Está en la página 1de 19

Liderar un equipo no es fácil.

Solo hace faltar echar un vistazo a algunas de las


líderes más inspiradoras, como Arianna Huffington o Rosalind Brewer. Además de
trabajar arduamente, los líderes tienen una chispa que genera inspiración y motiva
al equipo.

Si buscas mejorar tu estilo de liderazgo y tus habilidades, hoy es tu día de suerte.


Con estas cualidades de liderazgo clave, tú también puedes convertirte en un líder
eficaz para impulsar el cambio.

Un buen líder es consciente de sí mismo, se comunica eficazmente, delega


trabajo, fomenta el pensamiento estratégico y motiva a los miembros del equipo
para dar lo mejor. Hemos creado una lista con las 15 características principales de
un líder eficaz. Si adoptas técnicas como la resolución estratégica de problemas y
la escucha activa, tú también podrás inspirar a quienes te rodean.

1. Motiva a los miembros del equipo


Motivar a los demás debe ser uno de tus principales objetivos como líder. Tu
trabajo consiste en ayudar al equipo a aprender y a tener éxito. Eso comienza con
la motivación diaria, la construcción de relaciones, el respeto y el trabajo
colaborativo en la búsqueda de soluciones para los problemas cuando surgen.

Los equipos deben sentirse impulsados por la confianza que les tienes y tu
conocimiento de la industria. Cuando esto ocurre, pueden lograr resultados
excepcionales. Echa un vistazo a estos consejos para motivar al equipo:

 Alienta al equipo a asumir desafíos nuevos


 Incentiva a los miembros del equipo a pedir ayuda cuando la necesitan
 Asume el rol de comunicador amable pero honesto
Cuando todo el equipo está empoderado, las personas pueden brillar en sus
puestos y contribuir con su experiencia al éxito general.

Cuando todos los miembros de un equipo cuentan con el


apoyo y la confianza para desarrollar su máximo potencial,
se sienten empoderados para dar lo mejor de sí mismos, lo
que permite que la empresa pueda crecer mucho más. En
nuestra experiencia, si delegas la autoridad en el equipo
adecuado, los empleados trabajan más felices en la empresa
y son más eficaces a la hora de alcanzar sus objetivos más
ambiciosos.”
—Justin Rosenstein, cofundador de Asana

2. Céntrate en el desarrollo del equipo


Compartir los conocimientos es solo una de las muchas características de un líder.
Un buen líder no solo busca su propio desarrollo, sino que también dedica tiempo
a ayudar a otros a crecer, por ejemplo, a través de capacitaciones o sesiones de
almuerzo y aprendizaje, o incluso al crear soluciones para los problemas en
conjunto.

De esta manera, puedes ayudar a quienes te rodean a seguir desarrollando sus


carreras y adquirir conocimientos nuevos en el proceso. Descubre qué puedes
hacer para impulsar el desarrollo de otras personas:

 Presta atención a qué quieren aprender los miembros del equipo


 Usa los errores como oportunidades para aprender
 Ofrece críticas constructivas incluso cuando es difícil
Es importante que motives y capacites a los demás como lo haría el líder que te
hubiera gustado tener.

3. Comunícate de manera eficaz


La comunicación es un aspecto clave en cualquier equipo exitoso, especialmente
cuando hablamos de los grandes atributos de liderazgo. Hay una línea muy fina
entre muy poco y demasiado, pero, en este caso, más es mejor. La falta de
comunicación puede resultar en un desempeño deficiente o una falta de claridad
organizacional.
La comunicación también debe ser eficaz, lo que significa que se debe transmitir
de manera directa pero personal. Esto incluye la comunicación sobre proyectos,
así como la interacción como equipo. Cómo mejorar tus habilidades de
comunicación:

 Pide comentarios y opiniones al equipo


 Escucha antes de hablar
 Responde preguntas de forma directa
 Personaliza el mensaje para la audiencia

Lo mejor de todo es que las habilidades de comunicación eficaz se pueden


aprender, así que si necesitas ayuda, no dudes en pedirla.

Cuando pasamos a trabajar de forma remota, tuvimos que


volver a aprender a comunicarnos y de muchas maneras
diferentes. Slack, Asana y las integraciones entre estas
herramientas han reemplazado o complementado en gran
parte el modo en que estábamos acostumbrados a
comunicarnos en persona.”
—Casey James, director de Operaciones Creativas, JKR GlobalLee: Jones Knowles
Ritchie utiliza Asana para diseñar marcas que soportan la expansión y el
crecimiento, que son disruptivas e inspiran a hacer el bien

4. Demuestra gran inteligencia emocional


La inteligencia emocional es la capacidad de controlar y expresar las emociones,
así como de manejar las relaciones interpersonales. ¿Por qué es tan importante
en el lugar de trabajo?
Un líder es alguien que inspira y guía en vez de imponer. Esto significa que es
fundamental demostrar empatía con tus compañeros de equipo para que se
sientan a gusto y relajados a tu alrededor. Explora estos consejos para mejorar tu
inteligencia emocional:

 Ten en cuenta los sentimientos de las otras personas


 Analiza el posible impacto de tus palabras o acciones en los demás
 Da lugar a diferentes sentimientos y perspectivas sobre una situación 
 Responde en lugar de reaccionar ante un conflicto o una situación difícil

Si estás en duda, puedes averiguar cómo se sienten tus compañeros de equipo.


Con una simple pregunta para saber cómo están puedes lograr mucho.

5. Demuestra habilidades para resolver


problemas
De todas las competencias necesarias para ser un gran líder, la capacidad de
resolver problemas es una de las más importantes. Es probable que los miembros
del equipo te consulten sobre los problemas que deben solucionar y es tu
responsabilidad estar preparado con consejos estratégicos para todo lo que se
presente.

Esto no significa que siempre debes tener todas las respuestas. La idea es estar
preparado con recursos para ayudar a los miembros del equipo a resolver los
problemas ellos mismos. Mejora tus habilidades para la resolución de problemas con
estas sugerencias:

 Respalda tus consejos con datos o una experiencia


 Haz preguntas para orientar al equipo en la dirección correcta
 Ofrece varias soluciones que el equipo puede probar
 Pon en práctica la escucha activa para obtener claridad

En conclusión, no es necesario que tengas todas las respuestas. Solo debes


brindar orientación sobre cómo el equipo puede resolver cualquier problema que
surja. Demorar demasiado una decisión es agotador, así que no permitas que el
perfeccionismo te impida dar tu opinión.

Lee: Dustin Moskovitz comparte sus lecciones de liderazgo

6. Respeta a los demás


Debes respetar a todas las personas, ya sea que tengan 30 años de experiencia
profesional o 3 meses. Demostrar respeto hacia los demás puede ayudarte a crear
una dinámica de equipo saludable centrada en el respeto mutuo.

Si bien hay diferentes formas de demostrar respeto, es importante comenzar por


tratar a todos como iguales. Estos son otros comportamientos que puedes poner
en práctica:

 Interactúa con todos los miembros del equipo como iguales independientemente del puesto
 Escucha las opiniones de otras personas incluso si no estás de acuerdo
 Reconoce el buen trabajo de otros
 Adopta una actitud positiva

Los buenos líderes saben que la positividad y el respeto son fundamentales. Es


importante que tengas en cuenta que todos trabajan juntos para lograr los
objetivos.

Como líder, sé que es mi responsabilidad definir el tono de


nuestra cultura corporativa.”
—Dustin Moskovitz, cofundador y director general de Asana
7. Prioriza el desarrollo personal
El desarrollo personal es un aspecto importante del crecimiento profesional sin
importar en qué etapa de tu carrera te encuentres. Mejorar tus habilidades puede
ayudarte a ti y al equipo a aumentar el éxito de la organización a largo plazo.

También es una buena idea dedicar tiempo regularmente a la autorreflexión para


impulsar tu crecimiento personal y profesional. ¿Cuál es tu nivel de desarrollo
personal y cómo se relaciona con el éxito de la organización? Además, puedes
poner en práctica estas técnicas de desarrollo personal para mejorar aún más:

 Participa en conferencias de la industria


 Realiza cursos
 Colabora con otros departamentos

Todo esto te ayudará a seguir aprendiendo, a interactuar con otras personas con
tus mismos intereses y a aportar nuevas ideas que aumenten tu impacto en el
equipo y la organización.

8. Promueve el pensamiento estratégico


Los líderes buscan constantemente nuevas formas de hacer que su equipo y su
organización sigan avanzando. Esto puede incluir desde procesos internos, como
hojas de ruta y avances tecnológicos, hasta factores externos, como
el análisis FODA y las ofertas de productos.
Desde implementar técnicas de lluvia de ideas hasta priorizar las tareas del proyecto,
un buen líder motiva a los miembros del equipo a pensar estratégicamente. Echa
un vistazo a estas prácticas para promover el pensamiento estratégico:

 Escucha todas las ideas, así estés de acuerdo con ellas o no


 Organiza sesiones de lluvia de ideas con el equipo
 Ofrece comentarios respaldados con datos
 Permite que el equipo lleve adelante sus propias ideas y aprenda de los errores 

El pensamiento estratégico es importante tanto para tu propio conocimiento como


del equipo, así que debe ser una prioridad para generar ideas nuevas.

Es más difícil para los equipos remotos recibir


reconocimiento por su trabajo ya que como dice el refrán:
“ojos que no ven, corazón que no siente”. Intenta buscar
siempre la oportunidad para que tus equipos remotos
participen de los eventos de la empresa o del equipo (como
las reuniones generales) y asegúrate de darles visibilidad y
reconocimiento entregándoles algún premio o felicitándolos
oficialmente.”
—Jessica Gilmartin, directora global de Marketing de Ingresos de Asana

9. Escucha activamente
Ser un buen líder implica escuchar más y hablar menos. Para convertirte en un
agente de cambio, debes prestar atención a los problemas de la organización y las
perspectivas de los otros miembros del equipo.
También es importante escuchar a quienes te rodean para demostrar respeto y
empatía. Sigue estos pasos para mejorar tus habilidades de escucha activa:

 Brinda a los miembros del equipo toda tu atención cuando comparten ideas o comentarios
 Haz preguntas antes de dar tu opinión
 Programa reuniones recurrentes para hablar con el equipo 
 Participa en las reuniones que organiza el equipo

Escuchar es una característica importante del liderazgo que a menudo se pasa por
alto. Encontrar el equilibrio adecuado entre inspirar con las palabras e inspirar con
los oídos es la diferencia entre un buen líder y un gran líder.

10. Delega trabajo


Muchos de nosotros tuvimos que enfrentar alguna vez el desafío de delegar
trabajo. Existe una línea muy delgada entre permitir que el equipo asuma nuevas
responsabilidades y dejar que ellos hagan todo.

Un buen líder sabe que al delegar trabajo ayuda al equipo a desarrollar


habilidades e impulsa el avance de los proyectos. A fin de cuentas, no puedes
hacer todo siempre. Confía en tu equipo y ellos harán lo mismo contigo.

Para mejorar tu capacidad de delegar trabajo, puedes hacer lo siguiente:

 Pregunta a los miembros del equipo en qué proyectos quieren trabajar


 Proporciona un resumen o brief si el proyecto es complejo 
 Ofrece comentarios honestos para que puedan hacer bien el trabajo 
 Promueve las habilidades de gestión del tiempo para realizar el trabajo dentro de los plazos

No delegar lo suficiente tiene un impacto negativo tanto para los líderes como para
los miembros del equipo que podrían crecer con más autonomía. Si el trabajo no
tiene la calidad esperada, es posible que tu respuesta instintiva sea involucrarte,
pero es importante dejar que los miembros del equipo aprendan de sus errores.

Imagino el trabajo en equipo como un barco que navega a


través de una enorme capa de hielo. En esta metáfora, el
barco representa al equipo, el hielo simboliza los potenciales
problemas a resolver y el destino siempre es confuso y fuera
del alcance de la vista. El trabajo de un gerente es determinar
qué hacer con el hielo que rompemos, dónde debemos
ponerlo, cómo impacta en el plan y en el equipo, etc. El
trabajo de un líder es decidir el rumbo del barco y explicar
por qué vale la pena romper todo este hielo para llegar hasta
allí.”
—Scott Carleton, líder local en Nueva York, Asana

11. Asume la responsabilidad


Si bien debes dejar que el equipo tome las riendas de los proyectos, eso no
significa que ya no es tu responsabilidad. Es importante que los apoyes y te hagas
cargo cuando algo no sale según lo planeado.
Lo más importante que debes tener en cuenta es que no todos los objetivos se
logran siempre. No cumplir con las expectativas brinda oportunidades de
crecimiento, tanto personal como de toda la organización.

Explora estos consejos sobre la responsabilidad:

 Toma medidas cuando no se logran los objetivos y brinda soluciones


 Explica dónde no se cumplieron las expectativas y por qué
 Supervisa periódicamente el progreso de las iniciativas clave 

Asumir la responsabilidad significa reconocer qué se podría haber hecho mejor y


trabajar junto con el equipo para lograrlo. Recuerda que estamos todos juntos en
esto, y una mentalidad de crecimiento puede ayudarte a ti y a tu equipo a aprender
de los errores.

12. Demuestra una profunda pasión por el


trabajo
Los líderes más exitosos son aquellos apasionados por lo que hacen. En pocas
palabras, un puesto ejecutivo no te convierte en líder, pero el conocimiento, la
pasión y el trabajo en equipo sí.

Los verdaderos líderes son quienes te motivan a dar lo mejor, incluso frente a
grandes desafíos, y te allanan el camino para que hagas un trabajo excepcional.

Esta pasión distingue a un líder de un ejecutivo, y sin ella es difícil convertirse el


mejor líder posible. Es probable que los líderes apasionados por su trabajo
respondan que sí a estas preguntas:

 ¿Estás feliz con tu puesto y tus responsabilidades?


 ¿Te emocionan los proyectos nuevos?
 ¿Motivar a las personas te da una sensación de logro?
 ¿Estás trabajando por algo en lo que crees?

Reflexionar sobre la pasión por tu trabajo puede ayudarte a conectarte con lo que
realmente te da energía y a convertirte en un mejor líder a largo plazo. Además, es
importante que todos los miembros del equipo compartan un propósito común y
tengan una comprensión clara de por qué están haciendo lo que hacen.

Para mí, un líder es alguien que te ayuda a comprender el


panorama general: cuál es la visión del equipo y cómo se
conecta con un conjunto más amplio de objetivos y misión
corporativos. Un gerente es la persona que brinda el apoyo y
asesoramiento necesarios para lograr un impacto en cada rol,
y ayuda a hacer realidad ese panorama general. A veces, la
misma persona ocupará ambos roles dentro de un equipo. A
veces, son varias personas. Pero ambas funciones son
importantes para el éxito de cualquier equipo.”
—Jenny Thai, directora de Contenido de Asana

13. Ten una visión amplia


El concepto de visionario es bastante amplio, pero fácil de reconocer. Los
visionarios pueden ver el resultado final antes de que se haya creado algo
tangible. Los dueños de empresas y emprendedores tienden a ser visionarios, ya
que pueden visualizar cómo una buena idea se hará realidad incluso antes de
desarrollarla.
Aunque no todas las personas son visionarias, puedes poner en práctica este tipo
de liderazgo para motivar al equipo. Usa estas técnicas regularmente para
visualizar el futuro:

 Imagina qué puede lograr el equipo en un año


 Organiza sesiones de lluvia de ideas con tu equipo
 Motiva a otros a cuestionar sus ideas

Una visión amplia es similar al pensamiento estratégico, ya que ambos son


importantes para la toma de decisiones y la creación de objetivos claros.

14. Preocúpate por los demás


Preocuparse por los demás no es lo mismo que respetarlos. La mayor diferencia
radica en decir que te preocupas y demostrar que sí lo haces. Tanto el respeto
como la atención son necesarios para generar confianza y empoderamiento en el
equipo.

Para inspirar a otros, es importante invertir en ellos y en su trayectoria profesional.


Sin esa conexión personal, la orientación puede parecer más una orden. Puedes
trabajar en desarrollar esa conexión personal de la siguiente manera:

 Habla con el equipo sobre otros temas además del trabajo


 Pregunta a tus compañeros sobre sus metas e intereses 
 Escucha con empatía
 Participa en actividades de fortalecimiento de equipo

Crear conexiones personales con tus compañeros de equipo puede fortalecer las
relaciones laborales e incluso ayudar a fomentar una buena comunicación y
mejorar la colaboración general.
Para mí, un líder es la persona capaz de influir, entrenar,
asesorar y guiar a otras personas hacia el logro de sus
objetivos. Los líderes establecen una visión, pero su éxito lo
define el equipo, no ellos mismos.”
—Chris Juliano, director de Adquisición de Talento de Negocios Globales, Asana

15. Mantente al día con las tendencias


En la actualidad, debes ser experto en tecnología y mantenerte al día con las
nuevas tendencias para generar resultados innovadores. Desde nuevas
capacidades de software como la automatización de procesos de negocios hasta
inteligencia artificial y más, mantenerse a la vanguardia separa a un buen equipo
de uno excelente. ¿Y quién mejor para guiarlos que tú?
Lo mejor de seguir las tendencias de la industria es que existe una gran cantidad
de capacitaciones e información sobre casi cualquier tema. Si aún no eres experto
en tecnología, explora estas ideas para mejorar tus conocimientos:

 Dedica tiempo cada semana a aprender algo nuevo


 Sigue a los líderes de la industria de la tecnología para conocer las tendencias
 Participa en conferencias y eventos de networking
 Conéctate con un mentor que pueda enseñarte

Las tendencias evolucionan todo el tiempo, por eso, es una buena idea poner en
práctica estos consejos, incluso si ya eres experto en tu campo. Así, podrás
continuar compartiendo ideas innovadoras que harán crecer aún más tu
organización.

Lidera al equipo hacia el éxito


Al adoptar las cualidades de un buen líder, tú también puedes
aprender cómo liderar de manera eficaz y motivar al equipo para que dé lo mejor.
Si te esfuerzas por perfeccionar tus habilidades en cada una de estas
15 características, tendrás las cualidades de un gran líder y podrás trabajar para
mejorar tus competencias continuamente. Además, estarás aumentando tu
impacto en la organización.

También podría gustarte