Está en la página 1de 4

Sofía del Palatinado

Ir a la navegaciónIr a la averiguación

Sofía del Palatinado

Princesa consorte de Hanóver

Sophie von der Pfalz als Indianerin.jpg

Sofía del Palatinado retratada por su hermana Luisa.

Información personal

Nacimiento 14 de octubre de 1630

La Haya, Territorios Bajos

Fallecimiento 8 de junio de 1714 (83 años)

Hannover, Alemania

Sepultura Sepulcro en los Jardines de Herrenhausen Garten, Hannover, Alemania

Familia

Casa real Vivienda del Palatinado-Simmern

Padre Federico V del Palatinado

Madre Isabel Estuardo

Consorte Ernesto Augusto de Brunswick-Luneburgo

Hijos

Jorge I de Gran Bretaña

Príncipe Federico Augusto

Príncipe Maximiliano Guillermo

Sofía Carlota, reina de Prusia

Príncipe Carlos Felipe

Príncipe Cristián Enrique

Príncipe Ernesto Augusto, duque de York

[editar datos en Wikidata]

Sofía del Palatinado (La Haya, Territorios Bajos, 14 de octubre de 1630 -


Herrenhausen, Hannover, 8 de junio de 1714) ha sido la penúltima de los trece hijos
de Federico V, elector palatino y monarca de Bohemia; y de Isabel Estuardo,
princesa de Baviera, Escocia e Inglaterra. Ha sido, por medio de su mamá, heredera
presuntiva al trono del Reino Unido, puesto que su abuelo materno ha sido Jacobo I
de Inglaterra y VI escoceses.
Índice

1 Primeros años

2 Matrimonio e hijos

3 Heredera al trono y muerte

4 Ancestros

5 Referencias

6 Enlaces externos

Primeros años

Sofía surgió en La Haya, donde sus papás vivían en el exilio luego, de perder la
Contienda de la Montaña Blanca. El reinado de Federico, su papá, concluyó con el
fracaso de los ejércitos protestantes bohemios, por lo cual Fernando II tomó el
poder. Sofía y su familia fueron expulsados de los tronos de Bohemia y del
Palatinado el 8 de noviembre de 1620.

Su papá, un calvinista, falleció el 29 de noviembre de 1632, una vez que Sofía


poseía solo 2 años. Ha sido hermana del elector Carlos I Luis del Palatinado y del
conde Eduardo del Palatinado.

Ernesto Augusto consiguió que la Vivienda de Hannover fuera alta a la dignidad


electoral en 1692. Por consiguiente, Sofía se ha convertido en Electora de Hanóver,
el título por el que es mejor recordada.

Sofía, princesa consorte de Hanóver

Matrimonio e hijos

Sofía ha sido cortejada por su primo hermano, Carlos II de Inglaterra, empero


rechazó sus acercamientos debido a que pensó que la estaba utilizando para obtener
dinero del partidario de su mamá, Lord William Craven. Se casó en la localidad de
Heidelberg el 30 de septiembre de 1658, con Ernesto Augusto de Brunswick-Luneburgo,
quien en 1692, se ha convertido en elector de Hannover. Pese a su temperamento
celoso y sus recurrentes ausencias, Sofía amaba a su marido. Estuvo ausente de 1664
a 1665, a lo largo de unas largas vacaciones con Ernesto en Italia, empero mantuvo
correspondencia regularmente con la institutriz de sus hijos y se interesó mucho en
su enseñanza. A su regreso, tuvo 5 hijos más. En sus cartas, Sofía explica a su
hijo más grande como un infante responsable y concienzudo que entregó el ejemplo a
sus hermanos y hermanas menores.

De este matrimonio nacieron 7 hijos:

Jorge I Luis (n. Leineschloss, Osnabrück, 28.5.1660 - m. Osnabrück, 11.6.1727),


elector de Hannover al pasar a su papá en 1698, y monarca de Inglaterra a partir de
1714.

Federico Augusto (n. Hannover, 4.10.1661 - m. caído en lucha, St. Georgen,


10.1.1691).

Maximiliano Guillermo (n. Osnabrück, 13.12.1666 - m. Viena, 27.7.1726).

Sofía Carlota (n. Schloss Iburg, Osnabrück, 2.10.1668 - m. Hannover, 1.5.1705),


casada con Federico I, monarca de Prusia.
Carlos Felipe (n. Schloss Iburg, Osnabrück, 13.10.1669 - caído en contienda,
Pristina, 1.1.1690).

Cristian (n. Heidelberg, 29.9.1671 - m. ahogado en el flujo de agua Danubio,


31.7.1703).

Ernesto Augusto (n. Osnabrück, 7.9.1674 - m. Osnabrück, 14.8.1728), príncipe-


obispo de Osnabrück (1715-1728); realizado por su hermano Jorge I, duque de York,
duque de Albany y conde de Ulster (1716).

Ernesto Augusto de Brunswick-Luneburgo, marido de Sofía y papá de Jorge I de Gran


Bretaña

Inicialmente, Sofía estaba en contra del matrimonio de su hijo, Jorge I de Gran


Bretaña, y Sofía Dorotea de Brunswick-Luneburgo, puesto que despreciaba a su mamá,
Leonor Desmier de Olbreuse, que no perteneció a origen real y fue la amante de
Federico antecedente de casarse con ella. Le preocupaba el estatus legitimado de
Dorotea, empero al final ha sido conquistada por los beneficios inherentes al
matrimonio. 1

Jorge estaba indeciso referente a casarse y prevaleció soltero hasta 1676, una vez
que dictamina llevar a cabo el término que le había dado a Leonor y se vivienda con
su hija. En 1680, ha sido formalmente conocida por su papá, Jorge Guillermo de
Brunswick-Luneburgo, y toma el nombre de Sofía Dorotea de Brunswick-Luneburgo,
siendo alta al rango de princesa. El matrimonio ha sido terriblemente desdichado,
las emociones de desprecio que sentía Sofía por su nuera, rápido fueron compartidos
por el propio Jorge Luis. El matrimonio de Sofía Dorotea y Jorge, después podría
ser disuelto, no bajo el cargo de adulterio - de los cuales Jorge sí era
responsable -, sino bajo la queja de que Sofía Dorotea había "abandonado" a su
esposo.

Sofía se logró Enorme amiga y admiradora de Leibniz a medida que él era cortesano
de la vivienda de Brunswick, a partir de 1676 hasta su muerte. Esta amistad entregó
sitio a una extensa e interesante correspondencia, publicada durante el siglo XIX,
que expone a Sofía como una dama de capacidad y curiosidad intelectuales inusuales
en una dama de su tiempo.

Además, dedicó mucho de su tiempo a la remodelación y optimización de los jardines


del Schloss Herrenhausen, su residencia más recurrente.

Heredera al trono y muerte

Sofía desempeñó un papel fundamental en la historia del Reino Unido y en la


sucesión al trono. Como hija de Isabel Estuardo y nieta de Jacobo VI escoceses y I
de Inglaterra, era la pariente protestante más cercana de la reina Ana. La reina
Ana de Gran Bretaña estaba casada con Jorge de Dinamarca, y de este matrimonio
nacieron 19 hijos, de los cuales solo uno sobrevivió más allá de ambos años
(Guillermo de Gloucester). 23A falta de descendencia propia, la alternativa
personal de Ana tendría que haberse inclinado en aquel tiempo, a su papá o a
cualquier integrante de su familia. No obstante, consciente de la necesidad de un
sustituto protestante, permitió el Documento de Establecimiento. En 1701, esa
Documento de Establecimiento, expone a Sofía como presunta heredera al trono del
Reino Unido, con el objetivo de borrar cualquier demanda del católico Jacobo
Francisco Eduardo Estuardo, así como negar la sucesión a varios otros católicos que
tengan la posibilidad de alegar tener más grandes derechos. El Certificado
restringe el trono del Reino Unido a los "herederos protestantes" de Sofía de
Wittelsbach que jamás hayan sido católicos y ni se hayan casado con un católico.
Hay en la actualidad casi 5.000 descendientes de Sofía aunque no todos permanecen
en la línea de sucesión al trono inglés. El Documento de Naturalización de Sofía de
1705 concedió la nacionalidad del Reino Unido a los descendientes no católicos de
Sofía (esta concesión ha sido modificada por leyes subsecuentes). 4

Sofía del Palatinado, por Gerard Van Honthotst

Aunque de manera considerable más grande que la reina Ana, Sofía gozaba de una
salud mucho mejor. Sofía habría sido coronada reina de Gran Bretaña de no haber
muerto 2 meses anteriormente que Ana. A lo largo de una de sus acostumbrados paseos
por la tarde en los jardines de Herrenhausen, al correr para resguardarse de una
inesperada llovizna, tuvo un ataque y falleció, el 8 de junio de 1714, a los 83
años de edad. Sofía ha sido enterrada en la capilla del Palacio de Leine, al igual
que su marido y, después, su hijo Jorge. Luego de la devastación del palacio y su
capilla a lo largo de la Segunda Guerra Mundial por los ataques aéreos británicos,
sus restos fueron trasladados al sepulcro del monarca Ernesto Augusto I, en los
jardines Berggarten de Herrenhausen, en 1957.

A su muerte, su hijo más grande tomó su sitio como presunto heredero del trono de
Inglaterra. Poco bastante más de un mes luego, en agosto, la reina Ana falleció a
la edad de 49 años, y Jorge I de Gran Bretaña se convierte en el nuevo monarca.

Los últimos reyes de Prusia y emperadores alemanes, descienden de Sofía por medio
de su hija Sofía Carlota. La conexión entre los emperadores alemanes y el núcleo
familiar real del Reino Unido, renovada debido a distintas uniones matrimoniales en
medio de las generaciones posteriores, tuvo monumentales implicaciones históricas a
lo largo de la Primera Guerra Mundial.

También podría gustarte