Está en la página 1de 7

RESOLUCIÓN Nº

Santa Fe,

VISTO:

El Expediente Nº AGG–000017/2021 del Registro de Información de


Expedientes del Ministerio Público de la Acusación en el cual tramita el proceso disciplinario
seguido al fiscal Santiago Tosco; y,

CONSIDERANDO:

I. Los antecedentes del caso:

Conforme surge del análisis de las actuaciones, las mismas fueron


iniciadas por la Auditoría General de Gestión, a raíz de la remisión efectuada por la Fiscal
Regional interina de la 2da. Circunscripción Judicial, Dra. María Eugenia Iribarren, de la
resolución dictada por el Juez del Colegio de Cámara de Apelación en lo Penal, Dr. Gustavo A.
Salvador, en el marco del legajo CUIJ N.º 21-08394273-5.

En dicha resolución el Dr. Salvador dispuso, además de confirmar la


decisión recurrida por el fiscal Tosco -rechazo del procedimiento abreviado del imputado
Edgardo Sacchi-, remitir copia de la misma a la Fiscalía Regional de la 2da. Circunscripción
Judicial a fin de que se evalúe el desempeño del representante del MPA.

A los efectos de la admisibilidad de las actuaciones, la Auditoría General


de Gestión solicitó a la Fiscalía Regional N.º 2 la remisión del legajo CUIJ N.º 21-08394273-5 y, a la
Corte Suprema de Justicia, los registros de audio y video de las audiencias de fecha 28.10.2020
-procedimiento abreviado- y de fecha 29.12.2020 -apelación-.

Luego de haberse efectuado el procedimiento de admisibilidad, por


Resolución AGG n.º 159/2021, la Dra. María Cecilia Vranicich resolvió admitir las actuaciones en
razón de apreciarse la posible comisión de hechos con apariencia de falta grave disciplinaria e
iniciar la correspondiente investigación disciplinaria respecto al desempeño del fiscal Tosco (art.
60, ley 13.013).

Mediante presentación obrante a fojas 112/127, la Auditora General de


Gestión formuló cargos por falta grave y solicitó juicio por ante el Tribunal Disciplina en relación
al proceder del fiscal Santiago Tosco en el marco de los legajos CUIJ 21-08394273-5 y
21-08394146-1.

En fecha 3 de febrero del corriente año se corrió traslado de la


formulación de cargos al fiscal Tosco, por el término de 10 días hábiles, quien mediante
presentación de fecha 17.2.2022, formuló su defensa y adhirió a la prueba ofrecida por la
Auditoría General de Gestión.

Por decreto de fecha 27 de abril de 2022, el presidente del Tribunal de


Disciplina fijó fecha de audiencia oral y pública a realizarse el día 23.5.2022 a las 14 horas en el
Centro de Justicia Penal. Por cuestiones de agenda de juicio del fiscal Tosco, dicha audiencia fue
reprogramada para el día 30.5.2022.

II. La audiencia de debate y juicio.

Encontrándose presente todos los miembros del Tribunal de Disciplina,


presidido por el Sr. Fiscal General Dr. Jorge Baclini e integrado por los Dres. Rubén Martínez
-Fiscal Regional de la 4ta Circunscripción-, Dr. Julio Pagano -representante del Colegio de
Abogados de la 4ta. Circunscripción-, la diputada provincial Lionella Cattalini y el senador
provincial Armando Traferri, se da inicio a la audiencia programada.

El Dr. Baclini concede la palabra a la Dra. Vranicich, para el alegato de


apertura y luego hace lo propio el fiscal Tosco.

En atención a la coincidencia entre las partes en relación a los hechos, el


presidente del Tribunal consulta sobre la necesidad de la producción de la prueba ofrecida, la que
como ya se dijo era la misma para ambas partes.
A propuesta de la Dra. Vranicich, se acuerda tener por incorporada toda
la prueba documental ofrecida oportunamente por su parte y a la que adhirió la defensa.

Concluida la producción de prueba, el Dr. Baclini concede la palabra a la


Dra. Vranicich y luego al Dr. Tosco, para los alegatos de clausura.

Finalizada la audiencia de debate el Tribunal de Disciplina permanece


reunido para deliberar.

El Dr. Baclini, en su carácter de presidente del Tribunal, y a los fines de


guiar la deliberación, señala que corresponde expedirse en relación a los hechos endilgados, que
como se dijo se encuentran probados, su calificación y la sanción que se considera aplicable.

Al efecto, cabe en primer lugar señalar que los hechos por los que se
formuló cargo son los siguientes:

“En su carácter de Fiscal a cargo de las investigaciones penales identificadas con los CUIJ
21-08394273-5 y 21-08394146-1 y en el marco de las mismas:

a) Haber acordado solicitar mediante un procedimiento abreviado la aplicación de una


pena de tres (3) años de prisión de ejecución condicional y seis (6) años de inhabilitación
especial para tener y/o portar armas de fuego y costas respecto al imputado Sacchi
Edgardo Daniel (Defensor Dr. Ángelo Rossini) acordándose, asimismo, reglas de conducta
por tres años, el decomiso de los elementos secuestrados e indemnización a la víctima por
el monto de cincuenta mil pesos, en razón de hechos calificados como robo calificado por el
uso de arma de fuego en poblado y en banda -dos hechos- y privación ilegítima de la
libertad y violación de medida sanitaria y desobediencia a orden de autoridad competente,
tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil, consumados en calidad de autor y en
concurso real en calidad de autor.

Dicho acuerdo fue presentado ante el órgano judicial interviniente en fecha 23 de octubre
de 2020, siendo ello irrazonable y manifiestamente improcedente conforme la normativa
aplicable (arts. 40, 41, 56 y ccdtes. del Código Penal, artículo 339 inc. 3 del Código Procesal
Penal de Santa Fe, artículo 3 de la ley 13013 e Instrucción General FG 3/169) y siendo ello
infundado y arbitrario en relación a los otros procedimientos abreviados acordados en el
marco de la misma investigación de los CUIJ referenciados”.

Al momento de la descripción de la plataforma fáctica, la Auditora


General de Gestión refirió a la gravedad de los hechos ocurridos y a la sustancial diferencia
entre los términos acordados en los procedimientos abreviados respecto de otros
imputados en el hecho principal, específicamente los señores Claudio Ariel Fernández y
Gonzalo Acosta, a quienes se les impuso penas de cumplimiento efectivo, en comparación
con lo propuesto para Edgardo Sacchi -pena de ejecución condicional-.

Al respecto, la Dra. Vranicich fundamentó la formulación de


cargos bajo tres ejes: 1) la naturaleza del hecho por el cual Sacchi había asumido la culpabilidad y
la gravedad de los medios empleados para concretar el ilícito; 2) la discrecionalidad y
arbitrariedad en cuanto a la individualización de la pena elegida para Sacchi respecto de la
escogida para otros imputados por el mismo hecho, y; 3) la ausencia de fundamentos y falta de
motivación de la pena pretendida, tanto al momento de la audiencia de procedimiento abreviado
de Sacchi como así también al expresar los argumentos en la audiencia de apelación ante el juez
Salvador.

Por otra parte, refirió también a la férrea negativa unánime de todas las
víctimas de acordar un procedimiento abreviado en esos términos, reproduciendo en el alegato
de clausura, el testimonio de Mario Cruciani en la audiencia de apelación, como así también, hizo
lectura de las valoraciones realizadas por el Dr. Salvador en cuanto a la opinión de las víctimas a
la hora de construir un pronunciamiento condenatorio.

En dicha oportunidad, la Dra. Vranicich hizo hincapié también en la


omisión por parte del fiscal Tosco de aplicar la multa como pena conjunta, en razón del delito
atribuido de tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil (art. 189 bis. Inc. 2 CP).

Por su parte, el Fiscal Tosco, a fin de desvirtuar la teoría del caso


propuesta por la Auditoría, señaló que su conducta no encuadraba dentro de las faltas graves
alegadas, ya que la pena acordada en relación a Sacchi fue fijada dentro de los límites establecidos
legalmente, resultando en consecuencia una extralimitación de los jueces rechazar los términos
del acuerdo.
Por otro lado, en el alegato de apertura señaló que el estándar y los
términos acordados en el procedimiento abreviado en crisis, habían sido puestos a consideración
de la Fiscalía Regional -aún cuando ello no era exigido por la normativa aplicable-, habiéndose
obtenido el aval del Dr. Klaus Manfred -funcionario a cargo de dicha tarea-. Según su relato, el Dr.
Manfred habría considerado el acuerdo “viable, ajustado a derecho de fondo y de forma”.

Atento a la situación expuesta, y dado el fallecimiento del Dr. Manfred,


previo al alegato de clausura, el Dr. Baclini consultó al fiscal Tosco sobre el medio a través del cual
se había canalizado dicha consulta y si podía acreditarlo. Al respecto, el fiscal señaló que la
consulta había sido realizada de manera telefónica e informal, que era el modo habitual de
proceder al efecto. En consecuencia, adelantamos, tal extremo no podrá tenerse por acreditado.

A partir de lo manifestado por la Dra. Vranicich y el fiscal Tosco en el


transcurso de la audiencia de juicio, los hechos endilgados han quedado debidamente
acreditados, coincidiendo ambas partes en la descripción de los mismos realizada por la
auditoría, radicando la diferencia entre ellas en establecer si los mismos podían o no ser
entendidos como configurativos de una falta grave.

Luego de la deliberación, el Tribunal por unanimidad concluye que el


proceder del fiscal Santiago Tosco configura falta grave, que resulta encuadrada en los artículos
52 inc. 10 de la ley 13.013 y 16 inc. 10 de la Resolución FG N.º 390/19, “...hacer peticiones,
presentaciones o dictámenes que tengan como base hechos manifiestamente erróneos, o que invoquen
fundamentos legales manifiesta e indudablemente improcedentes”.

Ello por cuanto como bien señaló la Auditoría, el fiscal Tosco acordó con
el imputado Edgardo Daniel Sacchi y su defensa -Dr. Ángelo Rossini- una pena irrazonable,
infundada y manifiestamente desproporcionada respecto de los graves y múltiples hechos
endilgados y cuya culpabilidad el imputado asumía.

A su vez, también ha quedado demostrado en juicio, el uso arbitrario de la


discrecionalidad fiscal a la hora de proponer la pena, al contrastar el criterio adoptado en el
abreviado aquí cuestionado y con el utilizado en otros procedimientos abreviados -los de
Fernández y Acosta-. Ello así, toda vez que siendo la situación de Sacchi mas gravosa, porque se le
endilgaba un delito más en razón del allanamiento en su domicilio en el que se le habían
secuestrados armas de fuego, paradójicamente su situación se proyectaba como más beneficiosa
que la de los otros imputados. No sólo ello, sino que a su vez, la modalidad de pena escogida
implicaba en los hechos la inmediata puesta en libertad cuando éste se encontraba cumpliendo
prisión preventiva.

Es que ante esta situación dispar en cuanto a los términos acordados en


cada uno de los procedimientos abreviados bajo plataformas fácticas similares, el Fiscal Tosco
debería haber puesto en consideración de la Fiscal Regional tal supuesto, a fin de que se le
indiquen criterios y pautas con el objeto de convenir acuerdos coherentes y razonables entre si.

Al respecto, la Dra. Vranicich señaló en la formulación de cargos y en el


alegato de clausura que: “...Si bien los órganos fiscales -en su carácter de titulares de la acción penal
pública- ejercen la dirección de la investigación y se encuentran facultados para acordar penas en el
marco de los procedimientos abreviados, ello en modo alguno implica una pura, irrestricta e infundada
negociación de penas entre fiscales y defensores”.

Debe además tenerse presente que la pretendida justificación de su


proceder irregular, alegada por el fiscal Tosco tanto en el marco de las audiencias que tuvieron
lugar en sede judicial (la de procedimiento abreviado y la de apelación) como durante el
desarrollo del procedimiento disciplinario en trámite, no resulta suficiente para desvirtuar la
conclusión aquí arribada.

Ello por cuanto en sus diversas intervenciones e incluso en el marco de la


audiencia de debate, el Dr. Tosco se limitó a invocar como argumento genérico y a su entender
justificante, que la pena escogida se encontraba dentro de los baremos fijados por el legislador y
que la misma no tenía por qué ser contrastada con la pena impuesta en los otros procedimientos
abreviados acordados en relación a los mismos hechos.

Finalmente, refuerza nuestra conclusión el hecho de que el acuerdo haya


sido sostenido por el fiscal, incluso en instancia de apelación, pese al contundente rechazo que las
vícitmas manifestaron en relación a este tipo de salida alternativa. Y tal apreciación no se ve
modificada por el hecho de que Sacchi haya acordado indemnizar a las víctimas, toda vez que la
suma propuesta al efecto ($ 50.000) resulta a todas luces desproporcionada en relación al daño
material -fueron sustraidos $ 200000 y U$s 45000- y moral causados -en atención a la violencia
impetrada contra las vícitmas-.

En cuanto a la sanción a imponer, se entiende como proporcional, justa y


adecuada, su suspensión sin goce de sueldo por el plazo de diez (10) días (art. 54 inc. 4 de la ley
13.013)

POR ELLO,

EL TRIBUNAL DE DISCIPLINA

RESUELVE:

1º: Tener por acreditada por parte del fiscal Santiago Tosco la comisión de una falta grave
prevista en el artículo 52 inc. 10 de la ley 13.013 y artículo 16 inc. 10 de la Resolución FG N.º
390/2019, conforme a los argumentos expresados en la presente.

2°: Imponer al fiscal Santiago Tosco la sanción de diez (10) días de suspensión del cargo sin goce
de sueldo, a partir del 11.6.2022 hasta el día 20.6.2022, ambos inclusive, conforme el artículo 54
inc. 4º de la ley 13.013.

3°: Comuníquese al fiscal Santiago Tosco, a la Auditoría General de Gestión, a la Fiscalía Regional
de la 2da. Circunscripción Judicial, a la Corte Suprema de Justicia, a la Oficina de Gestión Judicial
del Distrito de Cañada de Gómez y a la Dirección de Administración de Recursos Humanos.

4°: Regístrese y archívese.

También podría gustarte