EL SINDROME DEL HERMANO MAYOR DEL HIJO PRÓDIGO Todo aquel que haya leído la parábola del hijo

pródigo, toma atención preferente a la actitud del amoroso padre, y a la experiencia aleccionadora del hijo pródigo al alejarse del padre. Nos identificamos con el hijo pródigo, pues como resultado de nuestro corazón engañoso y perverso, muchas veces nos alejamos de nuestro Padre Celestial. Nunca nos identificamos con el hermano mayor del hijo pródigo, decimos: ese no soy yo. Pero una vez que nos hemos reconciliado con el Padre y nos integramos como miembro activo en una Iglesia Local, y alcanzamos una posición de “Liderazgo”, siendo encargados de algún área de servicio en la Iglesia, nos aferramos a el, como si en ello nos fuera la vida. Si alguien con menor, igual o mayor don que el que tenemos, es traído por Dios a la Iglesia, lo vemos como una amenaza para la posición que hemos alcanzado. En lugar de alentarlo y ayudarlo a desarrollar su don, lo desalentamos, le cerramos el paso, le cortamos las alas Al igual que en el mundo que no conoce a Dios, nos dejamos arrastrar por la ley de la competencia encarnizada. Recordemos hermanos que Dios nos ha llamado para edificar su Iglesia. 1 Pedro 2:5 vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo. 1 Tesalonicenses 5:11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis. Efesios 4:11-13 (Reina-Valera 1960) 11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio,

por un pecador que se arrepiente. fiesta. mostrando lo que hay en su corazón. a un varón perfecto. amor.para la edificación del cuerpo de Cristo. le vio de lejos. no como un jornalero. si nos alejamos tanto del sentir del corazón de Dios?. tomando forma de siervo. Amado herman@ si te invaden los celos y el resentimiento que invadieron el corazón del hermano mayor del hijo pródigo. enfado. 6 el cual. a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. esperando la vuelta de su hijo. celos. mostrando a todos que el que había regresado era su hijo. 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios. pues. Amados hermanos. tu corazón se está alejando del sentir del corazón de nuestro amoroso Padre Celestial. su sentir es alegría. el padre en cambio hizo fiesta y banquete. ¿Cómo vamos a llegar a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Filipenses 2: 5 Haya. le abrazó y le besó. con todos los derechos y autoridad de hijo. se le trate como a un jornalero. 7 sino que se despojó a sí mismo. gozo. corrió hacia él. Mandó que se le pusieran las mejores vestiduras. o inclusive ni se le reciba. mostraban su deseo que al hijo extraviado se le castigue. misericordia. en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús. por un hijo que vuelve. Que diferencia con la actitud del hermano mayor. no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse. perdón. siendo en forma de Dios. El Padre miraba anhelante. resentimiento. ¿Cómo vamos a retener a los hijos que vuelven si con nuestra . anillo en su mano y calzado. pues consideraba que todo lo que había en la casa de su padre le pertenecía solamente a él por derecho. mandó matar el becerro mas gordo de su rebaño. que era el trato que él sentía que merecía.

3 de Agosto de 2010. Un siervo de Dios una vez me dijo. si Dios te trae a alguien con menor. igual o mayor don que el que tienes. tu misión es llevarlos a las aguas de vida. tu misión es llevarlos a Cristo. Jesucristo nuestro Señor es el Buen Pastor. recuerda que el pastor no va delante de las ovejas. llevarlos a los pastos de vida que es la Palabra de Vida que es Cristo. que es Cristo. ¿Quieres tener el mismo sentir?. va detrás empujando al rebaño. Esa es tu misión. ¿Quieres llegar a su estatura?.actitud los echamos?. no te aferres a tu función dale lugar para que ejerza y desarrolle su don. hacerlos crecer en Cristo. Por Carlos Toledo. que ama de tal manera a las ovejas que su vida da por ellas. . edificarlos en Cristo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful