Está en la página 1de 11

Unidad 1.

Teórico

✅1.1 Enfoques para el análisis político

Nos habla de reglas de inferencia, la diferencia entre teoría, modelo y enfoque siendo
cruciales para enfrentarse a restricciones cognitivas, los valores personales del
investigador, las ambigüedades del lenguaje, las tradiciones culturales y los intereses
de los diferentes actores. La diferencia entre teoría y modelo es que la teoría se
entiende cómo un conjunto de proposiciones generales, casi siempre relacionadas con
una serie de fenómenos y, por modelo, la representación simplificada de una teoría.

Las reglas de inferencia son procesos por los cuales a partir de una proposición se
llega a una conclusión. Hay dos tipos: Las deductivas implican derivar, mediante un
raciocinio deductivo, una conclusión de una proposición previa. Concluir algo sobre
realidades no observadas. Las inductivas aluden a observaciones de datos, de los
cuales se concluye una proposición general en estos. Se busca establecer nexos
causales entre dos fenómenos.

Capítulo I. Grandes hitos en el desarrollo de la Ciencia Política

Lo político según autores cómo Hobbes y Easton refiere a las interacciones sociales
sobre los repartos terminantes de valores en la sociedad. Se entiende por repartos en
el sentido material e inmaterial: los bienes, servicios, oportunidades y honores
deseados por las personas, se denominan valores. Esto implica una necesidad
coercitiva por parte de la autoridad que efectúa los repartos de valores. Sin esta
capacidad, no hay fenómeno político.

La ciencia política debe interpretar, explicar y predecir, los repartos de valores,


independientemente de quién sea el actor político. Una de sus técnicas es la
hermenéutica o la interpretación que refiere a hechos, tales como las intenciones de
los actores y el sentido de sus actos, resultados en el corto y largo plazo y la
evaluación de quién gana y quién pierde.

La ciencia política es provisional y pública, provisional porque desde el punto de vista


científico es aceptable hoy pero puede no serlo mañana; y pública, porque un
politólogo, no es reconocido hasta que no sea sometido al escrutinio de sus colegas.
También es amplia y restrictiva, amplia porque se abre a los aportes de las corrientes
hermenéutica y crítica y a la interacción con otras disciplinas; pero restrictiva, porque
exige fidelidad a los hechos.

Los grandes hitos de la ciencia política

Se desarrolla ante todo en occidente y su auge se encuentra en relación con el


desarrollo de la democracia política. Cuando surge la revolución conductista, a
mediados del siglo XX, se logra el conocimiento de la ciencia política cómo una
disciplina consolidada. 

Periodo formativo en Europa: desde el siglo XVII se conoce evidencia de intereses


académicos pero no se desarrolla hasta el siglo XX. Fue difícil su desarrollo debido a
las dos grandes guerras que restringen la libertad académica.

Periodo formativo en EEUU: durante el siglo XIX, los norteamericanos fueron


influenciados por los alemanes para estudiar los primeros aspectos políticos que
constataban evidencia empírica; formando así la ciencia política.
La revolución conductista

Este movimiento centró la atención en la conducta política de los individuos, con la


esperanza de descubrir leyes o tendencias observables. La politología americana
influyó en Europa ya que se desarrolló un consenso sobre el objeto y el método de la
ciencia política. En la década de los ‘50 los politólogos americanos comenzaron a
desarrollar los estudios regionales y los estudios comparativos. También se intensificó
la investigación del comportamiento electoral, opinión pública, etc. Surge el estudio de
relaciones internacionales, la socialización política, el ejercicio del poder, etc. 

Cuestionamientos al conductismo

Son tres las posiciones irreconciliables con la revolución conductista:


Primera: para Strauss, se trata de una meta que deshumaniza al politólogo y lo vuelve
moralmente irresponsable, porque le induce a abstenerse de juicios de valor sobre lo
que analiza.

Segundo: en las décadas de 1960 y 1970, el enfoque marxista penetró entre los
politólogos; lo que terminó en una discusión entre ambos por la evidencia empírica de
este enfoque, chocan también las escuelas críticas, representadas por la Escuela de
Frankfurt, y por Habermas ya que inducen al investigador a interpretar la realidad
política en base a sus valores y utilizan un lenguaje difícil, más propio de la filosofía
que de una ciencia empírica.

Tercero: ante la variedad de concepciones y de prácticas, varios politólogos alegan


que no es razonable defender una concepción predominante.

Las críticas parciales: 


-Primera crítica: más importante una cp pura antes que aplicada
-Segunda crítica: desconocimiento de factores sociológicos, psicológicos e históricos
respecto de los actores políticos.
-Tercera crítica: la cp no puede aislarse de la ideología y las críticas valorativas o de
los factores que condicionan el desarrollo de la propia identidad.
-Cuarta crítica: relevancia innecesaria de la elección racional, procedente del
conductismo. Easton cree ver un nuevo consenso sobre el método y el objeto de la cp
(neo-conductismo), enunciado con los planteamientos centrales de la rev conductista,
depurados de sus excesos y con énfasis en teorías deductivas.

✅1.2 Ciencia política y teoría política contemporánea

La política cómo actividad autónoma

Las primeras reflexiones acerca de la política las encontramos en Platón y Aristóteles,


pero el primer paso lo dió Maquiavelo con su visión autónoma de la política ya que la
separaba de los imperativos éticos y religiosos; el segundo paso fue la distinción entre
Estado y sociedad, para poder reclamar cómo ámbito propio de la política la esfera del
Estado.
Síntesis y balance de los logros alcanzados durante el periodo:
·         Base para el pensamiento y para la acción: teoría política.
·         Ámbito de la política: polis, res publica, commonwealth.
·         Unidad básica del análisis: la polis.
·         El concepto de orden.
·         Método comparativo.
Favre enumera los criterios que identifican a la cp cómo disciplina:
Existe una denominación reclamada en común, hay acuerdo sobre los objetos de
estudio. Existen instituciones de enseñanza e investigación garantizadas y legítimas.
Mecanismos para la difusión y reproducción de los resultados de la investigación
(revistas, manuales, coloquios).

✅1.3 La ciencia política cómo profesión

¿Qué es la ciencia política?

La ciencia política guarda su origen hacia fines del siglo XIX y comienzos del XX. Los
filósofos políticos sitúan el nacimiento de la ciencia política con la polis griega.
Podemos indagar los aspectos constitutivos de una disciplina como la conformación de
comunidades científicas y la aparición de prácticas profesionales propias de este
campo.

¿Qué se entiende por “ciencia”?

La ciencia es una actividad humana, colectiva, histórica y condicionada por múltiples


factores la cual tiene como finalidad la producción de conocimiento mediante el
empleo de métodos con un alto grado de rigor y sistematicidad. Busca predecir cuándo
y cómo volverán a ocurrir. El desafío que tienen las ciencias sociales es el de “captar
el sentido que los actores le otorgan a sus actos”.

Los conceptos de “política” y lo “político” desde la historia

La palabra política remite a la antigua Grecia donde se erigían las denominadas polis
(ciudades-Estado). En estas organizaciones políticas el ciudadano griego vivía en y
para la polis, siendo el bien y el desarrollo de ésta la finalidad de su vida.  En aquellas
polis, el peor castigo para un ciudadano griego era el ostracismo (exilio). El vivir
político de los ciudadanos era total, no había separación tajante de ámbitos públicos y
privados: la política abarcaba toda la vida del hombre, no una porción de ella. Con la
aparición de la Edad Media la religión sería el epicentro del poder, y la divinidad
explicaría los fenómenos que rodeaban al hombre.
En el Renacimiento se tratará de redefinir “lo político” por fuera de las cuestiones
teológicas. Se seculariza el Estado, arguyendo que este nada tenía que ver con la
moral o los valores, sino con el logro y retención del poder. Vuelve a resurgir la palabra
política y la acompañan movimientos sociales e históricos que darían origen al Estado
moderno. 

Con el liberalismo clásico se separa a la política de la sociedad que en Grecia se


encontraban entremezcladas, para dar nacimiento a la dicotomía público-privado. En
el siglo XIX y XX, la política sería separada del derecho delimitando aún más su
autonomía. Por otro lado, la sociología deja de absorber a la política dentro de su
esfera de indagación dado que su perspectiva no logra explicar los fenómenos de
asimetría que suscita el poder. Así, la política se torna una actividad ligada al uso del
poder y su retención, centrada en la decisión con efectos colectivos, separada de la
religión, de la sociedad en su esfera privada y poseedora de rasgos y espacios
propios. Dentro de éste hay unidades políticas (la polis o el Estado moderno),
estructuras (instituciones políticas), cierta organización (jerarquías y reglas),
consensos colectivos sobre la adquisición y los límites del poder (legitimidad y medios
de acceso a cargos) y los actores que se mueven dentro de sus términos (los que
mandan y obedecen).

El desarrollo de la ciencia política a partir del siglo XIX hasta los 70


Durante el siglo XIX las reflexiones de la filosofía política y social comienzan a intentar
establecer diferentes ciencias sociales. En lo que respecta a la cp, se comienzan a
crear cátedras de estudios, centros de investigación y se constituyen comunidades de
profesionales. Mientras se desarrollaba la cp en EEUU, el pensamiento europeo de
fines del siglo XIX ofrecía una cp más vinculada al derecho y la filosofía. Durante los
siglos XIX y XX se desarrolla en Italia un movimiento científico basado en la
concepción de los estudios políticos apelando a la paternidad de Maquiavelo. En
Francia, el desarrollo de la cp se vincula al desplazamiento del estudio jurídico de las
instituciones políticas. En la década del 70 comienza una gran renovación en la cp
italiana con los aportes de Bobbio.

Hacia una definición del objeto de estudio

En el siglo XX, Lagroye decía: “se llamará política a todo lo que se relaciona con el
gobierno de una sociedad. Gobierno: no se trata de los Estados encargados de tomar
decisiones, ejecutar las leyes y conducir políticas, sino de los actos que organizan y
dirigen la vida en sociedad”. Para Lagroye, la política tiene que ver con la última
instancia de decisiones de una sociedad; estas decisiones son tomadas por personas
que se encuentran ejerciendo “roles políticos”. Weber creía que: “el poder significa la
probabilidad de imponer la propia voluntad, dentro de una relación social, aun contra
toda resistencia”.

Las principales cualidades del poder son: es una capacidad, está orientado
subjetivamente, es una relación asimétrica y presupone su efectividad. 

Weber utiliza el concepto de dominación: “probabilidad de encontrar obediencia a un


mandato de determinado contenido entre personas dadas”. El autor también emplea
su definición de orden legítimo: “la acción, en especial la social, puede orientarse, en
la representación de la existencia de un orden legítimo. La probabilidad de que esto
ocurra de hecho se llama validez del orden en cuestión”. Weber encuentra dos
espacios institucionales y organizaciones en las que éste se cristaliza: el Estado
moderno (público) y la empresa capitalista (privado); definiéndolo así: “el Estado es
una comunidad dentro de un territorio, la cual reclama para sí el monopolio de la
legítima violencia física”.

Dos elementos que nos permiten constituir, un ámbito propio de la cp:

1. Las relaciones de poder


2. 2) las estructuras organizativas donde éstas suelen concentrarse (polis, Estado
moderno).

Lagroye sostiene que es necesario circunscribir un espacio en donde éste se


constituye como “poder político”. Para Ladriere, las relaciones de poder tienden a
concentrarse con la complejización de las sociedades. Dahl plantea las palabras
poder, norma y autoridad. Estas definiciones implican sanciones, el poder legal de
castigar, aplicar normas y obligar. Coincidimos con Weber cuando señala que el uso
legítimo de la fuerza es el hilo que recorre la acción del sistema político, dándole su
coherencia como sistema.

En términos generales podemos coincidir en que:

1) La política se encuentra ligada a las relaciones de poder.


2) La política estuvo ligada a la diferenciación entre una “esfera pública” donde actúa
la política y el poder político, y una “esfera privada”.
3) Lo anterior varía de acuerdo a la teoría. Esto hace oscilar la diferenciación entre
“público” (político) y “privado” (no político).
4) La política es concebida como una última instancia de decisión y aquella que
compete a los componentes sociales más inclusivos (polis).
5) Los estudios del siglo XX tuvieron un carácter macro-orientado, centrándose en las
instituciones y organizaciones políticas, en las conductas de las personas a partir de
movimientos sociales, partidos.
6) El centrar a la política en lo público es cuestionado por la teoría política feminista, la
cual reivindica que “lo privado también es político”.

¿Cómo definiríamos a la ciencia política? Coincidimos con la definición de Marsh y


Stoker; la ciencia es una producción de conocimientos que exige coherencia lógica y
datos adecuados. La política es una actividad generalizada que tiene lugar en todos
los ámbitos en donde los seres humanos producen y reproducen sus vidas. También
se busca solucionar.

La dimensión tripartita del término: Politics, Policy y Polity

Politics: capacidad de influir sobre la acción de otros individuos. Estudios sobre el


poder y todas las implicancias en su ejercicio (legitimación, transmisión), uso y abuso
(limitación); concibiendo la política como poder.

Policy: referencia a la política sobre la sociedad. Se conoce como políticas públicas:


política cambiaria, de seguridad interna, etc. La política aplicada a la sociedad, que es
pública desde que afecta a la colectividad.

Polity: comprende todo aspecto asociado a la comunidad política, tanto del territorio
como de la población, la estructura y proceso de permanencia, de la burocracia al
ejército. Delimita una comunidad con actores y procesos que se afectan entre sí y
afectan a los demás (la política internacional afecta a la política nacional y ésta a la
provincial).

Un suceso acaecido desde la polity puede suscitar una policy para contenerlo o
absorberlo, y todo ello puede ser analizado desde la politics.

Las tradiciones teóricas en la cp y los estudios metateóricos.

El concepto de metateoría parte de la idea de un estudio sobre la teoría misma, una


especie de teoría sobre la propia producción teórica. Un estudio metateórico puede
tener distintos enfoques. Por ejemplo: el estudio de los contextos sociales, políticos y
económicos. 

Esta posee dos dimensiones:

1. Una dimensión explícita, compuesta por las formulaciones de las hipótesis


fundamentales y secundarias de la teoría. La estructura lógica interna, sus
aspectos metodológicos y la forma en la cual pretende corroborarlas son los
elementos centrales.

2)   Una dimensión socio-política e ideológica.

Otra forma es tomar otras dos dimensiones de análisis:


1. Teoría sustantiva. Se interroga. ¿Qué es algo?
2)   Teoría del conocimiento. ¿Cómo se aborda un fenómeno social?
Visión macro inclusiva: concepción triádica en las perspectivas

Alford y Friedland separan tres perspectivas teóricas: la pluralista, la dirigencial y la


clasista. El individuo, que conforma una red social, se encuentra determinado por los
valores de dicha red; las organizaciones, estructuras formadas por personas que
tienen poder de influir, y las clases, posiciones económico-sociales. Cada elemento
predominante conforma un nivel de análisis (individual, organizacional y social).

La óptica americana: Almond y su sistematización

Almond realiza una clasificación de escuelas y corrientes cruzando dos dimensiones.


La primera de ellas es la ideológica (izquierda y derecha). La segunda dimensión es la
metodológica, que hace referencia a los estudios “blandos” (alejados del corte
empírico y del análisis lógico) y a los estudios “duros” (cuantitativos, de enfoques
estadísticos). Surgen: izq. blanda (IB), izq. dura (ID), der. blanda (DB) y der. dura (DD).

Clasificación triádica europea de las teorías

Distingue a las teorías normativas, creen que “los teóricos normativistas son enemigos
de la separación del ser y el deber ser”. Esta perspectiva tiene como objetivo la acción
y no el conocimiento. La segunda, teorías empírico-analíticas: conocidas como
deductivo-empíricas. Emula el quehacer de las ciencias “duras”, rechazando lo
prescriptivo (con valores) y la metodología “blanda” (sin análisis empírico) de los
normativistas. La tercera son las teorías crítico-dialécticas. Éstas tienen como
referentes de análisis las obras de los marxistas clásicos. Esto conlleva a una revisión
de los postulados marxistas a la luz del paso del tiempo para sopesar las zonas más
sólidas y las más sensibles de la teoría, recurriendo a un análisis del socialismo y del
capitalismo. 

Modelo dicotómico simple: enfoque económico y enfoque sociológico. Este modelo


destaca la visión económica de los procesos sociales. El neopositivismo europeo toma
los aportes de la psicología (conductismo). Nace el enfoque económico. La atención
se centra en las democracias anglosajonas, concibiendo que el terreno político es
regulado por patrones económicos y que en este escenario no existen cosas tales
como la “virtud cívica”, dado que los individuos son seres racionales que piensan en la
dualidad “costo-beneficio”. El ciudadano es un ser que piensa económicamente y que
se mueve en un “mercado político”.

El enfoque sociológico rechaza la propuesta anterior apuntando a un análisis más


complejo del individuo, ya que lo concibe como un ser que se desarrolla en un
entramado de estructuras sociales. 

Modelo general clasificatorio de la teoría sociológica

Gialdino, menciona tres líneas teóricas principales a partir de la sociología y sus


exponentes: materialista-histórico, el positivista y el interpretativo.

El primero, tiene como concepción el aunamiento del materialismo (materialismo


histórico) y el idealismo de Hegel (método dialéctico) en un proceso de
complementación y enfrentamiento. El segundo paradigma es el positivista, iniciado
por Comte cuando busca una mayor “cientificidad” de los estudios sociales y del
carácter predictivo de éstos. El continuador será Durkheim, que con su obra “El
suicidio” proporcionará una nueva visión al introducir el concepto de “cosa” para hablar
de los fenómenos sociales y dando a entender que podían estudiarse con la misma
cientificidad que las ciencias duras. El tercer paradigma es de la sociología, se toma
en cuenta que el individuo que investiga fenómenos sociales se encuentra él mismo
inmerso en una red social con valores y pautas que condicionan su acción, generando
la “acción social”.

✅1.4 La ciencia política en un mundo en transformación

Definir los conceptos:

Problemáticas: los conceptos suelen tener una carga positiva o negativa, por ejemplo;
democracia vs. despotismo; pluralismo vs monopolio; y a veces los conceptos más
importantes no tienen una definición clara.
Solución: reducir la confusión, usando conceptos definidos 

Elegir los métodos analíticos 

El pluralismo y la estadística no son suficientes para llegar a un método exclusivo


cómo si lo es el método comparado (identificar elementos similares y diferentes a
través del tiempo) y el “estudio de caso”. Existen diversas variaciones del estudio de
caso: las que producen hipótesis, confirman o falsean una teoría existente.
Aplicar los conocimientos politológicos:

La política existe cuando los hombres se organizan, compiten y aceptan el conflicto


sobre sus intereses y visiones colectivas. Los politólogos, intentamos explicar y prever
la conducta de los actores políticamente relevantes y los efectos de los mecanismos y
de las instituciones.
 
Unidad 1. Práctico.

✅1.1 El lento y tardío desarrollo de la ciencia política en América Latina

Cuando la Universidad de Chile fundó en 1966 el Instituto de Estudios Internacionales,


lo hizo cuando la cp moderna no se había establecido en latame y estaba unida a la
historia y el derecho. Más tarde, la FLACSO fundó la Escuela Latinoamericana de
Ciencia Política.

El difícil surgimiento de la ciencia política en América Latina

La debilidad de la cp en América Latina no se limitaba solo a la región, abarcaba


Europa occidental. Solamente en Estados Unidos había alcanzado su plena
institucionalización. En Italia, a finales de los 60 rompió sus relaciones con el derecho,
la filosofía y la historia. El desarrollo de la cp en Gran Bretaña se produjo por dos
iniciativas del gobierno conservador. La primera fue la fundación nuevas
universidades. La segunda fue la creación en 1964 de un fondo de ayuda al desarrollo
de las ciencias sociales, que dio recursos que ayudaron al financiamiento de los
programas de maestría y doctorado.

Si bien la cp está institucionalizada, está lejos de haber alcanzado un estado


satisfactorio. Las debilidades de la cp en América Latina se explican teniendo en
cuenta los golpes, que impidieron la consolidación de una democracia que cuente con
instituciones públicas. También influyeron los conflictos ideológicos de los años 60,
muchos académicos, por la revolución cubana adoptaron una postura de rechazo a los
EEUU. Produjo la división de la comunidad politológica y el rechazo a la investigación
empírica.

La interrupción por los autoritarismos


El impacto de los regímenes militares fue duro porque se trató de un nuevo
militarismo. La institución actuaba cohesionadamente para tomar el control del poder
político que les llevó a responsabilizar a los politólogos por la crisis que produjo la
caída de las democracias. Este argumento les dio pretexto para intervenir
universidades y depurar los institutos, a raíz del golpe a Illia en el 1966 (fuga de
cerebros). El daño que produjo el autoritarismo en la cp fue superior al sufrido en las
demás ciencias, porque su objeto de estudio se relaciona con la democracia. Se
institucionalizó primero en EEUU, debido a su continuidad democrática. 

En numerosos países, las ciencias sociales tuvieron que abandonar las universidades
y buscar desarrollo a través de centros privados. Hubo recursos económicos para
apoyar ese cambio institucional porque las fundaciones y los gobiernos de los países
avanzados consideraron que era una manera de contribuir a la recuperación de la
democracia. Esta evolución fue posible porque los regímenes militares dejaron
espacios para que existiera un pluralismo limitado. Esto impidió que se interrumpiera el
quehacer profesional, pero al mismo tiempo dio lugar a una fragmentación de
esfuerzos, ya que solamente podía participar un reducido grupo que trabajaban en
difíciles condiciones y con escasas posibilidades de cooperar. En Chile, la ciencia
política se pudo desarrollar durante el régimen de Pinochet, específicamente FLACSO
porque fue protegida por la Iglesia Católica. Uno de los ámbitos de la cp que logró
mayor desarrollo fue el de las relaciones internacionales, a través del RIAL
(Relaciones Internacionales de latame). Contó con el apoyo del PNUD y la fundación
FORD.

La estrecha cooperación de los politólogos que hacían estudios de opinión en Brasil,


Uruguay, Argentina y Chile permitió realizar un estudio comparado en los cuatro
países. Esa experiencia comparada fue el determinante para la creación del
Latinobarómetro.

El impulso de la democratización

El desarrollo de la cp tuvo impulso como consecuencia de los procesos de transición a


la democracia de los 60. El cambio a la democracia tuvo un efecto favorable en la
fragmentada cp porque permitió mostrar a los actores la singularidad que la distinguía
de las otras ciencias, también porque el cambio del régimen sitúa a la política en el
centro de la preocupación pública.

Los efectos no buscados del proceso de la transición en la cp

Las nuevas autoridades democráticas no ayudaron a los centros privados, lo que los
llevó a desatender las necesidades de contar con estudios que le sirvieran de apoyo
para las decisiones de los gobiernos, esto se entendió cómo que los centros
respondieron a una situación y que sus actividades debían terminar con el retorno a la
democracia.

La búsqueda de la identidad y la necesaria cooperación regional

Es necesario que se de una colaboración con politólogos que comprendan los


problemas de la región y ofrezcan respuestas a ellos. En América Latina no existen
instituciones de cooperación transnacional. La ausencia de instancias de cooperación
latinoamericana se debe a múltiples motivos, entre ellos las distancias y la fuerte
presencia de los Estados Unidos en la región. La agenda de las conferencias LASA
(Latin American Studies Association) está marcada por los intereses de los
académicos de Estados Unidos y no los de América Latina.
Conclusión

40 años después de la fundación del Instituto de estudios internacionales la cp se


encuentra establecida en América Latina. La cp no se ha desarrollado bien desde la
vuelta de la democracia, los centros privados surgidos durante los autoritarismos
desaparecieron y las universidades no destinan los recursos necesarios para permitir
su crecimiento.

✅1.2 La institucionalización de la cp en Chile y América Latina

Los criterios de analisis son: ofrecimiento de títulos en los tres niveles universitarios,
criterios claros para evaluar la calidad de la investigación, carrera profesional que
permitir vivir a los politólogos de su trabajo. Dentro de estos criterios, se agrupan tres
grupos; los “grandes” conformados por Brasil, Argentina y México; otro grupo con un
camino positivo cómo Chile, Colombia, Costa Rica, Uruguay y Venezuela; y el resto de
los países latinoamericanos.

En Argentina, Chile y Uruguay, los esbozos de cp fueron truncados por dictaduras y


solo con la vuelta a la democracia, la cp toma impulso. En Argentina y Chile la
disciplina echó raíces a fines de los 60. Los contextos políticos en los que se
desenvuelve la cp marcan la agenda investigativa. Con el nuevo ejercicio profesional
en el ámbito público y la búsqueda de otros ingresos se puede decir que se inhibió el
crecimiento de la cp, a su vez el mercado laboral se hizo cada más difícil y
especializado en requerimiento de doctorados y maestrías para poder asegurar un
puesto laboral que permite al politólogo vivir de su profesión, por lo que la oferta
laboral es competitiva 
Enseñanza de la Ciencia Política

Otro de los criterios es el camino académico de la disciplina, no suelen ser muchos los
egresados que mantienen relación con ingresantes, ni muchos los países que tienen
un programa de doctorados o maestrías.

Investigación, recursos y publicaciones

Dentro del ámbito de investigación tenemos que comparar no sólo los productos de la
investigación (informes, libros, artículos, etc), sino la capacidad de encontrar los
recursos necesarios para llevarla a cabo. Usualmente las entidades financiadoras son
de carácter estatal–independientes o caen dentro de la órbita del Ministerio de
Educación o Planificación Nacional (CONICET en Argentina). En gran parte de nuestro
continente, no existen recursos nacionales competitivos que financien la investigación
politológica. Dentro de las revistas profesionales existe una innumerable serie de
requisitos para que una publicación sea competitiva. Además, se busca que estos
trabajos tengan un impacto en la disciplina.

✅1.3 La ciencia política en la Argentina

La política y su análisis científico en Argentina

La reflexión política, en cuanto ejercicio del poder y construcción estatal se vieron


reflejados en los grandes cambios estatales desde que la soberanía imperial española
terminó con la colonización del siglo XIX. Un siglo más tarde en EEUU, Europa y en
las universidades de Argentina se comenzó el estudio de la ciencias sociales, derecho
político, sociología y otras ciencias, surgiendo la cp “formalista”. En los años 20 y 30,
esa tradición formalista alentó la creación de institutos, academias, revistas y
facultades de Ciencias Políticas y Sociales. Luego de los 40, con la emergente
sociología, se influyó en los estudios políticos dando lugar a la teoría pluralista de la
obra de Dahl. El golpe militar de 1966 truncó el proyecto de modernización científica y
desalojó a los investigadores de las universidades de gestión estatal. A finales de los
‘60, el conflicto social y político en la Argentina se intensificó. Llegado el golpe del ‘76
se cerraron muchas carreras de Ciencias Sociales y comenzó un fuerte proceso de
persecución de investigadores y docentes que llevó a un éxodo que paralizó todo tipo
de desarrollo. Al comenzar la tercera ola democrática, la cp resurge con las políticas
que impulsan los centros universitarios sobre la autonomía del estudio de las ciencias
sociales y la nueva carrera de cp instaurada en la UBA. A su vez se abrieron
doctorados y posgrados, ayudando a nuevas investigaciones del reciente contexto
político. 

El lugar de la Ciencia Política: balance y perspectivas

La inserción profesional para los politólogos es una competencia muy dificultosa para
los egresados. En primer lugar, la demanda de empleo se concentra en
organizaciones que no persiguen fin de lucro. En segundo lugar, las políticas de
contratación no son claras: en el Estado, porque la profesionalización de la gestión
pública es incompleta; en las organizaciones de la sociedad civil, porque suelen ser
pequeñas y financieramente vulnerables.En tercer lugar, porque la inversión en
educación superior es muy baja y el financiamiento del sistema de investigación pobre.
Finalmente, porque muchas veces los empleadores desconocen cuáles son los
saberes específicos de los politólogos.

El desconocimiento de la cp cómo ejercicio de actividad profesional tiene que ver con


la poca información difundida de la disciplina debido a que la disciplina es reciente,
también es tomada cómo “ciencia partidaria” y, por último: “El público suele estar más
preocupado por los resultados y las jugadas que por conocer las reglas del juego”.

✅1.4 La ciencia política en Argentina 2005-2014

El recorrido de la institucionalización

Entre 1983 y 2005 se dio un desarrollo excepcional de la disciplina en el país. En


todos esos años, los temas de la agenda de investigación han tenido relación con la
agenda de EEUU y con las agendas de América Latina, temas como por ejemplo:
política exterior, problemas de representación, de transición y consolidación
democrática, entre otros.

Gracias a la continuidad de las condiciones estructurales, se reafirmó la


especialización, hubo diversificación de la enseñanza y formalización creciente de
gran parte de la vida académica. 

Límites, prestigio y ascensos en una comunidad más profesional

La institucionalización y profesionalización de la disciplina se observa en un proceso


creciente de formalización. Este proceso es todavía débil. En Argentina las revistas de
ciencia política no están especializadas en subáreas y son variables en cuanto a las
preferencias de sus editores.
Los politólogos en la praxis política

Además de los avances en la cp, debe destacarse el importante crecimiento


profesional y laboral de los politólogos en el sector público. Un ejemplo de ello es la
presencia de un mayor número de politólogos en puestos de responsabilidad en los
distintos ámbitos gubernamentales. Asimismo, puede observarse la relevancia de la
disciplina en la política exterior de nuestro país.

✅1.5 La diáspora politológica

El objetivo es mostrar que los números brasileños son superiores en varias categorías
cómo demografía, producción científica y emigración calificada. El patrón es inmutable:
los brasileños siempre superan a los uruguayos y a los argentinos. Esta proporción se
invierte en un area: los argentinos expatriados sobrepasan seis veces a los brasileños.

¿Por qué no vuelven... y por qué no es grave?

Para los profesionales argentinos, los estudios de doctorado en el exterior funcionan


cómo “precursores de la emigración”. Los datos disponibles indican que la mayoría de
los argentinos retorna al concluir el doctorado. Un elemento diferenciador es el
financiamiento público del doctorado, porque genera compromisos que promueven el
retorno. Las consecuencias negativas de la emigración profesional pueden ser
compensadas por lo que ha dado en llamarse “brain gain”. Los que permanecen o
retornan favorecen la circulación de información, la transferencia de habilidades y el
acceso al financiamiento.
La ausencia de políticas para repatriar profesionales deja en pie dos mecanismos que
alientan el regreso: los lazos familiares y comunitarios.
 

También podría gustarte