCONSISTENCIA LÓGICA

“Esforcémonos por hacer un mundo mejor en el que dejes tu huella de bondad para que los que transiten la vida tengan siempre un antro saturado de paz“, Coach Ricardo Marín Tälero

En Filosofía del Derecho entendemos los principios teóricos sobre los conflictos normativos en la consistencia lógica de los sistemas jurídicos (Constitucional, Penal, Administrativo, Mercantil…). En la Filosofía, no obstante, en base a la reacción ante la filosofía hegeliana, de perspectiva hedonista, precisamente porque en opinión de Bertrand Russel el mundo interactúa, está también en oposición a Leibnitz. Es entonces cuando Russel formula su “teoría de las restricciones”, conforme a la cual se puede acceder a Dios desde la Filosofía, en dichos términos: en Creta, había un pensador llamado Epiménides que decía: “Todos los cretences son mentirosos”. Lo cual es en sí una paradoja, dado que Epiménides es cretense; entonces, si Epiménides decía la verdad, estaba mintiendo; y a su vez, si lo que decía era mentira, también se contradecía. Los conceptos se articulan de forma jerárquica. Por eso, cabe la reformulación del Autoconocimiento para acercarse a la estructura de la realidad en el Conocimiento de Dios. Sólo el riguroso análisis de nuestro autoconocimiento conlleva al conocimiento de Dios. Es decir, el propio Autoconocimiento sin conocimiento de Dios, no existe. Si en las escuelas no hay disciplina de ningún tipo, el interés por las creencias religiosas se mantiene viva desde los inicios de la Filosofía del lenguaje. Así, el análisis lógico en el conocimiento del mundo exterior como método conceptual privilegiado, encuentra una corriente en el que

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
el recurso de muchos elementos de la Lógica, desde un punto de vista del atomismo, responde a datos sensoriales puros. Y aquí entra el análisis de la Mente propia de los fenómenos físicos, lo que nos lleva a reformular la Metafísica en cuanto a propiedad relacional de diversos temas que se fundamentan en el derecho a ser feliz. Nos adherimos entonces a la problemática filosófica del conocimiento humano como divulgación científica, sorprendente unas décadas antes e incluso ahora. Desde la Ilustración hay fórmulas Modernas de filosofía analítica y de la Lógica simbólica, como puntos de partida de una reformulación de Dios, tras la experiencia positivista, que se ha planteado desde lo que significa ser racional. En otros términos, negar a Dios es en sí mismo un concepto negativo, al decir: Dios NO Existe. Por el contrario, aceptar que Dios existe, somete a nuestra Mente a un proceso de reformulación, de cambio de paradigma: ahí estriba el reto del positivismo, ya que el interés analítico de “DIOS” versa sobre la coherencia y la racionalidad de este concepto. Se trata, pues, de esclarecer si Dios existe o no, antes que negarlo por sistema. En este punto, la crítica de Hume y Kant al argumento ontológico parece decisivo en la tradición filosófica norteamericana. Para demostrar la existencia de Dios se ha de traer a colación la Metafísica entera en virtud del criterio empirista con claridad y sentido. El comienzo de este debate data de 1960 en base a los argumentos ontológicos de San Anselmo, en su obra “Proslogion“. Con lo cual, los filósofos analíticos suscriben la idea kantiana de que la existencia es necesaria pero no perfecta; es decir, en otros términos, el autoconocimiento es necesario pero no perfecto sin el conocimiento de Dios: es un argumento de la metafísica del proceso que sigue a Whitehead, por intermedio de Hartshome que declara que Dios es lo mismo que decir “Ser Perfecto”. Como la existencia de Dios no es lógicamente contradictoria desde el hilo del positivismo, Hartshome sostiene que es lógicamente necesaria. Tomando el relevo de las ideas de Hartshome, Norman Malcolm, discípulo y amigo personal de Wittgenstein, en su artículo sobre los argumentos ontológicos, sostiene una reformulación modal en la que la existencia necesaria es una perfección. Este artículo de Malcolm produce un alto revuelo en medios norteamericanos hasta plantearse el argumento que recurre a la semántica que exige que su contraria sea autocontradictoria: “Dios no existe”, a modo del pensamiento del cretence Epimérides sobre “Todos los cretences son mentirosos”. Una posible respuesta heredada de la Ilustración es la creencia racional respaldada por evidencia proporcionada: es la fuente extrema del evidencialismo, en el que cabe también una forma más débil del mismo en algunos autores teístas que tratan con más flexibilidad el concepto de “evidencia”. En este sentido, podemos afirmar la racionalidad de las creencias. Una posición más moderada es la que suscribe Mitchell, en base al argumento acumulativo y las reflexiones acerca de la coherencia del concepto. En la misma línea se sitúa Swinburne, sobre las evidencias probables, en su ensayo “Faith and Reason“, según el cual, la racionalidad de Dios exige la probabilidad de las creencias que le sustentan: hemos de entender, entonces, que Swinburne se sostiene en Newman y rechaza el evidencialismo de Locke y Paley. Es decir, en otros términos, el evidencialismo está ligado a epistemologías fundacionalistas, esto es, aquellas que consideran que debe haber un fundamento último para la existencia de las cosas: quién creó la primera ameba, el primer mono, la primera

materia que explota con el Big Bang del Universo, …, etcétera, que dan lugar al Origen del Universo. Con lo cual, la creencia depende de la coherencia del conjunto de personas racionales en función de sus creencias. Para algunas creencias no hay monoteísmo, para otras sí. ¿Cómo se comulga esto? Simplemente mediante la escala jerárquica: en las creencias politeístas hay un Dios supremo sobre los demás dioses, ya se llame Shiva o no. Desde esta epistemología, Pojman entiende la racionalidad de las creeencias religiosas como una unidad en Dios desde el punto de vista metafísico o científico. La coherencia de un individuo, la racionalidad de un individuo, no es la racionalidad del Todo; así como la verdad de un individuo no es la verdad del Todo. Por tanto, nadie puede ser juzgado con estándares de racionalidad. Quiere decirse, que en el interior de cada individuo existe un lenguaje propio que sólo él conoce. Y nadie más, salvo que así lo exprese. Un gran difusor de esta posición es D. Z. Phillips, quien reconoce que lo característico de una religión (llámese Budismo, Cristianismo…) es que nos ofrece una descripción de la realidad. En otros términos, tal como apunta Kai Nielsen, no cabe un examen externo de creencias religiosas, sino, más bien, la interpretación fideísta del pensamiento de Wittgenstein. Es decir, los demás son atendidos como afirmaciones sobre la realidad. En el mismo sentido apunta la epistemología reformada, esto es, aquélla posición alternativa sostenida entre otros por Wolterstorff y Plantinga, que parte de una crítica al evidencialismo hasta tal punto que trata a la creencias como “adecuadamente básicas“. Por lo demás, un apunte de Calvino que sostiene que el “sensus divinitatis” es una fuente no proposicional que garantiza epistemológicamente la creencia en Dios. En la misma línea, de la epistemología reformada, Gary Gutting, K. E. Yandell y J. P. Alston. En cualquier caso, en mi opinión, por más profundo que sea el Autoconocimiento que tengas de ti mismo, nada es si no das amor a los demás. ¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo para todos y para todas! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, 15 de junio de 2011 – 16:40:59 horas.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

DÍA 10. LA PAZ CONTIGO MISMO Y CON LOS DEMÁS

POR SIEMPRE, PARA SIEMPRE, DE SIEMPRE Y HASTA SIEMPRE

Lista de reproducción: http://www.youtube.com/user/marincuartas#p/c/EFB970D515182BE2/0/nsV8 -25qu3Q “Qué mayor amor que morir por amor“, Coach Ricardo Marín Tälero

Hoy os hablo con el corazón en la mano para dároslo. El mejor ejercicio de espiritualidad es dar amor a los demás. No se puede vivir sin amor; el alma muere. Y con ella, nosotros. Vive tu vida como si fuera el último, reza, para los demás por siempre, para siempre, de siempre y hasta siempre. Ningún humano es nada sin amor, bien sea el amor a sí mismo, bien sea el amor a los demás. La autoaceptación de nosotros mismos conlleva a encontrarnos en paz consigo mismos, conlleva a ese mismo amor que permite traspasar fronteras, con nada dividido en eras, porque puedo amar ya que existo. Hoy, pues, vamos a centrarnos en ejercicios de autoaceptación y, en la misma medida, de aceptación de los demás, en ambos casos a través del amor. Para ello, nada mejor que buscarte un lugar tranquilo, seguro, tu lugar. PRIMER EJERCICIO.- Dejar ir, soltar, aflojar, liberar. Para introducir este primer ejercicio, nada mejor que el Discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford (2006), sobre tres historias de su vida, que desde hace dos años colgué en el canal marincuartas. Este primer ejercicio consiste en describir nueve momentos en mi vida en que he dejado ir algo y me he sentido liberado. La intención es que la sensación de libertad, de liviandad, de fortaleza interior y de desapego son importantes para elevar mi autoaceptación. “En los años que llevo de profesión como Abogado nunca he perdido un juicio. La clave de mi éxito radica en dar a los demás, sin esperar recibir nada a cambio. Esto lo he trasladado a todos los aspectos de mi vida: mi familia, mi profesión, mis amistades. No obstante, con motivo del Curso de Inteligencia Emocional, deseé llevar un giro de 180º a mi vida: si deseaba dar alegría a los demás, debía dar alegría primero a mí mismo; pero el resultado es que veía muy de cerca el que pudiese perder tres juicios en

una sola semana. Sin embargo, mi bien hacer de las cosas, que antaño me produjo excelentes resultados, comenzaba a flaquear a pesar de mi tenacidad y constancia. Y dejé ir las cosas, aunque en mi interior más profundo una vocecilla me decía que no era el camino correcto y que volviera al camino de siempre inicialmente emprendido; y al escuchar la vocecilla le hice caso, y cuál no sería mi sorpresa que los tres clientes cambiaron de Letrado y me sentí liberado hasta tal punto que ahora sigo dando felicidad sin esperar recibir nada a cambio, y vuelven las aguas a su cauce y sigo ganando juicios ahora cada vez más importantes; aunque he aprendido la lección: “Nunca hagas nada en contra de tu voluntad”” (Albert Einstein); pues, al fin y al cabo, el dar felicidad a los demás es una manifestación de la alegría. SEGUNDO EJERCICIO.- Nueve sueños. Se trata de describir nueve momentos en que he realizado un sueño, pequeño o grande, y la emoción que sentí al verlo realizado. Este ejercicio es estimulante y la base de todo lo bueno que vendrá. “Mi sueño realizado fue alcanzar el título de Licenciado en Derecho. Es la culminación de grandes horas de esfuerzo; muchas noches sin dormir en aras de presentar los trabajos a tiempo; preparar y presentar los exámenes en la Universidad hasta tal punto que me quedé sin voz en el último de ellos; renunciar a placeres de la vida para centrarme en los estudios; a pesar de que mi madre no pudo verme graduado porque murió de cáncer se la dediqué; tuve muchos problemas para alcanzar mi primer trabajo; cuando logré mi primer trabajo no me gustó lo que vi y renuncié; tuve otra oportunidad muy importante y preferí dejarla para uno más joven; entonces decidí trabajar por mi cuenta, comenzaron los éxitos uno tras de otro y mi carrera se lanzó“. TERCER EJERCICIO.- Me gusta. Describir nueve cosas que me gusta mucho hacer y me explico las razones por las que me voy a permitir hacerlas más. Esto es transformación en vivo. Esta práctica nos va a generar ejercicios valiosísimos. “Me encanta la naturaleza; disfruto con ella; con los cánticos de los pájaros; con el fluir del viento en los árboles y en mis sienes; con el rumor de las olas; con pasear con los pies desnudos a orillas del mar a medianoche; con el esplendor de la luna llena que reposa sobre el mar; con los atardeceres marinos; con los amaneceres marinos“. Me voy a permitir seguir haciendo estas cosas porque aporta paz a mi espíritu. CUARTO EJERCICIO.- Hoy y siempre sorprenderé a tres personas distintas cada vez. Hoy y siempre voy a decir algo maravilloso a tres personas distintas cada vez que no esperan nada de mi. Lo extraordinario de esta actividad es el lograr elevar el nivel de vibración de quienes reciben nuestro aprecio. Les transformamos el día y les dejamos una huella imborrable en sus corazones. También es impresionante el efecto positivo que esto tiene en nosotros. “Cada día cuando tengo la oportunidad de ver a la señora de la limpieza de la escalera, siempre bromeo con ella y le imprimo alegría; ahora caigo en cuenta que me hace sentir bien: comenzaré a hacerlo con todas las señoras de limpieza de escaleras que me encuentre en el camino, sin pensar si las conozco o no. En el trabajo suelo bromear con mis compañeros y hacerles la jornada más divertida: comenzaré a hacerlo también con mis compañeros de vida y mis compañeros de estudio, ya sea que me conozcan o no“.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
QUINTO EJERCICIO.- Los nueve momentos. Listar los nueve momentos de la vida en que tomas una decisión, asumiendo el control de la misma. Si nos sentimos bien, hemos identificado algo bueno. Lo importante es evocar emociones positivas y transmitirlas a los demás de forma verbal y no verbal, una sonrisa, un tacto. “Mi vida está saturada de decisiones. Todas ellas importantes. Casarme, tener una hija, tener la madre que tuve, tener el padre que tuve, tener el hermano que tengo, tener la hermana que tengo, tener la Tía Abuela que tuve, tener la Mamá Buelita que tuve, tener los primos que tengo, han significado para mí, en suma, el mayor de los regalos. Todos y cada uno de ellos me han enseñado y me siguen enseñando una sabiduría propia. Todos y cada uno de ellos me han enseñado a disfrutar y a entender la vida. Decisiones importantes, pues, son las que la vida ha tomado por mí dándome la oportunidad de vivir“. ¡Muchísimas gracias por vuestra atención! ¡Un cordialísimo saludo para todos y para todas! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, lunes 20 de junio de 2011 – 21:51:59 horas.

DÍA 11. EL RECIPIENTE. EL POZO DE LAS EMOCIONES

CAVANDO HONDO EN EL POZO DE LA INCONSCIENCIA. EL CUERPO HUMANO AL LÍMITE Los Líquidos y Sustancias que Fluyen. Forjados en Hierro y Bronce

Lista de reproducción: http://www.youtube.com/user/marincuartas#p/c/2833C52965553F10/0/_PPXUjOH4FM “Lucha vil gusano por tu existencia, que al fin y al cabo vas a parar al pozo de la inconsciencia“, Coach Ricardo Marín Tälero

Los vientos fuertes crean un temporal inestable allí donde nuestras alas parecen quebrarse. Y puede que todo esté en tu contra, más debes continuar ofreciendo lo mejor de ti mismo, sea cual sea la circunstancia vital en que te encuentres, sean cuales sean las emociones que se desprenden. Tu instinto de supervivencia te dice que hay que luchar y mantener tus alas lo más rectas posibles ahora que emprendes la gran altura. Aunque la mayoría de las veces el viento, a esa altitud, descontrola tu ritmo y te lleva en picado hasta que recuperas el vuelo, y te vuelve a hacer caer resbalando a merced del viento una y otra vez. No hay posibilidad de sobrevivir, más debes seguir luchando y remontas el vuelo una vez más sin conocer dónde te pueden llevar esos fuertes vientos. Después de grandes luchas contigo mismo, donde pretendes recuperar todo el espacio perdido sin poder volar donde deseas, parece que entras en una fase más tranquila donde sólo tienes que dejarte llevar. Y el viento que antes golpeaba tus sienes hasta parecer romperlas, ahora parece más tranquilo y te lleva a parajes inusitados. Conoces que te lleva la fuerza y la dirección del viento que sopla. Y eres consciente que esta turbonada por donde pasas influye en ti flujos tormentosos, en el que la inercia y la fuerza del planeta te produce una falsa sensación de bienestar. Temiendo por tu vida, calculas cuánto espacio te queda para estrellarte contra el suelo en aquellas áreas costeras y por casualidad ves a otras aves que felizmente dominan los vientos locales al tiempo que inesperadamente las depresiones térmicas te vuelven a sacudir fuertemente y con mayor vehemencia.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
Muchas nubes salen a tu paso. Cada vez más densas. La densidad de la temperatura del aire no te favorece. Y de pronto sucede lo inesperado: cuando creías que tus fuerzas te abandonaban y ya pensabas que caer desde una altura tan considerable era estrellarte de lleno con la muerte, los vientos van disminuyendo la velocidad. Y con ello, queda tu vuelo compensado automáticamente por una ganancia de altura. Pero, a su vez, este movimiento del aire es el resultado del calentamiento entre zonas y capas de vuelo de antaño conquistadas. Y cuando crees sentirte seguro, una extraordinaria velocidad de las corrientes en chorro te elevan a gran altura y a gran velocidad. Eres presa de nuevo del viento sin tener control sobre el mismo y a una velocidad aún mayor que con el viento tormentoso de las turbonadas que te conducen ahora a las corrientes en chorro. Ya hay escasa densidad de aire en la altura donde estás. Te descompones y no alcanzas el equilibrio en tus alas, te encuentras cansado de todo, tus fuerzas debilitadas, con lo cual has de analizar las características de las corrientes en chorro que te sacuden estrepitosamente. Y curiosamente, es cuando tomas conciencia de que las corrientes en chorro en que circulas a gran velocidad son rápidas y estrechas. Son serpenteantes. Comienzan y se detienen. Y siguen varias direcciones opuestas. Y notas algo a tu favor: la enorme velocidad del viento en chorro se ve compensada por lo tenue y poco denso del aire a gran altura, entonces te compenetras con el viento, lo conoces, disfrutas del vuelo, con el paso del tiempo parece hasta divertido y aprendes a volar a gran altura consciente de tu experiencia. “¡Volemos alto porque podemos, aunque ello signifique perder tus alas!“, Coach Ricardo Marín Tälero Sed como el viento, donde las emociones no son lineales, manifiestan turbonadas, corrientes en chorro, vientos locales costeros o montañosos, densidades, flujos, inercias, fuerzas, conocimientos, compensaciones, enormes velocidades, experiencias, satisfacciones…, que puedes controlar mediante tu inteligencia emocional con aquella tenacidad que la vida proporciona incluso en momentos límites y cruciales de tu existencia. RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, 22 de junio de 2011 – 15:41:48 horas.

DÍA 12. ¿QUÉ ES LA REALIDAD?

UNIVERSOS PARALELOS

Lista reproducción

Muchas son ya las veces que se habla de universos paralelos como una constante de Planck en la que cada partícula atómica tiene en sí misma integrada realidades que no son realidad y, al propio tiempo, fuera de su universo atómico se interrelaciona con otros átomos creando realidades de conciencia. Visto así, de pronto, sorprende un poco estos experimentos en Física de alta energía que parecen demostrar que hay más dimensiones de las que creemos (¿por qué solo tres dimensiones? ¿por qué no infinitas?). Más si nos acercamos a un punto que dejamos con la punta de un lápiz, el microscopio nos cerciora que no se trata de un punto precisamente, sino de un conjunto de infinitos puntos que conforman lo que parece en primera instancia un punto normal y corriente. Igual pasa con la Verdad, con la Realidad y otros macroconceptos en los que usualmente decimos: “Nadie es propietario de la Verdad, sino que la Verdad es la suma de verdades individuales de todos y cada uno de los seres humanos que conforman el universo de verdades”. Lo que nos viene a decir la mecánica cuántica no es la inexistencia de realidad, sino que ésta se encuentra atomizada en subconjuntos materiales creando hologramas de la misma realidad; de ahí, parece ser, o bien que exista algún ser que sea más o menos exactamente que tú o bien que ese ser haya vivido tus propias emociones y te comprende casi perfectamente o bien sea tu alma gemela o bien viva un proceso vital más o menos similar al tuyo o bien tengas la sensación de haber vivido la misma experiencia antes: más la clave de la mecánica cuántica es su límite hacia el futuro o, lo que es lo mismo, puede medir el pasado pero no el futuro; con lo que entramos en el paradigma de la medida que para un cuántico es prácticamente irresoluble (Conjunto Maldelbrot, Gregg Bradden, Paul Davies, Andrew Jackson, David Deutsch). MODELO DE CIRCUNSTANCIAS

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

Modelos Atómicos. Hay 8 modelos atómicos que conducen a los universos paralelos: Dalton, Thomson, Perrin, Rutherford, Bohr, Summerfeld, Schròdinger y Dirac-Jordan. A partir de aquí, cabe revisar la Teoría de Cuerdas y la Teoría Unificadora. Vamos a intentar desgranar cómo la ciencia ha llegado a las anteriores conclusiones sobre los universos paralelos (aquella hipótesis de física de alta energía en la que entran en juego la existencia de varios universos o realidades más o menos independientes). Científicamente, el átomo inicia su andadura allá por el siglo V antes de Cristo, cuando los filósofos griegos se planteaban si la materia podía dividirse indefinidamente. Entonces Empedocles clasificaba la materia en tierra, agua, aire y fuego. Un quinto elemento, el éter, sería añadido por Aristóteles. Más adelante, desde principios del siglo XIX de nuestra época, los científicos descubren que un solo elemento está compuesta por partículas diminutas o átomos, basándose en los 8 modelos atómicos que se explican a continuación y que dan lugar a la hipótesis de los universos paralelos. El primer modelo atómico con base científica es el de Dalton (1808), según el cual, los elementos están formados, como decimos, por partículas extremadamente pequeñas denominadas “átomos”. Así, todos los átomos de un mismo elemento son discontinuos en la materia, es decir, son iguales entre sí, indestructibles, proporcionales y enteros; y al propio tiempo, los átomos de un elemento (ya sea tierra, agua, aire, fuego o éter) son diferentes de los átomos de los otros elementos, así como respecto de los átomos de los otros elementos entre sí. Hasta 1897 Thomson no rompería con esta “unidad atómica” con su modelo de “budín con pasas”. Con lo cual, con este segundo modelo, la estructura atómica se divide en partículas fundamentales, donde el átomo es una esfera de electrificación positiva donde se incrustan los electrones (rayos catódicos en campos magnéticos). Un tercer modelo, el de Perrin, demuestra que las cargas negativas son externas al “budín” de Thomson. Un cuarto modelo se superpone a los anteriores en función de los adelantos científicos que operan desde elementos más perfeccionados, según sea el soporte instrumental en

que se basen. Arranca así el modelo de Rutherford (1911), que se basa en el choque de partículas “alfa” con oro y platino. Con este experimento se descubre que el núcleo del átomo es “positivo” (protones) y los electrones (de carga “negativa”) giran a su alrededor, como planetas respecto al Sol, formando la “nube electrónica” como resultado de fusionar lo positivo con lo negativo. De ello deduce que los átomos son neutros. Y nota que los números de electrones y protones son iguales. Más no todo acaba aquí, aunque parezca. El modelo de Rutherford se contradice con las leyes del electromagnetismo de Maxwell, con lo cual surge un quinto modelo, el de Bohr (1913), que consiste básicamente en que cuando los electrones absorben o desprenden energía en cantidades unitarias llamadas “cuátos”, que se aproxima por primera vez al “quantum” de materia que manejamos en la actualidad del siglo XXI. Bohr llega a esta conclusión porque en sus experimentos notó tres funciones fundamentales del átomo (postulados) : una, cuando, por el contrario, los electrones se mueven en órbitas no absorben ni deprenden energía; dos, los electrones se mueven entre órbitas, de tal forma que cambian de órbitas o niveles orbitales de mayor a menor y viceversa (estacionarias); y tres, los electrones se mueven alrededor del núcleo en órbitas circulares. El de Bohr, es el modelo del átomo clásico, a modo del Renacimiento en la cultura, es el primero en que se introduce la “cuantización”. Este modelo precisa de un único parámetro (el número cuántico principal, n) que se relaciona con la órbita circular. Y un sexto modelo atómico surge de la pluma de Sommerfeld (1916), que intenta generalizar los anteriores conceptos en base a los estudios sobre la relatividad de Albert Eisntein, modificando el modelo de Bohr combinando la mecánica newtoniana clásica con la teoría cuántica. Lo que nos viene a decir Sommerfeld, en suma, es que las órbitas que trazan los electrones no son circulares sino elípticas, tal como se concibe hoy en día (el número cuántico secundario, I), esto es, cuando un electrón recorre una vuelta elíptica debe variar su velocidad de acuerdo con la “Ley de las Áreas” o aquel número cuántico magnético, mI. Y Sommerfeld descubre que a partir de un segundo nivel energético hay dos o más subniveles de todas las subpartículas atómicas elementales (electrón -rayos catódicos-, protón -rayos canales-, neutrón -que escinde y neutraliza los anteriores-). Llegados a este punto, conviene detenernos para profundizar un poco más sobre el tema de los universos paralelos, lo que nos ha traído hoy hasta aquí. Me refiero a las generalizaciones que plantea Sommerfeld. Quiere decirse, que este autor plantea que los electrones no solo orbitan sobre los protones, sino también sobre sí mismo comportándose como un pequeño imán; a modo del planeta Tierra que hace respecto a su órbita eliptoide alrededor del Sol y, al propio tiempo, sobre su propio eje. Es lo que se denomina “Spin del Electrón” o número cuántico de spin, ms. De ahí que la teoría de la relatividad se refiere, en síntesis muy apretada, a que cuando se pretende reunir todas las partículas del átomo no adquieren el mismo tamaño del total no escindido, sino algo menor; con lo cual es relativo. A mi juicio, el planeta tierra vendrá a fundirse con el Sol al ser cada vez menor su masa y adquirir así una órbita eliptolial distinta en función de su masa, de la misma forma que pasa con los demás planetas con masa distinta que tienen órbitas eliptoliales distintas alrededor del Sol, por el denominado “defecto de masa” o “energía de ligadura” o “de empaquetamiento“: con lo que entramos de lleno a la mecánica quántica (de quantum de materia).

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
Mecánica Cuántica Los principios básicos de los que parte la mecánica cuántica son el dualismo corpúsculo-onda (todas las partículas elementales -neutrón, protón, electrónmanifiestan un dualismo corpúsculo-onda, llevando cada una su onda asociada, lo que es válido para los fotones -la luz-; esto es, m x c al cuadrado = energía asociada a la masa -fórmula de Einstein-), observado a partir del efecto fotoeléctrico (bajo la acción de ciertas reacciones de pequeña longitud de onda, los metales emiten electrones) y del efecto Compton (al chocar el electrón con el neutrón emite un cierto comportamiento corpuscular -es portador de masa y energía- y se cumplen los principios generales de la conservación de la energía: “la energía no se crea ni se destruye, solo se transforma” y del momento lineal), el principio de incertidumbre de Eisenberg (donde el electrón está en un grupo de ondas que se extiende a una pequeña región del espacio y su posición en un cierto instante no puede predecirse con la precisión deseada) y la teoría de los cuantos de Planck (Einstein, basándose en la teoría cuántica de Planck, llega a dar una expresión para la velocidad con que son emitidos los electrones). En suma, entiendo que la mecánica cuántica falla en no predecir con exactitud la nueva posición del electrón y su velocidad al cabo de un cierto “Delta tiempo”. Lo que contradice la mecánica clásica, toda vez que en el mundo microfísico la mecánica clásica no es posible. Por lo que Heidelberg propone el “principio de incertidumbre“: Siempre que se opere con variables conjugadas mecánicas (termodinámica), el producto de los errores cometidos en la determinación simultánea de ambas variables ha de ser igual o mayor que la constante de Planck. A mi entender, la mecánica cuántica no puede aplicarse a ciertas partículas subatómicas (electrones que giran alrededor del protón, como observable del sistema) sin que incurra en errores termodinámicos. Por otra parte, la reducción de masa es aplicable a que cuando deseamos agrupar la verdad de todos para conformar la Verdad, esta es más pequeña que la suma de verdades. Además, la posición del electrón no puede predecirse con la precisión deseada (lo que hecha por tierra el que podamos crear con nuestros pensamientos y emociones nuestro propio universo, a imagen y semejanza del Universo creado por Dios; por lo que entiendo que es noble el ser agradecidos con todo lo que Dios nos proporciona: agua, aire, montañas, sol, luna, estrellas, planetas, …, galaxias). Por lo demás, un apunte: el desarrollo de la mecánica cuántica ondulatoria precisa de seis postulados que bien pueden resumirse en dos: uno, el estado de un sistema viene dado por una función, llamada función de estado, que debe ser aceptable, esto es, uniforme, continua y con cuadrado integrable; y dos, a cada observable del sistema corresponde un operador de la ecuación de ondas o función de estado. Es observable todo lo que puede ser medido: la mecánica cuántica no es medible, por lo que el observable no puede estar en dos universos ya que, a mi entender y en última instancia, todo cuerpo (materia) ocupa un lugar en el espacio, y solo uno. Por su parte, retomando el tema donde lo hemos dejado, es fácil comprender, a raíz del fallo de la mecánica cuántica, que el séptimo modelo atómico de Schròdinger sea un modelo cuántico no relativista que abandona la idea de órbitas precisas. Parte de las ideas de Planck, de Luis Broglie y las matemáticas de William Rowan Hamilton. Desarrolla un modelo donde aparecen sólo tres parámetros: n, l, m. No maneja trayectorias determinadas, sino probables, para los electrones que se hallen en una zona específica, lo que explica parcialmente los aspectos de emisión de todos los elementos. A mi modo de ver y entender las cosas, tres apuntes sobre este modelo que parece

superar la mecánica cuántica: no contempla las partículas, es parcial y sólo de mera probabilidad. Finalmente, para acceder directamente a los universos paralelos, los científicos, de alta energía, siguiendo el bagaje cultura de la Física de alta energía, y ahora de la mano de Dirac-Jordan (Pauil Dirac y Pascual Jordan), se abre un octavo modelo atómico, según el cual, se logra una descripción cuasi-relativista del electrón (Dirac, 1928) prediciendo la existencia de la antimateria. Lo que incluye un cuarto parámetro, s (junto a los ya conocidos n, l, m). Este modelo se basa en la mecánica cuántica ondulatoria. A mi juicio, este modelo falla también en las variables conjugadas, esto es, cuando una variable, como la posición, tiene ese comportamiento con otra, como la velocidad; lo que hace fallar a su vez a la hipótesis del universo paralelo. Conclusión que alcanzamos repasando el principio de indeterminación de Heisenberg junto con los fallos de la mecánica cuántica que dejamos en su lugar (fundamentalmente, lo medible), siendo elementos esenciales para llegar hacer de la hipótesis (“universos paralelos”), al menos, una teoría; con lo que deberíamos estar atentos a la Teoría de Cuerdas que no se puede experimentar y la Teoría Unificadora que el propio Einstein soñó sin culminar. Por lo que cabe cuestionarse: ” ¿Qué es la realidad? ¿Será el propio sueño? Entonces, ¿qué es en sí el sueño? ¿Será la realidad? “, Coach Profesional Ricardo Marín Tälero ¡Muchísimas gracias a todos y a todas por vuestra inestimable atención! ¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, miércoles 29 de junio de 2011 – 19:14:01.

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

13. NEUROCIENCIA. UNA NUEVA FORMA DE ENTENDER EL CEREBRO Y LA CONCIENCIA

¿QUÉ ES NEUROCIENCIA?

Lista reproducción “Hoy es siempre todavía“, Huxley La Neurociencia es una disciplina que estudia la estructura y la función química, farmacológica y patológica del Sistema Nervioso y de cómo los diferentes elementos del Sistema Nervioso interactúan, se interrelacionan y dan origen a la conducta. Se puede decir que la Neurociencia estudia el origen de la conducta. Es el estudio fisiológico multidisciplinar del cerebro, desde un área que abarca muchos niveles de estudio, desde el puramente molecular hasta el específicamente conductual y cognitivo, pasando por el nivel celular (neuronas individuales), los ensambles y redes pequeñas de neuronas (como las columnas corticales) y los ensambles grandes (como los propios de la percepción visual) incluyendo sistemas como la corteza cerebral o el cerebelo y, por supuesto, el nivel más alto del Sistema Nervioso. En el nivel más alto del Sistema Nervioso, las neurociencia se combina con la psicología para crear la neurociencia cognitiva, una disciplina que al principio fue dominada totalmente por psicólogos cognitivos; mientras que hoy en día, la neurociencia cognitiva proporciona una nueva formas de entender el cerebro y la conciencia, pues se basa en un estudio científico que une disciplinas tales como la neurobiología, la psicobiología o la propia psicología cognitiva, un hecho que cambia la concepción actual que existe acerca de los procesos mentales en la elaboración de una idea, un pensamiento, implicados en el comportamiento y sus bases biológicas y bioquímicas. NEUROCIENCIA COGNITIVA La Neurociencia Cognitiva es una disciplina o área académica que se ocupa del estudio científico de los mecanismos biológicos subyacentes a la cognición, con un enfoque específico en los sustratos neurales de los procesos mentales y sus manifestaciones conductuales. Se pregunta acerca de cómo las funciones psicológicas y cognitivas son producidas por el circuito neural. La neurociencia cognitiva es una rama tanto de la psicología como de la neurociencia, unificando e interconectando con varias subdisciplinas tales como la psicología cognitiva, la psicobiología y la neurobiología. Antes del advenimiento de la resonancia magnética funcional, a la neurociencia

cognitiva se le denominaba psicobiología cognitiva. Los científicos que se dedican a esta área suelen tener estudios de psicología experimental o neurobiología, psiquiatría, neurología física, matemática, lingüística y/o filosofía. NEUROBIOLOGÍA La Neurobiología es el estudio de las células del Sistema Nervioso y la organización de estas células dentro de los circuitos funcionales que procesan la información y median en el comportamiento. Las propiedades básicas, la actividad y la regulación de las corrientes de membrana, la plasticidad sináptica, la neurotransmisión, la neurogénesis, la sinaptogénesis y los canales iónicos de las células, son, en su conjunto, algunos de los campos estudiados por los neurobiólogos. LA FUNCIÓN NEURONAL Una característica destacada de muchas neuronas es la excitabilidad. Las neuronas generan impulsos eléctricos o cambios en el voltaje de dos tipos: los potenciales graduados, que se producen cuando el potencial de una membrana se despolariza e hiperpolariza de forma gradual en relación directa con la cantidad de estímulo o pensamiento que se aplica a la neurona; y los potenciales en acción, que es un impulso eléctrico de todo o nada, como la emoción. Los potenciales en acción son los únicos que viajan largas distancias en los axones con poco o ningún decremento, determinado por los iones Sodio (Na+) y Potasio (K+), que regulan el ph neutro 7 del agua: cuando el número de protones iguala el número de iones, el agua pura tiene ph 7 y es considerada neutra. Por encima del ph 7 se trata de soluciones básicas (Na+) y por debajo de soluciones ácidas (K+). Una vez que los iones NA+ (Sodio) entran en la célula nerviosa, el potencial de membrana se despolariza más y más canales de sodio dependientes del voltaje se activan: a este proceso se le conoce como bucle de retroalimentación positiva o feedback positivo. El ácido cede iones positivos o protones en solución acuosa; los protones no pueden existir en estado libre, sino que se combinan molecularmente formando el ion que predomina en las soluciones ácidas o potásicas (el 75% del cerebro humano es agua); mientras que la base sódica es la de cualquier molécula neuronal con capacidad para aceptar iones positivos o protones. De ahí que se formen electrolitos fuertes y débiles o disociación de ácidos y sales. Si el electrolito se disocia totalmente en iones, se le denomina electrolito fuerte; pero si son pocas las moléculas neuronales que se disocian en iones, se les denomina electrolitos débiles. Los fuertes y los débiles, originan el origen de la sinapsis, como cuando un rayo asoma en el espacio en una tormenta de agua. De ahí que se acepte que los ácidos y las bases que tiene un alto grado de ionización son ácidos o bases fuertes, mientras que los que tiene bajo grado de ionización son ácidos o bases débiles. Los débiles son más prolongados en transmitir sinapsis por un alto grado de continuas sinapsis, mientras que los fuertes se prolongan poco en el tiempo y el espacio neuronales. Todo esto que es interesante en sí mismo, se puede comprender con un sencillo ejemplo. Cuando un estudiante pretende memorizar un párrafo para un examen, ha de hacerlo repetitivo y esquemático para que se fije en la memoria (esto sería función de las bases débiles, que tendrían más duración en el tiempo en la memoria). Mientras que si lo que prepara el estudiante es un examen tipo test, la mera lectura comprensiva del texto es suficiente (esto sería función de las bases fuertes, que a la larga sólo

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
recordaríamos un esquema de cualquier test sin recordar en concreto sus preguntas). En otros términos, a veces recordamos pasajes de un libro (bases fuertes), mientras que en otros momentos recordamos más las imágenes (esquemas, que dan lugar a las bases débiles). Es decir, quedan más en la memoria selectiva, todos aquellos elementos a los que se les asocia una imagen; y como vienen asociadas con una imagen son más pesadas y débiles, pero tienen más prolongación en el tejido neuronal nemotécnico. NEUROCIENCIA DEL COMPORTAMIENTO “El hecho es que no sabemos nada sobre nosotros mismos: disponemos de movimiento, vida, sentimiento y razonamiento sin saber cómo… los elementos que nos conforman nos son tan desconocidos como lo demás… somos ciegos que andamos y razonamos a tientas“ , Voltaire La Neurociencia del Comportamiento es aquella disciplina de la neurociencia que se engloba dentro de la neurobiología, aplicada a la toma de decisiones, aprendizaje y comportamiento. El comportamiento tiene una estructura y unos mecanismos en el cerebro. Si estudiamos el comportamiento desde el campo de la neurociencia, el comportamiento es un reflejo a modo de la “sombra” de Platón, según el cual, se codifican diversas conductas o modelos conductuales para tener acceso a un comportamiento inteligente, que se adquiere de forma repetitiva, como en el experimento del laberinto del ratón y el queso donde el ratón primero se guía por su olor y, al hacer repetitivo el trayecto, se guía por su experiencia, lo que en el humano determina el conocimiento. En los procesos mentales como el pensamiento o el aprendizaje, el cerebro está constituido por células nerviosas (neuronas) y gliales, siendo las neuronas las unidades básicas de procesamiento de la información cerebral que se transmite mediante sinapsis. Estos procesos mentales se experimentan como indivisibles, continuos y compuestos por diferentes módulos o comportamientos cognitivos de alto nivel, que se complica a partir de la combinación de otros elementos, módulos o comportamientos cognitivos de alto nivel para estructurar complejas interconexiones en función de sus combinaciones que se distribuyen o se excitan en diversas regiones cerebrales y no siempre las mismas. El comportamiento de todos los organismos vivos viene referenciado por los genes y el entorno. Si la mente y el comportamiento son funciones del cerebro, no hay compartimientos estancos si no están interconectados entre sí por vasos comunicantes que afectan a otros órganos del cuerpo, haciéndonos sentir de un estado de ánimo o de otro. En este sentido existen diversas estructuras neuronales que implican decisiones, aprendizaje y comportamiento, que abducen descargas de motoneuronas. Así, el sistema neuronal cerebral produce óxido nítrico. Y las neuronas se proyectan hacia núcleos vestibulares. Cuando trasladamos todo este comportamiento a la inteligencia del aprendizaje, notamos la dinámica del funcionamiento cerebral mediante la estimulación, que conlleva un proceso interno y de reacción. De ahí que un estudiante motivado aprenda más. Quiere decirse, que el impacto de las percepciones neuronales corresponde directamente con los estímulos emocionales. De tal forma es esto así, que la memoria, las emociones y las expresiones, conllevan en su conjunto, la percepción consciente y metaconciente. En otros términos más coloquiales, es la conducción de las emociones la que permite el paso en feed-back entre los tres niveles cerebrales: hacia el córtex

pensante desde el cerebro límbico y hacia el cerebro reptiliano desde el cerebro límbico; y, a su vez, desde el cerebro reptiliano hacia el córtex pensante pasando por el cerebro límbico, de la misma forma que se conducen desde el córtex pensante hacia el cerebro reptiliano pasando por el cerebro límbico: los tres cerebros están interconectados por tejido y redes neuronales.

De hecho, la toma de decisiones (córtex pensante) se lleva a cabo en base a mapas de inteligencia. Así, el aprendizaje a percibir emociones (cerebro límbico) se adquiere con el planeamiento y las nuevas metodologías para la toma de decisiones. Al propio tiempo, la potenciación de la capacidad comunicativa (cerebro reptiliano) corresponde a la memoria. Se habla del cerebro reptiliano como un vestigio del pasado; se entiende al cerebro emocional como el aquí y ahora; mientras que el córtex pensante es el futuro hacia… ¿un nuevo cerebro quizá al que se le superpongan “n” cerebros más? Así, pues, en suma, la Neurobiología es aquella disciplina que comprende el estudio de los procesos químicos, luminosos, eléctricos, calóricos y mecánicos de las neuronas; pero también, el estudio de su conformación interna y externa como células, sus funciones y sus relaciones de mutualidad como un sistema de células complejo dentro del sistema cerebral. “El conocimiento es un proceso cerebral… la información adquiere real valor en la generación de procesos cerebrales, con la estimulación que produce en el funcionamiento cerebral del individuo que la percibe”, Mario Bunge De hecho, percibimos la realidad, nuestra realidad independiente de como la perciben los demás porque nos enfocamos en aspectos distintos de la misma. En una conferencia sobre un mismo o determinado tema, los oyentes interpretan diferentes sentidos y orientaciones de la misma, a modo de las la trayectorias neuronales cuando se excitan. O, lo que es lo mismo, cuando en un espacio publicitario televisivo, si preguntamos a los que están viendo el programa o la película cuál es el orden de la publicidad emitida, cada observador recordará un orden diferente en función de los estímulos que le hayan producido las diversas imágenes publicitarias. Lo mismo pasa con el aprendizaje, donde cada alumno percibe su porción de realidad y depende del profesor para excitar las neuronas pertinentes para que cada alumno exprese su perspectiva sobre el tema

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
concreto; o, lo que es lo mismo, el alumno percibe la educación en función de las imágenes que se transmitan en clase toda vez que el cerebro transforma en imágenes una realidad (la sombra de Platón). Mapas Cerebrales Quiere decirse, que es unitaria la información que transmite el educador, mientras que los oyentes o lectores perciben varias estimulaciones derivadas de otras informaciones o experiencias adicionales que se van conformando en nuestro cerebro mediante un entramado neural de mayor complejidad que obedece a estímulos. Estas uniones o tejidos neuronales son caminos decisionales (tal como se toma una decisión en un árbol cibernético) que se activan y producen una respuesta o decisión en función de un hecho, una necesidad o un estímulo semejante que les precipite. Para entendernos, vale comprender un mapa de inteligencia, donde para producir un pensamiento es necesario que se disparen varias neuronas al unísono como una descarga eléctrica tormentosa. Las excitaciones de neuronas forman una cadena de actividad compleja que forma pensamientos, sensaciones y percepciones que constituyen unos cánones de pensamiento o etiquetas, que en cada proyección se graba más profundamente en la estructura neural. Es la función metaconsciente. Luego, ante cada estímulo externo, la realidad no se vuelve a experimentar dos veces con la misma exactitud aunque nos levantemos cada día con el mismo pie. La lectura neuronal obedece a un ejercicio de pensamiento. Esta explosión de pensamientos, que a veces agolpan nuestras sienes y nuestras vidas, producen a su vez nuevos pensamiento generados por más estímulos cuando hallamos la solución a algún conflicto que nos acucia. Y otra vez otros cambios externos, ante los cuales también reacciona nuestro cerebro trienio entero evocan un circuito de retroalimentación positiva que genera la supervivencia, el desarrollo y la creatividad del organismo. Al propio tiempo, los hemisferios cerebrales, el razonamiento y la creatividad en el cerebro humano, siendo uno espejo del otro, normalmente interconectados por un conjunto de fibras que permite un diálogo permanente entre ellos, la información sensorial que se percibe de la realidad consciente se procesa en el cerebro a través de un hemisferio que codifica la información en función de su contenido y la envía, una vez procesada, al otro hemisferio mediante el cuerpo calloso para generar las rutas neurales que confieran ahora a la información un pensamiento abstracto con sus propias fuerzas y debilidades, así como de capacidades diferenciales entre ellos según sea su fuente externa. No es lo mismo procesar una puesta de sol que una lectura amena. “En la mayoría de los individuos diestros (97%) el hemisferio izquierdo se especializa en el lenguaje y en otras áreas de procesamiento serial de la información, mientras que el hemisferio derecho lo hace en procesos no verbales que incluyen la visualización tridimensional, la rotación mental de objetos y la comprensión del significado de expresiones faciales”, Kandel, Jessell y Schaartz En definitiva, la información se procesa, traduce y se envía codificada en función del hemisferio que la capte. El hemisferio izquierdo es calculador, comunicativo y capaz de construir planes complicados. Mientras que el hemisferio derecho es más emotivo, conceptual y de pensamientos integrales y holísticos. Una imagen lo expresa mejor: el hemisferio derecho capta globalmente las cosas, mientras que el hemisferio izquierdo

las detalla. Cabe cuestionarse, entonces, ¿cómo se diversifica la información interconectada en el cerebro trienio? El Cerebro Trienio Lo mejor para la comprensión del cerebro trienio es su división funcional. Así, tenemos: (.) Cerebro Pensante (Neocórtex) - Sede de la inteligencia, el pensamiento y la creación. - Toma de decisiones. Creatividad. - Almacena experiencias y recuerdos. - Se divide en lóbulos especializados en el habla, la audición, la visión y el tacto. (.) Cerebro Límbico (Hipotálamo, Amígdala cerebral) - Hambre, sed, sexualidad, metabolismo. - Automatismos emocionales. - Memoria a largo plazo (asociada emotivamente). - Regulador emocional: en relación de la regulación de endorfinas y consecuentemente acetilcolina. - Interruptor de los sentidos de la corteza cerebral. (.) Cerebro Reptiliano (Supervivencia) - Instinto (respuesta ante amenazas). - Automatismos instintivos. - Sentido del territorio (invasión de espacio personal). - Reacción ante percepción de peligros. - Agresividad. Ahora podemos responder a la pregunta planteada, una vez visto esquemáticamente el cerebro trienio: ¿Cómo se diversifica la información interconectada en el cerebro trienio? Las emociones, por ejemplo, que son nuestra reacción cerebral más básica se generan en el cerebro límbico (conducción de las emociones, información emocional, sensaciones y señales, percepciones y estímulos, expresiones y gestos o reflejo del cerebro humano, memoria, deseos e impulsos, percepción consciente y metaconsciente), además de la mayoría de los impulsos vitales del ser humano tales como por ejemplo: el tálamo es un retransmisor que dirige la información que se genera hacia las partes del

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
cerebro que corresponden: hacia el cerebro reptiliano, si se trata de escapar de un incendio; hacia el córtex cerebral pensante, si de lo que se trata es de hacer una obra creativa. La información se desplaza desde el cerebro límbico (el que está superpuesto entre los otros dos), mediante módulos, tubos y cámaras, llevando información hacia el córtex pensante (el cerebro más externo de los tres). Al propio tiempo, si la información neuronal se dirige hacia abajo, llegamos a lo que se denomina tronco cerebral o cerebro reptiliano (el de la supervivencia). También el cerebro reptiliano (por su forma de reptil), que es inconsciente, transfiere permanentemente información hacia arriba, hacia el cerebro límbico (cerebro emocional o cerebro del mamífero, dada la creencia que surgió entre los mamíferos). Y el cerebro reptiliano, a su vez, está profundamente conectado con la parte consciente del córtex pensante (cerebro creativo); la comunicación neuronal en sentido inverso también se lleva a cabo en nuestro cerebro. Ahora bien, si separamos los dos hemisferios, encontramos por debajo de la corteza un abanico de módulos, tubos y cámaras, cada uno con su función y todos interconectados por cuerdas axonales (como un cableado). Se trata del córtex o cerebro pensante. La mayoría de los módulos son grisáceos mientras que las bandas que los conectan, los axones, son más claros porque están cubiertos por mielina, una sustancia aislantefacilitadora de la conectividad eléctrica entre neuronas. Todo está interconectado neuronalmente entre los tres cerebros. ¡Muchísimas gracias a todos y a todas por vuestra inconmensurable atención! ¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, martes 5 de julio de 2011 – 00:49:59 horas.

15. LA ESENCIA DE LA EMOCIÓN

ESTÁS AQUÍ PARA SER FELIZ

Lista de reproducción “Aunar esfuerzos y dividir diferencias“ Ricardo Marín Tälero Hoy, antes de venir a casa en el autobús, recordaba cómo había superado muchas etapas en mi vida: siendo niño gané siete medallas de oro de natación en un solo certamen y en todos los estilos. Y me di cuenta que el ser humano es capaz de superar cualquier cosa que se le presente en la vida. Cuando llegué a casa, me puse en la tarea de redactar el presente escrito, teniendo antes que entrar en esta página; y cuál no fue mi sorpresa al ver que hemos superado las 500 lecturas lo cual me anima considerablemente a seguir ofreciendo contenido de calidad. Y al propio tiempo, el darme cuenta de la existencia de dos lecturas, de entre las 500, que figuran como top: una, “Coaching para desarrollar todo el potencial que llevamos dentro“; y otra, que me causó más curiosidad todavía y recordé con inmenso cariño, “la fabula del aguila“. Repasando los videos, comprobé que ambos son esencialmente motivadores. Si recordáis, la fábula del águila hace mención a que esta ave ha de pasar por un calvario para encontrar tras el mismo la renovación, teniendo incluso que partir su propio pico o morirá de hambre: renovarse o morir. El otro video nos habla de crecimiento personal, en una entrevista hecha a Fernando Álvarez. Lo que trae a colación la última clase de hoy, por ahora: la contraportada de la Vanguardia. Lo que trae a colación con lo que son las circunstancias que afectan nuestras vidas en un círculo o red de personas, a modo de redes neuronales, donde todos los acontecimientos tienen un enorme parecido: este lunes había leído la contraportada, pues se da el caso que parece ser que no soy el único que comienza un periódico o una revista por la contraportada, como desde siempre lo vengo haciendo. El hecho es que el lunes 4/7/2011 le hacen una entrevista a un entrenador emocional, Joaquim Valls, que intitulan “Da instrucciones nocturnas a tu cerebro, ¡y obedecerá!“, en el que pude destacar cuando lo leí y tomé anotaciones del mismo, algo que, también curiosamente, me llamó poderosamente la atención en un momento de la entrevista: Joaquim Valls nos dice que un día tomó la decisión de hacer feliz a su hija, lo que me

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
toca muy de cerca, y vio lo que las personas de éxito tienen en común y mis recuerdos incluso enlazaron con un eBook que escribí hace ya algún tiempo: 1. Buen autoconcepto. 2. Optimismo. 3. Extraversión. 4. Empatía. 5. Autogestión emocional. 6. Proactividad. 7. Perseverancia. Intentaremos, en la medida de lo posible, adentrarnos en cada uno de los anteriores conceptos y así poder profundizar algo sobre los mismos, dado que incluso en la clase de hoy se dio algo parecido cuando vimos aquél decálogo sobre la “habilidad del trato”. “La felicidad es interior, no exterior; por lo tanto, no depende de lo que tenemos, sino de lo que somos“ Henry Van Dyke 1. Buen autoconcepto. La autocrítica es buena y productiva si es positiva. Un buen autoconcepto tiene una gran relevancia en la vida de las personas y realiza una gran labor en el sistema educativo. Las personas que entran en un sistema de autoevaluación adecuado, producen seguridad y confianza en sí mismos. Impulsan a la persona a continuar una vida llena de posibilidades, donde se adquiere una buena salud emocional y llegan a aportar informaciones interesantes. Sin importar las probabilidades que nos marcan en la vida, física y mentalmente: baja estatura, calvicie, obesidad; edad, condición social y otros aspectos relacionados con problemas que parecen haber tenido solución en su día y ahora rebrotan con más ímpetu, siendo señal de que la herida aún no está del todo cerrada. “Nunca daré mi brazo a torcer mientras haya una gota de esperanza“ Ricardo Marín Tälero 2. Optimismo. ¡Qué decir del optimismo! Que es fantástico, grandioso, que te alegra la vida y favorece tu existencia. El optimismo es esperanza, es gratitud. El optimismo es la fuerza que todo lo transforma en felicidad, sea cual sea la fuente de donde provenga y sean cuales sean las circunstancias que te aborden en un momento dado e inusitado. El optimismo nos permite tener el valor para afrontar la vida, las dificultades con buen ánimo, con perseverancia, descubriendo lo positivo en las personas y en las cosas, el vaso lleno, lo que nos instruye y fortalece, el camino más corto hacia la felicidad, un

elemento vigorosamente constructivo, ver oportunidades en todas partes, una cucharada de mermelada. “La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días“ Benjamín Franklin 3. Extraversión. La extraversión es la tendencia a volverse hacia el mundo (test del limón). La extraversión aduce al modo en cómo la persona percibe su energía. Es una conducta social. Es un movimiento de ánimo basado en la contemplación. Psicológicamente, es una naturaleza conciliadora en el que la atención es ampliamente la experiencia para alcanzar el pleno éxito. “La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar“ Thomas Chalmers 4. Empatía. La empatía es la inteligencia comunicativa. El ser capaces de captar lo que el otro nos comunica y compartir sus sentimientos. Permite un entendimiento sólido entre dos personas, es una destreza básica de la comunicación interpersonal, nuestro radar social que permite navegar con acierto en el mar de las emociones, ponerse en los zapatos de la otra persona, fundamental en la comunicación humana. Cuando desarrollamos la empatía las emociones de los demás resuenan en nosotros. La empatía consiste en ir más lejos, cuando te piden un kilómetro viajas dos, es la tendencia o actitud a escuchar proactivamente. “Felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace“ Jean Paul Sartre 5. Autogestión emocional. La autogestión emocional es la felicidad. Consiste en la ejercitación práctica, consciente e individual de metodologías que conducen a la felicidad, tales como: el autoliderazgo, el remover viejas heridas profundas del pasado personal como marco de trabajo, reconocer fortalezas y debilidades propias, nuestras preferencias, valores y límites, la consonancia. La autogestión emocional es el portal de la Inteligencia Emocional. Es la cualidad intrínseca del éxito, al cambiar de actitud cambiamos nosotros mismos. Es la identificación del impacto fisiológico de las emociones mediante unas pautas sencillas que anidan en la reflexión. “Pensar para actuar y no actuar para pensar“ Ricardo Marín Tälero 6. Proactividad. Algo sobre proactividad vimos al tratar la empatía. La proactividad es una conducta activa en la que adquieres el pleno control de ti mismo. Implica la toma de iniciativa. La proactividad nos dice que tenemos libertad para elegir, escoger nuestra respuesta, tomar conciencia de nuestros actos, ser responsables. El término proactivo se refiere a una actitud que puede ser observable en cualquier ser humano y se caracteriza

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011
fundamentalmente, entre otras cosas, por: pensar las cosas antes de actuar. La proactividad es, en suma, un pensamiento de superación, el corregir nuestros propios errores. “La perseverancia vence lo que la dicha no alcanza“ Proverbio popular 7. Perseverancia. Alguna referencia sobre perseverancia la tratamos cuando vimos el optimismo. La perseverancia es la actitud firme de alcanzar cosas en la vida, un objetivo, aunque sea a corto plazo pero en una misma dirección, proponerse llegar al final definido por uno mismo. Es constancia, firmeza, tesón. Es un esfuerzo continuo, valor fundamental en la vida. Es el mantenimiento de la fortaleza, una verdadera lucha interna, la virtud de mantener los valores más presentes transmitidos generación tras generación, un rasgo de carácter esencial para la formación del ser humano: muchas cosas se pueden hacer en este mundo con perseverancia. “Dad al hombre salud y metas a alcanzar y no se detendrá a pensar sobre si es o no feliz“ George Bernard Shaw No olvides, no obstante, como dice el anuncio de Coca~Cola, que estás aquí para ser feliz y para que tu felicidad sea transmitida a todos los que te rodean, aunque haya veces en que hay que sacar fuerzas de flaqueza para salir adelante, para salir airoso de las situaciones que la vida a diario te presenta, lo que más bien son oportunidades de éxito. ¡Muchísimas gracias a todos y a todas por vuestra inapreciable atención! ¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo para todos y para todas! RICARDO MARÍN TÄLERO COACH PROFESIONAL DE AECOP Barcelona, 6 de julio de 2011 – 19:00:59 horas.

BIBLIO

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

Tu Cerebro Inmortal (El Arte de la Observación) - Dr. Joe Dispenza Parte 1 - www.youtube.com/watch?v=N_IuJfxvcII Parte 2 - www.youtube.com/watch?v=g13Lo1nDM4E Parte 3 - www.youtube.com/watch?v=koR9Xel-m04 Parte 4 - www.youtube.com/watch?v=TF6PH67H650 Parte 5 - www.youtube.com/watch?v=XILoU169CSI Parte 6 - www.youtube.com/watch?v=NOARWzQZCH8 Parte 7 - www.youtube.com/watch?v=x1NsUJnEtqg Validation Parte 1 - http://www.youtube.com/watch?v=UHI6Lsxio5I Parte 2 - http://www.youtube.com/watch?v=XeCi2S2qA9o Diez minutos - http://www.youtube.com/watch?v=qvaW2kib0vk&feature=related Reinventarse - Entrevista al Dr. Mario Alonso Puig Parte 1 - http://www.youtube.com/watch?v=w7Zreokq8jE Parte 2 - http://www.youtube.com/watch?v=9eKflxVwp2U&feature=related Parte 3 - http://www.youtube.com/watch?v=vUJeeQwsBq0&feature=related El Circo de la Mariposa - http://www.youtube.com/watch?v=ZF5M_BjLg8w Pensando en los demás - La IE en la educación Parte 1 - http://www.youtube.com/watch?v=Pb_ZJ_xnx6I Parte 2 - http://www.youtube.com/watch?v=8-mPRGLpzP0&feature=related

Parte 3 - http://www.youtube.com/watch?v=6HA6BFsD57U&feature=related Parte 4 - http://www.youtube.com/watch?v=vA_qA526-hU&feature=related Parte 5 - http://www.youtube.com/watch?v=mbz_bIoisoQ&feature=related El disfraz de castor - Comunicación eficaz

• http://www.youtube.com/watch?v=siLDo1nHi0Y • Discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford (Curso 2005) • http://www.youtube.com/watch?v=6zlHAiddNUY • Atrévete. Cambia • http://www.youtube.com/watch?v=kNeTeudeygQ • El libro de la Felicidad • http://www.youtube.com/watch?v=oooJ42w-OD0 • Children see, children go • http://www.youtube.com/watch?v=SJF50kwwRJE • Automotivación - Tony Melendez • http://www.youtube.com/watch?v=klvsmXColzQ • Película - ¿Y tú qué sabes? (1 de 10) • http://www.youtube.com/watch?v=rsOsd1PxV4I

• aTube Catcher - Para descargarse vídeos de Internet: http://atube-catcher.dsnetwb.com 06/07/2011: FIN DEL CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL Y CONCESIÓN DE DIPLOMAS

CURSO DE INTELIGENCIA EMOCIONAL 2011

N O T A S

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful