Está en la página 1de 2

Argumento San Anselmo para demostrar la existencia de Dios

A posteriori y a priori

Es por la relación causa y efecto. Como la causa tiene prioridad sobre el efecto, entonces aquellos que
parten de la causa o que “buscan” la causa de la existencia de Dios, como la causa tiene prioridad sobre el
efecto, estos son argumento a priori (es decir, sin el concurso de la experiencia). También conocido como
argumento ontológico.

Los que parten del efecto para buscar la causa. Como el efecto tiene una posterioridad sobre o en relación a
la causa. Entonces son llamados a argumentos a posteriori.

San Anselmo establece los “a posteriori” en una obra llamada “Monologion” y el a priori, “Proslogion (seu
alloquium de Dei existentia)”

Problemas del argumento lógico

No todo lo que pensamos existe.

Dios aquello es mayor sobre lo cual nada puede pensarse. Es mayor existir en el pensamiento y en la
realidad, que existir sólo en el pensamiento.

¿Existe un solo criterio de moralidad?

Antes de realizar la acción, la conciencia moral avisa hace dar cuenta de si está bien o mal

Ley moral natural. El hombre descubre con su propia razón.

Al hablar de moral, hay un criterio subjetivo de moralidad. Criterio personalizado. Esto me dice lo que está
bien o mal. Este criterio es la conciencia moral. La conciencia moral bien y mal.

La conciencia sirve para dar cuenta de las cosas. Nos hace dar cuenta de la bondad o malicia de las
acciones. Del aspecto moral de las acciones. Santo Tomás dice que esta conciencia moral actúa en dos
momentos. Antes y después de la acción. Conciencia anterior y conciencia consecuente o posterior.

La conciencia anterior, antes de realizar la acción, avisa que eso que se hará es bueno o malo. Hace dar
cuenta de tal manera que, cuando hace, hizo sabiendo. Con esta, uno se hace responsable de lo que hace. Actúa
como guía.

La conciencia consecuente, pone a uno en una situación de tranquilidad o arrepentimiento. Bienestar o


malestar. Actúa como juez.

La conciencia moral se puede cuidar, acallar o manipular.

Hay otro criterio. La conciencia moral no legisla. Ella no legisla pues se caería en un relativismo. Avisa. Se
fija en otro criterio para discernir. La naturaleza del hombre.

El otro criterio es la Naturaleza humana, esta es analizada por la conciencia moral, la cual percibe la
naturaleza del hombre y entiende que debe perfeccionarse aún. Ya que el hombre es un ser inacabado, debe ir
desarrollándose y humanizando cada vez más su naturaleza; también entiende que la naturaleza humana
incompleta en su desarrollo, que no cualquier cosa hace posible su desarrollo; entonces es la conciencia moral la
que descubre cuales son las acciones que posibilitan el desarrollo de su naturaleza, diciendo que si tal cosa es o
no es bueno o malo para su desarrollo.

La teoría voluntarista dice que no existe leyes naturales, todo depende de la voluntad de Dios, nada escapa
de la voluntad de Dios, nada se puede hacer para lograr algo o para evitar algo sin la voluntad de Dios, algo es
bueno porque Dios decretó por su voluntad que eso es bueno y alfo es malo porque Dios decretó que eso sea
malo, aunque para la inteligencia pueda ser incorrecta, antes está el decreto de la voluntad de Dios y la voluntad
de Dios es libre, y puede cambiar, según Scotto, la voluntad de Dios se conoce a través de los 10 mandamientos.
Es como un totalitarismo, pero teísta.

También podría gustarte