T E M A S

D E

A C T U A L I D A D

El ahorro de las familias: Una visión global
Una revisión pormenorizada de las aportaciones teóricas sobre el tema
El crecimiento económico depende de la formación bruta de capital o inversión y ésta depende del ahorro. Desde una perspectiva macroeconómica , es decir, a un nivel agregado, el ahorro determina el crecimiento de la producción y de la renta a largo plazo. El ahorro se define como la diferencia entre la renta generada y el consumo realizado. En este artículo hemos querido hacer una revisión histórica resumida de las teorías que tratan de explicar la formación del ahorro familiar y su interrelación con el resto de variables macroeconómicas fundamentales.

L

os economistas se han interesado desde siempre por los factores que determinan la proporción en que la sociedad distribuye su renta entre consumo y ahorro. Tradicionalmente la investigación teórica y empírica de estos elementos se ha basado en el concepto de función de consumo, que recoge una serie de variables que influyen sobre el consumo, así como el carácter y magnitud de sus efectos. La renta es, evidentemente, una de las más destacadas variables a considerar. Buena parte de las investigaciones se

han ocupado del estudio de la dependencia entre consumo y renta. En este contexto, aparece el ahorro y lo hace como diferencia, positiva o negativa, entre renta y consumo. Así, todas las relaciones incorporadas a la función de consumo pueden asimismo incorporarse a la función de ahorro. Resulta indiferente que la atención se centre sobre los determinantes del consumo o sobre los del ahorro ya que las conclusiones de cualquiera de las orientaciones pueden aplicarse al otro. Por ejemplo, la afirmación de que las economías familiaNº 82, NOVIEMBRE 1999

68

DIFERENTES SON LAS MOTIVACIONES QUE PUEDEN LLEVAR A UNA UNIDAD FAMILIAR A TOMAR ESA DECISION. NOVIEMBRE 1999 cimiento de su capacidad productiva. Algunos bienes duraderos de consumo se valoran simplemente por su precio de compra. tal como lo mide la contabilidad nacional no suele incluir todas nuestras previsiones para el futuro. problema fundamental cuando se trata de equipo productivo y explotaciones. La primera de ellas es la importancia del ahorro para la acumulación de la riqueza de las naciones y para el creNº 82. puede decirse que el consumo utiliza los recursos productivos en el momento presente. según Duesenberry (1949) no de las cantidades absolutas consumidas. s DISTRIBUCION DE LA RENTA ENTRE CONSUMO Y AHORRO ¿ Por qué se han interesado tanto los economistas por la distribución de la renta social entre consumo y ahorro? Son dos las respuestas principales. A pesar de estos obstáculos y de algunos otros. si permanece invariable la distribución relativa de la renta. cualquiera de estos dos planteamientos no es más que una primera aproximación a la realidad. En todo caso. no cabe duda que los procesos de decisión individual y social que determinan la proporción de ahorro bajo formas de medición convencional son importantes para el crecimiento económico. xxx La importancia del ahorro para la acumulación de la riqueza de las naciones y el 1 La utilidad del consumidor depende. situados en las zonas más elevadas de la distribución de la renta pueden permitirse elevadas propensiones la ahorro mientras que sus “seguidores” responden a las presiones sociales con elevadas propensiones al consu- mo. En general. La Gran Depresión de los años treinta puso de manifiesto la importancia de la función de consumo y buena parte ➧ 69 . NO DEDICAR TODA LA RENTA DISPONIBLE DE UN PERIODO AL CONSUMO. El avance hacia la igualación de las desigualdades de renta tendería a incrementar el coeficiente de ahorro. mientras que el ahorro deja para el futuro los recursos disponibles para la producción y el consumo. PARA UNA FAMILIA. sino de la relación entre esas cantidades y el consumo de otras personas con las que el consumidor pretende competir socialmente o cuya presión le obliga a comportarse de una determinada forma. Un aumento general de la renta absoluta. Otro escollo práctico plantea la medida del ahorro incorporado a los seres humanos en forma de mayor cualificación y mejoras del nivel educativo ya que la contabilidad nacional no contabiliza como ahorro los gastos en educación ni los asocia con un aumento de la riqueza nacional en forma de capital humano.T E M A S D E A C T U A L I D A D LAS EXPLICATIVAS DEL TEORIAS AHORRO FAMILIAR LA HIPOTESIS DE LA RENTA RELATIVA LA DECISION DE AHORRAR IMPLICA. no altera ni las presiones sociales ni la respuesta a las mismas en términos de proporción de renta consumida y/o ahorrada. Los líderes del consumo. Un problema práctico surge de la difícil medición de estos conceptos tomados de la contabilidad nacional de modo que correspondan a la distinción fundamental entre disposición presente y futura. Uno de los problemas consiste en medir el valor de los servicios prestados por los stocks de bienes duraderos de consumo y de producción y poder valorar su depreciación. La segunda respuesta surge como consecuencia de la depresión de los años treinta y las consiguientes aportaciones teóricas y prácticas surgidas a partir de ese momento. El ahorro. crecimiento de su capacidad productiva explica su interés xxx res españolas gastan globalmente en consumo el 91 por ciento de su renta después de los impuestos equivale a decir que ahorran el 9 por ciento de su renta disponible.

Keynes defendió que mientras el consumo es un componente previsible de la demanda agregada. 70 Nº 82. cuando la renta corriente es más alta. Muchas economías familiares se encuentran por debajo de su renta permanente en las recesiones y depresiones. Había que temer que los excedentes LAS EXPLICATIVAS DEL TEORIAS AHORRO FAMILIAR 2 RENTA PERMANENTE Y VITALICIA En trabajos independientes. LOS “CLASICOS” Y SUS SUCESORES Esta visión.M. En los primeros años de su vida activa los consumidores recurrirán al endeudamiento y en los últimos al desahorro. la inversión es volátil e inestable. sino que se derrochará en desempleo y capacidad ociosa. que no considera al ahorro como algo siempre deseable.T E M A S D E A C T U A L I D A D ➧ del pensamiento económico de la época y del periodo inmediatamente posterior gira en torno a la preocupación por dicha función. En el período intermedio. Así. la inversión privada tanto interior como exterior y el gasto público. es decir. F. El nivel de consumo de un individuo o familia no depende solamente de la renta del período en curso –la renta corriente-. el individuo o la familia tenderán a ahorrar una mayor proporción de la renta para poder mantener el nivel de consumo tras la jubilación. Una economía no producirá al ritmo que permiten su mano de obra y su capital a menos que la demanda global efectiva de bienes y servicios sea suficiente para absorber el producto de su total capacidad o “pleno empleo”. está vinculada a las teorías de “subconsumo” de los ciclos económicos. de la riqueza heredada o acumulada hasta el presente. Intentan distribuir sus recursos consumibles vitalicios a lo largo de toda su vida. la estructura temporal de las rentas o las preferencias de los consumidores. intentan acumular durante sus años activos un volumen de ahorro que les permita mantener el mismo nivel de consumo durante los años de jubilación. 1956) indican que las expectativas optimistas J. el empleo y la capacidad industrial serán inferiores a sus niveles de pleno empleo. M. Esta teoría considera que el horizonte de planificación del consumidor individual es toda su vida. s KEYNES. mientras que aquéllos cuya renta mejora consumen en general menos que las economías familiares que habían conseguido ese mismo nivel de renta. a la renta media que esperan percibir durante su horizonte de planificación. con su riqueza y con otras variables. sino también de las rentas esperadas en el futuro. Keynes en su General Theory of Employment. el producto. Si estos elementos de la demanda no absorben el ahorro de pleno empleo. El concepto de renta permanente es más amplio que el de renta corriente. incluyendo tanto los ingresos derivados del trabajo como los obtenidos de los activos físicos y financieros que posee la familia. Los consumidores que sufren descensos en su renta se resisten a abandonar los niveles anteriores de consumo. Interest and Money (1936). La visión más influyente y considerada por los economistas es la que ofreció J. Friedman no define ni el factor de proporcionalidad. De igual manera. Friedman (1957) y Modigliani y Brumberg (1954) apuntaron que las rentas no corrientes afectan al consumo corriente. que podría variar con la fase del ciclo vital de cada economía familiar. NOVIEMBRE 1999 . La “hipótesis de la renta permanente” de Friedman apunta que el consumo de las economías familiares es proporcional a su renta permanente. ni la longitud del período de horizonte de planificación. Se supone que los individuos no planean ahorro neto vitalicio alguno. de los tipos de interés esperados. Esta explicación es más satisfactoria en caso de recesiones que se consideran temporales que en períodos prolongados de recesión. las investigaciones de Katona y otros autores de la Universidad de Michigan (Katona y Mueller 1953. La hipótesis de la renta vitalicia o hipótesis del ciclo vital debe su aparición a Modigliani. La incapacidad sistemática para utilizar el ahorro potencial era la causa principal de las recesiones económicas. es decir. La hipótesis de la renta permanente destaca que el ahorro permite a las familias la nivelación del consumo entre fases alcistas y bajistas de su ciclo vital. Ando y Brumberg. Si el consumo privado es inferior al producto. por tanto su consumo es elevado en relación con su renta corriente. con el tipo de interés. Wieser de renta futura estimulan el consumo corriente. La propensión nacional al ahorro no dará lugar a aumentos de la riqueza nacional. mientras que las pesimistas causan el efecto contrario. de la edad. Keynes F. la diferencia deberá absorberla el gasto de no consumo.

Lo más destacado.T E M A S D E A C T U A L I D A D crónicos de ahorro de pleno empleo sobre la inversión en las economías más opulentas. de manera que las diferencias entre el tipo de interés natural (de equilibrio a largo plazo) y el tipo de interés de mercado (de corto plazo) justifican la evolución del ahorro desde una persxxx LAS EXPLICATIVAS DEL TEORIAS AHORRO FAMILIAR 3 LA HIPOTESIS DE LAS RESTRICCIONES DE LIQUIDEZ Existe una restricción de liquidez cuando el consumidor espera percibir una renta más alta en el futuro y no puede pedir un préstamo para mantener el consumo actual (R. la visión posterior de los economistas vinculados a los modelos keynesianos. y afecta especialmente a las economías domésticas de renta baja. la mitad del consumo se ajusta a la teoría del ciclo vital y el resto corresponde a personas que consumen toda la renta que perciben cada año. Así. plantea una dependencia decisiva del ahorro respecto a la renta disponible y no de los tipos de interés. los individuos consuman en función de la renta que obtendrán a lo largo de toda su vida. pectiva nacional de forma que cuando los tipos de interés suben. Esto explica la excesiva sensibilidad del consumo a la renta. Fischer. llevaran a éstas. y pese a que el cuerpo teórico desarrollado por Keynes constituye el origen de destacadas aportaciones posteriores. Sin embargo. según la teoría del ciclo vital. y ligan el consumo a la renta obtenida cada año. por lo que los desajustes entre los tipos a corto y largo plazo condicionan la evolución del ahorro. en ausencia de medidas correctoras. la riqueza financiera y no financiera y las expectativas de los agentes económicos. Una forma de describir el actual estado del conocimiento sobre el ahorro es que en un nivel teórico se conoce El consumo utiliza los recursos productivos del momento presente. NOVIEMBRE 1999 ➧ 71 . Esta evolución explica la complejidad que los sistemas económicos van registrando en su proceso de crecimiento de la producción y de la renta. haciendo que las variables o factores determinantes del ahorro sean cada vez más numerosas y más complejas para abordar la explicación del comportamiento del mismo. son importantes para el crecimiento economico xxx del ahorro no ya solo la renta disponible sino que también consideran relevante el papel de los tipos de interés. es la identificación del consumo con los elementos previsibles y de la inversión con los inestables del gasto nacional. así como también las preferencias. no podemos olvidar que los primeros economistas que elaboraron un modelo de funcionamiento de la economía en su conjunto y que se agrupan en torno a la denominación “clásicos” también dedicaron su atención al ahorro en las economías considerándolo fundamentalmente como variable macroeconómica dependiente del tipo de interés. la motivación keynesiana de la elección social entre consumo y ahorro no exige una identificación del consumo con el presente y del ahorro con el futuro. el volumen de ahorro se incrementa y viceversa. desde su punto de vista. Posteriormente. S. 1994). Estas restricciones impiden que. Como se ha apuntado anteriormente. Dornbush. mientras el ahorro deja para el futuro los recursos disponibles para la producción y el consumo xxx Nº 82. los modelos de los nuevos economistas clásicos incluyen como determinantes fundamentales xxx Los procesos de decisión individual y social que determinan la proporción de ahorro. Se estima que en Estados Unidos. a soportar desempleo de forma crónica.

La deuda que se emite hoy debe amortizarse en el futuro. NOVIEMBRE 1999 72 . las variaciones de los impuestos no deberían influir en el consumo. las reducciones de los impuestos deberían haberse ahorrado y la tasa de ahorro de las economías domésticas debería haber subido. protagonista de numerosos estudios aparecidos en esta publicación. por R. Entre las razones por las que el incremento de la presión fiscal puede contribuir a la caída de la tasa de ahorro familiar podemos apuntar. Malthus. en 1988. Esta situación encuentra su justificación actual por la mayor reducción que el ahorro de las familias de los países industrializados ha experimentado en la década de los ochenta en relación con otros componentes del ahorro nacional. en algunos casos como el español. Cuando se reducen hoy los impuestos. la combinación de progresividad en el sistema fiscal español y la inflación registrada ha hecho más rentable ser prestatario que prestamista. que el Estado financia endeudándose. Malthus y Sismondi reconocían la posibilidad de que la demanda podía constituir un límite a la producción agregada. La expansión del sector público. a su vez. mientras Ricardo y Say (en la línea de los opositores a Keynes como Robertson. la Administración Reagan recortó sustancialmente los impuestos en Estados Uni- dos. llegó a la conclusión de que las reducciones de impuestos aumentan el consumo. la teoría parece avanzar por delante de la investigación empírica. En este artículo queremos centrarnos en el repaso de esas aportaciones teóricas y hacerlo en relación a uno de los sectores institucionales esenciales para el estudio del ahorro privado que es. Hayek y Pigou) negaron esta posibilidad. Poterba. Por consiguiente. las economías domésticas ahorran la reducción. en primer lugar. Existió con anterioridad a este planteamiento la discusión ahorro-inversión entre Ricardo. probablemente debido a las restricciones de liquidez. En segundo lugar. Mucho menos se conoce sobre las interacciones entre esos determinantes. Barro. Durante bastante tiempo.T E M A S D E A C T U A L I D A D LAS EXPLICATIVAS DEL TEORIAS AHORRO FAMILIAR 4 LA HIPOTESIS FISCAL Se afirma a menudo que la mejor forma de aumentar el ahorro nacional es aumentar el ahorro público subiendo los impuestos. Para devolver la deuda. puede haber comportado. por lo que se produce una tendencia al crecimiento de la ➧ mucho sobre los determinantes del mismo. Supongamos que el presupuesto está equilibrado inicialmente y que el gobierno baja los impuestos. ya que estas oscilaciones en los impuestos no afectan a la renta permanente. Sin embargo. Como es bien Nº 82. y muy poco se conoce en el plano empírico sobre las verdaderas causas del ahorro (Kotlikoff). en 1974. La evidencia sugiere que las variaciones de los impuestos sí afectan al consumo y al ahorro. una reducción de la tasa de ahorro familiar. A principios de la década de los ochenta. por lo que pueden pagar unos impuestos más altos mañana. En cambio. 1990) por lo que el impuesto tiende a deprimir el ahorro. Ricardo en el siglo XIX y defendido posteriormente. Say y Sismondi. que han s LAS APORTACIONES PREVIAS: LA DISCUSION AHORRO-INVERSION ocupado un lugar muy destacado entre las preocupaciones de los economistas. según las hipótesis de Barro y Ricardo. Como es frecuente en economía. las variaciones de los impuestos son contrarrestadas exactamente por una variación contraria del ahorro privado. la tasa de ahorro personal cayó Una posible explicación es la existencia de restricciones de liquidez. cabría destacar la desaparición de incentivos al ahorro. junto con los intereses que lleva consigo. J. lograda sobre la base de una rápida progresión de la fiscalidad directa sobre las familias. el gobierno deberá subir los impuestos en el futuro. Según la teoría de Ricardo y Barro. que el impuesto sobre la renta tiene elevada progresividad sobre perceptores de rentas del trabajo (siempre que se trate de rentas generadas en la economía no sumergida) relativamente elevadas y con capacidad para ahorrar (Raymond Bara. Otra es que las economías domésticas no se comporten como prescribe el modelo de Ricardo y Barro. las familias. El modelo de equivalencia ricardiana fue desarrollado por D. Se registra un déficit presupuestario. Hawtrey.

podría darse la existencia de restricciones de liquidez. lo que les habría llevado a rechazar la Ley de Say (la demanda está sólo limitada por la producción. Italia y Japón. Francia. distintos activos financieros y distintos países: España. una situación de desempleo. pueden ser consideradas por las familias como un ahorro forzoso con el fin de adquirir derechos a percibir ingresos adicionales en la etapa de jubilación actuando como sustituto imperfecto del ahorro familiar. lo que indica que para un desempleado es difícil endeudarse para mantener su nivel de consumo. Estados Unidos.de una parte de las familias. Marchante. la renta disponible corriente será el factor principal que determine el consumo –y el ahorro. la redistribución de la renta. En tercer lugar.T E M A S D E A C T U A L I D A D LAS EXPLICATIVAS DEL TEORIAS AHORRO FAMILIAR LAS EXPLICATIVAS DEL TEORIAS AHORRO FAMILIAR tasa de endeudamiento de las familias. Gran Bretaña. pueden haber influido en la caída de la tasa de ahorro de las familias. una función de demanda de inversión elástica al ti- po de interés establece una relación inversa entre el volumen de inversión previsto y el tipo de interés y por otro lado. puede conducir a la reducción del volumen agregado del ahorro de las familias si difieren las propensiones marginales de los grupos afectados. 5 EL AHORRO EN CONDICIONES DE INCERTIDUNBRE: EL Una de las motivaciones del ahorro por parte de los individuos o familias que debemos considerar es la previsión de situaciones desfavorables -una merma de ingresos. Al margen de la imposición directa. Así. siempre identificaron las decisiones de ahorrar con las decisiones de invertir. Para hacer frente a la incertidumbre sobre el futuro se produce el ahorro precautorio o bien la protección frente a los riesgos potenciales mediante la contratación de seguros. enfermedades. Ricardo y Malthus en el Reino Unido y Say junto a Sismondi en el continente. las cotizaciones sociales efectivas pueden haber tenido también un impacto negativo en el ahorro familiar ya que al constituir una detracción de la renta. Las prestaciones sociales pueden estimular el consumo privado y. Por ello. reducir el ahorro de las familias. Por otro lado. por diferentes razones. al analizar la rentabilidad real del ahorro para el período 1982-89 para distintos individuos tipo. Por último. la posible divergencia entre ahorro e inversión nunca fue del todo aclarada. 1997). las prestaciones sociales y las cotizaciones sociales. invalidez-. la tasa de interés puede mostrarse poco sensible a las diver- ➧ 73 . si aparecen razones que pospongan u obstaculicen la acción de las fuerzas descritas por la teoría del interés. Ninguno de ellos planteó un análisis de corto plazo sobre el tiempo que puede transcurrir entre la decisión de ahorrar y la de invertir. La revolución marginalista proporcionó bases teóricas firmes al principio de Say. o bien pueden considerarse como algo similar al impuesto sobre la renta del trabajo y ya hemos mencionado sus efectos negativos sobre el ahorro de las familias. esta tasa de interés es suficientemente sensible a las divergencias existentes entre las decisiones de inversión y el ahorro de pleno empleo como para asegurar su papel equilibrador. en parte al menos. NOVIEMBRE 1999 sa prope demand”). una vez se ha dispuesto de todo el ahorro pasado. la tasa de desempleo. Concluyeron que la rentabilidad real del ahorro en España es de las más bajas y todo ello a pesar de los elevados tipos monetarios de interés vigentes en ese período en España. Por un lado. que impliquen disponer de un mayor volumen de renta. aunque esté convencido de amortizar su deuda con ingresos futuros. (A. En este contexto. En el caso de la población desempleada. Aquí el mercado para el capital (tanto en su versión stock como en su acepción como flujo) no es una excepción a la teoría general de precios basada en los conceptos de utilidad marginal y productividad marginal. Por ello. la Ley de Say no es el resultado de un análisis del proceso ahorro-inversión sino más bien el resultado de la ausencia de dicho análisis. por tanto. Este análisis les habría forzado a admitir la posibilidad de la existencia de divergencias entre el ahorro planificado y la inversión. “L’offre crée Nº 82. podría justificarse que su financiación se produjese. podría acontecer que un incremento rápido de la fiscalidad puede ser interpretado por los agentes económicos como un shock atípico en la progresión regular de la fiscalidad. Un estudio en ese sentido lo proporcionaron Fernández y Saá (1989). En el planteamiento clásico. conocido. por la vía de la detracción del ahorro.

sino que pueden producirse varias transferencias de riqueza a los descendientes a lo largo de la vida. En el caso de la demografía y su relación con el ahorro. También hay que considerar que la solidaridad intergeneracional no se reduce a un único legado al final de la vida. La investigación realizada por Barro y Becker (1987-88) es la primera en relacionar decisiones de fertilidad con el ahorro a largo plazo. de ahorro adicional. Auerbach. Otros estudios examinan las conexiones entre cambios demográficos. Kotlikoff y L.T E M A S D E A C T U A L I D A D ➧ gencias entre inversión planificada y ahorro planificado y no garantizar permanentemente el pleno empleo de trabajo y capital.J. se ahorra pensando en la jubilación y el consumo en la vejez (hipótesis del ciclo vital). mientras que en los primeros años de vida activa. ya que la teoría del ciclo vital afirma que el ahorro se produce especialmente en la edad intermedia. s EN LOS ALBORES DEL SIGLO XX Wicksell plantea a principios de siglo.no tiene ningún papel. NOVIEMBRE 1999 . 1981). paradógicamente. sugieren que la tasa de ahorro en Japón en el año 2030 será inferior a la de Estados Unidos). 1989. un proceso acumulativo en el que la LAS EXPLICATIVAS DEL TEORIAS AHORRO FAMILIAR 6 LA HIPOTESIS DE LA EXISTENCIA DE SOLIDARIDAD El comportamiento de los individuos ante el ahorro plantea el interrogante de si éste se ve motivado por el deseo de dejar una herencia o. nadie considera cómo los cambios en el tamaño de la familia afectan a la previsión familiar y. La discusión se basa en que la cantidad de riqueza existente en la economía es demasiado grande para que los individuos sólo hayan ahorrado para la jubilación (L.J. puede haber contribuido a reducir la tasa de ahorro. por tanto. los análisis de simulación han constituido el principal vehículo para demostrar la importancia de los cambios demográficos en el ahorro. 74 Nº 82. al denominado ahorro precautorio o de precaución. También siguiendo los postulados de la teoría del ciclo vital. Los obstáculos son habitualmente atribuidos a la presencia del dinero. los individuos recurren al endeudamiento y en los últimos. tuvieron que recurrir a factores monetarios para poder construir un análisis de estabilidad plausible. R. Otro tema no explorado es cómo el incremento de la tasa de divorcios afecta al comportamiento del ahorro o cómo el aumento de las personas mayores viviendo solas afecta a la demanda por parte de éstas de vivienda y.P. Es fundamental en el plantea- LAS EXPLICATIVAS DEL TEORIAS AHORRO FAMILIAR 7 FACTORES DEMOGRAFICOS Y AHORRO Algunos economistas sostienen que los factores demográficos contribuyen a explicar el hecho de que las tasas de ahorro de las economías domésticas de Japón sean mucho más altas que las de Estados Unidos: la proporción de personas jubiladas es más baja en Japón que en Estados Unidos. El análisis de las fluctuaciones en el nivel de actividad económica se convierte entonces en parte de una teoría del dinero separada de la teoría de precios y distribución. trabajando en un marco teórico en el que el dinero –en el largo plazo. La estructura temporal de los tipos de interés falla a la hora de ajustarse inmediatamente causando variaciones de precios y cambios temporales en el nivel de actividad. Nicoletti. por el contrario. Kotlikoff. política fiscal (incluida seguridad social) y ahorro. algunos economistas esperan que la tasa japonesa de ahorro comience a descender (A. podemos entender que en la economía española el incremento de la proporción de jóvenes asalariados en la población activa a partir de 1985.Hagemann y G. De hecho. L. al desahorro. por ejemplo. naturaleza discontinua del progreso técnico (o lo que Marshall refería como cambio en las expectativas del empresario capitalista) da como resultado la existencia de fluctuaciones en la rentabilidad de las inversiones. Noguchi (1986) empezó a explorar las interacciones de los legados no altruistas (herencia dejada a sus descendientes por individuos que fallecen con anterioridad a su expectativa de vida) y el cambio demográfico. Dado que el porcentaje de ancianos existente en la población japonesa está aumentando rápidamente. Summers. por ello. los marginalistas. Pero no hay apenas estudios acerca de influencias más sutiles entre demografía y ahorro.

esta elasticidad podría ser suficiente para restablecer el equilibrio (y la estabilidad de precios) al enfrentarse a variaciones de la demanda agregada debidas a la no coincidencia entre ahorro e inversión. la escasez de capital. Los economistas ingleses. NOVIEMBRE 1999 75 . (A. en ocasiones. Wicksell concluye que el proceso inflacionista o deflacionista es mantenido por los bancos que fallan al ajustar su tipo de interés a la nueva tasa natural (abriendo por ello una brecha temporal entre ahorro e inversión) que les forzaría a aumentar o disminuir la tasa de mercado hacia un nivel de equilibrio. Para algunos. aunque el dinero y el sistema bancario fueran cruciales en la ruptura de la relación entre magnitudes “reales”. el ahorro forzado. No obstante. este proceso no es explosivo y la influencia de factores monetarios en el mercado de préstamos sólo puede temporalmente perjudicar la tendencia al pleno empleo de todos los factores de producción.T E M A S D E A C T U A L I D A D miento teórico de Wicksell o Marshall la relación existente entre la rentabilidad esperada del capital (que tenderá en circunstancias normales a igualarse a la tasa de interés real o natural) y la tasa a la que el dinero puede pedirse prestado en el mercado de préstamos. en lo que todos coincidían era en el análisis de la significación de dicha brecha y cómo ésta podía estrecharse con variaciones en el tipo de interés. los ciclos tenían una na- ➧ Nº 82. los seguidores de Wicksell en Suecia y unos pocos teóricos austríacos aportaron algunas variaciones a este planteamiento. xxx En un nivel teórico hoy se conoce mucho sobre los determinantes del ahorro pero muy poco en el plano empírico xxx turaleza puramente monetaria. centrados sobre todo en el entorno de Cambridge. Marchante. el único en el que existiría estabilidad de precios. para otros. otro medio de adquirir este tipo de bienes es mediante crédito. 1997) El predominio de uno u otro método de financiación en cada país dependerá de los hábitos sociales y del nivel de desarrollo del sistema financiero. a pesar de las fuertes discrepancias entre estos autores sobre el origen de la brecha entre ahorro e inversión. A largo plazo. Así. Sin embargo. la acumulación y una amplia variedad de causas inherentes a cualquier economía monetaria dinámica podían ser el origen del desequilibrio entre ahorro e inversión. Si la elasticidad de la demanda de capital en relación al tipo de interés falla temporalmente a la hora de ajustar ahorro e inversión debido a perturbaciones monetarias. LAS EXPLICATIVAS DEL TEORIAS AHORRO FAMILIAR 8 LA ACUMULACION DE FONDOS LIQUIDOS La adquisición por parte de las familias de bienes de consumo duradero y viviendas está precedida. la sobreinversión. Shumpeter (1939) afirmó que la brecha en- s EL PERIODO DE ENTREGUERRAS El periodo de entreguerras marca el apogeo de este tipo de análisis. por una acumulación de ahorro. las variaciones en el gasto monetario son observadas por sus efectos sobre el nivel de precios pero no sobre los niveles de producción y empleo. el subconsumo. medios alternativos de adquirir bienes duraderos o viviendas pueden tener incidencias muy diferentes sobre la tasa de ahorro agregada de las familias. No obstante.

los estudiosos del ahorro y el consumo como Katona prestaron atención a variables de carácter psicológico como actitudes. algunas de las teorías explicativas sobre el particular.E. B. M. Si aumentaba el tipo de rentabilidad del ahorro. y Fischer. Economic Papers. Papeles de Economía Española. Raymond . Madrid.L. (1997): “Una aproximación macroeconómica al ahorro”. Alianza Editorial. J. se ha intentado exponer sintéticamente. J. (1989): “La caída del ahorro en los países de la OCDE”. núm. el ahorro planificado y la inversión planificada no necesariamente coinciden. En la Teoría General (1936) el prota- xxx Las últimas tendencias de estudio del ahorro exigen la observación no solo de la situación actual del individuo sino sus planes de futuro y su historia xxx gonismo lo van a ejercer los cambios en el nivel de renta como fuerza de equilibrio entre ahorro e inversión y no el tipo de interés. (1971): Historia del pensamiento económico. Madrid. Ariel Sociedad Económica.70. J. y sus planes de futuro.. Documento de Trabajo núm. intenciones.70. The MIT Press. Commission of the European Communities.). a lo largo del artículo. 1 Marchante. (1997): “Los determinantes del ahorro y su influencia en el crecimiento económico”. el interés y el dinero. hace de su renta bruta disponible. (1994): Macroeconomía.70. Universidad de Alcalá BIBLIOGRAFIA: Andrés. s DESPUÉS DE LA II GUERRA MUNDIAL Conrad (1959) proporcionó una buena recensión de las teorías sobre el tipo de interés como variable económica clave al analizar la elección entre el consumo y el ahorro. Consejo Económico y Social. núm 89. En el corto plazo. núm. (1991): What determines savings?. alteraciones del tipo de interés tenderían a validar esas desviaciones temporales del objetivo de pleno empleo. México D. Dornbusch. Más recientemente. (1993): “Consumo privado y gasto público: evidencia para la economía española”. Sexta Edición. Marchante.L. A. q Antonio Mora Sánchez y María Jesús Such Devesa. pero al final. Raymond . Revista de Economía Aplicada. 41. Papeles de Economía Española. Lecciones de Economía Española. núm. Madrid. D. Papeles de Economía Española. Cambridge. (1991): “Microeconomics of saving”. (1996): El futuro del capitalismo. Fundación Fondo para la Investigación Económica y Social. ya a finales de los cincuenta y posteriormente.L. Barcelona. McGraw-Hill/Interamericana de España. R. W. Massachusetts. I. Keynes. S. Kauffmann. Directorate-General for Economic and Financial Affairs. Civitas. (1990): El ahorro en la economía española. B. L. núm. La distribución de algunas de las variables psicológicas entre la población puede cambiar radicalmente a corto plazo. Calzada. D. Papeles de Economía Española. las familias. y García. 65. Revista Bolsa de Madrid. Thurow. o lo que es lo mismo. Barber. Este tipo de análisis ahorro-inversión fue ultimado por Keynes en su Treatise on Money (1930). Raymond . NOVIEMBRE 1999 .F. J.(1997): “La demanda de valores presiona sobre el sistema financiero”. Fondo de Cultura Económica. J. núm 58. A. y Doménech. García Delgado (dir. (1996): El comportamiento financiero de las familias. A. Castro. (1997): “El ahorro nacional: componentes institucionales” en J.J. Ninguna parece suficiente para explicar completamente la evolución del ahorro de las familias pero el esfuerzo realizado pretende ser aclaratorio de la enorme heterogeneidad a la que nos enfrentamos al intentar definir las razones que subyacen tras la decisión de ahorrar. Kotlikoff. 76 Nº 82. L. Cutanda.L. s FACTORES EXPLICATIVOS DEL AHORRO DE LAS FAMILIAS Dada la relevancia de analizar los factores que determinan la distribución entre consumo y ahorro que uno de los sectores institucionales de una economía. (1997): “¿Depende el ahorro familiar del comportamiento de los ahorros empresarial y público?”. C. el conocimiento de toda su existencia. Argimón. (1943): Teoría General de la ocupación. atributos personales o expectativas individuales e intentaron su medición. J. núm. la elección se decantaría a favor del futuro. puede haber rigideces y tensiones que interfieran la tendencia a largo plazo a igualar esas dos magnitudes. Madrid. Tercera edición. A. Su estudio exige la observación no sólo de la situación actual del individuo sino su historia.T E M A S D E A C T U A L I D A D tre la tasa de interés “natural” y la de mercado (el corolario de la diferencia entre ahorro e inversión) era una especie de coeficiente de tensión del sistema que expresaba el grado de desequilibrio presente en éste.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful