Está en la página 1de 16

Poder Judicial de la Nación

CAMARA FEDERAL DE PARANÁ


FPA 5740/2022/1/CA1

Paraná, 31 de agosto de 2022.


VISTO: en Acuerdo de la Cámara Federal de
Apelaciones de Paraná, integrada por la Dra. Beatriz
Estela ARANGUREN, Presidenta; el Dr. Mateo José
BUSANICHE, Vicepresidente; y la Dra. Cintia Graciela
GOMEZ, Jueza de Cámara, el Expte. Nº FPA
5740/2022/1/CA1 caratulado: “LEGAJO DE APELACIÓN DE
AZAD, CRISTO FRANCISCO–ASAN AZAD EN AUTOS AZAD, CRISTO
FRANCISCO–ASAN AZAD S/ INFRACCIÓN LEY 17.671 (art. 33
INC. D)”, proveniente del Juzgado Federal N° 1 de
Concepción del Uruguay, y;
DEL QUE RESULTA:
La Dra. Beatriz Estela Aranguren, dijo:
Que llegan las presentes actuaciones a
conocimiento del Tribunal en virtud del recurso de
apelación interpuesto por la defensa de Cristo
Francisco Azad o Asan Azad, contra la resolución de
fs. 1/10 vta. en cuanto decreta –en lo que aquí
interesa- el procesamiento del nombrado por considerar
-prima facie y por semiplena prueba- que su conducta
encuadra en el delito de utilización de documento
nacional ajeno, en calidad de autor -art. 33, inc. d)
de la ley 17.671-. El recurso es concedido a fs. 16.
En esta instancia, se celebró la audiencia
preceptuada por el art. 454 del CPPN, de la que da
cuenta el conste de fs. 27, agregándose los memoriales

#36864616#339789702#20220831111305364
de la Sra. Defensora Pública Oficial, Dra. Noelia
Quiroga, en defensa del imputado Cristo Francisco
Azad/Asan Azad y del Sr. Fiscal General, Dr. Ricardo
C. M. Álvarez (cfr. Sistema de Gestión Judicial Lex
100), quedando los autos en estado de resolver.
Y CONSIDERANDO:
I- a) Que la Sra. Defensora sostiene y
mejora los fundamentos del recurso de apelación
interpuesto oportunamente.
Refiere que su asistido es una persona
extranjera y por lo tanto no se encuentra inscripto en
el Registro Nacional de las Personas de la República
Argentina, por lo que, no cuenta con DNI en los
términos de la ley 17.671 –y su modif. 20.974-.
Expone como primer agravio que el documento
exhibido por Azad no tenía entidad para lesionar el
bien jurídico protegido por dicha norma, esto es la
identificación de las personas de origen argentino.
Destaca que la resolución recurrida es
contradictoria y carece de la debida fundamentación,
dado que no surge de la misma elemento valorativo en
cuanto a la idoneidad de la conducta para producir
engaño. Cita voto de la Dra. Ángela Ledesma en la
causa “Macchieraldo…”.
Transcribe lo declarado por Valeria
Salvarezza –empleada de la empresa de transporte
público-. Sostiene que de ello se vislumbra claramente

#36864616#339789702#20220831111305364
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE PARANÁ
FPA 5740/2022/1/CA1

que la testigo a simple vista e inmediatamente


advirtió que la persona de la foto no coincidía con el
sujeto que le estaba entregado la documentación.
Agrega que tal circunstancia encuadra en el criterio
de la capacidad del “hombre común” para advertir el
engaño, no precisándose para ello ningún conocimiento
especial ni la realización de una pericia o medidas
extraordinarias.
Manifiesta que la maniobra fue tan burda que
era incapaz de producir engaño y por tanto provocar
lesión alguna al bien jurídico protegido, razón por la
cual entiende que resulta manifiesta e inequívoca la
atipicidad de la conducta que se le atribuye a su
asistido. Cita jurisprudencia.
Como segundo agravio, refiere a la
vulneración a los principios de última ratio del
derecho penal, de proporcionalidad y de lesividad.
Al respecto, alega que Azad intentó comprar
un pasaje de colectivo pero dado el carácter de
inidóneo de su maniobra, ello no fue consumado, es
decir no medió estafa ni perjuicio económico para la
empresa de transporte, por lo que su conducta debe
reputarse como insignificante y por tanto dictarse su
sobreseimiento. Invoca doctrina y jurisprudencia.

#36864616#339789702#20220831111305364
Solicita que se revoque el procesamiento del
nombrado y se dicte su sobreseimiento. Efectúa reserva
del caso federal.
b) Que, por su parte, el Sr. Fiscal General
realiza un relato de los hechos de la causa, analiza
los agravios postulados por la defensa y adelanta que
propondrá la confirmación del auto recurrido.
Sostiene que los elementos obrantes permiten
tener por acreditada la intervención del procesado en
el hecho que se le atribuye, pues el documento
nacional de identidad –ajeno- le fue secuestrado entre
sus pertenencias luego de que intentara adquirir un
pasaje de colectivo.
Alega que para evacuar el cuestionamiento de
la defensa, en cuanto a la afectación al bien
jurídico, es menester señalar que el tipo penal cuya
ejecución se le atribuye, comparte las características
de los llamados delitos de peligro abstracto, lo
cuales se ven representados por un contenido de
injusto que afecta un ámbito de organización estatal
-vale decir- con un fin tuitivo, representado aquí por
la voluntad administrativa plasmada en el documento
nacional de identidad cuya ostentación vale como
título de ciudadano nominativamente allí descripto.
En tal sentido, expone que corresponde
indagar si la conducta del ciudadano -tener o exhibir
un documento de identidad ajeno- se subsume dentro de

#36864616#339789702#20220831111305364
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE PARANÁ
FPA 5740/2022/1/CA1

una generalidad estadística para contribuir a la


infracción de la norma aquí citada. Al respecto,
indica que entre sus pertenencias le fue incautado
además un boleto de colectivo a nombre de Leal
(titular del DNI que tenía en su poder) que habría
utilizado para desplazarse desde Gualeguaychú a
Concepción del Uruguay, lo cual permite colegir que su
comportamiento resultó idóneo en aquel entonces
también para comprar el boleto y asimismo para afectar
el bien jurídico. Cita fallo de la CFCP y doctrina.
Por lo demás, destaca que el análisis en
términos de proporcionalidad como propone la defensa
admite convalidar el progreso incriminador de autos,
sin perjuicio de su revisión o reajuste ante una
eventual imposición de pena. Argumenta en tal sentido,
hace hincapié en la condición de quien se muestra como
su autor.
Entiende que “si el hoy procesado no
resultara ser quien pareciera ser -porque en verdad
tampoco se habría logrado garantizar su identidad y
nacionalidad- difícilmente soportaría una restricción
de la libertad provisional…. el desconocimiento de los
extremos o atributos de la personalidad de quien dice
ser Francisco Azan Azad solo deben regir como
cortapisas para un progreso pacífico y regular de los
procedimientos”.

#36864616#339789702#20220831111305364
Expresa que no constando en autos los
elementos sobre los que puedan construirse las bases
constitutivas de un arraigo normativo en términos
convencionales, una hipótesis liberatoria arriesgaría
razonablemente la realización del juicio, en cuanto
objetivo central de la jurisdicción penal
interviniente.
Resalta que se encuentran pendientes medidas
de prueba, que a la fecha el procesado no está
fehacientemente identificado, carece de documentación
personal, dio diversas versiones respecto de su
nacionalidad o descendencia, se desconoce dónde reside
y/o pernocta y únicamente se presume su “situación de
calle”; por lo que su detención cautelar debe
mantenerse por el tiempo necesario -y se debería
exigir del Juzgado que resulte el mínimo posible- para
la celebración del juicio, o la aportación de
elementos sobrevinientes que, en su caso, garantizasen
su eventual aplazamiento sin obstrucciones.
Finalmente, refiere a la necesidad de
reclamar que el Juzgado emita oficios al Ministerio de
Relaciones Exteriores y Ministerio de Seguridad de la
Nación, de quienes se deberá urgir toda la información
que dispusieran alusiva a la persona de quien dice ser
Francisco Azan Azad, tanto como el suministro de datos
concernientes a sus respectivas esferas de gobierno y
que lo involucrasen.

#36864616#339789702#20220831111305364
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE PARANÁ
FPA 5740/2022/1/CA1

Agrega que la autoridad migratoria nacional


debería proceder a dar inicio al trámite adecuado a la
condición migrante del procesado, para resolver cuanto
corresponda dentro de sus esferas, a cuyos fines
deberían remitirse los antecedentes del caso a la
brevedad.
II- Que, en las presentes se le atribuyó a
Cristo Francisco Azad o Asan Azad el siguiente hecho:
“El haber utilizado el documento nacional de identidad
ajeno N° 44.543.076, perteneciente a Rafael Oliverio
LEAL, con la finalidad de identificarse con otra
identidad distinta a la suya, el día 24 de junio del
corriente año, alrededor de las 10:40 horas, al
momento de intentar comprar un pasaje de colectivo en
la terminal de ómnibus de esta ciudad –Concepción del
Uruguay-ubicada en la intersección de las calles
Galarza y Scelzi…. Por tales motivos, personal de la
Policía de Entre Ríos concurrió al lugar mencionado y
procedió a su aprehensión e identificación. Como
resultado de su requisa personal, se halló entre sus
pertenencias la suma de $13.660 pesos, una licencia de
conducir a nombre de José Manuel González, DNI N°
34.225.466, distintos manuscritos, libretas escritas
en otro alfabeto e idioma, un teléfono celular marca
Samsung, con chip de la empresa Claro, IMEI
359355061282120, con boleta de garantía, una

#36864616#339789702#20220831111305364
fotografía en blanco y negro de una niña, entre otros
elementos…. Oportunidad en la cual el nombrado no
efectuó manifestaciones en relación al hecho imputado,
sí respecto de su identidad, forma de ingreso al país,
su situación actual y demás cuestiones relacionadas
(cfr. declaración indagatoria y su ampliatoria
obrantes en el Sistema Judicial Lex 100).
Que, con dicho marco, el Sr. Juez a quo el
07/07/2022 procesó con prisión preventiva a Cristo
Francisco Azad o Asan Azad como autor del delito de
utilización de documento nacional ajeno -art. 33 inc.
d) de la ley 17671-; contra el auto de procesamiento
se alzó la defensa apelante, dando lugar a esta
instancia.
III- a) Que, de las argumentaciones de la
defensa, se advierte que no se controvierte la
materialidad de los hechos, sino que el documento
exhibido por su asistido no tiene entidad para
lesionar el bien jurídico tutelado por dicha norma;
por lo que solicita su sobreseimiento. En subsidio,
invoca afectación al principio de proporcionalidad por
resultar la conducta insignificante.
Al respecto, dicho artículo reza: “Será
reprimido con prisión de uno a cuatro años, siempre
que el hecho no constituya un delito más severamente
penado: …d) La persona que ilegítimamente hiciere uso
de un documento… que corresponda a otra persona.

#36864616#339789702#20220831111305364
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE PARANÁ
FPA 5740/2022/1/CA1

Como puede advertirse la acción típica se


identifica con el uso. En tal sentido, la doctrina
entiende que “Usar significa utilizar el documento
según su finalidad especifica. En el caso del DNI,
sólo hará uso de él quien lo haga para identificarse,
siempre que esta identificación tenga efectos
jurídicos” (cfr. D´ Alessio Andrés José; “Código
Penal comentado y anotado”. 2da. Ed., CABA, La Ley,
2013, pág. 396).
Así, de los elementos probatorios recabados
en la causa, lo cuales fueron debidamente valorados
por el Magistrado a quo –a saber: Parte Comunicativo
realizado por la Oficial Inspector Florencia Ortmann,
acta de procedimiento, acta de secuestro, acta de
apertura de efectos, certificado de extravío de DNI,
testimoniales, pericias, fotografías, informes, entre
otros, obrantes en el Sistema Judicial Lex 100-
permiten, con el grado provisorio de esta etapa
procesal, tener por acreditada la intervención del
imputado en el suceso ilícito.
En este sentido, no debe perderse de vista
que para el dictado del auto de procesamiento se
requiere que existan “elementos de convicción
suficientes” sobre la comisión de un delito, no
conteniendo el art. 306 del CPPN la exigencia de que
se acredite fehacientemente el mismo; debiendo

#36864616#339789702#20220831111305364
destacarse que el auto de procesamiento no causa
estado y que, si en esta etapa se debiera analizar
exhaustivamente la concurrencia de todos los elementos
relativos al ilícito, se tornaría innecesaria la del
juicio, que por su naturaleza está llamada a ser el
ámbito del referido debate.
Que, en cuanto al planteo de atipicidad
propuesto por la recurrente, se ha dicho que la
finalidad perseguida por la ley es la identificación
de las personas; y que el bien jurídico tutelado es “…
el debido registro de aquellos datos inherentes a las
personas que conforman la población del Estado, en
cuanto constituyen un elemento primordial, no sólo
para su utilización en el diseño de políticas de
distinta índole, sino para establecer su real
conformación tanto material como jurídicamente” –cfr.
op. cit. D´alessio pág. 372-.
Por su parte, la CFCP ha sostenido –mutatis
mutandis- que “La tenencia ilegítima de un DNI ajeno
es un delito de peligro abstracto y efecto permanente
que se consuma con la mera eventualidad de que el bien
jurídico se vea afectado, esto es, que se dé la
posibilidad de que esa persona al presentar el
documento -ya sea que esté en blanco o total o
parcialmente llenado, y que sea auténtico o falso- que
ilegítimamente lo detenta confunda a alguien acerca de
su real identidad. No se requiere para su

10

#36864616#339789702#20220831111305364
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE PARANÁ
FPA 5740/2022/1/CA1

configuración determinado propósito o fin, bastando


con la voluntad de detentación y la ausencia de
autorización para ello –cfr. CFNCP, Sala II, autos:
“Carnavalle, Raimundo O. s/ Recurso de casación”.
Causa: 1940. AR/JUR/1501/1999; Voto del Dr. Mitchel –
mayoría-.
En tal sentido, corresponde resaltar lo
declarado por Valeria María Lorena Salvarezza
(empleada de la empresa de transporte público), quien
refirió que “…el día viernes 24 de junio del corriente
año, siendo aproximadamente las 10:15 horas/10:30
horas, mientras me encontraba realizando mi trabajo
(venta de boletos en la terminal de Ómnibus), observo
a un masculino… de contextura alta, contenía barba y
que poseía anteojos, dicha persona se aproxima a la
ventanilla en donde me encontraba trabajando y solo
dice la palabra `CONCORDIA´…, abre una billetera y
retira $1000 (pesos mil), consecutivamente le solicito
D.N.I. o Pasaporte ya que parecía ser extranjero, de
la misma billetera retira una cedula argentina D.N.I.,
la cual recibo en mi mano. También recuerdo que al
mencionar su apellido el masculino decía `LEAL´,
inmediatamente al ver la foto del D.N.I., la misma no
coincidía con el rostro de la persona…” -el resaltado
es propio- (cfr. fs. 147 y vta. del principal obrante
en el SGJ Lex 100).

11

#36864616#339789702#20220831111305364
Asimismo, debe tenerse presente –tal como lo
señala el Sr. Fiscal General- que entre sus
pertenencias le fue incautado “un boleto de colectivo
de la empresa San José, extendido por la agencia
Gualeguaychú, con el recorrido de viaje Gualeguaychú-
Concepción del Uruguay, de fecha 24-06-2022, asiento
N° 12, a nombre de LEAL RAFAEL OLIVEIRA, D.N.I N°
44.543.076” (cfr. acta de secuestro de fs. 49 y vta.
del principal obrante en el SGJ Lex 100).
De lo expuesto, se deriva que Cristo
Francisco Azad o Asan Azad habría utilizado el DNI en
cuestión, produciendo de esta manera una afectación al
bien jurídico protegido por la citada norma, toda vez
que el fin de la misma es evitar la confusión sobre la
identidad de las personas, por lo que no puede
afirmarse en este estadio su atipicidad que amerite el
sobreseimiento del nombrado, tal como postula la
defensa.
b) Por otro lado, respecto al principio de
insignificancia, cuya aplicación al presente reclama
la defensa del imputado, debe puntualizarse que, según
el referido principio, una determinada acción deviene
atípica cuando pese a coincidir formalmente con la
descripción abstracta de la figura penal, produce una
lesión ínfima o poco significativa al bien jurídico
cuya afectación se exige en el caso concreto.

12

#36864616#339789702#20220831111305364
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE PARANÁ
FPA 5740/2022/1/CA1

Los casos de lesiones insignificantes de


bienes jurídicos ya habían sido relevados como
atípicos por Welzel conforme a su teoría de la
adecuación social de la conducta, constituyendo ésta
un criterio normativo de corrección o restricción del
sentido literal de los tipos penales que surge de la
conexión entre la ley abstracta y la realidad del
mundo de la vida social.
Zaffaroni ha introducido el tema en la
doctrina argentina y ha considerado a la
insignificancia como causal de atipicidad. El
principio de lesividad impone que no puede haber
tipicidad sin ofensa a un bien jurídico, que puede
consistir en una lesión en sentido estricto o en un
peligro. En este último caso, siempre debe haber
existido una situación de riesgo de lesión en el mundo
real. Así, ante cada situación concreta se debe
determinar si hubo o no peligro para un bien jurídico,
y en caso negativo, no puede admitirse la tipicidad
objetiva. Frente a casos de lesiones insignificantes
la conducta deviene atípica (cfr. en tal sentido,
Zaffaroni, Eugenio Raúl, Tratado de Derecho Penal.
Parte General, Tomo III, Ediar, Buenos Aires, 1981,
pg. 553 y sgtes.).
Estos datos son relevados al analizar la
norma en forma conglobada con todo el orden normativo;
es decir, el análisis conjunto de las normas que se

13

#36864616#339789702#20220831111305364
deducen de los tipos penales muestra que tienden a
prohibir conductas que provocan conflictos de cierta
gravedad. No se trata solamente de una manifestación
del principio de última ratio, sino del propio
principio republicano, del que se deriva directamente
el principio de proporcionalidad, como demanda de
cierta relación entre la lesión al bien jurídico y la
punición. Así, en todos los tipos en los que los
bienes jurídicos admitan lesiones graduables, es
posible concebir actos que sean insignificantes. Lo
mismo sucede con los casos de delitos de peligro, por
ser éste un concepto netamente graduable.
Circunscripto de tal forma el principio de
insignificancia, entendemos que su aplicación depende
siempre del hecho concreto y de la interpretación que
se le asigne al tipo penal correspondiente.
Si bien no existe un parámetro uniforme para
medir la lesividad de un determinado comportamiento,
ello no impide analizar objetivamente cada situación,
para determinar la existencia de una ofensa al bien
jurídico.
Un criterio para evaluar esta cuestión puede
consistir en analizar el contexto del caso, la
modalidad de cada afectación. Así, una lesión
usualmente insignificante, puede ser significativa
para el sujeto pasivo en el caso concreto cuando
alguna circunstancia particular de éste o de su

14

#36864616#339789702#20220831111305364
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE PARANÁ
FPA 5740/2022/1/CA1

situación le haga cobrar significación (cfr. en tal


sentido, Zaffaroni, Eugenio Raúl, Alagia, Alejandro y
Slokar, Alejandro, “Derecho Penal. Parte General,
Ediar, Buenos Aires, 2000, pág. 472)
Adviértase, en el caso, que el documento en
cuestión fue presentado por una persona que por el
momento poco se sabe sobre su identidad (nombre –
Cristo Francisco Azad o Asan Azad- y nacionalidad –en
diferentes oportunidades refirió ser de Iraní,
Palestina, Afgana, Saudí-), carece de documentación
personal, se desconoce su lugar de residencia, cómo
ingresó al país y el motivo del mismo.
Que, por ello y atendiendo al contexto en

que el hecho delictivo tuvo lugar, la lesión al

interés jurídico protegido resulta significativa en el

caso concreto, no correspondiendo la aplicación al

presente del principio de insignificancia.

Por todo lo expuesto, corresponde rechazar


el recurso de apelación interpuesto por la defensa y
confirmar el auto que decreta el procesamiento de
Cristo Francisco Azad o Asan Azad.
IV- Finalmente, cabe encomendar al
Magistrado tenga presentes lo indicado por el Sr.
Fiscal General en el último párrafo del memorial
obrante en el SGJ Lex 100.
El Dr. Mateo José Busaniche, dijo: Que
adhiere al voto que antecede.

15

#36864616#339789702#20220831111305364
La Dra. Cintia Graciela Gomez, dijo: Que
adhiere en lo sustancial al voto que encabeza el
Acuerdo.
En mérito al resultado del Acuerdo que
antecede, SE RESUELVE:
I- Rechazar el recurso de apelación
interpuesto por la defensa del imputado Cristo
Francisco Azad o Asan Azad y, en consecuencia,
confirmar la resolución de fs. 1/10 vta. en cuanto
decreta –en lo que aquí interesa- el procesamiento del
nombrado por considerar -prima facie y por semiplena
prueba- que su conducta encuadra en el delito de
utilización de documento nacional ajeno, en calidad de
autor -art. 33, inc. d) de la ley 17.671-; por los
fundamentos expuestos en los considerandos precedentes
(art. 455, sgtes. y ccdtes. del CPPN).
II- Encomendar al Sr. Juez a quo a que tenga

presente lo indicado en el Considerando IV-.

Regístrese, notifíquese, difúndase a través


de la Dirección de Comunicación Pública de la Corte
Suprema de Justicia de la Nación y bajen.

MATEO JOSE BUSANICHE BEATRIZ ESTELA ARANGUREN CINTIA GRACIELA GOMEZ

ANTE MÍ

ANDRES PUSKOVIC OLANO


SECRETARIO
Signature Not Verified Signature Not Verified Signature Not Verified Signature Not Verified
Digitally signed by CINTIA Digitally signed by MATEO JOSE Digitally signed by BEATRIZ Digitally signed by OLANO
GRACIELA GOMEZ BUSANICHE ESTELA ARANGUREN ANDRES PUSKOVIC
Date: 2022.08.31 11:17:22 ART Date: 2022.08.31 11:41:24 ART Date: 2022.08.31 12:11:40 ART Date: 2022.08.31 13:08:32 ART

16

#36864616#339789702#20220831111305364

También podría gustarte