Está en la página 1de 1

JOROPO LLANERO (FORMAS MUSICALES)

El joropo llanero se caracteriza por su sistema de secuencias armónicas fijas, que a lo largo de la
historia, a partir de canciones y danza tradicionales, se convirtieron en formas musicales,
subdividiéndose en dos grandes tipos, GOLPES Y PASAJES. Este último de un carácter lírico,
mientras que el primero generalmente se le califica como “recio”, adjetivo que implica una
interpretación de mucha fuera y vigor.

A los GOLPES se le asignan nombres propios, poseen una estructura musical fija y llevan letras en
versos octosílabos donde se destaca el espíritu desafiante y guerrero de los llaneros así como lo
heroico, lo patriótico, la tradición, el amor a la tierra, el arraigo, la defensa de la identidad, la épica
bolivariana y la hermandad colombo-venezolana.

El PASAJE es de carácter más sereno que el GOLPE, se canta al amor y a la tierra y se desarrolla
formalmente en dos secciones. En la primera se entona una cuarteta o si no dos versos que se
repiten y en la segunda parte se canta otra cuarteta o los dos versos faltantes de la primera parte.
Las dos secciones son enlazadas gracias al arpa.

En los Llanos se destaca una diversidad de formas de joropos de gran riqueza musical, entre los
que cabría mencionar:

PAJARILLO: el joropo más común en tono menor y posiblemente el más difundido tanto en
Venezuela como en el exterior.

Admite dentro de su ciclo armónico una notable variedad expresiva.

CATIRA: tiene la misma composición armónica del pajarillo pero un ritmo más lento. Sus letras
siempre giran en torno al tema de la mujer.

ZUMBA QUE ZUMBA: joropo en tono menor que tiene un curioso ciclo armónico de dieciséis
compases que se repiten sucesivamente; ambas manos se alternan en el discurso melódico, por lo
que su ejecución requiere de una técnica depurada.

SANRAFAEL: joropo con uno de los ciclos armónicos más complejos que se conocen, en el que
suelen estar presente el tema de la pesca.

SEIS POR DERECHO: es el golpe más representativo, de tono mayor y de gran popularidad. Se
desarrolla dentro de un esquema armónico muy simple que se repite tantas veces como se desee;
cada arpista o cantador puede desarrollar su propia interpretación.

SEIS PERREAO: es una variante no muy común del seis por derecho, que se logra mediante una
pequeña alteración de su estructura armónica hacia la mitad de la pieza, cuando se inicia un
contrapunteo que habla de dos perros cazadores, para crear un verdadero clímax final.

QUIRPA: se trata de un golpe en 3x4, modo mayor, que habla de un arpista que murió en una
pelea ocurrida en un baile por el amor de una mujer. Según se afirma es la folklorización de un
joropo llamado “El golpe que hace llorar”, inmortalizando así a un afamado arpista del Alto Apure:
José Antonio Quirpa. (Información tomada de Atlas de Tradiciones Venezolanas. Fascículo 11. El
Nacional y Fundación Bigott). https://youtu.be/u-Z9PP8dzdo

También podría gustarte