Está en la página 1de 4

1. CONFLICTO Y SUS CARACTERÍSTICAS PARA EL DERECHO.

El término conflicto es definido por La Real Academia Española de la Lengua como “lo
más recio de un combate. Angustia. Apuro, situación desgraciada o de difícil salida.
Lucha efectiva o temida entre dos o más Estados”.

El conflicto define en buena parte el hecho de vivir, es connatural a la vida misma y a


todas las manifestaciones de ésta. Todos los países, razas, grupos y clases sociales;
todas las edades, hombres y mujeres, experimentarán y vivirán, consigo mismo o en sus
relaciones con su entorno, situaciones de conflicto. (Vinyamata, 2001)

La humanidad se ha dotado de instituciones como la Religión, la Política o la Justicia


para buscar solución, resolver conflictos y restaurar la normalidad cuando ésta se ha
visto alterada de manera grave. En un principio, policía y ejércitos se concibieron para
protegerse de los desmanes, de las agresiones y de las luchas que atentaran a la
necesaria seguridad que la vida necesita para desarrollarse en plenitud. (Vinyamata,
2001)

El conflicto es la situación de discrepancias entre dos o mas individuos, quienes no logran


ningún acuerdo, esto provoca tensión; y no distingue situación social.

Se considera el conflicto como una situación social, familiar, de pareja o personal que
sitúa a las personas en contradicción y pugna por distintos intereses y motivos —
teniendo en cuenta que por contradicción se entiende la oposición de dos o más
personas o grupos étnicos, sociales y culturales, o la manifestación de
incompatibilidades frente a algún asunto que les compete, y por pugna la acción de
oponerse a la otra persona, la lucha que se presenta por la intención de su decisión.
(Bonilla, 1998)

En este mismo sentido, Según (Jares, 2001) enuncia el conflicto como la esencia de un
fenómeno de incompatibilidad entre personas o grupos y hace referencia tanto a los
aspectos estructurales como a los personales, es decir, que el conflicto existe cuando
se presenta cualquier tipo de actividad incompatible.
2. EL DERECHO EN EL CONFLICTO.

El en derecho, se trata de solucionar los conflictos de la forma mas sana y relevante,


aplicando las normas para el buen vivir, usando medios jurídicos para lograr una
mediación con ello.

Este trata de llevar sanamente la solución de algún tema en discusión, elevándolo a la


justa retribución sin llegar a daños físicos, ni materiales.

Los medios jurídicos, representan la vía de solución de controversias, aplicando los


diferentes órganos de justicia, logrando ser escuchados las partes involucradas, y dar un
justo veredicto a la parte afectada.

Repasemos el camino que hemos recorrido hasta aquí. Empezamos constatando el


carácter acusadamente jurídico de nuestras sociedades (mayor cuanto más "avanzada"
es la sociedad). Luego vimos que eso no era necesariamente un dato positivo, en el
sentido de que un mayor desarrollo jurídico -y, en general, una mayor complejidad social-
no significa necesariamente una sociedad mejor ordenada, más justa. Nos planteamos
a continuación si el Derecho es un fenómeno que ha estado presente en todos los tipos
de sociedad y llegamos a la conclusión de que no: en relación con los esquimales (y los
antropólogos están de acuerdo en que no son un caso único: otro tanto podría decirse
de muchas otras "sociedades primitivas" existentes hoy en día o en el pasado) no tiene
mucho sentido hablar de Derecho, dado que no encontramos allí ninguna de las
instituciones que parecen ser características de los sistemas jurídicos evolucionados. En
otros casos (como el de los cheyennes), cabría hablar de un Derecho rudimentario o
primitivo, dado que existen esas instituciones (o algunas de ellas) aunque no estén
conformadas exactamente como sus homólogas en las sociedades contemporáneas
avanzadas.
3. CARACTERÍSTICAS DE LOS CONFLICTOS

• El conflicto es algo natural.

• El conflicto involucra un problema de poder. Este tema resulta evidente ya que


siempre va a existir dentro de un conflicto una parte que tenga ventajas sobre la
otra.

• La intervención de dos o más personas. Cuando se habla de los sujetos que


intervienen en el conflicto no solo se debe presumir que los conflictos son
interpersonales, sino que también intervienen en éstos grupos, comunidades,
organizaciones, etc.

• Un conflicto no es necesariamente el problema central. El problema se lo puede


considerar como la parte objetiva y al conflicto como una parte subjetiva,
dependiendo siempre de las percepciones.

• Un conflicto siempre es visible. Se lo puede observar y caracterizar.

• Los conflictos se pueden originar por la escasez de posiciones o de recursos. Este


elemento puede ser atribuido por ejemplo a la exigibilidad de un derecho por el
acceso a ciertos recursos naturales.

• El conflicto es de causalidad múltiple.

• Los conflictos deben estar involucrados con la acción, deben ser dinámicos,
implican un costo, todos los conflictos son distintos y necesariamente deben tener
un fin”.

• La contraposición de intereses. La pugna por intereses es lo que hace que el


conflicto se constituya como tal, es donde las partes o sujetos que intervienen
encuentran la controversia. A pesar de tener el conflicto estas características
generales. Vale la pena mencionar que, por la misma naturaleza de cada uno y
por el contexto propio en el que se generan, por parecidos que resulten ser “ningún
conflicto es igual”. (COLOMBIA, 2017)

También podría gustarte