Está en la página 1de 32

Mas el fruto del Espritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales

cosas no hay ley.


Glatas 5: 22,23

INTRODUCCIN

En la teologa del amor, aqul que ama perdona; Dios perdona porque ama.

Seor hasta cuntas veces debo perdonar a mi hermano? Hasta siete?

No Pedro, siete no Pedro; setenta veces siete.

Aquel que comprende el perdn y que recibe el perdn no puede seguir pecando;

Ese perdn impacta y transforma la vida de pecadores!

Haba un hombre que le deba a un rey, y la deuda era de 10.000 talentos...

El Creador del cielo y la tierra, muri por mi culpa, por mis pecados, mi deuda para con Dios es grande.

Mi deuda es una deuda impagable! No hay forma de pagar la deuda que tengo con Dios.

El perdn est a nuestra disposicin, para todo aquel que lo reconoce, comprende y decide recibirlo.

Su deuda ha sido pagada!

Comprendi el sacrificio, y respondi a dicho sacrificio mediante la entrega de su vida a aquel que lo perdon y lo salv.

El perdn genera alegra, compromiso y entrega.

El perdn de Dios genera compromiso; el compromiso de perdonar.

Aquel que recibi el perdn de Dios no tiene otra alternativa que perdonar.

El amor humano es un amor egosta, es un amor que est basado en la actitud del otro;

Perdono porque amo, y porque he recibido el perdn de Dios.

El fruto del Espritu es amor, ese amor es fruto de l. Si l no est en el gobierno de mi vida, ese amor no existe.

Nosotros no somos fuente del amor ni tampoco del perdn;

Dios es la fuente.

El hombre fue creado para amar y perdonar. Sin embargo, no eres una fuente de perdn.

l es la fuente, t solo tienes que estar conectado con l, aceptar su control en tu vida y vivir un da a la vez, no ms.

El Espritu Santo es Dios todopoderoso, l puede sanar las heridas ms profundas del alma, pero necesita tu permiso.

CONCLUSIN

También podría gustarte