Está en la página 1de 18

Poder Judicial de la Nación

CAMARA FEDERAL DE SAN MARTIN - SALA II


Causa FSM 63057869/2011/CA1
“Mastellone Hermanos S.A. c/ AFIP DGI s/
Contencioso Administrativo-Varios”.
Juzgado Federal de Mercedes
Secretaría Civil N° 3
SALA II

En San Martín, a los días del mes de del

año dos mil veintidós se reúnen los Señores Jueces de la

Sala II de esta Cámara Federal, a fin de pronunciarse en

los autos caratulados “MASTELLONE HERMANOS S.A. c/ AFIP DGI

s/ CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO-VARIOS”. De conformidad con

el orden de sorteo,

El Dr. Alberto Agustín LUGONES dijo:

I.- El Sr. Juez de Primera Instancia, en su

pronunciamiento de fecha 18/07/2019, hizo lugar a la acción

de repetición incoada por Mastellone Hermanos S.A.,

condenando a la demandada -AFIP- a la devolución de la suma

ingresada en concepto de impuesto a la ganancia mínima

presunta por los períodos fiscales 2000 a 2009, con más sus

correspondientes intereses. Asimismo, impuso las costas por

su orden y difirió la regulación de honorarios de los

profesionales intervinientes (Cfr. Fs. 354/369).

Para así resolver, tuvo en consideración el

antecedente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación

“Hermitage S.A. c/ Poder Ejecutivo Nacional – Ministerio de

economía y obras y servicios públicos”, resuelto el

15/06/2010, donde el Máximo Tribunal declaró la

inconstitucionalidad de los Arts. 6 y 13 del Título V de la

ley 25.063. Señaló que en dicho precedente, la Corte había

tenido en cuenta que el mencionado tributo [impuesto a la

ganancia mínima presunta] se estructuró sobre la presunción

de la existencia de una renta mínima -inferida por la

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
existencia o mantenimiento de activos- y destacó que la

iniquidad de esa clase de previsión se pondría en evidencia

ante la comprobación fehaciente de que aquella renta

presumida por la ley, lisa y llanamente, no había existido.

También, señaló lo resuelto posteriormente por el

Máximo Tribunal en “Diario Perfil S.A. c/ AFIP - DGI s/

Dirección General Impositiva” el 14/02/2014, en torno a que

la doctrina que emanaba del fallo “Hermitage” no exigía que

deba demostrarse la imposibilidad de que los activos

generasen la renta presumida por la ley –o que no tengan

capacidad para hacerlo- sino, simplemente, que esa renta,

en el período examinado, no existió.

Seguidamente, el a quo resaltó que del informe

producido por la perito contadora -junto a la comparecencia

del consultor técnico de la demandada- surgía que el

accionante había registrado los siguientes quebrantos:

1- $33.207.047,90 al cierre del período fiscal 2000;

2- $34.311.617,78 al cierre del período fiscal 2001;

3- $670.126.511,37 al cierre del período fiscal

2002;

4- $8.242.179,06 al cierre del período fiscal 2003;

5- En el período fiscal 2004, un quebranto acumulado

al cierre del ejercicio de $407.943.842,83;

6- En el período fiscal 2005, un quebranto acumulado

al cierre del ejercicio de $371.455.078,27;

7- En el período fiscal 2006, un quebranto acumulado

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE SAN MARTIN - SALA II
Causa FSM 63057869/2011/CA1
“Mastellone Hermanos S.A. c/ AFIP DGI s/
Contencioso Administrativo-Varios”.
Juzgado Federal de Mercedes
Secretaría Civil N° 3
SALA II

de $409.829.003,55;

8- En el período fiscal 2007, un quebranto acumulado

de $400.755.472,24;

9- En el período fiscal 2008, un quebranto acumulado

de $561.641.412,44;

10- En el período fiscal 2009, un quebranto acumulado

de $513.974.231,69.

Por ello, teniendo en cuenta la prueba producida

y los precedentes citados anteriormente, entendió que había

quedado acreditado que sistemáticamente la empresa

demandante registró quebrantos impositivos y/o quebrantos

acumulados al cierre de cada período.

Finalmente, concluyó que correspondía hacer lugar

a la repetición por el importe abonado en concepto de

impuesto a la ganancia mínima presunta, por cuanto dicho

tributo resultaba improcedente de acuerdo a la doctrina de

los fallos mencionados.

II.- La sentencia fue apelada por la actora a Fs.

370/370Vta., quien expresó agravios a Fs. 384/408, con

réplica de la contraria a Fs. 415/416 y por la parte

demandada a Fs. 371/371Vta., quien expresó agravios a Fs.

380/383Vta., con réplica de la accionante a Fs. 417/433Vta.

III.- La demandada se agravió porque a su

entender, el juez de la instancia de grado efectuó una

deficiente interpretación de las circunstancias de hecho y

de derecho consideradas por la Corte Suprema de la Justicia

de la Nación en los precedentes invocados en la sentencia.

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
Respecto a este punto, entendió que realizó una apreciación

errada y limitada de la prueba, por cuanto la empresa

demandante tuvo ganancias impositivas en los períodos

fiscales 2003, 2004, 2005, 2007 y 2009 y ganancias

contables e impositivas de fuente extranjera en los

ejercicios 2004, 2005, 2007 y 2009. Finalmente, solicitó se

rechace la repetición intentada por los períodos 2001 y

2003 a 2009.

También, se agravió en relación a la repetición

de los importes cancelados mediante bonos, entendiendo que

de esa manera el a quo le estaría otorgando distintos y

nuevos beneficios que no fueron concedidos por el

ordenamiento legal.

Por su parte, la actora se quejó por la

imposición de costas en el orden causado y por la tasa de

interés dispuesta.

Respecto al primer agravio, entendió que la

demandada la había obligado a litigar y el “a quo” se había

apartado del principio general de la derrota, sin

encontrarse configurado alguno de los presupuestos de

excepción previstos por el ordenamiento vigente.

Sobre la segunda protesta, expresó que la tasa

elegida por el juzgador (Resolución 341/04 MEyP) no

resultaba acorde a la economía inflacionaria del país y por

ello planteó su inconstitucionalidad. Seguidamente,

solicitó se aplique la tasa de la Resolución 598/2019 (MH),

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE SAN MARTIN - SALA II
Causa FSM 63057869/2011/CA1
“Mastellone Hermanos S.A. c/ AFIP DGI s/
Contencioso Administrativo-Varios”.
Juzgado Federal de Mercedes
Secretaría Civil N° 3
SALA II

y subsidiariamente, la tasa de interés pasiva promedio para

uso de la justicia dispuesta por el BCRA en la Comunicación

14.290 u otra tasa que disponga este tribunal. Para avalar

su postura, citó jurisprudencia.

IV.- Liminarmente, cabe recordar que los jueces

no están obligados a analizar todas y cada una de las

argumentaciones de las partes, sino tan sólo aquéllas que

sean conducentes y posean relevancia para decidir el caso y

que basten para dar sustento a un pronunciamiento válido

(Fallos, 258:304; 262:222; 265:301; 272:225, entre otros).

V.- Luego, considero oportuno realizar una reseña

normativa y jurisprudencial del tema central en estudio.

En primer lugar, cabe destacar, que a través del

Art. 6 del título V de la ley 25.063, se creó el impuesto a

la ganancia mínima presunta, aplicable en todo el

territorio de la Nación durante diez (10) ejercicios

anuales, el que se determina sobre la base de los activos

valuados conforme a sus disposiciones. El monto a ingresar

de ese tributo surge de la aplicación de la alícuota del

uno por ciento (1%) sobre tales activos (Cfr. Arts. 1° y

13).

El Art. 13 de dicho plexo normativo, por su

parte, estableció que el impuesto a las ganancias

determinado para el mismo ejercicio fiscal por el cual se

liquida el impuesto a la ganancia mínima presunta, podría

computarse como pago a cuenta de éste.

Sumado a ello, el Art. 2° de la ley 25.123 agregó

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
que los saldos a favor que pudieran surgir en el impuesto a

la ganancia mínima presunta serían considerados pagos a

cuenta en el impuesto a las ganancias del respectivo año

fiscal. Para el caso de aquellos sujetos pasivos del

impuesto a la ganancia mínima presunta que no lo fueran del

impuesto a las ganancias, el cómputo como pago a cuenta

previsto en el Art. 13 de la ley 25.063, resultaría de

aplicar la alícuota establecida en el Inc. a) del Art. 69

de la Ley de Impuesto a las Ganancias (texto ordenado en

1997 y sus modificaciones), vigente a la fecha del cierre

del ejercicio que se liquidara, sobre la utilidad

impositiva a atribuir a los partícipes.

Además, se dispuso que, si del cómputo previsto

en los párrafos anteriores surgiera un excedente de

impuesto a las ganancias no absorbido, éste no generaría

saldo a favor del contribuyente en el impuesto a la

ganancia mínima presunta, ni sería susceptible de

devolución o compensación alguna y, si por el contrario,

como consecuencia de que resultara insuficiente el impuesto

a las ganancias computable como pago a cuenta del impuesto

a la ganancia mínima presunta, procediera en un determinado

ejercicio el ingreso de éste, se admitiría, siempre que se

verificara en cualesquiera de los cuatro ejercicios

inmediatos siguientes un excedente del impuesto a las

ganancias no absorbido, computar como pago a cuenta de este

último gravamen, en el ejercicio en que tal hecho ocurra,

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE SAN MARTIN - SALA II
Causa FSM 63057869/2011/CA1
“Mastellone Hermanos S.A. c/ AFIP DGI s/
Contencioso Administrativo-Varios”.
Juzgado Federal de Mercedes
Secretaría Civil N° 3
SALA II

el impuesto a la ganancia mínima presunta efectivamente

ingresado y hasta su concurrencia con el importe a que

ascienda dicho excedente (Art. 13, ley Cit.).

Sobre el tema, he de señalar que la Corte Suprema

de Justicia de la Nación, en el caso “Hermitage”, confirmó

lo resuelto por la Cámara Nacional de Apelaciones en lo

Contencioso Administrativo Federal, en cuanto hizo lugar al

pedido de la actora y declaró la inconstitucionalidad del

Título V (art. 6) de la ley 25.063, destacando que la

obligación tributaria en cabeza de la accionante quedaba

sujeta a la presunción, por la existencia de ciertos bienes

que integraban el activo de determinados sujetos. Asimismo,

refirió que -si bien en materia tributaria puede utilizarse

la técnica de presunciones- su uso debe limitarse a los

supuestos donde concurran circunstancias especiales que así

lo justifiquen.

Agregó, que la problemática de las presunciones

en materia tributaria es el resultado de la tensión de dos

principios: el de justicia tributaria y el de capacidad

contributiva, y es por ello, que requieren un uso

inteligente, concreto y racional.

De igual modo, entendió que el legislador había

supuesto que la actividad comercial desplegada por los

sujetos pasivos obtendría como mínimo una renta equivalente

al 1% del valor de sus activos, no permitiendo demostrar,

mediante la prueba en contrario, que no se ha alcanzado la

ganancia que la ley presume. Agregó, que la iniquidad de

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
este tipo de previsión quedaba evidenciada mediante la

comprobación fehaciente de que la renta presumida por la

norma, lisa y llanamente, no había existido.

Consecuentemente, y basándose en los elementos

probatorios arrimados, halló configurada la situación

referida y concluyó que “el medio utilizado por el

legislador para la realización del fin que procura, no

respeta el principio de razonabilidad de la ley”, razón por

la cual, declaró constitucionalmente inválida, en su

aplicación al caso concreto, la normativa impugnada.

Con posterioridad, el mismo Tribunal resolvió en

la causa “D. 394. XLVIII. Diario Perfil S.A. c/ AFIP – DGI

s/ Dirección General Impositiva”, rta. el 11 de febrero de

2014, hacer lugar a la repetición de los anticipos del

impuesto a la ganancia mínima presunta, invocando el

precedente “Hermitage”, sin que deba demostrarse la

imposibilidad de que los activos generen la renta presumida

por la ley. Por lo tanto, la conclusión a la que arribó

radicaba en que los elementos allí acompañados “no

desvirtuados por otras pruebas ni rebatidos por la

contraria que se limitó a desconocerlos en forma genérica

resultan suficientes a fin de tener por acreditado, que

aquella renta presumida por la ley, lisa y llanamente, no

ha existido”.

Cabe señalar, que este fallo reafirmó los

lineamientos del citado “Hermitage”, aclarando que dicha

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE SAN MARTIN - SALA II
Causa FSM 63057869/2011/CA1
“Mastellone Hermanos S.A. c/ AFIP DGI s/
Contencioso Administrativo-Varios”.
Juzgado Federal de Mercedes
Secretaría Civil N° 3
SALA II

doctrina no exigía que deba demostrarse la imposibilidad de

que los activos generen la renta presumida por la ley o que

no tenga capacidad para hacerlo, sino simplemente que esa

renta no existió en el período examinado. Es así que, en

función de las pérdidas registrables en los balances

contables y de los quebrantos señalados en la declaración

jurada del impuesto a las ganancias de la empresa “Diario

Perfil”, el Máximo Tribunal concluyó que correspondía hacer

lugar a la queja presentada por la actora.

VI.- Ahora bien, Mastellone Hermanos S.A. inició

la presente acción a fin de obtener la repetición de la

suma de $37.053.280,32 abonada en concepto de ganancia

mínima presunta por los períodos fiscales 2000 a 2009, con

más sus intereses (Conf. Fs. 18/18Vta. y 40 del escrito de

demanda).

Reseñada como ha quedado la cuestión, cabe

precisar que ha quedado firme la inaplicabilidad del

impuesto a la ganancia mínima presunta para los períodos

2000 y 2002, en la medida en que la decisión en tal sentido

no fue cuestionada.

En tal inteligencia, de la prueba pericial

contable obrante en autos surge un quebranto al cierre del

ejercicio fiscal 2001 de $34.311.617,78 y un quebranto

acumulado de $66.311.617,78; para el período 2002 un

quebranto de $670.126.511,37 y un quebranto acumulado al

cierre del ejercicio de $737.058.634,75; por el período

fiscal 2003 un quebranto de $8.242.179,06 y un quebranto

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
acumulado al cierre de ese período de $714.675.396,66; por

el período fiscal 2004 un quebranto acumulado al cierre de

ese período fiscal de $407.943.842,83; por el período

fiscal 2005 un quebranto acumulado al cierre de ese

ejercicio de $371.455.078,27; por el período fiscal 2006 un

quebranto de $38.738.812,32 y un quebranto acumulado de

$409.829.033,55; por el período fiscal 2007 un quebranto

acumulado al cierre de dicho período de $400.755.472,24;

por el período fiscal 2008 un quebranto de $163.075.087,37

y un quebranto acumulado al cierre de ese ejercicio de

$561.641.412,44 y; por último, por el período fiscal 2009

un quebranto acumulado al cierre de ese período fiscal de

$513.974.231,69 (Confr. Fs. 218/274Vta.).

Asimismo, es de importancia destacar que la

experta añadió que “luego del análisis exhaustivo de toda

la documental (...) los montos de los años 2000, 2001,

2002, 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008 y 2009 en concepto

de anticipos y saldos de las declaraciones juradas del

Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta se encuentran

debidamente cancelados”, como así también agregó que “los

libros contables de la empresa (...) son llevados de legal

forma” (Ptos. II. “A” y III. 1. de la pericia contable).

Dicha verificación ha merecido impugnación por

parte de la demandada y solicitud de aclaraciones por la

parte actora. Como consecuencia de ello, la profesional

contestó el traslado de dichas presentaciones, dando

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE SAN MARTIN - SALA II
Causa FSM 63057869/2011/CA1
“Mastellone Hermanos S.A. c/ AFIP DGI s/
Contencioso Administrativo-Varios”.
Juzgado Federal de Mercedes
Secretaría Civil N° 3
SALA II

suficiente respuesta a los puntos propuestos por las partes

(Fs. 282/287Vta., 289/289Vta. y 298/304Vta.)

Consecuentemente, sabido es que, si bien los

magistrados no están obligados a seguir los dictámenes

periciales y ellos no resultan vinculantes, la opinión del

experto cobra relevancia probatoria cuando sus conclusiones

se basan en elementos objetivos de valoración y razones

técnicas de buen sentido (Conf. CNCAF, Sala II, “Emebe

SACEAI y M c/DNV s/expropiación” del 25/4/94, entre otros).

Por lo tanto, a pesar de que los dictámenes periciales

están sujetos –como todo elemento de juicio- a la

valoración por parte de los jueces (Fallos: 315:2774), si

no se observan razones que desmerezcan sus conclusiones,

procede asignarles suficiente valor probatorio.

En tales condiciones, la cuestión a resolver

consiste en determinar si la sola demostración de que el

contribuyente tuvo quebrantos en el impuesto a las

ganancias en los períodos involucrados alcanza para aplicar

la doctrina sentada por el Alto Tribunal en el fallo

“Hermitage” y considerar que, en consecuencia, la renta

presumida por la ley del impuesto a la ganancia mínima

presunta no existió.

Para decidir esa cuestión es menester recordar

algunas de las precisiones brindadas por la Corte en la

causa “Hermitage”.

En primer lugar, ponderó que “del mensaje 354 de

elevación del proyecto de ley al Congreso de la Nación,

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
surgía que el Poder Ejecutivo propició la aprobación de

este tributo, entre otros motivos, por: ‘(…) la fuerte

inducción que genera a mejorar el cumplimiento en el

impuesto a las ganancias…’”. Asimismo agregó que, de

acuerdo con esa iniciativa, el impuesto en cuestión: “sólo

castiga a los activos improductivos sirviendo de señal y

acicate para que sus titulares adopten las decisiones y

medidas que estimen adecuadas para reordenar o reorganizar

su actividad, a fin de obtener ese rendimiento mínimo que

la norma pretende”.

También, valoró que “al ser puesto en

consideración en la Cámara de Diputados de la Nación, el

diputado Lamberto –miembro informante de la Comisión de

Presupuesto, y Hacienda-, manifestó que: ‘para inducir a

este pago (del impuesto a las ganancias), estamos

incorporando el impuesto a la renta presunta (…) De esta

forma estamos reafirmando que el impuesto a las ganancias

se puede cobrar’”.

En este sentido, la CSJN ha establecido que

existe una estrecha e inescindible vinculación existente en

los impuestos a las ganancias y a la ganancia mínima

presunta (Conf. Fallos 333.993 y 337:62, entre otros).

Sobre la base de tales premisas, parece razonable

lo decidido por el magistrado a quo en cuanto entendió que,

para tener por demostrada la ausencia de capacidad

contributiva en el período fiscal analizado, requerida para

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE SAN MARTIN - SALA II
Causa FSM 63057869/2011/CA1
“Mastellone Hermanos S.A. c/ AFIP DGI s/
Contencioso Administrativo-Varios”.
Juzgado Federal de Mercedes
Secretaría Civil N° 3
SALA II

la aplicación del precedente “Hermitage”, alcanzaba el

quebranto en el impuesto a las ganancias verificado.

En síntesis, en consideración a la jurisprudencia

de la Corte Suprema en la citada causa “Diario Perfil”,

junto a la prueba obrante en autos, cabe tener por

acreditado que la renta presumida por la ley -en el caso de

“Mastellone Hermanos S.A.”- para los períodos en cuestión

(2001 y 2003 al 2009), lisa y llanamente, no ha existido.

Así, por las condiciones relatadas en este

pronunciamiento, la analogía que el mismo guarda con la

causa “Hermitage” y dado que no observo nuevos o distintos

argumentos que los ya contemplados por la CSJN al resolver

en el citado fallo que justifiquen apartarse del mentado

precedente, corresponde desestimar los agravios esgrimidos

por la accionada referidos a que no correspondía la

devolución de las sumas abonadas en concepto de impuesto a

la ganancia mínima presunta.

VII.- Respecto a la queja de la parte demandada

relativa a los pagos realizados mediante bonos (decretos

379/2001 y 979/2001 y ley 22.317) he de señalar que, más

allá de que la accionante efectivamente hubiese ingresado

parte de los pagos a los efectos de cancelar sus

obligaciones respecto al tributo en cuestión a través de

dichos instrumentos, ello no es óbice para que se haga

lugar a su devolución por los montos que correspondan, toda

vez que sostener lo contrario implicaría un enriquecimiento

sin causa por parte del Estado Nacional a costa del derecho

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
de propiedad de la actora.

Sobre el punto, cabe recordar que el Máximo

Tribunal -en oportunidad de examinar un caso de repetición

de impuestos- señaló que la acción que perseguía la

restitución de lo pagado indebidamente en concepto de

tributos, encontraba su fundamento superior en el principio

de que `nadie debe enriquecerse sin causa a costa de otro´,

regla de proyección patrimonial que no solamente alcanzaba

a las personas privadas sino también al Estado (Fallos

297:500).

Además, es dable puntualizar que “se debe aceptar

como un dogma el derecho de las personas que han pagado

indebidamente un tributo a obtener su reintegro y,

correlativamente, la obligación del Estado de devolver las

sumas de dinero que ha percibido indebidamente” (Ramón

Valdés Costa, “Instituciones de derecho tributario”, Ed.

Depalma, Buenos Aires, 1992, Pág. 354).

En tal sentido, la queja no tendrá favorable

acojida.

VIII.- En lo que atañe a la protesta de la

accionante sobre la tasa de interés dispuesta, es dable

destacar que el Art. 4° de la resolución 314/2004 del

Ministerio de Economía y Producción (M.E.P.) -hoy derogada

por la resolución 598/19 del entonces Ministerio de

Hacienda- dispuso, en su primer párrafo: “Establécese la

tasa de interés prevista por el Artículo 179 de la Ley

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE SAN MARTIN - SALA II
Causa FSM 63057869/2011/CA1
“Mastellone Hermanos S.A. c/ AFIP DGI s/
Contencioso Administrativo-Varios”.
Juzgado Federal de Mercedes
Secretaría Civil N° 3
SALA II

Nº11.683, texto ordenado en 1998 y sus modificaciones,

aplicable en los casos de repetición, así como la del

interés aplicable en los casos de devolución, reintegro o

compensación de los impuestos regidos por la ley citada en

el CINCUENTA CENTÉSIMOS POR CIENTO (0,50%) mensuales”.

Seguidamente, la Resolución 598/2019 –que entró

en vigencia el 01/08/2019, es decir, 13 días después del

dictado de la sentencia definitiva por el juzgado de origen

en estos autos- derogó la Resolución 314/04 y estableció

que “la tasa de interés aplicable a los supuestos previstos

en el artículo 179 de la Ley N° 11.683, texto ordenado en

1998, a los restantes supuestos de devolución, reintegro o

compensación de los impuestos regidos por la citada ley y a

los supuestos previstos en los artículos 811 y 838 del

Código Aduanero, vigente en cada trimestre calendario, será

la efectiva mensual surgida de considerar la tasa pasiva

promedio publicada por el Banco Central de la República

Argentina para el período de treinta (30) días finalizado

el día veinte (20) del mes inmediato anterior al inicio del

referido trimestre” (Art. 4), “La tasa de interés diaria a

aplicar resultará de dividir la tasa mensual que

corresponda por treinta (30)” (Art. 7). Así, del estudio de

las normas transcriptas, surge que la tasa de interés

aplicable para los casos de repetición, devolución o

reintegro de tributos -como en el sub examine, que versa

sobre la repetición del impuesto a las ganancias-, ha sido

fijada por el Ministerio de Economía mediante la resolución

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
314/2004 y, posteriormente, por el entonces Ministerio de

Hacienda con la resolución 598/19.

Expuesto lo anterior, debe señalarse, que el

argumento del actor que pretende impugnar la Resolución

314/04 del Ministerio de Economía, no encuentra fundamento

en la pericia practicada en autos, en tanto la misma no

demuestra que el cálculo de los intereses conforme dicha

tasa no logra conservar el capital por él reclamado.

En la especie, la generalidad con la que la

accionante intenta objetar la tasa de interés dispuesta no

resulta idónea a los fines pretendidos, pues no demuestra

que la aplicación al caso resulte inadecuada.

En razón de lo expuesto, corresponde confirmar

parcialmente lo establecido por el juez de la instancia de

grado y, en virtud de ello, confirmar la aplicación de la

tasa de interés establecida mediante la Resolución M.E.

314/04, y luego –atento a la normativa vigente al momento

del dictado de la presente- disponer la aplicación de la

tasa prevista en la Resolución 598/2019, desde su entrada

en vigencia, esto es, desde el 01/08/2019.

En tal sentido, se hace lugar parcialmente al

agravio.

IX.- En orden a las costas de la instancia de

origen, entiendo que deben distribuirse por su orden,

atento a la naturaleza y complejidad de la cuestión

debatida, a los términos y fundamentos del decisorio

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE SAN MARTIN - SALA II
Causa FSM 63057869/2011/CA1
“Mastellone Hermanos S.A. c/ AFIP DGI s/
Contencioso Administrativo-Varios”.
Juzgado Federal de Mercedes
Secretaría Civil N° 3
SALA II

expuestos precedentemente y a la doctrina sentada por el

más Alto Tribunal (Art. 68, segunda parte, CPCC, y “Diario

Perfil”, Sent. del 11/02/2014, C.S.J.N.).

En consecuencia, se rechaza el agravio de la

accionante sobre el punto.

En relación a las costas de esta instancia,

propicio que sean impuestas de igual manera, en atención a

las mismas razones explicitadas.

X.- En virtud de todo lo expuesto, propongo al

acuerdo confirmar parcialmente la sentencia -en lo que ha

sido materia de agravios-, con las modificaciones

dispuestas en el considerando VIII., imponer las costas de

Alzada por su orden y, por último, diferir la regulación de

los honorarios de los profesionales intervinientes hasta

tanto se fije la correspondiente en la instancia de origen

(conf. arts. 68, segundo párrafo, 163, incs. 6) y 8), y

164, CPCC). ASÍ VOTO.

El Dr. Marcos MORAN, por análogas razones,

adhiere al voto precedente.

En mérito de lo que resulta del Acuerdo que

antecede, el Tribunal RESUELVE:

I.- CONFIRMAR PARCIALMENTE la sentencia apelada

-en lo que ha sido materia de agravios-, con la

modificación estipulada en el considerando VIII.

II.- IMPONER las costas de Alzada por su orden

(Art. 68, segundo párrafo, CPCC).

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568
III.- DIFERIR la regulación de los honorarios de

los profesionales intervinientes hasta tanto se practique

la correspondiente en la instancia de origen (Arts. 163,

6), 8), 164 CPCC). A los fines del Art. 110 del Reglamento

para la Justicia Nacional, se deja constancia de la

integración de esta Sala por Resolución CFASM 172/2021.

REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE, PUBLÍQUESE (LEY 26.856 Y ACORDADA

CSJN 24/2013) Y DEVUÉLVASE.

ALBERTO AGUSTÍN LUGONES MARCOS MORAN

JUEZ DE CÁMARA JUEZ DE CÁMARA

MARCELA SILVIA ZABALA

SECRETARIA DE CÁMARA

Fecha de firma: 19/05/2022


Firmado por: MARCELA SILVIA ZABALA, SECRETARIA DE CAMARA
Firmado por: ALBERTO AGUSTIN LUGONES, JUEZ DE CAMARA
Firmado por: MARCOS MORAN, JUEZ DE CAMARA

#15656260#328102110#20220519093050568

También podría gustarte