Está en la página 1de 5

DISCURSO DÍA DE LA BANDERA 2022

Buenos días, Señor Gobernador, Vicegobernadora, Presidenta de la


Cámara de Apelaciones, Fiscal General, Presidente de la Corte
Suprema de Justicia de Santa Fe, miembros del Poder Judicial, Sr.
Rector, de nuestra Universidad, Arzobispo, miembros de la Mesa
Interreligiosa, Senador Lewandowski, Rabbia, Presidenta del Concejo
Municipal, legisladores y concejales, miembros de las Fuerzas
Armadas, de Seguridad y policiales, representantes de colectividades,
fundaciones y clubes; ex combatientes; niños, niñas, vecinos y
vecinas de la ciudad.
Querido Hugo, que desfiló cuando este monumento se inauguró,
querido Luis Landriscina…

Hace 210 años, Don Manuel Belgrano vino a hacer patria a la vera del
Paraná. Eligió el caserío del Pago de los Arroyos, y se inspiró en los
colores del cielo para que María Catalina Echevarría y un grupo de
mujeres confeccionarán el manto que flamea bien arriba, allí y acá, en
nuestro Monumento Nacional a la Bandera.

Para Rosario, el 20 junio es algo así como el día de nuestro inicio


como ciudad. Será porque aquel Pago no tuvo nunca un fundador sino
miles. Miles de creadores y creadoras que, con sus brazos llenos de
sueños, nos hicieron lo que somos. Nuestros ancestros fueron gente
valiente.

Con visión de grandeza, tomaron la fuerza del río, el puerto y el


campo fecundo, fueron ambiciosos, abrieron las puertas al mundo y
así crearon una de las ciudades más pujantes, creativas y lindas de la
Argentina. Una ciudad de la que don Manuel Belgrano pudiera
sentirse orgulloso, como nos sentimos muchas veces nosotros hoy.

1
Quiero tomarme unos breves minutos para enumerar lo que significa
Rosario.

Por aquel Paraná potente y correntoso, la Argentina manda su


producción a cada rincón del planeta. Rosario es, aunque a muchos
hoy todavía los sorprenda, el principal polo logístico agro exportador
DEL MUNDO.

Rosario es la ciudad de la salud pública más extensa del país. Por si


hacía falta demostrarlo, nuestro sistema soportó la peor pandemia, y
gracias a su robustez y a la entrega, al talento de sus trabajadores y
trabajadoras ya al trabajo común y coordinado, le salvó la vida a miles
de vecinos de Rosario y de toda la región.

Rosario es esa ciudad por la que uno camina y ve los letreros llenos
de apellidos, porque acá las familias le ponen, orgullosas, su apellido
a sU MARCA a sus empresas, a sus comercios… Siempre pienso que
esa costumbre maravillosa demuestra que cuando alguien tiene las
manos limpias y la fe en el futuro, jamás se esconde, al contrario,
quiere ser parte…

Rosario es una ciudad de gente de buen corazón, que cada vez que ve
que un vecino sufre algún dolor, alguna injusticia, se une en una
cadena de solidaridad que desborda.
Terminamos de verlo en la ayuda a Nico e n la que que toda la ciudad
se unió

Rosario es la ciudad de los parques y plazas que se llenan cada fin de


semana de decenas de miles de familias que pasean con sus hijos, de
jóvenes que proyectan un futuro y se aman de mil maneras, de adultos
mayores llenos de experiencias que nos dan el ejemplo de lo que
debemos ser…

2
Rosario es ese lugar en donde se apoya a la ciencia y a la tecnología
como en ningún otro. Esa priorida eje tenemos todos
Por eso acá nacen y crecen empresas que a cada rato hacen retumbar
a Wall Street y a los grandes mercados del mundo.

Rosario es esa ciudad que tuvo el desafío, hace apenas dos meses, de
organizar los Juegos Suramericanos de la Juventud y fue un ejemplo
de compromiso y pasión para todo el continente. Emocionaba ver la
cara de sorpresa de las delegaciones cuando veían no solo la belleza
de la ciudad, sino cuando eran atendidas como nunca antes.

Emociona también y fundamentos haber visto cómo nuestra gente se


unía llenando nuestro bello Parque Independencia con su alegría. Más
de un millón de personas tuvieron, gracias a los Juegos, un mimo al
alma, una fiesta que todos merecían después del dolor que habíamos
pasado. Pero lo que más emociona es que se vio lo que siempre
decimos: esta es una ciudad de gente buena, en donde los pibes y las
pibas tienen un futuro lleno de oportunidades.

Rosario es esa ciudad en la que parece que los artistas brotan desde
abajo de las baldosas, pero no es casualidad. Si en Rosario se respira
arte es porque acá somos sensibles, inquietos, rebeldes. Aquí nació
Litto Nebbia, la Trova, Fito, la música del litoral, Nicky Nicole y
tantos y tantas más que podría pasarme el día nombrándolos.

En pocos meses vamos a estar embanderados de nuevo, ilusionados


con levantar una copa en Qatar. Los máximos responsables de esa
ilusión son Leo y Fideo, que nacieron acá, a unas cuadras. Y acá
crecieron

Entonces permítannos sentirnos un poco responsables, un poco


dueños de ese sueño. Y qué lindo es que ellos hablen bien de Rosario
en el mundo, qué bien nos hace, cuánto le sirve a nuestros corazones.

3
Rosario es la ciudad donde las villas se transforman en Barrios porque
la nación, provincia y nuestro municipio trabajan juntas, mano a mano
con los vecinos, para transformar barro en asfalto y pobreza en
dignidad.

Rosario es los cuentos del Negro Fontanarrosa, las aulas de las


hermanas Cossettini, la bandera más grande del mundo, las estacas
que humean al sol, la fiesta gaucha, este Monumento al que vienen y
lo hemos recuperado, los chicos y chicas de todo el país a prometer
lealtad. Este año vamos a pasar los 35 mil estudiantes de 4to grado
que vinieron a cumplir con esa ceremonia sagrada.

Rosario es la ciudad que decidió poner el pecho de nuestros


combatientes de Malvinas una orden de honor y gloria, porque dieron
su sangre para defendernos y porque son un ejemplo de compromiso y
solidaridad.

Pero esa Rosario, ESTA Rosario de la que sentimos orgullo, tiene un


problema muy, muy grande. Esta ciudad, que quiere ser de paz, vive
amenazada por bandas mafiosas que, con sus armas y su mugre,
quieren que tengamos miedo y arrebatarnos la vida de nuestros pibes.

Para combatir esta crisis necesitamos unión y decisión. Cuando


escuchamos desde acá los gritos que llegan desde Buenos Aires,
sabemos que no nos sirven, que no resuelven nuestro problema. Los
rosarinos y rosarinas siempre pedimos que la única pelea que demos
sea contra esos mafiosos que crecen a costa de la pobreza y la falta de
oportunidades de nuestros chicas y chicas.

Esta Rosario que no tiene policía, ni justicia, ni cárceles, necesita


ayuda. Mucha ayuda. Pedimos con respeto pero también con energía
que todo lo que se pueda hacer se haga, y urgente. Esa Rosario que les

4
conté y de la que estamos orgullosos, la gente que vive ESTA Rosario
que le da tanto a la Argentina, precisa que la defienda con todo lo que
tiene. Acá estamos, para reclamar y pedir. Acá estoy y acá estamos,
para hacer nuestra parte, lo que nos corresponda y más.
Acá estamos, para trabajar en conjunto, para unir. Nos merecemos
poder caminar nuestras calles, estudiar, trabajar y crecer en paz.

Belgrano alguna vez juró ante la bandera vencer a los enemigos


interiores y exteriores para ser el templo de la Independencia y de la
Libertad. Sin importar qué tan vasta y difícil sea la lucha, tenemos el
mandato del General y tenemos la bandera argentina, para unirnos y
vencer.
Tenemos la fuerza y la valentía de cada rosarino y rosarina que ama
esta ciudad y tenemos el futuro de sus hijos, hijas, nietos y nietas en
nuestras manos.

Aquí, en este Monumento en este día de la bandera, los invito a jurar


por la unión de poner Arriba la Bandera, Arriba la Paz, y Arriba
Rosario.

Muchas gracias.

También podría gustarte