Está en la página 1de 7

OBJETO: FORMULA DENUNCIA – SOLICITA SUSPENSIÓN Y POSTERIOR

REMOCIÓN. –

Sres. Miembros del Consejo de la


Magistratura de la Nación:

Pedro Jorge Galimberti, DNI Nº 21.667.573, domiciliado realmente en …..


……… de la ciudad de Chajarí provincia de Entre Ríos, en mi carácter de Diputado Nacional,
constituyendo domicilio en mi público despacho sito en …………………….. CABA, correo
electrónico …………….., ante uds. comparezco y como mejor proceda digo:

I. - OBJETO. -

En el carácter invocado vengo por el presente a solicitar la apertura del


procedimiento de remoción del magistrado Edgardo Daniel ALONSO titular del Juzgado
Federal Nº 2 de la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos, con domicilio en su público
despacho sito en calle 25 de mayo Nº 256 de la mencionada ciudad, como así también la
suspensión del mismo, tal como lo establece el art 114 inc. 5 de nuestra Constitución
Nacional; motiva la presente denuncia el haber incurrido en la causal de mal desempeño
prevista en el art. 53 de la CN, en virtud de los hechos que se relatan seguidamente y le dan
fundamento a la presente. –

II. – FUNDAMENTOS. -

La denuncia que se esboza en este escrito se encuentra motivada,


principalmente, en lo que ha sido la actuación del Juez Alonso, en el marco de la causa
“Casaretto, Marcelo Pablo c/ Cámara de Diputados de la Nación y otro s/Amparo Ley
16.986”, Expdte. N° 3415/2022, en la que, el día 12 de abril de 2022 dictó una medida
interina o precautelar que ordenaba a las Cámaras de Diputados y Senadores de la Nación “a
través de sus respectivos Presidentes, se abstengan de designar nuevos integrantes del
CONSEJO DE LA MAGISTRATURA DE LA NACION”, medida que a los pocos días fue
dejada sin efecto por la CSJN declarándola nula y calificándola de “alzamiento contra el
Máximo Tribunal del país”.
La medida interina o precautelar fue solicitada por el Diputado Nacional
Marcelo Pablo Casaretto en el marco de una acción de amparo promovida ante el denunciado
que, como dijimos, pretendió que ambas cámaras legislativas se abstengan de designar a sus
representantes ante el Consejo de la Magistratura de la Nación desconociendo un fallo de la
Corte.

Que, la arbitraria medida fue dictada en un contexto en el que los distintos


estamentos que componen el Consejo de la Magistratura de la Nación se encontraban en
proceso de dar cumplimiento a lo ordenado en fecha 16 de diciembre de 2021 por la CSJN en
la causa “Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires y otro c/ EN - ley 26.080 -
dto. 816/99 y otros s/ Proceso de Conocimiento”. En tal sentido, el estamento político -
Cámaras de Diputados y Senadores de la Nación- debían comunicar al Consejo los
representantes de los bloques que ostentaban, en ese momento, la segunda minoría en cada
una de ellas.

Ahora bien, el día 18/04 la Corte, al entender en el pedido de avocamiento


realizado por quien resultara parte actora en los autos “Colegio de Abogados …” dijo que el
Juez Alonso creó “sin fundamento alguno el título para justificar su competencia e
irrumpir de manera absolutamente irregular en la ejecución de la sentencia firme
dictada por este Tribunal” (el resaltado me pertenece). Como vemos la contundencia de esta sola
afirmación resulta suficiente, para someter al magistrado denunciado al proceso de remoción.

De la lectura del propio fallo del juez Alonso podemos observar que la
medida fue dictada a sabiendas de las gravísimas consecuencias que acarreaba, no solo a
quienes en ese momento habían sido propuestos como representantes de los bloques
parlamentarios de la oposición, sino que además atentaba contra el funcionamiento del
propio Órgano Constitucional impidiendo que el mismo quedara integrado conforme lo
había ordenado la Corte en los autos “Colegio de Abogados …”, hecho que además ponía en
riesgo el funcionamiento del servicio de justicia, teniendo en cuenta las tareas que
normalmente el Consejo desarrolla . -

Además de las gravísimas consecuencias antes mencionadas, podemos


afirmar que se pretendió, con un fallo de primera instancia dictado por un juez incompetente,
en el marco de un amparo promovido por un ciudadano carente de legitimación, modificar o
impedir los efectos de una sentencia dictada por la propia Corte Suprema de Justicia de
la Nación, lo cual además de constituir un absurdo jurídico resulta atentatorio del Estado
Constitucional de Derecho, violando de tal modo la supremacía de la propia Corte por ser ésta
el intérprete máximo y definitivo de la Constitución Nacional. –

Como vemos la medida trasunta una extrema gravedad institucional que


violenta el instituto de la cosa juzgada, poniendo en crisis la estabilidad de una sentencia
de la Corte, afectando de tal modo la seguridad jurídica y el diseño institucional que nuestra
Constitución establece. -

Respecto de si alguna duda cabe que por un solo hecho un juez puede ser
removido, el destacado constitucionalista Germán Bidart Campos en "El mal desempeño y la
destitución de jueces", comentario del fallo del Tribunal de Enjuiciamiento de la Provincia de
Mendoza en la causa: "Asesor de Gobierno de la Provincia de Mendoza solicita
enjuiciamiento ley n° 4970", sentencia del 21 de junio de 1990, El Derecho, t. 138, p. 606)al
referirse al mal desempeño menciona “la causal mencionada ―no exige necesariamente
pluralidad de conductas; a veces basta una sola, cuando por su gravedad y circunstancias,
alcanza a perfilar aquella causal de enjuiciamiento y destitución.", en consecuencia el mal
desempeño puede estar configurado por un solo hecho que, por su por su grave entidad y
circunstancias no solo afecta severamente el servicio de justicia sino además el propio orden
constitucional, situación en la que perfectamente encuadra la conducta del juez de primera
instancia Alonso al pretender revisar una sentencia de Corte con una medida pre cautelar.
A su vez del voto en disidencia de los Dres. Frondizi y Pérez Petit en la causa
Moliné O Connor, Eduardo s/ Remoción. Fallos: 327:1914 CSJN observamos que el Mal
Desempeño “no es un concepto que pueda ser aprehendido bajo fórmulas sacramentales o
inflexibles, sino que su configuración depende de una conducta grave, trascendente para el
desempeño de la función y que prudentemente ponderada por el juzgador, revele la ineptitud
del magistrado para continuar ejerciendo el cargo con que fue investido”. Es decir que sin
entrar a analizar otros hechos que pueden configurar el mal desempeño, como más adelante lo
haremos, esta sola actuación es susceptible de configurar la causal y por lo tanto, el juez
resulta pasible de ser removido. -

En definitiva, el error judicial inexcusable configurativo de la causal de mal


desempeño se encuentra cabalmente acreditado y la consecuencia indefectible que la misma
acarrea es la sanción de remoción, por lo tanto ninguna duda cabe que la conducta
desplegada por el magistrado Alonso resulta atentatoria de la propia organización del
Poder Judicial de nuestra Nación y en consecuencia, merecedora de la sanción de remoción
al encuadrar en lo que el art. 25 de la ley del Consejo de la Magistratura de la Nación en sus
incisos 1 y 4 respectivamente denomina “desconocimiento inexcusable del derecho” y
“realización de actos de manifiesta arbitrariedad en el ejercicio de sus funciones”.

SEGUNDO HECHO: Negligencia grave en el ejercicio del cargo.

Que, a su vez estamos en condiciones de afirmar que el Juez Alonso no


cuenta con su despacho al día, existiendo notables retrasos generalizados en proveer y/o
resolver distintas cuestiones, lo que implica conculcar el derecho a obtener una resolución en
plazo razonable, actuando con falta de celeridad en causas comunes que no presentan mayores
complejidades dilatándolas innecesariamente.

En tal sentido podemos afirmar que existe una gran morosidad en despachar
causas tales como ejecuciones de honorarios profesionales, Acciones de Inconstitucionalidad
donde jubilados reclaman el cese del descuento por impuesto a las ganancias, reajustes de
haberes jubilatorios, todas causas en las que se encuentra en juego el carácter alimentario
tanto del profesional como del jubilado.
TERCER HECHO: Foro de Conveniencia o Fórum Shopping. -

Que, conforme lo relata el periodista Federico Malvasio en su nota publicada


el día 26 de septiembre de 2013 en el portal www.paginajudicial.com, durante los años 2008 y
2013, puso la jurisdicción al servicio de profesionales que representaban a integrantes de las
fuerzas de seguridad domiciliados fuera de la provincia de Entre Ríos, entre los que se
encontraban sus ex compañeros de trabajo de la Gendarmería Nacional Argentina para que, a
través del dictado de medidas cautelares, se les liquidaran sus haberes mensuales conforme lo
requerían.

Según el periodista mencionado el ingreso de causas en esos años se


incrementó notablemente a pesar de que en el Juzgado Federal Nº 1 con competencia penal y
electoral la cantidad de causas continuó siendo la misma,

Los expedientes en los que se habría desplegado este accionar fraudulento


fueron el número 1329/08 caratulado “Tosoroni, Mario y otros contra Estado Nacional”, el
Expediente Número 4310/12 entre otros y de los cuales oportunamente se deberán agregar
copias.

IV. – PRUEBA. –

A. Documental:

1. Copia de la sentencia de la CSJN recaída en los autos Colegio de


Abogados de la Ciudad de Buenos Aires s/ Avocación en autos: Casaretto, Marcelo Pablo c/
Cámara de Diputados Nacionales y otro s/ amparo ley 16.986, de fecha 18/04/2022. -

2. Copia de la sentencia de primera instancia recaída en los autos “Casaretto,


Marcelo Pablo C/ Cámara de Diputados Nacionales y Otro S/ Amparo Ley 16.986” N°
3415/2022, de fecha 12/04/2022. -

3. Copia de la resolución de la Corte Colegio de Abogados de la Ciudad de


Buenos Aires y otro c/ EN - ley 26.080 - dto. 816/99 y otros s/ Proceso de Conocimiento”, de
fecha 13/12/2021. –
4. Noticia publicada en el sitio www.paginajudicial.com en el siguiente
enlace https://paginajudicial.com/2013/09/26/fenomenal-industria-de-juicios-pone-bajo-
sospecha-a-jueces-de-parana/. -

B. Pericial:

A los fines de constar la alegada morosidad, se solicita que el Cuerpo de


Auditores del Consejo de la Magistratura realice una auditoría respecto de la cantidad de
Acciones de Inconstitucionalidad, Reajustes de Haberes Jubilatorios y Ejecuciones de
Honorarios que ingresaron durante los años 2020, 2021 y 2022, el plazo que existió entre el
ingreso de la causa, el 1er despacho y/o en su caso el plazo hasta dictar sentencia. -

C. Testimonial:

Se cite a prestar declaración testimonial al periodista Federico Malvasio, DNI


Nº 26.303.991

V. –PETITORIO.

En virtud de todo lo relatado precedentemente solicitamos:

1) Se tenga por presentada FORMAL DENUNCIA DE MAL DESEMPEÑO


contra el magistrado Edgardo Daniel Alonso, titular del Juzgado Federal Nº 2 de la ciudad de
Paraná, provincia de de Entre Ríos.

2) Se gire sin más trámite la presente a la Comisión de Disciplina y


Acusación, de conformidad con lo establecido en el reglamento de la misma.

3) Se cursen copias de la presente al Ministerio Público Fiscal de la Nación, a


los efectos de que evalúe la eventual comisión de delitos penales por parte del Dr. Edgardo
Daniel Alonso.

4) Oportunamente, acreditados que fueran los hechos que se le endilgan, se


proceda a la destitución.
Proveer de Conformidad; Será Justicia. -

También podría gustarte