Está en la página 1de 3

LA CONSAGRACIÓN PRODUCE LEVITAS COMPETENTES

Objetivo: Reconocer el servicio al Señor como un deber y un encargo sagrado.

Textos

: Mateo 25:14-30

I. LA FALTA DE CONSAGRACION PRODUCE SUPERFICIALIDAD EN EL MINISTERIO.

A. Aarón y la consagración de los Levitas.

1. Cuando Aarón recibió a los Levitas, lo primero que hizo fue consagrarlos al Señor

2. En el libro de Números leemos que ellos fueron apartados para el ministerio y entregados al

sacerdocio.

3. Estos Levitas jamás pusieron condiciones, jamás pensaron en otra opción que no fuera la de estar

al servicio del Señor. Era un honor.

4. Cuando se habla de formar un ministerio musical, lo primero que pensamos es en un grupo coral,

buenos músicos, buenas voces que se oigan bien, que se vean bien, que impacten a quienes les escuchan. Esperamos que ellos sean de buen testimonio consagrados al Señor, doctos en la Palabra, o sea, “perfectos”

B. Levitas sin consagración

1.- Hay iglesias, que obviamente por desconocimiento, han dejado que los ministerios musicales sean totalmente independientes y autosuficientes, llegando incluso a no tener ninguna ingerencia pastoral. 2.- Dichos ministerios deben ser intervenidos y encausarlos bien de acuerdo a las Escrituras, de lo contrario corren peligro de perderse. 3.- Un Levita sin consagración, se sentirá imprescindible; infatuado (2 Tim. 3:4), alguien que se hincha, se infla. 4.- Al trabajar con personas no consagradas al Señor, todos los objetivos que nos fijemos en cualquier aspecto del ministerio, no será fructífero. 5.- Si algo de lo efectuado lo consideramos como bueno o aceptable, solo será por el esfuerzo personal de cada uno; pero no de la unción aprobadora de Dios.

C. El profesionalismo de los Levitas

1.- La falta de consagración provoca un profesionalismo frío. 2.- Necesitan saber que no son artistas 3.- Necesitan saber y entender a cabalidad que fueron comprados a precio de sangre. 4.- Fueron llamados con un propósito definido, no de acuerdo a las habilidades que tengan, pues Dios es capaz de darnos eso y mucho más. 5.- Podremos hacer muchas cosas grandes y vistosas, grabaciones, recitales, eventos especiales, excelencia musical en lo que hagamos; pero si no hay una consagración a Dios detrás de todo lo que hacemos, nada será válido a los ojos del Señor. Pues no habrá visión, no habrá unción, solo esfuerzo y emoción.

II.

ADORADORES GENUINOS

A. El nos amó y anhela en su corazón que le adoremos, que dispongamos nuestro corazón para hacer su voluntad y que le adoremos en Espíritu y verdad

1.- Revelación de Dios

- muchos se quedan arraigados con sus gustos musicales del mundo, les es difícil desligarse de la

música que les gusta. 2.- Los gustos cambian cuando hay una revelación de la grandeza y santidad de Dios es nuestras vidas.

- ¿Cuánto tiempo se debe esperar para tener una revelación personal de Dios a este respecto?

- Si Dios dice que se olvida de nuestras rebeliones y no se acordará más de nuestros pecados, ¿por qué insistir en recordar nosotros nuestra pasada manera de vivir.

B. Levitas a través del tiempo

1.- Los Levitas de Antaño

- fueron designados por Dios para ser motivo de bendición al pueblo

- Dios es el mismo de los Levitas que estaban al servicio de Aarón.

- Aún en tiempos de crisis dentro del pueblo de Israel, no faltaron los Levitas

2.- Los Levitas de hoy

- Dios necesita hoy Levitas consagrados para bendecir a su pueblo

- consagrémonos al Señor

- consagremos nuestras voces, instrumentos, utensilios, nuestros equipos de audio, cada elemento que está al servicio del Señor, nuestro tiempo, nuestro talento, nuestras habilidades, nuestro ministerio, nuestra mente, nuestro corazón, nuestras canciones, nuestras manos, nuestros ojos, nuestros oídos, nuestra vida, nuestro ser entero.

3.- Los Levitas como canal de bendición

- Los Levitas de ahora deben de saber que solo consagrándose íntegramente al Señor, podrán ser el “cauce de bendición” que Dios busca.

- Los busca para derramar su poder sobre el pueblo

- Es una gran responsabilidad el haber sido elegidos por Dios para este ministerio.

- No nos podemos dar el lujo de utilizar a músicos y cantores en la ministración de la alabanza y

adoración congregacional sin antes haber sido consagrados al Señor.

- Dios desea moverse con su Espíritu a través de nosotros, pero si algo impide que nuestra mente y

corazón pueda contactarse y depender de Él, todo lo que hagamos, por mucho que veamos que tenga éxito o logremos agradar a quienes nos ven actuar, será en vano; pues todo será debido a nuestro esfuerzo, a nuestras ganas de hacerlo bien, a nuestro objetivo de excelencia musical, pero no a lo que Dios quiere hacer a través de nosotros.

C. Levitas como exponentes de la Gloria de Dios

1.- Si perdemos lo más importante, esto es, el saber con toda certeza que toda la gloria le corresponde al Señor, y parte de esa la gloria la queremos compartir con nuestro esfuerzo por agradar a Dios; realmente nos estamos equivocando de rumbo. 2.- Isaías 42:8 dice “… a otro no daré mi gloria…” y esto no se puede discutir, pues suyo es la gloria, nada nos pertenece, nada ha venido de nosotros. 3.- “El produce en nosotros el querer como el hacer por su buena voluntad…” Filipenses 2:1

III.

SANTIDAD QUE QUEBRANTA (Isaías 6:1-8)

A. La vida de Isaías fue conmovida

1. Había muerto su sustentador

2. Comprobó que Dios tiene el control sobre todas las situaciones

3. Cuando no hay respuestas nos preguntamos si Dios aún está en su trono.

4. No mires lo que sucede, mira hacia arriba

5. Necesitamos ser conmovidos por Dios

B. Sus ojos fueron abiertos a nuevas realidades espirituales

1. Sus ojos fueron abiertos a la santidad de Dios

- tras tener esta experiencia con el “Trono de Dios”, Isaías quedó impactado

por la grandeza y santidad de Dios.

2. Sus ojos fueron abiertos a la realidad desesperante de su propia condición

- El es responsable de su propio pecado. Sabe que la santidad de la presencia de Dios mata.

- Para poder ver a Dios, debemos primero morir a nuestros pecados y

liviandades

- La presencia de Dios trae muerte a nosotros primero y vida de gracia

después.

- Cuando hablamos de muerte, nos referimos al arrepentimiento, al

quebrantamiento y a la humillación delante del Señor.

3. Sus ojos fueron abiertos a la esperanza de la cruz

- El carbón del altar, quemó sus labios. No fue una experiencia agradable

- Cuando Dios convence de pecado, nos duele, pero también nos limpia.

- solo la cruz de Cristo puede darnos limpieza espiritual

- la limpieza se extenderá desde el púlpito hasta las bancas

C. Su corazón fue quebrantado para servir a Dios

1.

Dios solo usará a personas que lleven en su corazón la marca del quebranto

-

Bajo esta experiencia el Señor le llamó y ahora él se le ofrece a Dios

2.

Antes de servir a Dios con verdadera integridad, debemos pasar por el quebranto espiritual.

3.

El Señor quiere que vivamos esa experiencia de servicio a un Dios Santo con verdadera disposición, consagración y humildad cristiana

CONCLUSIÓN

- No debemos sucumbir ante una mediocridad espiritual por falta de consagración

- Debemos canalizar el mover del Espíritu del Señor hacia una excelencia musical, sin dejar de lado la excelencia espiritual.

- Solo cuando damos por cumplido en nuestra vida y en nuestro ministerio, el significativo paso de la consagración, Dios podrá actuar libremente en nosotros.

- Números 8:21 dice: “… y los levitas se purificaron y lavaron sus vestidos; y Aarón los ofreció en ofrenda delante de Jehová, e hizo Aarón expiación por ellos para purificarlos

- Consagración es más que un compromiso, consagración es más que lealtad, consagración es más

que fidelidad, consagración es más que excelencia musical,

- consagrarse es apartarse, consagración es estar en comunión íntima con el Señor, consagración es

estar atento al mover del Espíritu de Dios

- Después de la consagración viene el servicio

- En relación al servicio de músicos, cantores y diferentes ministerios, la Biblia es muy clara al

respecto y nos enseña: “… Aarón y sus hijos (pastores y líderes) vendrán y los pondrán a cada uno en su oficio y en su cargo