Está en la página 1de 7

Pontificia Universidad Católica del Ecuador

Facultad de Psicología

Maestría en Asesoría y Terapia Familiar Sistémica

Técnica de Evaluación Sistémica:


“El Círculo Familiar Personal”
o
“Mapa de la Familia”
(Thrower)

Nombres: Jorge Varela / Paúl Pardo


Fecha: 10 de junio de 2022
Módulo: Evaluación Sistémica
Docente: Eduardo Granja
Página 2 de 7

CIRCULO FAMILIAR
El círculo familiar es un método de
representación gráfica, que permite a uno o varios
individuos, hacer un diagrama esquemático de su
sistema familiar y por medio de esta gráfica explicar b a
cómo son las relaciones en el entorno familiar y
social. c
La técnica del círculo familiar, es una
herramienta que ayuda y apoya a los pacientes a
encontrar sentido a sus propias vidas y a sus
relaciones viéndolas desde otra perspectiva y de una manera nueva. Adicional, este método
facilita el recoger de una manera rápida y gráfica elementos del entorno familiar, así como
evaluar y trabajar con información personal y de la familia tal como la ven uno o más
miembros de la misma. Si bien, es un instrumento que particularmente denota su utilidad
cuando un individuo presenta un problema, también es aplicable a una pareja o toda una
familia.
La propuesta consiste en dibujar el propio círculo familiar de acuerdo como cada
quién lo experimente o lo sienta. No importa si la sensación fue la de años anteriores o es la
presente. Generalmente tienen mucho parecido. No se trata de repetir en un dibujo el orden
como fueron los nacimientos, sino la expresión de lo que siente la persona.

Algunos beneficios que podemos obtener al emplear el método del Círculo Familiar:
1. Pone en el mapa personas y cosas que no se revelan en los genogramas o
familiogramas.
2. Representa gráficamente presiones vitales actuales.
3. Ayuda al paciente a ver (en un instante) relaciones y soluciones que antes eran
invisibles.
4. Ayuda al paciente a predecir las consecuencias del cambio.
5. Ayuda al paciente a predecir una estrategia nueva.
6. Ayuda al terapeuta a clarificar su propia posición en relación al paciente.
7. Ayuda a desplazar el foco de atención del individuo y sus síntomas a una perspectiva
familiar.

Método del Círculo Familiar en la Entrevista:


a. Justificar el uso del método del Círculo Familiar
Lo primero que se debe hacer antes de emplear el método del Círculo Familiar, es
presentarle el método al paciente, explicándole el porqué es necesario que realice el
diagrama. Para esto se puede adoptar alguno(s) de los siguientes ejemplos:

 No sé por qué, pero me parece que no puedo llegar al núcleo de su problema, así que
quizá sería útil intentar una nueva dirección.
 No sé cómo ayudarle en estos momentos, así que me gustaría sugerirle que
probemos un enfoque nuevo y veamos las cosas desde una perspectiva diferente.
 Su problema parece implicar a varias personas; quizá deberíamos intentar entender
cómo están todas ellas conectadas con usted.
Página 3 de 7

 Antes de etiquetar esto como un problema psicológico (o llamarlo "gastritis" o


examen médico) valdría la pena explorar la posibilidad de que esto tenga que ver con
las relaciones interpersonales.
 Quizá deberíamos explorar si hay algo en su vida que contribuya a ello...

b. Aplicar la técnica de desarrollo del método del Círculo Familiar


Una vez explicado algún tipo de razón para hacer algo diferente, el terapeuta
puede proceder a explicar al paciente, a la pareja o a la familia lo que le gustaría que
hicieran. Para emplear la técnica solo se necesita una hoja de papel en blanco y un lápiz;
quedando opcional el empleo de colores al momento del diseño del Círculo Familiar.

"Cómo terapeuta estoy interesado en usted y su familia y lo que es importante para


usted. Imaginemos que este círculo le representa a su familia tal como es ahora....

 Se entrega la hoja, que bien puede estar en blanco o, puede tener el círculo grande
que representa a la familia, ya dibujado. En el primer caso, el terapeuta debe iniciar
dibujando un gran círculo en la hoja de papel.

 Explica a la familia que imagine que ese gran círculo que dibujó representa a su
familia en la actualidad.
 Para facilitar el proceso, el paciente puede comenzar el trazo con lápiz y borrador, lo
que permitirá concentrarse primero en las posiciones de los círculos.
 Seguidamente se le pide al paciente que dibuje un círculo más pequeño que lo
represente a él y otros más que representen a todas las otras personas importantes
para el: miembros de la familia, amigos, enemigos, vecinos, cualquier persona que
quiera.

Dibuje con el lápiz y si desea emplear colores lo puede hacer, círculos de


distintos tamaños que representen a todos los miembros significativos que le
acompañan actualmente o acompañaron en los últimos años, incluyéndose usted
mismo. Pueden ser, entre esos miembros importantes, abuelos, tíos, allegados…,
todos ellos con la condición de que para usted hayan tenido una influencia
significativa.
En el caso de existir algún familiar o hijo que haya fallecido, es importante
que también lo incluya, bajo la misma consigna anterior.
Página 4 de 7

Considere que las personas representadas en círculos pueden estar dentro o


fuera del círculo grande. Por lo que, pueden tocarse, superponerse o estar distantes.

 Los círculos que dibuje pueden ser grandes o pequeños, dependiendo de lo


importante que sean para el paciente.
 Cualquiera que crea que deba estar dibujado, vivo o no, familia o no, simplemente
tiene que ponerlo.
 Puede ponerse también otras áreas importantes de la vida del paciente, como el
trabajo, las aficiones, su Dios, o su perro o lo considere el paciente.
 El paciente debe marcar cada círculo con iniciales para que los pueda identificar.
 Es importante darle al paciente un tiempo para que complete los círculos. Durante
ese tiempo el terapeuta no debería observar al paciente, sino ocuparse de otra
actividad. Es útil establecer un tiempo límite que debería ser breve porque permite al
paciente ser más espontáneo en vez de revisar cuidadosamente lo que debería poner
dentro del círculo o no.

"No se preocupe de cómo lo hace, no hay círculos correctos o equivocados, hágalo


simplemente de la manera que crea mejor. ¿Por qué no se toma unos cinco minutos
para hacerlo usted solo y luego le damos un vistazo los dos?"

 En un segundo momento pueden aplicarle los colores que deseen y como lo deseen.
Lo importante es que se metan a vivir la experiencia y se dejen llevar por sus
intuiciones y gustos. No se trata de pensar tanto, sino dejar que salga como salga.
 Se numera con el 1 al miembro de la familia que ostenta el poder y se continúa
enumerando en esa línea. Por ejemplo: 1= Padre, 2= madre, 3= hija mayor, etc. Hay
que tener en cuenta que, esta alineación no siempre es como se muestra en el
ejemplo, a veces el poder puede estar en la madre o en un abuelo, en un hermano
mayor o en otro miembro de la familia.

c. Elementos a analizar:
Agrupación: Puede representar alianzas, uniones, límites entre subsistemas.
Tamaño: representa en general el significado que tiene para la persona.
Distancia: Puede representar conflicto, lejanía geográfica, etc.
Posición: Frecuentemente tiene relación con el poder.

d. Respecto a la discusión:
1. El miembro de la familia, que dibujó su círculo, debe describir y explicar lo que dibujó.
Se debe respetar lo que la persona dice y la cantidad de información que desea
entregar. Contará cómo lo hizo, quién es él en el círculo de la familia, y quiénes son
cada uno de los demás círculos (a quién representan). Es importante que comparta el
cómo se sintió al momento de hacer el ejercicio.
2. Retroalimentación: En el caso de ser un grupo, el mismo escuchará con cuidado la
intervención del integrante de la familia y, cuando acabe de hablar, cada miembro le
expresará lo que ve, recordando que lo que se diga no tiene que ser ningún juicio
categórico o de valor, sino más bien, observando el dibujo y hablando desde ahí. Se
invita al participante a que tome lo que le haga clic y deje fuera las cosas que no
entiende.
Página 5 de 7

3. Se puede preguntar respecto a los límites, roles, las alianzas, la estructura de poder y
la comunicación. Se pregunta sobre las personas, proximidad o distancia, jerarquía o
personas excluidas. Se puede hacer ver alguna posible interpretación, pero la
interpretación del significado la tiene la persona que dibujó su círculo, el profesional
hace de facilitador.
4. Es posible también obtener información sobre: ¿Quién lo puede ayudar en este
problema? ¿Cómo le gustaría que fuera su familia? ¿Qué puede hacer o qué pasos
seguir para producir el cambio? Esto es especialmente enriquecedor cuando la familia
enfrenta alguna crisis y se analizan en conjunto los diferentes círculos familiares.

Interpretar los círculos

Primero se debe animar al paciente a describir brevemente lo que ha realizado.


Algunas personas encuentran esto más fácil que otras. Si el paciente duda mucho puede que
se tenga que animarle:

"¿Y quién o qué es este círculo...?".

Es importante que el terapeuta escuche cuidadosamente lo que el paciente tiene que


decirle y no debe interrumpirlo. El paciente puede dudar, puede parecer triste o alegre
cuando habla de un círculo en particular... Es importante recoger toda esta información
porque puede aportar datos a los comentarios que sigan a esta descripción inicial.
Seguidamente, cuando el paciente terminó de describir el significado de los círculos,
el terapeuta puede realizar preguntas para clarificar algunos aspectos relatados por el
paciente de la siguiente manera:

"¿Le importa si le hago algunas preguntas sobre este círculo?".

Esta pregunta aparentemente retórica normalmente tiene el efecto de lograr que el


paciente se sienta cómodo, puesto que se le pide permiso en vez de forzarlo a responder lo
que podría ser todo un lote de preguntas intrusivas. Dichas preguntas deberían dar al
terapeuta una idea de la vida del paciente, de las personas que hay en ella y de sus
diferentes intereses. Más específicamente, el terapeuta puede querer conseguir cierta
información sobre los límites y el espacio personal, sobre la proximidad y distancia relativa
de ciertas relaciones, sobre la toma de decisiones, sobre las presiones laborales u otras
áreas de la vida.
Pero lo más importante es que el método del círculo familiar es sobre todo una
herramienta para conseguir que el paciente piense en sí mismo, se vea a sí mismo y a su vida
desde una perspectiva diferente. Por eso puede ser útil empezar con preguntas que hagan
que el paciente dé sentido a los círculos él mismo:
Página 6 de 7

"¿Qué le parece este dibujo?" ¿Está contento con él?"

Algunos pacientes expresan su sorpresa al ver lo llenas o vacías que parecen estar sus
vidas. En vez de presentar simplemente los detalles de los círculos, pueden hacer algunas
afirmaciones más generales sobre sí mismos, sus vidas y aquellos que están implicados en
ellas. Éste puede ser un cambio de perspectiva terapéutico.
Conseguir que los pacientes reflexionen sobre las implicancias del cambio usando los
círculos como un medio concreto puede ser muy efectivo. Para animar a los pacientes a
hacerlo se podría preguntar:

"¿Cómo compararía el círculo que dibujó con la manera en que le gustaría que fuera?
¿Cómo reorganizaría los círculos para hacer dichos cambios?"

Los pacientes disfrutan jugando a hacer ciertos círculos más grandes y al darse
cuenta de que al mismo tiempo algunos círculos puede que tengan que volverse más
pequeños para que su vida (o el dibujo que hay delante del paciente) no se llene demasiado.
Algunos pacientes entonces quieren hacer un nuevo dibujo de círculos que a menudo se ve
muy diferente del primero. Entonces se puede preguntar:

¿Cuál es la primera cosa que necesita hacer para avanzar?,


así que, ¿cuándo y cómo va a empezar a hacerlo?

El método del círculo familiar se puede usar para identificar y establecer metas
específicas. El terapeuta es el catalizador permitiendo que el paciente se vea a sí mismo de
maneras diferentes. Se anima al paciente a que él mismo dé sentido a sus dibujos, él
"interpreta" lo que eso significa y no el clínico. La mayoría de los pacientes dejarán dicha
consulta sintiendo que todo está conectado de alguna manera.

Deconstrucción del método de evaluación


La descomposición de los elementos del presente instrumento, parte al contemplar que
dicha herramienta surge de una lógica constructivista y hermenéutica, donde la descripción
de un núcleo familiar se obtiene alrededor de un solo consultante, más no del sistema por
entero. Además, se sustenta una narrativa con base a la ejecución de una ilustración donde
se encuentra contenida del mapa relacional del sujeto, material útil para la interpretación y
construcción de un diálogo con el terapeuta o asesor.
De esta forma, la visión de las condiciones actuales de uno de los miembros de la familia,
brindará nociones estructurales, tales como: roles, límites entre los subsistemas y en algunos
casos la conformación de las jerarquías a nivel familiar. A la par, en una dimensión dinámica,
se pueden constatar aspectos como lealtades entre los miembros de la familia, así también,
triangulaciones y sus formas derivadas, como lo son las coaliciones y alianzas, como también
las dinámicas que de ellas devienen, como lo son las exclusiones. Asimismo, el enfoque de
este método relata el momento presente del ciclo vital familiar, alrededor del discurso de
uno de sus miembros. Cabe resaltar que, este método ilustra de forma hologramática el
esquema familiar y el terapeuta a cargo, parte de la noción del no saber, para interpretar lo
que el consultante ha plasmado, detalles que, proveerán información acerca de las pautas
Página 7 de 7

comunicacionales existentes y el transitar de las relaciones de poder presentes entre


subsistemas.
Por último, a nivel de una perspectiva de fractales, la noción matemática de conjuntos y
subconjuntos es útil para representar y organizar la realidad relacional de los grupos
familiares y sus relaciones inherentes.

BIBLIOGRAFIA
- K. Eia Asen, P. Tomson y B. Canavan. INTERVENCION FAMILIAR. Capitulo V. Ed. Paidós. 1º
Edición 1997.
- Solorzano. FAMILIOLOGIA

También podría gustarte