Está en la página 1de 6

El padre victoria y la génesis de D.I.A.

Francisco de Vitoria no sólo pasó a la historia por ser el fundador de la


Escuela de Salamanca en el siglo XVI, escuela que inició los primeros estudios sobre
ciencia económica moderna. Su aportación al derecho público fue reunida en su obra De
potestate civil, que establecía las bases teóricas del Derecho Internacional de gentes, por
lo que es considerado el fundador junto con Hugo Grocio.

Fue uno de los primeros pensadores en proponer una comunidad de todos los pueblos
fundada en el derecho natural del hombre, por lo que es reconocido como el precursor
de la idea de la Organización de las Naciones Unidas. Sus tesis sobre la defensa de los
Derechos Humanos de los indígenas durante la conquista del Nuevo Mundo sentaron las
bases de las Leyes de Indias. Francisco de Vitoria fue un fraile dominico, catedrático de
teología y de filosofía moral en la Universidad de Salamanca y un humanista con gran
relevancia internacional. Aunque nacido en Vitoria, en 1483, creció en Burgos y recibió
desde niño una buena formación humanística. En 1504, ingresó en la Orden de los
dominicos, que ejerció gran influencia en su época y en años posteriores. Estudió en el
convento de San Pablo de Burgos, que había sido elevado en el siglo XV a la categoría
de Estudio General, completando sus estudios clásicos.

-Discusión jurídica acerca de la conquista de América.

El problema de los títulos legítimos de la conquista de América Los


problemas morales y políticos planteados a partir del descubrimiento y de la conquista
de América ocuparon y preocuparon durante toda su vida el ánimo de Francisco de
Vitoria. Hasta tal punto llegó su inquietud que no dio a sus alumnos a copiar la parte de
la relección De temperantia que hacía referencia a los indios americanos. El temor
hacia las cuestiones americanas le llevó a escribir a su amigo Miguel de Arcos: "se me
hiela la sangre en el cuerpo en mentándomelas", y le hizo huir de las consultas de los
llamados "peruleros", españoles que habían obtenido beneficios o se habían apoderado
de bienes durante la conquista del Perú, aunque no veía el modo de excusar a estos
conquistadores "de última impiedad y tiranía". Le preocupaba especialmente que
pudieran acusarle de que condenaba al rey y su conquista delas Indias al afirmar que los
cristianos no podían ocupar las tierras de los infieles por la fuerza si éstos las poseían
como verdaderos dueños, es decir, si estuvieron siempre bajo su dominio, o que pecados
contra natura como la antropofagia, la sodomía, etc. tampoco justificaran la intervención
bélica y violenta de los españoles, o por manifestaciones tan taxativas como que "si
fallasen todos estos títulos (se refiere a los legítimos que acaba de exponer), de tal modo
que los bárbaros no diesen ocasión alguna de guerra ni quisiesen tener príncipes
españoles, deben cesar también las expediciones y el comercio, con gran perjuicio de
los españoles ye norme quebranto de los intereses de sus reyes, consecuencias
todas para nosotros inaceptables". No obstante, y dado su prestigio, no pudo
sustraerse a la aplicación de su doctrina política en el examen de los títulos legítimos
con que los españoles pretendían justificar su intervención en el Nuevo Mundo. En sus
relecciones De Indis prior y De Indis posterior, Vitoria parte del derecho irrenunciable
de los indios a poseer sus tierras, de la legitimidad de sus príncipes naturales y del
derecho a gobernarse por sí mismos. A partir de aquí, Vitoria se plantea la cuestión de
cuáles son los derechos de los españoles para ocupar las tierras americanas; respecto a
esto, rechaza primero los títulos que considera ilegítimos, para posteriormente defender
los que consideraba legítimos.

Problemas expuestos por el ilustre dominico español en sus ¨Relectio de Indis¨y


¨Relectio de Jure Belli¨.

El dominico español Francisco de Vitoria, profesor en la Universidad de Salamanca,


alenunciar fundamentales principios del Derecho Internacional Moderno en su “Relectio
de Indis”, con ocasión en los acontecimientos que se desarrollaron en Torno al
Descubrimiento y la Conquista de América, sentó a mediados del siglo XVI,
simultáneamente, los primeros principios doctrinales del futuro Derecho Internacional
Americano.

Los acontecimientos del descubrimiento y de la conquista de América


dividieron las opiniones de los teólogos, filósofos y juristas de España en aquella
época, discutiéndose acerca de la legitimidad o ilegitimidad de la dominación española
en el Nuevo Mundo y con respecto a la conducta abominable de muchos
conquistadores, que había provocado la autorizada protesta de los Padres Las Casas
y Montesinos en América, de este último en el año 1510 en nuestra isla La Española, y
la del Padre Francisco de Vitoria en España, varios años después

Entre los primeros problemas que cayeron bajo su consideración y examen se


encuentran en primer término, el problema de la Justicia, materia prima de toda
concepción jurídica; el de la Soberanía, que había sido negada a los pueblos indígenas
del Nuevo Mundo por muchos juristas de la época; y el problema de los deberes y
derechos de los pueblos, respecto del cual sostiene el deber reciproco que debe
armonizar las relaciones entre nativos y españoles. Vitoria admite el establecimiento de
los españoles en América siempre que estos no atentaran contra las personas ni los
bienes de los indios y consideraba deber de estos últimos no hostilizar esta pacifica
estancia.

Vitoria defendió el principio de independencia como atributo de todos los pueblos,


sin distinguir entre salvajes o civilizados, convirtiéndose en defensor de la universalidad
de las normas jurídicas al sustentar además la igualdad de todos los pueblos ante el
Derecho.

También sostuvo la tesis de que el descubrimiento no da nacimiento a ningún derecho


de ocupación y niega la legitimidad a la facultad atributiva de soberanía que se arrogaba
el Papa Alejandro VI, quien pretendía transmitir a los Reyes, por medio de las bulas
pontificias, la propiedad de los territorios conquistados.

El padre Vitoria rechazó el argumento legitimista que afirmaba que los indios habían
aceptado como Señor y Rey al soberano español, cuando los españoles al
venir a América lo propusieron a los salvajes diciéndoles que habían sido enviados por
el Rey de España para su bien. Vitoria sostuvo que si aceptaron, lo hicieron por miedo e
ignorancia, y que tales motivos vacían toda elección.

Los juristas de la época mencionaban también como causa justificativa de la


intervención española, el “delito contra el Derecho de Gentes”, pero Vitoria aunque lo
admitió como hecho, lo rechazó como elemento justificativo.

Los títulos justos del padre vitoria y su tesis legitima.


El Padre Vitoria aporta varios títulos que según su criterio podían justificar, no la
dominación, pero si la estancia de los españoles en tierras del Nuevo Mundo.

Títulos de Carácter Religioso

Predicación y propagación de la fe cristiana.

Si ya convertidos los indios al cristianismo, sus príncipes los querían obligar a abrazar
de nuevo la idolatría.

Si el Papa, tratándose de indios cristianos, pidiéndolo o no ellos, pero habiendo causa


razonable, destituía al príncipe infiel para poner uno cristiano.

Títulos de Carácter Político

La tiranía de los señores indios.

La verdadera y voluntaria elección de los barbaros


La alianza entre los indios y españoles.

Títulos de derecho de Gentes


Sociedad y comunicación natural.
Barbarie

De estos títulos se derivan también problemas y materias propios del derecho


internacional. Merece especial cita el de Sociedad y comunicación natural, considerado
como uno de los títulos más perfectos, el cual sirvió de inspiración de documentos
oficiales como la Carta de Carlos V, de 1543 dirigida a los caciques indios, en la que se
desarrollaba la idea del comercio, no desde el punto de vista del canje de productos,
sino como elemento del Derecho de Gentes.

Al sustentar el título de sociedad y comunicación natural dice el padre Vitoria: es licito


a los españoles viajar por tierras de los barbaros, negociar con ellos, gozar de las leyes y
ventajas de todos los viajantes y aun naturalizar a sus hijos nacidos allí”. Invoco la
comunicación mutua entre los hombres y afirmaba que el derecho Natural son comunes
a todos el agua corriente, el mar, los ríos y los puertos y que por derecho de gentes era
licito atracarlas naves Dondequiera; que los españoles tenían derecho de recorrer
las provincias de Indias y permanecer allí sin daño de los naturales.

-Período de los primeros

Bolívar y el congreso de panamá de 1826

El Congreso Anfictiónico convocada por Bolívar se desarrolló en la ciudad de Panamá


entre el 22 de junio y el 5 de julio de 1826 y contó con la participación de la Gran
Colombia, México, Perú, Bolivia y Guatemala. Enviaron observadores Gran Bretaña y
los Países Bajos, pero no acudió Estados Unidos, quien había sido invitado a espaldas
de El Libertador por Francisco de Paula Santander, gobernante de Colombia.

-El tratado de unión, liga, y confederación perpetúa.

Otros acuerdos del congreso de panamá.

-Labor de los congresos hasta 1888.

Conclusión

Podemos concluir este trabaja diciendo que estos temas son de basta importancia para
eldesarrollo del curso pues por medios de estos temas podemos apreciar un poco sobre
el iniciodel derecho americano sobre todos con estos temas concernientes al Padre
Victoria (comogénesis del derecho, sus discusiones acerca del descubrimiento su
Relectio de Indis, su tesislegitima y justos títulos) y culminando con el alzamiento
como primera revelación indígenacontra los colonizadores españoles

También podría gustarte