Está en la página 1de 11

Materia: Farmacologia

Docente: Dilcia Lorena Bueso

Alumno: Daniel Armando Trejo Chacon

Cuenta: T32121119

Tema: Resistencia Bacteriana


Introduccion

El objetivo de esta investigacion es conocer la Resistencia que generan algunas bacterias


ante los farmacos como ser el motivo por el cual se genera la misma.

Cabe decir que existen diversos tipos de bacterias, por lo cual cada una tiene su metodo
de tartar. Y la mayoria de resistencias se da al tomar incomplete los tratamientos.
Resistencia Bacteriana

¿Qué es la resistencia bacteriana a los antibióticos?

La resistencia a un antibiótico se produce cuando la bacteria es capaz de sobrevivir y crecer


en presencia de uno o más antibióticos. Cuando sucede esto, la bacteria resistente continúa
causando la infección.
La resistencia bacteriana a los antibióticos es un tipo específico de resistencia a los fármacos
antimicrobianos. Otros microorganismos, como los virus y los hongos, también pueden
hacerse resistentes a los fármacos antimicrobianos utilizados para tratar las infecciones que
producen, pero este artículo se centra solo en las bacterias que se hacen resistentes a los
antibióticos.
El desarrollo de resistencias es común en la naturaleza. Sin embargo, debido al uso rutinario
de los antibióticos, la exposición de las bacterias a dichos antibióticos es más frecuente y la
resistencia se desarrolla más rápidamente. Si no se dispone de antibióticos efectivos, las
infecciones comunes como la neumonía bacteriana, podrían llegar a ser mortales de nuevo.
Los procedimientos complejos, como la cirugía a corazón abierto, podrían ser más
peligrosos y las muertes por infección más comunes.

¿Cómo se hacen resistentes las bacterias?

Las bacterias se hacen resistentes a los antibióticos de varias formas. La principal es


mediante la presión selectiva que se produce cuando todas las bacterias no son sensibles al
antibiótico usado para tratar la infección y las bacterias que sobreviven pueden seguir
multiplicándose. Esto crea una población bacteriana que es resistente al antibiótico al cual
se ha expuesto la bacteria. La presión selectiva es un proceso natural que puede ser más
lento, pero que no se puede parar. La sobreutilización del antibiótico ayuda a acelerar la
selección de bacterias resistentes.
El uso racional de antibióticos es un tema de la mayor importancia en la práctica médica
actual. Es fundamental que los médicos conozcan tanto las manifestaciones clínicas de cada
proceso infeccioso y sus diagnósticos diferenciales, como también sus características
epidemiológicas, prevalencia bacteriana local y patrones de resistencia, así como también
la farmacología de los antibióticos disponibles, con el fin de tomar la mejor decisión
terapéutica. Al enfrentarnos a un paciente, siempre debemos tener en mente que no todas
las enfermedades inflamatorias son infecciosas, no todas las infecciones son bacterianas, y
no siempre éstas últimas deben ser tratadas con antibióticos.

Las infecciones de la vía aerodigestiva superior están dentro de las patologías infecciosas
más frecuentes e involucran a una gran cantidad de especialidades médicas. El objetivo de
esta revisión es entregar los conceptos farmacológicos y microbiológicos básicos para una
utilización adecuada de los distintos antimicrobianos, y aplicar estos conceptos en el
tratamiento de infecciones otorrinolaringológicas frecuentes y relevantes.

Mecanismos de Resistencia bacteriana

Las bacterias son capaces de desarrollar mecanismos de resistencia, siendo España un país que
destaca por su alta prevalencia sobre todo en especies que causan infecciones fundamentalmente
extrahospitalarias. Los mecanismos de resistencia adquiridos y transmisibles son los más
importantes y consisten fundamentalmente en la producción de enzimas bacterianas que inactivan
los antibióticos o en la aparición de modificaciones que impiden la llegada del fármaco al punto
diana o en la alteración del propio punto diana. Una cepa bacteriana puede desarrollar varios
mecanismos de resistencia frente a uno o muchos antibióticos y del mismo modo un antibiótico
puede ser inactivado por distintos mecanismos por diversas especies bacterianas. En el ámbito
extrahospitalario las enfermedades infecciosas deben tratarse la mayoría de las veces de forma
empírica por dificultad de acceso a los estudios microbiológicos o por la lentitud de los mismos; en
estos casos el tratamiento debe apoyarse en la etiología más probable del cuadro clínico, en la
sensibilidad esperada de los patógenos más frecuentes y en los resultados previsibles según los
patrones de sensibilidad del entorno.

Para conseguir destruir o inhibir a los microorganismos, los antibióticos deben atravesar la barrera
superficial de la bacteria y después fijarse sobre su diana (7), es Vol. 22N. o 3-1998 58 Información
Terapéutica del Sistema Nacional de Salud decir, sobre alguna de las estructuras o mecanismos
bioquímicos que le son necesarios para multiplicarse o para sobrevivir. Los mecanismos de acción
de los antibióticos son diversos y a veces múltiples, pero todos operan en alguno de los siguientes
puntos: impidiendo la síntesis de ácidos nucleicos, de proteínas o de la pared celular o bien
alterando la membrana celular de la bacteria sobre la que actúan.

Las bacterias, por su tremenda capacidad de adaptación, pueden desarrollar mecanismos de


resistencia frente a los antibióticos. Existe una resistencia natural o intrínseca en las bacterias si
carecen de diana para un antibiótico (como la falta de pared en el Mycoplasma en relación con los
betalactámicos). La resistencia adquirida es la realmente importante desde un punto de vista clínico:
es debida a la modificación de la carga genética de la bacteria y puede aparecer por mutación
cromosómica o por mecanismos de transferencia genética. La primera puede ir seguida de la
selección de las mutantes resistentes (rifampicina, macrólidos), pero la resistencia transmisible es
la más importante, estando mediada por plásmidos, transposones o integrones, que pueden pasar
de una bacteria a otra (1,8). Las bacterias se hacen resistentes a los antibióticos desarrollando
mecanismos de resistencia que impiden al antibiótico ejercer su mecanismo de acción. Los
MECANISMOS DE RESISTENCIA de las bacterias son fundamentalmente tres: 1) Inactivación del
antibiótico por enzimas: La bacteria produce enzimas que inactivan al antibiótico; las más
importantes son las betalactamasas y muchas bacterias son capaces de producirlas. En los gram
positivos suelen ser plasmídicas, inducibles y extracelulares y en las gram negativas de origen
plasmídico o por transposones, constitutivas y periplásmicas. También hay enzimas modificantes de
aminoglucósidos y aunque no es éste su principal mecanismo de resistencia, también el
cloranfenicol, las tetraciclinas y los macrólidos pueden ser inactivados por enzimas.

El uso incorrecto de los antibióticos puede provocar cambios en algunas bacterias o permitir
que crezcan bacterias resistentes. Estos cambios fortalecen las bacterias, lo cual hace que
la mayoría o todos los antibióticos dejen de funcionar contra ellas y no las maten. Esto se
denomina resistencia a los antibióticos. La bacteria resistente continúa creciendo y
multiplicándose, haciendo a las infecciones más difíciles de tratar.
Los antibióticos funcionan matando las bacterias o no permitiendo su crecimiento. La
bacteria resistente continúa su crecimiento, aún con el uso de antibióticos. Este problema
se ve con mayor frecuencia en los hospitales y asilos de ancianos.

Los nuevos antibióticos son creados para funcionar en contra de algunas bacterias
resistentes. Sin embargo, ahora existen bacterias que ningún antibiótico conocido puede
matar. Las infecciones con dichas bacterias son peligrosas. Debido a esto, la resistencia a
los antibióticos se ha convertido en una gran preocupación en materia de salud.

Causas de la resistencia a los antibióticos


La principal causa de la resistencia a los antibióticos es el uso excesivo de antibióticos. Esto
ocurre tanto en los humanos como en los animales. Ciertas prácticas aumentan el riesgo de
la resistencia bacteriana:

Usar antibióticos cuando no son necesarios. La mayoría de los resfriados, dolor de garganta,
infecciones de oído y sinusitis son causadas por virus. Los antibióticos no funcionan contra
los virus. Muchas personas no comprenden esto y con frecuencia piden antibióticos cuando
no los necesitan. Esto lleva al uso excesivo de antibióticos. Los CDC calculan que 1 de 3
recetas para antibióticos no son necesarias.
No tomar los antibióticos como se los recetaron. Esto incluye no tomar todos los
antibióticos, dejar de tomar una dosis o usar los antibióticos que sobran. El hacer esto ayuda
a las bacterias a crecer a pesar del uso de antibióticos. Como resultado, la próxima vez que
utilice ese antibiótico la infección puede no responder plenamente al tratamiento.
Uso incorrecto de los antibióticos. Usted nunca debe comprar antibióticos en línea sin una
receta médica o tomar los antibióticos de alguien más.
Exposición de fuentes alimenticias. Los antibióticos son ampliamente usados en agricultura.
Esto da lugar a bacterias resistentes en el suministro de alimentos.

La resistencia a los antibióticos causa numerosos problemas:

• La necesidad de antibióticos más fuertes con la posibilidad de efectos


secundarios graves

• Tratamiento más caro


• Diseminación de enfermedades difíciles de tratar de persona a persona

• Más hospitalizaciones y estadías prolongadas

• Problemas de salud graves, y hasta la muerte

Prevencion de resistencia bacteriana.

La resistencia a los antibióticos es un problema creciente. Esto ocurre


cuando las bacterias ya no responden a los antibióticos. Estos ya no
funcionan en contra de las bactarias. Las bacterias resistentes continúan
creciendo y multiplicándose, haciendo las infecciones más difíciles de tratar.

El uso prudente de los antibióticos ayudará a mantener su funcionalidad en


el tratamiento de las enfermedades.

Cómo funcionan los antibióticos

Los antibióticos combaten las infecciones matando las bacterias o


deteniendo su crecimiento. Estos no pueden tratar las afecciones causadas
usualmente por virus, como:

Resfriados y gripe

Bronquitis

Muchas de las infecciones de oído y sinusitis

Antes de recetar antibióticos, su proveedor de atención médica puede hacer


exámenes en busca de bacterias. Estos exámenes pueden ayudar al
proveedor a usar el antibiótico correcto.

La resistencia a los antibióticos puede ocurrir cuando los antibióticos son


mal utilizados o usados en exceso.

Uso adecuado de los antibióticos


Aquí encontrara maneras con las que puede ayudar a evitar la resistencia a
los antibióticos.

Antes de obtener una receta, pregúntele a su proveedor si son realmente


necesarios los antibióticos.

Pregunte si se han realizado pruebas para asegurarse que se está usando


el antibiótico correcto.

Pregunte cuáles son los efectos secundarios que puede experimentar.

Pregunte por maneras alternativas para aliviar los síntomas y curar la


infección sin tomar antibióticos.

Pregunte cuáles son los síntomas que indican que la infección puede estar
empeorando.

No pida antibióticos para las infecciones virales.

Tome los antibióticos como lo indica su proveedor de atención médica.

Nunca omita una dosis. Si la omite por accidente, pregúntele a su


proveedor lo que debe hacer.

Nunca comience o deje de tomar antibióticos sin una receta médica.

Nunca almacene los antibióticos. Deseche todos los restos de antibióticos.


No los tire por el inodoro.

No tome antibióticos de otras personas.

Otras maneras de detener la resistencia a los antibióticos

Siga estos pasos para ayudar a prevenir y detener la diseminación de las


infecciones resistentes a los antibióticos.

Lave sus manos:

Con frecuencia por al menos 20 segundos con agua y jabón

Antes y después de preparar los alimentos y después de usar el inodoro


Antes y después de cuidar a una persona enferma

Después de sonarse la nariz, toser o estornudar

Después de tocar o manipular mascotas, alimentos para mascotas o


desechos animales

Después de tocar basura

Preparar alimentos:

Lave minuciosamente las frutas y los vegetales antes de consumirlos

Limpie adecuadamente la encimera y superficies de la cocina

Manipule apropiadamente las carne rojas, aves de corral y productos


derivados mientras los almacena y cocina

Mantener al día las vacunas infantiles y de adultos también puede ayudar a


prevenir las infecciones y la necesidad de usar antibióticos
CONCLUSIONES

1- Cuando se inicia un tratamiento se debe tomar por complete


au nasi ya allamos finalizado con el proceso infeccioso de dicha
bacteria.
2- Cuando se toma un antiobitico se debe recorder que se tiene
que tomar el especifico contra esa bacteria ya que tomar uno
de menor efisiencia puede generar resistencia al mismo.
3- No automedicarse. La mala medicacion puede generar
resistencia bacteriana.
Referencias Bibliograficas

https://labtestsonline.es/articles/resistencia-bacteriana-los-
antibioticos

https://www.sanidad.gob.es/biblioPublic/publicaciones/docs/bacte
rias.pdf

https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000959.
htm

También podría gustarte