Está en la página 1de 1

-2-

Cultura viernes 19 de noviembre del 2021

Arte de sabor
Juan ponce

nacional

Julio Ishiyama
El diseñador e ilustrador peruano fue el encargado
de realizar las botellas de edición especial que lanzó
Inca Kola con motivo del bicentenario.

monstruos con característi-

D
manuel marquina
cas peruanas hasta uno de
sus motivos más recurrentes,
esde pequeño so- ‘la caca’. Y es que por más gro-
ñaba con vivir de tesco o sin sentido que pue-
sus ilustraciones. da parecer a primera vista,
Todos sus cua- uno de los sellos de Wander-
dernos de colegio estaban taku es la filosofía de “lidiar
llenos de dibujos y cuando con nuestras mierdas” (en-
cogía el lápiz se abstraía del tiéndase como problemas):
mundo. En 2014, seis años “Hay todo un tema de asco Julio Ishiyama, conocido como Wandertaku, se inspiró en elementos de la costa, sierra y selva para ilustrar esta colección especial.
después de graduarse co- con la caca y quería norma-
mo diseñador gráfico, Julio lizarla, no de una ma- ce unos meses, cuando nuestro país alberga una limitación de solo poder uti-
Ishiyama decidió lanzar una nera vulgar, sino Inca Kola le propuso gran parte de los pulmones lizar ocho tintas. Además, so-
página de Facebook donde dando a entender ser el ilustrador de del planeta y una gran rique- bre la marcha aprendí a ha-
compartiría sus ilustracio- que a veces uno no una colección espe- za natural que debemos cui- cer un diseño que rodee toda
nes y con ello dio inicio a su sabe lidiar con sus cial de botellas por el dar”, explica. la botella y que a la vez tenga
faceta como Wandertaku. problemas internos bicentenario. Cuando Al tener estos tres concep- un sentido tanto individual-
“Al principio ilustraba o lo hace de una ma- le llegó la propuesta, tos bien definidos, empezó la mente como en el colectivo
pokemones, esa era mi zona nera dañina porque sabía que tendría que búsqueda de elementos que de la colección”, recuerda.
segura porque no tenía que no se nos ha enseñado trabajar el diseño de tres puedan representar lo que A pesar de las dificultades
inventar nada. Agarraba al- a gestionar nuestros botellas, que represen- quería transmitir. Así, de- iniciales, el trabajo final re-
go que ya estaba hecho y lo miedos o insegurida- tarían a la costa, sierra cidió utilizar un huaco sur- sultó satisfactorio tanto para
reinterpretaba a mi mane- des. Uno suele guardar y selva. “Yo no puedo feando, un torito de Pucará él como para la empresa de
ra”, recuerda. Cambiar hacia toda esa negatividad, ilustrar sin un concepto con su sello personal y una gaseosas, que agotó rápida-
la creación propia le parecía lo que termina siendo previo en mi cabeza, se joven shipiba rodeada por la mente su stock de botellas es-
difícil, porque enfrentarse malo para la salud men- me hace muy difícil co- naturaleza. peciales lanzadas a la venta
a la hoja en blanco suele ser tal. Para mí, el arte es una menzar sin eso. Por eso de- Otro de los desafíos que en setiembre. Ishiyama des-
intimidante. Sin embargo, forma de liberar esos de- cidí darle un significado a afrontó Ishiyama fue el de taca que la marca fue muy
se atrevió a lanzar ilustra- monios”, explica. cada una: costa sería supe- trabajar por primera vez un respetuosa con su trabajo.
ciones originales y con ello ración y atrevimiento, sierra diseño en 360 grados, en un “No interfirieron con mi li-
ir creando su propio univer- —Botellas bicentenario— mostraría la celebración y material como el aluminio. bertad creativa, y supimos
so de personajes. Estos van Ishiyama enfrentó su más selva plasmaría un llama- “Nunca había hecho un di- hallar un balance para esta
desde dinosaurios, robots y grande reto como artista ha- do a la conciencia, porque seño para botellas y tuve la colaboración”, añade.

Luces, horrores y poesía


JUAN PONCE VALENZUELA

en el primer puerto
cen que el Callao está terri- El libro ha sido publicado por la
“Amor y sangre en el Callao” ble./ La prensa es inexacta./
Ponen otros nombres y otras
editorial peruana Caja Negra.

Aarón Ormeño Hurtado publica su segundo calles en su cuento”, dice en


poemario, en el que plasma paisajes, costumbres, sus versos. (“lo conozco desde que lo em-
“El Callao es un lugar pezaron a construir, cuando
historias y personajes chalacos. alegre y hay gente buena – recién era un inmenso hue-
asegura el poeta–. Se dicen co en la tierra”), el cemente-
No ha visto “Llauca”, pero él mas que tienen dedicatoria”. muchas cosas negativas por rio Baquíjano (“un sitio im-
se les adelantó. Aarón Orme- Y es cierto que en sus pá- desconocimiento. Aquí he ponente y melancólico), las
ño Hurtado (Lima, 1983) ginas el ambiente chalaco conocido personas que me comidas en la avenida Sáenz
creció en las calles del Callao, parece impregnado. Como han enseñado mucho. Quien Peña, en el Mercado Central
y forjó un vínculo especial cuando escribe: “Las calles tenga miedo de ir al Callao, lo y en La Punta, además de la
con el primer puerto del que huelen fuerte esta mañana/ invito a dar una vuelta. Van a playa Cantolao (“sobre todo
han salido los versos que con- Dicen que ‘el mar está enfer- querer regresar”. en otoño”, señala).
forman su más reciente libro. mo’”. Así se suceden estas es- Y así como bebió de sus
Se llama “Amor y sangre tampas, a veces sentimenta- –La página y la calle– calles para escribir estos
en el Callao” (Caja Negra, les y oníricas, a veces más tre- Justamente sobre ese aspec- poemas, ahora busca devol-
2021) y ha sido un trabajo de pidantes en su acción. Pero to, le consultamos a Orme- Ormeño (Lima, 1983 ) también es autor de “Contrabajo y huesos”. ver sus versos a esas calles.
cinco años de escritura, pero siempre bien arraigadas en ño si la idea del barrio y la ca- “Hace poco estrené un for-
muchos más de inspiración su lugar de origen. lle no empieza a esfumarse ran los celulares e Internet. mato de recital de poesía con
en su mente y corazón. “Es- “Amor y sangre en el Ca- en tiempos tan replegados y El libro ha sido Ahora tenemos grupos de música –cuenta–. Me acom-

mista: “Creo que los momen- presentado


cribí algo de 120 poemas y llao” lleva en la portada el co- virtualizados. Pero él es opti- chat en varias aplicaciones. paña el guitarrista Nicolás
decidí publicar 60 en el libro lor de su querido Sport Boys Esa modernidad ha reforza- Jáuregui. La idea es llevarlo a
–cuenta Ormeño Hurtado–. (“soy rosado en las malas y tos más complicados, como en algunos do el sentimiento tribal de los todos los lugares que se pue-

barrios sean más sólidos. Hay recitales con


Este poemario es literatura en las buenas”, dice el autor) la pandemia, hacen que los amigos de un barrio”. da, sobre todo en el Callao.
de ciudad. Hablo de las luces y funciona al mismo tiem- Aparte de la cuadra 3 de En algún momento quisiera
y los horrores de la existencia po como una respuesta a los mucha solidaridad entre las música. Tacna Norte –su bastión–, Or- hacer poesía con una banda
humana a través del Callao. prejuicios y estereotipos tan personas. Los barrios existen meño destaca lugares espe- completa de rock and roll,
Todo es ficción, salvo los poe- extendidos. “Los políticos di- desde antes de que aparecie- ciales: el estadio Miguel Grau pero sería para otro libro”.

También podría gustarte