Está en la página 1de 3

1

Agustín Cueva "La patria del criollo" : curario de siglo despeé.

que sólo con la investigación a fondo de este problema lograremos superar o sea porque la teoría de la dependencia —no desvinculada de la tesis
los esquemas dependentistas y cepalinoa según los cuales nuestro anterior-- no vio en todo este proceso mas que el reflejo mecánico de una
desarrollo no es más que el reflejo pasivo de lo que sucede en la metrópoli o determinación externa. El proceso y las vías de desarrollo del capitalismo
el resultado de una conexión mecánica entre zonas mineras destinadas a en el campo, por ejemplo, proceso aún no terminado en muchas áreas del
enviar metales a España, zonas agrarias destinadas a alimentar a las zonas continente; o e de la constitución del Estado verdaderamente capitalista
mineras y zonas de autoconsumo destinadas a reproducir la mano de obra luego de las fases "anárquica." y "oligárquica", de transición: para no hablar
para las dos anteriores. Esquemas de los que esta ausente toda la trama de toda la evolución de la instancia ideológica-cultural de nuestras
cornplela de contradicciones internas y externas --os decir, la dialéctica sociedades; son aspectos que árneritan estudios sistemáticos y son
real del proceso-• expresada en una lucha de ciases asimismo compleja. fundamentos más sólidos de los que hasta ahora han guiado ciertos
que a lo largo de todo el período colonial se manifestó a través de los análisis.
levantamientos indígenas o las rebeliones de los esclavos negros, las a. El mismo problema indígena, tal como se ha desarrollado históricamente en
insurrecciones de los encomenderos y los alzamientos de la "plebe"
áreas como la de Bolivia, Perú y Ecuador o en Guatemala y vastas regiones
urbana, hasta desembocar en la Independencia.
de México, resulta dificil de analizar si no es a partir de una articulación
especifica de rno-dos de producción, puesto que la evolución de aquel
7. Creo que la precisión de estos puntos nos ayudará además a resolver otro
asunto no es otra cosa que el resultado complejo (complejo por su Infinidad
problema, cual es el de la gestación problemática de las formaciones
de desfasamientos, asimetrías y diacronlas) de la evolución de dicha
sociales latinoamericanas. Pues es un hecho que no puede considerarse a
articulación, De ahí que, aunque el problema indígena parezca impregnar
América Latina entera como una sola formación social en aquel momento,
todavia estructuras sociales enteras, como la de toda la sierra
ni asumir que hacia fines de la Colonia, por ejemplo. hubo tantas
ecuatoriana y hasta de todo un país como Guatemala (al menos según los
formaciones sociales como repúblicas se constituyeron después. Lo que
estudios de Carlos Guzmán Bóckler y Jean-Loup liettert) 32 no cabe olvidar
hay que hacer es analizar el desarrollo y la articulación de los distintos
que tal situación se origina en una articulación estructural
modos de psoducción en su historicidad ya concreta, acordando la debida
concreta, correspondiente a la vigencia de modos precapitalistas de
Importancia al papel de la instancia política e institucional y a los factores
producción o de fragmentos de éstos en la matriz social general. Por eso,
ideológico-culturales. Sólo asi haremos, además, un poco de claridad sobre
el avance del modo de producción capitalista en América Latina va
el famoso periodo de "anarquía" que siguió a la Independencia y respecto
"resolviendo" a su manera dicho problema: es decir, haciendo
del cual parece seguir primando la interpretación colonialista que no ve en
paulatinamente de asunto indígena un asunto del proletariado a secas,
él mas lógica que la de una "barbarie" salpicada de elementos pintorescos„
corno en las minas en Bolivia o las plantaciones capitalistas de la costa
ecuatoriana, o un asunto del subpristetariado sin más calificativo, como
a. El mismo análisis del desarrollo del capitalismo en América Latina depende
en los cinturones de miseria de las grandes ciudades- Tendencia que por
de una correcta comprensión de la articulación de éste con los modos de
supuesto no excluye la existencia de una problemática propia de la fase de
producción precapitalistas. Pues es obvio que el capitalismo no se
transición, ya que, como afirma Severo Martínez Peláez, "el salario, por sí
desarrolló aquí sobre un vacío social, y que por ejemplo su faso Inicial, la de
solo, no es suficiente para modificar a corto plazo el género de vida de
la llamada "expansión hacia afuera", fue también y necesariamente la etapa
los antiguos siervas sigue precisamente por serio reciben los salarios
de un desarrollo "hacia adentro", en el que el procesa de acumulación
más bajos!—"," y que no excluye, tampoco, la presencia de un problema
originaria marcó la pauta fundamental de relación entre los distintos modos
cultural especifico > en la
de producción. Lo cual no fue más que el inicio del largo proceso de
implantación del capitalismo en nuestras sociedades, con fases y Cf. G Liaturrhil e: un interpr ¡nación histbrie040-elii, 511910 XXI, MéXi EXIS 1570.
modalidades de transición hasta ahora insuficientemente estudiadas, sea
porque la tesis del pancapitalismo lo dio por implantado desde el siglo XVI,
13
OP, cita, P- 570.

GO Universidad de San Carlos de acrienulia -USAG Centro de Estudios Urbanos y Regionales -CEVR. 61
Caca "La pulltia del Crid-i0" v muto de siglo despu¿s, 1
medida en que la cultura indígena es una cultura oprimida, expresión socialista en Cuba, son indudablemente el prodocto histórico del desarrollo de
necesaria del nivel de subordinación de sus portadores. Por todo lo cual me estructuras complejas y contradictorias, pero que se expresan, articulan y
parece necesario reconocer la existencia de un espacio propio de análisis transforman a través de la lucha de clases.
para las relacio-nes interetnicas e institucionales —que poseen cierto grado
de autonomía relativa— y hasta que se las denomine, si se quieren
relaciones de "colonialismo interno", pero a condición de ubicar el problema
en el lugar teórico que le corresponde, esto es, como una
sobrecleterrninación de la estructura de clases por efecto de la articulación de
determinados modos de producción, y no como sustituto de tal estructura o
como un sistema especial que permitiría que todas las clases "blancas" o
"ladinas" exploten a todas las clases "incligenas" (en este sentido me parecen
muy controvertibles las tesis desarrolladas por Guzman Bóceler y Herbert, por
ojal-910.36

10. En fin. y a manera de conclusión de estas reflexiones, quisiera insistir en un


tema ya tocado en varias puntos antenores y que es el de la relación entre
modos de producción y lucha de clases. Los marxistas deberíamos tener claro

J
este asunto, más, en el momento en que ciertas líneas estructuralistas y
economicistas parecen estar en boga, no parece ocioso recordar que el
desarrollo histórico de nuestras sociedades es absolutamente
incomprensible si se prescinde del análisis de la lucha de clases, Esta se
desarrolla, ciertamente, en el marco de determinados modos de producción,
sin cuyo conocimiento teórico la misma estructura de clases se torna
incomprensible; es cierto, igualmente, que un modo de producción no puede
existir como no sea sobre la base de determinado grado de desarrollo de
las fuerzas productivas; más todo esto no debe hacernos olvidar que, dentro
de aquellos limites estructurales, es la /mirla de clases el motor de la
historia. La comunidad indigena, ya lo vimos, no apareció y subsistió
"espontáneamente'', por efecto de las simples fuerzas pmductivas: la
encomienda y sus cornplicado:s avatares tampoco fue un efecto mecánico
de tales fuerzas, En 15n. las vías y modalidades de implantación del
capitalismo, la propia configuración de nuestras actuales formaciones
sociales, así como la existencia de vastas áreas de pequeña producción
campesina en México o Bolivia, por ejemplo, y por supuesto la instauración de
un modo de producción

El termino a BilirD utilizado prinuipalmenta por Pablo Gonuález Casanova, FI ocioilo


Stevenhag en y Corla, Guzrnan BocIder, aunque con alcances y connotaciones Oí %tintos 1111
cada uno de ellos.

Op. cit.: véase gobru toda el cap. Y: "Las claeat eociela e en Guatemala", eaCrIto por
Herbert.

62 Universidad de San. Caria:, de Guate:lid« -LPSAC- Centro de Exhidips Urbanos y Regiopuoles -CEUR- 63
C r i
l i T W O f f E S T U DIO S
-05L+19-
L IR S AN O 5 R E G IO NA L E S II
UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE S TE~11

Edificio 5-11: Torear wad


Ciudad Unrialipitaria.011D11
Ciudad da Guaternals, Gusturdzie.
Centre Arnárica

Tgl afano FAX 1'5 D21 4M-0211


1502) 478-07911-iiExt. 233

usecoeurecusacmdu,g1

Invaisti cieldriE

Dr. Oilair Guillermo. Palmar Almanger: 'apela azeusao.adu.gt


Dr-Julio C-loiliar Son jpinkottulac.edudgt
Filtra. Eduardo Antonio V ohli aquez Camara! twalasq&lac.isdu.g
Ch Ennquil Gordlille
-
agandiNigvnai.lheist_tes.iulafie_aclu
Arel. Arrienda 1+11:01.19 Manda: uliaCeiurILIC%o.adu.gli.
ImesitigadowFranolitco Rad ee Maltáz. drnat5ca ni rundir' oa. nom
elr hiela-en Orlando. hílenlo] t'arroya: nollmorglyahne_corn

Edlici enes CE UR-LISAC


Ene Deournimlo pira I i 1-kiituria art llarrnin¿I
els ImprirrGir en si mi sida octubre els mi
no va cientos motee rda y ocho dein un braja de
1 MG O eje mpl irs
Impreso per-. JUMO Alfr•t:lO 1115141. Flornevo

También podría gustarte