Está en la página 1de 2

Estimulación temprana para un bebe con síndrome de down entre 0 a 6 meses

En esta ocasión llamaremos al bebe Rodrigo, no tuvo ninguna complicación al nacer, nacio
dentro del rango de los 9 meses, la madre llevo un adecuado embarazo hasta cuando se
entero que su hijo iba tener síndrome de down se sintió triste por un tiempo hasta que lo fue
asimilando poco a poco, actualmente Rodrigo tiene 1 mes. La relación de pareja es buena.

OBJETIVOS

Sabemos que los bebes con síndrome de dowm sufren de hipotonía y laxtiud, por eso es
importante intensificar el contacto corporal, por medio de ejercicios suaves, y en cierto grado
intensos, estimularemos la respiración, la circulación sanguínea, el metabolismo, activando asi
el sistema inmunológico. Asi mismo vamos influir positivamente en los órganos digestivos.
Tambien favoreceremos el equilibrio corporal, lo que llamamos el desarrollo sensorio
psicomotor.

Down son la hipotonía y la laxitud (son niños blandos) y sus articulaciones permiten mayor
amplitud de movimientos de lo normal.

Intensificar el contacto corporal y verbal, ya que mientras realizamos el masaje podemos


hablarle al niño.

Estimular la respiración, la circulación sanguínea y el metabolismo, activando el sistema


inmunológico.

Influir positivamente en los órganos digestivos.

Favorecer el equilibrio corporal y, junto con la atención temprana, favorecer el desarrollo


sensorio-psicomotor.

No realizaremos el masaje cuando el niño: - presente fiebre - tenga alguna dermatitis

El momento de hacerlo debe de ser entre toma y toma de alimentos para que el niño no esté
recién comido ni tenga sensación de hambre. Es necesaria una habitación que tenga una
temperatura ideal, puesto que el niño estará desnudo, nuestras manos no pueden estar frías.
Se debe disponer de un aceite de masaje que puede ser de almendras dulces, aloe vera…

Nunca se debe intentar masajear al niño en contra de su voluntad; el masaje debe


proporcionar placer a ambas partes, de modo que no nos podemos distraer, debemos
mantener la atención centrada en el niño. Se debe procurar que el masaje no sea algo
automático solamente de contacto manual, se debe de utilizar el contacto físico en su más
amplio significado teniendo en cuenta todos los sentidos (hablándole al niño, mirándolo y
procurando que nos mire, con el aceite le estimulamos el sentido del olfato…) Los niños sólo
disfrutarán del masaje y se relajarán si los padres no están estresados y se toman su tiempo
para ello. Es importante que cuando se empiece el masaje no se interrumpa.

Se puede masajear a los bebés desde recién nacidos, aunque siempre hay que tener en cuenta
la intensidad de las maniobras y el tiempo que se va a emplear para ello; por ejemplo, para un
recién nacido no debe durar más de 20 minutos y la intensidad será leve, aplicaremos las
maniobras de forma muy suave y realizando unas 5 repeticiones, a partir de los 2-3 meses
podemos aumentar el tiempo a media hora o ¾ de hora y también la intensidad de las
maniobras y las repeticiones
Lo más importante en la posición del padre o la madre es que estén cómodos, ya que así
estarán relajados y podrán realizar el masaje correctamente, una de las posiciones que se
recomienda es sentando en la cama o en una colchoneta, con las piernas estiradas y una
manta o toalla encima de los muslos. Colocaremos al niño boca arriba encima de los muslos
para favorecer la comunicación completamente desnudo.

Resaltamos que en esta estimulación temprana se dan los aspectos teóricos conceptuales de la
AIT.

El niño es un aprendiz activo, donde el contacto es entre el especialista o padres de familia con
el bebe

Se enfatiza el aprendizaje en un cotexto natural, se puede realizar como ejercicios rutinarios


del dia como su hora del juego del bebe

Los padres son agentes principales en la intervención y no menores receptores, el especialista


acompaña primero y luego los padres lo deben realizar por si mismos

Se recurre para la consecución de objetivos a actividades funcionales que tengan sentido para
el niño y que se inserten como rutinas diarias

Comenzamos con los miembros inferiores, daremos un acariciamiento superficial y profundo


de toda la pierna empezando por los tobillos hasta llegar a la cadera

Los movimientos aplicados en el abdomen ayudan a tonificar la musculatura y activar el


sistema intestinal del bebe, por eso comenzamos acariciando superficial y profundamente el
abdomen en el sentido de las agujas del reloj.

Hacemos amasamiento del abdomen en el sentido de las agujas del reloj, bordeando la parte
inferior de la parrilla costal.

Y por ultimo hacemos vibraciones en el abdomen

(Robles-Bello, 2011)

Robles-Bello, M. A. (Enero de 2011). Atención temprana a niños con Sindrome de Down de 0-6
meses y a sus padres: Guía de apoyo. Obtenido de Recuperado de
http://sid.usal.es/idocs/F8/FDO27201/robles_basso_cano.pdf

También podría gustarte