Está en la página 1de 5

Estado Plurinacional de Bolivia

Organo Judicial

AUTO SUPREMO
TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA

SALA CONTENCIOSA Y CONTENCIOSA ADM., SOCIAL Y ADM. PRIMERA

Auto Supremo Nº 255

Sucre, 24 de abril de 2015

Expediente : 618/2010-S

Demandante : Pascual Waldo López Colque

Demandada : Empresa Municipal de Aseo de Oruro

Distrito : Oruro

Magistrado Relator : Dr. Antonio Guido Campero Segovia

VISTOS: El recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 142 a 143 vta., interpuesto por Pascual Waldo López

Colque, contra el Auto de Vista N° 60/2010 de 12 de octubre cursante de fs. 136 a 139 vta., pronunciado por la Sala

Social y Administrativa de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro; dentro del proceso laboral de

reincorporación que sigue Pascual Waldo López Colque contra la Empresa Municipal de Aseo Oruro (EMAO); la

respuesta de fs. 147 y vta.; el Auto de fs. 149, que concedió el recurso; los antecedentes del proceso; y:

CONSIDERANDO I:

I. ANTECEDENTES DEL PROCESO

I.1 Sentencia

Promovida la acción y tramitado el proceso laboral de reincorporación, la Juez Primero del Trabajo y Seguridad Social

de Oruro, emitió Sentencia N° 28/2009 de 24 de agosto (fs. 101 a 105), por la que declaró improbada la demanda de fs.

11 a 12 vta., sin costas, determinando en consecuencia sin lugar a la reincorporación a su fuente de trabajo y pago de

sueldos pretendidos por el demandante.

I.2 Auto de Vista

Dicha resolución fue recurrida en apelación por el demandante (fs. 122 y vta.), mereciendo el Auto de Vista 60/2010 de

12 de octubre (fs. 136 y 139 vta.), que confirmó la Sentencia N° 28/2009 cursante de fs. 101 a 105, conforme a lo

previsto por el art. 237.1) del Código de Procedimiento Civil (CPC), aplicable en autos por decisión del art. 252 del

Código Procesal del Trabajo (CPT), con costas.

II. RECURSO DE CASACIÓN - MOTIVOS

Este último fallo originó que el demandante, formule recurso de casación en la forma y en el fondo (fs. 142 a 143 vta.),

que en lo esencial de su contenido señaló:

II.1. En la forma:

Acusó que el Auto de Vista recurrido incurrió en la causal de procedencia reglada en el art. 254.4) del CPC, puesto que

Impresión: 19-08-2021 Calle: Luis Paz Arce Nº 352 | Teléfono:(+591)64 53200 | www.tsj.bo Página 1/5
Estado Plurinacional de Bolivia
Organo Judicial

se pronunció sobre aspectos que no fueron reclamos en apelación, como son los informes INF.AUD.INT. C.I. Nº

02/2007, INF.AUD.INT.C.I. No. 02-A-3/2007, INF.AUD.INT.C.I. No. 20/2006, INF.AUD.INT.C.I. No. 21/2006, INF.

AUD.INT.C.I. No. 25/2006, cuando la apelación se fundamentó en la valoración del informe AUD INT. 02P/2007 como

motivo del despido, que fue incorrectamente valorado por la Juez de primera instancia en el entendido que constituía

un documento aprobado por la Contraloría General del Estado (CGE), punto último sobre el que, existe una falta de

pronunciamiento del Tribunal de Apelación.

Se impetró sobre este punto, que el Tribunal de Casación dicte Auto Supremo (AS), anulando el Auto de Vista (AV)

impugnado y disponiendo en el fondo, se pronuncie resolución conforme al art. 236 del CPC, con las formalidades de

Ley.

II.2. En el fondo:

Acusó, violación del art. 4. g) de la Ley N° 2341, relativos al art. 3. k) y l) del Decreto Supremo (DS) N° 23215, porque

según la primera conclusión, última parte del Auto de Vista, el informe AUD.INT. 02P/2007, tiene la eficacia jurídica por

contar con respaldo de la Contraloría General del Estado (CGE), siendo esto una incorrección, dado que conforme a

reglamento, los informes de auditoría deben ser conocidos y aprobados por la CGE, y que no existe el denominado

“respaldo”, toda vez que, la Contraloría aprueba o rechaza los informes de auditoría interna o especial, notifica al

involucrado, abre el procedimiento de aclaraciones y presentación de descargos, para luego ser aprobado por el

Contralor General del Estado, por lo que dicho informe carece de eficacia jurídica.

Señaló que, el fallo recurrido violó el art. 116 de la Constitución Política del Estado (CPE), puesto que el recurso de

apelación, se fundó en la violación de su presunción de inocencia, toda vez que, la juez indicó que dicha violación debió

ser probada por su parte; siendo esto una incorrección, porque el Tribunal ad quem debió estudiar y revisar su

presunción de inocencia, pero paso por alto este agravio sufrido, lo que restringe la garantía contenida en dicho

artículo.

Acusó también, violación del art. 1289 del Código Civil (CC), relativo al art. 182 del CPT, alegando que se generó un

error de derecho en la asignación del valor probatorio a la documental, confundiendo el documento que generó su

despido, el cual sería el memorándum de 24 de abril de 2007, y no así el informe de auditoría 02P/2007, que nunca le

fue notificado, y que en dicho memorándum no se insertó si su despido es justificado o no, tampoco la causal, ni se

individualizó la norma de la Ley General del Trabajo (LGT) que habría violado, llegando el Tribunal ad quem a

considerar que, lo que generó su despido fue el informe de auditoría y no el memorándum, rompiendo la secuencia

lógica de los hechos, al declarar que su despido fue legal por haber violado el art. 16 de la LGT, aspecto que viola el

art. 1289 del CC y el art. 182 del CPT, que declara que el despido se presume ilegal, y que en el presente caso se

consideró legal un memorándum que no tiene causal justificada, para luego buscar acomodar la causal de despido.

II.3. Petitorio.

Solicitó que se revoque la sentencia y se declare probada su demanda de reincorporación por despido injustificado,

con las formalidades de Ley.

Impresión: 19-08-2021 Calle: Luis Paz Arce Nº 352 | Teléfono:(+591)64 53200 | www.tsj.bo Página 2/5
Estado Plurinacional de Bolivia
Organo Judicial

CONSIDERANDO II:

II. FUNDAMENTOS JURÍDICOS DEL FALLO

Que, así formulado el recurso de casación en ambos efectos, de la revisión de los antecedentes del proceso y las

normas aplicables a la materia, se tiene:

II.1. Resolviendo el recurso de casación en la forma.

Bajo ese contexto, el reclamo indica que el Auto de Vista concedió más de lo pedido, es decir que el Tribunal ad quem

emitió una resolución ultra petita, esto debido a que en la etapa de apelación, el demandante reclamó la valoración del

informe 02P/2007, pero el Auto de Vista se pronunció sobre aspectos que no fueron impugnados o reclamados.

Sobre el particular se debe precisar que una decisión se constituirá en ultra petita, en tanto suponga vicio de

incongruencia, que se configura cuando la Sentencia excede el contenido de la pretensión, concediendo más de lo

reclamado por las partes, en términos de una agregación oficiosa a los contenidos esenciales del thema decidendum;

siendo que se resuelve todas las cuestiones planteadas pero, además, otra u otras no propuestas y, se calificará como

infra petita o citra petita, cuando la resolución omite considerar y decidir una pretensión, o cualquier petición, alegación

o argumento oportunamente propuesto, conveniente para la adecuada solución del litigio y que el juzgador haya

desechado implícitamente o hubiera quedado desplazado en virtud del contenido del pronunciamiento.

Al respecto, de la revisión del fallo recurrido se tiene que el Tribunal ad quem en el Auto de Vista impugnado, consideró

efectivamente la prueba cursante a fs. 45, la cual consiste en un folder con 135 fs. de prueba de descargo, en el que se

encuentra el informe AUD.INT. 02P/2007, así como también los informes INF.AUD.INT. C.I. Nº 02/2007,

INF.AUD.INT.C.I. No. 02-A-3/2007, INF.AUD.INT.C.I. No. 20/2006, INF.AUD.INT.C.I. No. 21/2006 y INF. AUD.INT.C.I.

No. 25/2006, de lo que se concluye que estos últimos informes forman parte del Informe AUD.INT. 02P/2007, con lo

que se evidencia que el Tribunal Ad quem realizó una valoración conjunta de toda esa documentación, puesto que si

bien la apelación se fundó en el informe AUD.INT. 02P/2007, dicho Tribunal necesariamente debía analizar todo el

elenco probatorio entorno al informe AUD.INT. 02P/2007, esto para determinar los elementos que formaron convicción

en el A quo en la emisión de su fallo; por lo que se concluye que el Auto de Vista impugnado no se pronunció de forma

ultra petita como erróneamente sostiene la parte recurrente, sino que simplemente realizó un análisis integral de todas

las pruebas contenidas en el anexo presentado a fs. 45 de obrados, en base a los arts. 3.j), 158 y 200 del CPT.

Por otra parte, en cuanto al reclamo sobre que el Tribunal de apelación no se habría pronunciado sobre el reclamo de

que el a quo valoró incorrectamente el informe de auditoría al indicar que constituía un documento aprobado por la

CGE; se advierte que, el Auto de Vista impugnado, en su segundo considerando, punto 1.-, señaló: “…de donde se

infiere, que la sentencia dictada por la juez inferior, no individualiza ningún Informe AUD.INT. N°. 02P/2007, como

tampoco establece que hubiera sido aprobado por la Contraloría General de la República; sino, que el trabajo técnico,

tiene RESPALDO de la Contraloría General de la República y cuando refiere al Informe de auditoría especial, se refiere

a todo el Informe de auditoría especial practicada a la Entidad demandada de la gestión 2006, inserta en el expediente

en el sobre de fs. 45, que evidentemente contiene entre otros, la prueba documental…” ; esto evidencia que, el Tribunal

Impresión: 19-08-2021 Calle: Luis Paz Arce Nº 352 | Teléfono:(+591)64 53200 | www.tsj.bo Página 3/5
Estado Plurinacional de Bolivia
Organo Judicial

ad quem se pronunció sobre todos los aspectos reclamados en el memorial de apelación (fs. 122 y vta.), es decir con la

pertinencia establecida en el art. 236 del CPC, no siendo evidente el reclamo planteado en la forma por la parte

recurrente, por lo que no corresponde la nulidad de obrados impetrada.

II.2. En cuanto al recurso de casación en el fondo.

La parte recurrente cuestionó el fallo del Tribunal ad quem señalando que no realizaron una adecuada valoración de la

prueba de descargo, refiriéndose al informe de auditoría de fs. 45, y que violó su derecho a la presunción de inocencia

consagrado en el art. 116 de la CPE, así como los arts. 1289 del CC y 182 del CPT, por lo que su despido sería ilegal.

Sobre el particular conviene precisar que en materia social, por su naturaleza, el juzgador tiene la facultad de valorar

las pruebas aportadas por las partes conforme a los arts. 3. j), 158 y 200 del CPT, en virtud a la cual no se encuentra

sujeto a la tarifa legal de la prueba y por lo tanto puede formar libremente su convencimiento, claro está, inspirándose

en los principios científicos que informan la crítica de la prueba y atendiendo las circunstancias relevantes del pleito y la

conducta procesal observada por las partes.

Ahora, si bien las causas para el despido, están contempladas expresamente en el ordenamiento jurídico previstas en

el art. 16 de la LGT y 9 su Decreto Reglamentario (DR), la inexistencia de éstas serían consideradas como despido

ilegal; definición que guarda relación con la presunción prevista en el art. 182. d) del CPT, que señala “El despido se

entiende sin causa justificada, salvo prueba en contrario”.

Bajo esta normativa, y de la revisión de los antecedentes, se colige que la auditoría que se realizó en la Empresa

demandada, (fs. 45, anexo folder amarillo), cuenta con el respaldo correspondiente de la CGE, con los informes

IO/EO15/AO7, IO/S006/006, IO/S003/E07 y IO/S008/A07, los cuales están debidamente firmados por la Lic. Lidia

Fernández de Montecinos, en su condición de Gerente Departamental Oruro a.i. de la Contraloría General del Estado,

auditoría que llegó a constituir una prueba determinante en el proceso, toda vez que, la parte demandada demostró la

existencia de una causa justificada de despido, con la cual procedió a romper el vínculo laboral que tenía con el

demandante, máxime si este último no justificó las responsabilidades que aseveró la auditoria interna, que si bien no lo

hizo dentro la auditoría, tuvo la oportunidad de hacerlo en el presente proceso, situación que no ocurrió, por lo que no

es evidente este reclamo planteado por el recurrente.

Por otra parte, respecto a denuncia de violación del derecho a la presunción de inocencia del recurrente; se tiene que la

empresa demandada, al demostrar que el despido del recurrente fue con causa justificada, desvirtuó la presunción

constitucional antes establecida, pues el demandante, ahora recurrente, no probó de qué manera se hubiere violado tal

derecho, toda vez que, los de instancia simplemente valoraron las pruebas dentro el expediente, en el marco de la sana

crítica, por lo que este Tribunal no encuentra violación alguna a tal derecho, como de manera imprecisa señala el

recurrente.

Finalmente, referente a la acusada confusión del documento que habría generado el despido del recurrente; se tiene

que, el informe de auditoría fue el que determinó las responsabilidades en contra del demandante, y por ende fue el

que generó su despido por incumplimiento de convenio, y que el despido, como acto administrativo, fue ejecutado por

Impresión: 19-08-2021 Calle: Luis Paz Arce Nº 352 | Teléfono:(+591)64 53200 | www.tsj.bo Página 4/5
Estado Plurinacional de Bolivia
Organo Judicial

el Gerente General a.i. de la E.M.A.O., con visto bueno del Alcalde Municipal de Oruro y el Presidente del Directorio

E.M.A.O., mediante memorándum N° 086/2007 de 24 de abril, por lo que este Tribunal considera correcta la valoración

de las pruebas de cargo y descargo por parte de los de instancia, no encontrando confusión entre los mencionados

documentos, así como no se advierte violación a los art. 1289 del CC y 182 del CPT., al quedar evidenciado que el

demandante incurrió en la causal de despido que se encuentra contenida en el art. 16.e) de la LGT, causal que fue

demostrada con el informe de auditoría de fs. 45.

Es preciso puntualizar también, respecto a que el informe de auditoría nunca habría sido de conocimiento del

recurrente para que este pudiera presentar sus descargos; aquello no era óbice para que el demandante pueda

presentar los descargos correspondientes en esta instancia de modo que demuestre la inexistencia de causal suficiente

para asumir la decisión del despido por la parte empleadora, situación que al no haber ocurrido, no va sino en perjuicio

del propio demandante, al haberse demostrado por la entidad demandada, con prueba suficiente como la cursante a fs.

45, que existió causa justificada de despido, por lo que no puede establecerse que su despido haya sido injustificado o

que al trabajador no le haya otorgado la posibilidad de presentar descargos.

Por consiguiente, al no ser evidentes las infracciones normativas denunciadas en el recurso de casación en la forma y

en el fondo, cursante a fs. 142 a 143 vta., conforme los fundamentos antes expuestos, corresponde dar aplicación a las

disposiciones legales contenidas en los arts. 271. 2) y 273 del CPC, aplicables por la norma permisiva contenida en el

art. 252 del CPT.

POR TANTO: La Sala Contenciosa y Contenciosa Adm., Social y Adm. Primera del Tribunal Supremo de Justicia, con

la atribución conferida en el art. 184.1 de la CPE y el art. 42.I.1 de la Ley del Órgano Judicial, declara INFUNDADO el

recurso de casación en la forma y en el fondo de fs. 142 a 143 vta., interpuesto por Pascual Waldo López Colque,

contra el Auto de Vista N° 60/2010 de 12 de octubre cursante de fs. 136 a 139 vta., pronunciado por la Sala Social y

Administrativa de la entonces Corte Superior del Distrito Judicial de Oruro.

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Impresión: 19-08-2021 Calle: Luis Paz Arce Nº 352 | Teléfono:(+591)64 53200 | www.tsj.bo Página 5/5

También podría gustarte