Está en la página 1de 3

EXPLOTACIÓN MINERA EN POTOSÍ-BOLIVIA

La explotación minera es una actividad en la cual, mediante el uso de


maquinaria o de forma manual mediante herramientas o dinamita, se extrae de
yacimientos de tierra, minerales que una vez tratados, sirven para ser comercializados
dentro del país y a su vez mueven la economía y al factor humano en actividades
mineras, cabe recalcar que en esta actividad se ven inmerso personas de todo edad sin
distinción de género, sin embargo para obtener el mineral a tratar, se genera
contaminación, enfermedades a largo plazo y deterioro del suelo, ocasionando una
destrucción del ser humano y del medio ambiente.

Así es el caso de Potosí, localidad ubicada al sur de Bolivia, en donde existe una
de las mayores actividades mineras del mundo, la cual ha sido explotada por cientos de
años, en esta ciudad se encuentra el cerro Rico, una de las montañas con mayor cantidad
de yacimientos de plata, estaño, zinc y plomo. La explotación minera de Potosí puede
ser clasificada en tres etapas.

La primera establecida en época de conquista, en la cual llegó a ser la ciudad


minera con mayor explotación de plata en el mundo, generando hasta dos toneladas
diarias de este mineral, y que mediante un proceso de manufactura se obtenía monedas
de plata, convirtiéndola en la moneda oficial que circularía en aquellos tiempos.

Sin embargo existían problemas entre los españoles y las comunidades


aborígenes de aquellos tiempos, por proteger el bien que era de los nativos de la zona,
además de la esclavitud que se veía por parte de los colonos y para lo cual no se podía
evitar, puesto que no existían documentos que protejan los derechos de los nativos, tal y
como lo expresa (Zagalsky, 2017) “Se esbozan explicaciones sobre tal escasez de
fuentes judiciales y se subrayan otras evidencias sobre dichos conflictos y tensiones”.
Se puede observar entonces que en aquellos tiempos, se trabajaba en condiciones
insalubres, inseguras, explotación laboral y pésimo ingreso salarial.

La segunda etapa puede ser establecida en época de la revolución industrial, en


la cual ya no era la explotación de la plata, sino más bien el estaño, este mineral era
considerado incluso como el mejor estaño del mundo. Aquí se crea la COMIBOL, la
corporación minera de Bolivia, la cual era la encargada de controlar la participación del
estado en concesiones mineras y plantas metalúrgicas, tal y como lo expresa (DH
Mercosur, 2002) en la cual expresa que la Comibol asume la dirección para “la
exploración, prospección, explotación, beneficio y comercialización de los importantes
yacimientos minerales que encierra el subsuelo patrio, dentro de un plan general y
racional técnicamente elaborado”.

Y la tercera etapa definida hasta la actualidad, en la cual ya no se explota la plata


y el estaño como en tiempos antiguos, sino más bien la explotación de sulfuros de zinc,
plata y plomo, en la actualidad se llega a explotar hasta 4 toneladas al día, sin embargo
para el tratamiento de estos sulfuros, se utiliza y se emplea reactivos contaminantes y
tóxicos, además del empleo de grandes cantidades de agua de ríos aledaños a la zona, lo
cual afecta a la contaminación de dichos ríos.

A lo largo de todas las etapas mencionadas con anterioridad, varias


organizaciones se han visto involucradas con el fin de proteger el patrimonio de Potosí,
ya que en los últimos años se ha visto afectado debido a la explotación desmedida,
incontrolada e ilegal de sus recursos minerales, asimismo de los derechos de cada uno
de los trabajadores inmersos en la minería, y también del bien de la naturaleza; entre los
cuales tenemos:

 El Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO, el 11 diciembre de 1987,


designó a Potosí como patrimonio mundial, a ser protegido del daño causado
con los años y su posible restauración.
 La UNESCO, el 17 de junio 2014 vuelve a incluirla como patrimonio en riesgo
debido a la explotación incontrolada.
 La MUSOL, que es la asociación solidaridad con las mujeres, en la última
década, asesoran y dan apoyo a las mujeres que trabajan en el cerro, y que han
sido abusadas laboralmente como sexualmente.
 La CEPROMIN, que es el centro de promoción minera, han intentado rescatar a
menores entre 10 y 17 años de la explotación minera, y ofrecerles una educación
y vida justa.
 Y por último, la pandemia por el COVID-19, mediante un comunicado por el
gobierno boliviano, con el fin de proteger la salud de los trabajadores, ha
logrado que se paralicen las actividades mineras y den un respiro a la naturaleza.

En fin, con el pasar de los años en cada país se establece o se declara leyes en fin
de protección a la naturaleza y a la comunidad civil, las cuales deben ser respetadas,
sino desean que las empresas de extracción sean sancionadas o incluso liquidadas
mediante procesos legales.

Referencias
 DH Mercosur. (11 de Mayo de 2002). Guía de archivos y fondos documentales.
Obtenido de Corporación Minera de Bolivia:
http://atom.ippdh.mercosur.int/index.php/archivo-de-la-corporacion-minera-de-
bolivia-comibol-archivo-historico-de-la-mineria-nacional

 Zagalsky, P. (2017). Revista Historia y Justicia. Conflictos y violencia en los


distritos mineros de América Española.

También podría gustarte