Está en la página 1de 3

Colegios

EDUCACIÓN PERSONALIZADA CAJAL


LECTURA:

PROMETEO ENCADENADO
ESQUILO

En el inicio de la obra, la fuerza el poder, seguidos de Vulcano o Hefestos, aparecen conduciendo a


Prometeo. El poder anuncia que se hallan en el camino del país de Escitia, confín ultimo del universo.
Se ordena entonces a Hefestos (Dios cojo de la forja) que ate a Prometeo con cadenas irrompibles en
la cima del peñasco. Prometeo había robado el fuego del cielo para dado a los hombres y era justo que
pagara la pena merecida a la cual Zeus lo condenaba.

Hefestos se resiste a principio cumplir con la orden, fuertes lazos lo unen a Prometeo, pero el poder lo
conmina a obedecer, luego de lo cual, todos se marchan. Prometeo invoca al Sol y la Tierra para que
le contemplen su estado; a su vez, manifiesta que es preciso aceptar la suerte con serenidad de ánimo
y comprender la imposibilidad de una lucha contra la fuerza del destino. Aparece en la cumbre más
cercana un carro alado en el cual vienen unas ninfas Oceánicas quienes le piden no temer y a la vez
sienten tristeza por la suerte del Titán.

Le pregunta la razón del agravio que le hizo merecedor de semejante castigo; el héroe le responde que
desde el día en el que el odio habito en el corazón de los dioses y la discordia se levantó entre ellos,
algunos querían que Cronos (dios del tiempo) perdiera su trono para que este fuese ocupado por Zeus,
mientras que otros, por su parte, luchaban para que Zeus jamás reinara entre los dioses. Continua
relatando Prometeo que el mismo intento persuadir a los Titanes (enemigos de Zeus) quienes no le
oyeron y consideraron que la fuerza era suficiente para el logro de sus propósitos.

Pensó entonces que lo mejor era unirse a su madre para ayudar a Zeus, gracias a lo cual,
el Tártaro, profundo y negro abismo encerraba hoy a Cronos y a los Titanes. Sin embargo,
inmediatamente Zeus tomo el trono de su padre, repartió sin demora los honores entre los
diferentes dioses, empezando por ordenar la jerarquía de su imperio sin acordarse ni
siquiera por un momento de los miserables mortales, por el contrario quería aniquilarlos y
crear una raza nueva. Solamente el, promete o, se opuso a esa tentativa; entonces se
atrevió a abogar por ellos, los liberto y evito que se vieran precipitados y destruidos por el
Hades (la muerte). Es entonces la razón por la cual gime ahora bajo el pesado tormento
que le han impuesto. El coro de las Oceánicas expresa su tristeza y Prometeo recibe
condolencias del mismo océano:…

“Océano: llego a la meta de un largo caminar, en mi marcha hacia ti, Prometeo, guiando
con mi sentir este ave sin freno, de raudas alas. Con tus infortunios, ten por sabido, ,e
conduelo. Nuestra común estirpe, creo, así me obliga y además, nadie hay de la familia a
quien mayor parte diera yo que a ti ”…

1
Colegios

EDUCACIÓN PERSONALIZADA CAJAL


Es entonces el coro quien sugiere a Prometeo la razón de su desgracia:” no asistas pues
a los mortales más de lo que conviene, ni te olvides de tu propia desgracia, porque yo
tengo esperanzas de que tú, liberado incluso de estas cadenas, en nada menos poderoso
serás que Zeus”.

Promete o responde que pata esto no ha llegado aún la hora decretada por la Parca; solo
después de haber parecido miles de torturas y calamidades podrá liberarse de sus lazos,
y el tiempo de dar a conocer el secreto que posee y según el cual, Zeus podría caer, no ha
llegado todavía. Aparece entonces lo convertida en ternera y atormentada siempre por un
tábano que no es otra cosa que el símbolo del remordimiento. Promete o escucha las
quejas de la diosa que hacía poco era la amada de Zeus y ahora, transformada por el odio
de Hera (esposa de Zeus) en una becerra, sufría los tormentos del tábano. Promete o le
predice nuevos tormentos y le recomienda que se dirija hacia donde la amazonas quienes
habrán de indicarle el camino. Los vaticinios del héroe encadenado plantean que de lo
habrá de nacer el que lo librara de sus cadenas.

Debido a sus incesantes determinaciones, Zeus será despojado de su cetro; realizara una
boda que será su perdición, pues engendrara un hijo que será más fuerte que su padre.
Llega entonces Apolo mensajero de Zeus y conmina a Prometeo para que le rebele cuales
habrán de ser esas bodas que derribaran el trono de su padre. Prometeo entabla un largo
dialogo con él y en el transcurso de este, le responde al dios alado con impertinencia. Al
marcharse el dios hijo de Zeus, un trueno sobrecogedor hace saltar las rocas y Prometeo
queda cubierto por ellas. El drama termina cuando Prometeo, luego que las Oceánicas y
Apolo se han marchado, queda solo invocando al éter y a su madre para que contemplen
los horrores de su sufrimiento.

Personajes de la obra “Prometeo Encadenado”

Cratos (Fuerza): era la personificación masculina de la fuerza y del poder. Era hijo del titán
Palas y de Estigia, y formaba parte del séquito de Zeus junto a su hermano Zelo y sus
hermanas Bía y Niké.

Violencia (Bía): En la mitología Griega: era la personificación femenina de la fuerza y la


violencia. Era hija del titán Palas y de Estigia, y formaba parte del séquito de Zeus junto a
sus hermanos Zelo y Cratos y su hermana Nike.

Hefesto: En la mitología griega. Es el dios del fuego y la forja.

2
Colegios

EDUCACIÓN PERSONALIZADA CAJAL


Prometeo: es el Titán amigo de los mortales, honrado principalmente por robar el fuego
de los dioses en el tallo de una cañaheja, darlo a los hombres para su uso y posteriormente
ser castigado por Zeus por este motivo. Prometeo era padre de Deucalión y abuelo de
Helén.

Coro de oceánides. Eran ninfas hijas de Océano y Tetis. Cada una de ellas estaba
asociada a una fuente, a un estanque, a un río o a un lago. Eran hermanas de los oceánidas
(o Potamoi), dioses de los ríos.

Océano: se refería al océano mundial, que los griegos y romanos pensaban que era un
enorme río que circundaba el mundo. Más precisamente, era la corriente de agua marina
del ecuador en la que flotaba el ecúmene

Io: a veces escrita en castellano antiguo como Ioo o Yoo es una doncella de Argos,
sacerdotisa de la diosa Hera e hija de Ínaco y Melia, que fue una de las amantes de Zeus.

Hermes: es el dios olímpico mensajero, de las fronteras y los viajeros que las cruzan, del
ingenio y del comercio en general, de la astucia, de los ladrones y los mentirosos. y el que
guía las almas al inframundo, al Hades

Corifeo: era, del conjunto de jóvenes que danzaban y cantaban hacia el templo de
Dionisos, el que mejor danzaba y cantaba, el que los dirigía. Con la aparición del teatro
clásico griego, el corifeo se transformó en el dirigente del coro, ya dejando su rol de
animador y mejor danzador.

También podría gustarte