Está en la página 1de 3

Los y las trabajadoras del Hospital de Clínicas ante la

Rendición de Cuentas

La situación presupuestal del Hospital de Clínicas y la de nuestros


salarios, no escapa a la del resto del sector público. En ese sentido,
para esta Rendición de Cuentas, que el Poder Ejecutivo presentará al
parlamento, es urgente atender los reclamos de los y las
trabajadoras. Más allá de porcentajes, gráficas y cifras oficiales,
cualquier trabajador/a sabe que su salario ya no rinde lo mismo,
desde que asumió este gobierno, que por más multicolor que se
denomine, de simpático no tiene nada.
La clase trabajadora viene en picada, perdiendo salario
permanentemente, sufriendo recorte de derechos, desocupación, la
intención de que trabajemos más años a través de la reforma de la
seguridad social y soportando una escalada anti sindical, que tiñe de
autoritario a un gobierno de ricos para ricos.
El 1 % más rico de nuestra sociedad, aumentó sus ganancias con este
gobierno y en plena pandemia. Durante el 2021 , el sector exportador
ganó más de 11 mil millones de dólares, siendo la carne, soja,
madera, celulosa y lácteos, los sectores más beneficiados. Al mismo
tiempo, el Estado a través de la UTE tuvo ingresos excepcionales al
venderle energía a Brasil y Argentina, capitalizando 594 millones de
dólares. Sin embargo, las tarifas siguen subiendo y la empresa sufre
recorte de personal al no cubrir vacantes y se dan apagones de
forma seguida en los barrios, bajando la calidad del servicio. Ni que
hablar del engorde de bolsillos de las farmacéuticas y laboratorios
gracias a la pandemia.
En definitiva, el Uruguay, no es un país pobre, es un país DESIGUAL.
Por lo tanto, en esta Rendición de Cuentas, hay que forzar al
gobierno a retroceder en su política económica que nos conduce a la
privatización, al desempleo y al hambre.
En lo que tiene que ver con el Hospital de Clínicas, el gobierno a
salido públicamente a proponer la construcción de un “NUEVO
HOSPITAL” hacia el 2030. No hemos visto tal propuesta por escrito
aún, pero entendemos que lo que este gobierno tiene que hacer por
el Clínicas, es otorgarle el presupuesto necesario para su
funcionamiento y la recuperación salarial de sus trabajadores y
trabajadoras, ¡AHORA!
¡NO PRECISAMOS UN HOSPITAL NUEVO, PRECISAMOS
PRESUPUESTO!
Dimos muestra de sobra de lo que el Hospital de Clínicas a través
de sus trabajadores/as es capaz de hacer en momentos críticos para
el país, como en la pandemia del covid. Sin embargo, el gobierno
nos dio Incremento cero en el presupuesto.
Perdimos compañeros/as en esta batalla, cientos de contagios y
certificaciones que volvieron el trabajo estresante poniendo en
riesgo nuestra salud y la atención digna que se merecen nuestros
pacientes y usuarios.
Por todo lo expuesto; convocamos al pueblo todo, a defender al
Hospital de Clínicas de posibles chantajes, desvirtuando su
pertenencia a la Universidad o mayor estrangulamiento económico
por parte del gobierno.
¡Al hospital del pueblo, lo defiende el pueblo!
¿Y POR CASA COMO ANDAMOS?
Para esta Rendición de Cuentas, hemos logrado que la Dirección de
Álvaro Villar, aceptara nuestro planteo de solicitar presupuesto para
personal en salas nuevas del piso 8 y para financiar el 100 % de la
cuota alimentación de nuestros/as compañeros/as suplentes, de
forma de poder lograr equiparación salarial y toma de beneficios.
Nos parece importante esta decisión, así como también, a través del
diálogo y la negociación, hemos resuelto algunas situaciones tanto
de trabajadores/as a nivel puntual como de algunos sectores.
Pero también hemos tenido conflictos y desde que asumió esta
Dirección en febrero de 2021, los cambios han sido vertiginosos. Si
bien hay diálogo y reuniones seguidas, también, han sido varias las
que la Dirección ha suspendido por el motivo que sea, incluso
minutos antes de entrar a la misma. Sentimos que al Sindicato se lo
puede hacer esperar, pero a otros actores no…y eso está mal,
porque representamos a más de 2000 afiliados y afiliadas del
Sindicato del Hospital Universitario referencia en Latinoamérica y
cada vez más en el Uruguay.
Si han venido por el hospital, habrán visto los cambios en la
estructura y fachada, pintura, plantas, cuadros, cartelería y
señalización, modificación de salas de internación y policlínicas, etc.
La mejora de Las salas para la atención del paciente, dignifica su
estadía, y eso está bien. Y nos parece bien dejar lindo el hospital,
hacerlo más amigable, el tema son las prioridades o el momento que
se elige para esto, porque hay insumos para el trabajo cotidiano,
que faltan, como medicamentos, que podemos entender la
especulación de los laboratorios y la tranca mundial por la
pandemia, pero faltan… y si le sumamos la falta de sábanas, cuando
no hay, nuestros/as compañeros/as hacen malabares para atender
al paciente, y cuando hay, se gestionan mal, no hay los materiales y
herramientas necesarios para mantenimiento al mismo tiempo que
se contratan empresas privadas.
Entendimos que no es ni será una política de la Dirección, denunciar
la situación del hospital ni reclamarle al gobierno el presupuesto
necesario, y que optó por embellecerlo para vender servicios de
forma de generar recursos, de esta forma, se le quita
responsabilidad al gobierno de dotar de presupuesto y se lo deja
alardear sobre un “Nuevo Hospital” de cara al 2030, como si ellos no
fueran parte del problema.
Por otro lado, los cambios vienen con reestructuras de áreas y
planteos de que sobra personal o está mal distribuido, pero sin
discutirlo con el Sindicato, obviando la Negociación Colectiva.
En los últimos paros, se han enviado notas a los directores de
servicios, pidiendo listas de quiénes se sumaron a la paralización,
generando un clima hostil, armando listas negras, siendo esto una
clara Señal de persecución sindical.
Nada de esto le hace bien al hospital, a los y las trabajadoras y a
la Universidad, siempre comprometida con las problemáticas
sociales. Iremos junto a la Dirección en los temas que hay acuerdo,
pero en los que no, y debilitan la Herramienta sindical, habrá
conflicto seguro sino hay un cambio en la gestión.
Sin trabajadores y trabajadoras, no hay Hospital de Clínicas que
funcione; es de orden, por lo tanto, respetarnos como tales.
UNIÓN DE TRABAJADORES DEL HOSPITAL DE CLÍNICAS

También podría gustarte