Está en la página 1de 2

Consolar es estar con la soledad del otro. Ir a su encuentro para abrazarla y acogerla.

Para decirle –como coreaban muchísimos cuando llegamos a la Ciudad de México–: “No estás solo”. “No estamos solos”. “Tu dolor es el nuestro”. Javier Sicilia La cobertura de los medios de comunicación en México no sólo es insuficiente por el sesgo y la cooptación creciente del duopolio televisivo en México, por la nefasta conducción de las normativas del Estado para la regulación sobre las telecomunicaciones y el derecho a la información: se legisla para Televisa y TvAzteca, y se des-comunica para la conservación autoritaria del ‘Estado policiaco-militar’ mexicano; mientras se suspende, temporalmente, la ciega desregulación al monopolio político-informativo de Telmex que llevó a la concentración de poder y de riqueza más escandalosa y canalla que se conozca en la historia socioeconómica del país, mientras se margina la verdadera democratización de los medios y la información. Además de estas degradantes condiciones, la cobertura de la realidad social mexicana es insuficiente porque el cronómetro de la violencia, la corrupción y la impunidad rebasan el cronómetro y el mapa de los días y noches de un México en guerra, un México hundido en preocupantes condiciones de ‘excepción’: la suspensión de las garantías individuales se extienden a la par de la prohibición del reclamo a la ciudadanía fundamental, al derecho humano de exigir y reclamar justicia, al derecho de tránsito, al derecho de ser y vivir como ciudadano o inmigrante pobre... La naturalización de la muerte en el país, hace de los ¡40 mil muertos y de los más de 10 mil desparecidos! a causa y durante la guerra contra el narcotráfico iniciada por Felipe Calderón en 2006/7, una cifra ¡“necesaria y colateral”! de un fin último: el sostenimiento de un régimen político ilegítimo y el uso del dolor y la vida en México para compensar el déficit

al menos hoy tenemos un referente de articulación social que lucha por hacer germinar un tejido de vida. injustificada. al reclamo de justicia y al consuelo. De allí.. Más allá de la divergencia interna del rumbo y discurso que deberá tomar este movimiento civil pacífico frente a la coyuntura político-electoral del país y el matiz ideológico de sus consignas.sufrido las miles de víctimas in visibilizadas durante tantos años de violencia. y sustentar el suministro del mercado de consumo de drogas ilícitas más grande del mundo. que es ésta de la información colectiva autónoma a los grandes medios. que les envíe los siguientes documentos últimos de Javier Sicilia. Saludos y sigamos con la red… Pablo Uc   . del colectivo Subversiones que narran con mucha sensibilidad lo vivido en la última Caravana que arribó a Cd. nos dan un margen esperanzador para reclamar nuestro derecho a informarnos y a demandar el derecho a vivir.. Juárez el pasado 10 de junio. las últimas acciones de la Caravana por la Justicia y la Dignidad --después bautizada como Caravana del consuelo--. al que podemos escuchar. y en el que podemos gritar contra la soledad que han -y quizás hemos. y las crecientes formas de repudio al autoritarismo de la violencia y de desobediencia pacífica civil.-. El derecho al duelo. enfrentan un espacio de suspensión creciente ante la desinformación y el congelamiento (y secuestro) político de los sectores vitales en la evaluación de un proyecto de país universidades. sindicatos. pero en los pliegues de estas sombras. y algunos vínculos informativos que considero importantes para consolidar la primera acción colectiva de resistencia.de una economía de guerra averiada en los Estados Unidos de América. siempre. medios.