Está en la página 1de 10

Lic.

Carlos Agustín Robles Reyna

Estudiante
Yenifer Johana García Chavez

Carnet

202151559

Curso
Evaluación del aprendizaje II
Pruebas estandarizadas pruebas elaboradas por el docente

Las pruebas estandarizadas compactan, reducen y simplifican el currículo y no miden la

calidad de la educación ya que enfocan su atención en lo que los estudiantes no saben o no pueden

hacer. Además desprestigian a la educación pública, en vez de intentar construir una lógica de

responsabilidad compartida, en torno del aprendizaje-enseñanza y tener en consideración otras

medidas de evaluación, tales como tasas de asistencia a la escuela, continuación en niveles superiores

de estudio y tasas de deserción, convivencia, aplicación de inteligencias múltiples etc.

Según (Pérez, 2017) existen pruebas estandarizadas de aptitud y las pruebas de logros, las de

aptitud intentan predecir cómo les irá a los estudiantes en el nivel educativo siguiente, una

predicción imprecisa, ya que no es inteligente apoyarse completamente en el puntaje en una

prueba estandarizada para predecir quién tendrá éxito. (Las políticas y las escuelas están al

servicio del mercado)

Las pruebas de logros se apoyan en variables cuantitativas, puntajes obtenidos por los estudiantes y se

mal utiliza para promover la competencia entre los colegios, ya muy segmentados según las realidades

sociales que tenemos y las autoridades del sector son las responsables de imponer reformas educativas

que hoy revelan su profundo fracaso al anteponer criterios economicistas que ignoran los problemas

sociales y se centran en el mercado, por ello dicen cliente y no estudiante, prestación de un servicio

eficienticista y no un derecho. (Parámetros de futuro con objetivos controlables, sin pensar en las

personas que están involucradas)

¿Quién se beneficia y quién se perjudica con esa política educativa de selección? Pregunta para la

reflexión.

La sociedad se encuentra inmersa en un sistema de poder globalizado hegemónico, realizado

por las clases dominantes; éstas plantean eliminar fronteras entre lo urbano y rural, terminar con las

diferencias étnicas, ideologías políticas y condiciones socioeconómicas o culturales al interior de un


país, como entre los países y esa segregación no se debe pagar con fondos públicos, porque es

inmoral.(Macro poder que produce la estandarización del otro)

Si bien el sentido común pudiera indicar que una escuela eficaz es aquella que obtiene mejores

puntajes en pruebas de rendimiento académico, existen sobradas razones para desechar este criterio

simplista sobre eficacia escolar. Entre ellas podemos destacar el hecho de que la población estudiantil

no se distribuye homogéneamente entre los distintos establecimientos (Segmentación escolar y la

forma como está construida la escuela). (Cornejo Chávez, 2007)

Lo engañoso que puede resultar hacer análisis a partir de promedios de rendimiento (Problema

de equidad dentro de las escuelas), el hecho de que los indicadores de calidad son construidos

históricamente y suelen recoger un aspecto parcial del proceso educativo, por eso la marcha de los

desaprobados, de los excluidos del sistema, la marcha de los pobres es un recurso y una realidad que

llama a reconocer la diferencia, ya que los resultados escolares.


PRINCIPIOS QUE DEBEN CONSIDERARSE EN LA

ELABORACIÓN DE UNA PRUEBA OBJETIVA

Según (Pimienta Prieto, 2008) se determina la finalidad o propósito de la prueba. Qué

se va a medir, cómo se va a medir y por qué. El maestro examina cuidadosamente los

objetivos previamente establecidos, tomando en consideración a la vez la experiencia de

enseñanza- aprendizaje compartida en las sesiones de clase, para determinar los conceptos y

las destrezas que ha trabajado con sus estudiantes. Se considera los niveles de conocimiento

desde lo más simple a lo más complejo, según establecido en los objetivos.

Esto es importante para determinar qué tipo de ejercicio es el más apropiado, según las

destrezas y conceptos estudiados, para ser incluido en la prueba. Una vez que haya

determinado el contenido de la prueba (conceptos/destrezas) con sus respectivos niveles de

dificultad, procede a elaborar la planilla de especificaciones.

En la planilla, indicará el número de ítems y ejercicios, el peso o valor de cada uno de

éstos y podrá, de acuerdo a su experiencia, apreciar la magnitud de la prueba y

estimar el tiempo aproximado que tomará la misma en contestarse. Se toma en

consideración el lugar donde va a administrarse la prueba. Tiene esto que ver con las

condiciones y el ambiente del salón de clase, el tiempo que se tiene disponible y la

función del maestro o examinador. Se debe mantener igualdad de condiciones entre

todos los alumnos en la sala de clase. El factor tiempo debe ser controlado y

aprovecharse el mismo al máximo. Lo cual decía (Acuña Oré, 2010)

La función del examinador o el maestro es de suma importancia, ya que de él depende

mayormente el control disciplinario de estudiantes y de las condiciones de ambiente de salón

de clase. Trata sobre la corrección de la prueba y la tabulación de resultados, al igual que la


cuarta fase, sobre análisis de resultados y calificación de estudiantes, ambas se examinan más

adelante en la unidad que trata sobre análisis estadísticos de resultados de la prueba.

Cualidades de una buena prueba

Lo primero que se debe considerar en una prueba es su grado de validez y

confiabilidad. Es importante su presentación, en términos de legibilidad y formato. La prueba

debe dejar una buena impresión, se debe colocar adecuadamente las secciones de la prueba

con los espacios suficientes teniéndose en cuenta el tipo o tamaño de las letras, márgenes y

espacio entre los diferentes tipos de ejercicio.

Identificación, debe estar completa identificándose escuela, distrito escolar, unidad o

tema de estudio, fecha en que administra la prueba, grado escolar y nombre del maestro y con

espacio para el nombre del estudiante.

Las instrucciones deben estar claras y precisas.

El peso o valor de cada ejercicio o ítem. El orden en que se disponen los ejercicios

debe ser en una secuencia que vaya desde los niveles más simples hasta los más complejos. El

tiempo que se toma el contestar la prueba según su extensión es sumamente importante.

Validez de una prueba

La cualidad más esencial que debe poseer una prueba es su validez, lo cual ya se ha

indicado previamente. La validez es una cualidad específica que indica el grado o nivel de

precisión con que una prueba mide lo se supone que debe medir. Para determinar la validez de

contenido, se tiene que examinar cuidadosamente la


Prueba y ver si los conocimientos que mide son una muestra representativa de lo

enseñado, pero no sólo en su mero contenido sino también en los niveles de complejidad

cognoscitivo con los cuales se trabajó con los estudiantes. Confiabilidad de una prueba La

confiabilidad se refiere al grado de consistencia con que una prueba o instrumento de

evaluación mide lo que intenta medir. Esto es, que al administrarse una y otra vez bajo las

mismas condiciones arroje los mismos resultados.

En algunas ocasiones, se repite una prueba porque no hubo satisfacción con los

resultados obtenidos y luego de administrarse la misma prueba o una equivalente, y se

encuentra que no hay diferencia significativa al comparar los resultados. Algunos estudiantes

solicitan a menudo una reposición y que, al tomar de nuevo la prueba, obtienen más o menos

las mismas puntuaciones.

Características de las pruebas objetivas La validez:

debe corresponder exactamente a los objetivos del aprendizaje que se pretenden

evaluar según la conducta principal que éstos enuncian distinguir, definir, etc.

La objetividad:

cada reactivo debe estar claramente redactado y admitir una sola respuesta correcta.

La confiabilidad:

su precisión y claridad deben hacerla superar la posible inestabilidad psicológica de

los examinandos, de tal manera que si se repite en el mismo grupo, los resultados de ambas

aplicaciones tengan bastante relación entre sí.


La sensibilidad:

por la adecuada graduación de las dificultades que plantea, la prueba objetiva debe

registrar con exactitud el grado de avance de cada alumno, permitiendo además compararlo

con el del resto del grupo.

La aplicabilidad:

debe elaborarse con sencillez en su estructura, de manera que resulte fácil de aplicar,

de contestar, de corregir y de valorar.

Modalidades empleadas en la prueba objetiva (normas de construcción) Normas en la

redacción de las pruebas objetivas

Al redactar preguntas objetivas es fácil cometer errores, tanto en la misma formulación

de la pregunta como en la redacción de las respuestas. Sobre el arte de redactar pruebas

objetivas hay una abundante literatura y casi todos los libros de evaluación dan una serie de

normas sobre cómo hacerlo. En parte se trata de normas que podemos considerar de sentido

común (como evitar que la respuesta correcta sea de una longitud desproporcionada

comparada con las respuestas falsas), pero en la práctica, debido a la prisa, poco cuidado o no

caer en la cuenta de los errores que se pueden cometer, es frecuente ver preguntas redactadas

en contra de las normas usuales.

Con estas normas se pretende: a) que las preguntas sean claras; la tarea del alumno es

pensar y escoger la respuesta correcta, no adivinar qué se le está preguntando; b) que en la

misma redacción de la pregunta o de las respuestas no se den pistas sobre cuál es la respuesta

correcta, tanto de la misma pregunta como de otras dentro del mismo test; c) que las

preguntas
no favorezcan o perjudiquen a determinados tipos de alumnos, independientemente de sus

conocimientos. Estas normas están publicadas en

numerosos textos; Haladayna y Downing (1989) han revisado 46 textos de evaluación

que vienen a coincidir en 43 normas para redactar buenas preguntas objetivas6 Pueden

parecer demasiadas; unas son de sentido común (sentido común olvidado con frecuencia);

otras parecen menos obvias pero tienen un fundamento más claro en la ya amplia

investigación sobre estos temas.

La calidad de una prueba objetiva no es de igual importancia en todas las situaciones.

No es lo mismo la calidad de un sencillo examen parcial cuyos resultados van a ser de

importancia menor o se van a complementar con otros muchos datos de los alumnos, que un

examen de selección o admisión de cuyo resultado se van a derivar consecuencias muy

importantes para el alumno. En cualquier caso es importante siempre hacer estas pruebas lo

mejor posible. En este apartado no nos vamos a extender en las normas que suelen darse para

hacer buenas preguntas objetivas; sólo nos vamos a fijar en algunos puntos relacionados con

este tema que tienen apoyo claro en estudios experimentales; de todas maneras en el primer

punto tratado ya aparecen enunciadas las normas más frecuentes.


Formas e instrumentos que se utilizan para evaluar contenidos

Cuaderno

El cuaderno de clase del alumno es un instrumento de recogida de información muy

útil para la evaluación continua, pues refleja el trabajo diario que realiza el alumno. A través

de él se puede comprobar:

Si el alumno toma apuntes correctamente.

Su nivel de comprensión, de abstracción y que ideas selecciona.

Su nivel de expresión escrita, la claridad y propiedad de sus expresiones.

La ortografía, la caligrafía, la composición de frases, etc.

Los planteamientos que hace de la información aportada, si ha entendido el contenido

esencial, si llega a ordenar y diferenciar los aportados diferenciables en esos

contenidos.

Exámenes tradicionales

En todas sus variedades, tanto orales como escritos

Son aquellas en las que la información se obtiene presentando al alumno una serie de tareas o

cuestiones que se consideran representativas de la conducta a medir o valorar. A partir de la

ejecución en las tareas propuestas o de las respuestas generadas en el proceso de su

realización, se infiere la presencia o ausencia de esa conducta en los alumnos.

Cuestionarios

Sirve para evaluar los conocimientos previos que tiene el alumno sobre una unidad

didáctica determinada.
Mapa conceptual

Es un método para ayudar a educadores y alumnos a captar el significado de las

materias que se van a aprender.

Dirigen la atención sobre el reducido número de ideas importantes en las que debemos

centrarnos.

Permiten conocer qué sabe o comprende un alumno sobre una unidad cualquiera y

permiten detectar conexiones equivocadas entre conceptos.

Resolución de problemas explicitando los pasos seguidos

Sirve para verificar que el alumno ha comprendido y razonado la situación

problemática y su solución. Resaltar, que la importancia de este instrumento reside en la

justificación de los pasos seguidos para la obtención de un resultado.

Fichas de recogida de información

Este instrumento tiene una doble utilidad:

Para el alumno: Sirve para sistematizar la recogida de información sobre pequeños trabajos de

investigación.

Para el profesor: Sirve como guía, a tener en cuenta, para valorar otros instrumentos.

Trabajos monográficos y pequeñas investigaciones

Este tipo de tareas tiene como finalidad profundizar en algún conocimiento específico,

favorecer la adquisición de determinados procedimientos y desarrollar actitudes relacionadas

con el rigor, el gusto por el orden y la presentación correcta, tanto del resultado, como del

proceso de elaboración del mismo, etc.

También podría gustarte