Está en la página 1de 9

4.

- Proceso de construcción de columnas y vigas de concreto armado:


PROCESO DE CONSTRUCCIÓN DE COLUMNAS DE CONCRETO ARMADO:
Carneiro (2006) destaca que, las columnas se diseñan con secciones transversales y
rigidizadores en función del esfuerzo que deben resistir, normalmente distribuyendo el
esfuerzo longitudinal de forma simétrica entre las caras de la sección transversal de
manera que no exista excentricidad en el elemento. El comportamiento de la columna
y, en última instancia, el modo de falla depende del grado de tensión axial a la
resistencia de la tensión de flexión. Entonces, para crear el proceso correcto al realizar
la configuración, debe seguir estos pasos:
1. Lectura de plano de estructuras
Las columnas deben colocarse de acuerdo con el plan estructural. Toda la
información necesaria, las medidas y la cantidad de hierro utilizada deben
aparecer en el plano.
2. Encofrado
Lo primero que debe hacer es encofrar las columnas. Está armado con un marco hecho
de tablas verticales y medias tablas. El primer marco se coloca en la base de la
columna, el segundo a unos 30 cm. Los siguientes marcos se colocan a intervalos de 40
cm. Cuando se alcanza la altura de la viga, se hace un corte lateral para colocar el
tablero que servirá de fondo de la viga. (Clímaco, 1995)
Según Rodríguez (2017), el encofrado que formará al encofrado de la columna debe
limpiarse y engrasarse antes de verter el hormigón. Antes de colocar el encofrado en
cada columna, se debe asegurar que el montaje, solape y distribución de estribos se ha
realizado de acuerdo al plano estructural. Después de eso, las tablas se colocan con la
base del encofrado calcada a las tablas y alineadas lo mejor posible de acuerdo con la
sección transversal de las columnas. Para sostener inicialmente el encofrado, clave la
tabla hasta que se sostenga por sí misma. En este punto, se colocan mordazas o
abrazaderas para ajustar la forma y mantener constante la sección transversal para
evitar protuberancias y desalineaciones. Las abrazaderas deben estar niveladas y
encajar bien en el tablero.
Luego, debe apoyar las publicaciones y hacer que se mantengan en posición vertical.
Los montantes se apoyan en tablas clavadas en los montantes dejados a tal efecto
durante el vaciado de las placas, no rompiéndose nunca estas últimas para soportar los
montantes. El tensor, un alambre trenzado, se amarra al encofrado y placa gracias a
los montantes propuestos anteriormente. Es importante apoyar los tres lados del
encofrado para que la columna quede vertical en todos los lados.
De acuerdo con Albuquerque y Silva (2014), una forma de verificar la verticalidad de un
encofrado es usar un cilindro (no se usa para pruebas de resistencia a la compresión) y
tornillos tomados para medir la resistencia del concreto. En la parte superior, el hilo
está conectado a uno de los elementos horizontales de la forma. En la parte inferior,
está conectado a un cilindro de hormigón para crear una base vertical durante el
proceso de vertido de hormigón. De esta forma, puede verificar continuamente la
verticalidad del formulario para evitar el colapso del formulario.
3. Colocación de armadura en columnas de concreto
 Acero de refuerzo
Las barras de refuerzo deben colocarse con la longitud y el diámetro especificados en
el diseño estructural. La longitud de traslape y ubicación de las barras longitudinales
no debe exceder más de la mitad de las barras a la misma altura que indica la NSR –
10, deben ser externas y no muy cercanas a los apoyos. Los estribos se distribuyen
según diseño, teniendo en cuenta el área restringida, a partir del nudo establecido en
el apartado C.21.3.5.6 de la NSR.10. Es suficiente colocar un par de estribos sobre la
parte a vaciar para asegurar que la varilla permanezca en su lugar. (Duarte, 2011)
Así es como Cánovas (1988) en su obra recomienda el No. 4 como diámetro mínimo de las
barras de refuerzo longitudinales, y los estribos son muy efectivos para aumentar la
resistencia de la columna. Evitan que las barras longitudinales se desplacen durante la
construcción y evitan la tendencia de las propias barras a doblarse hacia afuera cuando
se aplican cargas que pueden agrietar la cubierta exterior de hormigón.
Como destaca Escobar (2003), en la construcción de una columna de sección circular
se utiliza una espiral como refuerzo transversal y, a diferencia del estribo que se
muestra en el plano, generalmente se fabrica en obra. El refuerzo en espiral es muy
importante y no debe ser reemplazado con el mismo efecto por estribos circulares
individuales no colocados en el NSR-10. La hélice proporciona una sujeción adicional al
núcleo de hormigón. El refuerzo de la columna debe estar amarrado a la cimentación.
Porque antes había que dejar un bigote saliendo de la base, ya fuera patín o dado. Este
hierro que sobresale debe doblarse en forma de gancho o de L para que encaje bien
con la nueva armadura.
4. Vaciado del concreto
Antes de verter el hormigón, el lado interior del encofrado debe humedecerse
completamente para evitar la pérdida de agua del hormigón. Esto se debe a que puede
afectar las propiedades de la mezcla. Al verter el concreto en la formaleta, se
recomienda vaciar con alturas inferiores a 1,2 metros, si no es posible, se pueden
utilizar tubos o canaletas procurando que el concreto no golpee el refuerzo ni la
formaleta para evitar la segregación durante la colocación del concreto ( Cánovas, 1988).
Cuando se vierte el concreto en las columnas, el concreto debe endurecerse con un
vibrador convencional para eliminar el aire atrapado durante el proceso y lograr la
reorganización del agregado para una distribución uniforme. También es importante
golpear la parte inferior del encofrado con un mazo de goma (también llamado
latigazo cervical) para eliminar las burbujas de aire atrapadas y evitar que se formen
hormigas.
Para finalizar el vertido, la altura de la columna debe superar los 2 cm
aproximadamente para evitar pérdidas de volumen del hormigón durante el fraguado.
Cuando se completa el vaciado, la columna debe volver a conectarse inmediatamente
para asegurarse de que permanece en la posición correcta.
El encofrado no se puede quitar hasta que el concreto haya alcanzado una resistencia
del 15 al 20 % a los 28 días. Después de quitar los postes, la tarea es verificar si hay
hormigas y analizarlas para ver si se han reparado con epóxido o si la estructura se
debe demoler por completo y volver a fundir.
5. Curado del elemento
Se puede usar una variedad de técnicas para curar el concreto, pero en general, los
revestimientos plásticos se usan para evitar la fuga de humedad y permitir que el
cemento reaccione satisfactoriamente. Otra forma es taparlos con un saco y bajar
constantemente la manguera.
PROCESO DE CONSTRUCCIÓN DE LAS VIGAS DE CONCRETO ARMADO:
Cánovas (1988) comparte que, una viga es un elemento que funciona para resistir el momento
flector que actúa en su sección transversal y es un factor esencial para determinar las fuerzas
que interactúan en una estructura. Porque así se calcula la resistencia y se transmite esa fuerza
sin roturas ni deformaciones. Es importante tener en cuenta que cada sección transversal tiene
una fuerza interna que se puede descomponer en fuerzas normales y tangenciales a la sección
transversal. Hay diferentes tipos de vigas:

Vigas solares: se colocan en muros portantes de cabeza y deben tener el mismo ancho que
estos.

Si la viga se coloca sobre un muro de cuerda portante, la viga debe ser más ancha (23
centímetros). De esta forma, se puede evitar la formación de jaulas de cangrejos.

Todas las vigas de contención que se construyan deben cumplir con los requisitos
especificados en el plan estructural en términos de tamaño y calidad del hormigón utilizado.
Aquí hay algunos datos que un plan estructural puede proporcionar:

 El diámetro y la cantidad de fierros que debes colocar.


 La longitud de los traslapes del refuerzo.

Además, en el caso de unir las barras de hierro de la viga, la cantidad de unión en una misma
zona de la viga no debe exceder el 50%. De manera similar, la distancia entre las vueltas de
reemplazo debe ser mayor a 30 veces el diámetro de la barra de refuerzo.

El refuerzo que se use en la viga siempre debe apoyarse en los dados de concreto, los cuales:

 Deben tener una altura de 4 cm.


 El concreto de los dados debe tener la misma resistencia que la viga.
Es por ello que Moraes (2009) nos comparte cada uno de los puntos que intervienen en el
proceso de construcción de vigas de Hormigón armado:

1. Encofrado:
Coloque la parte inferior de la viga (una tabla de 1 pulgada entre los postes). Este piso debe
tener el ancho de la viga y se apoya sobre riostras (bolillos). El puntal consiste en una
cabeza (tira de 2" x 2") unida a una bobina de eucalipto, que sirve para sostener el fondo.
Deben colocarse cada 80 cm en todo el largo de la viga y se apoyan en cuñas que sirven
para nivelar el encofrado de vigas.

Una vez colocada la parte inferior de la viga, se coloca el encofrado lateral y se nivela toda la
estructura mediante un sistema de conexión de barco (manguera). El sistema consiste en
medir la altura de todos los pilares y referenciados a la altura más baja, todos marcados a la
misma altura para que todas las vigas queden perfectamente niveladas y las losas estén
perfectamente niveladas.

Colocar chaflanes en las esquinas del encofrado en toda su longitud para evitar roturas al
desencofrar. El perfil lateral exterior de la viga de esquina tiene la altura de la viga y debe
arriostrarse con un listón para evitar posibles desplazamientos al hormigonar.

2. Doblado y montaje de armaduras

El doblado y corte del refuerzo se realiza de acuerdo con las medidas del plano estructural.
Debido a la dificultad de ensamblar el hierro en la unión de las vigas dentro del encofrado, esto
debe hacerse en un poste de hierro de ½” a 1 m de altura sobre el encofrado de losa. Haz cada
3m.

Una vez colocados los bizcochos en los estribos inferior y laterales, se retira la base y se baja al
encofrado, cuidando que todos los rigidizadores de la viga coincidan con sus ejes.

3. Colocado del hormigón

El hormigón se vierte de acuerdo con las especificaciones de preparación y vertido del


hormigón. Si tiene una viga bidireccional y la barra de refuerzo en la intersección es muy
densa, debe verter el hormigón desde la columna hasta el centro de la viga quitando la
barra de refuerzo negativa en una dirección, luego vuelva a colocar la barra de refuerzo y
termine de verter.
4. Desencofrado
El desencofrado del costado de la viga se realiza a los 2 días del vertido, y el
desencofrado del resto de la estructura se realiza cuando el hormigón alcanza la
resistencia cilíndrica (28 días).
5. Curado

El curado se realiza por lo menos durante los primeros 7 días después de que el concreto ha
sido humedecido y vertido hasta que el concreto haya alcanzado por lo menos el 70% de su
resistencia.

Reforzamiento:

El refuerzo de vigas y columnas con hormigón armado puede ser una solución que cumpla con
lo establecido en la normatividad vigente luego de daños que provoquen cambio en el
esfuerzo de diseño. Con esta intervención se pretende dotar al elemento de la capacidad de
respuesta a los requerimientos de cargas axiales y momentos.

Para proporcionar un refuerzo completo a las columnas y vigas de hormigón armado, primero
retire el hormigón colapsado y el producto de decapado, y luego realice un vaciado alterno en
las columnas para lograr un mayor engranaje para absorber las fuerzas de corte que puedan
estar presentes y la superficie empotrada para la viga, Luego se limpia con agua o chorro de
arena para eliminar cualquier residuo, luego recupera la barra actual del elemento para atarle
una nueva barra de armadura. Si se considera necesario, utilizar algún aditivo para mejorar la
adherencia entre hormigones, y empezar por suministrar hormigón para verter
posteriormente en el encofrado, o si el espesor es inferior a 5cm, se puede trabajar. Pulverizar
hormigón.

NORMAS TÉCNICAS:
El Reglamento Nacional de Edificaciones está compuesto por normas técnicas que
deben ser observadas por todos los organismos públicos, naturales y civiles, que
planifiquen o ejecuten la calificación urbanística y las edificaciones en el territorio
nacional.
Es por ello que para este tipo de construcciones se deberá respetar lo que dicta la
norma E.060 CONCRETO ARMADO, lo cual fija los requisitos y exigencias mínimas para
el análisis, el diseño, los materiales, la construcción, el control de calidad y la
supervisión de estructuras de concreto armado, prees forzado y simple (capítulo 1 de
la norma técnica)

 Especificando mejor, dentro de aquella norma en el capítulo 1 de requisitos


generales menciona que:

1.2.2 Proyecto
1.2.2.1 La concepción estructural deberá hacerse de acuerdo a los criterios de
estructuración indicados en la NTE E.030 Diseño Sismorresistente.
1.2.2.2 La determinación de las cargas actuantes se hará de acuerdo a lo indicado en la
NTE E.020 Cargas y en la NTE E.030 Diseño Sismorresistente.
1.2.2.3 El Ingeniero Proyectista podrá elegir los procedimientos de análisis. El diseño
de la estructura deberá cumplir con los requerimientos de esta Norma.
 Y también en el CAPÍTULO 8 de ANÁLISIS Y DISEÑO — CONSIDERACIONES GENERALES
especifica que para la columnas y vigas T:

8.8 COLUMNAS

8.8.1 Las columnas se deben diseñar para resistir las fuerzas axiales que provienen de las
cargas

amplificadas de todos los pisos, y el momento máximo debido a las cargas amplificadas,

considerando la carga viva actuando en solo uno de los tramos adyacentes del piso o techo

bajo consideración. También debe considerarse la condición de carga que produzca la máxima
relación (excentricidad) entre el momento y carga axial.

8.8.2 En pórticos o en elementos continuos deberá prestarse atención al efecto de las cargas
no

balanceadas de los pisos, tanto en las columnas exteriores como en las interiores, y a la carga
excéntrica debida a otras causas.

DISPOSICIONES PARA VIGAS T

8.10.1 Para que una sección de concreto armado pueda considerarse como viga T, las alas y el
alma deberán construirse monolíticamente o, de lo contrario, deben estar efectivamente
unidas entre sí.

8.10.2 El ancho efectivo de la losa usada como ala de las vigas T no debe exceder de la cuarta
parte de la luz libre de la viga, y el ancho sobresaliente efectivo del ala a cada lado del alma no
debe exceder:

(a) Ocho veces el espesor de losa.

(b) La mitad de la distancia libre a la siguiente alma

8.10.3 Para vigas que tengan losa a un solo lado, el ancho sobresaliente efectivo del ala no
debe

exceder:

(a) La doceava parte de la luz libre de la viga.

(b) Seis veces el espesor de la losa.

(c) La mitad de la distancia libre a la siguiente alma.

8.10.4 En vigas aisladas, en las que solamente se utilice la forma T para proporcionar con el ala
un área adicional de compresión, el ala debe tener un espesor no menor de la mitad de ancho
del alma y un ancho efectivo no mayor de cuatro veces el ancho del alma.

8.10.5 Cuando el refuerzo principal por flexión en una losa que se considere como ala de una
viga T (excluyendo las losas nervadas) sea paralelo a la viga, se debe disponer de refuerzo
perpendicular a la viga en la parte superior de la losa de acuerdo con lo siguiente:
(a) El refuerzo transversal se debe diseñar para resistir la carga amplificada que actúa sobre el
ala suponiendo que esta trabaja en voladizo. Para vigas aisladas debe considerarse el ancho
total del ala. Para otros tipos de vigas T, sólo es necesario considerar el ancho sobresaliente
efectivo del ala.

(b) El espaciamiento del refuerzo transversal no debe exceder de cinco veces el espesor de la
losa ni de 400 mm

 El CAPÍTULO 10 - FLEXIÓN Y CARGA AXIA expresa CON RESPECTO a las vigas peralte
que:

10.7 VIGAS DE GRAN PERALTE

10.7.1 Las vigas de gran peralte son elementos cargados en una cara y apoyados en la cara
opuesta, de manera que se pueden desarrollar puntales de compresión entre las cargas y los
apoyos y tienen:

(a) luz libre, igual o menor a cuatro veces el peralte total del elemento, o

(b) regiones con cargas concentradas a una distancia del apoyo menor a dos veces el peralte
de la viga.

10.7.2 Las vigas de gran peralte deben ser diseñadas tomando en cuenta la distribución no
lineal de las deformaciones.

10.7.3 El área mínima de refuerzo en tracción, debe cumplir con las disposiciones de 10.5.

10.7.4 Para el anclaje de refuerzo deberá tomarse en cuenta lo especificado en 12.10.6.

10.7.5 Si alguna cara en compresión no tuviera arriostre lateral, deberá revisarse la estabilidad
lateral de la viga. La separación máxima entre los apoyos laterales no excederá de lo indicado
en 10.4.1.

10.7.6 La resistencia al corte Vn para vigas de gran peralte debe estar de acuerdo con 11.8.

10.7.7 El refuerzo mínimo horizontal y vertical en las caras laterales de vigas de gran peralte
debe cumplir con 11.8.8 y 11.8.9.

 El CAPÍTULO 11 - CON RESPECTO a las vigas peralte que:

11.8 VIGAS DE GRAN PERALTE

11.8.1 Las disposiciones de 11.8 deben ser aplicadas a elementos con ln, que no exceda cuatro
veces la altura total del elemento y que estén cargados en una cara y apoyados en su cara
opuesta, de manera tal que puedan desarrollarse puntales de compresión entre las caras y los
apoyos.

11.8.7 El refuerzo por fuerza cortante requerido en la sección crítica definida en 11.8.4 deberá
emplearse en toda la longitud del tramo.

11.8.8 El área de refuerzo para cortante perpendicular al refuerzo de tracción por flexión, Av,
no debe ser menor de 0,0025 bw s, y su espaciamiento, s, no debe exceder el menor de d/5 ó
300 mm.
11.8.9 El área de refuerzo para cortante paralelo al refuerzo de tracción por flexión, Avh, no
debe ser menos de 0.0015 bw s2 y su espaciamiento, s2, no debe exceder el menor de d/5 ó
300 mm.

11.8.10 En vigas de gran peralte cuando las cargas se apliquen a través de los lados o en la
parte inferior de la viga, el diseño del refuerzo vertical por fuerza cortante será igual que para
vigas de poco peralte (esbeltas) y se deberá suministrar refuerzo vertical adicional que sea
capaz de soportar en tracción la carga vertical (véase 11.5.9). Adicionalmente, el refuerzo
vertical y horizontal por cortante no serán menores que los especificados en 11.8.8 y 11.8.9.

 CAPITULO 21 con respecto a las DISPOSICIONES ESPECIALES PARA EL DISEÑO SISMICO


tanto para las vigas como para las columnas:

21.4 REQUISITOS PARA VIGAS Y COLUMNAS DE LOS EDIFICIOS CON SISTEMA RESISTENTE A
FUERZAS LATERALES DE MUROS ESTRUCTURALES O DUAL TIPO I

21.4.1 Los requisitos de 21.4 se aplican a las vigas y columnas del sistema sismorresistente de
los sistemas estructurales indicados en 21.2.4.

21.4.2 Los detalles del refuerzo de un elemento de un pórtico deben satisfacer los requisitos
de 21.4.4 cuando la carga axial amplificada de compresión axial del elemento, Pu, no exceda
de 0,1 f’c ag. Cuando Pu sea mayor, los detalles del refuerzo del elemento deben cumplir con
21.4.5.

21.4.3 La fuerza cortante de diseño Vu de las vigas y columnas que resistan efectos sísmicos,
no debe ser menor que el menor valor obtenido de (a) y (b):

(a) La suma del cortante asociado con el desarrollo de los momentos nominales (Mn) del
elemento en cada extremo restringido de la luz libre y el cortante isostático calculado para las
cargas de gravedad tributarias amplificadas. En los elementos en flexo compresión los
momentos nominales en los extremos de la luz libre del elemento, estarán asociados a la
fuerza axial Pu que dé como resultado el mayor momento nominal posible.

(b) El cortante máximo obtenido de las combinaciones de carga de diseño de 9.2.3 con un
factor de amplificación para los valores del sismo igual a 2,5.

REFERENCIAS:

Albuquerque (2019), “Análisis experimental de vigas de hormigón armado reforzadas con


barras de acero y adhesivo epoxy estructural”, Revista ALCONPAT, 9 (1), pp. 65 – 78,
Recuperado de: http://dx.doi.org/10.21041/ra.v9i1.213

Cánovas, M. (1988). “O refuerzo de vigas bitao armadas con chapas coladas con resina”.
Métodos Computacionales en Ingeniería, APMTAC, Portugal, pp 1-13. Recuperado de:
http://hdl.handle.net/10400.1/1397

Carneiro, R. (2006). “Análisis experimental de diferentes configuraciones de chapas armadas a


prueba de flexión en vigas de hormigón armado”. Revista Alconpat, v. 6, no 2, pp 190-201.
Recuperado de: http://dx.doi.org/10.21041/ra.v6i2.138
Clímaco, J. (1995). “Comportamiento experimental de vigas encamisadas de hormigón
armado”. Revista de Ingeniería Estructural - ASCE, 126(6), pp. 692-699. Recuperado de:
https://doi.org/10.1061/(ASCE)0733-9445(2000)126:6(692)

Duarte, P. C. (2011). “Estudio experimental de vigas encamisadas de hormigón armado


sometidas a flexión”. Construcción y Materiales de Construcción, 18 (8), pp. 611-618.
Recuperado de: https://doi.org/10.1016/j.conbuildmat.2004.04.005

Escobar, C. J. (2003). “Modelo para vigas de concreto armado”. Téchne: Revista de Tecnologia
da Construção (São Paulo), v. 231, pp. 22-25 Moraes, C. A. (2009) Intervenciones metálicas en
edificaciones preexistentes: estudio de caso de interfaz. Recuperado de:
https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/105412/Tomo_V_Dise_o_de_Estructuras_
de_CONCRETO_2.2.pdf

Rodrigues, R. M. (2017). Refuerzo de vigas de hormigón mediante recrecido de hormigón


armado en un ático de vivienda. Valencia, España: Escuela Técnica superior de Ingeniería de
edificación. Recuperado de: https://riunet.upv.es/bitstream/handle/10251/12070/Refuerzo
%20de%20vigas%20de%20hormig%C3%B3n%20mediante%20recrecido%20de%20hormig
%C3%B3n%20armado%20en%20un%20%C3%A1tico%20de%20vivienda.pdf?sequence=1

También podría gustarte