Está en la página 1de 15

WordPress Sevilla Meetup

Julio 2011

Periodistas e internet:
condenados a entenderse

Por Susana Caballero


1. Medios y periodistas: problemas en la
adaptación a internet

2. Contenidos

3. Usuarios / lectores
1. Problemas en medios y periodistas

1.1. Los medios

-Falta proyecto. Salto a la Red sin propósito y sin


saber qué querían más allá de recopilar visitas.

-Lo importante sigue siendo el papel. La web es un


mero reflejo o, como mucho, un complemento, pero
siempre algo inferior. No se le hace caso.

-Se conciben las redes sociales e internet como un


sitio en el que hay que estar, no importa cómo ni
qué se haga.
-Dentro de un mismo grupo editorial, con un
equipo en la sede central dedicado a internet,
puede haber distintos modelos de gestión de las
webs y las cuentas en redes sociales en cada una
de las cabeceras que edita ese grupo:

-Nada: no destinan ningún redactor de su


plantilla en exclusiva (ni forma parcial o puntual)
a la web, que dejan en manos del equipo de la
sede central, desde donde se gestiona todo.

-Algo de ambos -> no tienen redactor dedicado


pero publican temas en la web / hay
comunicación con la redacción central / se
actualizan cuentas de Twitter o Facebook.
-Redes sociales pero no web -> no tienen
redactores dedicados, la web se deja en manos
del equipo de la sede central, no de sus propios
redactores, pero sí actualizan con frecuencia las
cuentas en redes sociales. La empresa no
muestra interés alguno por la web.

-Redactores dedicados -> normalmente con nulo


apoyo de la redacción tradicional.

-Casos 'perversos' -> no avisan ni dan nada, pero


exigen al equipo de la sede central que no
publique o quite temas de la web porque es lo
que van a destacar ellos en la versión impresa al
día siguiente.
1.2. Los periodistas

-Problema de base: la mentalidad con la que


enfocan el trabajo en internet -> participar en la
web es trabajar dos veces o no es mi trabajo. No
entienden que la web es parte del periódico, que
es la misma marca. Lo conciben como algo ajeno.

-Si aceptan participar, usan intermediarios.

-Si usan las herramientas, se encuentran con CMS


poco intuitivos, difíciles de usar para alguien
acostumbrado a gestores visuales como Quark.

-Faltan programas hechos para ‘personas normales’.


-Falta formación, no sólo en el uso de las
herramientas, sino en ‘mentalidad’.

-Otro problema es la arrogancia de muchos


(demasiados) periodistas, que siguen aferrados a
su papel tradicional de 'emisor' y cuando entran
en internet descubren que ya no tienen el
monopolio de la información o de la opinión. Eso
suele traducirse en cierta soberbia en su actitud
en medios como Twitter (donde le dicen a todo el
mundo cómo deben usarlo), donde se comportan
como si fuesen sus inventores o como si todas las
herramientas 'on line' hubiesen sido creadas por
y para que las usen los periodistas.
-Modelos de integración de periodistas:

-Nada integrados -> la web es cosa de otros y


me puedo guardar un tema del que me he
enterado por la mañana (no un tema propio o
exclusivo, sino cualquier cosa que me ha contado
una fuente) hasta el día siguiente.

-Medio integrados: tienen Twitter y/o Facebook,


que usan de forma personal y puede que también
profesional, pero no aportan nada a la web de su
medio -> hasta dan noticias en sus cuentas que
no comparten con los compañeros que la llevan.
-Algunos (los menos) colaboran activamente con
la web de su medio, proporcionan contenidos (los
metan ellos o no) y complementan los que ya hay
-> lo hacen porque aumenta el prestigio de su
firma y su repercusión como profesional y/o
porque es la única y la mejor forma de
adelantarse a su competencia: darlo en la web en
lugar de esperar al día siguiente.

-Blogs:
En la gestión de sus propios blogs, estos
periodistas siguen también diferentes pautas.
Desde los que se limitan a copiar y pegar los
artículos que publican en el papel, tal cual, hasta
los que sí (los menos) llevan verdaderos blogs.
2. La calidad de los contenidos

-No se cuida la calidad de los contenidos en


internet. Se sigue teniendo esa percepción de que
es un medio inferior y se encarga a becarios,
redactores sin experiencia que trabajan sin
supervisión, sin guía y sin que nadie les enseñe.

-A veces se piensa que es inferior porque es gratis

-> se acusa a internet de mermar las ventas del


papel (por mucho que se insista en que en la web
debe estar todo lo del papel) -> se plantea el
pago pero no qué se va a ofrecer por ese pago.
-Si los contenidos no son interesantes y de
calidad, los lectores no pagarán por ellos
-> si eso ocurre y fracasa el modelo de pago,
nadie se planteará si es porque los contenidos
no son interesantes: le echarán la culpa a “los
de internet, que no pagan por nada”.

-En ese proceso para crear contenidos interesantes


y de calidad es esencial saber qué quieren los
usuarios, los lectores, saber qué les gusta, para
incorporarlo al medio y a su estructura informativa.
-> también es clave crear contenido propio, al
margen de lo que aporta el periódico impreso, las
agencias o las notas de prensa.
3. Los usuarios

-En muchas ocasiones se concibe al usuario como


un mero consumidor de información -> sólo interesa
porque proporciona visitas.

-En los medios pequeños no hay comunidad, no se


fomenta que exista una. Los lectores son una masa
informe de la que nadie se preocupa para saber qué
quieren ni qué les interesa, qué les gusta y qué no
(si se escuchase lo que opinan, lo bueno y lo malo,
quizás habría que plantear debates que a nadie le
interesa mantener o cambiar cosas que nadie le
apetece demasiado cambiar).
-No se analizan las métricas para ver qué temas, a
qué tipo de usuarios (o a qué horas) son los que
mejor funcionan

-> si se observa que algo funciona, se potencia,


pero no dotando de medios humanos para
elaborar contenidos de calidad -> se busca sólo
cantidad, volumen -> no sé si podría ser un caso
equivalente al de las granjas de contenidos, pero
el espíritu es similar.

-Si se plantean estrategias en medios sociales, se


limitan al tipo de titulares o la frecuencia de
publicación, pero no se interactúa con los lectores.
-Se pierde una oportunidad única, porque ahora sí
sabemos, en tiempo real, qué les gusta, qué les
interesa y qué opinan. Pero no se les escucha y,
desde luego, no se les hace caso.

-Es necesaria una participación efectiva, real, no


meramente cosmética -> no basta con pedir a los
lectores que envíen fotos de Semana Santa o Feria.
Eso no es participar, eso es usar a los usuarios para
conseguir contenido gratis.
Conclusión

Creo que el problema es que ahora mismo muchos


medios y periodistas están descolocados frente a
internet, no saben cómo reaccionar. Como ejemplo
paradigmático, su reacción ante el 15-M. Primero lo
ignoraron, después le hicieron caso y terminaron por
manipularlo, en un sentido o en otro. Y algunos siguen
haciéndolo.

El panorama puede parecer un poco catastrofista, pero


esto, tarde o temprano, tiene que cambiar. Internet es
el presente y el futuro de la información 'profesional', y
tendrán que adaptarse a ello, les guste o no.