Está en la página 1de 13

VITRINAS II Y III

EL GABINETE DE NATURALIA DEL PALACIO ARZOBISPAL DE TOLEDO. FONDOS LORENZANA-BORBON.

Intentamos en esta vitrina recrear las que fueran colecciones o gabinetes de "naturalia" de los Cardenales Borbón y Lorenzana, reunidas a comienzos del siglo XIX en el Palacio Arzobispal y trasladadas a nuestro instituto como recurso educativo, ya que su adscripción al Museo provincial era, para el gusto de la época, discutible. Parte de estas piezas las hemos exhibido en las vitrinas relacionadas con el mundo natural, como las conchas, la glíptica o la paleontología.

Cuando se conformaron estos gabinetes en el Palacio de Boadilla del Monte y en el arzobispal de Toledo, a finales del siglo XVIII, la ciencia y el saber científico mezclaban lo natural y lo artificial, lo racional y lo fantástico, intentaba la acumulación del saber a través de las manifestaciones del hombre y de la naturaleza. Tiene la fortuna el Instituto el Greco de poseer esta rica colección de los siglos XVII y XVIII que formó parte fundacional de sus fondos didácticos y artísticos. Poco a poco va conociéndose las características, origen y destino de estos fondos, parte de ellos se encuentran en varios museos y colecciones de nuestro país, y gran parte han desaparecido fruto de la desidia

o el desconocimiento 1 .

LOS GABINETES DE HISTORIA NATURAL

Para ver los antecedentes de estos "Gabinetes de Historia Natural" debemos retrotraernos a las colecciones del Renacimiento, que en España cuentan con una larga tradición desde el medievo, con los llamados "tesoros" o "Cámaras de Maravillas". El Escorial como edificio emblemático, serían el espejo donde los mecenas humanistas se inspirasen para su constitución, así como las pautas a seguir en la acumulación y ordenación de piezas: joyas y objetos preciosos junto a colecciones de monedas y

medallas; cuadros, tapices y esculturas de inspiración clásica; libros, globos terráqueos

y celestes junto a cartularios y relojes; objetos del mundo natural o de lugares exóticos. La rareza se unía a lo monstruoso, mientras que la alquimia convivía con la presencia de lo sacro, sustanciado este último aspecto en la colección de reliquias.

El poder de acumulación y posesión refuerzan la doble característica de las colecciones: por un lado mantienen un carácter privativo y, por otro, son objeto de exhibición. Los espectaculares conjuntos de objetos inspiran respeto y obediencia hacia el que los posee y los muestra. El montaje de los gabinetes, con colecciones de Historia Natural, Librería (biblioteca), Monetario, Maquetas, objetos de arqueología y Artificialia, pretende tomar del objeto toda su fuerza evocadora del orden natural, artístico e incluso extravagante, y lo trata como un emblema de poder.

1 “Fondos Históricos del I.B. El Greco”. Museo de Santa Cruz. Exposición del “150 Aniversario”. Toledo, Instituto de Bachillerato “El Greco”, 1995. García Martín, Francisco: “Piezas de Gabinete de Naturalia y Artificialia en el I.B. El Greco”. Alminar, nº 4. Toledo, 1995, págs. 81-116. "Los Gabinetes de Historia Natural y la colección Borbón-Lorenzana", en: El Alcázar de Toledo: Palacio y Biblioteca. Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Serv. Publ., 1998; pág. 99-108.

El proyecto de "studio" que Juan Páez de Castro presentara a Felipe II a comienzos de su reinado para ser construido en Valladolid, bien pudiera haber servido de ejemplo para el planteamiento que hiciera el infante don Antonio de Borbón de su colección de Boadilla del Monte o, posteriormente el cardenal Lorenzana en el palacio arzobispal de Toledo, ya que en 1749 se realizó una transcripción del mismo, siendo imitado por los mecenas ilustrados de la época para mandar montar sus propios gabinetes que se enriquecerían gracias a los dominios hispánicos y el poder de convocatoria y compra de los promotores de cada uno de las colecciones proyectadas.

los promotores de cada uno de las colecciones proyectadas. Páez de Castro, en la descripción del

Páez de Castro, en la descripción del Gabinete, situaba en primer lugar la biblioteca, con una galería de retratos, donde los libros de ciencia y derecho alternasen con los de teología y libros sagrados. En una segunda sala se exponían los objetos de

carácter científico, que aparecen junto a los de naturalia: "Cosas naturales maravillosas;

como partes de animales extraños, y peces, y árboles hechos piedra

antiguas de griegos y romanos, que también se pueden contar como antiguallas. Arboles

y yerbas, y frutas hechas de metal, y dadas sus colores al propio. De cosas muy peregrinas, que no causaban menor admiración, que todos los otros". Por último, una tercera sala se dedicaría a archivar los documentos producidos por el gobierno del príncipe 2 .

vasos y urnas

La colección lograda por Lorenzana se significaba por los objetos procedentes de América, generalmente mexicanos, al haber ocupado nuestro prelado aquella sede antes de venir a Toledo. En esta colección de objetos americanos tenían cabida los restos de animales prehistóricos que se exhiben en la vitrina nº VI, así como cartelas con motivos extraordinarios, del que nos queda únicamente una, la del árbol del alahuete, y objetos decorativos como el huevo de avestruz decorado.

Se había interesado también nuestro cardenal por los moluscos y los mármoles, logrando crear una amplia colección con piezas procedentes de todo el mundo, y en cuya captación colaboraba activamente el gran naturalista Dávila desde París primero y posteriormente desde Madrid. La colección de malacología la comenzaría el cardenal ilustrado en 1776 3 . La de mármoles, con envíos por Dávila datados en 1782 de “54 tabletitas de piedras diferentes, casi todas extranjeras…” 4 , sirvió, como ya comentamos, a otro profesor del Centro, Ismael del Pan para realizar y publicar un amplio catálogo.

Pero el gabinete de Naturalia era solo parte de un proyecto ambicioso que combinaba la investigación histórica y arqueológica con un conjunto de piezas que reflejasen el saber pasado de la diócesis. Lorenzana creó una amplia biblioteca Pública, donde colocó también una galería de retratos de autores toledanos, restos del conjunto se conservan y exhiben hoy en la Biblioteca Pública en el Alcázar de Toledo. La

2 Schlosser, Julius Von.: Las cámaras artísticas y maravillosas del renacimiento tardío. Madrid, Akal, 1988. Para España Checa, Fernando y Moran Miguel.: El coleccionismo en España, Madrid, Cátedra. Ensayos Arte, 1985.

3 García Martín, "Los Gabinetes de Historia Natural y la colección Borbón-Lorenzana", op. cit. p. 100.

4 Id. pág. 101.

Barbuda de Peñaranda, óleo que se conserva junto al resto de la colección de tema religioso en el Instituto de Toledo, pertenece obviamente a otra serie distinta de pintura, probablemente de disfrute privado. Por ello la adscribimos al Gabinete de Historia Natural por lo que tiene el tema de exótico y maravilloso.

La colección formada por el Infante D. Antonio de Borbón en el Palacio de Boadilla del Monte, posteriormente reclamada por su hijo el cardenal Luis María de Borbón e instalada junto al Gabinete de Historia Natural de Lorenzana en 1794, se centraba fundamentalmente en una extensa y espléndida colección de aves, quizá la mejor de la época, al decir de expertos que la visitaron en su instalación original y de los que llegaron al palacio arzobispal “sesenta cajas de cristal con diferentes aves”, donde se trasladaban nada menos que 467 piezas. Junto a los pájaros que aquí exhibimos también se encontraban cuadrúpedos, anfibios, insectos y peces.

También poseía el Infante don Antonio una buena colección de "minas", minerales de los cuales exponemos sólo unas piezas que sirvan de referencia y que recopiló de las minas de nuestra región. También incluimos en la recreación aquellos objetos que nos parecen interesantes por lo que representan de exóticos en su procedencia o naturaleza: la colección de tinteros o las piezas de glíptica que exhibimos en peanas independientes.

La dispersión de la colección fue continua a lo largo del siglo XIX y el actual. El Museo Arqueológico Nacional 5 , Museo Etnográfico Nacional 6 , Museo de América de Madrid 7 , varios museos militares 8 , Museo de Santa Cruz 9 o la Biblioteca Pública Provincial de Toledo 10 tienen parte de estas piezas. Reunirlas todas supondría realizar un conjunto bastante m s aproximado del que intentamos aquí, únicamente logrado con las piezas de nuestros fondos.

El director del Instituto, Claudio Ortega, le pediría al Gobierno los libros pertenecientes a las materias que se enseñaban en el Centro y “los efectos de Historia Natural del museo adjunto a la biblioteca arzobispal”, que sirvieran “para mayor ilustración en el estudio de las ciencias y física experimental”, realizándose el traslado al edificio del Instituto el 27 de octubre de 1847.

5 Del envío realizado en 1871, quedaron en el Museo Arqueológico Nacional varias piezas que, al no considerarse “americanas” quedaron en sus depósitos.

6 Hoy se exhibe en éste museo una serie de “cruces mestizos” procedentes de esta colección.

7 Allí fueron la colección de búcaros, mapas de pieles, carcajs y flechas, adornos corporales y otras piezas americanas.

8 Sabemos que el Infante D. Antonio poseía una completa colección de máquinas “de guerra” y maquetas “de fortalezas”, cuyo destino no hemos podido precisar pero tenemos constancia se remitieron a Museos del Ministerio de Guerra.

9 Allí se encuentra la colección de 9 pájaros y un pez, de la colección del Infante D. Antonio. 10 Se encuentra el diente de narval que haría pareja con éste que aquí se exhibe y otras objetos de escritorio del Cardenal Lorenzana.

Transcripción de la Real Cédula para la constitución de una Biblioteca, Gabinete de Ciencias Naturales para el cual pide la remisión de cuanto de singular pueda hallarse en América.

Por quanto con el deseo de adelantar por todos los medios posibles las Artes y las Ciencias he hecho exigir una Librería pública y establecer en la inmediación de mi Real Palacio, compuesta de un considerable número de libros de todo Género de Ciencias, con orden, que todos los días está abierta, para que qualquiera pueda libremente estudiar y consultar los libros, acudiendo ello, y considerando, que no solo para adornar, y enriquecer m s esta Librería, sino también para contribuir a que se descubra mejor las propiedades de la Naturaleza por medio de la Phisica y de la Medicina, y servir mucho juntar en la mesma Librería, las cosas singulares, raras, y extraordinarias que se hallan en las Yndias, y partes similares: He resuelto por Decreto de 11 del corriente, encargar (como por la presente encargo y mando) a mis Virreyes del Perú, y la Nueva España, Gobernadores y Corregidores, y otras quales, quales quiera personas, así, eclesiásticas como seglares, que puedan concurrir a ello, pongan con mi particular cuidado toda su aplicación, en recoger quantas pudiesen de estas cosas singulares, bien sean piedras minerales, ó partes de animales, plantas, frutas, ú de qualquier otro género, que no sea muy común, sino extraordinario por su especie, su tamaño, o por otras propiedades; procurando disponerlas, y acomodarlas de forma que llegue a España lo más enteras, y mejor conservado que sea posible, que no solamente solicitase sacar estas cosas curiosas, y singulares, de las Yndias Españolas, sino también de los otros países, como China, yndias Orientales, y Japón, ofreciendo asimismo sus diligencias, aportar libros de China y otras partes en la lengua, y caracteres propios del país, con la interpretación, si se pudiese, en la lengua Latina, Española o qualquiera otra lengua de Europa:

como también Bocabulario y Artes que se hallasen de las Lenguas Indianas y otras; y otros Libros en las mismas lenguas, estando advertidos, que en las cosas singulares, y raras, que enviaren, remitan un papel que explique los nombres de las referidas cosas, con una nota de las propiedades de cada una, y de sus usos, con distinción de las ciertas y dudosas, del País o del paraje donde nacen, y de todo lo que pueda concurrir a dar de ellas la maior noticia; poniendo a cada uno de los que embiare algo, su nombre, apellido, y título: porque la Real intención es, que se hagan inventarios de todas estas cosas, con la nota de el año, y de las personas, que las solicitaron, y remitieron, y porque muchos particulares podrían tener, o hallar estas cosas curiosas, singulares; espero asimismo concurran a este beneficio público, asi eclesiásticos como seculares, estando todos advertidos, ser de mi gratitud y Real Aprecio, todo lo que a este fin andubieren y executaren. Fechado en Madrid a 23 de Julio de 1712, Yo el Rey: Por mandato del Rey N.S. D. Bernardo Tinajero de la Escalera. FONDO LORENZANA. Varios, 65.27

"Figuras de concha"

"Figuras de concha" 2367. "Mártir". Alto: 40 cm., ancho: 25 cm., prof: 20 cm. 2370 y
"Figuras de concha" 2367. "Mártir". Alto: 40 cm., ancho: 25 cm., prof: 20 cm. 2370 y
"Figuras de concha" 2367. "Mártir". Alto: 40 cm., ancho: 25 cm., prof: 20 cm. 2370 y
"Figuras de concha" 2367. "Mártir". Alto: 40 cm., ancho: 25 cm., prof: 20 cm. 2370 y

2367.

"Mártir". Alto: 40 cm., ancho: 25 cm.,

prof: 20 cm.

2370

y 2371.

"Moritos" (2). Alto: 30 cm., ancho: 10 cm., prof:

8 cm.

2368

y 2369.

"Figuras" (2) Alto: 43 cm., ancho: 20 cm., prof: 15 cm.

2372.

"Árboles", Grande: Alto: 30 cm., Diám: 10 cm. Pequeño: Alto: 22 cm. Diám: 8 cm.

Representa el conjunto un "Paisaje exótico" compuesto por cinco figuras más dos árboles de plomo, que por las características de su basa y material, consideramos de la misma procedencia.

Rechazando la lejana posibilidad de la confección de las figuras en América, no desechable por la importación de conchas peninsulares para realizar las labores aprovechando la laboriosidad contrastada de los indígenas de las costas del pacífico. Confirmamos el origen mediterráneo de las mismas gracias a la peritación realizada por el servicio de malacología del Museo de Ciencias Naturales de Madrid.

Efectivamente, un taxidermista mallorquín, Recondo, suministraba al Infante don Antonio de Borbón aves y elementos para practicar la taxidermia en los talleres de Boadilla, no dudando que con dichos envíos hiciese llegar las figuras de conchas, parecidas a otras existentes en el Museo Arqueológico Nacional también de procedencia Balear.

La descripción de las figuras confirma dicho origen: la figura nº 1 tiene los clásicos atributos del martirio, mientras que la figura nº 3 posee sobre un turbante una media luna, que evidencia el contacto con el mundo musulmán de las islas y la presencia de la influencia morisca en las mismas.

2373. "Huevo de Avestruz con figuras de los tres continentes".

Alto: 23 cm. diám: 11 cm.

ras de los tres continentes". Alto: 23 cm. diám: 11 cm. Mantenemos su posición de origen,

Mantenemos su posición de origen, situado sobre un pequeño brocal de mármol, pieza que por otra parte le da estabilidad a la de por si inestable cáscara, de la que posee otro ejemplar el Centro y que exhibimos en la vitrina nº VI.

Debían ser objetos exóticos los huevos de avestruz, y por ello apreciados en los gabinetes de "Naturalia". Este que exhibimos aquí posee además la particularidad de mostrar alegorías a tres continentes: Africa, América y Asia, algo frecuente en los "tesoros" barrocos. Solo hay que recordar el magnífico conjunto de plata que posee el de la Catedral regalo de Dña Ana de Neoburgo y realizado por Lorenzo Váccaro en 1692. Tres figuras, tipos humanos de diferentes culturas -es curiosa la representación americana, que huyendo del tópico indígena pre-colombino nos presenta un gaucho de pradera-, junto con tres animales propios de cada continente representado: Avestruz, Ave irisada y Elefante.

El inventario realizado por Sánchez del Busto en el Palacio Arzobispal en 1785 recoge “cuatro huebos de avestruz pintadas barias figuras en ellos”, uno de ellos gravado. La delicadeza del conjunto se acentúa por la dificultad en la ejecución, la fina pincelada y los colores que en tonos pastel dan volumen y vida a las figuras.

2376. "diente de narval"

Alto: 1.98 m. diám: 11 cm.

Los dientes de narval eran muy apreciados en las colecciones de "Naturalia" por el mimetismo que se establece con el legendario "cuerno del unicornio" y por la rareza de su tamaño al tratarse de un objeto óseo. Por ello eran frecuentes ya desde la Edad Media en este tipo de colecciones. No nos atrevemos a confirmar el posible origen contemporáneo a nuestras colecciones ya que bien pudieron ser heredadas de otras anteriores, mediante intermediarios o directamente de los ricos conjuntos a los que la mitra toledana tenía acceso.

No es extraño tampoco establecer el posible origen de las piezas en América al rastrear la presencia de las mismas en el catálogo de Francisco Dávila en París, suministrador de Lorenzana, procedentes de artes de pesca de tribus americanas, o de la relación del misionero José Crespi con nuestro prelado, fraile que visitó las costas de Vancouver en 1774 y tuvo contactos con los indios Nutka, tribus que se relacionan con las colecciones de piezas indígenas que desde el Gabinete se mandaron al Museo Arqueológico de Madrid y hoy figuran en el Museo de América. El inventario de la Biblioteca Pública de 1785 describía la pieza como “un asta de alicornio, máximo que tiene 2 quartas de alto”, manteniéndose en el inventario del Instituto de 1876 como “dos defensas de n arval”.

2386. Colección de alabastros

2386. Colección de alabastros Es la de alabastros una de las colecciones históricas del Instituto más

Es la de alabastros una de las colecciones históricas del Instituto más interesantes. No es fácil su adscripción a alguno de los dos Gabinetes que analizamos, ya que tanto Lorenzana como el Infante don Antonio de Borbón estaban interesados en la captación de piezas de este tipo. Son piezas trabajadas con un gusto artístico o preciosista: el caleidoscopio (5.1), el "huevo con peana" (5.2), la cajita de rape (5.3) o la colección de frutas, auténtico "bodegón pétreo" de alabastro (5.4) de 11 piezas, además de ciertas peanas hoy sin

figuras(5.5).

11 piezas, además de ciertas peanas hoy sin figuras(5.5). El centro tiene, además de los objetos

El centro tiene, además de los objetos que aquí presentamos, otros relacionados con los Gabinetes de Historia Natural que nos ocupan, los presentamos en la vitrina nº 6 (Paleontología y colección de mármoles.) y en la vitrina nº 9 ( Colección de Conchas Marinas).

y en la vitrina nº 9 ( Colección de Conchas Marinas). 2389. "Cartela de ár bol
y en la vitrina nº 9 ( Colección de Conchas Marinas). 2389. "Cartela de ár bol

2389. "Cartela de árbol gigante".

Alto: 82 cm. diám: 70 cm.

de ár bol gigante". Alto: 82 cm. diám: 70 cm. Transcripción del pie de la cartela:

Transcripción del pie de la cartela:

"El día 8 de octubre de 1757 en presencia de los Ilmos. Sres. Fco Antonio de Lorenzana arzobispo de México. D. Pedro Cortés y Larraz arzobispo de Guatimala y D. Francisco Fabia y Fuchó obispo de la Puebla de los Angeles entraron y estubieron juntas dentro del tronco de este árbol Ahuchuete (que dista de la villa de Atlixco 450 pasos yendo de Sur a Norte) más de 100 personas entre grandes y pequeñas, con advertencia de que quedó sin ocuparse una parte del terreno que comprende dicho tronco, pues a causa de estar más bajo que el

restante se allaba lleno de agua; a dicho árbol le falta 2/3 que han hecho pedazos los rayos; tiene de altura desde su nacimiento asta donde esta rajado 170 palmos, de grueso por su nacimiento y parte exterior 157 de circuito el cóncavo por su nacimiento 114, de grueso por la parte exterior, a 3 varas de altura,

No necesita mayor explicación, gracias al trabajo del profesor del Centro Sánchez-Beato, sobre el origen y naturaleza de esta curiosa "cartela", que junto a otras muchas de idéntica naturaleza completaba la disposición del "Gabinete de Historia Natural" montado en el palacio arzobispal toledano. Junto a estas cartelas, se exhibían una galería de retratos de "cruces mestizos" que complementaba la colección de objetos procedentes de América. La disposición de estas cartelas en el aula de la cátedra de Ciencias Naturales de nuestro Instituto, instalado en el palacio Lorenzana, ocupaban también una situación elevada, debido al carácter exótico que mostraban ya avanzado siglo XIX, donde entraban, fuera de la esfera científica, en el campo de lo curioso.

BIBLIOGRAFIA: J. Sánchez-Beato Pastrana, "El Arbol Ahuehuete". MISCELANEA nº 7. Publicaciones del I.B. "El Greco". Toledo, 1986. págs. 77 a 83

2393. "Tintero chino". Alto: 10 cm.

Ancho: 6,3 cm. Prof. 4 cm.

chino". Alto: 10 cm. Ancho: 6,3 cm. Prof. 4 cm. Tintero realizado en roca de jabón,

Tintero realizado en roca de jabón, cuya posesión era habitual en los despachos occidentales debido a su extendido uso y manufactura en origen, pero cuyo exotismo lo hacía apreciado en los gabinetes de curiosidades, en este caso bajo el nombre de "artificialia". Hemos de hacer referencia, dentro de este gusto por lo oriental entre nuestros ilustrados, a la existencia de una "pagoda de la conchinchina" entre los objetos enviados desde Toledo al Museo de Ingenieros Militares, reclamado después por el Arqueológico de Madrid, y cuya ubicación hoy ignoramos.

Campanas de cristal con aves.

ubicación hoy ignoramos. Campanas de cristal con aves. 2491. Campana de Cristal con pájaros: "Domarostros

2491. Campana de Cristal con pájaros:

"Domarostros Aqaromince violacia, organista, Tangara Brasil”, col. Ismael del Pan. catálogo nº K 53. MEDIDAS: Alto: 15 cm. Di m: 12

cm.

Pan. catálogo nº K 53. MEDIDAS: Alto: 15 cm. Di m: 12 cm. 2492. Campana de

2492. Campana de Cristal con pájaro: Catálogo Ismael del Pan K 269. MEDIDAS: Alto: 35 cm. Di m: 24 cm.

Traemos aquí siquiera unas piezas de la extensa colección de aves que logró reunir el Infante don Antonio de Borbón en Boadilla del Monte, del cual, aunque remitimos a la investigación que sobre la Historia del Gabinete se ha realizado, no podemos por menos que reproducir la admiración de José‚ Clavijo que en 1786 exclamó

al verlo:

de José‚ Clavijo que en 1786 exclamó al verlo: 2552. Campana de cristal para lograr el

2552. Campana de cristal para lograr el vacio.

"Este gabinete es cosa muy diversa de lo que nos habíamos figurado, particularmente en el punto de Aves q. hay un copiossísimo número,

y la mayor parte bien conservadas y colocadas

) cuadrúpedos,

de q. hay algunos aunque pocos vien conservados. Las minas, cuyo número es cortísimo, y en que hasta ahora no he

advertido cosa particular, bien que no se han abierto los armarios; las mariposas, insectos de que hay un número mediano, y esta todo puesto con mucho gusto y proligidad, algunas curiosidades de Indias, varios pescados, cosa

con gran gusto y curiosidad (

de poca monta

".

AMCN L eg. 900.

O el testimonio del naturalista Francisco Dávila, recomendando a Floridablanca

la compra de la colección para el Real Gabinete:

ha parecido de mi obligación decir a V.I. que la colección de Pájaros que

dejó el Sr. Ynfante D. Luis (q.g.d.D.) es de las mayores que se conocen, y que en caso

que se enajenaran de ellas, sería una adquisición utilísima, pues a más de estar bien conservado son quasi todos de España." 27 agosto 1785. AMCN Copiador cartas nº 19.

me "

Bajo el celo del director D. Claudio Ortega, pasarían en 1847 a dotar las cátedras

del Instituto gran parte de esta colección, ocupándose de los animales, el profesor de la asignatura D. Manuel Martín Serrano. Posteriores adquisiciones enriquecerían los fondos, como los donados por la Comisión Científica del Pacífico en 1868, cuyas urnas con aves se exhiben en la vitrina situada en el pasillo del 3er piso del pabellón A. Bien es cierto que la dispersión ha sido también mayúscula, prueba de ello son las campanas

y urnas depósito del Museo de Santa Cruz y que proceden del traslado de fondos del

antiguo edificio Lorenzana al nuevo del camino de San Eugenio, campana donada al Museo gracias a la gestión de Antonio Pareja, alumno entonces del Instituto.

gestión de Antonio Pareja, alumno enton ces del Instituto. 2511. Hervario . Alto: 32 cm. Ancho:

2511. Hervario. Alto: 32 cm. Ancho: 23 cm. siglo XVIII.

Libro encuadernado en piel, con decoración de filigrana dorada, consta de 125 páginas, con plantas disecadas en el anverso; muestras desde la inicial M hasta la P. Forrado con pergamino y broche de latón.

2490. "roca de peso, Almadén" Alto: 8 cm. Ancho: 12 cm. Prof. 9 cm.

Roca irregular, de gran peso, con la leyenda, "FABRICA DE ALMADEN, AÑO DE 1763" en la parte superior, y "6,1/2 libras" en la inferior. En la zona frontal tiene labrada una facies toscamente simulando un infante, con las iniciales en la zona inferior derecha de "Min" [minas]. Tiene esta pieza también su origen en las manufacturas y minas reales. La existencia documentada de una colección de minas en el Gabinete del Infante don Antonio de Borbón en Boadilla del Monte pudiera adscribir su destino posterior. El excesivo peso de la pieza, en relación al volumen, la harían ser objeto de curiosidad, además de su útil función como "pisa-papeles" que adquiriría en los sucesivos despachos que ha conocido

que adquirirí a en los sucesivos despachos que ha conocido PIEZAS EXPUESTAS EN LAS VITRINAS: 2489.

PIEZAS EXPUESTAS EN LAS VITRINAS:

2489. "Escultura de efebo sobre peana" Alto: 41 cm. Ancho: 17 cm. Prof. 15 cm.

Transcripción de la pieza:

(en letras): "LA FÁBRICA de SAN JUAN, AÑO 1775".

Es fácil deducir la procedencia del conjunto que nos ocupa, las Reales Fábricas de Latón, Cobre y Cinc de San Juan de Alcaraz, en Riopar, Albacete. Probablemente sea un regalo del hermano de don Antonio de Borbón, el Infante don Gabriel, prior de la Orden de San Juan, como lo fuera también posteriormente el infante don Sebastián, y por tanto patrono de las explotaciones mineras en los territorios de la Orden.

La pieza goza de excelente ejecución, tanto en el diseño como en el vaciado y ensamblado de piezas. Está realizado en diferentes materias, tanto minerales como en roca. El Efebo, ciertamente andrógino, tiene una postura grácil y porte delicado, enmarcándose muy en el gusto de la ‚poca por el desnudo de inspiración clásica.

postura grácil y porte delicado, enmar cándose muy en el gusto de la ‚poca por el

2554 Anatomía de una cabeza. Alto: 40 cm. Ancho: 25 cm. Prof. 20. Siglo XVIII.

cabeza. Alto: 40 cm. Ancho: 25 cm. Prof. 20. Siglo XVIII. Denominamos así a esta pieza

Denominamos así a esta pieza al presentarnos el busto femenino una disección anatómica de la zona lateral exterior. Situamos su ejecución en el siglo XVIII al tener presente los materiales utilizados en su realización: madera,

cera, papel-cartón; la delicada ejecución pictórica

y el sentido plástico que evoca el perfil femenino

y los adornos de ropas y peana. Más complicado es atribuir su origen en el Palacio arzobispal, universidad toledana o colegios asociados, debido al carácter de su posible aplicación didáctica o terapéutica.

En todo caso podemos asegurar su pertenencia al lote inaugural de la cátedra de Ciencias Naturales, lote que se enriquecería, en lo tocante al estudio del cuerpo humano, con distintas colecciones de figuras “clásticas” que se exhiben en los fondos históricos de dicho Departamento.

OBJETOS DE ESCRITORIO DEL INFANTE D. ANTONIO DE BORBÓN

OBJETOS DE ESCRITORIO DEL INFANTE D. ANTONIO DE BORBÓN . 2363. Fanal con campana. 2361. Escribanía

.

2363. Fanal con campana.

OBJETOS DE ESCRITORIO DEL INFANTE D. ANTONIO DE BORBÓN . 2363. Fanal con campana. 2361. Escribanía

2361. Escribanía de cristal.

2505. Hombre clástico. 2553. Título: "La Barbuda de Peñaranda". Autor: Círculo de Sánchez Cotán. Técnica

2505. Hombre clástico.

2505. Hombre clástico. 2553. Título: "La Barbuda de Peñaranda". Autor: Círculo de Sánchez Cotán. Técnica

2553. Título: "La Barbuda de Peñaranda". Autor: Círculo de Sánchez Cotán. Técnica y Material: Oleo sobre lienzo, Origen: Edificio Lorenzana. Dimensiones: 1,02 X 0,61. V. Fotografía nº III 35.

(por Teresa Sardina Meseguer):

El Museo del Prado conserva en sus almacenes, (inventario de 1.855, núm. 2.129) un retrato de esta mujer barbuda (hoy en exposición itinerante bajo el título "La pintura de la época de Felipe IV") que, por su estilo evidentemente muy próximo a Sánchez Cotán, debe ser éste que tratamos. Coinciden las dimensiones y lleva la misma inscripción que señala dicho inventario, en letras mayúsculas: BRIXIDA DEL RIO DE PE¥ARANDA DE EDAD DE L

AÑO S (MDXC [

])

Según Ponz hubo una copia en la Zarzuela (inventarios de la Quinta del Duque

retrato de la Barbuda que se vió en

del Arco en el Pardo). El mismo Ponz nos dice "

Madrid en 1590, llamada Brígida del Río, del lugar de Peñaranda y de edad de 50 años."

Aunque el realismo y dramatismo del tema, poco grato, es netamente barroco, está tratado de forma esencialmente contemplativa y equilibrada, adivinándose la formación renacentista del autor.

colorista que tenebrista, bien dominada en toda la obra,

excepto las manos que est n poco trabajadas. Cabe destacar el volumen de la barba, realizada con una pincelada vaporosa y transparente.

La técnica es más

Bibliografía:

Angulo Iñiguez, Diego y Pérez Sánchez, Alfonso E.: "Pintura Toledana, primera mitad del siglo XVIII". Madrid, 1972.