Está en la página 1de 8

"MARTINEZ, JORGE NICOLÁS S-HOMICIDIO AGRAVADO POR TRATARSE

DE UNA EX PAREJA Y HABERSE PERPETRADO EN UN CONTEXTO DE


VIOLENCIA DE GÉNERO -FEMICIDIO- S-RECURSO DE CASACIÓN
S/RECURSO DE QUEJA", Expte. N° 5237.
_________________________________________________________________________
///C U E R D O:
En la ciudad de Paraná, Capital de la Provincia de Entre
Ríos, a los cinco días del mes de agosto de 2022, reunidos los Miembros de la
Sala Nº 1 en lo Penal del Excmo. Superior Tribunal de Justicia, a saber:
Presidenta Dra. CLAUDIA MÓNICA MIZAWAK, y Vocales, Dres. DANIEL
OMAR CARUBIA y MIGUEL ÁNGEL GIORGIO, asistidos por la Secretaria
autorizante, Dra. Melina L. Arduino, fue traída para resolver la causa
caratulada: "MARTINEZ, JORGE NICOLÁS S-HOMICIDIO AGRAVADO POR
TRATARSE DE UNA EX PAREJA Y HABERSE PERPETRADO EN UN
CONTEXTO DE VIOLENCIA DE GÉNERO -FEMICIDIO- S-RECURSO DE
CASACIÓN S/RECURSO DE QUEJA" N° 5237 .-
Practicado el sorteo de ley, resultó que la votación tendría
lugar en el siguiente orden: GIORGIO - CARUBIA - MIZAWAK.-
Estudiados los autos, la Excma. Sala planteó la siguiente
cuestión a resolver:
¿Qué corresponde resolver?

A LA CUESTIÓN PROPUESTA, EL SEÑOR VOCAL, DR.


GIORGIO, DIJO:
I.- Vienen estos obrados a conocimiento de la Sala Nº 1 en lo
Penal del Superior Tribunal de Justicia a fin de resolver acerca del Recurso de
Queja impetrado por el Dr. Luis Francisco Pedemonte en su carácter de
defensor del imputado Jorge Nicolás Martinez, ante la denegación de concesión
de la Impugnación Extraordinaria.
El recurrente ataca la Resolución de fecha 10 de Junio de
2022 de la Cámara de Casación Penal, Sala I que dispuso RECHAZAR la
Impugnación Extraordinaria interpuesta en fecha 03/05/2022 por el defensor
Oficial en instancia de Casación, contra la sentencia de fecha 18/04/2022 que
rechazó el Recurso de Casación, confirmando el fallo de fecha 09/03/2021
dictada por la Dra. Carolina CASTAGNO.
Luego de detallar los antecedentes de la causa, expuso como
agravio principal la arbitrariedad del veredicto por apartamiento de la prueba.
Entendió que se determinó incorrectamente una circunstancia esencial: la
fecha de ocurrencia del hecho.
Interpretó que el jurado se apartó de las constancias de la
causa al omitir considerar como cierta la circunstancia que contradecía la tesis
acusatoria de acaecimiento del hecho el día 1 de marzo de 2020. Esto es que
Fátima el día 2 de marzo de 2020 estaba en la parada de colectivo cerca de
Plaza Vea.
Citó el precedente "CANALES" de la CSJN a fin de justificar la
habilitación de la instancia revisora.
Refirió a un agravio subsidiario vinculado al rechazo de la
petición de revisión -dentro de 20 años- de la pertinencia, utilidad, necesidad y
conveniencia de mantener la pena impuesta. Cuestionó que dicha petición
fuese desechada por falta de actualidad y porque debía ser resuelto por el
Juzgado de Ejecución.
Aludió al principio de proporcionalidad para evitar la
inhumanidad del castigo impuesto y citó jurisprudencia.
Transcribió parágrafos del fallo casatorio que revelan las
respuestas dadas a ambos planteos y fundamentó el presente recurso
alegando un excesivo rigor formal incompatible con la tutela judicial efectiva
de los derechos del justiciable.
Refirió a la declaración del testigo Luna en el juicio y en la IPP
donde aseguró ver a la joven Fátima, aclarando que se enteró al día siguiente
de su desaparición -lo que para la Defensa resulta clave para inferir que el
declarante alude al día martes 3 de marzo y no al viernes 28 de febrero cuando
aún no había ocurrido ni había sido denunciada-.
Dio detalles del testimonio y aseguró que esa interpretación
concuerda con el resto de la documental obrante en la causa y con el resultado
de la pericia que da cuenta de la data de muerte.
Insistió con su postura respecto a que el Jurado se apartó de
la prueba cuando emitió su veredicto de culpabilidad y expresó que su planteo
subsidiario no fue acabadamente abordado por la Cámara de Casación.
Indicó que pretende una aplicación convencional de la
legislación vigente en materia de prisión perpetua, proponiendo que se
imponga el castigo sin anular definitivamente la libertad de la persona
condenada que tiene derecho a saber cómo proyectar su proceso de
resocialización.
Manifestó que no se brindó una fundamentación suficiente
que explique por qué no es factible tratar y resolver en la sentencia lo relativo
al sistema de revisión de la pena interesado, discrepando con la respuesta
dada por el Tribunal respecto a la falta de actualidad de la cuestión.
Sostuvo que se presenta clara la cuestión federal por
violación a las normas del debido proceso, a la defensa en juicio y al derecho a
recurrir el fallo por lo que finalmente peticionó se haga lugar al recurso,
declarando mal denegada la impugnación extraordinaria.
II.- Ingresando al examen de la cuestión planteada, debe
precisarse que la decisión de la Sala 1 de la Cámara de Casación Penal, que
rechazó la impugnación extraordinaria interpuesta por la defensa técnica del
imputado, se basó en la ausencia de arbitrariedad como motivo habilitante de
la vía extraordinaria y en la insuficiencia motivacional para rebatir los
argumentos contenidos en la Sentencia.
III.- A fin de dar respuesta al remedio incoado por la defensa,
debo reiterar una vez más lo sostenido por esta Sala que integro respecto a
que el recurso de queja requiere la formulación de una crítica razonada de los
fundamentos de la denegación del recurso por el inferior, poniendo de relieve
el supuesto error en que hubiere incurrido el Tribunal recurrido, precisando las
razones por las que considera equivocada la denegación impugnativa
cuestionada (cfme.: S.T.J.E.R., Sala Penal, in rebus: "SCUCCIMARRA, Gabriel A. -
Defraudación a la Adm. Pública Prov. - RECURSO DE QUEJA" -28/6/95-;
"ETCHEVERRY, Marcos - Defraudación - RECURSO DE QUEJA" -6/9/95-, entre
muchos otros). Es por ello que la queja consiste en una instancia
fundamentada por la que se alega que el recurso ha sido erróneamente
desestimado y el escrito de interposición debe mantener la fundamentación
idónea para demostrar a la Alzada la sinrazón del auto denegatorio del recurso
que interpusiera, expresando los fundamentos que demuestren que el remedio
que intenta ha sido mal denegado; al decir de Augusto M. Morello, “la fuerza
específica de la queja debe concentrarse en su aptitud para la demostración
del error en la desestimación del recurso” (cftr.: aut.cit., Prólogo a la 1ra. Edic.
de Condoreli-Bermejo, "El Recurso de Queja" -2da. edic.-, Ed. L.E.P., La Plata,
1996, pág. XIII).-
Por ello debe analizarse si se cumplimentan los requisitos de
procedencia contenidos en el art. 521 de nuestro Cod. Proc. Penal que dispone
que la impugnación extraordinaria procederá contra las sentencias dictadas por
la Cámara de Casación Penal, en los siguientes casos: 1) En los supuestos que
correspondiere la interposición del recurso extraordinario federal -esto es: 1º
Cuando en el pleito se haya puesto en cuestión la validez de un Tratado, de una
ley del Congreso, o de una autoridad ejercida en nombre de la Nación y la
decisión haya sido contra su validez; 2° Cuando la validez de una ley, decreto o
autoridad de Provincia se haya puesto en cuestión bajo la pretensión de ser
repugnante a la Constitución Nacional, a los Tratados o leyes del Congreso, y la
decisión haya sido en favor de la validez de la ley o autoridad de provincia y 3°
Cuando la inteligencia de alguna cláusula de la Constitución, o de un Tratado o
ley del Congreso, o una comisión ejercida en nombre de la autoridad nacional
haya sido cuestionada y la decisión sea contra la validez del título, derecho;
privilegio o exención que se funda en dicha cláusula y sea materia de litigio-. y
2) Cuando la Sentencia de la Cámara de Casación Penal resulte contradictoria
con la doctrina sentada en fallo anterior del mismo tribunal o del Tribunal
Superior de Justicia sobre la misma cuestión. A lo que se suma como
habilitante de la vía extraordinaria la doctrina de la arbitrariedad o el exceso
ritual manifiesto.
Además, es preciso asentar que la Ley Provincial Nº 10746 de
Juicio por Jurados establece en su art. 93 las causales de impugnación de
Sentencia indicando como motivos específicos para su interposición: a) La
inobservancia o errónea aplicación de las reglas referidas a la constitución y
recusación del jurado y a la capacidad de sus miembros; b) La arbitrariedad de
la decisión que rechace o admita medidas de prueba, de modo que se hubiera
cercenado el derecho de defensa en juicio y condicionado la decisión del
jurado; c) Cuando se hubieran cuestionado las instrucciones brindadas al
jurado y se entendiera que éstas pudieron condicionar su decisión y d) Cuando
la sentencia condenatoria o la que impone una medida de seguridad se derive
de un veredicto del jurado que sea arbitrario o que se apartare
manifiestamente de la prueba producida en el debate. Además, a pedido del
acusado, el tribunal revisor puede dejar sin efecto cualquier sentencia
condenatoria o que impone una medida de seguridad derivada del veredicto
del jurado y ordenar un nuevo juicio si el interés de la justicia así lo requiere.
Surge evidente de la lectura del recurso impetrado, la
absoluta ausencia de un supuesto habilitante de esta instancia. El quejoso
pretende subsumir su disconformidad en la configuración de la causal de
arbitrariedad de sentencia pasando por alto las respuestas dadas por la
Cámara de Casación.
Al reiterar los agravios referidos al apartamiento del
veredicto de la prueba producida, el Sr. Defensor desestima el minucioso
análisis llevado a cabo por el Tribunal en el que se concluyó que la
interpretación dada por la Defensa al testimonio de Luna, no resultaba acorde
a lo que efectivamente se extraía de su declaración, por lo que no existía tal
apartamiento manifiesto de la prueba producida. Sabido es que el mero
disentimiento con la respuesta otorgada -propio de un particular interés- no
puede tener como objeto abrir una nueva instancia ordinaria de revisión.
Lo mismo cabe decir respecto al agravio subsidiario por el
rechazo de la petición de revisión de pena en 20 años. Esta cuestión ha sido
meticulosamente abordada tanto por la Jueza técnica como por el órgano
revisor, coincidiendo ambos -y quien suscribe también- en que no se planteaba
ni en la oportunidad correspondiente ni ante los organismos competentes para
resolver tal requerimiento.
Por lo expuesto queda claro que el recurrente pretende
introducir por tercera vez planteos ajenos totalmente a esta vía recursiva y que
ya han quedado irremediablemente agotados en la etapa anterior.
El Tribunal entendió que el impugnante, aludiendo a la
doctrina de la arbitrariedad, pretendió corregir -como si fuera otra instancia
ordinaria- la sentencia que estima equivocada, sin reparar en la
fundamentación del fallo; y en referencia a ello, recordemos lo sostenido por la
CSJN, aplicable aquí, en cuanto reza: "...Para descalificar una sentencia por
causa de arbitrariedad en el razonamiento legal se debe efectuar un análisis de
los defectos lógicos que justifican tan excepcionalísima conclusión, lo que no
tiene por objeto convertir a la Corte en un tribunal de tercera instancia
ordinaria, ni corregir fallos equivocados o que se reputen tales, sino que
atiende a cubrir casos de carácter excepcional, en que deficiencias lógicas del
razonamiento o una total ausencia de fundamento normativo, impida
considerar el pronunciamiento de los jueces del proceso como la "sentencia
fundada en ley" a que hacen referencia los arts. 17 Y 18 de la Constitución
Nacional..." (CSJ 78/2009 (45-G)/CS1 Gómez, 17/09/2013).
De esta manera constato entonces que ha sido
correctamente denegada la impugnación extraordinaria incoada, que la
Resolución que se ataca no contiene vicio alguno y que la queja que hoy nos
convoca debe ser rechazada.
Así voto.-

A la misma cuestión propuesta, el Señor Vocal, Dr. Daniel O.


Carubia y la Señora Vocal, Dra. Claudia M. Mizawak, adhieren en todos los
términos, por idénticas consideraciones.
Con lo cual se dio por terminado el acto, quedando acordada
la siguiente:

SENTENCIA:
PARANÁ, 5 de agosto de 2022.-

Y VISTOS:
Por los fundamentos del acuerdo que antecede;

SE RESUELVE:
1º) RECHAZAR el recurso de queja articulado por el Dr. Luis
Francisco Pedemonte en su carácter de defensor del imputado Jorge Nicolás
Martinez contra la resolución dictada en fecha 10 de junio de 2022 por la Sala I
de la Cámara de Casación, que denegó la impugnación extraordinaria
interpuesta.-
2º) COMUNICAR lo aquí resuelto a la Cámara de Casación
Penal Sala N° 1, remitiéndole copia íntegra de la presente.-
Protocolícese, notifíquese, cúmplase y, oportunamente,
archívese.-

Dejo constancia que la sentencia que antecede, ha sido dictada el día 5 de


agosto de 2022 en los autos "MARTINEZ, JORGE NICOLÁS S-HOMICIDIO
AGRAVADO POR TRATARSE DE UNA EX PAREJA Y HABERSE
PERPETRADO EN UN CONTEXTO DE VIOLENCIA DE GÉNERO -FEMICIDIO-
S-RECURSO DE CASACIÓN S/ RECURSO DE QUEJA", Expte. N° 5237, por
los miembros de la Sala N°1 en lo Penal del Superior Tribunal de Justicia de
Entre Ríos, integrado al efecto por los Señores Vocales, Dres. Miguel Ángel
GIORGIO y Daniel Omar CARUBIA y la Señora Vocal, Dra. Claudia Mónica
MIZAWAK, quienes suscribieron la misma mediante firma electrónica, conforme
-Resolución Nº 28/20 del 12/04/2020, Anexo IV-, asimismo se protocolizó y se
notificó a las partes electrónicamente.
Secretaría, 5 de agosto de 2022.-

Melina L. Arduino
Sala N° 1 en lo Penal STJER
-Secretaria Suplente-

También podría gustarte