Está en la página 1de 4

LA LECTURA

La lectura es la práctica más importante para el estudio. En las asignaturas de letras, la lectura ocupa el 90 % del tiempo dedicado al estudio personal. Mediante la lectura se adquiere la mayor parte de los conocimientos y por tanto influye mucho en la formación intelectual. Mediante la lectura se reconocen las palabras, se capta el pensamiento del autor y se contrasta con el propio pensamiento de forma crítica. De alguna forma se establece un diálogo con el autor. Laín Entralgo definió la lectura como "silencioso coloquio del lector con el autor". Se pueden distinguir tres clases de lecturas: una de distracción, poco profunda, en la que interesa el argumento pero no el fijar los conocimientos; otra lectura es la informativa, con la que se pretende tener una visión general del tema, e incluso de un libro entero; y por fin, la lectura de estudio o formativa, que es la más lenta y profunda y pretende comprender un tema determinado. Los dos factores de la lectura son la velocidad y la comprensión. La velocidad es el número de palabras que se leen en un minuto y suele ser de 200 a 250 en un estudiante normal. La comprensión se puede medir mediante una prueba objetiva aplicada inmediatamente después de hacer la lectura. Se suele medir de 0 a 10, y suele ser de 6 a 7 en una lectura normal. Es necesario que se evite siempre la lectura mecánica, es decir, sin comprensión y se ponga esfuerzo por leer todo lo deprisa que se pueda y asimilando el mayor número de conocimientos posibles. Con esto se aumenta la concentración y mejora la velocidad de lectura sin bajar la comprensión. Si se quiere conseguir una gran velocidad de lectura, doblando o triplicando la velocidad actual sin bajar la comprensión, se debería hacer un curso de lectura rápida, que mediante un entrenamiento específico se puede conseguir una gran velocidad, como la alcanzada por el presidente Kennedy que llegaba a las 1200 palabras por minuto. Antes de empezar a estudiar una lección es conveniente hacer una exploración, es decir, observarla por encima, viendo de qué tratan las distintas preguntas, los dibujos, los esquemas, las fotografías, etc. De esta forma se tiene una idea general del tema. El segundo paso sería hacerse preguntas de lo que se sabe en relación al tema y tratar de responderlas. Así se enlazan los conocimientos anteriores con los nuevos. Arturo Ramo García

Artículo principal: Ortografía del español . han sido invariablemente rechazados. y ha sufrido escasas modificaciones desde la publicación de la Ortografía de la lengua castellana. I. P. no sucede así a la inversa. W. Si bien la correspondencia entre grafía y lenguaje hablado es predecible a partir de la escritura -es decir. Los dígrafos CH y LL tienen valores fonéticos específicos. que se conservan por razones etimológicas. V. Hasta ese momento las vacilaciones en las grafías eran constantes: unos optaban por soluciones fonéticas. F. O y U) aceptan. el acento agudo para indicar la sílaba acentuada y la diéresis o crema modifica a la U en las sílabas gue-gui para indicar su sonoridad. H. Los proyectos de reforma de la grafía en búsqueda de una correspondencia biunívoca. G. D. La divergencia de la fonología de la lengua entre sus diversos dialectos hace hoy imposible la elaboración de una grafía puramente fonética que refleje adecuadamente la variedad de la lengua. como la "g"/"j". además. K. la mayoría de las propuestas actuales se limitan a la simplificación de los símbolos homófonos. Y y Z. manteniendo grafías que carecían de correspondencia en la pronunciación del español de la época. con el establecimiento en 1727 de las primeras normas ortográficas por parte de la Real Academia Española al poco tiempo de su fundación. El resultado era una falta de unidad que dificultaba la comprensión. N. Otros aspectos problemáticos son la utilización correcta de los signos de puntuación y la acentuación gráfica (tildación). dando lugar a un sistema híbrido y fuertemente convencional. y otros se decantaban por criterios etimologizantes. T. que consta de los 29 símbolos A. I. de 1854. tratando de adecuar su escritura a la pronunciación oral. S. De este modo. L. un hablante competente es capaz de determinar inequívocamente la pronunciación estimada correcta para casi cualquier texto-. LL. existiendo numerosas letras que representan gráficamente fonemas idénticos. Actualmente las 22 academias del español mantienen acuerdos que garantizan la unidad ortográfica. U. "c"/"s"/"z". Q.ORTOGRAFÍA DEL ESPAÑOL La actual ortografía española empieza a codificarse en el siglo XVIII. Las sucesivas decisiones han aplicado criterios a veces fonológicos y a veces etimológicos. "ll"/"y". "b"/"v". La ortografía del español utiliza una variante modificada del alfabeto latino. M. C. aunque la práctica se abandonó en 1994 para homogeneizar el sistema con otras lenguas. X. los primeros de los cuales datan del siglo XVII. y durante los siglos XIX y XX se ordenaron separadamente de C y L. E. la ortografía se estandarizó definitivamente bajo la guía de la Real Academia Española. Desarrollada en varias etapas a partir del período Alfonsino. J. E. CH. O. Las vocales (A. la última edición de la Ortografía de la lengua española (1999) se ha elaborado con la colaboración consensuada de todas las academias de América y de Filipinas. Fuentes frecuentes de problemas en el uso de la ortografía son las grafías que presentan igual sonido. R. B. Ñ.

Los valores se refieren a necesidades humanas y representan ideales. y de su proyección en el futuro (su visión). Son creencias fundamentales que nos ayudan a preferir. más que en sus enunciados generales. Cuando hablamos de actitud nos referimos a la disposición de actuar en cualquier momento. Reflejan nuestros intereses. pero lo que más apreciamos es el comportamiento. Valores. sentimientos y convicciones más importantes. Es decir. y dependen de la naturaleza de la organización (su razón de ser). lo que hacen las personas. Los valores se traducen en pensamientos. También son fuente de satisfacción y plenitud. sentimientos y valores. Es lo que los demás miembros de la organización esperan de nosotros. Una persona valiosa es alguien que vive de acuerdo con los valores en los que cree. pero en realidad son decisiones. Para ello. los valores organizacionales se deben reflejar especialmente en los detalles de lo que hace diariamente la mayoría de los integrantes de la organización. Al llegar a una organización con valores ya definidos. con una importancia independiente de las circunstancias. del propósito para el cual fue creada (sus objetivos). lo que significan. y lo que representan. Es decir.LOS VALORES Los valores son principios que nos permiten orientar nuestro comportamiento en función de realizarnos como personas. Lo mismo ocurre con el bienestar o la felicidad. Los valores valen por sí mismos. aunque seamos injustos la justicia sigue teniendo valor. conceptos o ideas. Son importantes por lo que son. . Pero los valores también son la base para vivir en comunidad y relacionarnos con las demás personas. Quizás por esta razón tenemos la tendencia a relacionarlos según reglas y normas de comportamiento. decidimos actuar de una manera y no de otra con base en lo que es importante para nosotros como valor. actitudes y conductas están estrechamente relacionados. Nos proporcionan una pauta para formular metas y propósitos. Decidimos creer en eso y estimarlo de manera especial. la organización debe revisar la manera de trabajar sus valores. apreciar y elegir unas cosas en lugar de otras. Permiten regular nuestra conducta para el bienestar colectivo y una convivencia armoniosa. personales o colectivos. Si esto no ocurre. En una organización los valores son el marco del comportamiento que deben tener sus integrantes. de manera implícita asumimos aceptarlos y ponerlos en práctica. o un comportamiento en lugar de otro. y no por lo que se opine de ellos. de acuerdo con nuestras creencias. Ella vale lo que valen sus valores y la manera cómo los vive. sueños y aspiraciones. deberían inspirar las actitudes y acciones necesarias para lograr sus objetivos. Por ejemplo.