Está en la página 1de 3

35 

Él era antorcha que ardía y alumbraba; y vosotros quisisteis regocijaros


por un tiempo en su luz. JUAN 5: 35
Una antorcha era un Manojo de maderas fuertemente atadas entre sí e
impregnadas de aceite y sustancias resinosas, que encendido sirve como
medio de iluminación (Gn 15.17; Jn 18.3). Se utilizaba también como
elemento de guerra (Zac 12.6).
En la antigua Grecia, los corredores competían en una carrera de relevos
que se llamaba lampadedromía1. En la carrera, los corredores sostenían una
antorcha en la mano y se la pasaban al siguiente corredor hasta que el
último integrante del equipo cruzaba la línea de llegada.
El premio no se otorgaba al equipo que corría más rápido, sino al primer
equipo que alcanzara la meta con su antorcha aún encendida.

Nuestro Señor Jesús al hablar de Juan el bautista le recuerda como una


antorcha con dos características muy especiales que son:

1. Ardía
2.  Alumbraba

La cualidad de la antorcha como otra luz es que solo se encienden cuando


está oscuro es decir para iluminar el lugar sobre el cual está. Un
NOSOTROS MIS HERMANOS ESTAMOS LLAMADOS A SER ESA
antorcha ENCENDIDA UNA ANTORCHAQUE LLEVEMOS ESA LUZ
PARA ILUMINAR LA OSCURIDAD SOMOS LUZ LLEGAR EN LA
OSCURIDAD O los malos momentos de los demás, PARA LLEVAR
ESA LUZ QUE DISIPE ESA OSCURIDADno llega a ser tropiezo sino a
hacer ayuda. Es una persona que en los momentos difíciles posee domino
propio y templanza. Y SER ESA PERSONA QUE LLEVE ESA
PALABRA DE VIDA
NO SOLAMENTE TENEMOS QUE ALUMBRAR O ESTAR
ENCENDIDO SINO ARDER CUANDO HABLAMOS DE LA
PALABRA ARDER
Estar muy agitado por una pasión o un movimiento del ánimo. Arder DE, o
EN, amor, odio, ira AQUÍ VEMOSCOMO ES NUESTRO CARACTER
El decir que Juan ardía define su carácter como cristiano; un predicador
que ardía como mensajero de Dios.ESTAMOS LLAMADOS A ARDER
EN AMOR, EN JESUS, POR JESUS, ARDER EN AMOR A NUESTRO
PROJIMO, ARDER EN PASION PARA SERVIRLE A NUESTRO
SEÑOR, ARDER EN PREDICAR SU PALABRA SER ESE
MENSAJERO DE DIOS

ESTAMOS LLAMADOS A SER La antorcha PARA ILUMINAR Y


ARDER estaba encendida pero no era suficiente, tenía que iluminar, tenía
que alumbrar a los que a él se acercaran. Y ARDER EN PASION POR
CRISTO

Mateo 5 16
16 Así alumbre vuestra aluz delante de los hombres, para que vean vuestras
buenas bobras y cglorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.ES
DECIR ALUMBRAMOS TAMBIEN DANDO EL EJEMPLO CON
NUESTRO TESTIMONIO

 NO ES SOLAMENTE debe brillar y arder a la vez: luz del conocimiento


de lA palabra de Dios que debe llenar su entendimiento; y arden en pasión
para servirle a nuestro Señor
La antorcha simboliza la rectitud del carácter (Jn 5.35), la luz que brota de
las Sagradas Escrituras (2 P 1.19) y la esperanza AL PREDICAR SU
EVANGELIO (Is 62.1). Con la antorcha: nuestra vida, testimonio,
resultados, frutos, victorias, logros, vida ejemplar, matrimonios,
empleos, mi modo de caminar.TENEMOS QUE SER ESA
ANTORCHA ENCENDIDA QUE ALUMBREN Y ARDA EN AMOR AL
SERVICIO A NUESTRO SEÑOR PARA QUE ASI PODAMOS
TERMINAR LA CARRERA ALCANZAR LA VICTORIA EN CRISTO
JESUS ESA CORONA DE VIDA ETERNA
¿Cuántas veces hemos comenzado algo y no lo hemos terminado?
¿PODEMOS NO TERMINAR ESTA CARRERA SI NOS DEJAMOS
VENCER POR EL DESANMOS, APATIA TRISTEZA EL
TEMORRSTAMOS LLAMADOS A TERMINAR ESTA CARRERA

TropezaMOS, fallamos y, en ocasiones, tener el deseo de abandonar la


carrera son parte de la naturaleza humana; pero como GUERREROS DEL
SEÑOR de Jesucristo nos hemos comprometido no solo a comenzar la
carrera, sino también a acabarla, y a hacerlo con nuestra antorcha ardiendo
con intensidad. El Salvador prometió a Sus discípulos: “…el que persevere
hasta el fin, éste será salvo” (Mateo 24:13).
No importa cuán a menudo o cuán lejos caigamos, la luz de Cristo siempre
arde intensamente y, aun en la noche más profunda, Su luz disipará las
sombras y volverá a encender el fuego en nuestra CORAZON si tan solo
damos un paso hacia Él. la única manera en que podemos perder la carrera
es si finalmente cedemos o nos damos por vencidos.
Es necesario que recordemos que también fuimos llamados a ser antorchas
encendidas; para que con la luz que Jesús ha depositado en cada uno de
nosotros, iluminemos la vida y los caminos de quienes no tienen dirección
para que puedan llegar a Dios. ESA ANTORCHA SE LLENE CONESE
ACEITE DE LA UNCION QUE CONSEGUIMOS SI NOS
MANTENEMOS EN COMUNION CON NUESTRO SEÑOR EN LA
PRESENCIA DE NUESTRO SEÑOR PARA QUE NOS LLENE A
TRAVES DE SU SANTO ESPITITU Y QUE LA LUZ DE QUE A
VECES NOS SENTIMOS DESFALLECER, CONSUMA TRISTEZA
SANE NUESTRA HERIDAS, RESPLANDEZCA EN NUESTRA VIDA
Procura que tu luz nunca se apague y que tu fuego lo contagies con todos
los que te rodean. A pesar de que los últimos años han sido difíciles
para todos, no podemos i negociar a nuestra fe, es un tiempo de
entender que ¡SOMOS ANTORCHAS!, y de esta manera no podemos
retroceder. 

También podría gustarte