Está en la página 1de 3

UNIVERSIDAD PEDAGOGA EXPERIMENTAL LIBERTADOR

INSTITUTO DE MEJORAMIENTO PROFESIONAL DEL MAGISTERIO

EXTENSION – SAN CRISTOBAL – EDO. TACHIRA

MOTRICIDAD, AUDIOPERCEPCIÓN, DIDÁCTICA MUSICAL.

DESARROLLO PSICOMOTOR DEL NIÑO

(“ENSAYO”)

Nombres Y Apellidos: Maribel Ramírez de Patiño.

Especialidad: Educación Primaria

Catedra: Pedagogía de la Educación Musical

Semestre: V

Tutor: Lcdo. Raúl Ramírez

C.I.V: 9.241.136

Correo: marbellramirez26@gmail.com

San Cristóbal, agosto 2021


En el desarrollo humano desde que se nace la motricidad va formándose a medida que se crece,
del mismo modo también el habla y otras características que van mejorando conforme se va
creciendo hasta llegar a la adultez, sin embargo es cierto que los factores externo o el ambiente
donde se crece va influir de manera significativa en el desarrollo de la persona, ya que plasmando
el ambiente donde se desarrolla o crece el individuo se va forjando las diferentes características del
ser, por ejemplo, si el hábitat de un individuo es un situación donde la música juega un papel
importante, por lo normal este, va a ampliar su oído musical e incluso asimilará a tocar algún
instrumento y su precepción de las melodías será más notable que un individuo que no ha crecido
en dicho ambiente.

La percepción es la que enlaza con el mundo. Si bien para lograr esto se usa de las distintas
modalidades sensoriales como es, la vista, el tacto, y la audición, generalmente cuando se
menciona la percepción se resume casi de manera exclusiva en la visión. Esto ha ocasionado una
demora en la investigación sobre percepción en el resto de modalidades sensoriales.

Es lamentable, ya que el estudio de la percepción puede crear un mayor conocimiento y se aplica


en el tema. En este sentido el audio - percepción trata de como el individuo va especificando cada
sonido para decodificarlo y asemejar, por ejemplo, si ya ha percibido en algunos momentos el ruido
de las gotas de lluvia en específico, al instante que lo vuelva a oír, seguidamente lo asimila, así se
esté escuchando en medio de otro ruido con la lluvia, es decir, que la percepción auditiva permite
igualar un sonido en medio de otros. Este proceso es lo que acepta que se pueda identificar los
sonidos del ambiente que se perciben a diario, así como su comienzo.

La armonía y la expresión comparten elementos esenciales: el ritmo y la melodía. El desarrollo de


estos dos lenguajes se basa, principalmente, en la percepción y discriminación auditiva. Desde
temprana edad, el niño observa y escucha su entorno, experimenta con sonidos e intenta imitar los
modelos del lenguaje, es decir, las palabras. Además, si se le concede al oído la posibilidad de
trabajar la escucha correctamente se mejora inmediata e inconscientemente la emisión vocal. El
oído es un órgano significativo para el desarrollo del cuerpo ya que influye en el equilibrio, la
flexibilidad del movimiento, para Campbell (2002) y otros autores consideran que los niños deben
escuchar música desde el vientre, antes de su nacimiento.

La rapidez del desarrollo del oído del niño según Gordon (2003), aparecerá fijando por el grado de
desarrollo musical y físico, del mismo modo va a influir elocuentemente en el momento de adquirir
habilidades lingüísticas y de comunicación, es por ello que tanto en el hogar como en la escuela es
importante que se estimule la percepción auditiva del infante desde sus inicios escolares,
complementándose con las diferentes áreas de aprendizajes para lograr fusionar y cambiar la
forma como se ve la formación musical
El desarrollo y la estimulación auditiva son esenciales desde el nacimiento, debido a que a través
de la escucha podemos trabajar la capacidad de atención, de concentración, la capacidad
lingüística, la comunicación, las habilidades sociales y la mejora del aprendizaje, entre otros. La
estimulación auditiva, por lo tanto, debería comenzarse desde el entorno familiar del bebé a través
de padres, abuelos, cuidadores, etc. Para Santiago y Miras (2002), esta práctica está cada vez
más en desuso debido, entre otros motivos, al escaso tiempo que los bebés permanecen con las
madres, y el creciente anticipo de la edad de entrada en las escuelas infantiles.

Es fundamental que, desde el nacimiento, el bebé tenga estímulos sonoros a través de la audición
de fragmentos de música, canciones adaptadas a su evolución, de cuna, populares infantiles,
retahílas, juegos rítmicos, así como provocarle el gorgoreo, canturreo y pequeñas vocalizaciones.
Además, hacerle escuchar música sin letra favorece su musicalidad en el desarrollo, mientras que
cantarle canciones sienta los cimientos de la capacidad lingüística, y más adelante, la de leer,
hablar y expresarse.

Por último, quiero decir que el proceso de desarrollo de un individuo es de gran importancia
estimular el audio precepción desde temprana edad, por lo que de este modo se va formando un
notorio progreso en sus destrezas, sobre todo en el área de expresión y la comunicación, asimismo
de aprender a diferenciar los diferentes sonidos que se muestran en el ambiente y así poder
precisar destrezas en diferentes maneras.

Referencias. –

 Ballesteros, M. y García, M. (2010). Recursos didácticos para la enseñanza musical


de 0 a 6 años. Revista electrónica de LEEME, 26, 14-31.
 Barrón- Sánchez, Mª C., Molero, D. (2014). Estudio sobre inteligencia emocional y
afectos en escolares de educación primaria. Revista electrónica de investigación y
docencia, 12, 7-18.
 Campbell, D. (2001). El efecto Mozart para niños. Barcelona: Urano.
 Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2019. Actualizado: 2021.
 Definiciones: Definición de motricidad (https://definicion.de/motricidad/)

También podría gustarte