Está en la página 1de 12

CAPÍTULO I:

ADITIVOS

1.1 Definición y aspectos generales:

Los aditivos son materiales diferentes del agua, de los agregados y del cemento, estos se
agregan en pequeñas cantidades a la mezcla inmediatamente antes o durante el
mezclado, interactuando con el sistema hidratante‐ cementante. Los aditivos del
concreto son productos capaces de disolverse en agua, que se adicionan durante el
mezclado en porcentajes no mayores de 5% de la masa de cemento, con el propósito de
producir una modificación en el comportamiento del concreto en su estado fresco y/o en
condiciones de trabajo.
Modifican una o más de las propiedades del concreto o mortero fresco, fraguando y
endureciendose. Los aditivos, a diferencia del cemento, los agregados y el agua, no son
componentes esenciales de la mezcla de concreto, son importantes y su uso se extiende
cada vez más, por la aportacion que hacen a la economía de la mezcla; por la necesidad
de modificar las características del concreto de tal forma que éstas se adapten a las
condiciones de la obra y a los requerimientos del constructor. No se consideran como
aditivos los suplementos del cemento como escorias, puzolanas naturales o humo de
sílice, ni las fibras empleadas como refuerzo, los cuales pueden ser constituyentes del
cemento, mortero o concreto.

La historia del uso de aditivos químicos en los hormigones se remonta al siglo pasado,
tiempo después que Joseph Aspdin patentó en Inglaterra el 21 de octubre de 1824, un
producto que llamó Cemento Portland. La primera adición de cloruro de calcio como
aditivo a los hormigones fue registrada en 1873, obteniéndose su patente en 1885. Al
mismo tiempo que los aceleradores, los primeros aditivos utilizados fueron hidrófugos.
Igualmente, a principios de siglo se ensayó la incorporación de silicato de sodio y de
diversos jabones para mejorar la impermeabilidad. En ese entonces, se comenzaron a
añadir polvos finos para colorear el hormigón. Los fluatos o fluosilicatos se emplearon a
partir de 1905 como endurecedores de superficie. La acción retardadora del azúcar
también había sido ya observada.

En la década de los 60 se inició el uso masivo de los aditivos plastificantes, productos


que hoy en día son los más utilizados en todo el mundo, debido a su capacidad para
reducir el agua de amasado y por lo tanto para obtener hormigones más resistentes,
económicos y durables. Obras como la central hidroeléctrica Rapel y el aeropuerto
Pudahuel son ejemplos de esa época. También se inició el uso masivo de los
plastificantes en la edificación, donde como ejemplo está el edificio de la CEPAL
construido en el año 1960.

En la década del 70 se introdujeron en Chile los primeros aditivos superplastificantes,


revolucionando la tecnología del hormigón en esa época, por cuanto se logró realizar
hormigones fluidos y de alta resistencia para elementos prefabricados y para la
construcción de elementos esbeltos y de fina apariencia. Paralelamente, para la
construcción de túneles, especialmente para las grandes centrales hidroeléctricas y la
minería, se utilizó la técnica del hormigón proyectado que, a su vez, requiere de aditivos
acelerantes de muy rápido fraguado para obtener una construcción eficiente y segura.
En la década de los 80 se introdujo en Chile el uso de microsílice, material Puzolánico
que usado en conjunto con los aditivos superplastificantes permite obtener la máxima
resistencia y durabilidad del hormigón. Con este material se confeccionan hormigones
de 70 Mpa de resistencia característica, pudiendo llegar incluso a superar los 100 Mpa.
Estos extraordinarios hormigones se han utilizado en Chile en pavimentos sometidos a
fuerte abrasión en minería y obras hidráulicas. Situación Normativa de los Aditivos.

El primer conjunto de procedimientos y especificaciones data de 1950 y se relacionó al


primer tipo de aditivo, incorporadores del aire. Ya en esta normativa se observa la
necesidad de crear un grupo de procedimientos que consideran pruebas estándares,
materiales controlados, equipos específicos y parámetros comparativos con una mezcla
patrón sin el aditivo, para clasificar un producto como aditivo incorporador de aire. En
Europa los primeros conjuntos de normas datan de 1958 en España y 1963 en Inglaterra.
En 1962, ASTM extendió la normativa de clasificación a otros tipos de aditivos.

¿Para qué sirve el aditivo?

Los aditivos del concreto se añaden a la mezcla con el fin de modificar sus propiedades
de forma controlada para mejorar el desempeño del concreto en ciertas situaciones, así
como para disminuir su costo. Estas propiedades son, entre otras, la modificación del
tiempo de fraguado (aditivos acelerantes y retardadores de fraguado), el
comportamiento frente a la helada, o el control de la fluidez de la mezcla del hormigón
(aditivos reductores de agua o plastificantes).

Las razones principales para el uso de aditivos son: 

- Reducción del costo de la construcción de concreto.

- Obtención de ciertas propiedades en el concreto de manera más efectiva que por otros
medios.

- Asegurar la calidad del concreto durante las etapas de mezclado, transporte,


colocación y curado.

- Superación de ciertas emergencias durante las operaciones de mezclado, transporte,


colocación y curado.

A pesar de estas consideraciones, se debe observar que ningún aditivo de cualquier tipo
o en cualquier cantidad se le puede considerar como un sustituto de las buenas prácticas
de construcción. La eficiencia de un aditivo depende de factores tales como: tipo, marca
y cantidad del material cementante; contenido de agua, forma, granulometría y
proporción de los agregados; tiempo de mezclado y temperatura del concreto.

Los aditivos se pueden clasificar según sus funciones en:

a. Aditivos aceleradores (acelerantes).


b. Aditivos retardadores (retardantes).
c. Aditivos incorporadores de aire (inclusores de aire).
d. Plastificantes
e. Aditivos de control de la hidratación.
f. Inhibidores de corrosión.
g. Reductores de contracción.
h. Inhibidores de reacción álcali-agregado.
i. Aditivos colorantes.
j.  Aditivos diversos, tales como:
   - Para mejorar la trabajabilidad

   - Para mejorar la adherencia

   - A prueba de humedad

   - Impermeabilizantes

1.2 Tipos de aditivos:

Para el desarrollo de los diferentes tipos de aditivos, los clasificaremos desde el punto
de vista de las propiedades del concreto que modifican, ya que ese es el aspecto básico
al cual se apunta en obra cuando se desea buscar una alternativa de solución que no
puede lograrse con el concreto normal.
a) Aditivos acelerantes 
Sustancia que reducen el tiempo normal de endurecimiento de la pasta de cemento y/o
aceleran el tiempo normal de desarrollo de la resistencia.
Proveen una serie de ventajas como son:

 Desencofrado en menor tiempo del usual.

 Reducción del tiempo de espera necesario para dar acabado superficial.

 Reducción del tiempo de curado.

 Adelanto en la puesta en servicio de las estructuras.

 Posibilidad de combatir rápidamente las fugas de agua en estructuras


hidráulicas.

 
b) Aditivos retardadores

Tienen como objetivo incrementar el tiempo de endurecimiento normal del concreto,


con miras a disponer de un período de plasticidad mayor que facilite el proceso
constructivo.

Su uso principal se amerita en los siguientes casos:

 Vaciado complicado y/o voluminoso, donde la secuencia de colocación del


concreto provocaría juntas frías si se emplean mezclas con fraguados normales.

 Vaciados en clima cálido, en que se incrementa la velocidad de endurecimiento


de las mezclas convencionales.

 Bombeo de concreto a largas distancias para prevenir atoros.


 Transporte de concreto en Mixers a largas distancias.

 Mantener el concreto plástico en situaciones de emergencia que obligan a


interrumpir temporalmente los vaciados, como cuando se malogra algún equipo
o se retrasa el suministro del concreto.

 
c) Aditivos incorporadores de aire 

El congelamiento del agua dentro del concreto con el consiguiente aumento de


volumen, y el deshielo con la liberación de esfuerzos que ocasionan contracciones,
provocan fisuración inmediata si el concreto todavía no tiene suficiente resistencia en
tracción para soportar estas tensiones o agrietamiento paulatino en la medida que la
repetición de estos cielos va fatigando el material.

Los aditivos incorporadores de aire no producen las burbujas de aire que quedan
distribuidas dentro de la masa del concreto, sino que estabilizan las burbujas de aire que
normalmente se forman durante el proceso de mezcla. Estas burbujas pequeñísimas,
cuyo diámetro promedio es de 70 micras, se distribuyen en grandes cantidades
constituyéndose en esferas que facilitan el movimiento de unas partículas respecto a las
otras, por lo cual aumentan grandemente la plasticidad y manejabilidad de la mezcla.

La mejora de la durabilidad del concreto, que se obtiene con la adición de inclusores de


aire, se debe a dos factores principalmente: el primero porque estas burbujas interceptan
los canales capilares, aislándolos unos de otros y por consiguiente impiden la entrada de
agua; y segundo porque estas burbujas se comportan como depósitos de aire y al
producirse la congelación del agua, encuentra en ellos el espacio requerido para su
expansión y no produce la generación de esfuerzos internos.       

Existen dos tipos de aditivos incorporadores de aire 


a) Líquido, o en polvo soluble en agua.
b) En partículas sólidas.
d) Aditivos reductores de agua-plastificantes 

Son compuestos orgánicos e inorgánicos que permiten emplear menor agua de la que se
usaría en condiciones normales en el concreto, produciendo mejores características de
trabajabilidad y también de resistencia al reducirse la Relación Agua/Cemento.
Trabajan en base al llamado efecto de superficie, en que crean una interfase entre el
cemento y el agua en la pasta, reduciendo las fuerzas de atracción entre las partículas,
con lo que se mejora el proceso de hidratación.
Muchos de ellos también desarrollan el efecto aniónico que mencionamos al hablar de
los incorporadores de aire.
Usualmente reducen el contenido de agua por lo menos en un 5% a 10%.
Tienen una serie de ventajas como son:
a) Economía, ya que se puede reducir la cantidad de cemento.

b) Facilidad en los procesos constructivos, con ahorro de tiempo y mano de


obra.

c) Trabajo con asentamientos mayores sin modificar la relación Agua/cemento.


d) Mejora significativa de la impermeabilidad

e) Posibilidad de bombear mezclas a mayores distancias sin problemas de atoros,


ya que actúan como lubricantes, reduciendo la segregación.

e) Aditivos de control de hidratación

Los Aditivos Estabilizadores de Hidratación son una nueva generación de retardadores


de fraguado. Mientras que los retardadores tradicionales son útiles para escasos tiempos
de retraso, en muchos casos es necesario un tiempo de fraguado mayor y más
controlado. Estos aditivos están formulados para proveer esta extensión de fraguado,
con la ventaja de que es extremadamente controlable, con rangos que van desde unas
pocas horas hasta retrasos controlados de más de 30 horas. Cabe decir que con el uso de
los estabilizadores de hidratación, el horizonte de plasticidad puede ser extendido de
una manera controlada para brindar flexibilidad, y oportunidades para muchos
proyectos que se ven limitados por estas cuestiones

f) Inhibidores de corrosión

Los inhibidores de corrosión son un tipo particular de aditivo químico para hormigón
cuya función principal no va dirigida a actuar directamente sobre el hormigón en sí, sino
sobre la armadura protegiéndola frente al ataque de agentes agresivos.

Las armaduras de acero en el concreto se encuentran en un estado pasivado debido a la


elevada alcalinidad del medio que las mantiene pasivadas. La despasivación del medio
alcalino se produce por la alteración del entorno (carbonatación), aumentando la
velocidad de corrosión.

Además de la presencia de agua y oxígeno, necesarios para la corrosión, la presencia de


algunas sales actúan como catalizadores de esta reacción acelerando también los
procesos de corrosión.

El empleo de inhibidores de corrosión puede minimizar significativamente las


consecuencias de estos ataques, ya que son aditivos químicos capaces de prevenir o
retardar la corrosión de armaduras embebidas en hormigón.

1.3 ADITIVOS EN EL MERCADO NACIONAL

Como en todo mercado, y por lo mencionado en los capítulos anteriores, la


variedad de aditivos es grande y su aplicación se determina por las necesidades
presentes en la  construcción. Las necesidades surgen a los distintos tipos de
suelos y climas, esto hace que en el perú surjan distintas necesidades de
productos ya que poseemos una diversidad de climas. 

En el mercado nacional encontramos tres empresas que destacan en la oferta de


aditivos como lo son Chema Perú, Sika, y Crystal. 

A continuación veremos algunos de los productos de aditivos más destacados en


el mercado nacional.
a) CHEMA 

 Impermeabilizantes integrales

 Acelerantes para el concreto

 Plastificantes para el concreto 


 Retardantes de fragua para el concreto

 Incorporadores de aire
 Chema inhibidor de corrosión

 Desmoldantes para encofrado


 Norma RNE-E060
Concreto Armado

2.1.Requisitos generales:
2.1.1. Alcance:
La norma fija los requisitos que cumpliran el analisis, diseño, control de calidad
y supervision de estructuras del concreto armado, simple y pre esforzado
2.1.2. Proyecto y ejecución de una obra:
 Los cálculos, planos, detalles y especificaciones técnicas deberán llevar la firma
de un Ingeniero Civil colegiado, el cual será el único autorizado a aprobar
cualquier modificación de los mismos
 La obra debe ser inspeccionada por ingenieros civiles colegiados, los cuales
serán responsables del procedimiento que se realice en estas así como el
cumplimiento de los planos.

2.2. Definiciones: 
2.2.1. Concreto armado: Está compuesto por de 4 elementos; arena, grava,
cemento y agua, formando así una especie de piedra resistente. Es por eso que se
usa en las estructuras ya que ofrece una buena capacidad para someterse a la
compresión 
2.2.2. Acero de preesforzado: Es un elemento de resistencia alta como alambre,
que se usa para aplicar fuerzas de preesforzado al concreto.
2.2.3. Aditivo: Material  sacado del cemento hidráulico, que es usado como
componente del concreto y es añadido antes o después de de su mezclado.
2.2.4. Aditivo acelerante: Sustancia que al ser añadido con el concreto, mortero
acorta el tiempo de fraguado.
2.2.5. Aditivo incorporador de aire: aditivo que tiene propósito incorpora aire en
forma de burbujas.
2.2.6. Agregado: Material granular de origen natural o artificial que es empleado
con un medio para formar concreto o mortero hidráulico.
2.2.7. Agregado fino: Agregado proveniente de la desintegración natural o
artificial, que pasa del tamiz 9.5 mm (⅜”).
2.2.8. Agregado grueso: Agregado retenido en el tamiz 4,75 mm (N°4),
proveniente de la desintegración natural de las rocas.
2.2.9. Arena: Agregado fino proveniente de la desintegración natural de las rocas
2.2.10. Cemento Portland: Producto obtenido de la pulverización del clinker
portland. Se admite la adición de otros productos pero que no excedan el 1% en
peso total.

2.3. Materiales: 
2.3.1 Ensayos de materiales:
- La Supervisión o la autoridad competente podrá ordenar, en cualquier etapa de
ejecución del proyecto, el ensayo de cualquier material empleado en las obras de
concreto, con el fin de determinar si corresponde a la calidad especificada.
- Estos ensayos deben cumplir con las Normas Técnicas Peruanas (NTP)
correspondientes.
2.3.2 Cemento:
- El cemento debe cumplir con las NTP correspondientes

- El cemento usado en obra debe corresponder al que se tomó como base para la
dosificación del concreto
2.3.3. Agregados:
- Los agregados que no cumplan con los requisitos indicados en las NTP,   
podrán ser utilizados siempre que el Constructor demuestre, a través de ensayos
y por experiencias de obra, que producen concretos con la resistencia y
durabilidad requeridas.
2.3.4. Agua:
- El agua que se empleará en la preparación debe ser de preferencia potable
2.3.5. Acero de refuerzo:
- El refuerzo debe ser corrugado. Se puede utilizar refuerzo consistente en
perfiles de acero estructural o en tubos y elementos tubulares de acero de
acuerdo con las limitaciones de esta Norma
2.3.6. Refuerzo corrugado:
- Las barras corrugadas deben cumplir con una de las NTP, excepto que para
barras con fy mayor que 420.
- El alambre corrugado para refuerzo del concreto debe cumplir con la NTP
341.068 excepto que el diámetro del alambre no debe ser menor que 5,5 mm y
para el alambre con fy mayor de 420
2.3.7. Refuerzo liso:
- Los alambres lisos para refuerzo en espiral deben cumplir con ASTM A 82,
excepto que para alambres con fy superior a 420. 
2.3.8. Aditivos:
- Los aditivos que se usen deben ser sometidos a la aprobación de un Supervisor
ya que debe demostrarse que el aditivo usado en obra es capaz de mantener
esencialmente la misma composición y comportamiento que el producto usado
para establecer la dosificación del concreto
2.3.9. Almacenamiento de materiales:
- El material cementante y los agregados deben almacenarse de tal manera que
se prevenga su deterioro o la introducción de materias extrañas. En caso que
alguno de estos se haya deteriorado material o contaminado debe utilizarse en la
elaboración del concreto. 

2.4 Encofrados, tuberías embebidas y juntas de construcción

2.4.1 Diseño de encofrados:

- Los encofrados deberán permitir obtener una  estructura que cumpla con los
perfiles, niveles y alineamientos y dimensiones de los elementos según lo
indicado en los planos de diseño y en las especificaciones.- Los encofrados
deberán ser suficientemente herméticos para impedir la fuga del mortero y
además deben estar adecuadamente arriostrados o amarrados entre sí de tal
manera que conserven su posición y forma

- Los encofrados y sus apoyos deben diseñarse de tal manera que no dañen las
estructuras previamente construidas.

-El diseño de los encofrados debe tomar en cuenta la velocidad y los métodos de
colocación del concreto; todas las cargas de construcción incluyendo las de
impacto; los requisitos de los encofrados especiales necesarios para la
construcción de cáscaras, losas plegadas, domos, concreto arquitectónico u 
otros tipos de elementos.

- Los encofrados para elementos de concreto preesforzado deben estar diseñados


y construidos de tal manera que permitan los movimientos del elemento sin
causarle daños durante la aplicación de la fuerza de preesforzado.

2.4.2 Remoción de encofrados, puntales y reapuntalamiento:

- Los encofrados deben retirarse de tal manera que no se afecte negativamente la


seguridad o condiciones de servicio de la estructura. El concreto expuesto por el
desencofrado debe tener suficiente resistencia para no ser dañado por las
operaciones de desencofrado.  Para determinar el tiempo de desencofrado se
debe tomar en cuenta las cargas de construcción y las deflexiones que estas
podrían ocasionar.

-  El constructor debe definir un procedimiento y una programación para la


remoción de los apuntalamientos deben ser entregados por el constructor cuando
esta lo requiera: el análisis estructural y los datos sobre la resistencia del
concreto empleados en la planificación e implementación del desencofrado y
retiro de apuntalamientos deben ser entregados por el constructor a la
supervisión cuando esta lo requiera; solamente cuando la estructura, en su estado
de avance, en conjunto con los encofrados y apuntalamientos aún existentes
tengan suficiente resistencia para soportar de manera segura su propio peso y las
cargas colocadas sobre ella, podrán apoyarse cargas de construcción sobre ella o
desencofrarse cualquier porción de la estructura. La demostración de que la
resistencia es adecuada basada en los análisis de los ensayos realizados de
probetas duradas en obra.

-No se deben aplicar cargas de construcción que excedan la suma de las cargas
muertas y vivas utilizadas en el diseño sobre la estructura sin apuntalamiento, a
menos  que por medio de un análisis estructural se demuestre que existe
resistencia suficiente para soportar estas cargas adicionales.

2.4.3 Tuberías y ductos embebidos en el concreto

- Se permite embeber en el concreto tuberías, ductos e insertos que materiales


que no sean perjudiciales para el concreto siempre que haya previa aprobación
basados en limitaciones en puntos ya expuestos en la norma.

-No se deben dejar embebidos en el concreto estructural, tuberías y ductos de


aluminio, a menos que se recubran o se pinten adecuadamente para evitar la
reacción concreto-aluminio la acción electrolítica entre el aluminio y el acero.

- Los ductos, tuberías e insertos que pasan a través de losas, muros o vigas no
deben debilitar significativamente la resistencia de la estructura.

2.4.4 Juntas de construcción

- Las juntas de construcción deben ser especificadas de manera clara en los


documentos de construcción y cualquier variación debe ser aprobada por la
supervisión.

-La superficie de concreto en las juntas de construcción debe limpiarse y estar


libre de lechada. Inmediatamente antes de iniciar una nueva etapa de colocación
del concreto las juntas de construcción deben humedecerse y debe eliminarse el
agua empozada.

- Las juntas de construcción deben hacerse y ubicarse de manera que no


perjudiquen la resistencia de la estructura. Además las juntas de construcción en
los pisos y techos deben estar localizadas dentro del tercio central del vano de
losas, vigas y vigas principales.

- Las juntas de construcción en las vigas principales deben desplazarse a una


distancia mínima de dos veces el ancho de las vigas que las intercepten.

- Las vigas y las losas apoyadas sobre columnas o muros no deben vaciarse hasta
que el concreto del apoyo vertical haya endurecido hasta el punto que haya
dejado de ser plástico.  Esto es necesario para evitar el agrietamiento en la
interfase entre el apoyo y el elemento que se apoya, causado por la exudación y
asentamiento plástico el concreto en el elemento de apoyo.

También podría gustarte