Está en la página 1de 6

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL


DE LOS LLANOS OCCIDENTALES “EZEQUIEL ZAMORA”
PROGRAMA: DERECHO.
SUB-PROYECTO DESARROLLO PERSONAL II

Facilitador:
Dra. Yesenia Fuentes
Participantes:
José Rondón C.I. 11.753.007
Yerliz Mireles C.I 14.614.433
Eliana Muñoz, C.I. 19.723.162
Adriana Muñoz, C.I. 19.723.160

San Carlos, Junio De 2022

La Comunicación Interpersonal Del Siglo XXI

INTRODUCCIÓN
La comunicación es un hecho existencial de variados y ricos matices que
pueden ser contemplados desde distintas perspectivas. Puede significar: un
medio de donar conocimientos a quién aún no los posee, significado
epistemológico, bien de manera directa, a través de medios de opinión pública
o mediante bancos de datos. En su dimensión neurofisiológica, como mensaje
transmitido a través de los circuitos nerviosos, colmados de códigos y
estimulados en su momento.
También se puede decir, que es una realidad biológica que ha servido de
orientación a instrumentos y máquinas cibernéticas. La Psicolingüística o
teoría del lenguaje, contempla la comunicación como medio lingüístico, La
Antropología considera la comunicación como instrumento de participación
conjunta entre dos o más hombres con el propósito de acción. El proceso de
la comunicación es fundamental para que las organizaciones puedan
adaptarse y sobrevivir en entornos cada vez más conflictivos y diversos,
obligando al comunicador a adoptar una visión global de las estrategias de
relacionamiento para actuar localmente de forma sostenible, ética integral.
La comunicación desempeña un papel muy importante ya que solo no es
el proceso de comunicar algo, sino de transmitir tanto a clientes internos como
externos, y al mundo entero de que está compuesta una determinada
organización. Por otra parte se empieza a notar la vulnerabilidad de las
organizaciones a estos cambios en el mundo, y como cada una de ellas debe
sobrellevar su ritmo por medio de una estrategia o plan de acción para
sobrevivir en esta era.

DESARROLLO
Muchos investigadores señalan que la comunicación interpersonal es
simbólica, verbal y no verbal, multifuncional, transaccional, reveladora y que
puede ser intencionada y no intencionada. Casi todos concuerdan en que
responde a necesidades, está influida por factores ambientales y exige
feedback. Los norteamericanos Miller, G. y Steinberg, M, explican que las
personas basan los resultados de la comunicación en tres niveles de datos;
culturales, sociológicos y psicológicos, opinan que, durante los momentos
iniciales de la interacción, tienden a basar su proceder comunicativo en el
conocimiento de la cultura en que se comunican; hablan de deportes, de las
ciudades en las que han estado, e incluso de la temperatura.
Si continúan en interacción, los comunicantes pasarán de los datos
culturales a los sociológicos, lo que es tanto como decir que basarán su
comunicación en el conocimiento de sus grupos de referencia respectivos. Sin
embargo, para los autores mencionados, no es suficiente esta relación
interpersonal, sino que implica que los actos de un individuo para comunicarse
se basan en el conocimiento de las actitudes, creencias, valores y cualidades
psicológicas del interlocutor.
Scott, M. estima que la comunicación es interpersonal cuando:
Las conductas comunicativas están orientadas a la satisfacción de
necesidades que no se pueden llenar sin beneficio para otros seres humanos,
son necesidades personales e interpersonales, que estas contribuyen a
mantener una relación interpersonal gratificante y que también están dirigidas
a facilitar el crecimiento de la relación.
Es importante señalar, que el mundo de la comunicación está cambiando
a una velocidad abrumadora. Y es que no sólo la interconexión que facilita el
contacto nos acerca a través de cualquier distancia y las posibilidades de evitar
la lejanía física, sino también la intelectual, social, cultural. La concepción
misma de la comunicación ha cambiado generando nuevos códigos que no
terminan de definirse cuando se modifican una y otra vez creando una
metamorfosis permanente en donde no existen los limites convencionales de
signos, significados, significantes que establezcan reglas claras de cómo
entendernos, sino que, precisamente en la movilidad permanente de las ideas
y criterios inexistentes, radica la nueva estructura que aparentemente nos
enlaza en el entendimiento.
La tecnología, al ofrecer nuevas formas de difundir y transmitir ideas a
través del lenguaje como lo conocíamos, liberó la fantasía y la imaginación
rompiendo las limitaciones costumbristas y reforzadas por la media
convencional, para crear un espacio súper dinámico en donde la inercia del
cambio funcional del lenguaje a su vez provocó una liberación de la tecnología
adaptada a esa liberación, y así sucesivamente creando una retroalimentación
constructiva que se desborda diariamente de cualquier intento de control. Esa
dinámica de movimiento es la que nutre hoy en día el dialogo horizontal en
donde somos emisores receptores, audiencia/líderes de opinión, oídos
pasivos/voces activas cada papel en una sucesión rapidísima de papeles que
imposibilita cualquier intento de descripción, comprensión, o, incluso, estudio.
Concepciones de comunicación, que inevitablemente viven en armonía en
una sociedad cerrada, de políticas sociales y culturales primitivas, y de
controles democráticos de inclinación demagógica, ahora se enfrentan con
una realidad que ha rebasado cualquier fantasía democrática que nos
imagináramos, en la que la digestión agilizada de información, con un acceso
prácticamente irrestricto a la misma, está modificando agresivamente en
términos de conquista cognitiva, no de violencia mediática el acercamiento a
la temática cotidiana con la que nos encontramos diariamente flotando en el
ambiente.
La utilización del ciberespacio o Internet mantiene las nuevas líneas de
comunicación del mundo, donde la comunicación global adquiere un poder
lleno de diferentes escenarios comunicacionales que se deben aprovechar. Si
el medio es bien utilizado y la forma de comunicación es adecuada, el
ciberespacio es una buena herramienta para comunicarse de manera eficaz y
rápida, respondiendo a la velocidad con la que evoluciona nuestra propia
comunicación como respuesta al cambio de los medios de comunicación.
La realidad es que los medios de comunicación nos rodean, pero no somos
plenamente conscientes de las implicaciones de este hecho en nuestras vidas.
En Enfermos de información, Todd Gitlin aplica una mirada original y acerada
a nuestro mundo de aglomeración mediática y de adictos a la velocidad sin
importar lo que se está comunicando o quién lo está comunicando, lo
importante es que nos podemos comunicar a altas velocidades a cualquier
parte del mundo.
Corresponde hoy a los comunicadores, con mayor urgencia que nunca,
hacerse cargo de la complejidad, transformar la información en conocimiento,
gestionar el conocimiento, evitar las noticias falsas y responder de un modo
más efectivo a un público que, a fuerza de ir a la deriva, naufragando en
muchos casos, ha comprendido que podemos ayudarle a navegar en la
información.
CONCLUSIÓN
Desde la perspectiva de nuestra época, se puede decir, que la evolución
de la comunicación se ha dado súbitamente en formas que eran casi
impredecibles; cuando se pensaba que la televisión era el medio más efectivo
por su naturaleza, surgió el Internet cambiando todo tipo de concepción sobre
las fuentes o formas de comunicación, a tal grado que hoy se ha convertido en
un medio masivo por el cual no sólo podemos comunicarnos, sino también
hacerlo de forma más rápida.
Actualmente, la comunicación radica en las facilidades que la tecnología,
que no es que los medios por los que el ser humano controla o modifica con
el fin de hacer más fácil el intercambio de información con otros individuos.
Las diversas modalidades de comunicación brindan nuevas posibilidades
de interconexión dándole un sentido global a la construcción de redes
homologadas, la globalización utiliza a la comunicación y a los medios como
una poderosa herramienta para ser un fenómeno global y con esto tener
acceso a todo el planeta ejerciendo influencia a nivel mundial.
Hoy, que la comunicación se comporta como la gran herramienta del siglo
XXI, hay que manejarla con gran precaución ya que se puede utilizar con
objetivos que pueden dañar a un individuo, sociedad o incluso al mundo
entero. Al respecto, Umberto Eco nombra a una parte de la sociedad como
Apocalípticos de la Cultura, siendo éstos los que impiden el progreso de las
masas, y por otro lado tenemos a los Integrados, quienes colaboran con la
renovación cultural mediante la aparición de nuevas formas de comunicación.
El ciberespacio forma ya parte de nuestro argot diario, siendo éste el
espacio virtual creado por las redes informáticas. En la era digital, esta fuente
de comunicación sufre cambios constantes en su estructura lo cual puede
desencadenar que el proceso de comunicación no sea el adecuado o se haya
roto en alguna parte del proceso.
REFERENCIAS CONSULTADAS.

ARGYLE, M.: "Tú y los otros. Formas de comunicación", Harla,


México, 1980
ARROYO, V.: "La relación médico-enfermo". Rev. de Occidente.
Madrid, 1964

BERLO, R.: "El proceso de la comunicación". El Ateneo, Buenos


Aires, 1971

BÜLHER, CH.: "Teoría del Lenguaje". Rev. De Occidente, Madrid,


1967

GARCIA, M.: "La comunicación en la escuela". Rev. Tendencias


Pedagógicas. Departamento de Didáctica y Teoría de la Educación.
Publ. U.A.M., 1994

LAIN ENTRALGO, P.: "Teoría y realidad del otro". Rev. de


Occidente. Madrid, 1961. Vol. 11. LAING, R.D.: "Percepción interpersonal",
Amorrortu. Buenos Aires, 1978

LEROY, J.: "Le dialogue en education". P.O.F. París, 1970

LOPEZ ARANGUREN, J.L.: "La comunicación humana". Ed.


Guadarrama, Madrid, 1967

También podría gustarte