Está en la página 1de 29

Poder Judicial de la Nación

CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4


CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

REGISTRO N° 908/22

//la ciudad de Buenos Aires, a los 6 días del mes de


julio de dos mil veintidós, se reúne la Sala IV de la
Cámara Federal de Casación Penal, integrada por el
doctor Mariano Hernán Borinsky como Presidente y los
doctores Javier Carbajo y Gustavo M. Hornos, para
decidir acerca del recurso de casación interpuesto en
la causa CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69, caratulada:
“BÁEZ, Lázaro Antonio s/recurso de casación”; de la
que RESULTA:
I. El Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº
4 de esta ciudad, con fecha 23 de mayo de 2022, en lo
que aquí interesa, resolvió: “I.- MANTENER EL ARRESTO
DOMICILIARIO de Lázaro Antonio Báez en las mismas
condiciones establecidas con anterioridad (conf. art.
210, inc. ‘j’, del C.P.P.F.), esto es con la
supervisión del Programa de Asistencia a Personas bajo
Vigilancia Electrónica, dependiente del Ministerio de
Justicia y Derechos Humanos de la Nación, mediante la
correspondiente tobillera electrónica”.
También decidió, en el punto resolutivo II,
“…el cese de la prisión preventiva dispuesta
oportunamente respecto [del nombrado] en estas
actuaciones” (cfr. Lex 100).
II. Contra dicho pronunciamiento, interpuso
recurso de casación la defensa de Lázaro Antonio Báez,
que fue concedido por el tribunal de procedencia, en
cuanto a su admisibilidad formal, el 30 de mayo del
corriente año.
III. El presentante encauzó su impugnación a
través de ambos incisos del art. 456 del C.P.P.N.
Indicó que interponía “... recurso de
casación, de conformidad con los términos de los
artículos 456 y 463 del Código Procesal Penal de la
Nación –en adelante CPPN-, contra el punto I [de] la
resolución de fecha 23/05/22, notificada a esta parte
el 24/05/22” (la negrita pertenece al original).

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 1
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Como primer motivo de agravio, afirmó que la
decisión cuestionada se erigía en infracción al
principio acusatorio del proceso penal.
Recordó que el representante del Ministerio
Público Fiscal ante la instancia de juicio meritó que
no podía prorrogarse válidamente la prisión preventiva
de Lázaro Báez, aún bajo la modalidad de arresto
domiciliario, y que correspondía disponer su cese, por
no existir posibilidades de dar pronta definición a la
causa, dado su volumen y complejidad.
Consideró que el Tribunal, al apartarse del
criterio esgrimido por el magistrado de la acusación
en su dictamen, exhibió “…una mera disconformidad con
el contenido del mismo a través de la simple expresión
de ello…”.
En segundo orden, adujo que se configuraban
autocontradicciones en los argumentos, toda vez que, a
la par de ordenar el cese de la prisión preventiva de
Lázaro Báez, el Tribunal dispuso la continuación de su
arresto domiciliario “…en las mismas condiciones
establecidas con anterioridad”. Expresó que, de ese
modo, se estaba dando a la medida de coerción aplicada
otro nombre, pero que se omitía ponderar su identidad
material.
En tercer lugar, manifestó que se había
generado una inversión de la carga de la prueba en
perjuicio del imputado, pues se invocaba la presencia
de riesgos procesales, sin que existiera
correspondencia con las constancias materiales del
expediente.
Aseveró que la totalidad de los bienes del
imputado eran objeto de medidas cautelares en esta
causa, recordó que se había dispuesto su inhibición
general y arguyó que, en esas condiciones, no podía
aludirse a la existencia de un importante patrimonio
como factor revelador de riesgo procesal.
Formuló reserva del caso federal.
IV. Con fecha 30 de junio del corriente año,
se cumplieron las previsiones del art. 465 bis del

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION2
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

C.P.P.N., oportunidad en que presentó breves notas –


disponibles en Sistema Lex 100- el señor Fiscal
General ante esta instancia, doctor Javier De Luca, e
informó en forma oral el defensor de Lázaro Antonio
Báez, doctor Juan Martín Villanueva.
Superada dicha etapa procesal y conforme el
sorteo efectuado, los jueces emitirán su voto en el
siguiente orden sucesivo: Javier Carbajo, Mariano
Hernán Borinsky y Gustavo M. Hornos.
Quedaron, en consecuencia, las actuaciones en
condiciones de ser resueltas.
El señor juez Javier Carbajo dijo:
I. El recurso de casación interpuesto es
formalmente admisible, pues la resolución impugnada es
equiparable por sus efectos a sentencia definitiva
(art. 457 del C.P.P.N.), la parte se encuentra
legitimada a tal fin, ha alegado fundadamente la
existencia de una cuestión federal -supuesto de
arbitrariedad- en los términos de la doctrina de
Fallos: 328:1108 y la presentación efectuada satisface
los requisitos formales previstos en el art. 463 del
ya citado código ritual.
II. Según surge del expediente principal CFP
3017/2013/TO4, Lázaro Antonio Báez se encuentra sujeto
a este proceso penal en calidad de imputado y elevado
a juicio por la presunta comisión como coautor del
delito de lavado de activos, agravado por la
habitualidad en los hechos y por resultar miembro de
una banda formada para la realización continuada de
acciones de esa naturaleza (arts. 303 incs. 1 y 2 ap.
“a” del C.P.).
Al describir las conductas reprochadas en el
auto recurrido, el tribunal refirió que se atribuía a
Báez: “…el haber intervenido en la conformación de una
estructura jurídica, societaria y bancaria en la
Argentina y en el extranjero para la canalización,
conversión, transferencia, administración, venta,
disimulo y/o puesta en circulación en el mercado, de
fondos (…) de procedencia ilícita, en pos de cortar

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 3
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
todo lazo con los hechos que los originaron y,
posteriormente, convertirlos e integrarlos al circuito
económico formal bajo apariencia de licitud, al menos
durante el período comprendido entre los años 2010 y
2013”.
Ante la proximidad en la expiración del plazo
de prisión preventiva, el Tribunal corrió vista a las
partes acusadoras para que se expidieran con relación
a dicha medida de coerción. La única parte que
contestó fue el Ministerio Publico Fiscal.
En su presentación, el fiscal memoró que
Lázaro Báez había sido procesado el 25 de noviembre de
2019, con prisión preventiva, por la presunta comisión
como coautor del delito de lavado de activos agravado.
Agregó que el 18 de marzo de 2020, la
modalidad de detención cautelar se había morigerado,
pues se había hecho lugar a su arresto domiciliario
conforme al art. 210 inc. “j” del C.P.P.F.
Al explicar sobre su posición, indicó que no
era posible prorrogar válidamente la prisión
preventiva, pues en la última oportunidad en la que se
prorrogó la medida, el Tribunal revisor -esta Sala IV
C.F.C.P.- redujo en seis meses la prórroga de un año,
decidida el 7 de diciembre de 2021.
El fiscal estimó que esa reducción en el
plazo de prórroga de prisión preventiva tenía como
objetivo “…que en ese tiempo se realizara el debate”.
Manifestó que, en ese marco, no ponderaba
como posible la prolongación de la prisión preventiva
bajo la modalidad de arresto domiciliario, sin que se
volviera desproporcionada y desvinculada del trámite
procesal.
Consideró que, no obstante ello, debía
garantizarse la sujeción de Báez al proceso y solicitó
la imposición combinada de otras medidas, a tenor del
art. 210 del C.P.P.F. (en esencia, “... la obligación
de someterse al cuidado o vigilancia del ‘Programa de
asistencia a personas bajo vigilancia electrónica del
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos’, la cual

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION4
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

deberá continuar como hasta el momento con la


colocación de un dispositivo de monitoreo electrónico
de GPS con un radio de 100 km a la redonda de su lugar
de residencia ya fijado y debiendo dar aviso ante
desplazamientos de mayor alcance; (…) presentarse cada
15 días ante el Tribunal; (…) la prohibición de salida
del país; (…) la retención de su pasaporte e
interdicción de expedir nuevos a su nombre”) -cfr. Lex
100-.
Argumentó que ninguna alternativa por sí sola
garantizaría los fines perseguidos en este proceso y
que la combinación de ellas resultaría eficaz en
función de la entidad, complejidad y poder de
disposición del imputado.
Invocó como elemento adicional a tener en
cuenta, la circunstancia de que Lázaro Báez hubiera
sido condenado en la causa CFP 3017/2013/TO2, a la
pena de doce años de prisión y multa de ocho veces el
monto de las operaciones, como coautor del delito de
lavado de activos agravado, cometido en dos
oportunidades, “…hechos ‘A’, circuito de expatriación
y reingreso de fondos, y ‘B’ adquisición de la
estancia ‘El Carrizalejo’”.
El órgano jurisdiccional corrió traslado a la
defensa que, al responder, indicó que compartía el
temperamento de cese de prisión preventiva formulado
por el representante del Ministerio Público Fiscal.
Destacó que existía un escenario de ausencia
de controversia entre la defensa y la fiscalía en
torno al cese de la prisión preventiva y que no había
parte acusadora que pidiera su continuación.
Sostuvo que Lázaro Antonio Báez había
demostrado tener compromiso de sujeción al proceso y
que lo propio haría respecto de las nuevas
obligaciones pedidas por la fiscalía, reiterando que
era notorio que el apersonamiento del nombrado en la
sede del Tribunal aparejaba peligro para su integridad
física.

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 5
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Oídas las partes, el Tribunal a quo dictó la
sentencia cuyo punto resolutivo I impugnó la defensa.
III.a) De acuerdo con el lineamiento dado por
la Corte Suprema de Justicia de la Nación in re
“Bramajo” (Fallos: 319:1840), la validez del art. 1 de
la ley 24.390, se halla sujeta a la circunstancia de
que los plazos fijados en aquella norma no resultan de
aplicación automática por el mero transcurso del
tiempo, sino que han de ser sopesados con relación a
aquellas pautas adjetivas que reglan sobre los
factores demostrativos de riesgo procesal.
Luego, lleva dicho esta Sala IV que en
materia de medidas cautelares, en virtud de lo reglado
por el Código Procesal Penal Federal –implementado
parcialmente en la materia-, la ausencia de
contradictorio impide la convalidación del fallo
adverso impugnado (cfr., en lo pertinente y aplicable,
“Caparroz, Oscar Leandro s/recurso de casación”, Reg.
715/2020; “Lloclla Hermosa, Geraldina s/recurso de
casación”, Reg. 716/20, ambas del 03/06/20; “Chueco,
Jorge Oscar”, Reg. 775/20, del 9/6/20, “Martin, Jorge
Gustavo”, Reg. 980/20, del 02/07/20 y, entre otras,
Báez, Lázaro Antonio s/recurso de casación”, Reg.
1011/20, del 8/07/20).
Sin embargo, también se ha sostenido que para
que ese principio tenga operatividad, el dictamen
favorable del acusador debe contar con una motivación
específica y suficiente (cfr. arts. 69 del C.P.P.N. y
90 del C.P.P.F.) que permita conocer y evaluar cuáles
son las razones que hacen al sustento de aquello que
se solicita, insta o promueve (cfr., en lo pertinente
y aplicable, CPE 1425/2018/TO1/10/CFC2 “Bieliauskas
Linas” Reg. 497/20 del 5/5/20; FTU 15053/2017/TO1/CFC1
y FTU 15053/2017/TO1/CFC2 “Bracamonte, Gastón Eduardo”
Reg. 1803/20 del 18/9/20, voto de mis actuales colegas
de Sala; y, entre otras, CFP 18051/2016/TO1/98/CFC65,
“Salazar, Silvana Alejandra” Reg. 631/22, del 24/5/22,
todas de esta Sala IV).

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION6
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

Esta exigencia procesal, contenida en el


ritual, resulta inherente a la forma republicana de
gobierno y al principio de razonabilidad de los actos
de autoridades públicas, como son los representantes
del Ministerio Público Fiscal (arts. 1, 28 y 120 de la
Constitución Nacional).
Ahora bien, respecto de la fundamentación y
razonabilidad del dictamen fiscal en las presentes
actuaciones, de manera preliminar, resulta necesario
precisar que la inferencia efectuada por el acusador
sobre el alcance y sentido de la decisión adoptada por
esta Sala en el Registro N° 2144/21, que pretende
hacer valer para sustentar su posición, se evidencia
defectuosa ya que extrae conclusiones de aquel
temperamento que exceden el sentido y alcance de lo
efectivamente resuelto.
En esa ocasión, la prórroga de la prisión
preventiva fue convalidada y la reducción del plazo
únicamente imponía un control y una nueva evaluación
en un tiempo menor, pero, de modo alguno, importaba,
tal como asume el representante del Ministerio Público
Fiscal, un adelanto de opinión respecto de la posible
prórroga de la prisión preventiva y, menos aún, de su
irremediable cese.
Desde esta perspectiva, la argumentación
ensayada con sustento en la decisión adoptada por esta
Sala, a efectos de postular la falta de razonabilidad
de una eventual prórroga de prisión preventiva,
implica desatender y renunciar al análisis que está
llamado a realizar el Ministerio Público Fiscal.
Sin embargo, el punto resolutivo II del fallo
puesto en crisis no ha sido impugnado por las partes,
por lo que no se encuentra sujeto a la inspección
jurisdiccional que aquí se reclama.
En esa línea de análisis y en lo relativo a
la medida de coerción mantenida por el a quo, en el
dictamen que viene referido, el representante del
Ministerio Público argumentó acerca de la concurrencia
de factores demostrativos de riesgo procesal y precisó

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 7
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
determinados indicadores desfavorables que se
derivaban de la causa.
Puntualmente, consideró la entidad y
complejidad de las actuaciones, el poder de
disposición del imputado y la condena, aún no firme,
que le fuera impuesta en un expediente conexo a estos
actuados.
A pesar de ello, su conclusión se alejó de
tales argumentos ya que postuló una alternativa que, a
todas luces, no permite descartar o disminuir los
riesgos procesales que él mismo remarcó en su
dictamen.
Es que en su presentación no expresó, con
motivos suficientes, de qué modo las medidas por él
puntualizadas resultaban razonables, entendidas éstas
como relación conciliatoria entre medios propuestos y
fines buscados, con especial atención a las
excepcionales circunstancias que componen el caso.
En lo particular, respecto de las medidas de
sujeción propuestas, vinculadas con los incisos b), c)
d) y e) del art. 210 C.P.P.F. -sin perjuicio de su
pedido de aplicación conjunta-, no alcanzó a explicar
cuáles eran los elementos de juicio que lo llevaban a
concluir que resultaban ajustadas y aptas para
asegurar la comparecencia de Báez al proceso. Ello,
como se dijo, habida cuenta de sus condiciones
personales, del poder de disposición con el que aún
cuenta y de la concreta existencia de una sentencia
condenatoria, dictada por el propio tribunal actuante,
a la pena de doce años de prisión y multa de ocho
veces el monto de las operaciones allí acreditadas.
En estos términos -y del mismo modo en que lo
decidió el a quo-, se desprende que los argumentos
expuestos en el dictamen del Ministerio Público Fiscal
se presentan contradictorios con la solución que
propuso, careciendo, por ende, de la debida
fundamentación que le dé sustento y que permita su
convalidación jurisdiccional, en los términos de los

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION8
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

arts. 69 del C.P.P.N. y 90 del C.P.P.F. a contrario


sensu.
b) Sentado ello, corresponde evaluar entonces
si la decisión del a quo de mantener la medida
cautelar prevista en el inciso “j” del art. 210 del
C.P.P.F. resulta fundada, acorde a las constancias del
caso y al derecho vigente en la materia, es decir, a
los parámetros señalados por el legislador en los
arts. 221 y 222 del texto legal citado.
En primer lugar, se destaca que conforme la
calificación legal expuesta en los requerimientos de
elevación a juicio, el mínimo legal de la pena en
expectativa implica que, en la hipótesis de que
recaiga condena contra Lázaro Báez, esta sería de
efectivo cumplimiento.
Y si bien la seriedad del delito y la
eventual severidad de la pena son factores que
demuestran la posibilidad de que el procesado intente
fugarse para eludir la acción de la justicia, llevo
dicho en esta Sala que estos indicadores, por sí
solos, no resultan suficientes para justificar la
imposición o la continuidad de una medida de coerción
como la aquí dispuesta; sin embargo, sí es posible su
valoración en forma conglobada con otras pautas para
hacer presumir fundadamente la presencia de riegos
procesales (cfr., en lo pertinente y aplicable, FMP
11498/2016/14/4/CFC6 “Ficarra Toledo, Carlos Alberto
s/rec. de casación”, Reg. 158/21, del 2/3/2021, entre
otras).
Desde esa perspectiva y tal cómo se sostuvo,
no puede obviarse que en el marco de la causa CFP
3017/2013/TO2, conexa a estas actuaciones, Báez fue
condenado a la pena de prisión de doce (12) años, como
coautor del delito lavado de activos agravado,
cometido en dos oportunidades que concurren
materialmente entre sí; sentencia que actualmente se
encuentra a estudio de esta Sala IV en virtud de la
impugnación efectuada por, entre otros, la defensa del
nombrado.

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 9
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Esta circunstancia se presenta también, de
acuerdo con el citado art. 221, inc. “b”, del C.P.P.F.
-correctamente aplicado por el quo-, como indicadora
del riesgo de elusión.
También debía valorarse -como se hizo en el
fallo- los recursos económicos y el relevante
patrimonio del acusado, aludidos en extenso por la
acusación, extremos que razonablemente permiten
inferir de su parte cierta facilidad para abandonar el
país o permanecer oculto.
Estos parámetros, conjugados con los
anteriores en forma conglobada, resultan asimismo
indicativos de un indicio de peligro de contumacia en
los términos del art. 221, inc. “a” del C.P.P.F.
Finalmente, debe remarcarse lo sostenido por
los jueces del tribunal, en los términos del art. 222,
inc. “b”, del C.P.P.F., en cuanto a que subsiste la
concurrencia de peligro de entorpecimiento para la
averiguación de la verdad en lo relativo al
aseguramiento del provecho del delito. Ello en virtud
de que, como lo refiere el representante del
Ministerio Público Fiscal de grado, persiste la
sospecha acerca de que parte de los fondos expatriados
aún permanecerían ocultos.
En este contexto es dable concluir, como lo
ha hecho el a quo, que el mantenimiento del arresto
domiciliario de Lázaro Antonio Báez, con la
supervisión del Programa de Asistencia a Personas bajo
Vigilancia Electrónica, en los términos del art. 210,
inc. “j” del C.P.P.F. -que, huelga aclarar, no es la
medida cautelar más gravosa que prevé el ordenamiento
procesal vigente-, resulta la sujeción adecuada a los
fines de conciliar la necesidad de asegurar la
comparecencia del nombrado a los actos de juicio y
garantizar los derechos que le asisten.
La morigeración en el nivel de coerción
pretendida por la parte podría facilitar la concreción
de los riesgos procesales antes referidos y,

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
10
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

consecuentemente, comprometer el desarrollo del debate


oral que, a la mayor brevedad posible, debe comenzar.
En ese orden de ideas, los argumentos
expuestos por el recurrente resultan demostrativos de
una perspectiva diferente sobre la conformación y la
incidencia que tendrían los factores considerados por
el tribunal como de riesgo de fuga y de
entorpecimiento del proceso, y ello no alcanza para
descalificar el razonamiento llevado a cabo en el
decisorio atacado, sin que se hayan logrado confutar
con suficiencia los fundamentos que le dan sustento.
En esas condiciones, concluyo que el punto
resolutivo I del pronunciamiento se presenta, en los
términos exigidos por el art. 123 del C.P.P.N., como
un acto jurisdiccional válido, por lo que el recurso
de casación interpuesto por la defensa no tendrá de mi
parte favorable acogida, lo que así dejo postulado al
Acuerdo.
En igual sentido, considero que el
apartamiento de los jueces del tribunal de
procedencia, circunstancia expuesta por la defensa en
el recurso de casación interpuesto, es improcedente
por no hallar motivos de basamento, no resultando de
aplicación el supuesto invocado en los términos del
art. 173 del C.P.P.N.
IV. Finalmente, confirmado el punto recurrido
de la resolución cuestionada, no puedo dejar de
advertir la contradicción respecto de su coexistencia
con el punto II -no impugnado por las partes- del
decisorio.
A tal fin resulta necesario remarcar que el
tiempo que el encausado continúe sometido a la medida
cautelar dispuesta y establecida en el inciso “j” del
art. 210 C.P.P.F., atento al grado de restricción a la
libertad ambulatoria que implica, debe ser computado
como días de prisión preventiva a todos sus efectos,
exhortándose al tribunal de origen a que de cabal
cumplimento a tal extremo.

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 11
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
En conjunción, debe también recordarse que
este Tribunal ha encomendado ya al órgano de juicio
que fije prontamente audiencia de debate, tal como se
señaló en la decisión de Reg. 2144/21.
V. Por lo expuesto, propongo al Acuerdo: I.
RECHAZAR del recurso de casación interpuesto por la
defensa de Lázaro Antonio Báez, sin costas (arts. 530
y ccdtes. del C.P.P.N.) II. EXHORTAR al Tribunal Oral
en lo Federal 4 en los términos señalados en la
presente resolución. III. TENER PRESENTE la reserva
del caso federal.
Tal es mi voto.
El señor juez doctor Mariano Hernán Borinsky
dijo:
Llegan las presentes actuaciones a
conocimiento de este Tribunal en virtud del recurso de
casación interpuesto por la defensa particular de
Lázaro Antonio Báez contra el punto I de la decisión
del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 4 de esta
ciudad que, con fecha 23 de mayo de 2022, resolvió:
“I.- MANTENER EL ARRESTO DOMICILIARIO de Lázaro
Antonio Báez en las mismas condiciones establecidas
con anterioridad (conf. art. 210, inc. “j”, del
C.P.P.F.), esto es con la supervisión del Programa de
Asistencia a Personas bajo Vigilancia Electrónica,
dependiente del Ministerio de Justicia y Derechos
Humanos de la Nación, mediante la correspondiente
tobillera electrónica”. Asimismo, cabe destacar que
mediante el punto II de dicho decisorio, el precitado
tribunal decidió: “II.- DISPONER EL CESE DE LA PRISION
PREVENTIVA dispuesta oportunamente respecto de Lázaro
Antonio Báez en estas actuaciones (conf. art. 1º de la
Ley 24.390 según ley 25.430)”.
El impugnante indicó que la resolución
recurrida sería nula porque se habría dictado en
violación a las reglas emanadas del principio
acusatorio, ante la falta de contradictorio entre lo
postulado por dicha parte y el representante del
Ministerio Público Fiscal de la anterior instancia.

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
12
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

La defensa particular de Lázaro Antonio Báez


expresó que el tribunal de grado se excedió en sus
facultades jurisdiccionales para mantener en prisión
preventiva a su asistido. Agregó que ello no
correspondía aún bajo la modalidad domiciliaria y
remarcó la contradicción que entendió existente entre
los puntos I y II del resolutorio cuestionado.
Manifestó que el tribunal a quo se extralimitó al
asumir funciones propias del acusador público.
Por su parte, el recurrente señaló que la
resolución posee déficits de fundamentación y
vulneraría lo previsto al respecto en el art. 210 del
C.P.P.F. Expuso que se malinterpretaron las pautas
legales imperantes en orden al peligro de fuga y
denunció una inversión de la carga probatoria que el a
quo habría realizado en orden a la situación
patrimonial de su asistido. Recordó que Lázaro Antonio
Báez estuvo invariable y voluntariamente sujeto a
proceso. Indicó que no existen otros riesgos
procesales que justifiquen la mantención de una medida
cautelar contra su libertad personal, aunque estimó
razonables aquellas otras medidas de control
solicitadas por el señor Fiscal General de la
instancia anterior.
En su remedio casatorio, el impugnante
destacó que Lázaro Antonio Báez lleva más de seis
años, un mes y diecinueve días detenidos en prisión
preventiva. Remarcó que su defendido se halla privado
ilegalmente de su libertad de forma preventiva, ante
el vencimiento del límite temporal emanado de las
disposiciones legales que precisó. Cuestionó las
razones esgrimidas por el a quo para fundar su
decisorio, las que aseguró que no poseen sustento en
normativa alguna. A su criterio, esta situación
evidencia la existencia de un supuesto de gravedad
institucional que debe ser atendido. Por último,
formuló las reservas del caso.
Del estudio de las actuaciones surge (cfr.
se aprecia del Sistema Informático de Gestión Judicial

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 13
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Lex-100) que, esta Sala IV de la Cámara Federal de
Casación Penal -con una integración parcialmente
distinta y por mayoría- en fecha 22 de diciembre de
2021 resolvió, tomar nota de lo resuelto por el
Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 4 de esta
ciudad en fecha 7 de diciembre de 2021, que resolvió
prorrogar la prisión preventiva de Lázaro Antonio Báez
a partir del 25 de noviembre de 2021, por el término
de seis (6) meses, de conformidad con lo previsto por
el art. 1 de la ley 24.390 -mod. según ley 25.430-.
Asimismo, en dicha oportunidad se encomendó a que se
fije prontamente audiencia de debate (cfr. causa CFP
3017/2013/TO4/3/1/CFC60, caratulada “BÁEZ, Lázaro
Antonio s/ legajo de prórroga de prisión preventiva”,
Reg. Nro. 2144/21.4).
Ante la proximidad del vencimiento del
término cuya prórroga fue homologada por este Tribunal
(25/05/2022), el 29/04/2022 el a quo corrió vistas a
las partes acusadoras en autos.
Al emitir su dictamen, el representante del
Ministerio Público Fiscal ante la instancia anterior,
recordó la situación procesal de Lázaro Antonio Báez
en estos obrados, quien el 25 de noviembre de 2019 fue
procesado con prisión preventiva por el delito de
lavado de activos, agravado por habitualidad y como
miembro de una banda formada para la comisión
continuada de hechos de esta naturaleza, en calidad de
coautor (arts. 45 y 303, incs. 1 y 2 “a”, del CP;
arts. 306 y 312 del CPPN y arts. 210, 221 y 222 CPPF);
pronunciamiento oportunamente confirmado por la
alzada. Asimismo, memoró que el imputado se halla en
prisión domiciliaria desde el día 7 de septiembre de
2020 -luego de los inconvenientes que precisó en orden
a la efectivización de la concesión de dicha modalidad
de cumplimiento de encierro preventivo-.
En lo que aquí respecta, el señor Fiscal
General ante el tribunal oral, doctor Abel Darío
Córdoba, entendió que no cabía el dictado de una nueva
prórroga de la prisión preventiva sino que

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
14
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

correspondía disponer su cese. Fundó su posición “…a


raíz de un análisis integral de estas actuaciones” y a
partir de lo resuelto por este Tribunal en el fallo
precitado (Reg. Nro. 2144/21.4, rta. el 22/12/2021).
Agregó que “…si bien el trámite de la causa ha ido
avanzando con la producción de las medidas de
instrucción suplementaria, todavía no se encuentra
completa y —a raíz del caudal de trabajo y de los
juicios que se están desarrollando en paralelo en este
momento— no se ha fijado fecha para la realización del
debate ni se está en condiciones de celebrarlo en lo
inmediato y menos aún de finalizarlo prontamente. Esta
situación nos lleva a concluir que no hay posibilidad
de prolongar la prisión preventiva bajo la modalidad
de arresto domiciliario sin que esa medida de coerción
se vuelva desproporcionada y desvinculada del trámite
procesal. Especialmente, al tener en cuenta que no hay
posibilidad material de resolver, de manera
definitiva, la situación procesal de Báez en tiempos
acordes a las pautas que ya ha dado la Cámara de
Casación en este caso”.
El acusador público sostuvo que correspondía
disponer el cese de la prisión preventiva de Lázaro
Antonio Báez, con “…la obligación de someterse al
cuidado o vigilancia del ‘Programa de asistencia a
personas bajo vigilancia electrónica del Ministerio de
Justicia y Derechos Humanos’, la cual deberá continuar
como hasta el momento con la colocación de un
dispositivo de monitoreo electrónico de GPS con un
radio de 100 km a la redonda de su lugar de residencia
ya fijado y debiendo dar aviso ante desplazamientos de
mayor alcance; la obligación de presentarse cada 15
días ante el tribunal; la prohibición de salida del
país y la retención de su pasaporte e interdicción de
expedir nuevos a su nombre”.
Las querellas no contestaron la vista
oportunamente corrida.
Por su parte, al contestar la vista que le
fuera corrida en segundo término, la defensa

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 15
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
particular de Lázaro Antonio Báez compartió el
criterio manifestado por el acusador público y adhirió
a su dictamen.
El ahora impugnante, destacó la ausencia de
contradictorio entre las partes, atento el pedido de
cese de prisión preventiva formulado por el señor
fiscal actuante. Agregó que su asistido cumple
rigurosamente con las condiciones que les fueran
impuestas al otorgársele la prisión domiciliaria. Sin
embargo, atento los “hechos de público y notorio”,
consideró que no sería aconsejable que se obligue a su
defendido a apersonarse quincenalmente a la sede del
tribunal al cual se halla a disposición, por resultar
riesgoso para su integridad personal. Por lo tanto,
solicitó que dicho control se ejerza por vía
telemática. Discurrió sobre la normativa que estimó
aplicable y efectuó las reservas del caso para el
hipotético supuesto del dictado de un pronunciamiento
adverso.
Finalmente, mediante la decisión aquí
recurrida, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°
4 de esta ciudad, resolvió disponer el cese de la
prisión preventiva de Lázaro Antonio Báez en las
presentes actuaciones (CFP 3017/2013/TO4) -decisión
que no ha sido impugnada- y, paralelamente, dispuso la
mantención de la prisión domiciliaria del nombrado,
que se encuentra actualmente recurrida (cfr. puntos I
y II).
Luego de recordar el objeto procesal en
autos y las constancias que entendió relevantes para
resolver la cuestión planteada, el tribunal brindó las
razones sobre las que cimentó su decisorio.
El sentenciante consideró que cabía mantener
la prisión domiciliaria de Lázaro Antonio Báez, a fin
de garantizar la celebración del juicio oral seguido
en su contra.
Sin embargo, precisó los obstáculos que
estimó existentes para un pronto inicio del debate. Al
respecto, destacó la voluminosidad de las actuaciones,

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
16
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

el trámite impreso y las medidas de prueba que se


hallan pendientes, el tiempo insumido por las
incidencias planteadas en los principales y los
inconvenientes de agenda que indicó para fijar días de
audiencias frente a la composición concreta del
tribunal -que cuenta con un solo juez titular y dos
jueces subrogantes-, la situación de “colapso”
existente en el fuero, entre otros. Concluyó que
resultaba imposible dar inicio al juicio oral y
público en lo inmediato, a lo que adunó que sería
conveniente que sea realizado junto con la causa
conexa N° CFP 9630/2016/TO2 -también tramitada en
dichos estrados-, cuya instrucción suplementaria se
encuentra en desarrollo.
Ahora bien, el a quo consideró que si bien
no correspondería mantener la prisión preventiva de
Lázaro Antonio Báez ante el pedido de su cese
formulado por el señor fiscal interviniente y lo
resuelto por esta Sala IV (C.F.C.P., Reg. Nro.
2144/21.4, rta. el 22/12/2021), de todos modos cabía
apartarse de lo peticionado por las partes por cuanto,
a su criterio, persistían las condiciones valoradas
sobre las que se cimentó la existencia de riesgos
procesales que fueron oportunamente evaluados para el
dictado de la prisión preventiva.
Los señores magistrados adicionaron que
tenían la firme sospecha que todavía se hallarían
ocultos parte de los bienes expatriados en la maniobra
de lavado aquí investigada -que en su caso
posibilitarían la satisfacción de eventuales sanciones
pecuniarias-, que Lázaro Antonio Báez tendría
facilidades económicas para eludir el accionar de la
justicia, que la pena en expectativa impediría su
eventual ejecución condicional y que el nombrado
cuenta con una condena -no firme- a doce (12) años de
prisión impuesta por el a quo (causa CFP
3017/2013/TO2).
El tribunal de juicio expuso que: “…
encontrándose acreditados los riesgos procesales de

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 17
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
fuga y entorpecimiento, es que deben imponerse medidas
de coerción tendientes a reducirlos lo máximo posible,
sin acudir al encarcelamiento preventivo referido en
el inc. ‘k’ del art. 210 del C.P.P.F.”. Luego de
descartar las posibles alternativas previstas en los
incisos a) a i) del artículo 210 del Código Procesal
Penal Federal porque entendió que no lucían “…como
medidas eficaces para disminuir lo máximo posible el
riesgo cierto y concreto de fuga del encausado”,
consideró que cabía mantener la prisión domiciliaria
de Lázaro Antonio Báez (art. 210, inc. “j” del
C.P.P.F.) en las condiciones actualmente vigentes.
Finalmente, sobre la advertencia señalada
por la asistencia técnica de Lázaro Antonio Báez ante
el dictado de una posible resolución adversa, el a quo
expresó: “…si bien la defensa consideró que la falta
de controversia con lo solicitado por la Fiscalía
General interviniente imponía la obligación a este
Tribunal de resolver la cuestión conforme lo requerido
por el acusador público, lo cierto es que no se ha
argumentado de qué modo la imposición de las medidas
de coerción requeridas resultan eficaces frente a los
graves riesgos procesales constatados, por lo que, en
tales condiciones, no puede ser vinculante para el
Tribunal, en tanto debe atravesar siempre la criba del
juicio de legalidad y razonabilidad (cfr. Sala de
Feria CFCP cnº 1002/2016/TO1/27/CFC8 del 10/4/20; Sala
III CFP 9074/2018/TO1/6/CFC2 del 5/5/20; entre otros)
[…] la sola mención de las medidas de coerción
requeridas sin la explicación de porqué resultan aptas
para reducir lo máximo posible los graves riesgos
procesales presentes, máxime cuando se destaca la
entidad, complejidad y poder de disposición del
imputado, carece de la aptitud suficiente para
presentarse como vinculante”.
Como ha sido ya establecido, contra dicha
decisión la defensa particular interpuso el recurso de
casación sujeto a análisis.
Preliminarmente debe destacarse que esta es

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
18
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

una incidencia de los autos principales CFP


3017/2013/TO4, en trámite ante el Tribunal Oral en lo
Criminal Federal N° 4 de esta ciudad y, tal como se
desprende de la resolución recurrida, todavía no ha
sido fijada fecha de inicio del pertinente debate. De
modo que la efectivización del cese de la prisión
preventiva que el impugnante aquí solicita, no se
cuestiona en el marco del incidente CFP
3017/2013/TO2/86/CFC57, actualmente ante esta Sala IV
de la Cámara Federal de Casación Penal, en el cual
tramitan los recursos de casación interpuestos contra
la sentencia de condenas allí dispuestas por el
precitado tribunal oral.
Ahora bien, como puede apreciarse de la
reseña precedentemente efectuada, se advierte que el
decisorio impugnado detenta déficits de fundamentación
que obstan su consideración como acto jurisdiccional
válido (arts. 123 y 404, inc. 2° del C.P.P.N.).
Debe recordarse que en materia de libertad o
prisión preventiva rige el art. 210 del C.P.P.F.
(actualmente vigente en función de lo establecido por
el art. 1° de la Resolución N° 2/2019 de la Comisión
Bicameral de Monitoreo e Implementación del Código
Procesal Penal Federal, B.O. 19/11/2019). Dicha
normativa prevé que las variadas medidas de coerción
de distinto grado de rigurosidad allí establecidas,
podrán ser impuestas por solicitud del representante
del Ministerio Público Fiscal o del querellante. En
definitiva, el modelo procesal que gobierna el
procedimiento penal actual permite deducir que la
potestad de solicitar la imposición de medidas
cautelares es propia de quien lleva adelante la
persecución (ver BORINSKY, Mariano Hernán; CATALANO,
Mariana; Sistema Acusatorio, Lineamientos del Código
Procesal Penal Federal. Rubinzal-Culzoni, Santa Fe,
2020, pág. 153/154; BORINSKY, Mariano Hernán;
CATALANO, Mariana Inés; MAHIQUES, Carlos Alberto y
MAHIQUES, Juan Bautista; Garantías del Sistema
Acusatorio, La Ley, Buenos Aires, 2022, pág. 237/245;

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 19
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
cfr. en lo pertinente y aplicable, C.F.C.P., Sala IV,
causa caratulada “ROCHA, Esteban Enrique s/recurso de
casación”, Reg. Nro. 505/21.4, rta. el 29/04/2021).
En el marco de este incidente, ante la vista
corrida a todas las partes acusadoras solamente se
expidió el señor Fiscal General interviniente, quien
dictaminó que correspondía el cese de la prisión
preventiva de Lázaro Antonio Báez en estas
actuaciones, aunque bajo una medida de control por
vigilancia electrónica a través de la colocación de un
dispositivo de monitoreo electrónico de GPS con un
radio de cien kilómetros (100 kms.) a la redonda de su
lugar de residencia ya fijado -debiendo dar aviso ante
desplazamientos de mayor alcance-, la prohibición de
salida del país, la retención de su pasaporte e
interdicción de expedir nuevos a su nombre, y la
obligación de presentarse quincenalmente. Más allá de
las discrepancias que pueda tenerse con las
valoraciones efectuadas en el dictamen fiscal sobre
los riesgos procesales ponderados en el sub examine,
no puede desconocerse la fundamentación del mismo, en
tanto refiere al marco legal imperante en función de
las circunstancias particulares del caso examinado
referentes al imputado en autos. Por ello, ante la
imposibilidad de proceder, de oficio, frente a las
peculiaridades del caso, se observa la ausencia de
contradictorio de las partes.
En las particulares circunstancias del caso
se aprecia que, el tribunal oral incurrió en un exceso
jurisdiccional al imponer una medida cautelar más
restrictiva a los derechos del imputado que la
oportunamente solicitada por el señor Fiscal General
interviniente en su dictamen, mediante el cual
contestó la vista que le fuera corrida por el propio
sentenciante a tales fines.
Ello así, por cuanto el a quo decidió
apartarse de lo peticionado por el representante del
Ministerio Público Fiscal, criterio que contó con la
expresa adhesión de la defensa -a excepción de la

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
20
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

modalidad de presentación personal en los términos


precisados-, y tal situación significó una vulneración
al límite del acusatorio que surge expresamente para
las medidas cautelares de coerción previstas en el
art. 210 del C.P.P.F.
En el presente caso no se verificó
controversia entre lo solicitado por la defensa y lo
dictaminado por el Ministerio Público Fiscal ante la
instancia anterior. El criterio del acusador público
ante el a quo, fue ratificado por el señor Fiscal
General ante esta instancia, doctor Javier Augusto De
Luca, mediante su presentación de breves notas (art.
465 bis del C.P.P.N.). En esta ocasión, destacó que
Lázaro Antonio Báez se halla en prisión preventiva
desde abril de 2016 (hace más de seis años). Aclaró
que en el caso tampoco se presenta la excepción
prevista en el art. 2° de la ley 25.430, ya que Lázaro
Báez no fue condenado en esta causa sino en la nro.
CFP 3017/2013/TO2, el 24 de febrero de 2021. Es decir
que, a criterio del Ministerio Público Fiscal
(coincidente en ambas instancias), se encuentran
superados los límites legales máximos previstos para
mantener la prisión preventiva del nombrado.
Asimismo, en la misma etapa procesal (art.
465 bis del C.P.P.N.), la defensa particular de Lázaro
Antonio Báez, amplió los motivos oportunamente
expuestos en su recurso de casación y allí destacó que
el dictamen emitido por el representante del
Ministerio Público Fiscal ante la instancia anterior
no fue anulado mediante la resolución impugnada. Por
ello y atento lo resuelto por el a quo, solicitó el
apartamiento de los señores jueces integrantes del
tribunal.
He tenido oportunidad de señalar en
reiteradas ocasiones que la ausencia de contradictorio
entre la defensa y el dictamen fundado del
representante del Ministerio Público Fiscal impide,
como en este caso, la convalidación del fallo
impugnado (cfr. voto del suscripto, en lo pertinente y

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 21
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
aplicable, C.F.C.P., Sala IV, causa CFP
9630/2016/TO2/20/CFC6, caratulada “BAEZ, Lázaro
Antonio s/recurso de casación”, Reg. Nro. 1011/20.4,
rta. el 08/07/2020 y sus citas; causa CFP
9630/2016/TO2/20/CFC7, caratulada “BÁEZ, Lázaro
Antonio s/recurso de casación”, Reg. Nro. 1423/20.4,
rta. el 18/08/2020; causa FSM 4875/2021/1/CFC1,
“TORTI, Gabriel s/ recurso de casación”, Reg. nro.
1986/21, rta. el 02/12/2021; causa FMZ
17846/2019/TO1/16/1/CFC2, “ZARATE Marianela Cintia s/
recurso de casación”, Reg. nro. 32/22, rta. el
11/02/2022; causa FMZ 11484/2021/3/CFC1, “JAIME DÍAZ,
Rocío Belén s/ recurso de casación”, Reg. nro. 585/22,
rta. el 19/04/22, entre muchas otras).
Por tales motivos, el pronunciamiento
impugnado omitió el debido tratamiento de las
cuestiones planteadas en los términos de la falta de
contradictorio entre las partes. Esta falencia que
exhibe la sentencia pone de manifiesto que el fallo
impugnado debe ser descalificado en los términos de la
doctrina del Máximo Tribunal en materia de
arbitrariedad pues frustran la garantía de defensa en
juicio (Fallos: 307:1430; 311:2193; 324:176; 326:1382,
entre otros).
Por lo demás, corresponde rechazar el pedido
de apartamiento de los señores jueces del tribunal a
quo efectuado por la defensa particular durante la
audiencia de informes (art. 465 bis del C.P.P.N.), con
respecto a la situación de excepción prevista por el
art. 173 del código de rito.
Por ello, con ajuste a lo dictaminado por el
Ministerio Público Fiscal, corresponde hacer lugar al
recurso de casación interpuesto por la defensa
particular de Lázaro Antonio Báez, anular el punto I
de la decisión recurrida con el alcance expuesto en la
presente y reenviar las actuaciones a su origen para
el dictado de un nuevo pronunciamiento conforme a
derecho y a las constancias de las presentes
actuaciones; sin costas (art. 210 del C.P.P.F. -art.

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
22
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

1° de la Resolución 2/2019 de la Comisión Bicameral de


Monitoreo e Implementación del Nuevo Código Procesal
Penal Federal-; arts. 123, 404 inc. 2°, 471, 530 y 531
del C.P.P.N.).
El señor juez Gustavo M. Hornos dijo:
I. En primer lugar, habré de señalar que he
sostenido de manera constante que le compete a esta
Cámara Federal de Casación Penal su intervención en
cuestiones como la aquí planteada por el recurrente
respecto al mantenimiento de una medida cautelar, ya
que la resolución recurrida resulta susceptible de
ocasionar un perjuicio de imposible reparación
ulterior (art. 457 del C.P.P.N.). Y ello así, por
cuanto no sólo es el órgano judicial “intermedio” a
quien ha sido confiada la reparación de los perjuicios
irrogados a las partes en instancias anteriores, sin
necesidad de recurrir ante la Corte Suprema, sino
también porque su intervención –atento a su
especificidad– asegura que el objeto eventualmente a
revisar por el Máximo Tribunal sea “un producto más
elaborado” (cf. Fallos 318:514, 325:1549; entre
otros).
Por cierto, según consigné, esa circunstancia
concurre aun en los supuestos en los que no entre en
cuestión la cláusula del artículo 8, apartado 2°, inc.
h), de la Convención Americana sobre Derechos Humanos
(cf. disidencia de los jueces Petracchi y Bossert en
el precedente de Fallos 320:2118 y de conformidad con
la doctrina de Fallos: 327:619, entre muchos otros,
así como los precedentes de esta Sala IV, desde la
causa n° 4512: “Sanabria Ferreira, Silverio s/recurso
de queja”, Reg. n° 5613, del 15 de abril de 2004).
II. En autos, la defensa técnica de Lázaro
Antonio Báez interpuso recurso de casación contra la
decisión del Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nro.
4, oportunidad en la que el a quo resolvió mantener el
arresto domiciliario en las condiciones oportunamente
establecidas.
Ahora bien, en el sub judice la defensa se ha

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 23
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
limitado a aducir defectos de fundamentación en la
resolución impugnada sólo a partir de una discrepancia
sobre la interpretación de las circunstancias
concretas del caso, señalando la ausencia de
contradicción entre la parte acusadora y la parte
recurrente, pero sin lograr conmover la significación
que el a quo le otorgó a los distintos riegos
procesales existentes para rechazar su pretensión.
Sobre lo señalado en el párrafo precedente me
remitiré, por compartir el análisis efectuado, a las
consideraciones realizadas por el doctor Javier
Carbajo en su voto que abre el Acuerdo, en los que se
puntualizaron con detallada claridad los extremos
ponderados por el tribunal de la instancia anterior
para fundar el mantenimiento de la medida cautelar
prevista en el inciso “j” del artículo 210 del Código
Procesal Penal Federal.
Sin perjuicio de ello, habré de efectuar
algunas consideraciones respecto del caso.
En primer término, corresponde destacar la
específica gravedad de los hechos aquí imputados a
Lázaro Antonio Báez –los cuales fueron reseñados en la
sentencia aquí analizada, a los que me remito en el
afán de no ser reiterativo-, donde se habría visto
seriamente afectado el bien jurídico protegido por la
norma –orden económico y financiero-, resultando la
sociedad en conjunto la principal perjudicada.
No puede olvidarse que el delito de “lavado
de dinero” agravado, por el que ha sido requerida la
elevación de la causa a juicio con relación al
encausado, es un delito organizado, transnacional y
complejo.
En tal sentido, cabe recalcar que cierto es
que en los casos en los que se investigan maniobras
relacionadas con el lavado de activos, se requiere de
investigaciones intensas por la calidad del delito en
cuestión, debiendo la justicia garantizar el debido
desarrollo de las mismas (cfr. mi voto en causa
“CHAVEZ, Ramón Alejandro y otro” de esta Sala IV, reg.

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
24
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

2036.19, rta. el 10/10/2019).


En ese sentido no puede ignorarse el tremendo
impacto que el crimen organizado y el ingreso y
movimiento de fondos y activos provenientes del delito
tienen a nivel nacional e internacional; la afectación
del orden económico financiero, el orden público
interno, la gobernabilidad y la estabilidad misma de
un Estado.
En consecuencia, el aseguramiento de las
herramientas de las que disponga un Estado para
prevenir, detectar y contribuir a la represión penal
del Lavado de Activos así como para avanzar en esta
línea en las acciones necesarias para lograr la
identificación de bienes y el recupero de activos de
origen ilícito en forma oportuna y eficaz, es
fundamental.
He resaltado que en los delitos en donde se
investigan presuntos actos de lavado de dinero que
involucran actos de corrupción, como sería este el
caso, debe ponerse el acento precisamente en esta
función.
Por ello, no puede ignorarse que la medida
cuestionada por el recurrente resulta trascendental
-además de su propósito cautelar-, a los eventuales
fines de restauración de la justicia y
restablecimiento del equilibrio perdido.
Es que estas medidas apuntan a asegurar la
recuperación para la comunidad de los activos
obtenidos o utilizados en la comisión de delitos,
socialmente dañosos, que actualmente se encuentran
bajo investigación (cfr. en este sentido mis votos en
causas de la Sala IV: nº 4787 “ALSOGARAY, María
Julia.”. Reg. 6674.4. Rta. 9/05/2005 y CFP
2160/2009/37/CFC3, “VÁZQUEZ, Manuel y otros s/ recurso
de casación”, Reg. Nro. 512/16, rta. el 29/04/2016, y
en lo pertinente causa “BERAJA, Rubén Ezra s/recurso
de casación” reg. Nº 1255/20, rta. el 31 de julio de
2020, entre otros).
En efecto, el Estado Argentino se encuentra

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 25
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
obligado, en razón de los compromisos internacionales
asumidos, a adoptar las medidas pertinentes para
asegurar la investigación, el juicio y garantizar el
recupero de los bienes provenientes de los delitos de
lavado de activos.
Es que, nuestro Estado se ha comprometido a
la lucha contra el lavado de dinero, al haber
ratificado la Convención Internacional contra la
Delincuencia Organizada Transnacional y su Protocolo,
y que, también en cumplimiento de los estándares
internacionales sobre la lucha contra el lavado de
activos y el financiamiento del Terrorismo, ha
adherido a las cuarenta recomendaciones del “Groupe d
´action financère sur le blanchiment de capitaux”
(GAFI)”.
La disposición de estas medidas tendientes a
garantizar la comparecencia del encausado debe
atenerse a una finalidad cautelar coherente con el
adecuado resguardo que debe imperar en este tipo de
casos en el que, justamente, se juzgan conductas de
considerable impacto patrimonial.
En efecto, cabe memorar que la escala penal
para el delito por el cual el imputado se encuentra
procesado oscila entre un mínimo de cuatro (4) años y
seis (6) meses y una pena máxima de trece (13) años y
cuatro (4) meses de prisión, con lo cual es posible
afirmar que, en este caso, la pena en expectativa
resulta irremediablemente severa y que en su mínimo
también permite descartar la procedencia de una
condena, en su caso, de ejecución condicional.
Sin perjuicio de ello, corresponde mencionar,
además, que Lázaro Antonio Báez ya registra una
condena, aún no firme, de 12 años de prisión en el
marco de la causa CFP 3017/2013/TO2, por ser
considerado coautor del delito de lavado de activos
agravado, cometido en dos oportunidades. Dicha
sentencia se encuentra actualmente a estudio de esta
Sala, con diferente integración.
En suma, en las condiciones referenciadas,

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
26
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

las conclusiones a las que arribaron los magistrados


constituyen la derivación necesaria y razonada de las
constancias de la causa y la aplicación del derecho
vigente al caso concreto, y los argumentos expuestos
en la presentación casatoria no logran conmover los
fundamentos de la decisión atacada ni demostrar la
arbitrariedad alegada.
En virtud de lo expuesto, también considero
que resulta improcedente el planteo de recusación
formulado por la defensa y que fue sustentado en la
alegada arbitrariedad de la sentencia, toda vez que,
cómo fue desarrollado en extenso, de la argumentación
concretamente allí efectuada se desprende la
suficiencia de su fundamentación para arribar a la
solución propuesta, sin cometer el a quo arbitrariedad
alguna ni parciales consideraciones.
III. Amén de lo expuesto, considero
pertinente efectuar algunas manifestaciones con
relación a ciertas particularidades evidenciadas en el
trámite de la presente causa, más precisamente en lo
que hace a la imperiosa necesidad de materializar, con
la premura que este tipo de casos requiere, el debate
oral y público.
Es que la celeridad en la resolución de
conflictos como parte de la debida administración de
justicia, resulta un requisito indispensable que debe
imperar en todo proceso penal. Dicho principio impide
avalar que procesos como el presente -y con las
consecuencias procesales que ello trae aparejado
(prolongación del arresto domiciliario de uno de los
imputados)- se extienda en exceso en el tiempo. Un
servicio de justicia eficaz resulta contradictorio con
lo observado en autos, en el que el propio Tribunal
afirma que “no observamos que en lo inmediato se pueda
dar inicio al juicio oral y público en esta causa”;
por lo que estimo necesario y conducente la pronta
fijación de fecha para la realización del debate;
debiéndose, en caso de ser necesario, reajustar la
agenda del Tribunal a tal efecto.

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 27
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
En todos los casos, y en particular los de
gran gravedad y trascendencia, la justicia debe
procurar la resolución de los conflictos dentro de un
plazo prudencial con el objeto de mejor asegurar las
garantías de debido proceso e inviolabilidad de la
defensa en juicio (art. 18 de la C.N.).
Evitar que casos de trascendencia como el de
autos, en donde se encuentra controvertida la
afectación de bienes jurídicos que afectaron a la
sociedad toda –orden económico y financiero- reciban
adecuada y rápida respuesta por parte del Estado, es
un deber esencial a un adecuado servicio de justicia
inherente a nuestro régimen constitucional republicano
(art. 1 de la C.N.).
La sociedad toda, y quienes se encuentran
involucrados en el proceso merecen el esclarecimiento
sin dilación del conflicto y de las respectivas
situaciones procesales.
IV. En base a todo lo expuesto, adhiero a la
solución propuesta por el juez que abre el Acuerdo,
doctor Javier Carbajo.
Por ello, en mérito del Acuerdo que antecede,
el Tribunal, por mayoría, RESUELVE:
I. RECHAZAR el recurso de casación
interpuesto por la defensa de Lázaro Antonio Báez, sin
costas (arts. 530 y ccdtes. del C.P.P.N.)
II. EXHORTAR al Tribunal Oral en lo Criminal
Federal N° 4 en los términos señalados en la presente
resolución.
III. TENER PRESENTE la reserva del caso
federal.
́
Registrese, ́
notifiquese, ́
comuniquese
(Acordada 5/2019 de la C.S.J.N.) y ́
remitase al
tribunal de origen mediante pase digital, sirviendo la
́
presente de atenta nota de envio.

Firmado: Mariano Hernán Borinsky, Javier Carbajo y


Gustavo M. Hornos.

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
28
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483
Poder Judicial de la Nación
CAMARA FEDERAL DE CASACION PENAL - SALA 4
CFP 3017/2013/TO4/3/1/CFC69

Ante mí: Marcos Fernández Ocampo, Prosecretario de


Cámara.

Fecha de firma: 06/07/2022


Firmado por: GUSTAVO MARCELO HORNOS, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: MARIANO HERNAN BORINSKY, JUEZ DE CAMARA DE CASACION
Firmado por: CARLOS JAVIER CARBAJO, JUEZ DE CAMARA DE CASACION 29
Firmado por: MARCOS FERNANDEZ OCAMPO, PROSECRETARIO DE CAMARA

#36066195#333933268#20220706134650483

También podría gustarte