Está en la página 1de 4

Alumno:

Asignatura: Medioambiente (agua, parte II)


Fecha: 26 de abril de 2010.

Propuesta de trabajo sobre un tratamiento concreto de aguas


residuales industriales (ARI):

BREF aguas y gases


Desengrase:
Características generales:

 Circuito de desengrase con limpieza y reutilización de la solución desengrasante.


Medidas apropiadas para esta limpieza son los procesos mecánicos y de
filtración por membrana que se describen en el capítulo 4.
 Tratamiento de la solución desengrasante agotada por electrohidrólisis de la
emulsión o ultrafiltración para reducir el contenido de aceite, reutilización de la
fracción oleosa separada, tratamiento (neutralización, etc.) de la fracción de agua
separada previamente al vertido.
 Sistema para extraer los humos de desengrase y depuración.

Proceso:
Un factor esencial para la preparación de los metales antes de cualquier proceso de
acabado (fosfatación, galvanizado, pintura, etc) es que la superficie de los mismos se
encuentre limpia y activa.
Los baños de desengrase clásicos están compuestos de sosa o potasa, de fosfatos,
silicatos, carbonatos, agentes complejantes y tensoactivos; cada uno de estos elementos
son capaces de eliminar las grasas y mantenerlas en suspensión con el fin de obtener
una superficie limpia y apta para recibir el depósito o el tratamiento de superficie
deseado. A medida que se utiliza el baño de desengrase, los aceites y las grasas se
acumulan haciendo ineficaz el desengrase y momento en el cual es necesario cambiar el
baño. Sin embargo, el baño de desengrase está compuesto por productos más o menos
nocivos o tóxicos para el medio ambiente por lo que su vertido directo es casi
imposible.

Desengrase biológico
Los desengrases biológicos, aplicados hace unos años a otros sectores industriales para
operaciones de desengrase y limpieza, combinan la capacidad de emulsión de los
productos desengrasantes en disolución acuosa con la degradación biológica de los
aceites y grasas retenidos en la disolución desengrasante, por medio de ciertos
microorganismos naturales que se adicionan al baño junto con el desengrasante. Los
desengrases biológicos están formados por una disolución neutra pH = 7 a una
temperatura media de aproximadamente 45ºC y compuesta por una mezcla de
tensoactivos y bacterias desengrasantes. Las bacterias aseguran la degradación de la
suciedad y la grasa presente en la pieza. El baño también presenta una solución nutritiva
para asegurar el mantenimiento de los microorganismos. Los microorganismos
empleados son inofensivos para la especie humana ya que se presentan habitualmente
en los sistemas minerales en descomposición, y no se encuentran asociados a las
bacterias que generan enfermedades. Los lodos producidos en el proceso no contienen
partículas nocivas para el medio ambiente y excepto contaminaciones accidentales, se
pueden eliminar como residuos no peligrosos después de una verificación según la
legislación vigente.
El sistema permite eliminar la suciedad que se acumula en el baño de forma continua,
con lo que se alarga enormemente la duración del baño, reduciendo por tanto los costes
de gestión del mismo una vez agotado.
El sistema lleva adosado un equipo para precipitar y eliminar las partículas presentes en
el baño y los microorganismos muertos.
El baño de desengrase debe cumplir las características adecuadas para la supervivencia
de los microorganismos: el baño es recirculado hasta otra cuba donde se realiza el ajuste
del pH y las adiciones de concentrado para el mantenimiento del baño. Los baños
trabajan a bajas temperaturas (hasta 45ºC) y presentan agitación por aire (bacterias
aerobias), pudiendo ser utilizadas para todo tipo de metales (acero, zamak, latón,
aluminio, etc).
En la actualidad, los desengrases biológicos existentes tan solo pueden ser utilizados
como predesengrases, pero situados como etapa previa a un desengrase electrolítico
alargan la vida de éste al reducir sustancialmente los arrastres de aceites y grasas que
llegan al mismo.
Las ventajas medioambientales del sistema pueden resumirse en:
 Operación a pH neutro, con bajas temperaturas de trabajo.
 Reducción del consumo de productos de desengrase, ya que la solución rara vez
necesita ser reemplazada.
 Reducción en el uso de sustancias peligrosas.
 Reducción del consumo de reactivos neutralizantes cuando el baño necesita ser
vertido y menor impacto de los tensioactivos en el tratamiento de las aguas
residuales.
 Menores pérdidas por evaporación y menos necesidad de extraer los vapores de
agua del proceso
 Engrase y depuración.